Francisco de Goya

Pintura. Vida y obras. Técnica artística. Real Fábrica de Tapices. Caprichos. Personajes contemporáneos. Luzán. Bayeu

  • Enviado por: Antonio Soldevilla
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 17 páginas
publicidad
publicidad

Francisco de Goya y Lucientes

Introducción

Francisco de Goya y Lucientes, conocido como Goya, podría ser denominado como "el aragonés por excelencia" o como "el genial aragonés" porque es sin ninguna duda uno de los mejores artistas que esta tierra, Aragón, nos ha proporcionado nunca.

La vida de Goya fue larga e intensa y fue impulsada notablemente por la época en la que vivió, denominada La Ilustración, gracias a la cual despuntó en España y Francia y se dio a conocer por el resto de Europa.

Sus trazos han cautivado a medio mundo, sus colores han dejado boquiabiertos al público, y sus pinceladas le han convertido, junto con Velázquez, en uno de los pintores más universales que ha tenido España.

Francisco de Goya y Lucientes era un pintor profundamente religioso lo que no impidió que se saltara todas las reglas artísticas de su época para pintar tal y como él quería, es decir, a su manera, por lo que fue perseguido, en varias ocasiones, por la Inquisición.

Goya vivió en una época en la que España estaba regida por el absolutismo por lo que tuvo que exiliarse a Francia, exactamente a Burdeos, dónde murió a los 82 años tras una larga vida plagada de mujeres, enfermedades, y problemas relacionados con su trabajo y su familia.

En definitiva Francisco de Goya y Lucientes nos ha proporcionado a los Aragoneses prestigio y admiración de otras culturas, y nos ha dejado todas esas obras maravillosas que rebosan arte por los 4 costados.

Biografía Francisco de Goya y Lucientes, nació en Fuendetodos , provincia de Zaragoza, el día 31 de marzo de 1746. Él era hijo de D. José de Goya que era un maestro dorador y de Gracia Lucientes.Tuvo 3 hermanos, Rita, Tomás que posteriormente sería dorador, y Camilo que sería sacerdote en el pueblo de Chinchón. Estudió en Zaragoza dónde llegó a ser aprendiz de José Luzán durante 13 años.

Sus primeros pasos en el mundo del arte tuvieron muy poca relevancia y apenas se tiene constancia de ellas, aunque se sabe que su primera obra fue la de pintar el armario de las reliquias de la iglesia de Fuendetodos. En su juventud Goya intentó demostrar en dos ocasiones su valía en los concursos convocados por la Academia de San Fernando pero fracasó en sendas ocasiones en los años 1763 y 1766. Su trabajo se vio recompensado años después, exactamente en el año 1771 cuando hizo un viaje a Roma y se presentó al concurso de pintura de la Academia de Parma con su cuadro Aníbal en los Alpes, por el que consiguió una mención especial pese a haber quedado segundo.

El 21 de Octubre de 1771 se le encargó la que iba a ser el primer encargo importante de este joven pintor, la decoración de la bóveda de una de las capillas de la Basílica del Pilar en Zaragoza y posteriormente se le encarga también la decoración de los murales del palacio de Sobradiel, y los de la Cartuja de Aula Dei, a las afueras de Zaragoza.

El 25 de julio del año 1773 Goya se casa con Josefa Bayeu, hermana del pintor Francisco Bayeu de quien Goya se declaró discípulo. Por la influencia de éste Goya entró a formar parte de la de la Real fábrica de tapices de Madrid.

En el año 1775 nació su primer hijo llamado Eusebio Ramón y en un corto periodo de tiempo, tan solo dos años, nació su segundo hijo con el nombre de Vicente Anastasio.

Posteriormente en el año 1779 intentó ascender socialmente dentro de la corte y solicitó el puesto vacante de primer pintor de cámara pero ese puesto fue adjudicado a Mariano Salvador Maella lo que desilusionó en parte a Goya. Pero en el año 1780 se enderezaron en parte las cosas para él con el encargo de la decoración del resto de las bóvedas de la Basílica del Pilar y el nacimiento de su tercer hijo, Francisco de Paula y Benito. Luego en 1784 nació Javier Goya que sería posteriormente el único de los 4 hermanos que sobrevivió.

En el año 1789 es nombrado pintor de cámara de Carlos IV. Desde 1790 a 1791 son constantes los achaques que recibe Goya de sus diversas enfermedades hasta que en 1972 se queda definitivamente sordo, lo que le supuso algunos traumas.

En1975 realizó el famoso retrato de la Duquesa de Alba. Después de esto consiguió la plaza de director de pintura de la Academia de San Fernando. Posteriormente en el año 1799,Mariano Luis de Urquijo que era el primer ministro nombró a Goya primer pintor de cámara lo que fue para él un verdadero honor.

En el año 1800 pintó lo que posteriormente sería una de sus obras maestras, y que sin duda le reportó mucha fama, El retrato de la familia de Carlos IV.

En el año 1805 su hijo Javier se casa con Gurmesinda Goicoechea y en la misma boda conoce a Leocadia Zorrilla de Weiss que desde ese mismo momento se convirtió en su amante.

En el año 1808 se le encarga a Goya un retrato ecuestre de Fernando VII que Goya pinta durante el transcurso de este año.

Un periodo de desgracias se le viene encima a Goya. En el año 1812 muere su mujer, Josefa Bayeu. Después en el año 1814 le llama la Inquisición al considerar obscenos algunos de sus cuadros como la Maja desnuda y la Maja vestida.

El 1816 se publican dos obras interesantes como son Desastres de la guerra y Caprichos enfáticos. Goya debe huir y se refugia en casa de un amigo Jesuita suyo llamado padre José Duaso Latre. Hasta que en 1825 Goya decide solicitar al rey un permiso temporal para expatriarse a Francia, exactamente a Burdeos, a dónde le acompaña su amante Leocadia, y los hijos de ésta Guillermo y Rodrigo.

En el año 1825 Goya recae enfermo y le es diagnosticado un tumor en el peritoneo además de retención de orina. Finalmente Goya muere en el año 1828 en Burdeos acompañado por su nuera, su nieto Mariano y el joven artista Brugada y José Pío de Molina. Es enterrado en Burdeos junto con su consuegro, Martín Miguel de Goicoechea.

Después de esto sus restos son trasladados a Madrid.

 

La Técnica:

 

Goya pinta al óleo directamente sobre madera, que anteriormente se encarga de tratar cuidadosamente imprimando bien para que posteriormente agarre la pintura y se conserven mejor todas sus piezas artísticas.

Una de las cosas más sorprendentes de Goya es que no utiliza un lienzo que le sirva de guía sino que hace los trabajos directamente sin necesidad digamos de una plantilla.

En su primera época (1746-1762), el fondo de sus obras es generalmente oscuro pero en el se puede discernir unos haces de luz que trazan la silueta de la Virgen María. Su obra está realizada con pinceladas gruesas y directas en colores vibrantes y carnaciones rosadas definidas, ya que dan mucho contraste. Y están pensadas para que resalten en un fondo oscuro como el de una iglesia. Una cosa que constantemente define su obra es que tiene siempre ganas de terminarla rápidamente. Como por ejemplo el Armario de las reliquias.

En su segunda época (1763-1766), utiliza la técnica de óleo sobre lino de gran calidad. Por ejemplo en las pechinas de Calatayud aparecen unos soportes que son colocados sobre un tablón de maderas que terminan configurando un triángulo de una esfera en una superficie cóncava. El lino se pega con cola animal. La imprimación consta de tierra rojiza y oscura. A través de esta y con un solo trazo se debe conseguir la figura deseada, en este caso la de San Gregorio. Los brillos se superponen formando los pliegues de los ropajes u otros elementos. Demuestra en sus obras rapidez y a la vez seguridad.

En su tercera época (1772-1774) utiliza la técnica de óleo sobre muro que procede de las escuelas italianas básicamente. Como obra principal en la que se utiliza estas técnicas cabe destacar la de la cartuja de Aula Dei Esta técnica consiste en aplicar a un muro de yeso una imprimación de ocre rojo sobre los cuales se van dibujando los demás trazos de la obra.

La cuarta época (1774-1780) viene marcada por la técnica del óleo sobre lienzo. Como obra clave de esta fase cabe destacar El Quitasol. En esta época Goya debe amoldarse al tipo de pintura que le es pedida y en este caso debe realizar un gran cuadro para la fábrica de tapices lo que entraña una gran dificultad. Goya utiliza un estilo peculiar en estos trabajos sin hacer caso de todos los consejos que le dan Maella o Bayeu y utiliza un gran cromatismo con complejidad de coloridos y de detalles.

Durante esta cuarta época utiliza una serie de pigmentos, algunos de los cuales inventa él mismo: Abayalde pino de Venecia, carmin de Milán, tierra negra de Roma, ocre oscuro de Murcia, ocre de Calamocha ,negro fino de Roma, aceite de linaza, de nueces, aguarrás...

 

En la quinta época de la pintura goyesca(1781-1782)utiliza la llamada técnica de la cal y arena que consiste en que sobre una capa de cal, yeso y arena se debe añadir poco a poco el mortero fino que debe estar compuesto de un 42% de cal, un 54% de arena y un 4% de yeso. Prepara bocetos de lo que va a pintar aunque luego da rienda suelta a su imaginación. Gracias a esta "improvisación" Goya es capaz de pintar un área de 5 por 5 metros al día en una cúpula.

En la sexta época(1782-1786) utiliza otra vez la técnica de óleo sobre lienzo como en la pintura de La familia del duque de Osuna en la que Goya nos transmite todo el afecto que siente por los personajes que describe. Conforme pasan estos años la pintura de Goya es cada vez más y más versátil.

Durante los siguientes años su pintura va evolucionando lentamente hasta el año 1791 aunque sin una gran cantidad de cambios ni técnicas.

En la séptima época del dibujo de Goya (1792-1796)cambia radicalmente su estilo y utiliza como nuevo método de trabajo el dibujo. En esto tuvo mucho que ver su sordera que le incitó aun cambio tan sumamente brusco.

Entre los años 1787 y 1802, Goya se inició en una nueva técnica, el grabado. La primera obra de Goya como grabador, es La huida a Egipto con una temática muy parecida a la de las pinturas de la Cartuja de Aula Dei. Se inició probablemente durante su estancia en Roma.

Entre los años 1803 al 1814 Goya se dedica a realizar una serie de asuntos de temática social sobre tabla. Demuestra su interés por los temas sociales. Se prepara a base colas animales y yeso que se aplica sobre la madera con un pincel.

Durante los últimos años de su vida Goya varía su técnica dedicándose a la litografía, inventada en Munich por Senefelder, que consiste en un dibujo sobre piedra realizado con un lápiz o con tinta grasa.

Autorretratos:

 

 

Goya fue un pintor que dedicó una gran parte de su obra a autoretratarse hasta el punto de que consiguió hacer una enorme colección de autorretratos suyos a través de distintas obras.

Como he dicho Goya se tomó como modelo a sí mismo. La presencia de Goya en sus pinturas es doble: o bien para formar parte de la composición llenando un simple hueco, o bien es él el objeto único y final de la obra, es decir el único protagonista.

Goya fue de los primeros pintores que se motivaron al hacer autorretratos, haciéndolos de una manera muy realista que posteriormente servirá de guía para muchísimos otros autores.

En algunos cuadros la presencia del mismo Goya estaba justificada, como hizo Velázquez, pero en otros se arriesga al ceder su fisionomía para asuntos de cortes populares, con los que generalmente estaba plenamente identificado o simplemente por que estaba de acuerdo con ellos.

Algunos ejemplos del "atrevimiento" de Goya:

En el cuadro de la novillada aparece claramente vestido de novillero porque los toros eran para Goya una de sus grandes pasiones desde que era niño.

En otro cuadro, concretamente La caza de la codorniz Goya aparece vestido de cazador destacando su figura sobre el resto.

Cuando Goya tuvo diferencias con la ciudad de Zaragoza y con Francisco Bayeu, apareció en su cuadro de los innumerables mártires de Zaragoza como un mártir más.

Después de esto, Goya se estabilizó un poco y ya sólo aparecía pintando en algunos cuadros con ropa de alta clase social.

Todo iba bien hasta que su propia soledad le obcecó y su pintura cambio radicalmente, y no sólo eso sino que también cambió su manera de verse y, por lo tanto, de pintarse. Al final cuando su enfermedad le estaba matando se dibujaba con una silueta desgarbada y cochambrosa.

Las pinturas de Aula Dei

Las pinturas de Aula Dei:

 Otra de las obras claves dentro de la vida de Francisco de Goya es las pinturas de ña Cartuja de Aula Dei que está muy cerca de Zaragoza, en un pueblo llamado Peñaflor. Aula Dei se encuentra al norte de Zaragoza en un paraje dominado por las huertas y dónde aparecen repentinamente unas edificaciones que componen el monasterio y que están fuertemente amuralladas.

Se pintó justo después de que Goya terminase de pintar la capilla de la Basílica del Pilar de Zaragoza, aproximadamente en el año 1773 ó 1774.La pintó él gracias a los monjes de la Orden de San Bruno que conocían su pueblo ya que ahí se aprovisionaban de hielo en los neveros, y supieron descubrir la clase que tenía un joven pintor como Francisco de Goya.

Aula Dei transmite a Goya el reposo y la tranquilidad que necesita, con sus muros que están claramente orientados hacia el sol de mediodía y todos los monjes trabajando silenciosamente lo que facilita notablemente la labor de Goya.

Francisco se siente bien allí y su trabajo consiste en decorar una sala con once escenas que narren la Virgen María entre unas preciosas columnas doradas llenas de flores. De estas once, hoy solamente quedan siete.

Aparece María dirigiendo la vista al suelo, San José riendo en los desposorios, la escena del nacimiento de la Virgen, dos grandes ángeles protegiendo el Arca de la Alianza. así hasta once pintura en las que utilizó la técnica de óleo sobre el muro de yeso .Goya pintó usando su fondo de tierra rojiza que tanto le gustó del cual se irán formando figuras.

Durante el tiempo que estuvo pintando Aula Dei contrajo matrimonio con Josefa Bayeu y en la boda es admitido dentro de esos selectos grupos de familias de pintores. La información a cerca de Aula Dei es conocida gracias a don Valentín de Carderera nacido en Huesca en 1796 y que fue admirador y coleccionista de las obras de Goya y que donó unos legajos de papel dónde aparece la información a cerca de estas pinturas.

   

 Los caprichos:

 

En el año 1799,Goya anunció en un periódico la venta de una colección de estampas de asuntos "caprichosos". Las estampas trataban temas como la brujería, los duendes, los bandoleros e incluso los diablos y demonios.

El anuncio fue publicado el 6 de febrero 1799 en el Diario de Madrid y decía así: "Colección de estampas de asuntos caprichosos, inventados y grabados al agua fuerte por don Francisco de Goya. Se vende en la calle del Desengaño, 1,en la tienda de perfumes y licores, pagando por cada colección de 80 estampas 320 reales de vellón"

Aquella calle aquel día se obstruyó por carrozas de gente rica y adinerada que quería conseguir a cualquier precio alguna de esas estampas caprichosas de un autor tan conocido como Francisco de Goya.

A primera hora de la mañana se presentaron tres hombres de reconocida virtud en la sede del Consejo Supremo del Santo Oficio que querían declarar contra el autor de esas estampas, es decir contra Goya, porque según ellos estaban llenas de diablos, de vicios y de pecados.

El letrado que estaba en esos momentos tomó buena nota del autor de esas estampas y se quedó asombrado ¿Francisco de Goya?. No puede ser es un pintor religioso y además es el pintor del Rey. Aunque finalmente optaron por ir a verlo por sí mismos. Llegaron a la tienda de licores dónde discutieron con Goya a cerca de la moralidad o no de las estampas caprichosas.

En un principio Goya sentía miedo pero finalmente les contestó con su intérprete y los hombres de la Inquisición se fueron malhumorados.

Finalmente dos días más tarde fueron retirados del mercado.

Los toros y Goya:

 

 

Una de las aficiones más conocidas de Goya era su afición por los toros y el mundillo que los rodeaba es decir desde el torero al público pasando por los novilleros y cuidadores de los propios toros.

Goya "metió" en una obra su desmesurada afición por los toros y la llamó Temeridad de Martincho en la plaza de Zaragoza recibiendo el estoque a un toro sentado en una silla y con los grilletes puestos en los pies por lo que se le denominó Francisco "el de los toros".

Realmente Francisco iba asiduamente a los toros sobre todo cuando estaba o bien en Madrid o bien en Zaragoza atraído por los festejos los cuales le embelesaban y los cuales junto con la lidia le resultaban ser la principal fuente de inspiración cuando estaba bloqueado.

Las aproximadamente 44 láminas referidas a la tauromaquia, las pinturas sobre hojalata y los retratos hechos a toreros de la clase de Costillares, Romero, Pepe-Hillo hacen de Goya uno de los pilares del inicio de la historia de los toros tal y como la conocemos.

Goya otorga a la tauromaquia una dimensión fantástica, rebosante de imaginación y pletórica de hallazgos aunque no puede considerarse una visión totalmente objetiva a cerca de este "mundillo " ya que el autor está fascinado.

El hecho de que Goya coincidiesen con estos tres importantes toreros hace que se cree el primer tratado de tauromaquia que al a postre sería uno de los más importantes y que fundamentan el toreo moderno.

En definitiva Goya, además de ser un buen pintor, y sus toreros contemporáneos impulsaron el arte del toreo hasta límites que nunca jamás alguien había podido pensar como algo posible dentro de la sociedad Española.

Real fábrica de tapices La Real Fábrica de Tapices de Santa Bárbara fue una de las cosas que más catapultaron a Goya hacia el estrellato ya que le reportó muchísima fama.

Pese a que esto parece un trabajo a priori sencillo, no lo es ya que para hacer un simple tapiz, son necesarias muchas horas de trabajo continuado de más de 100 personas.

Los tapices son, digamos, cuadros de lana, seda y oro que se encargan de cubrir las solitarias y enormes paredes de los palacios o de romper espacios entre las columnas de los propios palacios o de las catedrales.

En el año 1727 llegó de la fábrica de los gobelinos Antonio Lainger, que realizó un par de obras como por ejemplo Telémaco.

En 1762 se encomienda a don Antonio Rafael Mengs la dirección de la Real Fábrica más tarde asistido por el arquitecto Sabatini y secundado por Francisco Bayeu y por Mariano Salvador Maella.

En ese momento y recomendado por su familiar Francisco Bayeu entra a formar parte de la Real Fábrica de tapices de Santa Bárbara. A partir de ahora Francisco nos es solo un pintor sino que es un obrero en la corte y debe ir escalando posiciones poco a poco ganándoselo por sí mismo.

Goya hizo tres series distintas de tapices, en la primera, que trata acerca de la caza del jabalí, aparecieron tan solo 9 tapices, pero sin embargo en la segunda, que son temas alusivos a la comida, apareció hasta el tapiz número 39, en la tercera serie llegó hasta el número 52.

Personajes contemporáneos de Goya

 

Una serie de personajes revolucionaron la época en la que vivió Goya por lo que creo que debo introducir a una parte de ellos en lo que podría ser llamado contexto histórico pese a que muchos de ellos no tienen nada que ver ni con Aragón ni con el propio Goya. Estos son algunos:

Alejandro I de Rusia que sus relaciones con los Franceses condujeron a su patria a la lucha con Napoleón.

André Marie Ámpere que constató las bases del electromagnetismo.

Ludwig van Beethoven que fue uno de los maestros de todos los tiempos de música clásica.

José Bonaparte Rey de España y hermano de Napoleón.

Lord Byron figura romántica de este siglo .

Carlos III Rey de España

Carlos IV sucesor de Carlos III al frente del reino Español.

James Cook navegante inglés descubridor de las regiones polares.

John Dalton enuncia la teoría atómica de la materia.

Benjamin Franklin político y físico americano inventor del pararrayos.

Fernando VII "el deseado" Rey de España que terminó con la ilustración.

Joseph Haydn Fija la forma de la sonata y de la sinfonía clásica.

Victor Hugo poeta y escritor francés.

Thomas Jefferson político estadounidense que redactó la declaración de Independencia.

Gaspar Melchor de Jovellanos escritor y político español.

Antoine Laurent de Lavoisier creador de la química moderna.

Antonio Raphael Mengs pintor y teórico alemán.

Wolfgang Amadeus Mozart compositor e intérprete austriaco.

Napoleón emperador francés que mantuvo en vilo a toda Europa hasta que fue derrotado en Waterloo.

George Washington primer presidente de los Estados Unidos de América.

Alessandro Volta inventor de la pila.

 José Luzán:

 He decidido hablar de este Aragonés porque no sólo fue un excelente pintor sino que además fue con toda probabilidad el "creador" de este grandioso pintor aragonés que no es otro que Francisco de Goya y Lucientes , además de otros pintores importantes como Francisco Bayeu y Antonio Martínez los cuales fueron alumnos suyos junto con Goya.

José Luzán nació en Zaragoza en el año 1710 .Procedía ya de una larga saga de pintores , entre los cuales estaba su padre llamado Juan Luzán que supo transmitirle tempranamente los conocimientos artísticos a su hijo ,el cual adquirió la habilidad del padre llegando a superarlo con creces.

Tuvo muchísima suerte ya que bajo la protección de la familia Pignatelli , viajó a Nápoles dónde estuvo cerca de 5 años mejorando progresivamente su estilo y aprendiendo nuevas y mejores técnicas pictóricas, que posteriormente mostraría a sus alumnos, al lado del pintor Martrollo.

Volvió a España en el año 1741 y fue nombrado por Felipe V como pintor supernumerario de la Real Casa donde conoció a muchos pintores de los que aprendió una gran cantidad de cosas.

Fue maestro además de los mencionados , de otros muchos artistas aragoneses como por ejemplo José Beratón y Tomás Vallespin.

Entre las obras más destacadas de José Luzán cabe destacar Retratos de Galileo y Copérnico y Milagro de Calanda.

Fue un pintor de temática casi exclusivamente religiosa ,cosa que inculcó profundamente en la mayoría de sus alumnos hasta que murió en el año 1785. Será recordado como maestro de pintores aunque podría haberlo sido por su excepcional obra.

 

 

 

 

 

 

Francisco Bayeu:

 

 

Francisco Bayeu y Subías han sido uno de los mejores pintores aragoneses de todos los tiempos pero sin duda alguna fue eclipsado parcialmente por Goya , y probablemente si Goya no hubiese existido tendríamos ante nosotros al mejor pintor Español del siglo XVIII.

Al igual que José Luzán tiene a parte de la familia pintores ya que lo fueron su hermano Manuel que era también fraile cartujo , y Ramón que era su hermano pequeño, pese a que murió antes que Francisco y Manuel, por lo que no pudo tener una carrera artística muy larga .

Bayeu después de ser maestro de Goya , llegó a ser cuñado de éste al casarse Goya con su hermana Josefa .

José Luzán perfeccionó sus dotes artísticas que ya poseía Francisco Bayeu. Le marcó profundamente la obra realizada en la Santa Capilla por González Vázquez que le da un nuevo estilo italianizado. Luego se fue con él a Madrid ,dónde conoció nuevas obras y estilos , posteriormente volvió a Zaragoza dónde conoció a Mengs , pintor de Carlos III.

Desde ese momento se le hacen encargos de gran importancia , todos ellos en lugares como el Palacio Real, Aranjuez ,El Pardo o la Colegiata de San Ildefonso. De este modo se convierte en pintor de cámara del rey . Él se encarga de la decoración de la habitación de la reina.

Pero él no esta del todo a gusto puesto que añora su Aragón natal y pide un permiso al rey para irse a Aragón una vez que este ya consagrado en Madrid. Al volver a Zaragoza riñe con Goya por una discusión a cerca de cómo pintar una de las cúpulas de la Basílica del Pilar.

Luego consiguió el puesto de director de la academia de San Fernando y de encargado de los Reales Sitios y pinta el techo del dormitorio del rey que finalmente sería una de sus obras más importantes que hizo.

Al morir su obra fue expuesta en Madrid y Zaragoza

 

Vídeos relacionados