Gremios medievales

Historia de España. Cofradías. Gremio de trabajadores

  • Enviado por: Dst
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 5 páginas
publicidad
cursos destacados
¡Viva la Pepa! La Constitución de 1812 a través del Tiempo
UNED
A lo largo de tres días pretendemos dar respuestas a distintas preguntas sobre la vida y la actividad política del...
Solicita InformaciÓn

El Protocolo en el Arte: un Recorrido Histórico.
Instituto Superior De Arte - I/art
Como tal, el protocolo no está registrado ni legislado hasta épocas tardías y será, por tanto, a través de los...
Solicita InformaciÓn

publicidad

LOS GREMIOS

Un gremio es una agrupación de personas de una misma profesión regida por reglamentos para defender sus intereses.

ORIGEN

Surgieron como resultado de la libre asociación, a la que se hizo obligatorio pertenecer, de los artesanos de las ciudades, a partir del siglo XI, y del interés de los poderes municipales por controlar la calidad y el precio de los productos, y así evitar la competencia de artesanos extranjeros y las oscilaciones de los precios.

Los primeros gremios fueron cofradías religiosas ó semireligiosas con poco significado, con poco significado económico. Probablemente, formaron el núcleo alrededor del cual se desarrollaron los primeros municipios.

CARACTERÍSTICAS

-Poseían un ámbito local y carácter obligatorio.

-Divididos en escalas profesionales.

-Fueron importantes los gremios de alfareros.

-Estaban regidos por un estatuto especial.

-Controlaban toda la actividad artesanal y evitaban la competencia, facilitando

las materias primas a todos componentes de los gremios a los mismos precios y fijando el tipo y cantidad de productos.

-Formaban parte de cofradías.

-El horario de trabajo no era el mismo en todas las estaciones. Trabajaban más

en verano y tenían más días festivos que en la actualidad. Las vísperas de festivos trabajaban menos horas.

-Los gremios de comerciantes adquirieron privilegios y poderes judiciales y legislativos en las ciudades: Los gobernantes de las grandes ciudades como Venecia, eran delegados de los gremios

-Inspirados en principios de mutualidad y religiosidad.

ORGANIZACIÓN

Su organización era jerárquica y establecían tres categorías:

Aprendices: Trabajaban sin sueldo de tres a seis años en el taller de un maestro conviviendo con él y aprendiendo el oficio.

Oficiales: Artesanos especializados que cobraban salarios. Estaban guiados por un maestro.

Maestros: Dueños de los talleres y de los instrumentos de trabajo.

El puesto de trabajo como maestro se alcanzaba tras superar una prueba, por parte de los oficiales, que consistía en realizar una “obra maestra” que demostrase su habilidad y dominio del oficio. Los maestros ponían dificultades al acceso de los oficiales a la maestría para evitar que se produjera competencia.

Las mujeres normalmente trabajaban en el campo y vendían sus productos en el mercado local, sin embargo algunas trabajaban en talleres artesanales elaborando o vendiendo productos en la tienda del taller, artesanía textil.

No podían acceder a la maestría, pero podían haber excepciones. Sin embargo la viuda de un maestro podía continuar con el taller de su marido con la ayuda de otros maestros del gremio, pero no podían tener aprendices.

LAS COFRADÍAS

Asociaciones de carácter benéfico y religioso formadas por miembros de los gremios.

Todas las cofradías tenían un santo protector o patrón cuya festividad se celebraba.

Cada cofradía dedicaba a sus santos patronos capillas y retablos en la iglesia de la ciudad.

Participaban en las procesiones que se celebraban en la ciudad con motivo de una festividad religiosa o de la fiesta del patrón.

Cada miembro pagaba una cuota que se destinaba a obras de caridad o al culto del santo patrón.

Tenían una bandera que les identificaba.

En la actualidad sigue la tradición de celebrar la festividad del santo patrón de algunos oficios.

LAS NORMAS

Los gremios defendían sus intereses a partir de unas normas.

Fijaban unas minuciosas ordenanzas en las que se indicaban las técnicas de trabajo, los instrumentos que debían utilizarse, el número de empleados y los días festivos. Fijaban la cuota que debían pagar y las normas para realizar y vender los productos, los cargos necesarios para distinguir el gremio y cuestiones de carácter benéfico-religioso, como la obligación de asistir a entierros de personas vinculadas al gremio.

Cada gremio tenía unas normas y un lugar donde reunirse. Las capillas de los santos patrones o los edificios construidos para tal uso, sobre todo para los gremios más ricos. Las normas que tenían les convirtió en reguladores de la economía en los siglos XIV y XV.

Todos los artesanos de un oficio se establecían en una misma calle que a veces recibía el nombre del oficio que ejercían los gremios. Actualmente algunas calle siguen conservando el nombre del oficio que allí se ejercía como: CUCHILLEROS, CURTIDORES, TEJEDORES, LABRADORES, ZAPATEROS, CERRAJEROS, etc.

En la actualidad prácticamente no existen gremios, en su lugar hay hermandades que son grupos parecidos a los que formaban los gremios pero a pesar de eso, aún se conserva un considerable patrimonio urbanístico y arquitectónico de la época.

HECHOS HISTÓRICOS

Los primeros gremios fueron cofradías religiosas y alrededor de estas se desarrollaron los primeros municipios medievales.

En el siglo XI los gremios comerciantes se esparcieron por toda Europa. Inicialmente solo eran comerciantes y artesanos de la misma rama de producción; posteriormente solo se componían de artesanos, que se separaron de los gremios de comerciantes, los cuales estaban compuestos de intermediarios y mercaderes.

Tuvieron gran importancia hasta que se proclamó la libertad en el trabajo a finales de la edad media.

Las normas de los gremios se hicieron opresivas al aparecer las primeras maquinas, debido a que las normas estaban basadas en mantener un estado social individual y no dejaban espacio a la iniciativa personal.

Las industrias recibieron privilegios al desarrollarse, para lograr mantenerse al margen de los gremios.

La mayoría de los maestros preferían estar en pueblos menos desarrollados que someterse a las estrictas normas de los gremios.

También, el rígido control que establecían sobre la producción los enfrentó al desarrollo y a la renovación tecnológica iniciada en la edad moderna. Debido a esto en el siglo XVIII los gremios entraron en decadencia paralelamente al auge del capitalismo y la industrialización; perdieron importancia y comenzaron a llamarse hermandades, las cuales aún existen en la actualidad.

IMAGENES

Gremios medievales

Este grabado en cobre reproduce un "Taller de zapatería". 
El maestro ocupa una posición superior, tal como se aprecia por su vestuario y por su situación ante el mostrador

Gremios medievales

Durante el período de la Ilustración, las representaciones de oficios eran muy populares. 
El interés radicaba principalmente en mostrar información práctica sobre los modelos y los procedimientos de elaboración

Gremios medievales

En esta pintura, los colores oscuros y terrosos, así como los rostros graves e 

inclinados destacan el miserable entorno de la familia del zapatero.

BIBLIOGRAFÍA

- Enciclopedia Larousse 2000

- Internet: Buscador www.google.com (ref :gremios medievales)

- Historia Universal. Editorial Planeta

Vídeos relacionados