Funciones sociopolíticas del deporte

Política y deporte de competición. Orden Público

  • Enviado por: Underground
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 3 páginas
publicidad

“LAS FUNCIONES SOCIOPOLÍTICAS DEL DEPORTE DE COMPETICION”

El deporte esta estrechamente imbricado con la política y las actividades del estado; el deporte occidental capitalista niega la realidad misma de la política infiltrada masivamente en el aparato deportivo y clama de alguna manera por su inocencia política mientras que el deporte comunista, el de una realidad staliniana o neoestaliniana, afirma objetivos políticos que tampoco existen: la paz, la libertad, el socialismo.

La politización del deporte existe desde los juegos olímpicos antiguos, en los que las ciudades rivalizaban en prestigio de una especie de potlach deportivo.

LAS FUNCIONES POLÍTICAS EXTERNAS DEL DEPORTE:

  • Deporte y coexistencia pacifica: el papel diplomático del deporte.

  • El deporte mundial se ha convertido en la ideología tipo de la coexistencia pacifica, el propio deporte sirve para la consolidación de esta coexistencia pacifica, periódicamente amenazada e incluso socavada por la política del americano o del ruso.

    En nuestros días, la practica mundial del deporte representa la colaboración conjugada entre el imperialismo y la burocracia del kremlin y los países del este en el marco internacional.

    El deporte es el lenguaje universal de la comprensión entre los pueblos y las competiciones deportivas contribuyen a favorecer la paz.

    Los encuentros entre deportistas de distintos países contribuyen al acercamiento de los pueblos, jugando así un importante papel en la consolidación de la paz general. También es un lenguaje internacional. Despierta a la vida de los hombres, a la amistad entre las razas y los pueblos.

    El deporte olímpico y mundial tiende hacia la universalidad pacifica, al igual que el socialismo seria el resultado espontáneo de una evolución pacifica natural.

  • Deporte y prestigio nacional: el chauvinismo deportivo.

  • Chauvinismo: o también conocido como chovinismo, nacionalismo excesivo y enaltecimiento de la convicción propia o de un grupo, que suelen ir acompañados de una actitud beligerante y agresiva. El término procede del nombre de un soldado francés, Nicolás Chauvin, que continuamente ensalzaba los logros de Napoleón, incluso después de su derrota en Waterloo en 1815. La admiración de Chauvin por su ídolo le convirtió en el blanco de las burlas. El chovinismo, considerado por lo general un fenómeno social moderno, ha sido asociado con frecuencia al imperialismo y al militarismo exacerbado.

    La competición deportiva es un enfrentamiento entre prestigios nacionales. Las grandes competiciones deportivas internacionales son la ocasión soñada por los gobiernos de todos los países para una amplia campaña de movilización chauvinista y nacionalista.

    Siempre se dice cuando ganan los atletas de algún país: nuestros atletas han ganado o ganamos la copa fulanita de tal; el súper-yo nacional funciona a pleno rendimiento debido al mecanismo de la identificación nacional.

    El deporte permite la identificación en el gran cuerpo social, representante simbólico del cuerpo deportivo de la nación. Los ciudadanos de una nación pueden sentirse representados físicamente por sus campeones en el extranjero.

    LAS FUNCIONES POLÍTICAS INTERNAS DEL DEPORTE: EL PAPEL POSITIVISTA DEL DEPORTE DE COMPETICIÓN.

    El deporte es la institución del reino de la positividad; Nada hay en el negativo o destructivo, todo tiende a hacer el bien. El papel positivista del deporte consiste en que legitima, de manera acritica, un orden social establecido al que representa de manera neutra, sin contradicciones.

    Se manifiesta en el hecho de que el deporte aparezca como una institución neutra por sobre las contingencias políticas y las opciones de los estados, las razas y las clases.

  • La función integradora del deporte: estabilización del sistema capitalista (o capitalista de estado)

  • Es una institución auxiliar del mantenimiento del orden social establecido. Es un factor de masificacion al mismo tiempo que de disciplina y coincide con una civilización totalitaria y técnica; uno de los aspectos mas típicos del deporte consiste en consagrar un estado de hecho existente, nunca llega a cuestionar el orden establecido, jamás es subversivo, sino siempre integrador, constructivo, positivo, permite un enlace identificatorio con los campeones adulados, con los que los jóvenes pueden identificarse.

    El deporte de competición en su forma de espectáculo de masas, es un medio de manipulación de las masas para todo; es un medio de movilización física paramilitar, un medio de concentración de los subsidios ante el estado fastuoso que despliega su poder policíaco.

    El deporte debido a que es espectáculo de masas, organizado, tolerado, alentado por el estado, constituye una manifestación política espectacular, una glorificación del orden establecido, sirve para fortalecer el orden establecido al que se conforma con celebrar y no discutir. Es una de las raras esferas que ignora deliberadamente la función critica que puede existir en otros estratos superestructurales.

  • La función del apoliticismo deportivo y la despolitización mediante el deporte.

  • Todos los estados utilizan mas o menos concientemente el espectáculo deportivo con fines políticos, al que todos reducen al fin de cuentas a la diversión social, política e ideológica, todos apuntan a un efecto de bruma ideológica e intentan camuflar o embellecer la realidad social existente.

    En los países capitalistas el deporte es utilizado como diversión política, el fin de semana; es un fin de semana deportivo, todo el aparato de comunicaciones de masa y de la televisión dedican su programación principal a los resultados deportivos del domingo; todos los periódicos incluso los mas serios, dedican muchas columnas o paginas a los resultados deportivos y a sus comentarios, en síntesis en el momento que las masas podrían reflexionar, cultivarse y militar políticamente, el deporte viene a ocupar su espíritu y desvía la atención de las preocupaciones reales.

  • Deporte y mantenimiento del orden publico: la función perturbadora del deporte.

  • En casi todos los países del mundo, la practica competitiva del deporte entraña desordenes importantes de toda clase: trifulcas entre partidarios de equipos, expulsiones de jugadores, peleas generalizadas, incluso motines. Estos hechos, lejos de ser excepcionales, son por el contrario la regla, hasta el punto de que las federaciones y los poderes públicos han tenido que reaccionar para sanear este clima malsano. De que manera con la presencia de las fuerzas del orden publico en oportunidad de las manifestaciones deportivas reside en que el deporte esta íntimamente ligado a la lucha de clases.

    Las masas necesitan un mínimo de exutorio de liberación; la energía de las masas, comprimida por la labor fatigosa y deprimente y el universo urbano concentracionario, encuentra su expresión periódica en explosiones de agresividad, estas son las que determinan la presencia permanente de las fuerzas policíacas alrededor de los estadios y de las manifestaciones deportivas.

    CONCLUSIÓN: El autor del libro hace referencia que los deportes son un gran marco político para crear intereses ayudándose de eso para llegar a puestos importantes y también desviar la atención de problemas que no pueden solucionar. y también así de que manera han servido para acercar o fraternizar naciones que han estado peleadas políticamente, de igual forma como las masas se meten tanto en el deporte que hasta son capaces de sacar un estado animal en el cual es necesario que intervenga la seguridad para tranquilizar los ánimos.

    Con esto entiendo que así como tiene sus pros también tiene sus contras, pero no deja de ser mas positivo.

    2