Hedonismo

Principios éticos. Placer. Doctrina. Hedonistas. Epicúreo. Deseos

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: Colombia Colombia
  • 6 páginas
publicidad
cursos destacados
Master en Facility Management
Structuralia
Master título Propio de la Universidad Internacional de La Rioja El Facility Management (gestión y...
Solicita InformaciÓn

Máster Superior en desarrollo e información Turística
Divulgación Dinámica
El Master Superior en Desarrollo e Información Turística lo forman tres titulaciones en una sola acreditación. Estas...
Solicita InformaciÓn

publicidad

El hedonismo

Grado: 8 a

Área: ética y valores

Envigado

2002

introducción

el dolor, al igual que el placer son componentes esenciales de las experiencias que vive cualquier ser humano

El dolor, en cualquiera de sus facetas, físicas o espirituales es fácil de reconocer. Todas las personas tratan de evitar cualquier manifestación de dolor, aunque hay que anotar que existen excepciones como los masoquistas, o los santos que se purifican a través del dolor

El placer es otra cosa, podría decirse que todos los seres humanos lo buscan aun enfrentando riesgos.

Con esta investigación pretendemos acercarnos al conocimiento del concepto del placer en sus diversas manifestaciones.

Desarrollo

Empezaremos por determinar el concepto de hedonismo. Según la real academia española de la lengua , hedonismo es la doctrina que considera el placer como el fin de la vida, por lo que se deduce que los seres humanos deberíamos dedicarnos exclusivamente a vivir en su eterna búsqueda.

En la Grecia antigua se formularon las primeras teorías sobre el placer. En la primera se plantea que los deseos personales se debían satisfacer de inmediato sin importar los intereses de los demás, por su puesto esta teoría es egoísta y arbitraria y obviamente no conduciría a nada bueno. A demás. Esto nos lleva a pensar, que quien así actúa terminara por convertirse en un ser monstruoso que de seguro debe sucumbir a sus bajos instintos. esta teoría fue expuesta por un grupo llamado los cirenaicos.

La segunda doctrina, formulada por los epicúreos o hedonistas racionales, seguidores del filosofo epicúreo de samos quien vivió en Grecia entre el 341 y el 270 a.c.

La doctrina que predico epicúreo de samos, ha sido tergiversada a través de la historia, hasta el punto de que algunos lo toman como un libertino mientras que otros lo consideraron una faceta.

Epicúreo consideraba que la felicidad consiste en vivir en continuo placer. Porque para muchas personas el placer es concebido como algo que excita los sentidos.

Epicúreo considero que no todas las formas de placer se refieren a lo anterior, pues lo que excita los sentidos son los placeres sensuales. Existen otras formas de placer que según el se refieren a la ausencia de dolor o de cualquier tipo de aflicción. También afirmo que ningún placer es malo en si, solo que los medios para buscarlo pueden ser el inconveniente o el riesgo o el error.

Existen escritos del filosofo y de sus seguidores que nos muestran sus doctrinas” entre los deseos, algunos son naturales y necesarios, algunos naturales y no necesarios y otros ni naturales ni necesarios, solo consagrados a la opinión vana”. La disposición que tengamos hacia cada uno de estos casos determina nuestra aptitud para ser felices o no.

Dentro de los deseos naturales y necesarios encontramos las necesidades básicas físicas, como el alimentarse, calmar la sed, el abrigo y el sentido de seguridad.

Dentro de la clase de naturales e innecesarios están , la conversación amena, la gratificación sexual, las artes, etc.

Dentro de los placeres innaturales e innecesarios están la fama, el poder político, el prestigio, etc.

Epicúreo formulo algunas recomendaciones entorno a todas estas categorías de deseos así:

  • debemos satisfacer los deseos naturales necesarios de la forma mas económica posible.

  • Podemos perseguir los deseos naturales innecesarios hasta la satisfacción de nuestro corazón, no mas halla.

  • No debemos arriesgar la salud, la amistad, la economía en la búsqueda de satisfacer un deseo innecesario, pues esto solo conduce a un sufrimiento futuro

  • Hay que evitar por completo los deseos innaturales innecesarios pues el placer o satisfacción que estos producen es efímero.

  • La filosofía epicúrea gano un gran numero de adeptos. Fue una importante escuela de pensamiento que perduro por 7 siglos después de la muerte de su creador. Hacia la edad media decayó y fueron destruidos muchos de sus escritos. Sin embargo hoy existen remanentes de esta doctrina que han sido compilados y difundidos por el mundo.

    Los epicúreos sostenían que el placer verdadero es alcanzable tan solo por la razón. hacían hincapié en la virtudes del dominio de si mismo y de la prudencia. En los siglos 18 y 19 los filósofos británicos jeremy benthan, james mill y jhon stuart mill hicieron la propuesta de una doctrina universal mas conocida como utilitarismo. Según esta teoría el comportamiento humano debe tener como criterio final el bien social. Hay que guiarse moral mente buscando todo aquello que proporciona y favorece el bien estar de un mayor numero de personas.

    Conclusiones

    Después de analizar el documento sobre el hedonismo hemos llegado a las siguientes conclusiones :

    • Todos los seres humanos hemos nacido con la posibilidad de experimentar placer.

    • El placer no es bueno, ni malo, simple mente existe.

    • Lo bueno o lo malo del placer reside en como se busca y hasta donde llega.

    • Todos los extremos son inconvenientes, el exceso de placer se convierte en vicio.

    • El placer no es sola mente la gratificación sensual o sexual como piensan la mayoría de las personas.

    • Hay placeres tan simples y deliciosos como comerse un pedazo de torta, o mirar la ultima alineación planetaria.

    • Existen placeres que ala postre traen infelicidad, insatisfacción o contra tiempos, por ejemplo la popularidad o la fama.

    • El mayor placer para el genero humano debe girar entorno del servicio de los demás.

    • Si aprendemos a distinguir verdadera mente lo que es placer, podremos vivir muchos momentos de felicidad.

    Bibliografía

    Encarta 2002 todos los derechos reservados

    www.geogle.com