Fitohormonas

Regulación del crecimiento de plantas. Auxinas. Giberelinas. Ácido salicílico

  • Enviado por: Paulina Molina
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 6 páginas

publicidad
cursos destacados
Ejercicios resueltos de Aritmética
Ejercicios resueltos de Aritmética
Serie de ejercicios resueltos de Artimética Básica.

Este curso va ligado al curso actual de...
Ver más información

Series y Sucesiones
Series y Sucesiones
Curso sobre series y sucesiones que incluye definiciones básicas, criterios de convergencia, series de...
Ver más información


Universidad de Santiago de Chile

Facultad de Química y Biología

Lic. Bioquímica

Lab. Botánica

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Laboratorio Nº3

“Fitohormonas”

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Profesor:

Alumna:

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Introducción

 

Las fitohormonas pertenecen a cinco grupos conocidos de compuestos que ocurren en forma natural, cada uno de los cuales exhibe propiedades fuertes de regulación del crecimiento de plantas. Se incluyen el etileno, auxina, gieberelinas, citoquininas, ácido salicílico u abscísico, cada uno con su estructura particular y activos a muy bajas concentraciones dentro de la planta.

 

Las auxinas son compuestos que estimulan la elongación de la planta, entre ellos está el ácido Indolacético (IAA). Aunque se encuentran en toda la planta, las más altas concentraciones se localizan en las regiones meristemáticas en crecimiento activo. La concentración de auxina libre en plantas varía de 1-100 mg/Kg peso fresco. Se cree que actúan sobre el mecanismo de la bomba de protones ATPasa en la membrana plasmática, y un efecto secundario mediado por la síntesis de enzimas.

 

Las giberelinas representan un grupo de diterpenoides acídicos encontrados en angioespermas, helechos, algas y hongos; sin embargo, no parecen estar presentes en bacterias. Se han aislado más de 68 giberelinas libres y 16 conjugadas, muchas de las cuales representan intermediarios en la ruta sintética y carecen de actividad hormonal. Mientras se ha demostrado que las giberelinas inducen elongación de tallos y otras respuestas (incremento en el diámetro radial de tallos, inducción del florecimiento) su papel preciso en las plantas se mantiene desconocido. Varias giberelinas se encuentran frecuentemente en la misma planta.

 

El ácido salicílico se sintetiza a partir de fenilalanina, la cual es convertida a ácido trans-cinnamíco por fenilalanina amonio liasa (PAL), este paso es clave en la ruta de fenilpropanoides que llevan a fitoalexinas, ligninas, y ácidos hidroxibenzoicos. Se observó en plantas de tabaco infectadas con virus de mosaico de tabaco, que el SA se sintetizaba principalmente a partir de del ácido benzoico por la enzima ácido benzoico 2-hidroxilasa. El SA producido luego de una infección es conjugado con glucosa para formar S.A--glucósidos (SAG). El subsecuente desafío del patógeno lleva a daño celular y cambios en la permeabilidad de la membrana en el sitio de infección, dando como resultado la liberación de las reservas locales de SAG hacia el espacio extracelular. El SAG es hidrolizado dando grandes concentraciones de SA directamente en el sitio de infección, donde puede entrar en células vecinas e inducir respuestas de defensa. Entonces, el SA induce respuestas donde y cuando se le necesita

 

A continuación se describe el proceso experimental mediante el cual se intentó demostrar el efecto de IAA, giberelinas y ác. Salicílico sobre la germinación de semillas de tabaco.

 

 

 

 

 

 

 

Objetivo del trabajo práctico

 

 

Verificar el efecto de fitohormonas sobre el proceso de germinación de semillas de tabaco. Para ello, se observará el efecto de auxinas, giberelinas y ácido salicílico.

 

 

 

Metodología

 

 

Se siguió el protocolo descrito en la guía y se evaluó el crecimiento de los cotiledones cada dos a tres días.

Después de la primera semana, por problemas de contaminación, se modificó el protocolo y se armó un nuevo set de catorce placas a partir del total de las placas de todos los grupos.

 

 

 

Resultados

 

 

 

No se observó germinación en las semillas durante los primeros siete días. El día diez se observó germinación insipiente en la mayoría de las semillas pero, producto de la contaminación de las placas, hubo que descartar la mayoría de ellas. Se seleccionó catorce placas que fueron observadas dos dias después obteniéndose los siguientes resultados.

 

 

 

 

 

concentración micromolar

5IAA

 

100IAA

 

100G3

 

5G3

 

5SA

 

100SA

 

Control

 

semillas germinadas

0

4

2

1

2

3

4

3

2

1

1

2

3

4

hongos

no

si

no

no

no

si

no

no

no

no

no

no

no

no

crecimiento promedio en mm

2

3

0.5

0.5

4

1.5

7

7

2

1.5

2

0.5

3

2

presencia de cotiledones

no

si

no

no

si

si

si

si

si

si

si

no

si

no

placa

1

2

1

2

1

2

1

2

1

2

1

2

1

2

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Los últimos resultados obtenidos en el día 11 después del día de siembra fueron los siguientes:

 

concentración micromolar

5IAA

 

100IAA

 

100G3

 

5G3

 

5SA

 

100SA

 

Control

 

semillas germinadas

3

4

3

1

4

3

4

3

2

1

4

3

3

4

Hongos

no

si

no

no

no

no

no

no

no

no

no

no

no

no

Crecimiento promedio en mm

2

4

0.5

2

10

15

16

10

7

7

5

2

7

4

Presencia de cotiledones

si

si

no

no

si

si

si

si

si

si

si

no

si

si

Placa

1

2

1

2

1

2

1

2

1

2

1

2

1

2

 

 

 

Discusiones y Conclusiones

 

 

Se produjo un alto porcentaje de contaminación, en algunos grupos alcanzo un 90%. Esta se puede haber debido a la mala manipulación de las pinza usadas para sembrar. Las semillas estaban esterilizadas por lo que no presentaban contaminación previa. Las placas y el medio donde fueron sembradas también estaba esterilizado, por lo que el único medio de contaminación posible son las pinzas. Además en la mayoría de los casos los hongos se encontraban en la zona de contacto entre la pinza y el medio.

 

En las placas que contenían ácido salicílico se observó un menor porcentaje de placas contaminadas. Esto puede deberse a la acción anti-patógena que tiene este ácido. A pesar de esta actividad, un alto número de placas se contaminaron por lo que se puede concluir que no tiene una actividad antifungica muy alta.

 

Se observó que la germinación de las plantas fue mucho mayor en las semillas crecidas en presencia de Giberelinas (en algunos casos el doble), no habiendo mucha diferencia entre las concentraciones 100 y 5 micromolar de esta.

 

 

En presencia de IAA la germinación de la semilla no se diferenció mayormente de las placas sin IAA (control).

 

La presencia de ácido salicílico no influyó en la germinación de las semillas de planta de tabaco utilizadas.

 

De lo anterior se puede concluir que, mientras las giberelinas participan activamente en el proceso de germinación de las semillas, el SA y el IAA no lo hacen. Según la información obtenida de la literatura el IAA participa principalmente en la elongación de tallo de la planta, mientras que el SA Participa en los mecanismos que controlan las respuestas a patógenos.

 

 

 

 

Bibliografía

 

 

 

 

Http://www.LaFacu.com

 

http://www.um.es/grupos/grupo-fitohormonas/index.html