Forúnculo

Dermatología. Fisiopatología. Etiología. Evolución. Tratamiento. Causas

  • Enviado por: Pikaso
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 3 páginas
publicidad
cursos destacados
Especialista en Documentación Sanitaria
Cesforem
El curso de Especialista en Documentación Sanitaria pretende formar especialistas en el archivo y la organización de...
Solicita InformaciÓn

Máster Profesional en Gestión Sanitaria (Oficial)
Centro de Estudios Financieros, CEF.-
Una buena gestión es la base para que cualquier trabajo sea eficiente. En el área sanitaria es incluso más...
Solicita InformaciÓn

publicidad

FORÚNCULO:

Definición y etiología:

Un forúnculo es un nódulo o absceso agudo, profundo, rojo, caliente y sensible que se desarrolla a partir de una foliculitis estafilocócica. Es un tipo de forunculitis profunda.

Se producen en portadores crónicos de Staphylococcus aureus que es una bacteria causante de muchas enfermedades, provoca desde infecciones dermatológicas leves hasta neumonía. Constituye una amenaza especial en los hospitales, donde infecta hasta medio millar de pacientes por año.

Duran varios días y sus síntomas son dolor pulsante e invariablemente semnsibilidad exquisita.

Exploración física:

Al principio hay un nódulo firme y sensible con un tapón necrótico central. En algunos individuos se producen sobre una folinculitis estafilocócica en la barba o en el cuello.El nódulo se vuelve fluctuante cuando se forma el absceso por debajo del tapón necrótico que , a menudo , tiene una pústula central. Después de la ruptura o drenaje de la pústula y desprendimiento del tapón necrótico, permanece un nódulo con cavitación.

Se dan en las regiones con pelo como son en la zona de la barba, nuca, cuero cabelludo occipital, axilas, glúteos.

Fisiopatología:

Dagnóstico diferencial:

Nódulo dérmico o subcutáneo doloroso. Rotura de quiste epidermoide o pilar, hidradenitis supurativa (axila, ingle, vulva) infección necrosante por virus herpes simple.

Evolución:

La mayor parte de los casos se resuelven por incisión , drenaje y tratamiento antibiótico sistémico . Sin embargo, a veces la furmuculosis se complica con bacteriemia y posible siembra hematogénea en las válvulas cardíacas, articulares, columna vertebral, huesos largos y vísceras (especialmente riñones). Puede diseminarse por vía hematogénea a través del drenaje venoso hacia el seno cavernoso, con la trombosis consecuente de ese seno y meningitis. Algunos individuos están sujetos a furunculosis recurrente, sobre todo los diabéticos.

Tratamiento:

A) Local: Están proscritas las maniobras locales agresivas y quirúrgicas. En forma sucesiva se realiza un tratamiento local que consiste en:

  • Limpieza local con agua y jabón y antisépticos suaves (permanganato de potasio 1/10.000, sulfato de cobre)

  • Aplicaciones tópicas con polyvidona yodada.

  • Antibióticos locales: crema con ácido fusídico o bacitracina o mupirocina.

  • Cubrir la lesión sin usar esparadrapo.

  • Medidas higiénicas generales: Ducha diaria, lavado repetido de manos y cepillado de uñas, uñas cortas, cambio frecuente de la ropa interior que será de algodón.

  • C) Antibioticoterapia por vía general en determinadas situaciones:

    • Localización mediofacial.

    - Forunculosis diseminada.

    - Comorbilidad: inmunodepresión, diabetes, cardiopatía, insuficiencia renal.

    - Reacción inflamatoria importante.

    - Fiebre (en su presencia buscar difusión sistémica).

    - Cefalosporina 1ª G 500 mg c/6 horas v/o.
    - Alternativa: macrólidos o clindamicina v/o

  • Cirugía: Incisión y drenaje casi siempre acompañado por un antibiótico sistémico. Pueden usarse tijeras y la hoja del bisturí para drenar el pus en los lóbulos de los carbúnculos. Si no se practica esta maniobra, la desaparición del dolor y la infección puede retrasarse. Un tratamiento puede ser la aplicación de calor en la lesión, ya que ayuda al drenaje espontáneo temprano.

  • Prevención de las recurrencias: La forunculosis crónica es un problema de difícil solución. Requiere un tratamiento prolongado. El tratamiento local de las zonas de portación es lo esencial para prevenir las recaídas.

    • Buscar el estado de portador en el enfermo y en quienes lo rodean.

    • Tratar los portadores. Cuidados higiénicos generales. Lavado de la zona en donde alberga es germen con agua, jabón y antisépticos suaves. Aplicación de crema de ácido fusídico o bacitracina o mupirocina. Repetir la operación 2 veces al diarias 10 días al mes, durante 6 a 12 meses.

    • Evitar o corregir factores favorecedores como pueden ser traumatismos locales, sustancias irritantes, depilado, sudoración, maceración , falta de higiene, obesidad, diabetes, no usar corticoides locales... .

    Cuando a pesar de las medidas locales no es posible erradica el estado de portador, se va a recurrir a la antibioticoterapia por vía general.