Gargantúa y Pantagruel; François Rabelais

Literatura universal renacentista. Humanismo. Renacimiento francés. Narrativa. Prosa fantástica. Personajes

  • Enviado por: La Kinga
  • Idioma: castellano
  • País: Argentina Argentina
  • 5 páginas
publicidad

Introducción:

Francisco Rabeláis fue uno de los precursores del humanismo. Vivió desde 1483 al 9 de abril de1553. Nació en Chinón, Turena y murió en París. Su padre se llamaba Antoine Rabelais, señor de Lerné, el cual era un abogado de Chinon.

Rabelais llevó una vida muy aventurera porque fue un viajero despiadado. Desde temprano se inclinó hacia las actividades literarias y culturales, por eso es que escribió varias publicaciones censurando la superstición popular. Más tarde, se destacó en las letras francesas. Su obra fue literaria, no pedagógica. Su pensamiento influyó en el pensamiento de Montaigne, Locke y Rosseau.

Cuando era joven, empezó la carrera eclesiástica, estudiando con los padres Benedictinos y después entró a la Orden Franciscana. Allí se destacó en lenguas clásicas, derecho romano y otras disciplinas. Después de que se proclamara fraile franciscano en Fontenay-le-Comte, lo obligaron a abandonar la orden porque era demasiado rebelde y mordaz para ellos. Por eso se inició luego en la carrera de medicina, graduándose en Montpellier.En un momento de su vida, fue condenado a cadena perpetua, comiendo sólo pan y agua, pero pudo escapar y luego fue perdonado por las autoridades.

En este trabajo voy a hablar sobre la obra mas importante de Rabelais, la cual influyó en el pensamiento de demás autores posteriores , y de la ideología de este autor . Es como que fue el punto de partida del comienzo de una nueva manera de pensar en la pedagogía europea.

  • La obra más importante de Rabelais:

Pantagruel fue escrita en 1532 y fue la primera obra de Rabelais. Ésta cuenta la vida de un joven gigante con una fuerza increíble y un gran apetito .Tiene su origen en un texto anónimo de la época llamado “Las grandes e inestimables crónicas del gran gigante Gargantúa” . En 1534 Rabelais publicó “La vida inestimable del gran Gargantúa” , la historia del padre de Pantagruel. Estos dos libros fueron publicados bajo el pseudónimo de Alcofribas Nasier. Fueron muy exitosos, pero fueron condenados por la Sorbona por ser declarados obscenos y heréticos para la época.

En estas obras escribe sobre qué y como debe ser la verdadera educación renacentista, lo que le dio a Rabelais un gran interés por la pedagogía. También demuestra su sentido crítico y su deseo de mostrar un camino en la educación. La obra, en sí, no es original, porque el objetivo de ser escribida era criticar la sociedad de su época, las prácticas de la iglesia, el escolasticismo medieval, y otras cosas más. Con un lenguaje grotesco y delicado en otras veces, expresa sus ideales paganos que se basan en la bondad natural de los individuos.

Relata también la educación que el personaje Gargantúa recibía, fruto de la preocupación de su padre, Grandgousier, por hacerlo una persona de bien. Su madre se llamaba Gargabela y ambos padres eran dos monarcas poderosos que querían una amplia educación para su hijo. Gargantúa fue educado por un maestro teórico: Tubal Holoferne, que lo saturó de tratados difíciles durante 20 años. Gargantúa estaba obligado a copiar trabajos muy largos en letra gótica y a aprender de memoria textos escolásticos. Esta forma de educación hace que al joven su ingenio y talento no prosperen y que sus juicios sean pobres y carentes de valor. Al saber esto, Grandgousier, piensa que su hijo no estaba bien encaminado porque Holoferne no era tan buen maestro como él pensaba y le enseñaba incorrectamente, porque Gargantúa sabía de memoria muchos libros, pero estaba lejos de conocer las cosas verdaderamente, mientras que se convertía en un tonto. Por esto, Grandgousier decide cambiar de maestro para su hijo, pero todos los que él le puso, enseñaban de la misma manera inservible. Estos maestros representaban la formal y sofística educación de ese tiempo. Pero una vez elige a Panócrates, una persona más ágil y realista, ( el cual es Rabelais encarnado en este personaje. Éste le pregunta a su nuevo alumno cómo había sido educado y al escucharlo, empieza a aplicarle su propio método de enseñanza. Panócrates refleja el sentido de la educación para Rabelais y para su época. Para ello, decide no perjudicar a su alumno haciéndole cambiar sus hábitos tan repentinamente. Poco a poco, lo acostumbró a vivir en sociedad y a interesarse por el medio que lo rodeaba, llevándolo de viaje para ilustrarlo. Esta manera de enseñar hace que su alumno no sienta al estudio como una obligación desagradable y que no se aburra con una enseñanza unilateral, sino que las hace mas variadas introduciéndole en medio de las clases teóricas educación física, para endurecerle el cuerpo, obligándole a saltar, trepar, nadar, disparar la honda y la flecha, esgrima, equitación y gimnástica completa.

Panócrates planea sus clases para que el joven aprenda los conocimientos fundamentales, como el conocimiento de las ciencias naturales ( por la observación), Botánica ( en las flores del campo), Astronomía ( en los astros), Higiene en los alimentos, Matemática, por medio del juego de naipes y fichas, los cuales también le servía para dominar la Aritmética y la Geometría y otras cosas más siempre de manera sensitiva. Así pudo dominar los números. También le enseña la Moral, lectura, dibujo, griego, latín, laa artes liberales , los textos clásicos, etc.

A veces, las circunstancias no eran las apropiadas para dar clases, por eso Panócrates buscaba siempre la manera de poder educarlo hasta en las circunstancias más difíciles y también pretendía abarcar todos los aspectos que pudieran servir para que Gargantúa se educara completamente. En el capítulo titulado “ Cómo Gargantúa invertía sus horas en los días lluviosos”, el joven adquiere una amplia formación que le va a servir para educar a su hijo Pantagruel. Por eso, Gargantúa va a querer que su hijo posea una educación realista y muy valerosa, no como su padre que quería que su hijo poseyera una sabiduría abstracta y sin validez para la realidad en que estaban viviendo. Gargantúa le da a su hijo más conocimientos para que posea un saber infinito y sin fronteras.

Éste es un reflejo del pensamiento humanista que poseía Rabelais: él quería una educación realista, aprendida en la vida y con utilidad para ésta, pero al mismo tiempo es exagerada porque excede los límites del conocimiento humano y menciona la necesidad de conocerlo todo, muy característico de la época renacentista, porque la gente de esta época poseía una inquietud desbordante y una curiosidad ilimitada. Rabelais ofrece el ideal educativo de la época que era:

  • el rechazo al conocimiento formal y dogmático,

  • Rechazo a la autoridad para estimular el juicio personal y la inquietud por el conocimiento de la realidad en todas las expresiones posibles.

Según él, la clave de la educación era: “ Haz lo que quieras” y su principio fundamental era que la Ciencia sin conciencia, no era más que la ruina del alma.

También quiso crear una escuela ideal, lo que para él sería un monasterio coeducacional: aquí no habría relojes ni obligaciones, los estudiantes jóvenes serían de ambos sexos, sin discriminación alguna, inteligentes y con buena presencia. Él creía que los estudiantes de Téleme usarían para fines productivos su libertad y que aprenderían idiomas extranjeros y ciencias variadas.

Rabelais estaba en contra del ascetismo, de las reglas de pobreza, castidad y obediencia. Según él, la contención era lo malo de la pedagogía de ese tiempo, porque había castigos corporales, reglas escolásticas y culto del pasado. Lo bueno y eficiente era un sistema educacional basado en las glorias de la época presente.

Éste hombre, con sus nuevas ideas, crea un enfrentamiento entre la enseñanza tradicional y la nueva manera del humanismo. La enseñanza tradicional no se preocupaba por la educación física y era artificialmente religiosa y tenía un método de enseñanza memorístico e irreflexivo, porque no dejaba al alumno pensar sobre el tema que estaba estudiando, en cambio, la educación humanista, promovía la práctica de educación física y su formación era intelectualmente intensa y reflexiva, haciendo al alumno pensar sobre lo que está aprendiendo. También aprovechaba totalmente el tiempo, como el de las comidas, el juego y el paseo. Rabelais elogiaba al paganismo antiguo y a las Ciencias Naturales.

Para contradecir esta manera de educar muy común en su época, se inspiró en que en el siglo XV, la enseñanza era decadente porque los altos ideales medievales habían producido una pedagogía con métodos de repetición y mucho formalismo, aunque nunca fue tan exagerado como en la obra de Gargantúa y Pantagruel, la cual estaba llena de ironías.

Gracias a esta novela que escribió, pudo corregir los defectos educativos de ese momento e hizo notar la necesidad de relacionar la didáctica con la observación de los hechos y el estudio de la naturaleza.

En la actualidad, las ideas educativas de Rabelais se aplican parcialmente en las escuelas de todos los niveles , porque la enseñanza comprende una parte teórica y otra práctica , lo que sería algo de la influencia de este pensador. En la parte práctica de la enseñanza actual, se enseña por vía del juego en los niveles inferiores, y después se le agrega la parte teórica en los superiores.

Conclusión:

Yo pienso que el ideal educativo de Rabelais está en lo correcto, porque como era la educación hasta ese entonces, los alumnos no hacían más que hacer uso de su memoria y no de su inteligencia, y al final, no aprendían nada. En cambio, con la reforma que introdujo Rabelais, los alumnos aprendían mayoritariamente por medio de la práctica. Lo bueno es que aprendían cosas útiles para la vida y tenía un espíritu de conocimiento global, es decir, que no se conformaba con lo ya aprendido, sino que buscaba siempre más para llegar a conocer lo más posible. Lo malo de esto, es que Rabelais pretendía que todos los alumnos tuvieran un perfecto rendimiento en todos los aspectos de la educación , y esto es imposible, porque la gran mayoría de la gente, no puede ser perfecto para todo, entonces el maestro nunca lograría completamente su objetivo.

1