Guerra Civil española

Historia de España. Bandos. Zona republicana y franquista

  • Enviado por: Tamii
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 3 páginas
publicidad

TEMA 9: LA GUERRA CIVIL ESPAÑOLA. (1936-1939)

  • Sublevación militar e internacionalización.

  • La amenaza de una nueva guerra mundial se hizo cada vez más presente desde el ascenso de Hitler al poder (1938) por: la política de agresiones practicada por los regímenes fascistas de Italia y Alemania y la falta de respuestas de los gobiernos democráticos de Gran Bretaña y Francia; la política aislacionista de Estados Unidos; y el incremento de la presencia de la URSS en el escenario europeo.

  • Comienzo e internalización de la guerra:

  • La crisis que arrastraba la II República acabo por ser una contienda armada que se prolongó desde 1936 hasta 1939. La Guerra Civil fue consecuencia de una sublevación militar fracasada en una sociedad profundamente dividida

    • La conspiración anti-republicana: En 1936 un amplio sector del ejército sentía que estaban amenazando sus intereses. Tras las elecciones algunos lideres de la Derecha pretendieron impedir el traspaso de poderes al Frente Popular. Azaña y Casares Quiroga no prestaron atención a estos hechos pero tomaron algunas medidas: Establecieron vigilancia sobre militares sospechosos, colocaron en puestos claves a algunos del régimen republicano y se destinaron a sitios poco peligrosos a los Generales de cuya deslealtad se desconfiaba.

    El ejército se impuso como columna vertebral de la insurrección y las fuerzas políticas estaban subordinadas a él. La CEDA no se involucró. Se planificó un golpe rápido y violento capaz de establecer una dictadura militar. El asesinato de Calvo Sotelo acabó con las últimas vacilaciones.

    • Análisis de los dos mandos contendientes:

    El bando republicano: contó con los recursos financieros, que gastaron en la compra de

    armamento soviético. En líneas generales algo más del 50% de las fuerzas del orden

    permanecieron fieles a él. Por primera vez en la historia el pueblo dejaba de ser espectador para

    defender la República, los ciudadanos y los trabajadores del campo, junto con los gobiernos

    vasco y catalán (aunque de mayoría burguesa, vieron en la república el mantenimiento de su

    autonomía).

    El bando nacional sublevado: contó con la mayor parte de los recursos agrícolas, pero

    con menos zonas industriales y población. Tuvo el apoyo del campesinado medio y las clases

    altas. Entre sus filas contaban con el preparado ejército de Marruecos, dirigido por Franco.

    Una buena mayoría silenciosa y apolítica de la población tuvo que ocultar su ideología

    si en su pueblo o ciudad había ganado el bando rival, la lealtad geográfica se impuso por partes.

    • La implicación internacional: La Guerra Civil hizo que España emergiera a primer plano del escenario mundial y provocó una honda división. Los dos bandos recibieron ayuda. Francia y Gran Bretaña impulsaron una política de neutralidad que perjudicó a la República. De los estados aliados de la República solo México y la URSS acudieron en su auxilio. El mando “nacional” recibió apoyo internacional de Alemania, Italia y Portugal.

  • Desarrollo de la guerra.

  • El fracaso inicial de la sublevación militar fue debido a la reacción de buena parte de la

    sociedad española en defensa de la república y a que no consiguió triunfar en las principales

    ciudades (Madrid, Barcelona, Bilbao, Valencia,…). Pero la sublevación triunfó en amplias

    zonas de la España rural. Podemos dividir el desarrollo del a guerra en tres fases:

    - De los inicios a la primavera del 37.

    Predomina en este periodo la guerra de columnas, destacamentos mal pertrechados de

    hombres armados de forma rudimentaria y de gran movilidd. La República decidió disolver el

    Ejército pero los sublevados no acataron la orden y se vio obligada a improvisar un ejército con los desertores y milicias populares sin instrucción. En los primeros meses la guerra es

    claramente desfavorable para la República. Navarra y Sevilla son los principales focos

    difusores de columnas rebeldes, bajo el mando de Mola y Franco. La expansión de Mola sobre

    Madrid quedó detenida por las milicias republicanas creadas en la capital. Fue decisivo el paso

    del ejército de África por el estrecho de Gibraltar, gracias a la ayuda exterior de Alemania e

    Italia. El 1 de octubre Franco se convirtió en Jefe del Gobierno del Estado. En la batalla de

    Madrid, durante 5 meses de combate, desde noviembre del 36 a marzo del 37, la Junta de

    Defensa de Madrid, presidida por el general Miaja y ayudada por las Brigadas Internacionales

    mostraría una capacidad de resistencia asombrosa. Franco intentaría la toma de la ciudad

    aislándola del resto del territorio republicano: batalla de la carretera de La Coruña, batalla del

    Jarama para cortar la carretera de Valencia, batalla de Guadalajara para dividir las fuerzas

    republicanas y debilitar la defensa de Madrid… todo fue infructuoso y Madrid resistió.

    - Etapa central y decisiva de la Guerra (abril- mayo de 1937 a

    noviembre del 38).

    El primer gran revés republicano fue la conquista por Franco de toda la cornisa

    cantábrica (Vizcaya, Santander y Asturias) entre abril y octubre de 1937. El 26 de abril de ese

    mismo año se produjo la destrucción del Guernica por la Aviación Cóndor alemana.

    El siguiente escenario tuvo lugar en Aragón, con la toma de Teruel por los republicanos,

    pero de ahí pasó al Bajo Aragón y a la zona en torno al río Alfambra. Los nacionales rebasaron

    la resistencia republicana y llegaron al mar Mediterráneo por Vinaroz (Castellón) el día 15 de

    abril de 1938, de esta forma Cataluña quedaba aislada y separada del resto del territorio

    republicano.

    La República, consciente de su inferioridad, decide jugarse el todo por el todo y

    emprende el 26 de julio la batalla del Ebro, las más dura de la guerra. Con ella se pretendía

    rebajar la presión de Franco sobre Valencia, unir Cataluña a la zona republicana y si había

    suerte dar un vuelco a la guerra. Pero no hubo suerte y tras los éxitos iniciales los republicanos

    se hundieron definitivamente en noviembre. La suerte de la República estaba echada.

    - Última etapa de la Guerra (15 de noviembre del 38 al 28 de marzo

    del 39).

    Fue breve y de escasa actividad bélica, que culminaría con la descomposición

    política interna de la república. Entre diciembre y enero Franco conquista finalmente Cataluña

    y así a la República sólo le quedaba la zona centro-este-sureste. Los republicanos vieron la

    posibilidad de rendirse pero Franco promulgó la Ley de responsabilidades políticas, que no

    dejaba esperanzas. Las tropas de Franco entraron en Madrid el 28 de marzo de 1939 dando por

    finalizada la Guerra Civil.

  • Evolución de las dos zonas, consecuencias de la guerra e incidencia en Castilla -La Mancha.

  • -Las dos españas:

    • La Zona Republicana: La sublevación produjo la quiebra del Estado. El día 19 se formó un nuevo Gobierno por José Giral en el que solo participaban republicanos. Era un gobierno muy débil y las organizaciones obreras eran las dueñas de la calle.

    La organización militar quedó prácticamente desmantelada. Su poder fue reemplazado por las milicias populares creadas por la izquierda y los sindicatos.

    La zona republicana se localizaba en las grandes ciudades del país, industrializadas y mineras. Además, el Gobierno controlaba los recursos financieros.

    Evolución política: Manuel Azaña mandó formar gobierno a Diego Martínez Barrio, pero el fracaso de éste lo llevó a nombrar a José Giral. Sin embargo este en septiembre de 1936 también fue sustituido, por Largo Caballero, líder de izquierda del PSOE. Con él se aprobó el Estatuto de

    Autonomía del País Vasco, sin embargo en noviembre de 1936 abandonó Madrid, dejando al

    general Miaja al frente de la Junta de Defensa de la ciudad. En ese momento el PCE tuvo gran

    importancia debido a su disciplina, al control de los suministros rusos y al gran esfuerzo que

    emplearon en la guerra. En Mayo de 1937 se produjeron durante este periodo enfrentamientos

    en Barcelona entre el PCE, que preconizaba ante todo la unidad para enfrentarse al enemigo, y

    los anarquistas y el POUM, que querían tomar medidas revolucionarias y colectivizadoras para contar con el apoyo popular. Fue asesinado Andreu Nin, líder del POUM. Se colectivizaron las empresas y explotaciones agrarias por organizaciones sindicales campesinas. En mayo subió al gobierno Juan Negrín, del PSOE, que trasladó la sede del gobierno de Valencia a Barcelona.

    Redactó los “13 puntos” que fueron rechazados por Franco. Tras la caída del frente norte y las

    derrotas de 1938 las esperanzas republicanas estaban en quiebra, momento en que la consigna

    de Negrín de resistir a ultranza no fue igualmente comprendida por todos los combatientes

    republicanos, así que militares, combatientes anarquistas y dirigentes socialistas habían

    decidido ya la rendición a Franco, confiando en un trato honorable.

    • La Zona “Nacional”: no existió inmediatamente después del Golpe un poder supremo y único. Cada general ejerció su autoridad lo que dio lugar a una pluralidad de centros de poder militar. El Ejército de Tierra fue el principal componente de los rebeldes. Tras la muerte de Sanjurjo se constituyó la Junta de Defensa Nacional para coordinar y unificar la acción de los insurrectos.

    La zona “Nacional” apenas disponía del 20% de la producción industrial del país, pero contaba con el 70% de la agrícola.

    Evolución política: La muerte del general Sanjurjo y de Mola dejó a Franco como líder indiscutible e interlocutor privilegiado por Hitler y Mussolini. La condena a muerte del jefe general de Falange Manuel Hedilla constituyó a Franco como jefe nacional del partido Falange Española Tradicionalista y de la JONS (partido único donde se integraban la Falange y los carlistas). A partir de este momento el poder en todos sus aspectos radicaría en el cuartel general del Generalísimo. Como remate del proceso de legitimación de la guerra, el episcopado dirigió a

    los católicos del mundo una carta colectiva donde explicaba la naturaleza religiosa de la guerra.

    • Consecuencias de la Guerra:

    • Demográficas: El desarrollo de la guerra causó estragos inmensos en la vida de los españoles. Una verdadera sangría demográfica, difícil de evaluar con exactitud aunque según varios autores se acerca al millón de personas. Los estudios más rigurosos elevan las muertes a unas 145.000 personas de las que la represión cobró al menos 135.000. Más de medio millón de personas se exiliaron, aunque muchas regresaron y el panorama cultural quedo empobrecido por la marcha de intelectuales y científicos como García Lorca, A.Machado, Alberti, etc. Todo esto influyó más tarde en la caída de la natalidad.

    • Difícil reconciliación: La guerra marcó moralmente a la sociedad y dificultó considerablemente la reconciliación entre los vencedores y vencidos.

    Desde el p.d.v bélico, la Guerra Civil había finalizado el 1 d abril de 1939, pero la paz no terminó de llegar. Durante un largo periodo de casi 40 años, la paz fue la aplicación que los franquistas estimaban que era su victoria. Más que la paz, la guerra trajo un estricto orden policial. Las autoridades del nuevo régimen se encargaban de recordar la guerra, ya que para ellas era la fuente de legitimidad. Solo la aprobación de una Constitución democrática en 1978 cerró de forma definitiva el capitulo de la Guerra Civil.

    • Los efectos económicos: España perdió mas de medio millón de hombres y mujeres laboralmente activos; se destruyeron total o parcialmente unas quinientas mil viviendas; quedaron inservibles un tercio de la marina mercante, el 60% de locomotoras y vagones de tren, y una parte del tendido ferroviario y de la red de carreteras; dos terceras partes de la ganadería desaparecieron; la agricultura y la industria sufrieron devastaciones muy apreciables.

    También la Hacienda pública ofrecía un panorama desastroso: Por una parte, gran parte del oro del Banco de España se había utilizado para pagar la ayuda de la URSS; Por otra parte, el gobierno de Franco se había endeudado con Alemania e Italia en casi Mil millones de dólares por los suministros que estos países le habían dado.

    En conjunto la Guerra Civil supuso para España 35.000 millones de pesetas de 1935.

    • En el ámbito internacional: España inició veinte años de aislamiento político, menos por parte del Vaticano y Argentina. Quedó fuera del impulso de progreso que se inició en Europa después de 1945 y llegó a la mitad del siglo XX sin haber solucionado sus problemas de convivencia política y sin conseguir la participación de todos sin exclusión.