Guillermo de Inglaterra; Chrétien de Troyes

Historia universal. Peregrinación. Burgueses. Mercaderes. Reina Graciana. Lobato. Marín

  • Enviado por: Rafael Mogollón
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 12 páginas
publicidad
publicidad

ENSAYO SOBRE

GUILLERMO DE INGLATERRA

INTRODUCCIÓN

Este análisis de la obra de Chrétien de Troyes, lo haré a partir de los personajes más sobresalientes como lo es la reina Graciana, el rey Guillermo y por ultimo sus hijos Lobato y Marín; incluyendo aquí el análisis de personajes como los mercaderes.

Pienso que la obra de Chrétien de Troyes es muy rica en elementos sobresalientes de la Edad Media, como lo son los diferentes matices de la mujer que encarna la reina Graciana en la obra, o las diferentes situaciones a las cuáles se ve enfrentado el rey Guillermo, para al final de la obra recuperar a su familia. La obra nos describe perfectamente la vida del rey como si fuera esté un santo, el cual enfrenta sacrificios y despojos al comienzo de la obra para finalizar siendo recompensado por Dios al devolverle su posición inicial.

LA REINA GRACIANA

La reina Graciana a simple vista parece una mujer normal, pero esta matizada con muchas facetas propias de su época.

El amor existente entre el rey Guillermo y la reina Graciana es evidente en la obra, pero no es una característica sobresaliente en la Edad Media, ya que muchos matrimonios eran hechos por conveniencia y en estos no existía el “amor conyugal” como lo define Claudia Opitz en su obra Vida cotidiana de las mujeres de la Baja Edad Media.

Pero hagamos un breve comentario de las mujeres del Medievo apoyados en el escrito de Claudia Opitz. Para comenzar, las mujeres de la Baja Edad Media siguen sometidas a la hegemonía masculina, y esto no solo en el terreno cultural sino en todos los ámbitos sociales; este elemento cultural tan importante es muy palpable en la obra de Troyes.

La reina en un principio quiere correr la misma suerte que su marido, recordemos lo que dice la Biblia y que es Citado por Opitz en su obra “y como la Iglesia esta sujeta a Cristo, así las mujeres sus maridos”; apoyándonos en esta cita encontramos los hilos tan fuertes que unen a la reina Graciana con el rey Guillermo.

En segundo lugar recordemos que la reinan esta sometida a la voluntad de los mercaderes cuando es encontrada en la cueva, y luego a la voluntad de Guiolás, al ser llevada a la casa de este y luego al casarse con él.

Esta sumisión, elemento cultural que es representado por la reina también se ve reflejada, en el momento en que Guiolás ordena que la reina Graciana sea llevada a vivir a su casa, aunque éste estuviera casado y aun no hubiera enviudado, en la Edad Media existía la costumbre de enviar a las novias a vivir dentro del ámbito de influencia a la casa de su futura familia política

La situación que afrontaba la reina Graciana en el momento en que Guiolás le pide en matrimonio es bastante difícil, en principio, al estar viviendo en su casa y por la costumbre existente es muy difícil que ella pueda rechazar el ofrecimiento de Guiolás, aunque en un primer momento lo intenta, diciéndole a Guiolás que había sido monja y luego una ramera. El hecho de haber sido una ramera es un argumento muy fuerte, ya que la mentalidad de este tiempo castigaba a las adulteras con la muerte.

Luego de la muerte de Guiolás la posición que ostente la reina Graciana es distinta, ya que no es considerada como una doncella sino que adquiere otro estado diferente, el de Viuda.

Las viudas tenían más derechos sobre su manejo personal y no estaban sometidas tan fuertemente al hombre; frente a este tema nos ilustra muy bien Petra Kellermann-Haaf cuando afirma que “... que tan solo a las viudas se les concedía el derecho a intervenir en la concertación de un matrimonio se les permitía elegir entre varios pretendientes; la reina Graciana había rechazado en matrimonio al rey de Catanasia, aquí podemos observar el derecho que ella tenía por el hecho de ser viuda.

Siendo viuda, ostentaba un lugar privilegiado, ya que las viudas jamas permanecían mucho tiempo sin un marido, a menos cuando poseían bienes o tierras, este es el caso de la reina Graciana la cual por su viudez poseía un feudo, el dominio de este sin importar que fuera mujer y el derecho de poder estar sin un marido, al menos por algún tiempo.

Pero la reina paga un precio bastante caro en la obra por todos estos privilegios a los cuales accede por gracia del autor, ya que una faceta importante de las mujeres de la edad media era la de concebir y educar a sus hijos, esta ultima arrebatada a la reina Graciana, por esto se muestra tan agradecida con los mercaderes que educaron a sus hijos; esta faceta es tan importante que para algunos autores como Opitz es considerada la profesión de las mujeres.

EL REY GUILLERMO

El rey Guillermo es mostrado en la obra como un hombre polifacético que adopta diferentes roles por oposición; pasando de rey a mendigo, luego de mendigo a mercader, para finalizar siendo otra vez rey.

De Troyes nos muestra un rey bueno que no importando las adversidades siempre es un hombre de bien, característica del hombre medieval que nos comenta Le Goff cuando nos dice “... la cristiandad medieval insiste más en la imagen positiva del hombre, ser divino, creado por Dios a semejanza suya, y asociado a su creador...” pero en contraposición Le Goff nos muestra también la imagen negativa hombre “... en la imagen negativa, la del pecador, dispuesto siempre a sucumbir por la tentación, a renegar de Dios y por lo tanto, a perder para siempre el paraíso, a caer en la muerte eterna.”

En el rey vemos la representación del santo Job, recordemos que “En La Alta Edad Media Job es sin duda el modelo Bíblico en que la imagen del hombre esta mejor encarnada... Job es el hombre que debe aceptar la Voluntad de Dios sin buscar otra justificación aparente del arbitrio divino... << era un hombre integro y recto, temeroso de Dios y apartado del mal>>; un hombre integro y recto como nos es representado el rey Guillermo por De Troyes, y aquí cito al autor “... (el rey) cumple con todo, sin negarse jamás a obedecer sus órdenes, y todo lo hace sin sentir despecho ni rencor. Si alguien le insulta o maltrata, él es capaz de agacharse para atenderle o descalzarle. Al que se rebaja, se le elevará...”.

En palabras de Le Goff, esta es una característica del Medievo, ya que se buscan figuras religiosas, en especial la de los santos para representar a los héroes, en este caso al rey Guillermo e Inglaterra.

Esta “prueba” impuesta por Dios al rey Guillermo es muy grande, es la de irse, la abandonarlo todo, la de un exilio un destierro; el desterrado es un marginado, Bronislaw Geremek recuerda que en la Alta Edad Media el destierro era considerado pena sustitutiva de la muerte. Dios hace que el rey pierda todo como Job y le impone pruebas para probar su fé, y al final resarcirlo.

Podemos ver como al emprender su camino de huida el rey pierde su condición de rey y pasa ha ser un mendigo, el camino de huida o cualquier “camino” puede extraviar al hombre, arrancándole su estabilidad que también es una condición de moralidad y salvación.

El rey huye al bosque, en este lugar se refugia el hombre medieval de los peligros, de sus temores como puede ser la peste, esquema bien representado y explicado por Delúmeau en su Obra “El miedo en occidente”, el bosque representa una alternativa de aislamiento y refugio.

La caza es un elemento cultural importante que se desprende de la obra de Chrétien de Troyes, como lo dice Cardini “Sin embargo, la aventura se vivía también en lo cotidiano, sin necesidad de guerras ni de cruzadas. Estaba ya en la caza, especialmente en las grandes y nobles bestias de los bosques europeos, al respecto Gurevic nos habla también de la caza como elemento cultural sobresaliente como el deporte de los nobles el cual no solamente es practicado por esta sino que empieza a practicarse también por los mercaderes.

El armar caballeros los hijos del burgués de Galvoya y casarlos, como dice la obra “... y caso con hijas de ricos condes. Así llegaron a ser castellanos. es un honor para el rey y una buena recompensa para el burgués de Galvoya, ya que por otro lado no olvidemos que lo que nos dice Cardini al respecto “los reyes se complacían en ser considerados caballeros antes que nada; pero por otra parte la carrera auténtica del caballero es rápida, e incluso muy breve. ...si luego la fortuna le lleva a contraer un buen matrimonio, el buen caballero cuelga gustoso su cinturón, su espada y sus espuelas doradas y se dedica a la administración del patrimonio de su linaje y del que ha adquirido a través de su boda, casando muy bien el rey Guillermo a los hijos del burgués les asegura una prospera vida con fortuna y buen nombre, ya que han entrado a pertenecer al circulo de los caballeros el cual era más bien reducido; también cabe afirmar que “la dignidad caballeresca empezó a perfilarse como social y culturalmente importante”.

Recordemos que en la practica, se niega el derecho a ser distinguido caballero a quien no tuviera en su familia directa un caballero, aunque la dignidad caballeresca no se declara nunca de por sí hereditaria, si lo son los requisitos para acceder a ella; es muy posible que los hijos del burgués de Galvoya no cumplieran con este requisito, de ahí la importancia y bondad del rey Guillermo de armarlos caballeros (haciendo que existiera un compromiso feudo-vasallico); ya que para algunos mercaderes el camino “hacia lo alto” es decir hacia las esferas superiores a la de su clase, se les abría por la adquisición de grandes propiedades agrícolas y por los matrimonios mixtos a los que recurrían los caballeros empobrecidos, que deseaban recuperarse de su ruina casándose con hijas de los mercaderes pudientes, en el caso del libro son los hijos del mercader los que se casan para entrar al circulo de la nobleza ya habiendo sido embestidos con el honor de ser caballeros.

El rey encarna muy bien su papel de mercader con todas sus obligaciones y riesgos, no es de extrañar que un mercader debiera emprender largos y peligrosos viajes a merced de los ladrones o los naufragios; estos debían ir con sus caravanas a países lejanos, viajar entre gentes y pueblos extranjeros encontrándose con muchos y variados peligros, desde los salteadores hasta los señores locales, muy parecidos a los bandidos e inclinados a poner las manos en sus riquezas, presionándolos con impuestos o simplemente quitándoles sus mercancías y ganancias; los mercaderes sufrían por las borrascas del mar.

En la obra de Chrétien de Troyes vemos como los fuertes vientos obligan a cambiar al rey Guillermo su rumbo para no naufragar y como los mercaderes que arribaban al puerto de la isla donde se encontraría más adelante con la reina Graciana debían pagar un impuesto, el cual consistía en, y aquí cito a De Troyes “... habrá que pagar tributo, dejando primero al señor, y luego a la dama, que hurguen en la mercancía, para quedarse con lo que más les apetezca.

Según Gurevic los mercaderes deben atenerse constantemente a la prudencia allí donde se encuentren, y en el mar es necesario saber tomar decisiones rápidas y estar dotado de gran valor; virtudes que ostenta el rey Guillermo durante su vida de mercader y que la iglesia le sugería a los hombres que quisieran dedicarse a ser mercaderes.

La bolsa con dinero la represento como la codicia que aún queda en el corazón del rey, la codicia es el más abominable de los vicios; cuando el rey Guillermo esta liberado de toda codicia, al encontrar a su esposa y sin saberlo a sus hijos la divinidad le devuelve esta bolsa como una señal del final de sus aventuras al estar reunido con toda su familia.

LOBATO Y MARIN

Los gemelos hijos del rey Guillermo y la reina Graciana hacen uso inconsciente de su linaje, son hombres buenos no importando la forma como sus padres adoptivos los quisieron educar, aquí también vemos las contraposiciones de los hombres del medievo a la que Le Goff nos invita a reflexionar y que ya he mencionado anteriormente.

El choque entre grandes señores feudales, provisto cada cual de secuaces armados, es palpable al final de la obra, donde los gemelos son secuaces armados como los denomina Cardini, para este choque entre la reina Graciana contra el rey de Catanasia por el feudo que esta posee y no quiere entregarle ni tampoco casarse con él.

BURGUES Y MERCADERES

La peregrinación es un elemento que encontramos en la obra; no podemos olvidar al muchachito que le vende el cuerno al rey Guillermo para ir de peregrinación, según Le Goff “El hombre del medievo es un peregrino por esencia, por vocación... todo hombre del medievo era un peregrino potencial o simbólico.Este es un elemento que no se nos puede quedar por fuera del análisis de la obra.

En la obra podemos observar como el burgués de Galvoya es un hombre bueno que le ofrece al rey darle dinero para que lo trabaje sin esperar que este le dé más que lo prestado inicialmente, la usura era condenada ampliamente, para el respecto me referiré a Gurevic cuando este afirma que “el usurero es repugnante a los ojos de Dios y del hombre ante todos porque no existe otro pecado que no conceda nunca un poco de reposo, el que era tachado de cometer este pecado era castigado por la iglesia condenándolo como maldito y negándole el sepulcro.

La buena voluntad de los mercaderes que adoptan a los gemelos Lobato y Marín, y los quieren como si fueran sus propios hijos se ve representada en mayor parte en el momento en que estos quieren enseñarle su mimo oficio, ya que el mercader analfabeto difícilmente habría podido tener éxito en sus negocios. Recordemos la interpretación que hacia un fraile Franciscano de la parábola de los talentos; y que nos comenta Gurevic; ¿qué son esas libras o talentos que han sido entregados por el creador al hombre?. La primera libra es nuestra persona que el Señor a creado a su imagen y semejanza y ha ennoblecido concediéndole el libre albedrío. La segunda libra es el servicio (misión) al que te ha predestinado Dios que a cada hombre le ha dado su propio servicio... y así si el primer don hecho por Dios al hombre es su persona, el segundo no es otro que la función social del individuo.” Demostrándonos esto el gran carrillo que tenían por ellos queriendo que ocuparan un lugar en la sociedad, el lugar que los mercaderes dejarían vacante cuando no existieran ya y que seria ocupado por Lobato y Marín.

Bogotá, Colombia.

Opitz Claudia, Vida cotidiana de las mujeres en la Baja Edad Media

Opitz Claudia, Vida cotidiana de las mujeres en la Baja Edad Media, Pag 331

Opitz Claudia, Vida cotidiana de las mujeres en la Baja Edad Media, Pag 336

Opitz Claudia, Vida cotidiana de las mujeres en la Baja Edad Media, Pag 339

Opitz Claudia, Vida cotidiana de las mujeres en la Baja Edad Media, Pag 344

Le Goff, El hombre medieval. Pag 12

Le Goff, El hombre medieval. Pag 15

Le Goff, El hombre medieval. Pag16

Le Goff, El hombre medieval. Pag 20

Cardini Franco, El Guerrero y el caballero. Pag 105

Gurevic Aron, El mercader. Pag 275

Chrétien de Trolles, Guillermo de Inglaterra. Pag118

Cardini Franco, El Guerrero y el caballero. Pag 109

Cardini Franco, El Guerrero y el caballero. Pag 113

Gurevic Aron, El mercader. Pag 273

Gurevic Aron, El mercader. Pag 256

Chrétien de Trolles, Guillermo de Inglaterra. Pag92

Gurevic Aron, El mercader. Pag 259

Cardini Franco, El Guerrero y el caballero. Pag 86

Le Goff, El hombre medieval. Pag 17

Gurevic Aron, El mercader. Pag 261

Gurevic Aron, El mercader. Pag 277

Vídeos relacionados