Géneros de opinión

Periodismo. Crítica. Cartas al director. Defensor del lector. Géneros periodísticos. Editorial. Crítica de cine y literaria. Columna. Artículo. Opinión iconográfica

  • Enviado por: Lelalina
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 16 páginas

publicidad
cursos destacados
Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información

Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información


Géneros de opinión

CARTAS AL DIRECTOR

El periódico habilita una serie de espacios que ofrece a su público. En él se publican cartas diarias, sobre cualquier tema, en los que los lectores hacen interpretaciones de la realidad. Las cartas de los lectores suponen una manera explícita de contacto entre el periódico y los lectores.

No siempre los lectores que escriben a un diario son anónimos; históricamente muchos personajes han optado por expresar su opinión a través de este espacio. Sirven también para rectificar errores, siempre hay un lector que sabe más del asunto que los propios redactores y que ofrece un capital informativo diario.

Los temas suelen ser de actualidad o bien asuntos referentes a la acción social e informativa del periódico. Asimismo, se muestran muy preocupados por la defensa del idioma frente a extranjerismos y tecnicismos. También dirigen su preocupación hacia las malas traducciones y a la utilización inadecuada de los idiomas autonómicos, así como a las faltas de ortografía.

Las cartas se dirigen al director y su iniciativa parte de los lectores habituales.

En este espacio, que suele ser pequeño, se contienen un número indeterminado de cartas. El periódico debe hace runa criba porque recibe diariamente muchas más cartas de las que puede publicar. Así ve que el contenido lo decide y determina el periódico y no el lector.

Al periódico esto le sirve también para conocer a sus lectores y el lugar donde están. Así se define el tipo de lector.

El periódico establece ciertas normas para la publicación:

  • conocer al remitente (nombre, apellidos, teléfono, DNI)

  • nº de líneas concretas

  • la titulación corre a cargo del periódico

  • reserva del derecho de resumen

DEFENSOR DEL LECTOR

También llamado Ombudsman, se dedica a asuntos y contenidos del periódico. Junto con las CARTAS AL DIRECTOR suponen el contacto directo prensa-lector, mediante quejas y valoraciones.

El Ombudsman (defensor del lector) del País: se refiere tanto al espacio como a la persona que ostenta ese cargo. Lo nombra el director por consejo de la redacción. Su actividad la limita el libro de estilo del periódico y un estatuto específico.

El público expone una carta por carta o e-mail sus quejas o ideas y el defensor le contesta en el espacio del mismo nombre. De la carta que recibe el defensor recoge lo más esencial. Además el defensor hace de intermediario entre el lector y el redactor publica la conversación y la explicación. Por último, expone las conclusiones y da los consejos pertinentes.

El Ombudsman responde a quejas y sugerencias del público por teléfono a través de un texto publicado en el diario cada domingo, día de máxima difusión del periódico, siempre que se trate de casos de interés general.

En España los periódicos que tienen el Ombudsman son: El País y La Vanguardia.

Estructura del texto que responde al lector:

1.- Se refiere brevemente al contenido de cierta noticia que el lector ha cuestionado en la carta.

2.- Incluye los argumentos que el lector defiende en contra de un determinado asunto.

3.- Da la opinión del lector

4.- Expone las conclusiones a las que ha llegado.

Sin embargo no puede interferir en el secreto profesional, aunque todo periodista debe contestarle de acuerdo con los Estatutos de Redacción.

GÉNEROS PERIODÍSTICOS

Los hechos sencillos de los que se parte la elaboración de una noticia, los usamos como base para interpretar o dar a conocer interpretaciones.

En la opinión, enjuiciamos un hecho, lo valoramos dando nuestro posicionamiento o el del periódico. Su finalidad es persuadir al público de nuestra postura.

Hay que evitar genéricos, artículo y comentario para todos los textos de opinión.

GÉNEROS DE OPINIÓN

EDITORIAL: se le considera el texto de opinión más importante. Representa al medio de publicación, por lo que no va firmado. Se elabora por parte de la redacción, el director o algún miembro de la parte de opinión del periódico. El estilo es sobrio, comedido… pero muy analítico.

Trata temas de actualidad, concretamente, por lo general, los más importantes del día.

El tema puede variar aunque por lo general prima la política y, últimamente, la economía.

SUELTO O GLOSA: texto breve, con un toque de humor que algunos consideran breves editoriales. Es una variedad del editorial, suelen ser trabajos anónimos como los editoriales, o firmados con iniciales personales o seudónimos que engloban un equipo de editorialistas del periódico.

Su estilo es más suelto y desenfadado. Puede ir firmado o no. Brevedad e intención. Para que el suelto sea efectivo deberá tratar el tema sin agotarlo, deteniéndose en un aspecto concreto y delimitado. Frase breve, párrafos cortos, lenguaje muy sencillo, claridad, ironía, humor, con un tono de charla coloquial, sin retoricismos.

COMENTARIO: puede ir en cualquier sección, en relación con el tema que trate. Hace relación a temas de máxima actualidad con un estilo comedido y contenido, añadiendo valoraciones después del análisis.

Lenguaje aséptico.

El autor, que además firma el comentario, es un experto en el tema que comenta y lo conoce bien. También puede ser el jefe de sección.

COLUMNA: periocidad y ubicación fijas. Los temas son muy variados, desde política a “columna personal”.

Se ubica en la sección de referencia.

EDITORIAL

FUNCIONES

- Opinión de la publicación.

- Sirve de recordatorio de algunos de los hechos relevantes para poder contextualizar y acotar el objeto de mi enjuiciamiento. Además, el lector del editorial no tiene porque conocer la crónica del hecho.

- Explicación del tema: exposición articulada de los hechos con el fin de dar una base documental a la opinión, que ofrezca al lector una base bien argumentada.

- Poner a la luz el sentido más escondido de los hechos. Clarificar los hechos.

- Dejar lo anecdótico en un segundo plano.

- Valorar los hechos explicitando opiniones.

- Explica el por qué de los hechos de causa a efecto.

- Función indagadora de los efectos de futuro del hecho.

- Función persuasiva: pretende que, mediante razonamientos, el lector valore el hecho igual que nosotros. A veces, incluso pide respuesta al público, una reacción determinada, integrada en una campaña más general.

Funciones del editorial según Luisa Santamaría.

1.- explicar los hechos: la importancia de los sucesos del día.

2.- dar antecedentes: contextualización histórica.

3.- predecir el futuro.

4.- formular juicios. Datos informativos que se proporcionen servirán al lector de recordatorio de lo acontecido con el fin de centrar el tema en su totalidad.

CLASES DE EDITORIALES

Núñez Ladevéze apunta dos clases: explicativos, de los que no se deduce ninguna opinión directa y los editoriales de tesis u opinión, en los que la actitud que se defiende o ataca se expresa.

ESTILO EDITORIAL

Lenguaje que evita el tono ligero, es comedido, serio… Sin embargo, se tiende a un tono serio pero con una expresión sencilla y directa. Evita el lenguaje desenfadado, demasiado ligero, aunque cada vez es más frecuente un estilo más rígido.

Debe ser un lenguaje: claro, correcto, sin ornato, conciso. La sintaxis ha de ser sencilla, con un orden natural. Vocabulario rico, con numerosos adjetivos, sinónimos, etc, pero sin ser enrevesado.

Lenguaje impersonal por ser la voz de la publicación, yendo a los genéricos. A veces, el medio incluso se torna en portavoz de un determinado grupo social.

Tono: firme, directo, expresa claramente lo que dice el periódico.

Prima lo discursivo sobre lo narrativo.

ESTRUCTURA

A. Título:

- libertad pero siempre adecuada al contenido del texto, coherente con lo que después se va a contar en el editorial.

- breve (2-3 palabras)

- valorativo: que ya anuncie la tesis, el planteamiento.

B. Texto. Varias opciones:

1.- Hay autores que se inclinan porque la primera parte del editorial comience con la exposición breve de la noticia que da pie al editorial, y dentro de ese primer párrafo se valora la noticia.

A continuación se va desarrollando el cuerpo del editorial como interpretación, reacción, opinión, en torno a ese hecho principal. Esa llamada al lector la hace el redactor.

Como cierre, Gutiérrez Palacio, hace hincapié en el punto más importante del editorial o una recapitulación breve de lo dicho anteriormente.

2.- Algunos autores coinciden en ver un paralelismo entre las técnicas de desarrollo del editorial y el esquema típico de las sentencias judiciales.

Hechos que dan pie (resultando), principios generales aplicables (normas doctrinales) y conclusión (fallo final de la sentencia).

3.- Bartolomé Mostaza:

* La enunciación del tema, el planteamiento.

* Exposición de sus implicaciones y consecuencias, es decir, exposición del tema en partes.

* Emisión del fallo y, en consecuencia, la adopción de una conducta, el ofrecimiento de una solución, el trazo de un rumbo hacia el futuro.

ESQUEMA DEL EDITORIAL

Título: valorativo, 2-3 palabras. Palabra clave sobre el asunto que se va a tratar. Lleva la postura principal al título, pej. “Putin se equivoca” o “El gran fallo de Putin”.

Primer párrafo: valoración y exposición del tema, desde el punto de vista general.

Segundo párrafo (texto): análisis y valoración de los aspectos parciales del hecho, más importantes. Postura libre, siempre que los argumentos sean reales.

Conclusión: valoración a la que se llega como conclusión (deducción) de lo anteriormente argumentado.

Último párrafo: perspectiva de futuro.

CRÍTICA

Es el género de opinión que valora y también explica la obra de creación expuesta al público. Este tipo de texto se publica en las páginas diarias de cultura, espectáculos y suplementos de cultura; es decir, nos resalta las cualidades internas de una obra de creación, tanto lo bueno como lo malo.

La elaboración de la crítica viene de la mano de un especialista del género.

La crítica también evalúa el trabajo del creador, más o menos conocido, dependiendo del tiempo que lleven trabajando. Por eso, es importante conocer el discurso profesional de un autor para hacerle un seguimiento. Ello posibilita la comparación entre las obras de un autor y también la comparación de obras entre diferentes creadores de la misma escuela o distintos estilos dentro de la misma escuela, siempre que tengan algo en común. Cuando hablamos de crítica hay que tener en cuenta que ofrece distintos niveles de contenido; el lector culto entendido del tema captará más matices al leer una crítica que el lector que nunca se ha interesado por un determinado tema, el nivel de captación del lector es distinto.

ASPECTOS DE LA CRÍTICA SEGÚN AUTORES

Martín Vivaldi: la función primordial del crítico es la de ser un orientador sagaz, competente y desinteresado; un espectador supervisor que actúa como un delegado del público. El crítico intenta persuadirlos de que su opinión sobre la obra es la más acertada, al tiempo que intenta interesarnos por ella. El lector pide al crítico que le tenga al día, así se convierte en colaborador en la formación de nuestro bagaje cultural.

También es cierto que la crítica no sólo ofrece la función de avanzadilla de las novedades, a veces gusta conocer la opinión de un crítico al que consideramos bueno, culto. Contraste de pareceres de algo que ya hemos visto. El lector desea saber también si aquello que se enjuicia tiene calidad o no y por qué.

Es cierto que a veces para el crítico es difícil mantener el grado de objetividad porque los medios de comunicación tienen intereses creados y ejercen presión sobre sus críticas.

Al crítico le pedimos calidad y también independencia de criterio pero no siempre funciona así. Además cada vez es más difícil porque los periódicos forman parte de holdings de empresas con revistas.

De todas formas, además de esa independencia le pedimos una buena preparación cultural, que esté bien preparado para que no se deje influenciar por factores como el primer flash de la obra o que tenga un mal día.

ESTRUCTURA DE LA CRÍTICA- PAUTAS A SEGUIR

Los críticos gozan de bastante libertad a la hora de escribir, de expresarse, de elegir el lenguaje. Lo que tiene que cumplir son dos cosas:

1. Que el texto esté bien escrito y planteado.

2. Que tenga un buen conocimiento de la materia.

*TÍTULO. Siempre breve y valorativo y es mejor que de una pista sobre el asunto principal de la obra.

*FICHA TÉCNICA. Después del título y antes del texto. Aporta el título de la obra, datos principales de los que han intervenido en la creación y puesta en escena de esa obra. Recoger género. Tiene un tratamiento tipográfico diferente al del texto del cuerpo para diferenciarlo de este.

*TEXTO-CUERPO. En la primera parte planteamos la tesis que mantenemos de la obra. La exposición es la forma del discurso más apropiada para enunciar los puntos de vista y ofrecer la información previa sobre la obra y el autor, en general los datos del contexto.

Siguiendo a Aristóteles, en el “exordium” conviene emplear recursos del lenguaje: retratos, descripciones vivas, ejemplos, apuntes crónicos, paradojas, enumeraciones de los puntos clave que se van a tratar.

La segunda parte es el análisis de la obra. Usamos la descripción y la narración, se hace un breve resumen del argumento, “decir de que va la obra”. Es beneficioso mantener el suspense, las sospechas esenciales que el director o el guionista han elaborado para obtener un efecto de primera mano.

Se van introduciendo los personajes (no todos) imprescindibles. Lo mismo ocurre con los aspectos de la acción (detalles). Se pueden hacer comparaciones con otras obras del mismo autor o de otros que tengan cierto paralelismo. Se recurre a las formas argumentativas: ir explicando el por qué de nuestra tesis a través de los elementos parciales de la obra.

Cada crítica tiene su historia; no vale hablar siempre de lo mismo, en cada película la clave puede estar en el trabajo del personaje, guión, efectos especiales…; en definitiva, cada película es diferente.

Descubrir la historia es saber los temas imprescindibles de los que tienes que hablar y además en que orden. Ahí reside la calidad de la crítica.

También se puede hacer referencia a los antecedentes de la obra (evolución del creador) y también su significado, dentro del contexto generado de toda la obra del autor. Que papel juega esa obra dentro de las 30 que ha hecho su creador. Para todo es fundamental la acumulación de conocimientos.

*EL VEREDICTO. Como párrafo de cierre se recoge una opinión global y una recomendación de ver o no la obra.

ESTILO

Rico en ideas pero preciso, ágil y claro en la expresión. Se pide un nivel léxico elevado, con un mejor estilo y saber adjetivar bien (no todos los adjetivos encajan bien en todas las ideas), ya que está enclavada en las páginas de cultura. Hay que evitar los tópicos, las frases hechas, lo juegos de palabras que inciden en que la frase pierda su contenido y saber condensar las descripciones.

CRÍTICA DE CINE

TÍTULO. Breve, valorativo.

FICHA TÉCNICA. Título de la película, datos de su creación y puesta en escena, director, actores, productor, productora, país de origen de la película, año de estreno, guionista, música, escenografía, efectos especiales, fotografía, salas de proyección ( no siempre se pone), tipo de género.

CUERPO DEL TEXTO. En el primer párrafo se pone la valoración global de la película en coherencia con el título (sobre un aspecto de la película que sea importante, pej. Novedad del argumento). Género. La extensión del texto depende de la importancia de la película y de otras circunstancias como si es un estreno especial o ha recibido algún premio, generalmente, se le destina un espacio más o menos fijo.

En el segundo párrafo se desgranan los diversos aspectos de la película que sean los más importantes y que sirven de apoyatura (argumentación) a esa idea principal. Puede ser argumentos positivos o negativos. Trabajo de los intérpretes, del director, fotografía, música, vestuario, que mensaje trata de comunicar y si lo consigue.

Se dibuja pero no se cuenta el argumento, a no ser que sea algo clásico que ya ha sido tocado en determinadas ocasiones.

Se habla de antecedentes relevantes del director o sus formas de trabajar, de actores o de argumentos relevantes anteriores. Esto último, por ejemplo, ocurre en las versiones.

Analizar el guión, la actuación. Premios, nominaciones, a cualquier parte de la obra. Relación con aspectos novedosos de la realidad.

CONCLUSIÓN. Valoración general, si es recomendable.

CRÍTICA LITERARIA

Todo análisis de una obra pasa por hacer un recorrido desde el origen del proceso de creación de la misma. Es obligatorio hablar del autor, la tendencia o generación que sigue, obras anteriores y comparación con la actual, influencias que recibe o crea en su ámbito, datos biográficos (si viene al caso).

*FICHA TÉCNICA. Título, autor, género, editorial, ciudad donde se publica, año de publicación, número de páginas, precio, si lleva ilustraciones o no (blanco y negro, color).

Procedimientos narrativos que se están utilizando, clásicos, nuevos, evolucionados, etc. Tema principal (temas). Grado de ficción de la obra (coherencia interna). Figuras literarias utilizadas.

El argumento se perfila, no se estropea; si está bien desarrollado. Personajes, que perfil presentan, si están bien relacionados (uno o varios), si responden a perfiles conocidos, historias que desarrollan. Se analizan también el entramado de la obra y se establece la relación entre sus elementos más significativos para apreciar el nivel de coherencia de la estructura.

Relevancia del narrador: estilo directo/indirecto, puntos de vista que utiliza, diálogos, monólogos, etc; mención del espacio y tiempo de la narración (flash back, desarrollo cronológico…). El perfil y el tratamiento que el autor da a los personajes es una pieza clave para ese análisis literario.

Datos de pretexto: título de la obra y capítulos, dedicatorias, fotografías. Datos pretextuales: entrevistas al autor sobre la clave de la obra, datos de otras críticas.

Los temas tratados por el autor en la obra que se enjuicia y en otras anteriores nos facilita pistas sobre el proceso creativo del autor, al igual que la simbología y las figuras utilizadas.

ESTILO. Más nivel y calidad. Es necesaria la especialización y se valora mucho la cultura del crítico. Además es necesario conocer la intertextualidad del texto: citas u otras obras recogidas en la analizada.

COLUMNA

Texto argumentativo que valora temas de más o menos actualidad, de cualquier índole. Se puede publicar en cualquier sección. Siempre ocupa el mismo lugar y con una periocidad concreta. Esto hace que el lector pueda y sepa donde está lo que quiere leer.

Puede ser periodista o no el autor. Puede ser colaborador o estar en plantilla. Se le paga por columna publicada. Redactada con libertad expresiva.

TIPOS

1.- Cercana al comentario: texto muy analítico de situaciones actuales. Prima la opinión del autor y el análisis que hace para llegar a esas conclusiones. Textos muy asépticos.

2.- Corta más personal: el autor es libre en cuanto al estilo y lenguaje. Los temas más o menos actuales aunque vigentes, son abordados desde el punto de vista que elige el autor. El autor tiene más libertad en el análisis.

CARACTERÍSTICAS DE LA COLUMNA

*Cualidades fijas: extensión, tratamiento tipográfico especial, mayor libertad en la expresión (si la comparamos con el comentario), brillante en estilo. Su ubicación y periocidad fijas, contribuyen a su aceptación al igual que la constancia de la firma.

Características del buen columnista: contar con una cultura propia, cuanto más amplia y más profunda mejor. Necesitará estar bien informado acerca de los acontecimientos más recientes sobre los cuales tiene que opinar. Contacto directo con las fuentes informativas. Riqueza de lenguaje para exponer con claridad, con gancho, con belleza sus ideas.

*Riqueza léxica. El lenguaje de la columna es de lo más variado. Rica en recursos retóricos, adjetivos, interjecciones y admiraciones. Suele ser colorista, de expresión brillante y con periocidad propia.

*Variedad temática. En el caso de la columna, los temas van desde el más serio al más cotidiano. La columna lo hace de manera personal, más ligera, con un modo más de andar por casa.

PRESTIGIO DE LA FIRMA. Es muy importante. Esto hace que se personalice el texto. Se hace un seguimiento del autor a través de lo que dice y valoramos su estilo, proximidad, tipo de análisis…

Desde el punto de vista de la firma, el autor pone en cuestión su prestigio en cada columna. En su texto expresa ideas, planteamientos…

Este prestigio genera competencia entre los periódicos, sobre todo si el autor no está totalmente identificado con la línea editorial del periódico, pej. Paco Umbral pasó por Diario 16, El Mundo, ABC y de nuevo volvió a El Mundo.

En general, existe cierta coherencia entre los planteamientos del autor y de la publicación. Sin embargo, en muchos periódicos, no se suele exigir un mimetismo total a nivel ideológico a los autores. El periódico elige a sus firmas y las firmas “eligen” el medio en el que trabajan. El autor posee un cierto margen de libertad con respecto a la ideología del medio.

La columna va siempre por delante del editorial. El periódico, a veces, muestra su talante permitiendo mucha libertad al periodista e incluso le permite un choque frontal de sus ideas. A veces, si el columnista no se siente cómodo abandona la publicación por no escribir algo que va en contra de sus ideas.

EL ARTÍCULO

Texto de opinión que trata de cualquier tipo de tema que no se publica con ninguna periocidad de antemano, hay un espacio para el artículo pero no con la misma firma. Las firmas son invitadas por los periódicos, personas externas que son especializadas en determinados temas o personalidades con responsabilidad en instituciones.

J.M. Areilza “una síntesis entre lo temporal y lo permanente, maridaje de acontecimiento con el texto, simbiosis del pensamiento con el relato, contar la historia como noticia y hace de la noticia unas historia, mezclar la cultura con la observación directa, la filosofía con el suceso, la anécdota con la categoría”.

Se trata de políticos, escritores, los principales articulistas además de líderes de asociaciones sociales. Históricamente los periódicos han tenido grandes expertos como articulistas. En España no se producía la excepción, pej. “El Imparcial” recogió artículos de Azorín, Cela, Joseph Plá… Estos autores realizaban textos más literarios, mezclando datos recientes y ensayísticos. Tenían rasgos de la crónica.

Los principales articulistas d ela Generación del 98 y del 27 realizaban artículos también como manera de recibir ingresos. En ABC se han dado cita numerosos intelectuales de diversas ideologías.

El País también tiene su espacio para el artículo, en la página opuesta al editorial en la sección de opinión. Mientras ABC tiene como principales articulistas a académicos; en El País hay más variedad: literatos, personalidades políticas y sociales, intelectuales (profesionales de las Ciencias Sociales y de la Humanidad, López Aranguren, Fernando Sabater) y escritores-periodistas o periodistas-escritores (Joaquín Estefanía), esta clasificación es de VIDAL BENEYTO.

Martín Vivaldi explica los tres momentos que se dan en todo trabajo literario aplicado al artículo periodístico, estudiado ya desde la Retórica:

ESTILO Y TÉCNICA DEL ARTÍCULO

  • INVENTIO (invención). Extracción de temas de la realidad, de las ideas. Temas vigentes, que tengan relevancia. Como resultado de una especialización y de una reflexión.

  • DISPOSITIO. Estructuración del tema, desarrollo del esquema. Dar un planteamiento estructural y para darle una estructura coherente hay que tener en cuenta una unidad lingüística y al desarrollar el texto hay que buscar una cohesión interna entre cada parte de ese texto.

  • ELOCUTIO (elocución, expresión). Expresión escrita de las ideas ya planificadas. El articulista tiene que tener un dominio de la expresión, de la palabra, para hacer llegar al lector, lo más claramente posible, sus planteamientos.

  • ESTILO. Corresponde al autor. Pero se puede hablar de una claridad en las ideas, texto rico en el desarrollo de las mismas, léxico elevado. Riqueza en la expresión, en las ideas; invención poética sin perder el sentido de la realidad y el sentido de actualidad.

    TIPOS DE ARTÍCULOS

    TRIBUNA LIBRE, PÚBLICA O ABIERTA. Es un espacio abierto a disposición del público, invitado por el periódico, para que exprese sus ideas, sus planteamientos. Se dedica a personajes de la política, asociaciones laborales, colectivos económicos y generalmente lo que hace es invitar en fechas seguidas a personalidades diferentes, pero dentro de un mismo ángulo.

    ENSAYO. La relación del ensayo con la noticia es nula o escasa, pero a menudo si que trata y se relaciona con los grandes temas de la actualidad sin que sea una noticia concreta lo que genera el artículo. Publicado con más asiduidad en revistas especializadas.

    ARTÍCULO COSTUMBRISTA. Retrata las costumbres de una época o un país. Pintar lo ya descubierto. Se adapta al estilo del que lo cultiva.

    ARTÍCULO RETROSPECTIVO. Género híbrido entre el reportaje y el artículo de investigación. Suele publicarse con motivo de un aniversario o de una conmemoración que pone ese tema de nuevo de actualidad.

    LA OPINIÓN ICONOGRÁFICA

    1. El humor y la opinión. La opinión también puede darse a conocer a través de las ilustraciones. En las páginas de opinión de un diario las ilustraciones son bien de carácter iconográfico o viñetas de humor con o sin texto.

    Son unas viñetas que generalmente reposan a los pies de los editoriales o haciendo compañía a otros artículos de opinión en unas páginas fundamentales para conocer el posicionamiento de un periódico sobre los más variados acontecimientos: aportar opinión. Viñetas, que en muchas ocasiones, no necesitan incluir texto alguno para dejar bien clara la opinión de su autor sobre temas de máxima actualidad.

    2. Ilustraciones: viñetas y caricaturas. Con o sin humor las ilustraciones de cualquier tipo generalmente aportan opinión y pueden tener o no entidad propia, es decir, pueden limitarse a acompañar, a ilustrar un texto aligerando formalmente la página, o pueden convertirse en “un artículo de opinión”, eso sí, dibujado.

    El humor gráfico español lo sitúa Iván Tubau entre los más interesantes del mundo:

    a. La caricatura. La deformación deliberada de las facciones de una persona con propósitos de burla es una técnica satírica conocida desde la Antigüedad Clásica, la Edad Media y el Renacimiento.

    La caricatura deforma las apariencias en pro de una verdad más profunda; el artista penetra en la esencia del carácter de una persona. Es una irreverente forma de expresión, particularmente apta para burlarse del poder.

    3. El trabajo del dibujante. Rafael Mainar afirmaba que los “artistas” del periodismo tenían la consideración redactores. Al igual que a la hora de escribir un artículo de opinión, las buenas ideas sirven de poco si estas no están plasmadas hábilmente, bien en imágenes o a través de la palabra. Es fundamental que se entienda el dibujo.

    Los artistas con menos años de experiencia suelen realizar dibujos muy complejos que abarcan a la vez varias ideas y temas, lo que dificulta su entendimiento por el público, mientras que los dibujantes más experimentados tamizan esas ideas y eligen la más enfática, la más sencilla de entender y de dibujar.

    LA COLUMNA

    1. Definición. Un determinado texto argumentativo cuyas características son las de tener generalmente como autor a un periodista, en muchas ocasiones con una responsabilidad dentro del organigrama de la redacción.

    El comentario se inserta generalmente dentro de las diversas secciones del ejemplar diario: internacional, deportes, economía, etc. Periodistas capaces de ofrecer al público una opinión desde dentro del periódico sin que éste tenga que delegar e sus colaboradores prácticamente todas las valoraciones que emite.

    El comentario pretende un dominio de lo que se “cuece” en los diversos ámbitos de la actualidad, y por ello se presenta como un texto de opinión más ligado al editorial. El comentario con la columna, consideramos que son dos géneros de opinión de identidad propia.

    2. Estilo del comentario. El estilo propio es el de la solicitación de opinión. El comentarista tiene mayor margen para expresarse sin la seriedad y a veces rigidez del editorial y para utilizar expresiones de tipo coloquial, siempre dentro de un límite. Lo impersonal prima sobre lo subjetivo. Desarrolla la función crítica de la prensa.

    3. Estructura del comentario. Lo que sí es importante es que afronte desde el primer momento el tema principal sin perderse en rodeos.

    A la hora de redactar un comentario, un esquema sencillo sería el siguiente:

    A. Título valorativo

    B. Planteamiento general del tema y su enjuiciamiento verbal

    C. Su análisis por partes; ir valorando distintas facetas de él

    D. Fallo o juicio crítico del asunto

    E. Solución con proyección de futuro

    Son muy importantes el principio y el final del texto: el hecho y su última consecuencia. Empezar y terminar bien un comentario garantiza su efectividad. El primer párrafo debe captar la atención del lector, arrastrarlo a su lectura. El último párrafo, por su trascendencia, debe aportar coherencia.

    Damos mucha importancia a la documentación para la preparación y redacción de cualquier texto periodístico. Si bien siempre se insiste en la necesidad de que el periodista esté bien documentado para desarrollar los textos informativos, no hay que olvidar que el periodista de opinión es un especialista en el área objeto de su valoración, por lo cual la documentación le es imprescindible para que sea un experto en los temas de los que es responsable, así como para documentar la argumentación del propio texto.