Hamlet; William Shakespeare

Literatura universal del siglo XVII. Teatro barroco inglés. Tragedia shakespeariana

  • Enviado por: Carlos Garde
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 2 páginas

publicidad
cursos destacados
Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información

Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información


Prólogo de Hamlet

William Shakespeare es la figura más importante del teatro inglés y tal vez del teatro universal. Aunque Hamlet quizá no sea su mejor obra, es sin duda la más popular junto a Romeo y Julieta. ¿Quién no ha recitado alguna vez la famosa frase, "ser o no ser: esta es la cuestión"? Además es la obra que plantea más agudamente, las ambigüedades, los problemas y los misterios de la creación de este dramaturgo inglés que formó su propia compañía, en la que interpretaba como actor y para la cual escribió sus treinta y siete obras entre tragedias, dramas y comedias. Entre sus dramas es forzoso recordar Ricardo III y Enrique V, ambos de asunto histórico inglés; y entre sus comedias, El sueño de una noche de verano y El mercader de Venecia. Pero donde Shakespeare alcanza su mayor genialidad es en sus cinco tragedias: Romeo y Julieta, Otelo, El rey Lear, Macbeth y Hamlet.

Shakespeare logra en Hamlet que todos los personajes tengan una personalidad propia y se muevan en un mundo virtual pero que al lector le parece auténtico en todo momento. El estilo es casi inmejorable aunque leyendo las aclaraciones en algunos momentos de la obra traducida se intuyen una serie de juegos de palabras en el texto original, imposibles de conseguir en la adaptación al castellano.

La venganza y la duda son los dos temas tratados principalmente. La obra gira alrededor de Hamlet. Su padre se le aparece y le cuenta como su hermano y la reina habían acabado con su vida y le pide que vengue su muerte. Desde este momento se ve claramente como el príncipe está deseoso de llevar a cabo su misión; por eso no se entiende que tarde tanto en poner manos a su venganza. No es por cobardía, porque desde el primer momento demuestra no temer nada, más bien parece sentir repugnancia hacia su mundo y duda sobre lo que debe hacer. Un mundo en que su querida madre ha sido la cómplice del asesinato de su padre. Quizá por eso Hamlet tarda tanto en llevar a cabo la venganza, porque ve en el suicidio la única forma de salvarse de este mundo podrido, pero al mismo tiempo le da miedo lo que pueda encontrarse después de la muerte. Como en las obras de Shakespeare no existe ninguna referencia al Cristianismo a pesar que de vez en cuando y en un segundo plano aparezce algún fraile u otra figura cristiana, entonces ¿A qué tiene miedo Hamlet? ¿A un infierno quizá? ¿Qué tipo de infierno? Debido a que no existe la moral Cristiana los personajes se rigen por una ética estoica y por eso no se acaba de entender el motivo de ese temor.

La intención de Shakespeare es la de jugar con el lector en todo momento. Nunca se sabe cuando Hamlet va a llevar a cabo su proposito. Además parece que pretenda demorarlo durante toda la obra. En un principio el gran dramaturgo nos quiere hacer creer que el protagonista se hace el loco para idear un plan de venganza, pero cuanto más se avanza en la historia, el lector se da cuenta que es una manera de castigar a la reina; haciéndole saber que lo sabe todo.

En contra de Shakespeare sólo se puede decir que la idea de la historia contada en Hamblet no es originalmente suya. Se cree que puede ser de Kyd. Un dramaturgo que tuvo éxito entre 1584 y 1589. Pero esta primera versión de Hamlet no ha prevalecido; en cambio la de Shakespeare, casi cuatro siglos después de su estreno ha sido llevada al cine.

A pesar de que la historia no sea de él, no se puede quitar mérito a un autor como Shakespeare, ya que seguramente y como decía al principio es la figura más importante del teatro universal y esta obra, aunque no la mejor, una de sus muchas genialidades.

Comunicación e información escrita