Guerra naval en el Adriático

Primera Guerra Mundial. Historia Universal. Siglo XX. Costa Albania. Acciones bélicas. Canal de Fasana

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 7 páginas
publicidad
publicidad

LA GUERRA NAVAL EN EL ADRIÁTICO

CONTENIDO:

SITUACIÓN HISTORICA:

La primera Guerra Mundial (1914-1918), se convirtió en una guerra de posiciones, tras los primeros ataques, en torno a tres frentes: el Occidental (Francia, Países Bajos), el Meridional (frentes del Isonzo y Balcánico) y el Oriental (Rusia-Imperio Alemán y Austro-Húngaro). Ver anexo A. El Mar Adriático fue teatro de sinnúmero de operaciones navales que, aunque no tuvieron las características de batallas navales entre grandes flotas, si jugaron un importante papel para influir, a medida de su importancia, en el desenlace de la guerra. Ver Anexo B

DESARROLLO:

Declarada la Guerra desde el 14 de agosto de 1914, la escuadra francesa, reforzada con unidades inglesas, zarpó para operar en el Adriático con el objetivo de impedir la salida de la escuadra Austro-Húngara y el bloqueo de Montenegro, puerto aliado. Italia se mantuvo neutral hasta que declaró la guerra a Austria-Hungría el 23 de Mayo de 1915 debido a problemas territoriales pendientes en el Trentino y en la zona de Trieste; la escuadra Autro-Húngara estaba ansiosa por hacer una demostración naval, y al ser declarada la guerra, algunos acorazados bombardearon Ancora, y otras fuerzas y aviones atacaron a Fano, Pessaro, Rimini y Porto Corsini regresando después a Pola, una de sus principales bases junto con Trieste, Split y Cattaro. Por el lado de Italia, con sus principales bases en Venecia, Brindisi y Ancona, respondieron con un bombardeo sobre la región de Monfalcome, arrogando con sus dirigibles, bombas sobre Sebenico y Pola. Ver anexo C

Lo anterior fue solo un comienzo, si se quisiera hacer una completa explicación de todos los hechos ocurridos durante la guerra, se extendería mas de lo deseado la exposición que continua, y aunque no hubo encuentros de flotas en mar abierto, como se explico anteriormente, los Austríacos se mantuvieron al abrigo de sus bases encontrando así los italianos una excelente aplicación de sus lanchas M.A.S., (“vedette” o centinelas) por lo tanto me enfocaré principalmente en “La Guerra de las Vedettes M.A.S. en el Adriático”.

APARICIÓN DE LAS VEDETTES M.A.S. EN EL ADRÍATICO.

El primer proyecto fue hacia 1906, debido al éxito el año anterior de los pequeños barcos japoneses en su ataque a acorazados rusos, pero la técnica del motor a explosión era muy atrevida. Luego, en 1914, en el astillero S.V.A.N. de Venecia, el ingeniero Atilio Bisio construyó un primer ejemplar llamado "M.A.S." (Motobarca Armada Svan). A pesar de no ser muy brillantes sus primeros pasos, la marina Italiana observó en ella un importante elemento para la guerra que comenzarían pronto.

Las M.A.S. N°1 y 2 salieron satisfactoriamente en sus ensayos -mayo 1915- en cuanto a casco y motor, mas no en las instalaciones para el lanzamiento de sus torpedos (por detrás y en sentido contrario a la marcha). Debido a la gran actividad submarina en el Mediterráneo se armaron las M.A.S. N°3,4,5,6 y 7 con un cañón 57 mm, 3 ametralladoras y algunas granadas y se enviaron al Bajo-Adriático, donde formaron la primera escuadrilla en Brindisi al mando del TN Berardinelli, recibiendo además con sus iniciales y su nuevo uso, la interpretación de "Motoscafi Anti-Somergibili" (M.A.S Motolanchas Antisubmarinas). Mientras tanto, al mando del Comandante Ciano, la N°1 y 2 trabajaban con un viejo sistema de tenazas lanzatorpedos en sus costados, el cual fue trasladado por el TN Pagano di Melito a la escuadrilla de Brindisi, desembarcando el cañón de 57mm. Debido a que los ensayos -mayo 1916- mostraron que la transformación no había mejorado mucho las lanchas, las autoridades navales decidieron ensayarlas en una acción de guerra.

ACCIONES EN LA COSTA DE ALBANIA.

Un hidroavión señaló un gran transporte anclado en la rada de Durazzo (actual Durrës), las M.A.S. se encontraban listas a partir desde principios del mes, el 5 de Junio de 1916 se dio la orden. Las N°3 y 7 zarparon de Brindisi, comandadas por Berardinelli y di Melito, a la salida del puerto dos torpederos P.N. las tomaron a remolque, entrada la noche (sin luna) fueron soltadas frente a Durazzo, se dirigieron a poca velocidad y lo más silencioso posible a la bahía, descubriendo las luces del puerto y el transporte "Lokrum". Cada Vedette lanzó un torpedo y el transporte desapareció rápidamente.

Los austríacos investigaron lo sucedido, pero la verdad la supieron mucho después, desde entonces protegieron sus puertos con obstrucciones flotantes y redoblaron la vigilancia de las costas y guardias nocturnas.

Diez días después en San Juan de Medua, se intento algo similar por parte de las vedette pero como la expedición no había sido precedida de reconocimiento, lo único que se consiguió fue ser descubiertas y agredidas, tanto ellas como los torpederos de apoyo, por las baterías de Medua y Drin, estos últimos lograron esconderse tras las cortinas de humo. Así pues, regresaron con malos resultados pero con grandes enseñanzas: los austríacos estaban en guardia, la cortina de humo era eficaz como protección, ante un enemigo prevenido hay que lanzar desde mas lejos, por lo cual se doto de torpedos más modernos las lanchas (los B.57 por A.63).

El 26 de Junio, de nuevo se detecta algo en Durazzo por lo cual zarpan las dos lanchas anteriores y a pesar de la guardia y los proyectores que barrían el mar no fueron descubiertas sino cuando estas lanzaron sus torpedos hundiendo los vapores "Galitzia" y "Sarajevo".

De ahí en adelante no todo fue triunfo. El 3 de Julio las N°5 y 7 se dirigían hacia Durazzo pero la fuerte mar hizo salir un torpedo de las tenazas por lo cual tuvieron que regresar. El 24 una nueva tentativa fracasa al fallar el motor de la N°7. El 2 de Agosto tras una nueva incursión son descubiertos y tuvieron que replegarse. El 3 de Noviembre, la ambición del TN Pagano al desear pasar la proa de su lancha sobre la barrera y disparar sus torpedos a un vapor, puso en sobre aviso al enemigo que abrió fuego obliogando a las vedettes volver a los torpederos pero el destino quiso que al ir a tomarlos a remolque, la M.A.S. 7 fuese abordada por su remolque y hundida con uno de sus tripulantes. Por último, el 24 de diciembre, la M.A.S. N°6 al atravesar la barrera, enredo su hélice y tuvo que hacerse socorrer por su acompañante (la N°3) pero tarde ya para atacar.

FORZAMIENTO DEL CANAL DE FASANA.

Las Vedette armadas en 1916, fueron enviadas al Alto-Adriático, Venecia y Grado, al principio se emplearon en vigilancia de costas, pero en septiembre de 1916 el Almirante Thaon di Revel decidió llevar la guerra a las bases enemigas.

Así pues, varios reconocimientos sobre Pola, indicaron que los buques austríacos salían del puerto e iban al Canal de Fasana a entrenarse; se decido entonces atacar en ese fondeadero. Tras los preparativos y un descubrimiento de dos buques en el canal por parte de un hidroavión, zarpan el cazatorpedero “Zeffiro” comandado por el CC Constanzo Ciano; el torpedero costero “9 P.N.” (CC Cavagnari) y la N°20 con el TN Goiran. Este convoy arriba hacia la media noche, el cazatorpedero permanece de apoyo, el “9 P.N.” remolca la Vedette y se interna hasta el punto mas estrecho del canal encontrando allí obstrucciones. El torpedero entonces se acerca a la barrera y deja caer sobre ella cadenas y masa metálicas abriendo una brecha para la Vedette que emprende un reconocimiento del canal y descubre el “Mars” (7.400 ton.), contra el cual lanza sus dos torpedos que pareciesen haber impactado pero por algo indeterminado no explotaron.

Sin mas poder ofensivo, se regresa a Venecia, convencidos que el buque estaba protegido por redes. Sin embargo, informes austríacos, demostraron mas tarde que no era así, incentivando de esta manera a proteger de veras a sus buques con redes en los fondeaderos. A pesar de la mala fortuna, el hecho mismo de romper el canal es un éxito y el comando italiano prosigue en su esfuerzo contra las bases enemigas.

A partir de entonces y hasta el verano de 1917, no hubo acciones trascendentales con respecto a las M.A.S. tan solo unas mejorías, y determinadas participaciones en hechos sin relevancia. Ver Anexo C

COMBATE NAVAL DE CORTELLAZO (16 de Noviembre de 1917)

Los “Masistas”, que esperan en vano un enemigo empecinado en permanecer inactivo, comienzan a desesperarse, y al ver la oportunidad de actuar en el golfo de Trieste, el mas antiguo de sus Comandantes, Constanzo Ciano, organiza una sección de Vedettes que ataca en pleno día a una división de acorazados que bombardeaba Cortellazo.

El ejército austro-alemán, sorprendido por su rápido avance en tierra, pretendía apoderarse de Venecia y establecer allí una base naval. Pero los italianos organizan una buena resistencia sobre el río Piave y así, cuando los austríacos pretendían penetrar por el ala izquierda de su frente, se encontraron con baterías flotantes y cañoneros de la Marina Italiana que impidieron con sus tiros la construcción de puentes sobre el río, mientras las vedette remontaban los brazos de este para impedir toda acción de la avanzada del Ejército. Así pues, pidieron la intervención de la marina austríaca que envió desde Pola los acorazados “Wien” y “Budapest” que emprendieron operaciones a lo largo del litoral durante la primera quincena de Noviembre, siendo reforzados el día 12 por el “Aspern”.

Bombardearon diversas posiciones italianas y el 15, procuraron en vano destruir la batería de 152 mm. que Italia tenía en Cortellazo. A su regreso el 16, los acorazado siendo escoltados por 10 cazatorpederos barreminas y una escuadrilla de hidroaviones, no sorprendieron a los Italianos que los esperaban con cinco cazatorpederos del tipo Orsini, dos submarinos y una escuadrilla de M.A.S., mientras que una escuadrilla de hidroaviones estaba lista a zarpar desde Venecia. Por tanto, al ser divisada la fuerza naval austríaca, intervinieron en primera instancia los hidroaviones que descargaron sus bombas sobre ellos, luego los Orsini a quienes detuvo el fuego enemigo, al acercarse los submarinos F-11 y F-13 son descubiertos por las aeronaves austríacas que informaron su presencia, lo anterior dio pie a la retirada de estas fuerzas, sin embargo, el Comandante Ciano se desplazó con sus 3 Vedette a lo largo de la costa, al observar que los acorazados emprendían de nuevo el ataque contra Cortellazos y viendo propicia la situación al tener el sol a su espalda y estar en contra del viento, que venia de los austríacos y traía su humo, se dirigió a media velocidad con las 2 lanchas que le quedaban, pues una falló. Al encontrarse a unos 1600 metros sin ser divisado, se lanzó a toda velocidad hacia el enemigo. Al ser divisadas, los austríacos detuvieron su ataque hacia tierra y emprendieron contra ellas. Las M.A.S., que lograron por fin lanzar sus torpedos a unos 800 metros, se replegaron hacia Cortellazos, la proximidad de bajos fondos las libró de la persecución directa, pero los torpederos las siguieron bordeando la costa, impactando en dos ocasiones a la N°15, levemente. En ese momento la batería de Cortellazos disparó contra los acosadores, los cuales renuncian a proseguir su acción y regresan a Trieste.

El enemigo asombrado de la audacia de las vedettes y sintiéndose desprotegido por sus cazatorpederos que inútilmente persiguieron a las pequeñas lanchas, se replegaron. Y aunque los torpedos no impactaron, esta audaz tentativa fue suficiente para hacer desistir en sus propósitos a fuerzas tan superiores. Pocos días después, una nueva hazaña se va a tornar a favor de la vedette en la base de Trieste, debido a la impresión italiana de que el comando austríaco pretendía impedir su estabilidad en el Piave, para lo cual atacan sus fuerzas navales por sorpresa.

OPERACIONES SORPRESA CONTRA TRIESTE. (Hundimiento del “Wien”)

Para tal objeto, se escogió la 2 escuadrilla de M.A.S. al mando del Teniente Luis Rizzo, debido a que desde varios meses atrás venia explorando los alrededores de la Bahía de Trieste, sus pormenores y debilidades, además de haber dotado con tijeras hidráulicas a sus lanchas para vencer las obstrucciones.

Solo se necesitaba el momento propicio, que se presentó durante la noche del 9 al 10 de Diciembre, noche con poca visibilidad, pero en calma. A las 17:10 horas, las M.A.S. N°9 y 13 zarpan de Venecia remolcadas por dos torpederos. A media noche son largadas cerca al molo de Trieste, inmediatamente se dedicaron a cortar las obstrucciones (Un cable de acero de 7 cm. doble, que amarraba las vigas de pino, un cable submarino de 10 cm. tendido entre los molos y apoyado sobre boyas, y 5 cables submarinos de 4 cm. unidos por cadenas), conseguido esto lograron alcanzar la bahía de Mugia, donde suponían algunos buques fondeados; los proyectores del puerto hicieron una exploración y luego se apagaron, lo cual indica que no se habían percatado de nada. Reconocidas las siluetas de algunos acorazados, a las 02:30 se lanzan simultáneamente los torpedos de las dos lanchas, impactando unos sobre el “Wien” que se va a pique junto con gran parte de su tripulación a sazón de la sorpresa enemiga, y los otros, que habían sido lanzados contra el “Budapest”, pasan claros y explosan contra el molo.

Rápidamente las vedettes protegidas por la obscuridad abandonan el puerto sin sufrir ningún daño. Esta perdida fue muy sentida por los austríacos, quebrantando su moral, para lo cual emprenden incursiones en la costa italiana sin resultado alguno. Por otra parte, para los italianos, esta hazaña vio recompensada por fin su tenacidad en la guerrilla naval del Adriático y elevó mas que nunca el coraje y la osadía de los “Masistas” que desde este instante, hasta la celebración del armisticio (3 de Noviembre de 1918), su accionar prosiguió incansablemente.

LA “BEFFA” DE BUCCARI.

En enero de 1918, los reconocimientos aéreos mostraron que en la bahía de Buccari, se refugiaban vapores y un buque de guerra que hacían el cabotaje en la costa de Dalmacia. Allí, se suponían seguros pues esta se encuentra en el fondo del mismo Kvarner (Quarnaro), a unas 20 millas del mar libre, lo que hacia muy complicada la incursión de las Vedette. Así y todo, el 10 de febrero, el Comandante Ciano hace zarpar una expedición de tres M.A.S. 94,95 y 96, además de los torpederos remolcadores, al mando del Capitán Rizzo, el TN De Sanctis y el oficial de mar Ferrari, participando además, como marinero voluntario, el Capitán de Aviación Gabriele d´Annunzio.

Largadas a la entrada del Kvarner, navegaron con los motores eléctricos en los pasos estrechos, y con motor a explosión en los ensanchados, por fin llegan a la bahía de Buccari. Entonces allí, el poeta-soldado D´Annunzio, arrojó en las aguas del puerto varias botellas que contenían una proclama en que reprochaba a los austríacos evadir siempre el combate, burlándose de ellos anunciándoles la visita de las M.A.S. Por la acción anterior se conoce esta incursión como “Beffa” de Bucari. Las lanchas ubicaron los cuatro vapores, mas no el buque de guerra, se reparten los blancos y lanzan simultáneamente sus torpedos, estos no dan en el blanco debido a las redes que los protegían y a que describieron trayectorias defectuosas (coincidencia poco común). Dada la alarma, las vedette se replegaron al Kvarner, desde donde las remolcaron a Ancona.

El hecho de esta hazaña, para la cual se recorrieron mas de 40 millas por aguas enemigas, aunque no tuvo resultados materiales, afectó fuertemente la moral de los austríacos que no creyeron ser atacados en lugares tan distantes.

INVENTOS.

TANQUES MARINOS PARA FORZAR BARRERAS.

Los italianos, propuestos a hundir la flota enemiga en puerto ya que no se atrevía presentar combate en la mar, piensan en forzar el puerto de Pola, para lo cual imaginaron una vedette especial que rompiera las fuertes defensas y obstrucciones puestas después de la acción del “Wien” por parte de los austríacos. Así pues, los ingenieros se dedicaron a construir “barchiri saltatori” (barquichuelos saltadores), se movían eléctricamente y poseían en cada banda una cadena plana provista de garfios, que embragada con el motor eléctrico, permitía a la embarcación franquear las barreras; fueron armados con dos torpedos cada uno de los cuatro creados, dentro de los cuales se encontraba “Grillo”.

Los primeros ensayos salieron satisfactorios, mas tarde sucedieron varias partidas falsas y otras en donde debía abandonarse la operación, mas finalmente, el 13 de mayo, el tanque “Grillo” fue largado por su remolcador frente a Pola e hizo rumbo zigzagueando debido a la intermitencia de los proyectores. Al llegar a las obstrucciones sin haber sido alumbrado, un pequeño barco de guardia lo divisa y da la alarma, pero el TN Pellegrini al mando del “Grillo” considera que tiene suficiente tiempo para saltar la obstrucción. A la señal fueron lanzadas luces blancas en el puerto que alertaron a la defensa y que, por coincidencia, a la fuerza italiana, significaba que “Mis torpedos han dado blanco en un acorazado y he abierto las válvulas del Grillo para hundirlo”, razón por la cual se retiran; todo lo contrario ocurría en el puerto pues mientras se intentaba franquear la barrera, el tanque recibe un cañonazo y se hunde, tomando así el enemigo cuatro prisioneros. Después de este hecho, las M.A.S. participan en diversas incursiones. Ver anexo D.

EL TORPEDO HUMANO O “SANGUIJUELA”.

La tentativa contra Pola mostró la buena vigilancia austríaca. Por tal razón, se buscaron mas innovación y así el Mayor de Ingeniería Marítima Rafaelle Rossetti, inventa un aparato especial. Consistente en una especia de Torpedo que encerraba un depósito de aire cargado a 205 Kilos de presión y provisto, en su parte delantera, con un travesaño, al que estaban fijos dos recipientes móviles, estos contenían cada uno 200 kilos de explosivo. Este aparato debía ser remolcado por una lancha; dos hombres provistos de escafandras autónomas y manteniéndose a caballo del torpedo, debían penetrar en seguida al puerto y conducir el aparato hasta el costado de un acorazado. Los recipientes que contenían el explosivo serían fijados al casco del buque; la adherencia estaba asegurada por imanes y el encendido para la explosión por un movimiento de relojería. Lo anterior le daba el nombre de “sanguijuela”.

El estreno del arma tuvo lugar el 1º de Noviembre de 1918 en Pola. El inventor en persona y un teniente médico Polucci tripularon el prototipo que fue remolcado desde las afueras del puerto hasta la primera barrera defensiva, ambos tripulantes traspasaron los diez parapetos existentes y tras siete horas de afán llegaron hasta el costado del acorazado “Viribus Unitis” y colocan las cargas. Fueron descubiertos y tomados prisioneros; entonces avisaron que en pocos minutos detonarían las cargas explosivas y en efecto, una fuerte explosión abrió un enorme boquete en el casco produciendo su hundimiento.

CUESTIONARIO:

PERSONAJES:

BIBLIOGRAFIA:

Anexo A.

Las Nuevas Nacionalidades Europeas en 1914 y La primera Guerra Mundial.

Ordenación del espacio europeo tras la primera guerra mundial.

Anexo B.

El Mar Adriático. (En la Actualidad)

Mar Secundario del Mediterráneo que forma como un golfo del Jónico, con el que comunica por el canal de Otranto, cuya anchura en el cabo Otranto hasta el cabo Linguetta, en la costa de Albania, es de unos 70 Km. Desde este canal hasta la extremidad de los golfos de Venecia y de Trieste tiene una longuitud de 800 Km. Su anchura máxima es de 230 km. Su profundidad máxima en la plataforma central no excede de los 1250 m. La extremidad septentrional penetra hacia el centro de Europa, en este lugar se encuentran los golfos de Venecia y de Trieste, separado este ultimo del golfo de Fiume por la península de Istria. Toda la parte occidental y NE esta limitada por la península Itálica; la oriental, desde Trieste hasta el golfo de Medua, por Yugoslavia y desde este último punto hasta el cabo Linguetta, por Albania. Su salinidad es muy elevada exepto en el golfo del N, en cuyo fondo desciende hasta un 18 por mil debido a las aguas dulces que vierten el Po, el Adigio, el Piave y otros ríos. Sus mareas son casi nulas, pero sus tormentas le dan fama de mar peligroso. Las costas albanesa y Yugoslava, son muy accidentadas, sembrada de numerosas islas (Archipiélago Dálmata), la costa Italiana todo lo contrario, el sur se presta poco al tráfico marítimo por su carácter escarpado, siendo Brindisi el único puerto importante en esa zona.

Anexo C

Contra las Estacadas. En Diciembre de 1916, los reconocimientos sobre Pola y Trieste, dieron cuneta de los refuerzos que incurrían sobre las antiguas obstrucciones; lo anterior, incentivo a construir barreras análogas, de entrenamiento, en la laguna de Venecia que mostraron la insuficiencia de las lanchas para quebrantar dichas barreras y dieron pie a buscar una mejora tecnológica que fuera capaz de cortar los cables de acero de las obstrucciones y abrir una brecha. Así pues, un año mas tarde, se construyeron unas M.A.S. especiales, llamadas tanques-marinos.

Servicio de Informaciones. Algunas M.A.S. puestas a disposición de este servicio, tenían como objeto dejar en tierra y después traer, agentes italianos, en costa enemiga, para las negociaciones correspondientes. La acción no era fácil, consistía en que dos torpederos costeros y una vedette partían de Venecia y a unas 2 millas de la costa, soltaban el remolque de la lancha y esta se dirigía con su motor eléctrico hasta unos cien metros de la playa, allí soltaban un bote metálico en el cual se transportaba el agente. Todo se complicaba debido a los cambios de tiempo, la dificultad de reconocer los puntos de cita, la constante vigilancia, y demás. Pero a pesar de ello, todas las operaciones fueron cumplidas a cabildada sin ningún tipo de pérdida.

Colocación de Minas. Durante 1917 fue desarrollada esta actividad tanto por la escuadrilla de Venecia como por la de Brindisi. Las operaciones se realizaban como sigue: se partía de la base al comienzo de una noche oscura, remolque a 15 nudos por un torpedero costero, colocación de las minas (cuatro por lo general) realizadas silenciosamente, gracias a los motores eléctricos, y regreso a remolque hacia la base. No se sabe con certeza el resultado de estas acciones pero se cree que la explosión del submarino austríaco "U-5", en mayo de 1917, puso haber sido causa de una de las minas puestas por las lanchas en los meses pasados.

Además de esto, se emplearon en buscar y recoger minas dejadas por el enemigo a la entrad de los puertos italianos. A pesar de la rapidez y movilidad de las vedettes, su fragilidad y poco peso no eran confiables para este tipo de operaciones por lo cual se retiraron de la actividad en cuanto el numero de dragan}minas fue suficiente.

M.A.S. contra hidroaviones. En la noche del 21 de mayo de 1917, la M.A.S. N°19, de la escuadrilla de Grado, se encontraba al acecho frente a los molos de Trieste. De repente, un hidroavión austríaco que regresaba de hacer una incursión en Venecia, tuvo que amarizar de emergencia, de inmediato una vedette austríaca salió a socorrerle la cual fue atacada por la italiana, herido su comandante y apresada. En este instante llego a la acción el hidroavión “L. 64”, austríaco, que abrió fuego contra la M.A.S., la cual debió soltar su presa y retirarse, siendo perseguida aun en alamar por otra aeronave mas, pero retornando a Grado sin averías serias.

Anexo D.

Ataque en la costa de Albania. (Torpedeo del “Breguen”). En Mayo, la exploración aérea informa de posiciones en los fondeaderos de Durrazo. Las M.A.S. Nº99 y 100 hicieron una incursión pero al llegar ya habían zarpado, razón por la cual regresan y a poco salir de la rada se encuentran con el transporte “Breguen”, el cual llevaba mil soldados, escoltado por tres torpederos. Al abrir fuego contra las Vedette, la Nº99 se lanza a toda velocidad, se acerca al transporte y le dispara sus torpedos. El “Breguen” comienza a escorarse hasta quedar quilla arriba, por tanto las M.A.S. se escapan.

Incursiones contra Antivari. De nuevo el 18 de mayo, un reconocimiento aéreo mostró la presencia de dos transportes austríacos en la rada Antivari. La Nº98 y 100 zarpan para atacar estos barcos, mas al acercarse al puerto los rodea un submarino que estaba de guardia e informa su presencia. Tres proyectores las iluminan, y una batería de 76 abre fuego contra ellas. Así que deciden lanzar al agua bombas fumígenas y emprender la retirada.

Premuda. (Hundimiento del “Szent Istvan”) Ocurrió este hecho fortuitamente, al zarpar la escuadra austro-húngara el 10 de Junio con la intención de romper la barrera que los aliados mantenían en el estrecho de Otranto, con tal circunstancia navegaban con rumba o Cattaro los acorazados “Szent Istvan” y “Tegethoff”. Al mando del CC Luigi Rizzo, dos M.A.S. patrullaban en el Alto Adriático, cuando cerca de Premuda divisan la escuadra, y se dirigen a ella por la proa, eludiendo dos destructores que flanqueaban por babor el “Szent Istvan”, se acercan y disparan sus torpedos que dieron el centro del acorazado. Ese fue el único caso de hundimiento de un acorazado por torpedos en acción de superficie en mar abierto durante la guerra.

El ataque a Durazzo. El 2 de Octubre, buques ingleses e italianos emprenden el bombardeo a Durrazo, la expedición es apoyada por dos escuadrillas de Vedette y una de aviones. Hay varios vapores en la rada y las seis M.A.S. se lanzan hacia ellas, pero las barreras los frenan e impiden acercarse, sin embargo, los torpedos son lanzados a unos 2000 m y solo uno de ellos impacta sin hacer explosión, los otros los frenan las redes.

.