Geografía española

España. Relieve. Cordilleras. Clima. Hidrografía. Ríos. Fauna

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 45 páginas
publicidad
publicidad

ÍNDICE

TEMA 1: CARACTERÍSTICAS DEL RELIEVE PENINSULAR


TEMA 1: características del relieve peninsular

  • situación

  • La península está situada en el extremo suroccidental de Europa, entre los paralelos 44 y 36 y los meridianos 4 y 10 (este y oeste de Greenwich respectivamente).

    Los rasgos más destacables del relieve son los Pirineos, las cordilleras Cantábrica y Central, los Montes de Toledo, las Cordilleras Béticas y las Costero Catalanas. Sólo una porción muy reducida del territorio se halla por debajo de los 600 m. (Cuenca del Tajo, Guadiana, Guadalquivir y Ebro). La península destaca por su aspecto rectilíneo y macizo.

    La meseta es un gran bloque de 400.000 km2, levemente basculado hacia el Atlántico y al que se adosa un cinturón montañoso, surgido en la Orogenia Alpina. Del Terciario son las cordilleras Central, que separa la Meseta Norte de la Sur, los Montes de Toledo, que hacen divisoria entre el Tajo y el Guadiana. El valle del Ebro y del Guadalquivir son de origen Terciario, pero con características diferentes.

    El interior peninsular muestra los efectos de la orogenia alpina, apareciendo en el centro la Cordillera Central y los Montes de Toledo; el resto del bloque meseteño se divide en dos grandes depresiones, las submeseta norte y la sur. La submeseta norte se encuentra arropada por la Cordillera Cantábrica al Norte, la Ibérica al NE y la submeseta sur por la Bética al ESE y Sierra Morena al S.

    El plegamiento Alpino comprime y eleva los materiales depositados en el geosinclinal de Tethys durante el Secundario, así se formaron los Pirineos y las Cordilleras Béticas.

  • períodos

  • Existen 4 grandes períodos: precámbrico, paleozoico, herciniano y alpino.

  • precámbrico y paleozoico

  • Se tiene poco conocimiento de ellos. La zona mejor estudiada el macizo Galico-duriense, en donde se pueden distinguir tres series de materiales sobre los que se apoyaron los terrenos primario o cámbrico: el zócalo cristalino (ollo de sapo) y las pizarras del Narcea.

    En el Precámbrico hubo dos grandes convulsiones seguidas de un largo período de calma durante el que fueron arrasados los relieves y cubrieron gran parte de su territorio por los mares paleozoicos

  • plegamiento herciniano

  • Data de finales de la Era Primaria y alcanza su paroxismo en el Carbonífero, período en el que se genera el carbón y otros minerales. Tras el movimiento herciniano los territorios occidentales de la Península adquieren la fisonomía actual. El Tethys se extendía por el norte, este y sur de la Península. El movimiento herciniano fue de una gran intensidad y afectó a la zona occidental de a Península cuyos relieves tomaron la dirección NO-SE. Se formó la roca cristalina que dio lugar a: penillanura con tonos oscuros cuando dominan las pizarras (Extremadura). Las cuarcitas (Sierra Morena) o las calizas paleozoicas (Pirineo Axial Devónico).

  • calma orogénica del secundario

  • En toda la zona occidental de la Península predomina el cuarzo. Todo el conjunto es la llamada España silícea. Los materiales este período cubren y fosilizan los relieves hercinianos. Los mares avanzan y se retiran sobre las tierras emergidas aunque sin rebasar los 4º de longitud O de Madrid.

    Los sedimentos correspondientes a la primera etapa del Secundario: el Triásico, son areniscas roja o piedra rodeno. Durante el Jurásico y Cretácico los sedimentos son predominantemente marinos: margas y calizas. Esta última, una vez elevada y plegada por la convulsión alpina han dado nombre a la España caliza oriental.

  • CONVULSIONES OROGÉNICAS DEL TERCIARIO

  • En el terciario vuelven las convulsiones orogénicas: Eoceno (fase pirenaica) se alcanza el paroxismo alpino, dando lugar a la formación de los Pirineos. Mioceno(fase estírica) surgen las cordilleras Béticas y las Baleares, más tarde las depresiones del Ebro y del Guadalquivir.

    Como resultado de las convulsiones terciarias y de los desplazamientos hacia el sureste se dan movimientos horizontales de aproximación entre el macizo central francés y la meseta española y ésta con el macizo africano. Aparecen las Cordilleras Béticas y el Archipiélago Balear.

    La meseta queda enmarcada tanto al norte como al sur por las Cordilleras Cantábrica e Ibérica y Sierra Morena. Colmatación final de las depresiones del Ebro y del Guadalquivir. En el interior de la Meseta se originan la Cordillera Central y los Montes de Toledo. Fuera de los límites de la Meseta, el macizo Central Gallego y las Cordilleras Costero Catalanas en el Noroeste.

  • Aspectos del Terciario

  • Depresiones Terciarias que son de dos tipos: prealpina e interiores. Las prealpinas son los valles del Ebro y Guadalquivir. Las interiores son los abombamientos del zócalo meseteño por donde discurrían los ríos Duero, Tajo y Guadiana, rellenándolos con sus sedimentos. Todas estas depresiones forman la España arcillosa compuesta por materiales margoarcillosos. El basculamiento de la Península hacia el oeste se lleva a efecto en el Plioceno. Surgieron los ríos Duero, Tajo y Guadiana (en el valle del Ebro los materiales son de tipo lacustre, en el del Guadalquivir, marinos).

  • Formas del relieve

  • En la España silícea la roca más abundante es el granito, de débil resistencia a la erosión cuando tiene en abundancia biotitas, plagioclasas y diaclasas y cuando presenta gran porosidad. Cuando las grietas o diaclasas son paralelas a la superficie el granito se rompe en escamas y origina una topografía de formas suaves y onduladas. Si las fisuras son ortogonales y profundas acaban descomponiendo el granito en bolas.

    La caliza, roca sedimentaria muy soluble cuando tiene gran pureza. Para que exista relieve cárstico es preciso que predomine la disolución sobre cualquier otro fenómeno erosivo. El agua ha de penetrar profundamente para ser eficaz y esto depende de la fisuras que tienen que ser pequeñas para que puedan ser impermeables. Las formas de relieve resultantes de la caliza son muy diversas y se puede encontrar desde el cañón al lapiaz.

    Las arcillas son partículas inferiores a dos micras que se originan en un proceso de descomposición o alteración química y cuya estructura se organiza en laminillas. Si hay pendiente el agua las arrastra con facilidad sobre todo si se hallan resecas, cuarteadas y sin un manto vegetal protector.

  • La acción de los hielos cuaternarios

  • Morfología glaciar

  • Los hielos cuaternarios y la glaciación WÜRM, por ser la última, ha tenido una gran incidencia en la morfogenética actual. Por su latitud la Península se vio escasamente afectada por los hielos permanentes o glaciares, que quedaron reducidos al Pirineo Central, centro-oeste de la Cordillera Cantábrica y algunos reducidos enclaves de la Ibérica, Central y Sierra Nevada. El modelado periglaciar se extendió por todo el resto del territorio, exceptuado el valle del Ebro.

  • Retoque glaciar

  • Produce cantidad de formas de carácter erosivo (valle en artesa, horn, circo, crestería caliza) o de acumulación (morrenas, etc.). Los resultados de la morfología glacial en la alta montaña:

    Pirineo Central ofrece la máxima superficie y los hielos se extendieron de oeste a este a los largo de 300 Km.

    Cordillera Cantábrica con gran abundancia de precipitaciones nivosas, vio como los hielos descendían hasta los 300 m de altitud en la vertiente norte. En los Picos de Europa han sido esculpidas impresionantes formas kársticas, valles colgados, morrenas gigantes, circos, etc. Hacia el oeste el lago más famoso es el de Sanabria.

    Cordillera Ibérica los glaciares tuvieron una débil incidencia.

    Cordillera Central. Sufrió escasos retoques glaciares. Las lenguas de hielo fueron pequeñas en los tres macizos. En el Macizo de Gredos se han contabilizado 16 glaciares que han dado origen a numerosas lagunas (Laguna Grande y cinco lagunas). Sierra del Guadarrama, el mayor circo está ocupado por la Laguna de Peñalara.

  • Modelado periglaciar

  • Se define por una dinámica de hielo-deshielo en la que intervienen cuatro fenómenos: acción del hielo sobre las rocas y suelos, la fusión de la nieve, la arroyada y el viento.

    • Acción del hielo: se refleja en fenómenos como el pipkrake, cuñas de hielo, por las que introduce el agua aprovechando las grietas de las rocas. El hidrolacolito, gelifracción, etc.

    • Fusión de la nieve: pone en circulación el agua retenida, de la que una gran parte la embebe el suelo.

    • La arroyada: tiene importancia si llueve o nieva sobre un suelo helado, porque la precipitación se desliza sobre la superficie impermeabilizada.

    • El viento: puede ejercer un efecto decisivo en determinadas circunstancias.

    Todos estos procesos explican las formas del modelado periglaciar que sobre una superficies llanas origina los campos de barro. Sobre materiales finos las acumulaciones de piedras angulosas y sueltas. Los suelos poligonales son originados por movimientos de diástole-sístole (hielo-deshielo). Thufuz.

  • Modelado sobre vertientes

  • Se lleva a cabo por la interacción de varios procesos: aludes, crioclastia y solifluxión.

    • Aludes: se originan en pendientes muy acusadas y dan como resultado una acumulación de cantos angulosos.

    • Crioclastia: se ceba sobre los escarpes rocosos a cuyo pie se acumulan derrubios con aristas y tamaños diversos, alejándose hacia el fondo en proporción directa a su peso.

    • Grezé liteé: superficie de derrubios ordenados verticalmente con estratos de materiales finos y groseros, resultado de la alternancia hielo-deshielo y de la cooperación de la crioclastia y solifluxión.

    • Plegamiento alpino

    • Es un movimiento orogénico que se inicia a finales del Eoceno. En él aparecen las siguientes unidades de relieves:

      • Pirineos fase paroxismal: Fase Pirenaica (Eoceno).

      • Béticas fase paroxismal: Fase Estírica (Mioceno).

      • Depresiones exteriores: (Guadalquivir, Ebro).

      • Depresiones interiores: (Duero, Tajo y Guadiana).

      • Rebordes montañosos de la Meseta: (Cordillera Cantábrica, Sistema Ibérico, Sierra Morena.


      tema ii: depresiones y relieves en el interior de la meseta

    • introducción

    • La meseta prolongada hacia el noroeste es el núcleo más antiguo de la Península Ibérica, al que se fueron adosando los territorios surgidos durante las convulsiones terciarias hasta adquirir la configuración actual. Cabe distinguir dos elementos esenciales: el zócalo y la cobertera sedimentaria.

      • Zócalo está constituido por materiales arcaicos y paleozoicos y sufrió dos plegamientos: el caledoniano y el herciniano dentro de la era primaria. Durante el secundario fueron arrasados los materiales y toda la región convertida en una penillanura cuyos ríos fluían hacia el este mediterráneo. Las aguas de este mar bañaban los territorios del zócalo por el norte, este y a veces por el sur, donde se depositó la cobertera sedimentaria.

      • Cobertera sedimentaria poco uniforme que tras el plegamiento alpino dio lugar a los relieves que orlan la Meseta con materiales acumulados durante el Secundario.

      De acuerdo con Solé, la evolución de la Meseta ha tenido las siguientes fases:

    • Se cincela la penillanura poligénica desde finales del Primario a comienzos del Secundario.

    • Durante la orogenia alpina que abomba y fragmenta su interior.

    • En el Mioceno se desarrolla la penillanura fundamental.

    • Dicha penillanura sufre reajustes isostáticos terciarios.

    • Se forma una penillanura por arroyada.

    • submeseta norte

    • límites

    • Tiene una altitud media de 850 m y aparece rodeada por los relieves portugueses de Tras os Montes al oeste, Montes de León y Cordillera Cantábrica al noroeste y norte, la cordillera Ibérica al este y la cordillera Central al sur y suroeste.

    • unidades morfológicas

    • Depresión

    • La depresión está drenada por el río Duero, excepto la Bureba burgalesa y el Bierzo leonés, que caen bajo la influencia del Ebro y el Miño, respectivamente.

    • Materiales

    • Aparecen materiales como el yeso en el centro de la cuenca, mientras que en el borde aparecen los conglomerados. En las áreas intermedias abundan las arcillas rojas cubiertas por rañas al noroeste y por calizas pontienses hacia el este, mientras en el sur han sido sustituidas por arenas miocénicas procedentes del desmantelamiento de la Cordillera Central.

    • Penillanura

    • Es la última fase en el ciclo erosivo de un viejo zócalo, como puede verse en Zamora-Salamanca.

    • Materiales

    • La plataforma estructural se establece sobre un estrato duro de conglomerados o areniscas o sobre calizas.

    • Glacis detríticos

    • Presentan una pendiente suave.

    • Materiales

    • Están constituidos por materiales de arroyada que han cubierto otros más blandos como las arcillas, ejemplo en los afluentes del Pisuerga y el Esla.

    • Terrazas fluviales

    • Fruto de las alternancias climáticas durante el Cuaternario están presentes en numerosos valles meseteños del Tormes, al sur de Salamanca

    • clima

    • Hay que señalar que el clima es continentalizado, de inviernos rigurosos y veranos cálidos, escasez de bosques y baja densidad demográfica.

    • submeseta sur

    • límites

    • También llamada depresión del Tajo, está limitada por el Sistema Central al norte, la Cordillera Ibérica al este y Sierra Morena al sur. Está dividida en dos por los Montes de Toledo, la zona septentrional drenada por el Tajo y la meridional por el Guadiana.

    • materiales

    • Los que rellenan la depresión son de origen continental, pertenecen al Terciario (Mioceno). La sedimentación se prolonga hasta el Mioceno Superior y es en el Plioceno cuando la Península bascula hacia occidente y se convierte la Meseta en una zona exorreica

    • conjuntos geomorfológicos

      • Páramos calizos: como los de la Alcarria, excavados por el Henares y el Tajuña.

      • Rañas: que descienden desde el Sistema Central, con una longitud de hasta 60 Km.

      • Terrazas sin número: en casi todos los ríos, complejas las del Henares y famosas las del Manzanares.

      En la Submeseta Sur se distinguen varios subconjuntos:

      • Cuenca de Madrid: que se extiende por la margen derecha del Tajo entre el Sistema Central al norte, la Sierra de Altomira al este, los Montes de Toledo al sur y Mejorada-Talavera de la Reina al oeste. Está drenada por los ríos Jarama, Guadarrama y Alberche.

      • Cueca del Tajo: continua a la de Madrid y pertenece al ámbito del río Tíetar. Con ríos torrenciales que descienden del Sistema Central y prueba de ello son los conos aluviales en Arenas de San Pedro y Candeleda. Este valle está a sotavento de la Sierra de Gredos.

      • Llanura manchega: se define por su gran planitud, débil drenaje y abundancia de extensas zonas endorréicas o semiendorréicas. Ocupa la zona meridional de la Meseta, limitando al norte con las estribaciones de los Montes de Toledo y del Campo de Criptana, por el este con el valle del Júcar y sierra de Higueruela y por el sur y sureste con Sierra Morena y el Campo de Montiel. La zona centro es una gran llanura aluvial alimentada por el río Záncara, donde abundan las dunas constituidas por los vientos. En las áreas calizas se ha desarrollado un paisaje cárstico a base de dolinas, etc. El Guadiana drena el Campo de Calatrava y la Serena Extremeña.

      • Cuenca del Júcar: engloba por el este la del Cabriel, al noroeste hasta los límites provinciales con Ciudad Real, al oeste incorpora Campo de Montiel y por el sur limita las estribaciones Béticas. En el centro los llanos de Albacete, colmatados por sedimentos del río Jardín.

      • diferencias entre submeseta norte y la sur

      • Mientras que la norte forma una unidad homogénea, la sur está subdividida en dos por los Montes de Toledo

      • semejanzas entre submeseta norte y la sur

      • Los materiales que rellanan la depresión se localizan en las mesetas de la siguiente manera: los yesos finos se localizan en el centro de la cuenca y los conglomerados en las márgenes. También aparecen en ambas glacis, rañas y plataformas.

      • cordillera central

      • También llamada Sistema Central es un fragmento de la Meseta elevado y fallado durante el plegamiento alpino. Los primeros embates alpinos cuartean y elevan esta superficie de erosión, de la que aún quedan algunos restos en Somosierra, Sierra Morena, en los bordes orientales de la Meseta debajo de los sedimentos secundarios o en las occidentales debajo de los materiales terciarios zamoranos y salmantinos.

        Los relieves alpinos eocenos y oligocenos son desmantelados durante el Mioceno, lo que da origen a una nueva penillanura fundamental que se extiende por toda la Meseta y que arrasa tanto los relieves hercínicos como los sedimentos del Secundario plegados poco antes. En el Plioceno se configura definitivamente el Sistema Central.

        Las fallas transversales que reproducen la orientación NO-SE del plegamiento herciniano permiten la comunicación norte-sur a través de puertos conocidos: Béjar, la Paramera, Ávila y Somosierra. Por la fallas longitudinales discurren algunos ríos: Lozoya, Alberche, Tiétar, curso alto del Tormes y Jerte.

      • materiales

      • Los dominantes corresponden al corazón del zócalo, granitos y gneis en Gredos y Guadarrama y pizarras paleozoicas en Somosierra. En contacto entre los materiales paleozoicos serranos y los Terciarios de las cuencas del Duero y del Tajo suele ser brusco y rectilíneo. La diferencia está sobre todo en los tonos del suelo: arcilla rojiza miocénica frente a los grises claros del granito. Para la explicación de la morfología hay que contar con la fuerte erosión diferencial desencadenada por los ríos entre las vertientes norte y sur.

        Fruto de la actividad de los hielos cuaternarios son las numerosas lagunas de alta montaña repartidas por la Sierra de Gredos de oeste a este, como la Nava, las Cinco Lagunas y la Grande de Gredos.

      • los Montes de Toledo

      • Como el Sistema Central, son fruto del abombamiento que sufrió la Meseta durante el plegamiento alpino. Comparten algunas características: fragmentación en bloques tectónicos elevados (horst) y hundidos (graben). Las formas redondeadas y aplanadas de sus cumbres. También hay diferencias como son la menor longitud y altitud de los relieves sureños, el predominio de las cuarcitas y pizarras frente al granito y la inexistencia de actividades glaciares.

        Los relieves se extienden desde el Campo de Criptana en el este manchego hasta la frontera portuguesa. Los Montes de Toledo hacen divisoria de aguas entre las cuencas del Tajo y Guadiana y en su conjunto pueden considerarse como una penillanura disecada de orientación este-oeste.

      • materiales

      • En la penillanura existen pizarras y cuarcitas del Silúrico. Los crestones de cuarcitas que aparecen en el tramo occidental, desde la Villuercas a la Sierra de San Pedro son un claro ejemplo de relieve apalachense exhumado y resaltado por la erosión diferencial. Las cimas aparecen a un mismo nivel, lo que conforma la existencia de una superficie de erosión pretriásica que enrasó los relieves hercínicos de orientación armoricana.

        Las diferencias morfológicas vienen dadas por la distinta dureza entre cuarcitas y pizarras. Aparecen en las áreas intramontanas amplias extensiones que son depósitos detríticos compuestos por materiales cuarcíticos angulosos y cementados con arcillas y limos.

      • diferencias entre los Montes de Toledo y el Sistema Central

      • Menor longitud y altitud de los relieves sureños cuyas cotas oscilan entre los 1.200 y 1.400 m, predominio de las cuarcitas y pizarras sobre el granito y la inexistencia de actividades glaciares.


        tema 3: los rebordes este, norte y sur de la meseta

      • macizo galaico

      • Su altitud media es de 500 m, la red hidrográfica es de zona occidental, abundante y de recorrido corto y todos los ríos desembocan en el Atlántico. Dos partes del macizo, la parte occidental, están compuestas por granitos y gneis, el resto lo constituyen cuarcitas y pizarras, no existen sedimentos mesozoicos y los miocénicos son escasos. Gran estabilidad desde el Paleozoico al Terciario ha configurado una gran penillanura poligénica y su fisonomía se debe a la Orogenia Alpina, con grandes fallas y fracturas de tipo germánico. Los elementos más característicos son:

      • reborde oriental

      • Formado por sierras orientadas de N-S (Lorenzana y Meira), de NE-SO (Ancares, Caurel, Segundera y Montes de León) y de O-E (Cabrera y Culebra que entra en Zamora). Sierras de tipo apalachense con cumbres por encima de 2.000 m en donde destaca el aplanamiento de la penillanura poligénica. Hay varias cuencas, como la del Bierzo, regada por el Sil. En las sierras del reborde oriental hay presencia de glaciares, por su altitud y localización, que no rebasaron los 900 m y recorrido de 1 Km., excepto la que originó el Lago Sanabria. Importante el modelado periglaciar, en forma de coladas de bloques, derrubios estratificados, coladas de gelifluxión, núcleos de nivación y conos de derrubios.

      • meseta central gallega

      • Al O del reborde oriental, penillanura de Chantada de origen miocénico, coetánea de la penillanura fundamental de la Meseta. De N-S y cerca de los relieves orientales, existen fosas tectónicas, tapizadas con materiales del Terciario tardío y Cuaternario (Puente de García Rodríguez drenada por el Eume, Lugo, Sarriá, Monforte de Lemos (estas 3 por el Miño), Antela (Limia) y Verín Támega, afluente del Duero)). Su altitud está entre 300-500, sobre granitos y esquistos paleozoicos.

      • dorsal gallega

      • Sus cumbres se corresponden con las del Reborde Oriental, con penillanura poligénica, es un cordón de relieves residuales sobre Chantada por la dureza de los granitos y cuarcitas. Se orienta de N-S siendo su mayor altura la Sierra de Faro de 1.187 m y es la divisoria de las aguas de la cuenca del Miño y el resto de ríos que desembocan en el Atlántico.

      • fractura carballo-tuy

      • Tiene una longitud de 170 Km y su anchura es de 2, sirviendo de límite entre la Dorsal Gallega y el Bloque Litoral desde Carballo a Tuy. Su origen es una gran falla herciniana, agrandada posteriormente por ser sus materiales (militas) erosionados por fricción. Cerca de la dorsal se extiende el Escalón de Santiago, con formas suaves muy erosionadas de menos de 500 m.

      • la costa

      • Desde Portugal, con aspecto rectilíneo, asciende esta zona que es muy recortada, con grandes rías que formaban parte del mismo bloque, con una zona que sufrió hundimiento hacia el NO que hace de bisagra el reborde oriental. Estas fallas fueron aprovechadas por los ríos para su instalación. Dos factores, tectónica y erosión fluvial han dado lugar a dos tipos de rías: altas o estructurales por erosión diferencial (Ribadeo, Vivero, Foz y Barquero), y bajas o tectónicas por falla o hundimiento (Muros, Noya, Arosa, Pontevedra y Vigo). Las rías centrales son valles fluviales (Ferrol, Betanzos y La Coruña), por procesos de subsidencia del Macizo Gallego.

      • cordillera cantábrica

      • Es uno de los rebordes externos de la Meseta, interponiéndose entre ésta y el Mar Cantábrico y marcando los límites meridionales, cuenta con una longitud de 370 Km (Sierra Rañadoiro a los Pirineos en el Golfo de Vizcaya). En la cordillera se distinguen dos partes:

      • macizo asturiano

      • La zona más occidental abarca la mayor parte de Asturias, los materiales son precámbricos y paleozoicos (pizarras y cuarcitas). Forma parte del Macizo Galaico de forma apalachense. El arco al O vinculado a la orogenia herciniana de NO-SE denominado rodilla asturiana con materiales carboníferos y terciarios, abundancia de carbón debida a pequeñas cuencas subsidentes rellenas de materiales orgánicos del hercínico. Posteriores arrasamientos dan lugar a superficies de erosión (poligénica, finimiocénica) pequeñas. Anchura media de 80 Km, es un extenso territorio montañoso, no cadena, de bloques hundidos y elevados. Sus ríos vierten aguas el 68% al Cantábrico y el resto al Duero y fosa del Bierzo. Se pueden observar 5 unidades de paisaje:

        • Litoral, conocido como rasa plataforma costera con 250 m de latitud con 6 peldaños, de erosión continental y abrasiva marina.

        • Sierras litorales 1os relieves interiores importantes de O a E Naranco, Cima, Sueve y Cuera

        • Fosa prelitoral paralela a la costa desde N al O de Oviedo hasta Cantabria, con origen en falla colmatada por materiales blandos que albergan a los ríos Nora, Piloña, Güeña y Cares.

        • Picos de Europa macizo calcáreo, de alta montaña por sus cumbres, vegetación y glaciares cuaternarios.

        • Montañas del interior que dividen las aguas perteneciendo a la vertiente meridional, se une a la cuenca del Duero por encabalgamientos y fallas de materiales miocénicos, con relieves muy vigorosos.

        • montes vasco cantábricos

        • Entre el macizo Asturiano hasta los Pirineos, con 250 Km de largo, también se les denomina Pirineos Atlánticos o umbral vasco-cantábrico. Tiene alguna cumbre por encima de 2.000 m pero se da un notable descenso de altitud, con doble función bioclimática: entorpecimiento de advecciones atlánticas hacia el interior y rigores térmicos hacia la costa. Los materiales son finisecundarios (Cretácico) y principios del terciario (Eoceno): al O arcillas y calizas, zona vasca con areniscas, calizas y margas y parte oriental con materiales paleozoicos. Se pueden distinguir tres sectores:

          • Sector Cantábrico que se extiende desde Castro-Urdiales, desciende hacia Valmaseda y Villarcayo y se eleva con un gran arco hacia el Pas. Se encuentra por debajo de los 300 m de altitud, con costas rectilíneas y pequeñas entalladuras fluviales. La zona de La Montaña nutre a varios ríos, existen fenómenos kársticos debido a la caliza y lluvias.

          • Sector Vasco o arco vasco, debido a la concavidad del Golfo de Vizcaya, destaca la gran depresión prelitoral que parte de Bilbao y se arquea hacia el E y finaliza en Urola. Es una cadena de pequeñas cuencas de erosión fluvial, con materiales del cuaternario. En el sur se halla la barrera montañosa del NO-SE que luego torna al SO-NE al aproximarse al macizo paleozoico alpino.

          • Sector vasco-navarro formado por una serie de cuencas rellenas por materiales cuaternario o terciarios.

        • cordillera ibérica

        • Longitud de 400 Km se extiende desde la Bureba burgalesa hasta el litoral mediterráneo, bordea la meseta por el E y por el EN, haciendo de divisoria de aguas entre los ríos Tajo, Duero, Guadiana y Ebro. Está fragmentada por numerosos bloques cuyas cimas apenas rebasan los 2.000 m, es el reborde de la meseta fracturado, plegado y erguido por las presiones sufridas por los núcleos pirenaico cantábrico y bético balear.

          Materiales del secundario, excepto La Demanda, depresión de Calatayud, algunos puntos de la de Albarracín y serranía de Cuenca que son del Primario. Estructuralmente está considerada de tipo intermedio por la coexistencia entre zócalo paleozoico y cobertera mesozoica que dan un estilo sajónico. La Demanda es de tipo germánico por sus bloques levantados (horst) e hundidos (graben).

        • evolución geológica

        • En el Paleozoico se depositan areniscas, cuarcitas y pizarras. Antes del Carbonífero en la orogenia herciniana se orientan los relieves de NO-SE y se fragmenta en bloques, fallados de N-S, NE-SO y NO-SE aprovechados por el plegamiento alpino.

          Entre el Pérmico y el Triásico los relieves hercínicos son erosionados dando origen a penillanura poligénica. Hasta bien entrado el Terciario la Meseta inclinada hacia el ORIENTE y la cordillera es la costa del Mar de Tethys. Hacia La Rioja la sedimentación es escasa y sobre ésta va actuar la orogenia alpina (Terciario), con distintos resultados. En el Terciario se forma la penillanura fundamental finimiocénica y la meseta basculó hacia OCCIDENTE formándose las depresiones de Calatayud-Calamocha y Alfambra-Mira, se inician los procesos kársticos que siguen en el Cuaternario.

          Se pueden distinguir 3 sectores:

        • Paleozoico y calcáreo del centro-oeste

        • Se prolonga desde la Bureba hasta Calamocha (Teruel), mantiene su recorrido la dirección NO-SE y se destacan dos núcleos paleozoicos: la Demanda y dos ramales de la fosa de Calatayud. En los materiales primarios (pizarras y cuarcitas) se instala una gran superficie mesozoica de calizas. Al norte, visto desde el valle del Ebro, potente farallón que supera en casos los 1.500 m, hacia la meseta es un simple reborde.

          • La Demanda es un viejo macizo paleozoico rejuvenecido por orogenia alpina. Su altura más destacada el San Lorenzo (2262). Hacia el este y sur se extienden Los Cameros compuestos por materiales secundario de calizas y arcillas.

          • Moncayo que cuenta con la mayor altura (2316).

          • Fosa de Calatayud de carácter tectónico y está colmatada por sedimentos miocenos horizontales. Drenada por el Jiloca.

          • Mesozoico Turolense

          • Sus materiales son del Secundario excepto en Albarracín (paleozoicos). Es una altiplanicie (1.100-1.400) drenada por el Jiloca. Teruel aparece rodeada por tres grandes macizos. Albarracín, Javalambre y Gúdar.

            Albarracín está formada por areniscas, cuarcitas y pizarras paleozoicas sobre todo ello se ha esculpido un relieve apalachense. Javalambre está separada de Albarracín por la depresión de Teruel, es más una cúpula mesozoica que supera los 2.000 m orientada N-S. Gúdar tiene formar maduras y aplanadas que nos remiten a una erosión finipontiense, penillanura fundamental, de finales del Mioceno.

          • Sector levantino

          • De calizas mesozoicas, enclaves paleozoicos del Devónico (desierto de Las Palmas y Sierra de Espadán. El Terciario ocupa un extenso territorio al SO de Valencia (Utiel, Requena y Chiva).

            La cordillera Ibérica mantiene el rumbo NO-SE en el tramo central. NO gira para encontrarse con las Costeras Catalanas, sus relieves se orienta SO-NE bajo la influencia del Sistema Bético. El Maestrazgo ocupa en centro y norte de Castellón, su máxima altitud es Peñagolosa de 1814 m. Los piedemontes más importantes, del Cuaternario, Benicarló, Plana de Castellón y llano de Sagunto. La zona central y meridional pertenecen al dominio del Júcar y del Turia. Los límites con Albacete se instala la Meseta terciaria Utiel-Requena.

          • sierra morena

          • Límite sur el macizo hespérico paleozoico. Es un territorio oscuro y su orografía reproduce la orientación armoricana NO-SE.

            La red fluvial ha desempeñado un papel definitivo en la morfología de la vertiente sur al situarse el nivel de base del Guadalquivir a varios cientos de metros por debajo del nivel meseteño. Los ríos Jándula y Guadalén han exhumado las cuarcitas y calizas paleozoicas y han configurado un relieve apalachense. Se distinguen tres sectores:

          • Occidental

          • Se extiende desde la Sierra de Andévalo hasta el Pedroso con suelos del Paleozoico.

          • central

          • Tiene como eje el batolito granítico de Los Pedroches, orientación herciniana o armoricana.

          • oriental

          • Tiene contactos con las Béticas, rocas calizas, cristalinas, pizarras y cuarcitas.


            TEMA iv: conjuntos exteriores de la meseta

          • los pirineos

          • Se extienden a lo largo de 430 Km desde Gerona hasta el Golfo de Vizcaya. En la Orogenia herciniana aflora el sistema orográfico Cantabro-pirenaico. Calma de 230 millones de años que engloba todo el Mesozoico, etapa que la erosión aprovecha para reducir el sistema a una penillanura poligénica. Alineaciones fluviales NS.

            Alcanza una altitud por encima de 3.400 m y su anchura muestra una marcada disimetría, llegando hasta los 300 Km. Las grandes unidades de relieve alpino son el Pirineo Axial, las Sierras Interiores, la Depresión Media y las Sierras Exteriores.

          • materiales

          • Pertenecen a 3 ámbitos bien delimitados:

            • Paleozoico integrado por calizas, esquistos, dolomías, pizarras y granitos

            • Mesozoico está cubierto por una cobertera sedimentaria que alcanza hasta el Eoceno, cuyos materiales son margas, calizas en el Prepirineo.

            • Terciario-cuaternario con materiales más modernos (arenas, yesos, conglomerados).

            • formas

            • Predominan las estructurales sobre las erosivas:

              • Este predominan las superficies de erosión.

              • Centro relieves estructurales y exhumados

              • Oeste relieves estructurales

              En el Pirineo Axial, domina el granito, las formas son escarpadas y abruptas en cambio se dulcifican si abundan las pizarras. Las formas erosivas de mayor realce son fruto de modelado glaciar, de las glaciaciones del Cuaternario, la penúltima en los Pirineos cubrió 300 Km.

            • pirineo axial

            • Su configuración es una consecuencia de la orogenia alpina y de la acción de los hielos cuaternarios. Recibe esta denominación el núcleo central donde se registran las mayores alturas, se halla vinculado al plegamiento herciniano y está compuesto por sedimentos paleozoicos y rocas metamórficas. Después del plegamiento herciniano, el Pirineo Axial sufrió un largo y agresivo proceso de erosión (penillanura pretriásica). La orogenia alpina actuó sobre unos sedimentos del Secundario. Por último, la penillanura fundamental finimiocénica ha dejado algunos vestigios, pero ha sido la morfología glaciar cuaternaria la que ha dado los últimos retoques a las altas cumbres de la cordillera. Se superan los 3.353 m. La fosa tectónica (Urgellet-Cerdeña) SO-NE separan el Pirineo Axial del Prepirineo.

            • sierras interiores

            • Pertenecen al Prepirineo, todo el conjunto que alcanza los 2.600 m es un gran relieve estructural erigido sobre materiales mesozoicos que en la orogenia alpina se desplegaron del núcleo por corrimientos vergentes hacia el sur. Los ríos abren profundas depresiones transversales de N a S en los materiales calizos. Sin embargo, en los pliegues tumbados calizos las aguas han tallado cañones espectaculares como los de Ordesa y todo un muestrario de modelado cárstico de alta montaña.

            • depresión media

            • Está ubicada entre las Sierras Interiores y Exteriores del Prepirineo. Está considerada como gran heterogeneidad morfológica. Los materiales son asimismo muy diversos en composición y resistencia. Destacan las cuencas del Canal de Bordiu, el campo de Jaca por el Aragón.

            • Sierras exteriores

            • Tienen una situación marginal con respecto al eje pirenaico, rebasa en algún punto los 2.000 m y se extiende desde la Sierra del Perdón pasando por la Sierra de Guarra y Balces en la zona centro oscense. Son coberteras mesozoica plegadas.

            • depresión del ebro

            • Tiene forma triangular y está limitada al norte por los Pirineos, al sur por la cordillera Ibérica y al este por las Costeras Catalana. Su historia geológica está vinculada a la orogenia alpina, con la particularidad de que durante ella se invirtió la situación de la zona: el macizo del Ebro fue hundiéndose mientras surgían los relieves alpinos que lo convertían en un mar interior (Eoceno) y luego en una depresión endorreica (Oligoceno-Mioceno) hasta que el Ebro se abre paso hacia el Mediterráneo (Plioceno). En el Eoceno el Valle estaba basculado hacia el N. En el Mioceno el eje emigra hacia el S como consecuencia de los últimos reajustes isostáticos que hacen bascular a la Meseta hacia el Atlántico.

            • materiales

            • La Depresión está compuesta por los siguientes materiales: conglomerados, areniscas, margas, yesos y calizas y se distribuyen en función de su tamaño, quedando los más gruesos en los píes de la serranía, a continuación las rocas detríticas y en el centro los materiales de origen químico (yesos, calizas y sales). La zona pasa a ser exorreica cuando el río Ebro atraviesa la Cordillera Prelitoral Catalana debido a un fenómeno de sobreimpresión a finales del Mioceno o principios de Plioceno.

            • formas de relieve

            • Se gestan a partir del momento en que este río se abre paso hacia el Mediterráneo y comienza a encauzarse sobre materiales poco consistentes del Terciario. Las unidades de relieve son las siguientes:

            • Somontano pirenaico

            • Se extiende por la margen izquierda del Ebro, se inicia en una altitud de 800 m y desciende hasta los 300. Su máximo desarrollo está en el tramo central y tanto hacia el oeste como hacia el noroeste desaparece por una serie de pliegues arrumbada en dirección NO-SE. De N a S las primeras formas de relieve que aparecen son los mallos, los más famosos son los de Riglos pero los hay en todo el frente sur de las sierras Exteriores, donde los ríos acumulan potentes conos de deyección. Otra actividad de los ríos fue horadar los materiales blandos del somontano y así se formaron las hoyas. Hasta alcanzar las muelas sureñas, han excavado las depresiones de las Cinco Villas, de Almudébar y de Sariñena.

              La Depresión Central Catalana es un réplica del somontano pirenaico pero aquí tiene un desarrollo espectacular porque se trata de los pudingos monserratinos que han originado las serranías de Montserrat y Sant Norma de Munt en la Prelitoral Catalana, Comiols a la salida del Prepirineo Leridano y Berga a las del Barcelonés.

            • Somontano ibérico

            • Tiene un desarrollo mucho menos que el pirenaico por la cercanía de la Cordillera Ibérica al eje del valle. Sus formas son más sencillas debido a la ausencia de una red fluvial que intensifique la erosión sobre los materiales fluviales. Al O hay casos similares a los mallos norteños, unos sobre terrenos calizos y otros sobre sílices

            • Las muelas

            • Son relieves estructurales amesetados originados por la erosión diferencial. Las margas al ser menos resistentes que las calizas hacen que éstas sirvan de tapadera. Las más destacables son entre otras: Plana de la Negra, el Castellar, etc. Todas oscilan entre 600 y 800 m adquiriendo un aspecto montañoso.

            • Terrazas y glacis cuaternarios

            • La terraza es una forma de erosión fluvial de superficie plana y con un resalte abrupto hacia el cauce del río. Su origen es del Cuaternario y guarda relación con períodos lluviosos.

              Glacis son superficies detríticas de escasa pendiente al pie de las estribaciones, frente a las terrazas muestran grandes contrates. Existen en los somontanos pirenaico e ibérico y a las muelas centrales.

            • cordilleras costeras catalanas

            • Tienen como características generales su dirección NE-SO, con una extensión de 250 Km. Se distinguen dos ramales paralelos a la costa y separados por una fosa tectónica o depresión prelitorial. El río Llobregat separa la región herciniana nororiental de la alpina suroccidental. El conjunto paleozoico es parte del macizo del Pirineo Axial. El relieve actual se debe al plegamiento alpino de principios del Terciario.

            • sector nororiental

            • El enlace entre este sector con los Pirineos Orientales se realiza a través de la Cadena Transversal y está drenado por los ríos Muga, Fluviá y Ter. La conexión con los relieves costeros se lleva a cabo a través de un enlace, la Cadena Transversal Catalana con dirección SE. Los materiales de la Cadena pertenecen al Terciario. La depresión ampurdanesa es una fosa que se abre al mar entre el Pirineo Oriental y las Cordilleras Costeras.

            • sierra prelitoral

            • Se extiende desde la margen derecha del Ter hasta el delta del Ebro, destaca el Montseny (1712), con modelado granítico.

            • depresión prelitoral

            • Es una fosa tectónica (graben) formada por fallas entre la cordillera Prelitoral y la Litoral. La zona se subdivide en cuatro cuencas: La Selva, el Vallés, el Penedés y el Campo de Tarragona. Están por debajo de 200 m y cubiertas por materiales miocénicos y pliocenos y debe su modelado a los abanicos aluviales cuaternarios.

            • cadena litoral

            • No sobrepasa los 150 m ni presenta como relieve continuo porque ha sido fragmentado por fallas transversales como las Gabarres, Montenegro o Garraf. La zona norte es Paleozoica y la sur Mesozoica.

            • las cordilleras béticas

            • Su origen en está en parte de los sedimentos mesozoicos (Secundario) y eocenos (terciario) acumulados en el brazo sureste del geosinclinal alpino entre la Meseta y el Macizo Bético Rifeño ocupado por el Mar de Alborán. La aparición de las Béticas corresponde a la orogenia alpina y dentro de ella a la Fase Estírica, actuando sobre materiales mesozoicos que por las diferencias de los materiales originan mantos de corrimiento. Orientación SO-NE y abarcan 600 Km. Existen 3 grandes unidades: Externa, Interna y Depresión intramontana.

            • zona externa

            • Se corresponde con el prebético y subbético. Prebético más oriental entre Martos (Jaén). Los materiales van del Triásico al Mioceno y algunos enclaves cuaternarios: calizas, margas y areniscas.

            • subbético

            • Va desde Cádiz hasta Elche y como el Prebético está integrado sólo por materiales secundarios y terciarios. Los pliegues tiene un carácter aloctono, pues han sufrido un desplazamiento de cientos de kilómetros. El resultado es una estructura compleja y contrastada debido a la diversidad de materiales así como a las numerosas fallas. Modelado cárstico.

            • zona interna

            • Sistema Penibético va desde la Serranía de Ronda malagueña hasta el Cabo de Palos murciano, registrándose las mayores alturas peninsulares, los mantos de corrimientos se desplazas 50 Km hacia el norte y en numerosos puntos aparecen zonas paleozoicas (Ronda), mesozoicas (predominantes), metamórficas (Sierra Nevada) y volcánicas (Cabo de Gata).

            • depresiones intramontanas

            • Llamadas depresión Penibética y surco intrabético, separan las cordilleras interior (prebética) de la exterior (bética), con las siguientes características:

              • Aparecen a finales del Mioceno y se instalan en sinclinales o fases tectónicas.

              • Al principio están cubiertas por las aguas marinas, de ahí que haya sedimentos pelágicos, luego por sedimentación para ser continental.

              • Se extienden desde O a E desde Antequera a Baza con una longitud de 250 Km y superficie de 13.000 Km2 .

              • De O a E las depresiones van ganando altitud, Antequera 400, Guadix-Baza 1000, es zona propensa a los movimientos sísmicos.

              • Finalmente la presencia de materiales blandos da energía a los relieves periféricos, la pobreza del manto y la acción antrópica sobre los suelos se han coaligado para desencadenar un proceso erosivo galopante. El abarrancamiento es el fenómeno erosivo que mejor define al paisaje intramontano.

              • el litoral

              • Está afectado por las Cordilleras Béticas, va desde Gibraltar hasta el Cabo de la Nao y hay que resaltar:

                • La costa no ofrece un aspecto demasiado abrupto porque los materiales son blandos y los cursos de los ríos han depositado amplios conos aluviales hasta formar una franja litoral continua.

                • Los materiales que forman las playas son finos cuando provienen de lo arrastrado por los grandes ríos y grosero si provienen de torrenteras.

                • El Campo de Gibraltar y el Cabo de Gata es un tramo rectilíneo.

                • Del Cabo de Gata al de Palos la línea de la costa cambia en dirección NO. Destaca Mazarrón que está cubierto de materiales cuaternarios.

                • El tramo NE se extiende entre los cabos de Palos y San Antonio y su costa está vinculada a los movimientos tectónicos cuaternarios.

              • depresión del guadalquivir

              • Limitada al N por Sierra Morena y al sur por la Cordillera Bética, la base NO-SE tiene una longitud de 170 Km y 330 la altura SO-NE. Su aparición forma parte de la orogenia alpina que elevó los materiales acumulados en el geosinclinal. Entre la cordillera Bética y el zócalo paleozoico Sierra Morena se instala un brazo de mar cuyos sedimentos van hundiéndose en la desembocadura del Guadiana. En esta depresión podemos distinguir las siguientes unidades de relieve:

              • loma de úbeda y campiña del ne

              • Es un interfluvio mioceno erosionado al N por el Guadiana y por las del Guadalquivir al S. Las campiñas del NE son materiales terciario, se presentan como elevadas mesas.

              • las campiñas centrales

              • Están moldeadas sobre materiales arcillosos pero consistentes pero fértiles y los materiales calizos que aparecen dan lugar a cerros testigos. Las terrazas se sitúan en la margen izquierda del Guadalquivir y adquieren un gran desarrollo en tierras cordobesas.

              • las marismas y la costa

              • Las tierras al S de Sevilla son de una planitud casi absoluta. Es el dominio de las marismas del Guadalquivir que ocupan una superficie de 2.000 Km2 y se hallan en rápido retroceso, colmatadas por los sedimentos fluviales. Las aguas marinas, con salinidad superior a lo normal, circulan por la zona a través de conductos de entrada (esteros) y salida (caños). La costa se caracteriza por hallarse en pleno dinamismo, con unos tramos donde el mar produce flechas litorales.


                tema v: baleares y canarias

              • baleares

              • Las Baleares se sitúan en el Mediterráneo occidental frente a las costas levantinas de las que geológicamente son una continuación, pues estuvo unida en un solo bloque con el archipiélago balear hasta finales del Terciario. En el Cuaternario surgieron las diferentes islas. Su origen se halla en el geosinclinal de Tethys donde los sedimentos secundarios se depositan sobre los materiales paleozoicos que aflorarán en Menorca debido a la orogenia alpina. Los materiales más antiguos corresponden al Silúrico menorquín.

                La orientación del relieve es SO a EN y el modelado más agresivo tiene como base las calizas jurásicas. Existen tres unidades de relieve: Mallorca - Conejera - Cabrera, Ibiza - Formentera y Menorca.

              • mallorca, conejera y cabrera

              • Mallorca es la mayor de las islas con diferencia, pues supone el 72% de toda la superficie balear y se distinguen tres zonas:

                • Tramontana se extiende de SO a NE a lo largo de 90 Km. Está formada por materiales secundarios, donde son frecuentes las fallas; se ha creado un relieve cárstico rico en formas: dolinas, lapiaces, poljes, etc. La sierra hace de barrera natural de los vientos pero también quedan allí la mayor parte de las lluvias.

                • El Pla es la zona central de la Isla, que no es completamente plana sino que en ella hay elevaciones en torno a los 545 m. Entre la serranía y el Pla hay una zona de transición conocida como el Raiquer compuesto por materiales cuaternarios.

                • La Marina al SO del Pla está delimitada por la costa y los relieves de la Randa. hacia el SE las formaciones de dunas encierran varias lagunas costeras. Las sierras de levante se prolongan por las islas se prolongan por las islas Conejera y Cabrera, mantienen la orientación SO a EN.

                • ISLA DE MENORCA

                • Es la más oriental y alejada de la Península con materiales paleozoicos y orientación ONO-ESE, está vinculada la macizo catalán, que se prolonga hasta Córcega y Cerdeña. Menorca localiza el relieve en el centro de la mismas, mientras que las demás islas lo hacen en la periferia. Los dos paisajes que representa no son mas que el reflejo de su geomorfología: el N (oscuro) paleozoico de la Tramontana y el S mesozoico Migjorn. La separación se llevó a cabo con un corte tectónico o falla que va desde la Cala de Algairens (NO) a Mahón (SE). La Menorca oscura en el norte ofrece las cotas más altas, se eleva hasta los 350 m y sus forman tienen un aspecto senil y falto de vigor, al haber sido erosionadas tras la orogenia herciniana y alpina. Las costas norte son muy fragmentadas debido a los pliegues y fallas sufridas en Terciario. La Menorca blanca es una plataforma de materiales calizos con una altura media inferior a los 100 m, que se inclina lentamente hacia el SO. Los torrentes han abierto profundos tajos y han creado un paisaje cárstico.

                • islas canarias

                • El archipiélago canario compuesto por 7 islas tiene una superficie de 7.273 Km2 y se localiza a unos 150 Km de la costa NO africana. Su origen es de carácter volcánico y del Terciario (Mioceno) y forma parte del área denominada dorsal meridiana del Atlántico. La base profunda del plegamiento alpino está en un movimiento de placas continentales y marinas. Las islas Canarias son el resultado de la fricción entre dos de ellas: la del Atlántico Oriental y la continental africana. Numerosas fallas cuartearon la corteza oceánica a través de cuyas fisuras ascendieron los materiales volcánicos hasta formar el archipiélago. Lanzarote está orientada NNE-SSO, Fuerteventura, Tenerife, La Gomera y Hierro NE-SO y La Palma, Tenerife y Gran Canaria NO-SE.

                  En Tenerife se encuentra la cima más alta 3.718, del Teide, el sustrato es de tipo basol y aflora en Las Palmas y La Gomera y menos en Fuerteventura. El resto de los materiales son Terciarios postmiocénicos, excepto en Hierro que es del Cuaternario. En la Palma, la Gomera y Fuerteventura basálticos. Existen 3 núcleos diferenciados en el releve canario: macizos antiguos, dorsales y el Teide - Las Cañadas.

                • macizos antiguos

                • No guardan ninguna relación por su edad y litología con el meseteño peninsular. surgen en las primeras fases efusivas miocénicas y constituyen el sustrato basáltico de todo el archipiélago pero adquiere importancia en Tenerife, La Gomera, Lanzarote y norte de La Palma.

                • las dorsales

                • Son relieves más modernos, del Plioceno - Cuaternario, que los macizos, por lo que se imponen las formas estructurales sobre las erosivas. Las dorsales son la de Pedro Gil en Tenerife, alineada de NE a SO. La segunda es la cumbre vieja del sur de la Palma, la terraza se halla en el Hierro de origen Cuaternario y la forman triangular que tiene se debe a su formación NO-SE, NE-SE y N-S.

                • teide - las cañadas

                • Tiene su origen en el de los ejes de la factura que han levantado todo el conjunto isleño, donde abundan las formas simples y las complejas. El vulcanismo canario es un fenómeno reciente y geológicamente vivo, sin consolidar

                • formas de modelado

                • Influyen numerosos factores: tipo de los materiales, grado de fisuración, desnivel, orientación y clima. Las formas más características sobre las que inciden todos estos factores son las siguientes: barrancos, glacis, litoral y entorno periglaciar.

                  • Barrancos son las consecuencias de un intenso y prolongado arroyamiento superficial en el que colaboran activamente el clima árido, la ausencia de manto vegetal tupido, la antigüedad de los macizos, etc.

                  • Glacis poligénicos caracterizan el relieve de las islas orientales como Fuerteventura sobre las que se encajan los barrancos. Corresponden a época áridas del Pleistoceno y ocupan extensos piedemonte y laderas de valles.

                  • Litoral es un elemento más dinámico y evolucionado porque sus materiales sufren el continuo efecto del oleaje y la inestabilidad propia de un entorno todavía sin consolidar. Con la retirada del mar en los últimos movimientos eustáticos y la formación de playas bajas los acantilado de El Golfo o la isla de Dante, se yerguen como fósiles cuaternarios. Las playas son una prolongación del continente por tanto allí donde éste se precipite violentamente el mar no es fácil que se generen formas de acumulación.

                  • Modelado periglaciar no es muy extenso ni variado. Queda reducido al conjunto del Teide - Las Cañadas, por encima de los 1.800 m.


                  tema vi: circulación general de la atmósfera

                • introducción

                • La Península ocupa una posición fronteriza en la zona templada, que cae bajo el dominio de los vientos del SO y se dan cita dos masas de aire antagónica: la polar y la tropical. El resultado es un campo de batalla continuo conocido como frente polar, donde una veces ganan las masas cálidas (bajas presiones o ciclones) y otras las frías (altas presiones o anticiclones).

                  Los diversos cinturones de la circulación atmosférica no permanentes entre unos márgenes estáticos sino que realizan un vaivén o contorno hacia el norte y el sur. Ello es ostensible entre los paralelos 30º y 40º y vive dos situaciones de contrates, verano e invierno con los equinoccios.

                • posición de la península

                • La mayor parte del territorio peninsular, excepto la franja norte desde Galicia al País Vasco, cae bajo los dominios del clima mediterráneo en el que los contrastes son permanentes. La Península no tiene una situación de privilegio, sí de contrastes.

                  La influencia del Atlántico y del Mediterráneo es importante en toda la zona costera, debilitándose hacia el interior por la barrera montañosa que lo circunda. Las aguas del Atlántico son más templadas de lo que le corresponde por la latitud debido a la corriente del Golfo que llegan hasta Galicia donde un ramal toma la ruta sur convirtiéndose en corriente fría. Estas circunstancias son positivas para la Península porque se suavizan las temperaturas invernales.

                  La eficacia climática del Mediterráneo es menor, porque es un mar cerrado y porque se interpone una barrera montañosa entre él y las tierras interiores. Durante el invierno las diferencias de temperaturas son nulas entre ambas masas de agua y en verano las oceánicas son más frías.

                • distribución de las masas continentales

                • Es de particular importancia para la Península ya que en invierno se ve suavizada por los vientos fríos procedentes del anticiclón instalado en el centro de Europa. En verano la advección de aire cálido desde el continente africano

                • características del territorio

                  • La continentalidad

                  • Las lluvias orográficas

                  • El efecto barrera

                  • factores termodinámicos

                    • La corriente en chorro

                    • Los centros de acción:

                    • El anticiclón de las Azores

                    • Los anticiclones polares

                    • Los anticiclones europeos

                    • La depresión de Islandia

                    • Las depresiones peninsulares

                    • la corriente en chorro

                    • Conocida como Jet Stream se presenta como un flujo de aire en altura que rige los destinos del tiempo en las latitudes templadas. Lo más característico de su conducta está en lo que se pueden considerar las anomalías o salidas del cauce habitual formando profundas ondulaciones. Se mueve a una velocidad de 150 Km/h y en torno a los 50º de latitud, pero cuando llega el verano reduce su marcha y se sitúa por encima de dicha latitud dejando la Península a merced de los Anticiclones Subtropicales.

                      En invierno se sitúa entre los 30-45º de latitud y se ondula hasta englobar el norte de África. El frente polar trae inestabilidad a la Península, dejando de ser la circulación zonal a meridiana. En los equinoccios la Península vive dos etapas de transición hacia sus respectivos solsticios. Debido a sus bajas temperaturas y según se va adentrando en un ambiente más cálido, acelera su velocidad y se convierte en la llamada “gota fría”.

                    • los centros de acción

                    • Dependes estrechamente de la corriente del chorro.

                    • Anticiclón de las Azores

                    • Semipermanente, su origen está en las altas presiones subtropicales y fluctúa tanto N-S.

                    • Anticiclones polares atlánticos

                    • Adoptan posición meridiana y deja a la Península en situación de bloqueo frente a la posible llegada de las presiones atlánticas. Su fuente de alimentación radica en los vientos fríos del norte.

                    • Anticiclones continentales

                    • Son de carácter térmico y se originan en el continente europeo durante los meses invernales debido a las bajísimas temperaturas. Emiten vientos fríos y secos hacia la Península, originando heladas.

                    • Depresión de Islandia

                    • Es de origen dinámico y se localiza en el Atlántico norte y manda a la Península vientos marítimos.

                    • Depresiones peninsulares

                    • En el interior de la Península y durante el verano son de origen térmico, esto es debido a la elevada temperatura que alcanza la Meseta sin que puedan llegar al interior las influencias del océano, lo cual origina una situación de pantano barométrico.

                    • Depresión del Golfo de Génova

                    • Es propia del otoño cuando el área mediterránea aún se mantiene cálida por los excesos estivales.

                    • Depresión de las Azores

                    • Es parecida a la de Génova pero aquí los vientos son de origen polar marítimo.

                    • Depresión sahariana

                    • En superficie tiene como respuesta un anticiclón térmico en altura, se inicia en mayo y dura hasta octubre.

                    • las masas de aire

                    • Son proporciones individualizadoras de aire con características propias de humedad, temperatura y presión. La Península está influida por un gran número de ellas. Por su naturaleza se dividen en frías, árticas y cálidas.

                    • Ártica (Hm)

                    • Aparecen en raras ocasiones, originan nevadas en el norte

                    • Ártica continental (Hc)

                    • Se genera más al este que la anterior entre la Europa continental y la Siberia occidental. Muy fría y seca en su origen y lo mantiene todo el invierno porque cruza un continente helado. Produce en la Península heladas y ciclos claros.

                    • Polar marítima (Pm)

                    • Se subdivide en dos: la mencionada y otra que se forma por debajo del paralelo 50º y es alimentada por los vientos de la zona norte del Anticiclón de las Azores. La 1ª es siempre invernal, la 2ª es de finales de invierno y comienzo de primavera y es más cálida.

                    • Polar continental (Pc)

                    • Es la más fría, produce fuertes olas de frío. Su procedencia es del ártico marítimo pero el Anticiclón Térmico Siberiano las despoja de su escasa humedad.


                      tema vii: climatología sinóptica

                    • tipos de tiempo

                    • Es la reiteración de una mismas o similares situaciones atmosféricas en un espacio determinado. Los centros de acción, masas de aire y tipos de tiempo están íntimamente relacionados a la hora de definir un clima.

                    • situaciones atmosféricas

                    • Son los diferentes estados por los que pasa la atmósfera en momentos y lugares precisos y que por reiterativos los agrupamos formando modelos. Dichas situaciones pueden ser convectivas y advectivas.

                    • Situaciones convectivas

                    • Se desarrollan “in situ” predominan los movimientos verticales del aire. Cuando los movimientos son descendentes es una situación anticiclónica y ciclónica si son ascendentes.

                    • Situación anticiclónica

                    • Es típica pero no exclusiva del invierno. Esto sucede cuando la Península aparece ocupada por un anticiclón de origen europeo, reforzado por las bajas temperaturas locales. Esta situación bloque la entrada de los ciclones (borrascas) atlánticas y origina un tiempo estable con cielos despejados.

                    • Situación ciclónica (borrascas)

                    • Se ajusta mejor a las estaciones equinocciales y es fuente de las borrascas atlánticas, reforzadas a veces por una célula estancada de la corriente en chorro. Provoca tiempo frío y lluvioso.

                    • Pantano barométrico

                    • Está propiciado por el bloqueo del anticiclón de las Azores, en el que el aire no circula porque a la acción anticiclonal se añade la ausencia de la corriente del chorro.

                    • situaciones advectivas

                    • Se definen por el predominio de los movimientos horizontales del aire que llega desde otras zonas geográficas. Las más características son las siguientes.

                    • Situación del Norte

                    • Al este peninsular y en sentido meridiano se localiza un anticiclón que impide la entrada de las borrascas del oeste. Sobre la Europa occidental se instala una gran depresión que en altura corresponde con una ondulación de la corriente del chorro. Esta situación de otoño y primavera a veces, pero propia del invierno. Frío intenso con cielos despejados, ocasionalmente nieva en la fachada norte de los relieves septentrionales.

                    • Situación del Noroeste

                    • Viene dada por la presencia en superficie de un anticiclón atlántico y una baja presión sobre las islas Británicas. Altura una de las ondulaciones de la corriente en chorro toma la misma orientación NO-SE. Los vientos fríos y el tiempo inestable, lluvias en las costas atlántica y gallega.

                    • Situación del Oeste

                    • Zonal, penetran libremente por el oeste las depresiones atlánticas. Situación propia del solsticio de invierno y de los equinoccios, tiempo inestable.

                    • Situación del Este

                    • Se da cuando se extiende un anticiclón zonal (O a E) desde el Atlántico al interior de Europa y en el norte de Italia se instala una depresión, afecta a la costa mediterránea y se da de otoño a primavera.

                    • Situación del Noreste

                    • Es una posición submeridiana de un anticiclón ubicado en la Islas Británicas y de una baja presión en el Mediterráneo. En altura hay una dorsal y una vaguada. Situación del invierno.

                    • Situación del Sur

                    • Se establece cuando en las costas occidentales de la Península y norte de África hay una amplia depresión y en el Mediterráneo un anticiclón. Es una situación de finales de primavera y principios de verano.

                    • Situación del Suroeste

                    • Se da si el anticiclón de las Azores se sitúa frente a las costas occidentales africanas en posición submeridiana y hacia el norte se instala una gran depresión. Es una situación que puede darse durante todo el año.

                    • los frentes: EL FRENTE POLAR

                    • Uno de los factores decisivos de los climas peninsulares es la franja de contacto entre las masas de aire polar y tropical y gobernada por la corriente en chorro. La posición normal del frente es zonal, de O a E, pero sufre ondulaciones. En invierno llega a ocupar posiciones cercanas al Golfo de Cádiz y en verano por encima de los 50º.


                      tema viii: elementos del clima

                      Elementos del clima los las propiedades y condiciones de la atmósfera que en conjunto y con los factores climáticos definen un tipo de tiempo o clima, que se desarrollan en ciclos dilatados. Los componentes del clima son; temperaturas, precipitaciones, presión, viento, nubes, humedad e insolación. Se estudian sólo los dos primeros.

                    • temperaturas

                    • En las temperaturas influyen el mar, la latitud y el relieve. El mar es un factor atemperante. En la Cornisa Cantábrica, cuya isoterma es de 14º, la temperatura media anual es elevada comparada con Vitoria (11,7º) o zonas meridionales más cálidas, como Albacete 13,4º. Influye también en la Meseta, el Valle del Ebro y Guadalquivir y la costa mediterráneo. La Meseta norte está marginada por los relieves.

                      La latitud influye en las temperaturas, que disminuyen o aumentan en función de la proximidad a la zona interpropical. El relieve ocasiona la disminución de las temperaturas en 0,5º cada 100 m de altitud, esto es el gradiente vertical de temperatura (146).

                      La conclusión de los tres factores es que la isotermas dibujan con precisión la orografía peninsular, formando hoces influencia entre montaña y océano de 4º. Entre la costa cantábrica y sureste y sur hay 4º. La mediterránea es 2º más cálida, la meseta norte más fresca que la sur.

                    • Temperaturas medias

                    • Enero es el más frío de la Península debido entre otros factores a las llegadas de aire polar, continental o marítimo. Las temperaturas descienden desde el sur hacia el norte y desde la periferia al interior. Cambios más bruscos en la zona media oriental por hallarse los relieves muy próximos a la costa mediterránea: Costa del Sol (13º) y Granada (7º), Castellón de la Plana (11º) u Teruel (7º). En la parte occidental el influjo atlántico penetra por los Valles del Tajo, Guadiana y Guadalquivir.

                      En una misma latitud la costa meridional mediterránea es más cálida que la atlántica, la septentrional a partir del paralelo 40º más cálida. La costa noroccidental se ve beneficiada por las aguas cálidas de la deriva noratlántica. La mediterránea recibe las advecciones frías o muy frías del continente europeo. En la Meseta norte las temperaturas oscilan entre 2º y 4º, en la sur entre 4º y 6º. Se dan contrastes entre la depresión del Ebro (4º-6º) y la del Guadalquivir (8º-11º), que se explican por la diferencia de latitud (Ebro más alta) y el enclaustramiento de la depresión del Ebro, pues no le llegan influencias marítimas del Mediterráneo. En la Costa del Sol la media es de 13º y en la Cantábrica 9º.

                      Julio es el mes más cálido en el interior Peninsular. Las zonas costeras mediterráneas y atlánticas retrasan su máximo al mes de agosto. El verano se caracteriza porque en la mitad sur las temperaturas aumentan desde la costa al interior, en la mitad septentrional, salvo en valle del Ebro, las temperaturas descienden hacia las cabeceras del Duero y del Tajo.

                      En la Costa del Sol la media es de 25º y en la Cantábrica 18º. Existe mayores contrates en verano que en invierno en las costas. En la Meseta norte el verano queda por debajo de los 22º (Burgos 19º y Segovia 21º). La Meseta sur supera los 26º (Toledo 26,1º). El Valle medio del Guadalquivir es la zona más cálida, pues en Sevilla y en Jaén se alcanza una media de 28º.

                    • amplitud térmica

                    • El noroeste ofrece la más baja (Coruña 9º, Santander 10º, Bilbao 11º), en su interior Lugo 13º, León 17º, Zamora 17,6º, Segovia 17,3º. Desde el Sureste litoral hacia el interior: Almería 14,4º, Granada 19º, Jaén 19,6º y Ciudad Real 20,1º. La costa mediterránea tiene mayor amplitud térmica que la Atlántica: Vigo 9,7º y Gerona 20,1º. En las montañas la amplitud media es de 17,4º.

                    • MÁXIMAS medias

                    • Veraniegas Se dan en el interior andaluz o valle medio del Guadalquivir > 36º.

                      Invernales Se dan en la costa andaluza entre Almería y Cádiz 17º.

                    • mínimas medias

                    • Corresponden al mes de Enero excepto en la Coruña, Santander y Bilbao que son en Febrero. En la Meseta norte las mínimas oscilan entre -2º y 2º (León, Burgos, Valladolid y Ávila). En la Meseta Sur entre los 0º y los 4º (Madrid 0,2º, Toledo 1,7º, Ciudad Real 0,7º, Cáceres 7º. En las costas levantinas superiores a 5º (Tarragona 5,2º, Valencia 5,5º, Barcelona 6,4º y San Fernando 7º. El efecto Föhn es un viento descendente, cálido y seco que sopla a sotavento de las montañas y que eleva las temperaturas 1º cada 100 m.

                    • precipitaciones

                    • Las hay de tres tipos en la Península: convectivas al estar asociadas a una atmósfera inestable, orográficas si su ascenso está forzado por la presencia de relieve y frontal, si en el proceso intervienen más de dos masas (aire frío y cálido). La eficacia de estos procesos va unida a varias peculiaridades de nuestra Península: latitud, emplazamiento, configuración y relieve.

                    • cantidad de precipitaciones

                    • Las isoyetas dibujan sobre el mapa las zonas que reciben igual volumen de precipitación media. La orografía juega un papel importante en la distribución de las lluvias y su cuantía. Entre la isoyeta 800 mm y la de 700 mm encontramos la España húmeda. Esta isoyeta hace de frontera entre la España húmeda y la seca. Isoyeta 300 mm separa la Iberia seca o de transición de la árida. Nos llegan precipitaciones de 700 mm por m2 de la troposfera (líder del clima húmedo). Cuenca hidrográfica 1.500 mm x m2, Red del Segura 400 mm x m2, La Coruña mm x m2, Cabo de Gata 117 mm x m2.

                    • intensidad de las precipitaciones

                    • Valores de menos de 100 mm/día/m2 en la mayor parte del interior peninsular, también en La Coruña, Golfo de Mazarrón, Llanos de Almería y Bahía de Cádiz. Valores de más de 200, excepto pocos enclaves montañosos del interior (Sierras de Gredos, Guadalupe, Montes de Toledo, del Viento y en Sierra Morena, Serranía de Ronda en las Béticas la mayor parte se concentran en la orla mediterránea y puntos aislados de los Pirineos, Guipúzcoa y norte de Lugo. Isoyeta de 400 mm en el ámbito mediterráneo.

                    • frecuencia

                    • La periodicidad de las precipitaciones es una de las características esenciales para definir un clima, Sevilla y Cuenca (572 mm) existiendo muchas diferencias:

                      SEVILLA

                      Lluvias invernales (210 mm)

                      Verano seco (15 mm)

                      Se concentran en 69 días

                      La nieve no hace acto de presencia

                      CUENCA

                      Lluvias primaverales (191 mm)

                      Verano recibe (96 mm)

                      Se concentran en 96 días

                      La nieve aparece en 9 días

                      Cáceres y Tarragona con similares precipitaciones (480 mm):

                      CÁCERES

                      Máximo invernal con 97 días

                      TARRAGONA

                      Máximo otoñal con 68 días

                      Precipitaciones de menos de 250 mm: Cabo de Gata, curso bajo del Almanzora almeriense y las tierras que se extienden entre Cartagena y Murcia en el bajo Segura.

                    • distribución de las precipitaciones

                    • Existen cuatro zonas: húmeda, semihúmeda o de transición, seca y árida.

                    • Húmedad

                      • Precipitaciones de más de 800 mm, repartidas en 120 días.

                      • Máximo de lluvias de carácter invernal

                      • Mínimo veraniego

                      • Nunca menos de 30 mm/mes

                      • Abundancia y distribución buena todo el año

                      • Se extiende por el NO, vertiente norte de la Cordillera Cantábrica y los Pirineos.

                      • Otros puntos más al sur responden a las elevadas del interior:

                      • Sierra de La Demanda, Serranía de Cuenca (Ibérica), Guadarrama, Gredos y Gata(Central), Sierra de Guadalupe y Serranía de Ronda.

                      • Serranía de Cuenca predominio primaveral, Noroeste predominio invernal, Noreste predominio otoñal (Montseny).

                      • Semihúmeda o de transición

                        • Precipitaciones entre 600-800 mm y se localiza por debajo de las húmedas.

                        • Norte vertiente sur de la cordillera Cantábrica. Las Sierras Exteriores Pirenaicas y el litoral catalán hasta el límite de la provincia de Tarragona.

                        • Interior: las tierras altas de la Cordillera Central hasta enlazar por el este con la Ibérica y el oeste a través de los Montes de Toledo, Sierra Morena.

                        • Baleares mitad norte más de 600 mm.

                        • Canarias: las tierras altas del interior.

                        • Seca

                          • Precipitaciones entre 400-600 mm, ocupan el 40% del territorio el 30% de las lluvias.

                          • La mayor parte de la Meseta norte, que enlaza a través del curso del alto Duero con el Valle del Ebro y las tierras mediterráneas desde la desembocadura del Llobregat hasta Alicante.

                          • Interior: Meseta sur, tierras extremeñas, gran parte de Andalucía interior y Costera.

                          • Árida

                            • Menos de 400 mm, ocupando el 16% del territorio y el 7% de las precipitaciones.

                            • Valle medio del Duero (entre Valladolid y Ávila) en el Ebro, la Mancha y en el Sureste.

                            • Zona subdesértica, con menos de 200 mm entre los cabos de Palos y Gata.

                            • dominios publiométricos

                            • Se dividen en tres: Atlántico, interior y Mediterráneo.

                            • Atlántico

                            • Se extiende por el norte, oeste y suroeste y quedan bajo la influencia directa del océano. Las precipitaciones son de régimen invernal y primaveral con la excepción de Huelva, Cádiz y Sevilla. Lluvias originadas por el descenso en latitud del frente polar.

                            • Interior

                            • Escapa de las influencias tanto atlánticas como mediterráneas, su máximo pluviométrico se da en primavera y el mínimo en invierno.

                            • Mediterráneo

                            • Ocupa la franja oriental desde Gerona hasta Almería, recibe las máximas precipitaciones durante los equinoccios. Destacando el otoño sobre la primavera: Gerona no presenta ningún mes seco (pp. Mayores de 300 mm), Valencia con meses secos marzo, junio, julio y agosto, Almería todos secos menos diciembre y enero.

                            • Motivos de los grandes dominios peninsulares

                              • Atlántico queda bajo la influencia del océano, su carácter invernal tiene su origen en el descenso en latitud del frente polar que permite la llegada en tromba de las borrascas atlánticas.

                              • Interior, que escapa de las influencias atlánticas y mediterráneas, sus máximas se dan en primavera porque debilitan profundamente las situaciones anticiclónicas del interior dejando paso a todo tipo de perturbaciones.

                              • Mediterráneo, que recibe sus máximas durante la primavera (2ª) y otoño (1ª). Tiene su origen en las lluvias convectivas, con la retirada del anticiclón de las Azores, descenso de las temperaturas y presencia en altura de alguna gota fría.


                              tema IX: CLASIFICACIÓN de los climas peninsulares

                            • introducción

                            • Según Kopeen en la Península tenemos las siguientes clasificaciones climáticas:

                              • C: climas templados cálidos.

                              • B: climas secos

                              • D: climas con nieve

                            • climas de influencia atlántica

                            • Climas del norte y noroeste peninsular, así como la costa suroeste y sur de Andalucía.

                            • clima oceánico templado húmedo (Cfb)

                            • En la cornisa cantábrica y costa gallega penetra hacia el interior unos 100 Km. Se caracteriza por:

                              • Precipitaciones abundantes de más de 1.000 mm repartidas a lo largo de todo el año.

                              • Máximo otoño invierno y mínimo estival.

                              • Ningún mes de menos de 30 mm.

                              • Temperaturas medidas suaves: Lugo 12º, 15º Vigo, 13º San Sebastián, 14,1º Gijón. Media de enero: < 6º, julio 20º.

                              • Amplitud térmica 9-11º, la más baja de la Península.

                              • Cornisa Cantábrica

                              • Debido a que está abierta a las advecciones norte noroeste, es algo más fresca. En cambio los vientos húmedos del sur al cruzar la Cordillera Cantábrica eleva las temperaturas de finales de invierno y comienzos de la primavera.

                              • Costa Gallega

                              • Es más lluvioso, excepto La Coruña y tiene menos contrastes térmicos que la anterior.

                              • clima oceánico subtropical (csa)

                                • Se extiende por la costa andaluza desde la desembocadura del Guadiana hasta los Llanos de Almería.

                                • Las precipitaciones se mueven entre los 462 mm de Huelva hasta los 685 de Tarifa.

                                • Precipitaciones de carácter invernal (desde noviembre a marzo) y son traídas por los vientos del oeste y suroeste, disminuyendo al noreste, acaparan grandes volúmenes en las primeras estribaciones de la Cordillera Bética.

                                • Temperaturas medias anuales de 18º.

                                • Mes de enero en torno a los 11º.

                                • Amplitud térmica moderada, 14º

                                • clima oceánico de transición (dfb)

                                  • Posee características tanto del dominio oceánico como continental.

                                  • Precipitaciones de más de 800 mm de carácter invernal.

                                  • El invierno tiene varios meses con menos de 6º.

                                  • Traspasando las cumbres cantábricas hacia el sur las lluvias son menores de 600 mm y se eleva algún grado la temperatura.

                                  • Se distinguen en este clima dos ámbitos: septentrional y meridional:

                                  • Septentrional: ocupa las provincias de Orense, sur de Lugo, Asturias, Cantabria, Vizcaya y Guipúzcoa, norte de León, Palencia, Burgos, Vitoria, Navarra y Huesca.

                                  • Meridional: abarca el sur de las provincias de Badajoz. Precipitaciones 700 mm de carácter invernal.

                                • climas de influencia mediterránea

                                • Se pueden distinguir 3 zonas:

                                • mediterráneo suavizado o catalán (cfa)

                                  • Se extiende desde el Cabo de Creus hasta el Garraf.

                                  • Precipitaciones mayores de 600 mm.

                                  • No hay sequía ningún mes.

                                  • Máximo pluviométrico en otoño, secundario en primavera.

                                  • Mes de agosto más de 22º (a en Köppen por los 22º).

                                  • mediterráneo seco o levantino - balear (csa)

                                    • Abarca desde el Garraf al Cabo de la Nao.

                                    • Precipitaciones disminuyen de norte a sur hasta situarse por debajo de los 500 mm (Castellón de la Plana y Valencia).

                                    • Máximo pluviométrico situado en otoño y secundario en primavera.

                                    • Ningún mes sufre sequía total, pero sí un descenso.

                                    • Precipitaciones son pocas, extensas y mal repartidas.

                                    • Temperatura media anual 16-17º. Enero 11º y Agosto 26º que es el mes más caluroso.

                                    • Amplitud térmica moderada 15º.

                                    • Las Islas Baleares coinciden a grandes rasgos con los descrito anteriormente, pero con una humedad relativa más acusada, con los máximos en otoño y secundario en invierno, no en primavera como en Levante.

                                    • MEDITERRÁNEO árido subdesértico (bsh)

                                      • Se extiende desde el Cabo de la Nao hasta Punta Sabinar al sur de Almería.

                                      • Es la zona árida de la Península y del continente europeo.

                                      • Las precipitaciones del Cabo de Gata están por debajo de las del Sahara, catalogado como clima de estepa con verano cálido.

                                      • Alicante con temperatura media de 18º, precipitaciones 385 mm (Bsh).

                                      • Águilas (Murcia) temperatura media de 19,1º, precipitaciones 177(Bu).

                                    • climas interiores

                                      • Se caracterizan por hallarse alejados de la influencia atlántica.

                                      • Todo el ámbito durante el verano cae debajo de la influencia del Anticiclón de las Azores.

                                      • Grandes contrastes en invierno.

                                      • Se extiende por ambas mesetas y valles del Ebro y del Guadalquivir.

                                      • clima continental acusado (cs)

                                        • Se extiende por Meseta norte, de la sur el centro y el este y el valle del Ebro.

                                        • Sufre una amplitud térmica de entre 18º-20º

                                        • Precipitaciones entre 300-500 mm, equinocciales, primavera y después otoño.

                                        • Solsticios presentan sequía en invierno por la presencia de anticiclón frío y en verano por la subsidencia de los vientos del continente (A).

                                        • Fuerte amplitud térmica.

                                        • Meseta norte (Csb)

                                          • Tierras drenadas por el Duero a las que hay que añadir la Bureba burgalesa.

                                          • Temperaturas invernales rigurosas tres meses están por debajo de 6º, con una media en enero de 2º.

                                          • Temperaturas estivales no son calurosas, por debajo de los 22º (b).

                                          • Precipitaciones con predominio invernal en el oeste: Zamora y Salamanca menos de 600 mm.

                                          • Meseta sur (Csa y Bsk)

                                            • Más abierta a las influencias atlánticas que la norte.

                                            • Se extiende bajo los rasgos climáticos desde la Cordillera Central hasta Jaén, córdoba y las tierras bajas interiores de Granada, de norte a sur, y de oeste a este desde la Extremadura central hasta Albacete y zonas interiores de la Comunicad Valenciana.

                                            • Media en enero 4-5º. La media en julio rebasa los 22º.

                                            • Amplitud termina es la mayor de la Península Toledo 20,2º, Ciudad Real 20,1º y Albacete 19,9º.

                                            • Precipitaciones en torno a los 400 mm de carácter primaveral y secundario en otoño.

                                            • Sequía profunda en verano.

                                            • Valle del Ebro (Csa y Bsk)

                                              • Inviernos muy frío y veranos calurosos.

                                              • Amplitud térmica 20º en Lérida, muy parecida a la de la Meseta Sur.

                                              • Precipitaciones de la zona están entre 300-400 mm.

                                              • Sus máximas precipitaciones son primaverales y un máximo secundario estival (Zaragoza y Logroño).

                                              • Valle del Guadalquivir (Csa)

                                                • Se extiende por el curso alto del valle hasta llegar a la Meseta sur y por las tierras altas cordobesas, almerienses y malagueñas.

                                                • Temperaturas invernales por debajo de los 6º. Media anual entre 13º y 15º.

                                                • Amplitud térmica 20º.

                                                • Precipitaciones oscilan entre 400 y 600 mm y tienen carácter invernal y secundario en primavera.

                                                • Verano con sequía acusada.

                                                • clima continental atenuado (Csa)

                                                  • Ocupa una franja delimitada por el oceánico de transición y subtropical, al oeste, y por el continental acusado al este.

                                                  • Vertiente sur de la Cordillera Cantábrica hacia tierras leonesas, desciende por la Extremadura occidental y finaliza su influencia en el Valle medio del Guadalquivir.

                                                  • La zona oeste tiene influencia atlántica sus precipitaciones son invernales y se aproximan a 600 mm.

                                                  • La zona del interior sufre los rigores invernales y los calores veraniegos en un ambiente de acusada sequía.

                                                  • Zona norte

                                                    • Se extiende desde el arco de la cuenca de Noguera-Ribagorzana hasta el norte de la provincia de Cáceres.

                                                    • Inviernos rigurosos, con enero de menos de 6º.

                                                    • Veranos calurosos, con más de 22º en julio.

                                                    • Zona sur

                                                      • Inviernos suaves entre 8º y 10º.

                                                      • Veranos calurosos con más de 26º en julio (Jaén 27,7º, Córdoba y Sevilla 27,9º), en el valle medio del Guadalquivir.

                                                      • Precipitaciones oscilan entre 500 y 700 mm.

                                                      • Máxima pluviométrica entre noviembre y febrero en áreas más occidentales. Hasta el este (Jaén) van adquiriendo cada vez más importancia las lluvias primaverales.

                                                      • climas de montaña

                                                      • Los factores que intervienen en la definición de un clima de montaña son la altitud, la latitud, orientación, macicez y continentalidad.

                                                      • Climas de montaña marina (Cfb y Dfb)

                                                        • Se localizan en los relieves alpinos terciarios septentrionales, desde el macizo sureste gallego hasta las Costeras Catalanas.

                                                        • El piso subalpino se localiza desde la Sierra orensana de San Mamed hasta el Montseny catalán.

                                                        • Temperaturas medias anuales 10º, enero está en torno a los 0º y julio menos de 22º.

                                                        • Las precipitaciones rebasan los 1.100 mm.

                                                        • El máximo pluviométrico se va desplazando desde el invierno (en el oeste) hacia el otoño (en el este).

                                                        • El piso alpino se localiza en lugares entre los 1.500 y 2.000 m. Aparece en núcleos aislado del oeste y Pirineos.

                                                        • Temperaturas medias anuales menores a 6º, enero está en torno a los -3º y 0º veranos frescos y duración de dos meses.

                                                        • Precipitaciones superiores a 1.200 mm, que se incrementan al oeste.

                                                        • Estas características pueden variar según sea de influencia atlántica o mediterránea.

                                                        • El piso nival por encima de los 2.500 m se reduce al Pirineo central:

                                                        • Temperaturas medias de menos de 0º, con un invierno que dura más de 10 meses y verano cálido y corto.

                                                        • Durante el día se superan los 22º y por la noche menos de 0º.

                                                        • Precipitaciones superiores a 3.000 mm, casi toda en forma de nieve.

                                                        • Climas de montaña continental interior (Cfb)

                                                          • Cordillera Ibérica, Sistema Central, Montes de Toledo y Sierra Morena.

                                                          • En algunos casos se superan los 2.000 m.

                                                          • Temperaturas medias oscilan entre 6 º y 10º. Los inviernos entre -2º y 0º, largos y fríos, veranos cálidos con más de 22º.

                                                          • Precipitaciones de más de 1.200 mm.

                                                          • Climas de montaña subtropical (Csb)

                                                            • Propio de las Cordilleras Béticas

                                                            • Inviernos con más de 0º, y no se alcanzan los 22º en verano ningún mes.

                                                            • Precipitaciones medias anuales entre 800 y 1000 mm.

                                                            • Máximo pluviométrico en invierno, seguido de otoño y primavera.

                                                            • Veranos con profunda sequía.

                                                          • climas de canarias

                                                          • Los factores climáticos que influyen en el archipiélago canario son la posición del territorio, las características del mismo, la cercanía o no del mar, componentes termodinámicos.

                                                          • posición del territorio

                                                          • Ocupa un espacio fronterizo entre las influencias templadas más meridional y las tropicales más norteñas. Las influencias templadas meridionales son propias del invierno, permite la aproximación de masas de aire de latitudes polares, es la estación de máxima pluviosidad. Las tropicales norteñas se desplazan hacia el norte apenas inician los primeros calores y dejan toda la zona bajo el dominio de los alisios del noroeste. Las temperaturas son agradables pero la sequía es casi permanente.

                                                            Las características del territorio difieren de unas islas a otras. El relieve adquiere un papel definitivo para determinar las características climáticas: fenómenos como la inversión térmica, el mar de nubes o lluvias invisibles están asociadas con la altitud.

                                                          • influencia marina

                                                          • La originalidad del caso canario estriba en la presencia de la corriente fría homónima, que lleva la misma dirección que los alisios.

                                                          • cercanía del sahara

                                                          • Se deja notar de forma contundente y en el momento más inoportuno: cuando llega el calor, que coincide con el desplazamiento hacia el norte del anticiclón de las Azores y los flujos del alisio se debilitan. La diferencia térmica entre las dos masas de aire, la del alisio y la sahariana, que viene a ser 15º, de ahí los trastornos de todo tipo que acarrea la presencia del viento continental, llamado del sur. La presencia de la corriente fría atlántica, sobre la que debe desplazarse en su recorrido hacia el archipiélago impide a este viento sofocante causar estragos en las islas orientales.

                                                          • temperaturas

                                                          • Las medias anuales de las tierras bajas no alcanzan los 21º y su amplitud es de 6º-7º en estas mismas zonas.

                                                          • precipitaciones

                                                          • Ofrecen profundos contrastes entre los 100 mm de las zonas más secas y los 800 mm de las más húmedas, que pueden superar los 1.000 mm si se añaden las precipitaciones invectivas.

                                                          • clasificación según köppen

                                                          • Desértico (Bw)

                                                          • En las islas orientales.

                                                          • Subdesértico estepario (Bsh)

                                                          • Tenerife con 146 mm.

                                                          • Templado con estación seca y verano caluroso (Csa)

                                                          • En latitudes medias y occidentales.

                                                          • Templado con verano cálido (Csb)

                                                          • < 22º, Izaña, Tafira, Los Rodeos, con amplitud térmica 14º muy moderada y temperatura de 18º es alta.


                                                            tema x: hidrografía

                                                          • introducción

                                                          • España no es un país deficitario de agua pues las precipitación media anual es de 672 mm/m2 .

                                                          • caudal m3/s

                                                          • Es la cantidad de agua en metros cúbicos que pasa por un punto concreto o sección transversal del río durante 1 segundo.

                                                          • módulo específico l/seg./km2

                                                          • Es el resultado de dividir los litros por segundo por los Km2 de cuenca, aguas arriba a partir del punto de la medición.

                                                          • módulo

                                                          • Es el valor medio de las medias, registradas durante bastantes años (suelen ser 30) para que tengan cierta fiabilidad.

                                                          • aportación específica mm/m2

                                                          • Es una relación entre el volumen total y la superficie de la cuenca expresada en mm/m2. Equivale a una película de agua repartida por toda la extensión de la cuenca, es decir, a los mm/m2 recibidos en la precipitación.

                                                          • coeficiente de ESCORRENTÍA

                                                          • Resalta las diferencias entre la aportación específica y las precipitaciones anuales, es decir entre las entradas y salidas.

                                                          • volumen total m3/seg.

                                                          • Es la media de la medición obtenida en m3/seg.

                                                          • coeficiente de irregularidad

                                                          • Es el resultado de dividir el máximo medio por el mínimo medio, ambos anuales. Si el cociente es igual o inferior a e, el río se considera regular, entre 3 y 7 semirregular o de transición y por encima de 7, irregular.

                                                            Los ríos atlánticos gozan de una gran regularidad debido al clima.

                                                            • El Ebro en su curso alto (arroyo 2,3 coeficiente). El Nalón al llegar al Cantábrico (2,6).

                                                            Son muy irregulares los ríos del ámbito mediterráneo:

                                                            • Júcar (8,2), Jalón (10,3), Alcañiz (23,2).

                                                          • desbordamientos y estiajes

                                                          • Ambos conceptos van unidos a los caudales máximos y mínimos reales. Los estiajes son menos dramáticos. Los ríos Tajo, Guadiana, Guadalquivir y Ebro no presentan avenidas debido a la extensión de sus cuencas.

                                                          • régimen de un río

                                                          • Procedencia de las aguas, variaciones estacionales, las avenidas y estiajes y el grado de regularidad fluvial.

                                                          • régimen simple

                                                          • Nival

                                                          • El río es alimentado mayoritariamente por precipitaciones nivosas, esto supone una fuerte reducción de caudal en invierno y aguas altas en primavera o comienzo de verano por el deshielo (Segre, Puigcerdá). Torrentera desde abril a junio.

                                                          • Nivo-pluvial

                                                          • En el otoño hacen acto de presencia las lluvias que elevan el caudal hasta rozar el módulo medio (Ter). El máximo principal en mayo y el secundario en noviembre y diciembre, mínimos en invierno y en verano dependiendo en factores.

                                                          • Pluvio-nival

                                                          • Con este régimen son las lluvias las que tienen la hegemonía sobre las nieves, ríos de la Cordillera Central, Sistema Ibérico, Cordillera Cantábrica. El máximo caudal aparece a finales de invierno y principios de la primavera y el estiaje veraniego se alarga hasta entrado el otoño. Mínimo acusado en agosto y máximo secundario en Diciembre

                                                          • Pluvial-oceánico

                                                          • Se caracteriza por tener un caudal regular y abundante, fruto del clima que lo alimenta. El máximo se concentra en el invierno y adquiere características estables. No rebasa el módulo.

                                                          • Pluvial-mediterráneo

                                                          • Todos los ríos presentan tres picos correspondientes al final de invierno e inicio primaveral (febrero-marzo), a finales de la primavera (mayo-junio) y al otoño (noviembre-diciembre). Río Foix

                                                          • Pluvial-mediterráneo continental

                                                          • Se da en el interior de la Península, se reducen a dos picos principal en primavera y secundario en otoño. Río Eresma.

                                                          • Pluvial-mediterráneo subtropical

                                                          • Son los que desembocan en el Mediterráneo. Máximo en febrero-marzo, precedido por un descenso en enero, tras el máximo secundario de diciembre. Aguas altas asociadas a las lluvias invernales.


                                                            tema xi: CUENCAS HIDROGRÁFICAS

                                                          • LAS TRES VERTIENTES HIDROGRÁFICAS

                                                          • VERTIENTE CANTÁBRICA

                                                          • Debido a su clima, los ríos son muy caudalosos, regulares y torrenciales porque el terreno presenta un fuerte desnivel. Los ríos de oeste a este son: Bidasoa, Deva, Nervión, Sella, Nalón, Navia, Tambre y Ulla.

                                                          • vertiente atlántica

                                                          • Engloba los grandes ríos de la Meseta (Duero, Tajo y Guadiana) y Guadalquivir.

                                                            • Recibe una precipitación media de 596,5 mm/m2, fluyendo el 33% de las aguas peninsulares por sus cuencas, con una superficie de 256.699 Km2 ((52,1% del territorio).

                                                            • No existen rasgos uniformes, por su extensión, pero tienen clima de dominio atlántico, contrastes térmicos y sequía estival, lo que da influencia mediterránea con carácter continentalizado.

                                                            • Caudales relativos (l/seg/km2) bajos, pero no los absolutos (m2/seg.), numerosos afluentes.

                                                            • vertiente mediterránea

                                                            • Las cuencas que la constituyen presentan agudos contrastes tanto por el tamaño como por las condiciones climáticas, tipos de régimen fluvial, etc.

                                                            • características de las cuencas

                                                            • En la forma de las cuencas influyen la estructura, tectónica o sedimentaria, y está en función inversa al tamaño de la cuenca. Para medir el índice de alargamiento o de redondez en la forma de la cuenca existe una fórmula: F = A/L2 (F = forma, A = área, L = longitud).

                                                            • cuenca del ebro

                                                            • Extensión de 86.000 Km2 (57% de la vertiente pirenaico-cantábrica, 43% a la ibérica). Al estar más cercana a la última vertiente sus afluentes están menos jerarquizados que los de la pirenaica, que tienen una aportación de 4/5 de 18.000 hm2 . Las diferencias están dadas por las heterogeneidades de los climas: oceánico (cabecera y curso alto), de alta montaña (Pirineos), montaña interior con rasgos mediterráneos (Ibérica), continental acusado (centro del valle) etc.

                                                            • régimen fluvial

                                                            • Este río es el más caudaloso y el más complejo de la geografía peninsular. Curso alto, hasta Miranda tiene un régimen pluvio-nival oceánico, máximo entre enero y marzo, por lluvias y deshielos. Desde mayo a noviembre el módulo por debajo de 1. En Miranda recibe el 11% del caudal por aportaciones del Nela y Oca.

                                                              Desde Miranda a Zaragoza pasa por los Montes Obarenes y por Logroño su caudal es de 3.500 hm3, teniendo por la margen derecha a los ríos Tirón, Najerilla, Leza, Cidacos y Alhama y se ve mermado por el Canal de Lodosa en 400 hm3 al principio y después por el Canal Imperial de Aragón que detrae unos 500 hm3. Su régimen en esta zona es pluvial mediterráneo por los aportes ibéricos.

                                                              Desde la desembocadura del Aragón a la desembocadura en Tortosa su régimen es pluvionival por los aportes pirenaicos.

                                                            • características de la cuenca

                                                            • La mayor aportación la recibe de los ríos Pirenaicos (margen izquierda: Ega, Arga, Aragón, Gállego, Cinca y Segre), con un 80% de su caudal. Los de la margen derecha proceden del Sistema Ibérico (Jalón, Guadalope y Matarraña). Grandes obras de ingeniería le han convertido en la zona de regadío más extensa de España. Tiene una notable regularidad, rota en julio-agosto. Su régimen, por estaciones es el siguiente:

                                                              • Invierno, las lluvias son escasas menos en el curso alto por ser de dominio atlántico. Volumen próximo a 1, no existiendo pérdidas por evaporación ni usos agrícolas.

                                                              • Primavera: confluyen lluvias del Ibérico y deshielos del Pirineo, resultado es el máximo anual, aunque irregular.

                                                              • Verano: estiaje pronunciado, con un módulo de 0,35, por pocas precipitaciones y deshielo.

                                                              • Otoño: máximo secundario por precipitaciones en las estribaciones ibéricas noroccidentales.

                                                            • cuenca del duero

                                                            • Ocupa toda la Meseta norte, recorre 937 Km, con una cuenca de 100.000 Km2 (79.000 españoles) y una aportación de 675 m3/seg, siendo el más caudaloso peninsular.

                                                            • régimen fluvial

                                                            • Es de escasa complejidad, en su cabecera recibe los afluentes de los Sistemas Ibérico, Central y Cordillera Cantábrica, de régimen pluvio-nival (máximo primaveral). En el centro de la Meseta su régimen torna pluvial mediterráneo, estiaje veraniego. Al salir de la Meseta y adentrarse en Portugal su régimen se vuelve pluvial oceánico.

                                                            • características de la cuenca

                                                            • Nace en Urbión y al llegar a Soria capital va encajado por terrenos secundario del Sistema Ibérico, después atraviesa terrenos oligocenos y miocenos terciarios (arcillosos y erosionables). En el curso medio, con pendiente del 0,77 m/km, con grandes meandros y recibe al Pisuerga, de régimen pluvio-nival y el Esla que recoge las lluvias de la vertiente sur de la Cordillera Cantábrica. Existen contrastes entre ambas márgenes, similares a la del Ebro.

                                                            • cuenca del tajo

                                                            • Está escoltado por el Sistema Central y los Montes de Toledo (más cerca de éste), con notable disimetría y contrastes entre las márgenes (mayor caudal en la septentrional, derecha), por el tamaño, altitud y volumen pluviométrico, con precipitaciones de más de 2.000 mm en la norte frente a 1.000 mm en la sur (M. De Toledo).

                                                            • régimen fluvial

                                                            • Desde su nacimiento en Albarracín y en el curso alto con aportes del sistema central, tiene un régimen pluvio-nival (abril) y secundario en fin de otoño, su estiaje no es muy profundo. En el centro de la cuenca, régimen pluvial mediterráneo continental (aguas equinocciales y estiaje de 4 meses). Curso bajo pluvial, dependiendo de las precipitaciones del solsticio de invierno.

                                                            • características de la cuenca

                                                            • Contrastes entre márgenes, por la derecha río Gallo y Tajuña con sus afluentes, por la izquierda.

                                                            • cuenca del guadiana

                                                            • Este río es el que tiene los caudales medios absolutos más reducidos, su longitud es de 818 km y drena casi 70 mil km2 , con un caudal específico de 1 litro por segundo y km2.

                                                            • RÉGIMEN fluvial

                                                            • Es muy simple, debido al régimen de las lluvias, excepto en la cabecera, no existen nieves y su pluviosidad es escasa e irregular. Donde finaliza el primer tramo las lluvias son de origen oceánico, con máximo en febrero, próximo al módulo 3 y secundario a final de otoño, sus valores mínimos están en mayo y duran hasta noviembre; en agosto está próximo a cero y enero está cercano a ese valor.

                                                            • características de la cuenca

                                                            • El Guadiana divaga entre materiales terciarios (calizas pontienses) formando una gran llanura, la manchega que pierde altura hacia el sur, esto se debe a razones geomorfológicas y climáticas, y la cuenca no ha sufrido desgarros tectónicos. Se encuentran en el curso alto las Tablas de Daimiel y dejando los terrenos calizos y mesozoicos una serie de zonas endorreicas, con pequeñas y grandes lagunas.

                                                            • cuenca del guadalquivir

                                                            • La cuenca tiene forma de un triángulo isósceles de 57.700 km2 y un frente de 170 km; aparece en la última fase de la orogenia alpina y presenta gran disimetría. El Alcalá del Río gira 90o y se dirige hacia el Atlántico. Tiene una aportación anual de 8.000 hm3, con un caudal específico de 4,5 l/s/ km2 .

                                                            • RÉGIMEN fluvial

                                                            • Régimen fluvial complejo, sin llegar al del Ebro. La cabecera es pluvial mediterráneo y con las aportaciones del Guadiana Menor y Genil se convierte en nivo-pluvial, con máximo en marzo, el secundario está en diciembre. En junio y diciembre desciende por debajo de la unidad. Hasta la desembocadura su régimen es pluvial.

                                                            • características de la cuenca

                                                            • Nace en Cazorla y su curso es de 650 km. Con dirección sur-norte, después forma una herradura tomando dirección este-oeste y en Montoro cambia de rumbo hacia el suroeste. Primero atraviesa calizas jurásicas, después oligoceno terciarias. Existe gran equilibrio entre ambas márgenes.


                                                              tema xii:

                                                            • albuferas

                                                            • La valenciana tuvo en sus orígenes una extensión de 30.000 ha reducidas en la actualidad a 2.700 debido a la colmatación natural, pero sobre todo a su conversión en campos de cultivo arrocero. Deja isletas denominadas matas, donde se refugian numerosas aves.

                                                            • lagos

                                                            • exógenos

                                                            • Pueden ser de origen cárstico, eólico, glaciar, arreico y litoral. Los de origen glaciar se ubican en zonas de montaña y surgen debido a los hielos cuaternarios. Abundan en las cabeceras de los ríos Gállego, Cinca, Esera y Noguera. Los de origen cárstico abundan en la parte oriental de la península, que es la zona donde predominan las calizas. Lagunas de Ruidera. Lagos arreicos se instalan en zonas áridas. Los eólicos por deflación del viento como el de Closes en el Ampurdán.

                                                            • humedales

                                                            • Son zonas cubiertas de forma permanente o temporal por aguas poco profundas (palustres), ya sean artificiales o naturales, dulces o saladas.

                                                              Desempeñan un papel biológico debido a que su escasa profundidad permite una fotosíntesis intensa y su contacto con la tierra favorece el aporte continuo de ríos y variados nutrientes. Durante siglos fueron considerados zonas económicamente inútiles y nocivas para la salud, de ahí que durante siglos se haya sentido rechazo por los habitantes del entorno. De carácter somero y tranquilo y la fluctuación estacional de su área son los rasgos más característicos de los humedales frente a las aguas corrientes. Pueden pasar por tres estadios: oligotrófico, eutrófico y distrófico. La mayoría están en el segundo nivel.

                                                            • marismas

                                                            • Son extensiones costeras que se van hundiendo lentamente por la acción del mar.


                                                              tema xiii: la región eurosiberiana

                                                            • conceptos de biogeografía

                                                            • La vegetación ha sido un tema menor frente al clima y relieve y en la actualidad se ha incorporado la fauna para dar una realidad del conjunto. La biogeografía incluye el ecosistema vegeta y el animal, ambos en relación activa e indisoluble. La presencia humana ha intervenido, modificándole, desde el neolítico ya empezó a transformarle. En la edad antigua ya hubo devastaciones pero es s partir del siglo XVIII, con la Revolución Industrial cuando más índice, tanto en bosques como en la fauna, limitándose los naturales a espacios inaccesibles.

                                                              La flora abarca todas las especies vegetales de una zona sin espeficar su cuantía, estructura y caracteres. La vegetación nos habla de su porte, el tipo de asociación y su distribución.

                                                              El mundo de la flora se divide en 7 reinos y la Península pertenece al reino Holártico, que se extiende por las regiones eurosiberiana, mediterránea y macaronésica, aunque algunos autores también consideran la boreoalpina.

                                                              La vegetación se halla vinculada a un espacio concreto y es vegetación zonal cuando ocupa el espacio latitudinal que le corresponde de acuerdo con sus exigencias medioambientales y cuando lo abandona recibe el nombre de extrazonal. Se denomina azonal si aparece en ámbitos propios, con carácter extremo y no sujeta a subordinación latitudinal.

                                                            • los factores físicos y humanos y el paisaje vegetal

                                                            • El organismo vegetal cuando no encuentra condiciones favorables tiene dos opciones: o fenecer o resistir adaptándose. Los factores que intervienen son el clima, el suelo, el relieve y el hombre.

                                                            • El clima

                                                            • Es el factor determinante por las temperaturas y precipitaciones, a excepción del hombre. En el dominio atlántico del norte y noroeste las lluvias son abundantes y bien repartidas, con temperaturas suaves, suelos ácidos (podsolizados), silíceos y mal drenados y el paisaje es de bosque caducifolio, la landa, las praderas y campos de cultivo.

                                                              En el clima mediterráneo (la mayor parte de la Península) destaca la escasez de precipitaciones sobre las temperaturas y la vegetación se protege mediante hojas perennnes, duras y a veces punzantes, destacando la encina. En las parameras destacan los sabinares.

                                                            • El suelo

                                                            • Sustenta el manto vegetal, vetando a algunas especies. En la Península se dan tres tipos de suelo: silicio de la Iberia herciniana, calcáreo del plegamiento alpino y arcilloso por sedimentos neocenos y cuaternarios. Debido a las precipitaciones en la España húmeda del noroeste sus suelos están lavados por lixiviación degenerando en suelos ácidos. En la zona mediterránea por las pocas precipitaciones es importante el sustrato edáfico, siliceo o calcáreo.

                                                            • El relieve

                                                            • Origina una ruptura en la secuencia vegetal, creando un microclima y así la orografía significa peculiaridad climática. La solana y la umbría presentan grandes contrastes y por ello cambia el tipo de vegetación y así en la 1ª se dan encinares mientras que en la 2ª se producen hayedos y melojar.

                                                              Estos tres factores actúan de forma armónica, solidaria y conjunta, con equilibrio dinámico originando una vegetación adaptada al medio.

                                                            • El factor humano

                                                            • Cuando su presión es obsesiva rompe el equilibrio natural, como sucede con los eucaliptos australianos en Galicia y Huelva.

                                                            • el mito de la españa boscosa

                                                            • No es cierto que una ardilla pudiera recorrer la Península, y los bosques se han reducido considerablemente desde épocas históricas, sobre todo durante los reinados de Carlos V y Felipe II para buscar pastizales para la Mesta y posteriormente en el siglo XIX las grandes roturaciones.

                                                              Para Ceballos, en 1966, se distinguen un 83% de fagáceas (alcornoques, encinas, hayas, quejigos y robles; un 8% de coníferas, un 5% de vegetación no arbórea y un 4% de sotos y bosques ribereños.

                                                            • el bosque ATLÁNTICO

                                                            • Es la región eurosiberiana una de las 3 regiones en que se divide el paisaje peninsular y le sirve de frontera as alineaciones montañosas que han desde Galicia hasta los Pirineos orientales sin acercarse a la costa gerundense. Se caracteriza por el clima templado oceánico, con lluvias que superan los 800 mm anuales, temperaturas medias superiores a los 10º, máximas absolutas no superan los 30º y la media del mes más cálido no rebasa los 22º, tiene las mismas características que el resto de la Europa occidental.

                                                              La formación vegetal es densa y supera los 30 m, caducifolia debido a la menor insolación invernal, con grandes hojas que no soportan bien la evaporatraspiración estival. Las dos especies características son el roble y el haya, aunque también hay que citar al castaño, avellano y arce, si disminuyen las precipitaciones aparecen encontramos a roble pubescente o el rebollo.

                                                              El roble llega a medir 40 m tiene el tronco grueso, ramas tortuosas. No soporta el frío ni el calor excesivo, prefiere los suelos silíceos y es apreciado por su madera.

                                                              El haya tiene el tronco liso y grisáceo amplia copia y gran follaje, su fruto el hayuco sirve para alimento del ganado y para extraer aceite, también su madera es apreciada. Necesita gran humedad, regular, tolera la altitud y se da en todos los tipos de suelos, aunque prefiere el silíceo. El hayedo más extenso se encuentra en el Monte Irati en Navarra.

                                                            • otras formaciones boscosas atlánticas

                                                            • El bosque mixto, modificado por el hombre, que ha favorecido unas especies en detrimento de otras, y está formado por robles, fresnos, cornejos, arces y avellanos. Si desciende la altura y la humedad, el boj se hace el dominante.

                                                              Al establecer las fronteras blandas y como consecuencia de cambios climáticos como el sufrido en el Cuaternario, con escasez de lluvias y aumento de temperaturas, también se dan islotes mediterráneos, como el condado de Treviño en el que aparece la encina.

                                                              Los bosques galería, formados por caducifolias, con falta de humedad están compuestos por abedules, alisos, chopos, fresnos, olmos y sauces. También hay que considerar a los que han sido introducidos por el hombre: castaños, pinos y eucaliptos. El castaño puede sobrepasar los 20 m, tronco grueso y copa ancha y redonda, su origen es mediterráneo, necesita bastante humedad y prefiere los suelos siliceos; se aprovecha su madera y su fruto.

                                                              El pino, con dos variedades, pináster e insigne, fue introducido por el hombre por su interés económico, es silícola. El eucalipto que puede alcanzar los 100 m de altura, de rápido crecimiento, es rentable en las papeleras, se utilizó para desecar las zonas palúdicas, pero como contrapartida, elimina el sotobosque, acidifica el suelo, son difícil recuperación.

                                                            • el matorral atlántico: la landa

                                                            • Está integrado por ericáceas: madroño, brezo común y arándano y por papilionáceas: guisante, retama, algarrobo y tojo. Son especies que se adaptan fácilmente a suelos pobres y ocupan extensiones degradadas de bosque. También se puede denominar a la landa retamales o brezales. Estas formaciones han sido favorecidas por el hombre al sustituir el bosque por praderas o helechales. Un 1/3 del territorio gallego y parte del asturiano está compuesto por esta formación vegetal.

                                                            • la fauna en el bosque caducifolio

                                                            • Es el medio que mejor protege a sus moradores, desde el gusano por el humus hasta el lobo, es el llamado bosque viviente. El otoño es la estación que más alimento aporta a aves y mamíferos. Durante el invierno los animales tiene tres posibilidades: la emigración, la adaptación y el letargo, en este período muchos se alimentan de los frutos del acebo y también sirve de refugio.

                                                            • los invertebrados

                                                            • Son los gusanos e insectos y forman la base de la pirámide trófica. Los gusanos viven, remueves y airean los suelos (anélidos y cochinillas de la humedad). Los insectos que encontramos son los fitófagos (escarabajos, cantáridas, mariquitas y gorgojos), hemípteros (chinches de campo) y ledidópteros (mariposas), etc.

                                                            • anfibios y reptiles

                                                            • Aprovechan superficies cubiertas por riachuelos y lugares encharcados y bien insolados, con excepción de la salamandra que tiene costumbres nocturnas. Entre los anfibios están el lagarto, la lagartija. Los oficios como la víbora y la culebra y entre los batracios las ranas, salamandra acuática y el tritón.

                                                            • aves

                                                            • Son la fauna más genuina del bosque y se pueden encontrar el mirlo común, la chocha perdiz, la curruca, el ruiseñor, el chochín, el carbonero, agateador, arrendajo , herrerillo, papamoscas, golondrina, el cuco que se alimenta de orugas de la procesionaria. Mención especial hay que hacer del urogallo, en peligro de extinción.

                                                              Entre las rapaces el gavilán, el azor, el ratonero común, el cárabo, el águila calzada, el búho.

                                                            • mamíferos

                                                            • Herbívoros

                                                            • Destacan dos cérvidos: el ciervo y el corzo. El ciervo tiene gran tamaño y cornamenta que pierde en primavera, es gregario formando dos grupos, de hembras jerarquizado, y de machos mayores de 3 años. El corzo es más pequeño, forma clanes familiares que defiende fuertemente su territorio. El género de los bóvidos está representado por el rebeco, de costumbres diurnas, también vive en dos grupos, uno de machos y otros de hembras y crías jóvenes.

                                                            • Carnívoros

                                                            • El lobo, lince, zorro, gato montés, la comadreja, el armiño, la marta, el turón, la garduña y la gineta, cada uno de ellos especializado en una dieta. El lobo ha sido perseguido con saña por el hombre y es un cazador excepcional por su fuerza, astucia y resistencia.

                                                              El oso está catalogado como omnívoro y es el más emblemático del bosque, convirtiéndose en noctífago, busca refugio en zonas inexpugnables y se desplaza con máxima cautela. Desde 1973 es una especie protegida.


                                                              tema xiv: la región mediterránea

                                                            • características generales

                                                            • En esta región sobra la luz y escasean las precipitaciones y debido a estas condiciones las hojas se han vuelto perennes, al no poder renovarse cada primavera, unas reducen su tamaño y se vuelven espinas, otras se recubren de fina cutícula para evitar la transpiración. Algunos arbustos prescinden de hojas y la función clorofílica se realiza en los tallos, siempre verdes. La especie reina es la encina.

                                                              Los árboles demuestran las condiciones adversas por su menor porte, alcanzando una media de 10 m, copa ancha a partir de los 3-5 m del suelo, para protegerse y recoger el mayor volumen de humedad, sistema radicular muy extenso y profundo. Con buenas condiciones climáticas de humedad y temperatura se da también vegetación arbórea. A continuación se detallan los factores determinantes.

                                                            • el clima

                                                            • Parece amable por sus medias de 15º y amplitudes entre 11 y 18º, pero ello es engañoso, puesto que se dan temperaturas bajo cero y además las lluvias son escasas, menos de 50 mm anuales, dándose fuertes contraste y reacciones devastadoras.

                                                            • los suelos

                                                            • Son de escasa profundidad y básicos debido a la caliza, con colores que van desde los vivos, ocres y rojos, dependiendo de la cantidad de hierro contenido

                                                            • el relieve

                                                            • Presenta gran variedad: serranías, llanuras, valles, cumbres, foces verticales, oteros alomados, laderas soleadas y taludes umbrosos, costras bravías y bajas, etc.

                                                            • la acción del hombre

                                                            • Ha mediatizado el equilibrio medioambiental durante milenios por el pastoreo, la agricultura y las talas abusivas. El fuego ha influido tanto que la vegetación se ha adaptado, pues la cera de algunos arbustos genera auténticas barreras contra su propagación.

                                                            • frondosas y coníferas

                                                            • Las frondosas engloban a la encina y al alcornoque, entre las coníferas está el pino carrasco y en su defecto el matorral, son todos ellos los que mejor se adaptan al clima mediterráneo.

                                                              La encina está representada por dos especies, la encina y la carrasca. La 1ª exige más humedad, dándose desde el noreste catalán desde el Llobregat. La 2ª se adapta perfectamente al medio mediterráneo y sólo evita la aridez del sureste, los fríos del interior por encima de los 1000 m y los suelos calcáreos.

                                                              El alcornoque alcanza los 10 m, copa muy extensa, madera muy dura y la corteza está formada por una capa de corcho. Necesita más de 500 mm anuales, suelos silíceos o poco carbonatos e inviernos suaves. Podemos encontrarla desde Cataluña hasta el Golfo de Cádiz, Extremadura, Sistema Central y Montes de Toledo. Forma un bosque cerrado llamado alcornocal.

                                                              Entre las coníferas destacan el pino carrasco, el piñonero y el rodeno.

                                                            • matorral mediterráneo

                                                            • En sentido amplio se define como matorral el campo incluso lleno de matas y malezas de carácter leñoso y porte arbustivo. El mediterráneo está formado por jaras, retamas, lentiscos, palmitos, acebuches, algarrobos, coscojas, enebros, sabinas. Si la ocupación es escasa se le conoce como garriga, nombre popular de la coscoja en Cataluña.

                                                              Otras especies son el romero, el tomillo, el piorno, el espliego, le lentisco, el acebuche y la aliaga. Si la garriga se degrada se convierte en estepa.

                                                            • la fauna mediterránea

                                                            • Posee gran variedad y endemismo debido a la escasa presencia de los hielos cuaternarios, pues aquí se refugiaron incontables animales que huían de los fríos, así como del este asiático y del sur africano. El hombre ha influido en la desaparición de especies como el león, o la casi desaparición de osos, lobos y linces.

                                                            • invertebrados

                                                            • En la región mediterránea se pueden encontrar desde tarántulas, escorpiones, alacranes y langostas.

                                                            • anfibios y reptiles

                                                            • Este medio no es el más apropiado para los anfibios debido a la escasez de humedad, aunque aparecen el sapo partero ibérico, el de espuelas, el moteado y el corredor. Entre las ranas la común y las ranitas de San Antonio.

                                                              Sin embargo, es el paraíso de los reptiles y entre los omnívoros se pueden citar a la culebra bastarda de casi dos metros, el lagarto ocelado, de un metro y la víbora hocicuda de hábitos nocturnos y peligrosa. Entre los insectívoros al camaleón.

                                                            • las aves de monte y de la estepa

                                                            • Entre las de monte la familia de las currucas, las rapaces, representadas por las águilas, el milano y el elanio azul, que son diurnas y entre las nocturnas el mochuelo, el autillo, cárabo, búho chico y el real.

                                                              De las estepas y páramos están las aláudidas, de costumbres gregarias, dieta de insectos y semillas como las alondras, cogujadas, terreras, calandrias y totovías. En terrenos áridos el alcaraván, las gangas y las ortegas; las perdices y codornices, el sisón y la avutarda.

                                                            • mamíferos

                                                            • El erizo es uno de los más primitivos siendo sus enemigos zorros y rapaces. El más pequeño es la musaraña. Entre los fitófagos destacan el gamo, la liebre y el conejo. El lobo casi ha desaparecido de la región, encontrándose sólo en tierras burgalesas. El zorro, el lince, la gineta y el meloncillo son otras de las especies.


                                                              tema xv: las regiones boreoalpina y macaronesica

                                                            • características de la región boreoalpina

                                                            • La altitud modifica el paisaje desde el momento que por cada 100 m que ascendemos desciende la temperatura 0,5º, aumentado la condensación, aunque intervienen otros factores en la vida vegetal. La alta montaña se caracteriza por abundancia de precipitaciones, la mayor parte en forma de nieve, bajas temperaturas tanto en verano como en invierno y la preponderancia de suelos ácidos debido a la lixiviación.

                                                              Debido a todo lo anterior, las plantas sufren letargos de hasta 9 meses, disponiendo de poco tiempo para la floración y producir frutos. El bosque es de carácter aciculifolio (hojas en forma de aguja), siempre verde, que es refugio de la vegetación nórdica, reliquia de las épocas glaciares. La vegetación se distribuye altitudinalmente en tres pisos: subalpino, alpino y nival.

                                                            • los pirineos

                                                            • Tiene las mismas características que las montañas alpinas.

                                                            • Piso subalpino

                                                            • Asciende desde los 1000 a 1500 mm aquí se concentra gran humedad, que nutre bosques de coníferas, formados por abeto y pino negro. El 1º ocupa la parte más baja del piso subalpino y necesita gran humedad, tiene el tronco recto y puede alcanzar 50 m y su copa es triangular. Forma bosques puros en Ordesa y el Valle de Arán. El abeto rojo es otra variedad procedente de la taiga siberiana. La madera de ambos es muy apreciada.

                                                              El pino negro no rebasa los 20 m y ocupa la parte más elevada del piso subalpino, aunque prefiere estar entre los 1800 y 2000 m de altitud. Soporta pisos muy pobres y bajísimas temperaturas, tiene las hojas de color oscuro.

                                                            • piso alpino

                                                            • Se encuentra entre los 1500 y 2500 m y en él desaparecen árboles y arbustos, dejando las rojas desnudas, las nieves permanecen durante 6 meses. Es el dominio de los prados climáticos, llamados de diente. El porte de la vegetación es raquítico, con gran variedad y riqueza florísticas, como campanulaceas, primuláceas y saxifragáceas.

                                                            • piso nival

                                                            • Por encima de los 2500 m, las plantas se han adaptado a las durísimas condiciones, con floraciones y polinización entre junio y septiembre, de formas almohadilladas y largas raíces que penetran entre las rocas. Las flores más destacables son la azucena y el adonis.

                                                            • la cordillera cantábrica

                                                            • En ella influyen la altitud, la latitud, cercanía del océano y los vientos que le llegan cargados de humedad. En el piso subalpino dominan las hayas y no aparecen abetos ni pinos negros por exceso de precipitaciones. A partir de 1800 se da la franja arbustiva de brezos y arándanos y en la zona nival los prados. A barlovento y bajo el bosque caducifolio aparecen el carvallo y el roble albar. A sotavento, por la escasez de precipitaciones están el rebollo y el melojo.

                                                            • la cordillera ibérica

                                                            • Su largo recorrido de NO a SE ofrece situaciones dispares. En la Demanda, Urbión y Cebollera reciben los vientos húmedos del Atlántico existen más zonas boscosas que en la zona sureste, además tienen mayor altitud, y se dan pinos silvestres, robledales y hayedos. El matorral de las cumbres fue incendiado, pero ha vuelto a recuperarse. En la zona del Moncayo hay hayedos en sus laderas siendo el piso bajo ocupado por encinares. Toda esta zona es silícea y en la zona este se vuelve caliza cayendo bajo el dominio mediterráneo en donde la encina lega hasta los 1300 m, más arriba se encuentra el quejido y el rebollo, colonizando las zonas más altas el pino silvestre.

                                                            • la cordillera central

                                                            • Tiene dos vertientes: al oeste en la Sierra de Francia alcornocales y encinares en la solana hasta los 1500 m y en la umbría el melojo, con tejos, arces y acebos. Hacía arriba, ambas vertientes se cubren de brezos y arbustos como retama y aliaga. En la Sierra de Guadarrama y Gredos hasta 1800 melojar y algunos hayedos, por encima pino silvestre hasta los 2000 y después matorral de codesos piornos y citisos con prados de diente, jaras cervales, festuca, etc.

                                                            • sierra nevada

                                                            • Pertenece al ámbito mediterráneo por los veranos secos, en la solana aparece la encina hasta los 2000 m, siguiéndole hacia arriba el melojo, más arriba el matorral xerófilo y en las cimas los pastizales.

                                                            • la fauna de montaña

                                                            • Al igual que la vegetación, también la vida animal se estratifica, formando numerosos nichos ecológicos. Los animales adoptan diferentes formas de vida, así unos emigran, como el alimoche, otros se refugian a menor altitud como la cabra montés, otros cambian el pelo como el armiño y los roedores viven en profundas galerías, hibernan el lirón y duermen durante el invierno como el oso y la ardilla.

                                                              La fauna de montaña no es abundante ni tiene rasgos característicos.

                                                            • aves

                                                            • En las altas cumbres, aves de gran envergadura, como son las águilas imperial y perdicera, el buitre leonado, alimoche y quebrantahuesos; otras aves son la perdiz nival, el treparriscos y el pito negro.

                                                            • mamíferos

                                                            • Son escasos: gato montés, turrón, la garduña, comadreja, tejón, lirón, musaraña, desmán y visón americano escapado de granjas. También se encuentran el corzo, el rebeco y el oso, en el bosque atlántico está el lince y el jabalí de costumbres gregarias. El muflón fue traído desde Córcega y Cerdeña adaptándose perfectamente. La cabra montés vive en rebaños, separados machos y hembras.

                                                            • características generales de la región macaronésica

                                                            • Las Islas Canarias pertenecen al clima tropical seco, bajo la influencia del anticiclón de las Azores de donde fluye el alisio del noreste que al encontrarse con la barrera del Teide origina contrastes publiométricos y de vegetación entre las dos vertientes, así se dan menos de 250 mm anuales en la costa y casi mil entre los 1200-1400 m de altitud.

                                                            • piso basal árido

                                                            • Al tener tan bajas precipitaciones (350 mm y en algunas zonas 100) los caracteres xerófilos son muy acusados, las temperaturas medias son de 20º no dándose árboles sino matorrales como el ricino y lechetrezna. Se importaron la chumbera y la pita.

                                                            • piso de transición

                                                            • Su sequía es suavizada, 250-500 mm, con temperatura media anual entre 15 y 19º, con vegetación arbórea: olivo silvestre o acebuche, sabina, palmera y drago.

                                                            • Piso húmedo de la vertiente septentrional

                                                            • Entre los 500 y 1200 m de altitud, alcanza temperaturas medias entre los 13 y 15º, con abundancia de precipitaciones (1000 mm), siendo un 1/3 de ellas horizontales o invisibles, debidas al banco de nubes (estratocúmulos) que son absorbidas por las hojas, produciendo un bosque denso y perennifolio, destacando el laurel común, el alcanforero, el aguacate y el árbol de la canela.

                                                            • piso semiseco

                                                            • Asciende hasta los 2000 m en donde descienden las precipitaciones y aparecen después de las lauráceas los brezales y fayales, el bosque de pino con sotobosque de tomillos, jaras y codesos.

                                                            • piso seco de altura

                                                            • A partir de los 2000 m, no superando los 500 mm anuales y por las condiciones climáticas de viento, hielo, insolación, amplitud térmica, sólo se desarrolla matorral abierto como la escoba, el codeso y la retama. En el Teide se da la violeta del Teide.

                                                            • fauna macaronésica

                                                            • Es endémica abundando los reptiles y las aves, dándose sólo el murciélago entre los mamíferos. Entre los reptiles destaca el lagarto negro de la isla de Hierro, el lagarto tizón de Tenerife, tortugas y la rana de San Antonio en la laurisilva. Entre las aves existen abundantes especies: gaviotas, charranes, petreles, paínos, pardelas y águilas pescadoras, así como el ostrero unicolor, todas ellas utilizan tanto el medio acuático como terrestre. Y en los secarrales el bisbita caminero, la hubara, perdiz y codorniz. En la laurisilva palomas rabiche y turqué, tarabilla canaria, el pinzón del Teide y el canario. En las altas cumbres el halcón tagarote, el milano real, el cernícalo, el gavilán y el alimoche.

                                                              Entre los mamíferos marinos cachalotes, delfines y focas monje en peligro de extinción.

                                                              6 de 45

                                                              45 de 45

                                                              Geografía española