Guerra Fría y Muro de Berlín

Historia universal. Conferencia de Postdam. Bomba atómica. Muro de Berlín

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 19 páginas
publicidad
cursos destacados
Iníciate con Ableton Live
Iníciate con Ableton Live
El curso da un repaso general por las órdenes y menús más básicos, para poder generar...
Ver más información

Cómo montar un Ordenador
Cómo montar un Ordenador
En este curso te guiamos de una forma muy práctica y gráfica, para que puedas realizar el montaje de tu...
Ver más información

publicidad

Han sido varios los enfrentamientos entre los seres humanos, varias las revoluciones y han existido dos desastrosas y terribles guerras mundiales, y aún así el hombre no ha aprendido la lección. Al remontarnos en la historia y observar los trágicos sucesos que encierra la humanidad entre sus páginas, nos encontramos ante episodios muy amargos, pero es el mismo hombre quien los crea y el único que pondrá fin a esto.

La existencia de tanta tecnología e invenciones lo hace cada vez más poderoso, pero a la vez más perverso. El nuevo sistema mundial es nuclear en sus arsenales, pero no en sus guerras; el ejemplo más claro de esto lo encontramos unos años atrás, cuando se dio lo que conocemos hoy en día como “La Guerra Fría”.

En 1945 se marca el fin de una trágica página de la historia de la humanidad llamada Segunda Guerra Mundial, el fin de este episodio marca la ruptura de la alianza de los dos países que lucharon contra Alemania durante ésta guerra, Estados Unidos y la URRS. Esta alianza comenzó a disolverse en los años 1944 y 1945, cuando el líder ruso Stalin, buscando la seguridad soviética, utilizó al Ejército Rojo para controlar gran parte de la Europa Oriental. El presidente estadounidense Harry S. Truman se opuso a la política de Stalin y trató de unificar Europa Occidental bajo el liderazgo estadounidense. La desconfianza

aumentó cuando ambas partes rompieron los acuerdos obtenidos durante la Guerra Mundial. Stalin no respetó el compromiso de realizar elecciones libres en Europa Oriental. Truman se negó a respetar sus promesas de envío de indemnizaciones desde la Alemania derrotada para ayudar a la reconstrucción de la Unión Soviética, devastada por la guerra.

A partir de estos acontecimientos, en febrero de 1945 se dan los acuerdos de Yalta, a los cuales asisten Roosvelt presidente de EUA, Churchill presidente de Gran Bretaña y Stalin presidente de la URRS. Los acuerdos importantes de esta época son: una reconfiguración del mapa de Europa, y se divide en 2 zonas de influencia: la zona oriental, que esta bajo el control de la Unión Soviética y la zona occidental, dominada por EUA y los aliados. Europa se pinta de rojo en el oriente y en el azul en el occidente, el oriente tiene regímenes comunistas y el occidente regímenes capitalistas, que mantienen una dirección pro estadounidenses.

Además de la división de oriente y occidente que se da en toda Europa, por su parte Alemania también queda dividida en 4 zonas de influencia: la zona oriental (este) queda regida por los soviéticos, la occidental (oeste) por EUA, Francia y Gran Bretaña. Pero al parecer esta división no fue homogénea; cuando se oficializa esta división se forman dos naciones de origen independiente:

* República Democrática de Alemania, Alemania Comunista o Alemania Oriental. Su capital es Berlín, pero Berlín también queda dividida en capitalista y comunista.

* República Federal Alemana o Alemania Occidental. Su capital es Bonn.

Alemania planea la división en 1947, pero se oficializa asta 1949. Esta división se hace más evidente en 1961, año en el que se crea el muro de Berlín, conocido también como la cortina de acero.

Otro acuerdo importante es la creación de una nueva sociedad de naciones, un antecedente de esto es la liga de naciones que más tarde se convierte en lo que se conoce actualmente como la ONU.

Posteriormente en julio de 1945 se dan los acuerdos de Postdam, que reúne a Harry Truman, presidente de EUA, Atlee que se el primer ministro británico y de nuevo Stalin, presidente de la URRS.

En ésta reunión los acuerdos que destacan son la implementación del mapa europeo y la creación de un tribunal de justicia “Tribunal de Nuremberg”, para juzgar a los militares de guerra durante el régimen nazi.

Pero la guerra finaliza realmente cuando los japoneses se rinden en Agosto de 1945, después de la bomba de Hiroshima.

La trascendencia de la división entre comunistas y capitalistas va más allá del simple territorio, ya que habían países que aunque mantuvieran un territorio en el oriente eran capitalistas o viceversa. El hecho era que el mundo se estaba dividiendo entre dos políticas económicas totalmente diferentes, y al manejar o controlar los países de determinada manera influía en la relación con los otros países. Cada bloque quería tomar más fuerza que el enemigo, así que cada movimiento que realizaba algún país estaba totalmente calculado.

El nuevo sistema mundial, es nuclear en sus arsenales, pero no en sus guerras; si a esto se le aumenta las diversas tácticas soviéticas acompañadas de la rareza del armamento nuclear, el monopolio estadounidense del nuevo armamento es reemplazado por un tipo de equilibrio estratégico y geopolítico. Ante este escenario EUA y la URRS se privan de la posibilidad de guerrear el uno contra el otro, salvo por vías indirectas.

Cada vez son más los armamentos nucleares con los que cuenta tanto EUA como la URRS, para 1945 EUA dispone de una existencia mínima de armas nucleares, en 1947 cuenta con 13 bombas y para 1948 cuenta ya con 50. Pero ante esta amenaza nuclear la URRS no se siente en lo absoluto disuadida de actuar, además de que sus fuerzas militares son masivas.

La disuasión nuclear se inicia en 1949,también se le conoce como la época de la convivencia pasiva. Este periodo es llamado la guerra de los espejos, ya que en cuanto se presentaba un acto, las naciones contrarias inmediatamente lo respondían.

La disuasión enturbia la distinción entre la guerra y la paz, y coloca a EUA y a la URRS en una posición de guerra fría, es decir, de guerra sin batalla pero con pesados arsenales al pendiente de una guerra que no tendría lugar o que sería ultrarrápida. Esta disuasión hace que las potencias nucleares empleen para combatirse todas las armas del mundo, menos las suyas.

Cuando EUA y la URRS tienen un armamento nuclear similar, se crea el periodo conocido como “el equilibrio del terror”, y se le llama así porque es un periodo en el cual la gente vive aterrorizada de cualquier enfrentamiento que pueda surgir entre las dos potencias atómicas, ya que las dos contaban con un armamento atómico bastante poderoso y sabían que si se enfrentaban el uno al otro, ambos podrían destruirse. En este periodo Europa es el territorio con más pánico, ya que por un lado se encontraba la URRS y por el otro EUA.

Durante la guerra fría se crea en el ámbito económico un plan llamado el plan Marshall, cuyo objetivo era reactivar la economía de los países de Europa occidental. La respuesta de la URRS ante este plan, es el plan Molotov, con el fin

de que la URRS apoye a Europa Oriental. En realidad estos planes constituían unas grandes inyecciones de dinero con el fin de que se crearan bloques económicos mucho más sólidos y fuertes.

Mientras tanto como organismos multinacionales surgen la OTAN (organización del tratado de Atlántico del norte), con el fin de evitar que los países comunistas atacaran a los capitalistas. A lo que los soviéticos responden con el pacto de Varsovia, que se encarga de salvaguardar la paz de la URRS contra los aliados, creado en 1955. El Comité de Ayuda y Entreayuda Mutua (CAME a menudo llamado COMECON) lo forman un bloque de países socialistas, y modera la coordinación de los planes nacionales que asegura desde 1949; pero la inconvertibilidad de las monedas, la diferencia de tecnología y la rigidez de los sistemas nacionales de precios limitan esta cooperación.

Se podría decir que el organismo CAME es la fuente de lo que hoy conocemos como la comunidad Europea.

A través de esta guerra, la guerra fría, cada nación buscó horizontes que le convinieran para tratar de tener estabilidad y recobrar las ganas de vivir en paz, que finalmente es la meta que tiene todo ser humano.

Resultado de la Segunda Guerra Mundial

Millones de personas que habían sobrevivido a la barbarie bélica se veían abocadas al hambre, al frío, a las enfermedades y a otras penurias en medio de ciudades y campos arrasados. Desde el punto de vista social, la caída de los estados fascistas y la reordenación de los límites había provocado un complejo movimiento de masas, con gentes que huían de las represalias, trabajadores forzados y prisioneros de guerra que regresaban a sus hogares. Desde el punto de vista político, la paz parecía no encontrar acomodo entre los aliados, cuyas tensiones derivaron en lo que se dio en llamar "Guerra Fría".

Creación de la bomba atómica

El 16 de julio de 1945, en un desierto de Nuevo México (Estados Unidos), hizo explosión, "más luminosa que mil soles", la primera bomba atómica experimental, un arma nueva y terrorífica.

Desde entonces, la humanidad posee la capacidad de autodestruirse y hacer inhabitable la Tierra. Fue un acontecimiento terrible, el cual condicionó la conducta de las grandes potencias, e incluso de los individuos durante los últimos años.

Comunismo y democracia

La alianza de la Unión Soviética con Gran Bretaña, Estados Unidos y Francia en la II Guerra Mundial era un pacto circunstancial. La convivencia prolongada entre los regímenes comunistas y democráticos se hacía imposible.

El ataque alemán al territorio soviético, en el verano de 1941, provocó un giro de la diplomacia stalinista hacia Gran Bretaña. Tuvo un marcado acento utilitarista: Londres fue requerida por Stalin para que el ejército británico abriese un frente occidental. Esto fue imposible; pero sí consiguió transigencia ante las anexiones a la Unión Soviética, de los territorios de Polonia oriental en 1939 y de los Estados Bálticos en 1940.

Las victorias del ejército soviético se combinaron con una diplomacia, cargada de ambigüedades, que trataba de tranquilizar a británicos y norteamericanos. Moscú garantizaba ante sus aliados la libre determinación de aquellos territorios de los que expulsara a los germanos.

La intención real era muy distinta. Después de Yalta (1945), Stalin, Renunciando a la ambivalencia, se negó a la celebración de elecciones libres en Polonia. Churchill, tras este hecho, llegaba al claro convencimiento de que el término democracia tenía una lectura radicalmente distinta para las democracias occidentales y para el bloque soviético. Su idea de unos Estados Unidos de Europa se mostraba inviable. Fue el primero en prever la inmediata política de bloques y sus riesgos inherentes.

Conferencia de Potsdam: Europa se divide

En julio de 1945, Europa no era más que un montón de ruinas, sobre el cual dictaban su ley dos potencias vencedoras del nazismo: Estados Unidos y La Unión Soviética. Stalin y Roosevelt, reunidos junto con Churchill en Yalta (península de Crimea), habían acordado una nueva distribución territorial del mundo.

Churchill, Roosevelt y Stalin se reunieron durante una semana en la ciudad de Yalta, al sur de la URSS. En ella decidieron la suerte de Alemania y Austria, y se otorgaron el derecho de intervenir en los países europeos liberados de la dominación alemana. También sentaron las bases de la futura Organización de las Naciones Unidas. El Tratado de Yalta beneficiaba claramente a la Unión Soviética, a la cual Roosevelt hizo concesiones para conseguir su ayuda contra el Japón. Dos meses después, minado por una grave enfermedad, el presidente estadounidense murió, pocos días antes de la apertura de la Conferencia de San Francisco, durante la cual fue firmada la Carta de las Naciones Unidas.

En la conferencia de Potsdam (en las afueras de Berlín), en la que Truman ocupó el lugar de Roosevelt, delimitó el reparto: Alemania estaría dividida en zonas de ocupación gobernadas por los vencedores. Europa Oriental quedaba dentro de la esfera de influencia soviética, en tanto que el oeste del continente correspondería al campo estadounidense; en el interior de estas zonas, las naciones recién liberadas deberían ser dotadas de instituciones democráticas libremente escogidas por sus habitantes.

Pero pronto quedó claro que Unión Soviética no tenía intención de respetar esta cláusula. A partir de 1946, deseosa a la vez de extender el campo del marxismo y de protegerse de los ataques exteriores mediante un cinturón de Estados satélites, ayudó a tomar el poder a los partidos comunistas en los países ocupados por su ejército. Esto marca el comienzo de la llamada "Guerra Fría"

Podemos decir que la Guerra Fría decir tuvo sus episodios "calientes", el primero fue la guerra de Corea, que confronto a las dos Coreas, Corea del Norte y Corea del Sur, cuando en 1952 Corea del Norte viola los limites fronterizos existentes entre ambas naciones, desatándose así el conflicto, donde los Estados Unidos tuvieron una participación activa, luego como segundo episodio bélico se encuentra la guerra de Vietnam y otros mas que se concretaron en guerras, pero que no enfrentaron directamente a las grandes potencias, aunque los Estados Unidos participaron abiertamente en casi todas ellas, siempre bajo la cubierta de que era en representación de las Naciones Unidas.

En realidad, el propósito fundamental fue lo que se denomino la guerra de las influencias, es decir, la determinación de las áreas de influencia de cada una de las grandes potencias.

En algunos casos, como lo es el de la Unión Soviética, la influencia se expresaba en un dominio casi total sobre las naciones que estaban bajo su control.

Con la aparición del régimen cubano, la Unión Soviética virtualmente logro un área de influencia en las mismas proximidades de los Estados Unidos y Penetro profundamente en la esfera de influencia norteamericana.

Para la época en que Stalin gobernaba la Unión Soviética, los enfrentamientos eran mas fuertes y siempre se vivió con el temor del desencadenamiento de una Tercera Guerra Mundial, que afortunadamente nunca se concreto.

La crisis de los cohetes, luego de muerto Stalin y estando frente a la Unión Soviética Nikita S. Khrushchev, dándole un respaldo pleno a Fidel Castro, se establecieron misiles con cabezas atómicas en Cuba, lo que fue detectado por los aviones espías estadounidenses. Esto genero una crisis muy aguda , donde el presidente Kennedy de los Estados Unidos dio un ultimátum a la Unión Soviética para que retirara los mismos, lo que provoco un despliegue de fuerzas que estuvo a punto de culminar en una confrontación bélica; ante esta situación, los soviéticos cedieron ante la petición de los Estados Unidos, los cuales establecieron un bloqueo alrededor de cuba para evitar que los soviéticos continuasen con el transporte de misiles.

La Unión Soviética por su parte se comprometió a desmantelar las bases de misiles que había establecido en Cuba.

Por otro lado la Guerra Fría Continuo con tareas de espionaje, forcejeos internacionales, confrontaciones verbales y luchas por la hegemonía de ciertos lugares como Africa, América latina, y el Lejano Oriente.

La Unión Soviética logro mucha influencia en el medio Oriente gracias al apoyo que le brindaron a naciones como Libia, Irán y Egipto.

La Confrontación de la Guerra Fría se mantuvo vigente ya en su etapa final en la zona europea con el problema de las Alemanias, hasta que se produjo la caída del muro de Berlín y las posterior caída de la Unión Soviética con el Glasnov y la Perestroika . Esto producto de que el régimen interno de la Unión Soviética, luego de la salida de Khrushchev del poder se fue resquebrajando interiormente.

Este episodio se conoce con el nombre de Guerra Fría, porque no hubo una confrontación militar directa entre las dos grandes potencias, pero si desencadeno una serie de confrontaciones bélicas locales que mantuvieron al mundo en un proceso de guerra diseminada; por lo que podríamos decir que la Guerra Fría tuvo sus secuelas en los distintos países del mundo.

Hay acontecimientos en el mundo que son considerados verdaderos hitos en la historia de la humanidad. Hitos por los cambios drásticos y trascendentales que produjeron en la vida humana. Uno de ellos es, no quepa duda, la caída del Muro de Berlín.

El Muro de Berlín ha sido y es considerado por muchos la máxima representación de lo que fue la Guerra Fría, la división de Europa y el mundo en dos bloques completamente enfrentados, así como el temor a la destrucción nuclear.

Su caída es vista como símbolo del fin de la Guerra Fría, de los enfrentamientos ideológicos, de la caída del comunismo. Es vista también como el paso a un nuevo mundo, regido por nuevas reglas, nuevos retos y nuevas esperanzas. Y vista también, finalmente, como el comienzo de un difícil periodo de transición para la economía mundial y la consolidación de viejos problemas como la pobreza, las guerras étnicas y las desigualdades.

Al acabar la conflagración, la capital alemana fue dividida entre los aliados occidentales (Estados Unidos, Francia y Gran Bretaña) y la entonces Unión Soviética. La ciudad de Berlín, de hecho, quedó incrustada en el corazón del territorio ocupado por los soviéticos y pasó a convertirse en la capital de la República Democrática Alemana (RDA).

Para evitar la fuga de disidentes, el parlamento de la RDA decidió en 1958 bloquear la salida a Berlín occidental mediante el levantamiento de una cerca de alambre. En 1961, esta se reemplazó por un muro de hormigón (el muro de Berlín) de 160 km de largo. No solo Berlín quedó dividida sino todo a lo largo de la frontera interalemana (1400 km) se construyó el muro. También se le llamó "la cortina de hierro", la cual cruzó toda Europa dividiendo los dos bloques políticos.De esta manera nacía el Muro de Berlín, considerado por el bloque comunista como una barrera preventiva contra el "peligro de una invasión y la interferencia política de Occidente".
Para Occidente, en cambio, el Muro se convirtió en el elemento más notorio de la denominada "cortina de hierro".

El 13 de agosto de 1961 el gobierno comunista de la República Democrática Alemana cerró las fronteras sectoriales de Berlín y comenzó a construir el muro para dividir la ciudad. Un día después cerró la Puerta de Brandeburgo y todos los puntos de cruce para los ciudadanos de Berlín Occidental, aunque 10 días más tarde autorizó a diplomáticos y personal militar de las potencias occidentales cruzar entre los dos sectores de Berlín a través del puesto de vigilancia de la Friedrichstrasse, que sería conocido como Checkpoint Charlie. El 26 de junio de 1963, el presidente John F. Kennedy viajó a Berlín Occidental y pronunció la famosa frase: “Ich bin ein Berliner” (yo soy un berlinés). El muro -su ascenso y caída- ha sido objeto de interesantes ensayos fotográficos, espléndidas realizaciones pictóricas y, por supuesto, interpretaciones históricas y políticas. Estos son algunos datos básicos de lo que fue el símbolo de la división Este-Oeste:

Extensión: 155 kilómetros
A través del centro de la ciudad: 43 kilómetros
A través de áreas residenciales: 37 kilómetros
Segmento de concreto: 107 kilómetros (cuatro metros de altura)
Segmento de alambrada: 67 kilómetros


Torres de vigilancia: 302
Bunkers: 20
Personas que lograron saltar el muro: cinco mil
Personas arrestadas en la zona fronteriza: tres mil 200
Personas muertas en la zona fronteriza: 160
Personas heridas de bala en la zona fronteriza: 120


Diferencia económica

A pesar de que la RDA era considerada una de las naciones más productivas del bloque comunista, su estándar de vida estaba por debajo del de la República Federal Alemana.
Al estar abierta la frontera en Berlín, muchos germano-orientales aprovechaban esa vía para huir a Occidente, esperando encontrar mayores oportunidades económicas y libertad política.
Berlín occidental se convirtió en una suerte de escaparate de la prosperidad de Occidente, situado en el corazón de un Estado comunista.

Fugas masivas

El contraste de los niveles de vida en uno y otro lado se hizo evidente y ello contribuyó a fomentar la fuga constante de ciudadanos alemanes al sector Oeste.

Se estima que entre 1949 y 1961 más de dos millones de alemanes orientales huyeron a la República Federal Alemana. Más de la mitad lo hizo a través de Berlín.
La situación generaba muchas tensiones entre el bloque soviético y el occidental, por lo que el gobierno de la RDA decidió tomar medidas drásticas para detener las fugas, que estaban diezmando la fuerza laboral del país, entre otras cosas.


En la década de los 80; Gorbachov negociaba con Ronald Reagan, presidente de Estados Unidos, la distensión del mundo, mientras impulsaba dentro de la Unión Soviética el "glasnost" y la "perestroika", para llevar transparencia y apertura política a aquella unión de repúblicas. La onda transformadora se expandió hasta muchos países de la esfera soviética, pero Honecker y la cúpula del SED pretendieron ignorarla inútilmente.

El régimen alemán oriental y sus dirigentes fueron arrollados por los acontecimientos. Leipzig, Dresden, Berlín Oriental y muchas otras ciudades fueron escenarios de las manifestaciones populares en demanda de libertad y reformas políticas. El 18 de octubre de 1989 Honecker debió renunciar, después de 18 años en el poder. Le sucedió Egon Krenz que a su vez dimitió el 7 de noviembre. Y 48 horas después cayó el muro.

Fue el pueblo alemán el que tumbó el muro. No hay duda. Pero habría que preguntarse, ¿de dónde sacó la fuerza esa gente para echar abajo más que una gruesa pared de concreto, reforzada con alambres de púa y cargas eléctricas, un régimen policial como aquel del SED?

Creado en la sombría atmósfera de confrontación de la Guerra Fría, el muro de Berlín fue la representación concreta de la división en Europa y en el mundo.

Unicamente si se desmantelaba la mentalidad misma de la confrontación sería posible derribar el muro. Esa mentalidad comenzó a desmoronarse con las reformas de la Unión Soviética en los ochenta, que dieron al pueblo ruso más libertad de elección que nunca antes.

Al llegar la libertad a la Unión Soviética, esta no estaba en posición de negarla a sus vecinos y aliados del Pacto de Varsovia.¿ Cómo podrían haberse enviado tanques para aplastar la Revolución de Terciopelo, cuando los ciudadanos soviéticos estaban experimentando sus primeras elecciones reales? el pueblo de Alemania, por voluntad propia, quería unirse a la libertad democrática

Esta nueva realidad de la política soviética transformó la relación entre Rusia y Estados Unidos. La mañana del 10 de noviembre de 1989 las autoridades de Berlín del este habían abierto tres pasajes a Occidente, porque miles de personas intentaban cruzar, fue bueno que no hayan utilizado la fuerza para detener a la gente. En suma, el muro cayó porque se eliminaron las condiciones que lo crearon.

Fue Mihail Gorbachov el que dijo: "La vida nos enfrenta a nuevos retos y es importante percibir a tiempo las necesidades y las corrientes de opinión de la población. La vida se venga de aquellos que llegan muy tarde".

Gorbachov asistía entonces a las ceremonias conmemorativas de los 40 años de la fundación de la República Democrática de Alemania (RDA). Era el 7 de octubre de 1989 y el entonces máximo líder de la Unión Soviética, intentaba abrirle los ojos a su homólogo alemán oriental, Erick Honecker, quien, nueve meses antes, el 19 de enero de ese mismo año, había dicho que el muro de Berlín perduraría 50 y hasta 100 años más si "las causas que habían justificado su construcción" no desaparecían.

El objetivo de alcanzar a Occidente en desarrollo económico nunca se logró, debido justamente a ese modelo de planificación centralizado y dirigido. Pese a la propaganda y a las medallas olímpicas de sus deportistas, paulatinamente se perdió la calidad de vida, la infraestructura comenzó a hacer aguas y las nuevas generaciones descubrieron que detrás del discurso nacionalista "de la clase trabajadora y su partido marxista leninista" había la intención de controlar sus destinos para atornillar en el poder a una élite corrupta e incompetente. Entonces la gente comenzó a moverse reclamando mayores derechos de participación, más libertades civiles y calidad de vida.

“1989, El año del pueblo”

Enero. El Parlamento húngaro aprueba leyes para legalizar la libertad de reunión y asociación.
15 de febrero. Las tropas soviéticas completan su retiro de Afganistán.
26 de marzo. Los soviéticos eligen semidemocráticamente un nuevo Congreso.
4 de junio. Solidaridad gana en Polonia la primera elección democrática desde el triunfo del comunismo. En China, el ejército aplasta el movimiento prodemocrático estudiantil.
14 de julio. Francia celebra el bicentenario de su Revolución.
10 de septiembre. El gobierno húngaro abre las fronteras a miles de refugiados de la República Democrática Alemana (RDA).
18 de octubre. El Partido Comunista húngaro es disuelto formalmente. Renuncia Erich Honecker, en el poder en la RDA desde 1976.
23 de octubre. El gobierno húngaro proclama a Hungría como una república libre.
4 de noviembre. Checoslovaquia abre sus fronteras y permite a miles de refugiados de la RDA viajar a Occidente.
9 de noviembre. Cae el Muro de Berlín.
10 de noviembre. Renuncia el líder comunista búlgaro Todor Zhikov, en el poder durante 35 años.
24 de noviembre. Renuncia el gobierno comunista checoslovaco, luego de protestas masivas en su contra.
14 de diciembre. Muere Andrei Sakharov, padre de la bomba atómica rusa, Premio Nobel de la Paz 1975 y campeón de la disidencia soviética.
16 de diciembre. Fuerzas del gobierno reprimen brutalmente protestas populares en Rumania.
20 de diciembre. Estados Unidos invade Panamá y derroca a Manuel Antonio Noriega.
22 de diciembre. Crece la rebelión popular en Rumania. Ceausescu es derrocado. Se le ejecuta junto con su esposa tres días después.
29 de diciembre. El dramaturgo Vaclav Havel es elegido presidente de Checoslovaquia.

Cuando el 9 de Noviembre de 1989 se abrieron las compuertas del muro berlinés, los alemanes en el Este y en occidente fueron presa de un gran júbilo - se había convertido en realidad un sueño que ya no se consideraba posible. Una sorpresa incrédula se mezcló con una alegría espontánea, gente que no se conocía se abrazaba efusivamente, y no solamente en Berlín se celebró una gran fiesta de reencuentro. Sin embargo, cuando empezó nuevamente la vida cotidiana se impuso la certeza de que los alemanes se encontraban frente al mayor desafío de su historia desde el término de la Segunda Guerra Mundial. La posibilidad de restablecer la unidad estatal de Alemania nunca había sido tan grande, y a fines del año 1989 nadie podía decir si alguna vez se presentaría nuevamente la misma oportunidad. Con la apertura del muro, el sistema socialista de la desaparecida RDA había declarado públicamente su quiebra. Colapsó sin mayor estrépito, al igual que todos los otros sistemas socialistas en el ex bloque oriental, poco antes o después. Ese derrumbamiento puso en marcha una dinámica de los acontecimientos que echó por la borda en un breve período de tiempo un orden mundial bipolar. Solamente los sistemas de alianza occidentales, la Organización del Tratado del Atlántico Norte y la Comunidad Europea, quedaron como verdaderas "anclas de estabilidad" dentro de los cambios políticos y sociales que se dieron en Europa, y también más allá de sus fronteras.

En 1990 se hizo efectiva la unidad estatal de Alemania, y la RDA dejó de existir. Ese mismo año bajo el imperio de la unidad y la libertad, el pueblo alemán eligió por primera vez conjuntamente un Parlamento Federal alemán.

Sin embargo todavía quedaba una frontera: la situación económica y material de la ex RDA y la República Federal eran totalmente distintas. Es decir, después de la guerra, la población germano-oriental pasó casi sin darse cuenta de una dictadura a la próxima, y la represión y el igualitarismo han dejado huellas en el alma de la colectividad. ¿Quién puede negar que aún tengan los alemanes dificultades con la libertad recuperada?.

En el Este de Alemania existe un problema psicológico en esta etapa de reconstrucción: la falta de iniciativa propia, o sea, la escasa disposición a tomar responsabilidad y a delegar responsabilidades. El problema para la población germano-oriental ha sido que el antiguo sistema tenía un carácter represivo y protector a la vez.

La represión desapareció, algo justo y que también se pretendía conseguir. Pero la mano protectora que se preocupaba por todo, también se esfumó, lo que explica el alto grado de inseguridad y a veces la nostalgia por los viejos tiempos que siguen existiendo en los nuevos Estados federados, aunque casi nadie desea restaurarlos verdaderamente. En vista de esta situación no es fácil solucionar aquel problema que es el mayor en la ruta hacia la unidad interna de Alemania.

Miedo ante los cambios, tendencias a la inmovilidad, creciente egoísmo, inercia y mezquindad son los otro lados de la medalla del bienestar individual dentro de una colectividad. En Alemania occidental, la población estaba marcada más por los valores materiales que los espirituales.

Un factor por cierto de vital importancia para la unidad interna es que todos los ciudadanos alemanes tomen conciencia de ser parte integrante de una sola nación y colectividad.

El tranquilo transcurso de la reunificación es todavía más significativo si se toma en cuenta que nadie estaba preparado realmente para afrontarla. Cuando por doquier en Europa del Este y Central se rompían las cadenas del imperio soviético no hubo tiempo para tomar en serio la idea de constituir un segundo estado democrático en suelo alemán. Los ciudadanos federales tenían pocas expectativas ante una eventual unidad, y no pudieron ofrecerles nada más a sus compatriotas del Este que la economía social de mercado y el estado de derecho que habían obtenido de los aliados en 1945.

Para disminuir las sobresalientes diferencias entre las dos Alemanias en los años siguientes a la caída del muro, se han transferido 600 mil millones de marcos a los Estados Federados para transformar la infraestructura del Este, modernizar las comunicaciones, ampliar autovías, acelerar los trenes, sanear viviendas, reestructurar los centros de las ciudades y volver a implementar el sistema parlamentario.

Con la mejoría económica se volatiliza el shock producido con la desaparición del régimen comunista y por la reunificación, generando una difusa conciencia. Se trata sobre todo de la necesidad de reconocimiento que afirma que cuarenta años de trabajo, penurias y sacrificios, no han sido en vano, y que son parte de la historia de todos los alemanes. Los alemanes occidentales tienen ahora que aceptar que el cambio también los ha afectado, ya que de esta forma podrán lograr la reunificación del país.

Con la unión monetaria de 1990, la economía de mercado reemplazó a la fracasada economía socialista planificada. Pero los cambios económicos no fueron realizados en forma

estructural normal, sino que representaron la reconstitución de toda una economía.

Si se quiere hacer un balance de los efectos de la unión monetaria en la economía de Alemania del Este, no se puede tomar como canon la euforia de los primeros tiempos, ni el desencanto posterior.

El considerable crecimiento económico alcanzado en nuestros días contrasta con un alto nivel de desocupación. Otro aspecto negativo, a pesar de las amplias subvenciones estatales, es la falta de capital propio. Independientemente de las fuertes inversiones privadas y públicas, la infraestructura consigna un grave déficit.

La transformación de la economía en la desaparecida RDA implicó cierre de fábricas, pérdida de puestos de trabajo en las ramas industriales, inmigración de la población, pérdida de mercados, etc. La construcción de empresas, la creación y modernización de puestos de trabajo en ramas emergentes, el dinamismo de los centros de aglomeración y la apertura de nuevos mercados tienen lugar al mismo tiempo.

Para realizar un balance económico de Alemania del Este se debe tener en cuenta el proceso de crecimiento que ha tenido lugar en los últimos años. Luego de la caída del muro las necesidades de la población, la euforia de la unificación y las masivas transferencias occidentales produjeron una dinámica que no podía ser duradera.

El despliegue de la actividad económica en la ex - RDA refleja una transformación económica exitosa a grandes rasgos, pero la capacidad competitiva de las empresas germano-orientales no es aún lo suficientemente fuerte debido a su bajo nivel en las exportaciones generado por la inexperiencia en los mercados. Por otra parte se acordaron aumentos de sueldos y salarios que por lo menos hasta 1992, sobrepasaron la capacidad en las empresas. La política de remuneraciones no fue, por lo tanto, un factor que apoyara al proceso de transformación, sino que por el contrario condenó a muchos a la desocupación.

  • La reunificación de Alemania, pero también, para muchos teutones, fue la liberación de un orden que los mantenía bajo la celosa vigilancia de Estados Unidos y de la Unión Soviética. Fue pues, la recuperación de la autodeterminación.

  • Para Europa fue el fin de la confrontación de los bloques militares en su suelo, la desaparición de "la cortina de hierro" que marcaba los límites del mundo libre, y el camino hacia la unión europea.

  • En general, para el planeta, la caída del muro fue el fin de la guerra fría y el comienzo de una ola de liberaciones que acabó con la división del mundo: el inicio del fin de las ideologías que tanto odio han sembrado en el planeta y sólo han servido para dar argumento y justificación de regímenes totalitarios, incompetentes y corruptos.

  • Fue también la desaparición de un obstáculo para la globalización.

  • La caída del Muro fue resultado de lo que ya ocurría internamente en la Unión Soviética. Cuando se inició la perestroika, se pensaba que se podría reformar al sistema comunista.

  • En 1988, comenzó una reforma política que, al final trajo libertad de elección. Esto mató al sistema. Simplemente, el modelo social de los bolcheviques fracasó, como cualquier modelo que niegue los derechos individuales, los derechos a la propiedad, la libertad intelectual y la libertad de los partidos políticos en competencia. Sin estas libertades y derechos no hay motivación para que la gente trabaje. Un sistema así no puede sostenerse.

  • La reunificación alemana estaba muy alejada de los golpes de picos y martillos del 9 de noviembre. Cada paso por la senda de la reunificación podía provocar temblores políticos que repercutirían en todo el mundo.

  • El objetivo perseguido por la política norteamericana en el sentido de alcanzar una Europa libre y unida presuponía una Alemania reunificada. Europa se inclinó por Estados Unidos, quien tomaría la dirección del proceso.

  • Después de que se trató de aproximar los diferentes intereses en Londres, París y Moscú, se pudieron fijar los principios internacionales de la unidad alemana. Los alemanes obtuvieron la oportunidad de reunificar su país como miembro de la OTAN.

Pienso que Alemania fue un punto clave en la historia del mundo y fue el principio de lo que vivimos actualmente. La separación y unión del mundo se llevó a cabo ahí, dando comienzo a una etapa, que es la Guerra Fría, y acabando con ella, dejando así como consecuencias nuestra forma de vida.

Es increíble poder llegar a pensar que en algún momento el mundo entero se dividió en dos por medio de un muro, separando a tantas familias, amigos, hermanos, etc.

Creo que es injusto que las personas tengamos que sufrir debido a las decisiones de aquellos que nos gobiernan y por el sistema que quieren para nosotros, aunque desgraciadamente así es

“En la vida existe tiempo para todo; así como existe el tiempo de sembrar existe el tiempo de cosechar, hay un tiempo para vivir y otro para morir, un tiempo para amar y otro para odiar, pero tal parece que en este mundo también existe el tiempo para matar, y por lo visto este tiempo comenzó desde la existencia del ser humano, y ha permanecido hasta nuestros días. La incógnita que hoy se plantean millones de personas alrededor del mundo es: ¿hasta cuándo renacerá el tiempo para la paz y la hermandad ?...”

“El Muro ha partido en dos mi ciudad; el Muro ha separado a una de cada dos familias de Berlín; separa al padre del hijo, a la madre de la hija, al novio de la novia...”

Vídeos relacionados