Folclore

Antropología. Sociedad. Cultura popular. Música folclórica

  • Enviado por: Lucy
  • Idioma: castellano
  • País: Venezuela Venezuela
  • 14 páginas
publicidad
cursos destacados
Módulo de Emprendimiento
Centro de Estudios Adams
Al finalizar el módulo, las personas participantes estarán preparadas para concebir iniciativas de creación de...
Solicita InformaciÓn

Guía, Información y asistencias turísticas
Implika
Con este curso podrás asesorar al turista sobre destinos, traslados, visitas, de los destinos turísticos.
Solicita InformaciÓn

publicidad

INTRODUCCIÓN

El folclore es un término usado para definir un conjunto de tradiciones, creencias, costumbres y conocimientos populares de cualquier cultura transmitidos de generación en generación. El folclore como concepto abarca muchos aspectos de la cultura y de las tradiciones, así como de las creencias de una sociedad determinada.

El folclore no es un término moderno, por el contrario el estudio de éste comenzó aproximadamente hace 300 años enfocándose específicamente en las creencias sobre los augurios, sueños, premoniciones y fantasmas.

Debido a que el folclore esta estrechamente ligado a la cultura de una sociedad, todos los cambios culturales que ella presente, lo van a afectar directamente; es así que la transculturación, aculturación y sincretismos, son términos importantes a señalar en este estudio.

Para llegar al objeto de este trabajo, que es adquirir un conocimiento más amplio del folclore y los cambios culturales de una sociedad, se desarrollarán los siguientes conceptos:

  • Folclore,

  • El Folclore y la cultura popular,

  • Aculturación,

  • Transculturación,

  • Sincretismo y,

  • Nacionalismo.

FOLCLORE

Concepto

Término general que abarca un conjunto de tradiciones, creencias, costumbres y conocimientos populares de cualquier cultura transmitidos por vía oral, por observación o por imitación, el cual se conserva y transmite de generación en generación con constantes cambios según la memoria, la necesidad inmediata o el propósito del transmisor. Incluye los cuentos, leyendas, mitos, dichos, supersticiones, canciones, danzas, fiestas, juegos, etc.

El término folklore fue acuñado en 1846 por el anticuario inglés William John Thoms para sustituir el concepto de antigüedades populares. El interés por el folklore se inició durante el Romanticismo (Cuentos de Perrault y los Hermanos Grimm), pero hasta la segunda mitad del siglo XIX, no se constituyó en ciencia, al pasar de la simple recopilación de tradiciones populares a un estudio crítico e histórico de estas. En la actualidad forma parte de la antropología cultural y social.

Folclore y Cultura Popular

Los folcloristas actuales distinguen entre el folklore auténtico y otras manifestaciones culturales como las canciones populares o las historias o leyendas del pasado. Este tipo de material, considerado a menudo por los medios de comunicación como parte de la herencia folclórica, es definido por algunos folcloristas como conocimiento popular o cultura popular. Sin embargo la tradición folclórica y la popular se solapan, las formas populares utilizan de modo continuo formas genuinamente folclóricas para inspirarse y el conocimiento popular a veces llega a ser tan conocido que los grupos folclóricos lo adaptan a su tradición oral.

Orígenes y tipos de folclore

Los estudiosos consideran que el folclore no se limita a las comunidades rurales, sino que también aparece en las ciudades y que, en vez de extinguirse, continúa siendo parte activa del aprendizaje de todos los grupos, desde las unidades familiares a las nacionales, aunque con formas y funciones diferentes.

El folclore como actividad recreativa y conjunto de afirmaciones y creencias no verificables sigue vivo. Los diferentes objetivos y procedimientos de investigación de antropólogos, sociólogos, psicólogos, lingüistas y escritores han modificado considerablemente la tendencia anterior a considerar la literatura y las costumbres folclóricas como algo extravagante y romántico o como algo inferior a la cultura tradicional. El folclore ha llegado a ser considerado como parte del proceso de aprendizaje humano y como fuente importante de información para la historia de la humanidad.

El material folclórico puede clasificarse en cinco grandes áreas: creencias, costumbres, relatos, canciones y refranes, y arte popular:

  • Las creencias populares engloban todo tipo de ideas sobre los temas que por tradición han preocupado al hombre, desde la causa y curación de enfermedades hasta la especulación sobre la vida después de la muerte, así como supersticiones, magia, adivinación, brujería y apariciones fantasmales o de criaturas fantásticas y mitológicas.

  • Las costumbres comprenden todo el material relativo a modos de festejos, juegos y danzas, aunque también se refieren a las relativas a cocina y vestimenta.

  • Los relatos abarcan baladas y diferentes formas de cuentos tradicionales y música tradicional, basados a veces en personajes reales o acontecimientos históricos.

  • Las canciones y refranes abarcan nanas y rimas infantiles, trabalenguas y acertijos.

  • El arte popular abarca cualquier manifestación artística creada por el pueblo de forma anónima y que expresa el carácter de su vida en comunidad.

Primeros estudios folclóricos

El estudio formal del folclore comenzó hace unos 300 años. Entre los primeros libros que trataron este tema se encuentran Traité des superstitions (Tratado de las supersticiones, 1679), obra del francés Jean Baptiste Thiers y Miscellanies (Misceláneas, 1696), del inglés John Aubrey sobre las creencias y costumbres populares relativas a augurios, sueños, premoniciones y fantasmas.

El primer libro importante sobre el folclore fue Antiquitates Vulgares (Antigüedades vulgares, 1725), obra del sacerdote británico Henry Bourne, donde resume las costumbres populares de las celebraciones religiosas. El libro Reliquias de la poesía antigua inglesa (3 volúmenes, 1765), editado por el poeta, anticuario y obispo inglés Thomas Percy, contiene una colección importante de baladas inglesas y escocesas.

Estudios modernos

En América Latina el término folclore se empezó a utilizar en la década de 1870. Lo empleó el investigador Francisco García Icazbalceta en México, en un discurso titulado "Provincialismos mexicanos", en 1885. Diez años después, en 1895 el intelectual Arístides Rojas, en Venezuela, publicó Contribuciones al folclore venezolano. El tema adquirió mayor relieve en 1906, cuando el especialista Nicolás León incluyó una lección sobre folclore en sus cursos de etnología impartidos en el Museo Nacional (hoy Museo Nacional de Antropología) en México.

A partir de 1960, el desarrollo del folclore, las investigaciones, los estudios y las instituciones, en todos los países de América Latina, ha sido muy positivo y está recogiendo los resultados de muchos años de trabajo y varias generaciones de investigadores y estudiosos.

Música y folclore

La música folclórica es aquella que se transmite por tradición oral, es decir, que carece de notación escrita y se aprende de oído. Los compositores son, en su mayoría, individuos que permanecen en el anonimato o cuyo nombre no se recuerda. La música folclórica es común a la mayor parte de las sociedades del mundo y adopta formas diferentes bajo una gran variedad de condiciones sociales y culturales.

La relación con la comunidad

La música folclórica la interpretan miembros de la comunidad que no son músicos profesionales. A menudo está relacionada con el ciclo del calendario y con acontecimientos claves en la vida de una persona, así como con actividades relacionadas con los rituales y la crianza de los hijos. Es la expresión sonora de las masas preferentemente rurales y sin educación musical, en oposición a la llamada “música culta o clásica” practicada por músicos profesionales.

Cuando una canción se transmite de un intérprete a otro tiende a sufrir cambios originados por las preferencias de cada uno, los errores de memorización, los valores estéticos de quienes la aprenden y la enseñan, y la influencia que ejercen los estilos de otras músicas conocidas por los cantantes. Por ello, este tipo de melodía ha desarrollado variantes que cambian de forma gradual y coexisten de varias maneras. La música folclórica suele recibir también influencia de la música culta de los centros más cercanos (por ejemplo, ciudades, cortes o monasterios).

A menudo funciona como una especie de remanso cultural que conserva, durante largos periodos, las características de una forma musical más antigua. También puede definirse como la música con la que las minorías étnicas se sienten identificadas. Suele florecer fuera de instituciones, como las escuelas y las iglesias.

Si bien esta descripción de la música folclórica es adecuada, sobre todo en el caso de las culturas rurales de Europa occidental anteriores al siglo XX, podrían señalarse muchas excepciones. Los límites entre la música folclórica y otros tipos de música no están completamente definidos. Hay canciones que surgen del alma misma de la música culta y que a veces son adoptadas por la comunidad. La música popular, desarrollada en las culturas urbanas y transmitida gracias a los medios de comunicación de masas, conserva ciertas características de la música folclórica. Los textos de las canciones pueden transmitirse mediante tradición escrita o impresa, aunque la música sea de carácter oral.

Las canciones populares

Las melodías folclóricas, aunque desarrollan variantes locales, suelen permanecer donde han nacido. No obstante, de vez en cuando, se transmiten de un país a otro, cambiando de estilo en este proceso. Bajo este concepto, cabe destacar que entre las naciones es posible encontrar melodías muy parecidas, como por ejemplo, en países tan distantes como Hungría y España, aunque en cada lugar la melodía refleja el estilo local. Ello puede ser resultado de la difusión de las melodías o de la existencia de una manera uniformada de componer que produce a veces melodías similares.

La música folclórica en el mundo moderno  

La mayoría de las culturas folclóricas, por el contrario, ha cambiado mucho durante los últimos cien años. La imprenta y los medios de comunicación de masas les han permitido acceder a la cultura urbana. Los miembros de las comunidades folclóricas se han trasladado a las ciudades y continuado allí sus tradiciones de distinta forma. La música urbana ha estado influida por la música folclórica. Por ello, muchos de los fenómenos que antiguamente estaban en los límites de esta última han adquirido una importancia mayor. Los movimientos de disidencia política y social han hecho de la práctica de escribir y tocar canciones una forma de apoyo a sus causas a través de las letras.

Este tipo de música utiliza elementos folclóricos; ejemplo de ello son los estilos mixtos que han surgido, como la música country and western, el folk-rock, el soul y el gospel, la rumba de Cuba, la samba brasileña o el tango argentino.

TRANSCULTURACIÓN

Concepto

Implica la influencia de tipo cultural, que una sociedad ejerce sobre otra. Generalmente, se logra cuando hay contacto entre ambas o un desnivel patente.

Según Fernando Ortiz, antropólogo cubano, esta palabra define el proceso que ocurre cuando dos o más culturas comparten y mezclan las cosas de sus culturas. Este proceso puede ser voluntario o involuntario. Al final, se desarrolla una cultura nueva, con influencia de todas las culturas, en un proceso continuo y evolutivo.

La transculturación expresa mejor las diferentes fases de un proceso transitivo de una cultura a otra, porque este no consiste solamente en adquirir una distinta cultura (que es aculturación), sino que el proceso indica también necesariamente la pérdida o el desarraigo de una cultura precedente, lo que pudiera decirse de una parcial desculturación y, además, significa la consiguiente creación de nuevos fenómenos culturales que pudieran denominarse neoculturación.

Podemos concluir que existe un proceso de transculturación cuando hay una mezcla de culturas, más o menos, equitativamente. Por otra parte, la transculturación ocurre cuando hay una interacción de dos culturas, pero una de las dos pierde más que la otra, esto ocurre involuntariamente y pasa usualmente por la fuerza.

ACULTURACIÓN

Origen

El término de aculturación fue creado por J.W. Powell, un antropólogo estadounidense, para calificar los cambios observados entre los emigrantes en esta sociedad a finales del siglo XIX.

Posteriormente, D. Cuche, determina que la "A" de aculturación no era privativa (en el sentido de "sin cultura") sino indicaba un movimiento de acercamiento porque viene del latín ad que significa hacia. No obstante, es en los años treinta que el concepto es definido por antropólogos culturales, quienes se interesan en el encuentro entre las culturas y empiezan a reflexionar sobre los procesos de aculturación. Ellos toman como primer elemento que permite hablar de aculturación, el contacto continuo y directo.

Concepto

Se refiere al paso de elementos de una cultura a otra, o interpretación de culturas, es decir, cuando dos o más grupos humanos de diferentes culturas se hallan directamente en contacto permanente, se registra una especie de ósmosis cultural entre los grupos. Al principio se trata fundamentalmente del intercambio de objetos materiales, tales como utensilios, armas, vestidos, etc.; a continuación vendrá una interrelación social y más tarde espiritual. La nueva aportación trae consigo una reestructuración de los elementos preexistentes y la aparición de nuevas formas originales.

El resultado de la aculturación no es casi nunca un cambio completo de la pauta cultural anterior, por lo que se pueden dar los grados de sincretismo, elaboración y transformación de los elementos incorporados.

SINCRETISMO

Concepto

Este término proviene del griego sygkretismós, el cual significa coalición de dos adversarios contra un tercero, por tanto se puede conceptuar al sincretismo como el sistema filosófico que trata de conciliar doctrinas diferentes.

NACIONALISMO

Concepto

Es la doctrina ideológica que considera la creación de un Estado nacional, condición indispensable para realizar las aspiraciones sociales, económicas y culturales de un pueblo. Esta ideología expresa la creencia en la existencia de unas características comunes en una comunidad, nacional o supranacional, y el deseo de plasmarla políticamente.

El nacionalismo se caracteriza ante todo por el sentimiento de comunidad de una nación, derivado de unos orígenes, religión, lengua e intereses comunes.

Orígenes

Antes del siglo XVIII, momento de surgimiento de la idea de Estado nacional moderno, las entidades políticas estaban basadas en vínculos religiosos o dinásticos: los ciudadanos debían lealtad a la Iglesia o a la familia gobernante. Inmersos en el ámbito del clan, la tribu, el pueblo o la provincia, la población extendía en raras ocasiones sus intereses al espacio que comprendían las fronteras estatales.

La aparición del nacionalismo coincidió cronológicamente con el inicio de la Revolución Industrial, que favorecía el desarrollo económico nacional y, ligado a éste, la aparición de una clase burguesa que no tardaría en reclamar gobiernos representativos sancionados por constituciones liberales. Adscritas al romanticismo surgieron literaturas nacionales que expresaban las tradiciones y el espíritu común de cada pueblo. Se concedió nueva importancia a los símbolos nacionales de todo tipo, y de esta forma se crearon las festividades nacionales conmemorativas de los diferentes sucesos de la historia nacional.

Desde el punto de vista histórico, las reivindicaciones nacionalistas se generaron a raíz de diversos avances tecnológicos, culturales, políticos y económicos. Las mejoras en las comunicaciones permitieron extender los contactos culturales más allá del ámbito del pueblo o la provincia. La generalización de la educación en lenguas vernáculas a los grupos menos favorecidos les permitió a éstos conocer sus particularidades y sentirse miembros de una herencia cultural común que compartían con sus vecinos, y empezaron así a identificarse con la continuidad histórica de su comunidad.

La mayor parte de las naciones modernas se han desarrollado de modo gradual sobre la base de unos vínculos compartidos, tales como la historia, la religión y la lengua y su comercio. Por esto, desde los comienzos de la década de 1990, el nacionalismo aún sigue siendo una fuerza muy poderosa en la política internacional.

CONCLUSIONES

Los términos folclore, cultura, aculturación, transculturación, sincretismo y nacionalismo, son términos que guardan una estrecha relación entre ellos, por lo que al hablar de uno de ellos estamos usando los otros.

El folclore esta basado en el estudio de las tradiciones , costumbres, creencias y conocimientos populares de cualquier sociedad. Estas costumbres y creencias están íntimamente relacionados con la cultura de dicha sociedad, sus cuentos, su música, su cocina, y hasta su idealismo; La manera de interpretar el mundo de una sociedad establece sus reglas, y así sus costumbres y la creencia de que es lo bueno y lo malo. Este folclore se traspasa de generación en generación durante la vida de una sociedad.

Una de las principales ramas del folclore popular estudiadas es la música popular; en sus inicios se definió como aquella que se transmitía de oído, y de la cual no existían registros escritos, pero la creación de la imprenta y de los medios de comunicación le dio acceso a la música folclórica a las ciudades y trajo como consecuencia que mucha de la música urbana estuviera influenciada por elementos de esta música popular.

Con la modernización también suele suceder que las culturas se mezclan, y con ella viene la adopción de nuevos elementos de una cultura perteneciente a otra diferente por lo que, por ejemplo, la cultura de América latina tiene rasgos de la cultura europea; hemos adoptado su música, su forma de vestir, sus alimentos, entre otros, pero sin perder la mayoría de los elementos que conforman nuestra cultura, de allí el concepto de aculturación.

Ahora bien, la transculturación indica una pérdida parcial de los elementos de una cultura al adherirse a otra.

El sincretismo es la conciliación de varias culturas o sociedades, es más como tomar todo lo de dos corrientes culturales y hacerla una sola, pero sin dejar fuera ningún elemento.

BIBLIOGRAFÍA

  • ENCICLOPEDIA VISOR, Visor Enciclopedias Audiovisuales S.A.,

TOMOS 1,18,22 Y 24.

  • SCHWARTZ, Rachel: TRANSCULTURACIÓN Y COMO LA MUESTRA EN EL CINE AMERICANO. (www.warren-wilson.edu/spanish/Raquelschwartz.html)

  • Caro Baroja, Julio. Del viejo folklore castellano: páginas sueltas. Valladolid: Arte y Ediciones Ámbito2ª ed., 1988. . Un trabajo clásico de uno de los más importantes antropólogos españoles.

  • Blas Guerrero, Andrés de (director). Enciclopedia del Nacionalismo. Madrid: Editorial Tecnos, 1997. Importante obra de referencia que ofrece interesantes informaciones sobre el nacionalismo.

  • Gellner, Ernest. Naciones y nacionalismo. Madrid: Alianza Editorial, 1988. Clásico análisis del problema del nacionalismo desde un punto de vista político.

INDICE

Pág.

Introducción

2

Folclore: concepto

3

Folclore y cultura popular

3

Orígenes y tipos de folclore

4

Primeros estudios folcloricos

5

Estudios modernos

5

Música y folclore

6

La relación con la comunidad

6

Las canciones populares

7

La música folclórica en el mundo moderno

8

Transculturación: concepto

8

Aculturación: origen y concepto

9

Sincretismo

10

Nacionalismo

10

Conclusiones

13

Bibliografía

14

HOLA CHICOS,

>

>            AQUI LE MANDO UNA COPIA DEL TRABAJO DEFINITIVO

>

>

>        ANAID

>        TELF-0212-8066862/0412-7154098