Fisiología del ejercicio

Metabolismo. Esfuerzo. Fatiga. Resistencia

  • Enviado por: Pilar
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 9 páginas
publicidad
cursos destacados
Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información

Cómo montar un Ordenador
Cómo montar un Ordenador
En este curso te guiamos de una forma muy práctica y gráfica, para que puedas realizar el montaje de tu...
Ver más información

publicidad

  • Tercera y cuarta parte.

Mecanismos circulatorios y respiratorios en el ejercicio.

Metabolismo energético.

Introducción.

El ejercicio físico produce importantes modificaciones en la personalidad, tales como estabilidad emocional, autoestima, extroversión, se modera la indefensión y la impotencia, mejorando igualmente la "percepción de sí mismo."

Los trastornos de ansiedad (trastornos de ansiedad generalizada, trastorno fóbico, trastorno obsesivo compulsivo) mejoran ostensiblemente con la práctica del ejercicio físico.

En general los diversos síntomas de tensión, inquietud, excitación del sistema nervioso autónomo, hormigueos, hipercinesia, etc, disminuyen significativamente con la práctica persistente del ejercicio físico.

En lo que respecta a la depresión, en diferentes trabajos de investigación se ha podido constatar un efecto antidepresivo del ejercicio. El ejercicio físico, por tanto, es un elemento terapéutico importante en las depresiones leves o moderadas.

Al mejorar la función mental, la autonomía, la memoria, la rapidez, la "imagen corporal" y la sensación de bienestar, se produce una estabilidad en la personalidad caracterizada por el optimismo, la euforia y la flexibilidad mental.

Los programas de actividad física deben proporcionar relajación, resistencia, fortaleza muscular y flexibilidad. En la interacción del cuerpo con el espacio y el tiempo a través del movimiento, se construyen numerosos aprendizajes del ser humano. Esta construcción se realiza a través de una sucesión de experiencias educativas que se promueven mediante la exploración, la práctica y la interiorización, estructurando así el llamado esquema corporal.

En el púber y el joven, el progreso de ese conocimiento corporal servirá de base para profundizar los fundamentos biológicos de su conducta motriz, en estrecha relación con los efectos de la actividad física practicadas sistemáticamente.

La utilización intencional del espacio-tiempo e intensidad de movimiento, mediante la utilización de técnicas específicas de las distintas manifestaciones expresivas no como un fin en sí mismo, sino como un diálogo consigo mismo y con los demás, abre importantes posibilidades de enriquecer la propia expresión y comunicación.

Los cinco mejores ejercicios aeróbicos en orden descendente son: esquiar en terreno plano, natación, correr, montar en bicicleta al aire libre y caminar.

Cuando realizamos ejercicio físico no sólo estamos actuando sobre nuestro cuerpo, sino que eso repercute, en el conjunto de nuestro ser, ya sea a nivel químico, energético, emocional, intelectual, etc. Estos beneficios son actualmente reconocidos y avalados por las investigaciones realizadas por la medicina deportiva.

Un ejemplo claro es como la fisiología del ejercicio ayuda en la mejora de la salud y la calidad de vida ya que supone no sólo la prevención de enfermedades sino que, en una acepción más amplia, se convierte en factor primordial de la calidad de vida. La estrecha relación entre la práctica adecuada y sistemática de la actividad física y la salud física y social, se constituyen en una de las funciones relevantes de la Educación Física.

Se pretende mejorar de forma armónica y equilibrada el rendimiento motor que lleve a incrementar su disponibilidad física. El equilibrio personal, las relaciones que se establecen con el grupo, la liberación de tensiones a través de la actividad y el combate al sedentarismo, son elementos relevantes de esta contribución a la salud y calidad de vida.

También como una manera de Expresión y comunicación ya que las posibilidades del cuerpo a través del lenguaje corporal nos permiten interrelacionar, en una unidad, el mundo interno con sus vivencias y percepciones, con el mundo externo.

Por esto y mucho más no debemos olvidar que el ejercicio es vital y esta relacionado directamente con la evolución, metabolismo y desarrollo de nuestro organismo

Desarrollo.

Adaptaciones circulatorias durante el ejercicio

Las adaptaciones circulatorias del ejercicio no se implican a los músculos esqueléticos porque aumenta el requerimiento del oxígeno del corazón y porque se debe evitar que se desvié sangre desde el encéfalo hacia los músculos. Por supuesto, el flujo sanguíneo a través de los pulmones debe aumentar en la misma producción que el flujo se acelere tanto como para dificultar el intercambio gaseoso adecuado. Estos grandes cambios adaptativos de la circulación obedecen a la interacción de factores nerviosos y químicos, muchos de los cuales todavía no se conocen con precisión.

Corazón

Hablando fisiológicamente, el corazón es sobre todo un órgano respiratorio, en los periodos de reposo entre los episodios de ejercicio hasta que se puedan movilizar las reservas. Sin embargo, los tejidos no disponen de ningún mecanismo para almacenar oxígeno, por lo tanto cualquier aumento de las necesidades de oxígeno debe ser satisfecho con un aumento similar del transporte de ese gas a los tejidos.

Esto se cumple de dos maneras: desviando la sangre hacia los músculos activos desde regiones menos activas y aumentando el volumen de sangre que el corazón bombea por minuto. No solo aumenta el flujo sanguíneo para los músculos cuando estos entran en actividad sino que también se extrae mayor volumen de oxígeno por cada volumen de sangre.

Desde hace mucho tiempo se considera que la creciente acción de bombeo del corazón es la más importante de las respuestas adaptativas para aumentar la entrega de oxígeno a los músculos en actividad y que es el factor que suele establecer el límite superior de la capacidad de ejercicio. Hay pruebas de que también serían importantes las modificaciones de los vasos periféricos por las cuales aumenta la capacidad de los vasos sanguíneos de los músculos para recibir el mayor flujo sanguíneo, sin embargo, el aumento del volumen minuto cardiaco continua siendo el factor clave de la respuesta fisiológica al ejercicio.

Intercambio y transporte de gases

Las moléculas de gas ejercen fuerza contra las paredes de su recipiente y la fuerza ejercida por unidad de superficie es la presión del gas, que resulta proporcional ala concentración de moléculas de gas y al la energía que poseen lo cual, a su vez es proporcional a la temperatura del gas). El concepto de las presiones de los gases es fundamental en fisiología respiratoria porque el intercambio de oxígeno y dióxido de carbono en los pulmones y los capilares de los tejidos tiene lugar como resultado de las diferencias de presión

Ventilación pulmonar.

Aeróbica: capacidad para realizar un esfuerzo prolongado, en el que participan numerosas masas musculares.

El funcionamiento de los aparatos circulatorio y respiratorio proveen oxígeno necesario de acuerdo a la necesidad requerida.

 Anaeróbica: es la capacidad de soportar esfuerzos intensos, de menos de cuatro minutos, con escaso o ningún abastecimiento de oxígeno. Una vez terminado el esfuerzo la cantidad de oxígeno puesta en disposición del organismo se llama deuda de oxígeno.

El momento terminado el esfuerzo y hasta que los valores de oxígeno vuelven a sus niveles normales se denomina período de recuperación.

 

Metabolismo en el ejercicio

Durante el reposo los requerimientos energéticos del cuerpo se satisfacen mediante el desdoblamiento del ATP y el aportamiento de este se repone constantemente con la energía proveniente dela oxidación de las sustancias nutricias (metabolismo aeróbico).

Aunque en ejercicio los requerimientos energéticos pueden multiplicarse varias veces, siempre se suplen con el desdoblamiento del ATP lo mismo, que en reposo; si el ejercicio no es demasiado intenso, la reposición del ATP sigue dependiendo de la energía derivada del metabolismo aeróbico, según se refleja el índice creciente del consumo de oxígeno, y se dice que el organismo está en una fase estable o estado de equilibrio. Si el máximo consumo de oxígeno no aporta suficiente energía para reponer el ATP con la misma rapidez ñeque se desintegra, el resto del energía necesaria se obtiene del metabolismo anaeróbico, en el ácido pirúvico que se forma de la glucólisis se reduce el ácido láctico, en vez de oxidarse anhídrido carbónico y agua.

Costo energético y eficiencia del trabajo

El trabajo físico vigoroso y continuado a lo largo del día entero puede aumentar el requerimiento dietético a 7.000 calorías.

Si las calorías aportadas no llegan a equilibrar el consumo, entonces se utilizarán como combustibles las sustancias que componen los tejidos orgánicos; se produce, en consecuencia, una disminución del peso. Por contrario la ingestión excesiva determinará el almacenamiento de sustancias en los tejidos orgánicos y el peso corporal aumenta.

Esfuerzo máximo y fatiga

La resistencia anaeróbica es la capacidad del organismo de realizar esfuerzos de más de segunda duración en equilibrio entre el consumo y el suministro de energía y oxígeno en el tejido.

Este proceso se asegura por al intervención de:

*La respiración (capacidad vital, volumen, minuto respiratorio, etc.)

*La circulación (volumen de latido y frecuencia)

*El sistema circulatorio (contenido de glóbulos rojos hemoglobina)

*La utilización del oxígeno en el tejido

Nutrición y recursos ergógenos

En los primeros estudios acerca de los efectos de las distintas dietas sobre el desempeño físico se comprobó que los sujetos que trabajan hasta agotarse resisten mucho mas tiempo después de comidas ricas en hidratos de carbono que después de comidas mixtas ricas en grasas o en proteínas. En estos estudios se empleó el cociente respiratorio (CR) para determinar de manera indirecta la proporción en que se metabolizan las diversas sustancias de los alimentos y elas dietas mixtas y proteinicas arrojan CR intermedios.

El CR no informa sobre la parte de los depósitos de carbohidratos del cuerpo que se utiliza y además se desvía según la intensidad del trabajo ya que se torna más alto con el trabajo mas intenso. Esto se supone que se utilizan mas hidratos de carbono, pero no quiere decir que esto no sea totalmente válido por otros factores. Los CR mayores de 1 son comunes en los trabajos muy intensos. Esto indica que, el CR, como la hiperventilación, esto no permite sacra conclusiones del papel de la nutrición en el desempeño físico sobre la base de las determinaciones del CR.

Los intentos destinados a aumentar la producción del trabajo sin entrenamiento condujeron a muchas practicas extraña. La eficacia de cualquier sustancia o procedimiento para aumentar la fuerza o la resistencia siempre se ve empañada por factores psicógenos. Si el participante cree que algo habrá de serle útil o nocivo para su desempeño , muchas veces obtiene el efecto que prevé, de modo que atribuye el mérito al recurso que emplea y no a su creencia en él. En esta búsqueda de mejoría instantánea se hace uso y abuso de una gran diversidad de drogas.

Resistencia anaeróbica y efectos del ejercicio sobre la sangre y los líquidos corporales

Es la capacidad del organismo de realizar esfuerzos de gran intensidad durante un tiempo relativamente corto bajo un suministro insuficiente de oxígeno. Encontramos alta concentración del ácido láctico y disminución del Ph en la sangre.

Existe una estrecha relación entre ambos tipos de resistencia. En el entrenamiento se deben respetar proporciones entre el trabajo aeróbico y anaeróbico. Es importante que el desarrollo de la resistencia aeróbica preceda al de la resistencia anaeróbica

El rendimiento deportivo es un fenómeno complejo que para ser abordado con garantías exige un tratamiento interdisciplinar. En el Entrenamiento Deportivo, en la actualidad, se hace necesario integrar los aportes procedentes de diversas áreas de conocimiento como la fisiología, la psicología, la teoría y práctica del entrenamiento, la nutrición, etc.

 El rápido avance de la investigación aplicada al Entrenamiento Deportivo hace necesaria la revisión de los fundamentos que sustentan los modelos actuales de planificación y entrenamiento.

 Por otra parte, cada modalidad deportiva demanda la aplicación de métodos de entrenamiento específicos o la adaptación de los ya existentes a las demandas fisiológicas y funcionales que plantea cada deporte. En este sentido, se tiende cada vez más a aplicación de los sistemas de entrenamiento en los espacios deportivos específicos.

 En alto rendimiento se somete a los deportistas a cargas de entrenamiento cada vez más grandes. Esto exige al técnico deportivo conocer qué efectos producen estas cargas en el organismo de los

deportistas a los que dirige, cómo ha de secuenciarlas, qué períodos de descanso debe dejar entre las diversas cargas, que métodos de entrenamiento se adaptan mejor a las características de cada

deportista y van a favorecer en mayor medida la consecución de los objetivos que se planteen. En definitiva, el técnico del deporte tiene la obligación moral de conocer las diversas novedades que van surgiendo con respecto al entrenamiento deportivo.

 En los deportes de equipo ha venido siendo habitual la aplicación de métodos de entrenamiento inspirados en modelos derivados del atletismo, que ha sido el primer deporte en utilizar criterios lógicos de entrenamiento.

 Sin embargo, recientemente en algunas modalidades deportivas se han empezado a aplicar métodos de entrenamiento específicos, primero de forma intuitiva y fragmentaria, más tarde basándose en el análisis de las demandas fisiológicas y funcionales que plantean a los jugadores las diversas modalidades deportivas, y en las acciones de juego determinadas mediante análisis por medio del video.

 La Preparación Física Específica avanza poco a poco convirtiéndose en una realidad para algunos deportes, pero aun lejos de consolidarse en los diversas modalidades deportivas. Por otra parte, el problema de la falta de especificidad en la preparación física preocupa mas en los deportes de equipo, dado que la estrategia colectiva supone un conjunto de variables difícilmente controlables por medio de los sistemas de entrenamiento clásicos. Se hace necesario profundizar en la preparación física de estas modalidades deportivas, y para ello es preciso conocer mejor sus esfuerzos y las alternativas de juego.

Estructura corporal

Al aumentar la actividad física se modifica la composición del cuerpo, si el peso corporal total no cambia, aumenta la masa ósea y muscular y disminuye la grasa corporal, en otras palabras aumenta la masa corporal magra a expensas de la grasa.

La influencia del ejercicio sobre la composición corporal no es duradera. Al suspender el entrenamiento, vuelve a acumularse grasa en el cuerpo. La grasa se deposita por la adaptación metabólica del tejido adiposo. Cuando el cuerpo no se mueve, las células adiposas almacenan más grasa. Durante la inactividad disminuye la utilización metabólica de los ácidos grasos; estos productos se liberan con mayor lentitud a partir de los depósitos de grasa, y se acumula a su vez mucha más grasa.

 Conclusiones

La Educación Física es un eficaz instrumento de la pedagogía, por cuanto ayuda a desarrollar las cualidades básicas del hombre como unidad bio-sico-social. Contribuye al accionar educativo con sus fundamentos científicos y sus vínculos inter-disciplinarios apoyándose entonces en la filosofía, la psicología, la biología, etc.

Tiene una acción determinante en la conservación y desarrollo de la salud en cuanto ayuda al ser humano a ajustar pertinentemente las reacciones y comportamientos a las condiciones del mundo exterior. Específicamente, en el adolescente, ayuda a sobrellevar las agresiones propias de la vida cotidiana y del medio y a afrontar el presente y el futuro con una actitud positiva.

Promueve y facilita a los individuos el alcanzar a comprender su propio cuerpo, sus posibilidades, a conocer y dominar un número variado de actividades corporales y deportivas, de modo que en el futuro pueda escoger las más convenientes para su desarrollo y recreación personal, mejorando a su vez su calidad de vida por medio del enriquecimiento y disfrute personal y en relación a los demás.

Que el ejercicio físico es, no ya importante, sino vital para nuestra supervivencia es evidente. Cuando una persona por algún motivo queda postrada en cama, cada vez va perdiendo más energías, entumeciéndose cada vez más, al igual que cuando pasamos mucho tiempo en la misma postura, sentados, de pie o tumbados. Incluso cuando dormimos, nuestro inconsciente nos hace cambiar de postura varias veces a lo largo de la noche. No olvidemos que estamos compuestos fundamentalmente por líquido. Al igual que si el agua de un río se para y se estanca acaba por pudrirse, los fluidos que nos componen también.

Además del ejercicio físico como tal, tenemos una gran variedad de terapias y actividades complementarias que podemos realizar sobre el cuerpo para beneficio de nuestro bienestar. La sauna, o una simple ducha nos depuran y relajan enormemente. Por otro lado, con ayuda de un profesional, disciplinas como la osteopatía, digitopuntura, reflexotereapia y todo tipo de masajes nos pueden ayudar en casos en los que nuestra salud esté desequilibrada, de una manera más saludable que ingiriendo fármacos o pasando por el quirófano, muchas veces innecesariamente.

 

Generalmente, durante la realización del ejercicio físico, el individuo o individuos practicantes del mismo sienten una purificación interior, lo utilizan también como descarga emocional. Se aprende a practicar deportes en equipo, compartiendo y disfrutando al aire libre. Aunque algunas veces ser sienta cansancio muscular o físico, al finalizar la realización de la actividad se siente bienestar general, alivio emocional y descargado de toda tensión o stress.

Una sensación de euforia ocurre durante los ejercicios de resistencia (por ejemplo, el correr) relacionada con una secreción intensa de hormonas hipofisiarias llamadas endorfinas, dos veces más poderosas que la morfina. El nivel de endorfina que aumenta como reacción al ejercicio puede ser la explicación de la casi total desaparición del dolor en el hombro, en la rodilla o el derivado de una cefalalgia.

Bibliografía

-Morehouse, Laurence, “Fisiología del ejercicio”. Ed. El Ateneo, Saint Louis, 1986.

“Fisiología del Ejercicio”