Finlandia

Lengua y literatura finesa. Autores finlandeses. Lönnrot. Kivi

  • Enviado por: Fym
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 10 páginas
publicidad
publicidad

Finlandia

Situación Geografica:

Norte de Europa, bordeando el mar Báltico, Golfo de Bothnia, y Golfo de Finlandia, entre Suecia y Rusia.

Nombre oficial: República de Finlandia.

Nombre común: Finland.

Nombre común local: Suomi.

Población: 5,105,230
Crecimiento de la población: 0.1 %
Tasa de natalidad: 11.32 nac./1.000 pers.
Tasa de mortalidad: 10.92 fallec./1.000 pers.
Tasa de inmigración neta:0.58 emigrantes/1.000 pers.

Tasa de mortalidad infantil:4.9 fallec./1.000 nacidos vivos.
Tasa de fertilidad:1.68 niños nacidos por mujer.

Divisiones etnicas: Fineses, suecos, lapones gitanos, tártaros.

Religión: Luteranos Evangélicos 89 %, griegos Ortodoxos 1 %, ninguna 9 %, otros 1 %.
Idiomas: El finlandés es hablado por un 93% de la población y está emparentado con el estonio. El sueco es hablado por un 7% de la población y está relacionado con las otras lenguas escandinavas. Hay también minorías sami y rusas. La mayoría de los finlandeses también hablan inglés.

Alfabetismo: leen y escriben con más de 15 años de la población total: 100 %

Economia:

Moneda: La moneda es el Euro, y la economía se basa en el sector forestal, metales, ingeniería y telecomunicaciones.

Finlandia


Finlandia

Rojo: Finlandes

Celeste: Sueco

FINLANDES

De la población total de F. por lo menos un 92% tiene el finlandés o finés como idioma materno y aproximadamente un 7% el sueco. Además, existen grupos de habla finlandesa en el norte de Noruega, de Suecia, y de Rusia, y en EE. UU., Canadá y Australia; en total lo hablan unos cinco millones de personas. El finlandés pertenece al grupo lingüístico ugrofinés (v.) y tiene como pariente más cercano el estoniano, junto con el que forma la rama báltica de la citada familia lingüística, y como parientes un poco más lejanos los idiomas lapón y húngaro.La riqueza vocálica hace que normalmente se considere al finlandés como un idioma muy sonoro y melódico. El número de consonantes es relativamente pequeño y sólo aparecen agrupadas en posición interior de palabra, nunca en inicial. Tanto las vocales como las consonantes pueden tener dos grados de duración, es decir, pueden ser cortas o largas. Cuando son cortas se representan ortográficamente mediante el correspondiente signo sencillo, y cuando son largas mediante el mismo signo, pero doble, por ej.: tul¡ [t0]='fuego' o 'él vino'; tuuli [tteli]= ='viento' o `hizo viento'; tuulee [túlé]=`hace viento'; tuullee [hele]=`probablemente hace viento'. Las vocales, al igual que los diptongos (de los que en la lengua escrita hay 18 y aún más en los dialectos), se encuentran sometidas a la regla de la armonía vocálica, de acuerdo con la cual las vocales posteriores a, o, u no pueden aparecer junto con las vocales k, ó, y. Las consonantes oclusivas k, p, t, pueden presentar en el interior de una misma palabra distinta realización: «fuerte» o «leve», p. ej., küytto='uso', kdytóssÚ='en uso', o sota='guerra', soditta='sin guerra'. El acento principal siempre recae en la primera sílaba, y hay además un acento secundario en la tercera o cuarta. La ortografía es sencilla: a cada sonido le corresponde una letra.El finlandés carece de géneros y artículos. Es un idioma de tendencia clara hacia las construcciones sintéticas, es decir, que para expresar las diversas relaciones gramaticales se sirve de desinencias y derivaciones. Así, p. ej., en vez de utilizar preposiciones, se declinan los nombres en 15 casos diferentes. Las relaciones de posesión se expresan mediante sufijos posesivos; p. ej., en la palabra taloissamme='en nuestra casa': talo es el radical; i, un signo de plural; ssa, el signo del locativo inesivo (caso que indica localización en el interior de) interno, y mme, el sufijo posesivo de la primera persona del plural. Los verbos se conjugan según las variantes de número, persona, tiempo y modo. Los modos son cuatro. El verbo tiene cinco formas de infinitivo y dos de participio, que pueden utilizarse en lugar de oraciones subordinadas. Muchas de las formas del infinitivo pueden declinarse como si fueran nombres, p. ej.: hdn tul¡ sinua odottaessani= ='él llegó mientras yo estaba esperándote', en que la palabra odottaessani puede ser analizada de la forma siguiente: odotta-e-ssa-ni, caso inesivo de la primera persona del singular del segundo infinitivo de la voz activa del verbo odotta='esperar'.La riqueza y la regularidad de las declinaciones y conjugaciones finlandesas demuestran lo mucho que el idioma conserva de su origen urálico. Pero tanto la construcción de la frase como el estilo son claramente europeooccidentales, como lo es la cultura finlandesa en su generalidad. Los dialectos son muy numerosos y las diferencias entre ellos pueden ser en muchos casos considerables. El idioma escrito se fijó en el s. xvtt y se basa en uno de los grupos dialectales más importantes, el de los dialectos occidentales, lo cual no quiere decir que el idioma actual no sea deudor hacia los dialectos más orientales, como ocurre especialmente en lo que se refiere al vocabulario. El vocabulario de raíz finlandesa pura es muy rico y se está incrementando gracias a la labor que conscientemente se realiza para eliminar del idioma los términos extraños a él y sustituirlos por otros finlandeses auténticos, labor que ha tenido como consecuencia que las diferencias en riqueza de vocabulario entre las personas con educación sólo elemental y personas con educación superior sea mínima. En 1949 se fundó la Academia Finlandesa de la Lengua, que es la autoridad superior en cuestiones lingüísticas en el país.Sin embargo, son numerosos los vocablos que han entrado en el finlandés procedentes de otras familias lingüísticas. En tiempos prehistóricos fue considerable la influencia ejercida por las lenguas bálticas, p. ej.: silta='puente', en lituano=tiltas, y por los viejos idiomas germánicos, p. ej.: pelto=`campo' en antiguo germánico field y kulta=`oro', en antiguo germánico gold. Posteriormente fue importante la influencia del ruso (especialmente en lo referente a la terminología religiosa cristiana, p. ej.: risti=`cruz'), y sobre todo del sueco (las¡= ='vaso', en sueco glas, ejemplo en el que se aprecia cómo los grupos consonánticos iniciales de sílaba se simplican en finlandés). El estudio de los préstamos lingüísticos ha sido un instrumento importante para la determinación de la ruta seguida por los finlandeses hasta llegar a su actual lugar de residencia. Y, por su parte, el estudio de la fonética histórica ha ayudado enormemente para la determinación de qué lenguas pertenecen a la familia ugrofinesa y del orden en que se han ido separando las unas de las otras; también ha permitido determinar como lugar de origen de los pueblos ugrofineses la región situada en las orillas del curso medio del Volga.

LENGUA SUECA

Lengua sueca, idioma de Suecia y de los suecos que viven en otras partes del mundo, especialmente en Finlandia. El sueco pertenece a la rama septentrional o escandinava de las lenguas germánicas, que son una subfamilia dentro de la familia indoeuropea. Es el resultado de la evolución que en el este tuvo una lengua conocida por dönsk tunga (lengua danesa), hablada no sólo en Dinamarca, sino también en toda la Escandinavia en tiempos anteriores a los medievales.La rama sueca de este idioma común dio lugar a dos lenguas bien diferenciadas entre el periodo de tiempo comprendido entre el año 900 y el 1500: el conjunto recibe la denominación de sueco antiguo. Los únicos testimonios que se poseen hasta el 1200 son unas inscripciones rúnicas en tumbas y estelas funerarias. En el siglo XIII tuvo lugar la introducción del alfabeto romano; se sucedieron varios momentos de separación y de aproximación al danés. La norma escrita, construida sobre la base de uno de los dialectos de mayor difusión, se generalizó en el siglo XIV por toda Suecia. Dejando aparte algunas diferencias en el léxico, el sueco actual se distingue del danés en que mantiene las consonantes sordas p, t, k, tras vocal, que el danés ha sonorizado en b, d, g; así mismo mantiene las vocales a y o de las sílabas átonas que el danés las convirtió en e o en ninguna vocal.La base principal del léxico sueco lo constituyen las palabras procedentes del germánico antiguo. Los latinismos y helenismos proceden de la época en que el país fue evangelizado y cuando se fundaron las escuelas superiores. Las palabras que proceden del bajo alemán entraron en tiempos de la Liga Hanseática (siglos XIII al XVI). Las procedentes del alemán lo hicieron en el XVII y los galicismos se incorporan en los siglos XVII y XVIII; todo ello forma parte del sueco moderno, lengua que se consolidó a partir de 1526, fecha correspondiente a la primera traducción impresa en sueco del Nuevo Testamento. Posee un único acento que incluye la intensidad y el tono, lo que confiere a la lengua un ritmo cantarín. En 1906 tuvo lugar una simplificación de su ortografía. En la actualidad existen diferencias dialectales muy notables perceptibles en todo el país.

LITERATURA FINLANDESA

En lengua finlandesa. El reformador de la Iglesia finlandesa, M. Agricola, es el padre de la literatura nacional. Tradujo el N. T. en 1548 y la Biblia en 1642, año en que organizó su imprenta. Hubo pocas publicaciones en F. durante 200 años, hasta que en el s. XIX se despertó el interés erudito por la poesía oral popular, procedente de la época precristiana y cuyas runas todavía recitaban los rapsodas itinerantes. El Archivo Folklórico de Helsinki tiene ahora una colección de más de millón y medio de poemas. Elias Lónnrot (180284) fue el principal coleccionista; reuniendo versos líricos, épicos y mágicos compuso el Kalevala, que se convirtió en la epopeya nacional finlandesa y se ha traducido a muchos idiomas. Su característica es el sentido de la unidad orgánica del hombre y la naturaleza, de modo que ésta no es sólo el fondo del relato sino una parte esencial de la historia. La uniformidad estilística de la antigua poesía finlandesa es el «verso kalevala»: ocho sílabas en metro trocaico, división en pareados, y aliteración, con dos palabras al menos empezando con la misma letra. En el s. XIX el sueco era aún la lengua oficial, y el objetivo de los investigadores nacionalistas era crear una literatura finlandesa. El éxito se debió en gran parte al Kalevala. Johan Vilhelm Snellman (1806-81) fue el más destacado lingüista, y en 1863 consiguió equiparar el finlandés al sueco como lengua oficial.La moderna literatura finlandesa tiene sus raíces en la poesía, el teatro y la prosa de Aleksis Kivi, seudónimo de A. Stenvall (1834-72), cuya novela Seitsemán veljestü (Los siete hermanos) y el drama Nummisuutarit (Los zapateros de la landa) no se han superado todavía. El estilo realista de Kivi fue seguido por la novelista y autora teatral Minna Canth (1844-97), audaz reformadora social. Kaarlo Berghbom (1843-1906) fundó el Teatro Nacional Finlandés en 1872. Juhani Aho (1861-1'921 ~ fue el sucesor de Kivi en la novela y el cuento. Joel Lehtonen (1881-1934) e limar¡ Kianto (1874-1970) mezclaron en sus relatos el humor y la crítica social. Los más famosos novelistas son el Premio Nobel de 1959 Frans Emil Sillanpáii (18881964) y Mika Waltari (1908-), autor de Sinuhe Egyptilüinen (Sinuhé el Egipcio). Vainó Linna (1920-) ocupa una posición especial como autor de Tuntetnaton sotilas (El soldado desconocido) y la trilogía social Táállü Políjanthüden alla (Aquí bajo la Estrella Polar). Otros prosistas modernos son Antti Hyry (1931-), Veijo Meri (1928-) y Paavo Rintala (1930-). Las principales novelistas son Eeva Joenpelto (1921-), Maija-Liisa Vartio (1924-66) y Anu Kaipainen (1931-).De los poetas líricos, sobresale Eino Leino (1878-1926), quien utiliza el verso kalevala con supremo virtuosismo. Eminentes críticos, eruditos y poetas son Veikko Antero Koskenniemi (1885-1962) y Lauri Viljanen (1900-). Los años 20 y 30 fueron animados por un grupo lírico, Tulenkantajat (Portadores del fuego), con algun( s poetas y literatos importantes. Aaro Hellaakoski (1893-1952) y Martti Haavio (1899-), conocido por P. Mustapáii, son originales poetas líricos. Entre los modernistas deben mencionarse Paavo Haavikko (1931-), Helvi Juvonen (191959), Eeva-Liisa Manner (1921-) y Pentti Saarikoski (1937-). Las influencias más evidentes en los años 50 fueron la anglosajona y la oriental, mientras que en los 60 ha sido la del mundo de habla hispana.Literatura finlandesa en lengua sueca. Los sueco-finlandeses fueron los dirigentes del movimiento nacionalista hasta el s. XIX. Así, Johan Ludvig Runeberg (1804-77), autor del himno nacional, se le conoce como el poeta nacional de F. aunque sólo usó el sueco. Le sigue en importancia Zacharias Topelius (1818-98). Entre los poetas deben mencionarse Bertel Gripenberg (1878-1947) y Arvid Mórne (1876-1946). Edith Sódergrann (1892-1923) ha tenido una especial influencia en las sucesivas generaciones de escritores de F. y Escandinavia. Poetas modernistas son Hagan Olsson (1893-), Elmer Diktonius (1896-), Gunnar Bjórling (1887-1960) y Rabbe Enckell (1903-).

Autor

Obra

Siglo

Mikael Agricola

Abecedario en Finlandes

XVI

Eerikki Sorolainen

Postilla

XVII

Daniel Juslenius

Novelas en Latín

XVII-XVIII

Gustaf Filip Creutz

Atis y Camila

XVIII

Mikael Franzén

Obras prerromanicas

XVIII-XIX

Kallio y Juteini

Autor de la primera obra teatral en Finlandes

XVIII-XIX

J.V.Snellman

Sociedad de literatura Finesa

XIX

J.L.Runeberg

Sociedad de literatura Finesa

XIX

Elias Lönnrot

Sociedad de literatura Finesa

XIX

Zacharias Topellius

Novelas Historicas y Cuentos Infantiles

XIX

Aleksis Kivi

Los siete hermanos

XIX

Minna Canth

Dramas y cuentos

XIX

Arvid Järnefelt

Preconizaba la igualdad y la paz

XIX-XX

Juhani Aho

Constituyo una tendencia extremista

XIX-XX

Eino Leino

Cantos de la fiesta de primavera

XIX-XX

Johannes Linnankoski

Obras Realistas

XIX-XX

Joel Lehtonen

Obras Realistas

XIX-XX

Frans Eemil Sillää

Inicio una obra analistica del ser humano

XIX-XX

Veikko Antero Koskenniemi

Obras Clasicistas

XIX-XX

Maria Lotuni

Obras Clasicistas

XIX-XX

Ilmari Kianto

Obras Clasicistas

XIX-XX

Mikael Lybeck

La primavera en el archipielago

XIX-XX

Bertel Gripenberg

La primavera en el archipielago

XIX-XX

Arvid Morne

La primavera en el archipielago

XIX-XX

Runar Schildt

La primavera en el archipielago

XIX-XX

Edith Södergran

Introdujo el impresionismo en Finlandia

XIX-XX

Gunnar Björling

Obras modernistas

XIX-XX

Hagar Olsson

Obras modernistas

XIX-XX

Aaro Hellaakoski

Obras modernistas

XIX-XX

Elmer Diktonius

Obras modernistas

XIX-XX

Lauri Viita

Obras novelistas

XX

Liisa Manner

Obras basadas en la naturaleza

XX

Elias Lönnrot

Elias Lönnrot nació el 9 de abril de 1802 en el pequeño Finlandia
pueblo de Sammatti en el sur de Finlandia. Su padre fue el maestro sastre Fredrik Juhana Lönnrot que tenía siete hijos. El talento de Elias se hizo notar desde muy temprana edad. Aprendió a leer a los cinco años y los libros se convirtieron en la gran pasión del muchacho. Entre sus vecinos las ganas de leer de Elias dieron lugar a numerosas anécdotas e historias. "¡Levantaos ya! Elias lleva tiempo sentado en la rama de un árbol leyendo", así solía despertar la mujer del vecino a sus hijos. Otra historia cuenta que Elias pidió una vez pan para saciar su hambre y al decirle su madre que no tenía en aquel momento él le contestó: "Pues entonces leeré".

Los padres decidieron enviar al muchacho al colegio, aun sin tener medios para ello. A los 12 años Elias empezó a frecuentar el colegio en la ciudad de Tammisaari. Para un niño de habla finesa aprender sueco resultaba al principio difícil ya que en aquel entonces no existían colegios en lengua finesa, pero la tenacidad y las ganas de aprender de Elias permitieron que progresara y que lograse continuar sus estudios en la escuela catedralicia de Turku a partir de 1816. Sin embargo el estudio en esa ciudad lejana requería dinero y a veces la escasez de medios económicos obligó a Elias a coger la aguja y las tijeras de sastre, como hacía su padre. El sacerdote de su comarca natal lo ayudó a continuar sus estudios, esta vez en Porvoo. Finalmente en 1822, Lönnrot se matriculó en la Universidad de Turku.

Obra Kalevala

Epopeya nacional finlandesa escrita en versos octosílabos trocaicos. Kalevala es el nombre poético de Finlandia y significa `Tierra de Kaleva' o `tierra de héroes'. Este poema de Elias Lönnrot narra las aventuras de tres héroes legendarios finlandos: Väinämöinen, Ilmarinen y Lemminkäinen. Los episodios más importantes narran los esfuerzos de Väinämöinen para casarse con la hija de Louhi, un héroe de las tierras septentrionales de Pohjola. Otro de los principales relatos cuenta las peripecias de los héroes para apoderarse del Sampo, un molino mágico que muele incesantemente sal, harina y oro para su propietario. El poema ofrece también un relato alegórico de la creación del mundo, la derrota del paganismo y la cristianización de Finlandia. Los cantos en los que se basa el Kalevala se transmitieron por vía oral de generación en generación y no fueron escritos o publicados hasta el siglo XIX. En 1822, el escritor sueco-finés Zakarias Topelius el Viejo, recopiló y editó una serie de fragmentos. En 1835, el erudito finlandés Elias Lönnrot recopiló, editó y publicó unos 12.000 versos, y en 1849 se publicó una edición que contenía cerca de 23.000 versos. Entre las obras musicales basadas en esta epopeya destacan los poemas sinfónicos El regreso de Lemminkäinen 1895) y La hija de Pohjola (1906), del compositor finlandés Jan Sibelius.

Finlandia

Aleksis Kivi

Aleksis Kivi nace el 10 de octubre de 1834 en Palojoki, un pequeño pueblo a las orillas de Numijärvi en la provincia de Uusimaa Hijo del sastre Eerik Stenvall y de su esposa Anna-Kristiina Hamberg vive sus primeros años en su pueblo natal. Es el cuarto varón de la familia, posteriormente nace Agnes, hermana menor que muere a la edad de trece años. Aleksis Kivi nace el 10 de octubre de 1834 en Palojoki, un pequeño pueblo a las orillas de Numijärvi en la provincia de Uusimaa Hijo del sastre Eerik Stenvall y de su esposa Anna-Kristiina Hamberg vive sus primeros años en su pueblo natal. Es el cuarto varón de la familia, posteriormente nace Agnes, hermana menor que muere a la edad de trece años.

El bisabuelo de Aleksis Kivi, Juhana Stenvall, vivía desde 1766 en Palojoki donde poseía una granja obtenida gracias a los servicios prestados al ejercito. Sin embargo, la familia había permanecido por diferentes períodos también en Helsinki. Según Yrjö Blomstedt, los ancestros más antiguos conocidos de Aleksis Kivi eran originarios de Janakkala. Su abuelo materno trabajó como forjador en Nahkela en Tuusula, su abuelo paterno Antti Juhana Stenvall fue marinero que llegó incluso a navegar en el mar mediterráneo. Su tío Kalle Kustaa fue miembro de la Guardia Finlandesa y participó en la represión contra el levantamiento de Polonia. Su padre, Eerik Stenvall, vivió y estudió en Helsinki. Sus padres hablaban también sueco, idioma que él incrementa cuando se traslada, a la edad de 11 años, a Helsinki para continuar sus estudios; el dominio de este idioma era condición necesaria para alcanzar el bachillerato y estudiar sacerdocio.

Entre los años 1821 y 1868 sólo siete jóvenes de Nurmijärvi logran su bachillerato. De ellos, Aleksis Kivi es el único de origen humilde, los demás provenían de familias de clase acomodada. En el año 1857, y después de lograr su bachillerato, Kivi toma la importante decisión, para él y ciertamente también para la literatura finlandesa, de dejar sus aspiraciones de sacerdote para ser escritor, y específicamente, escritor en la lengua finlandesa.

Aleksis Kivi, (quien utiliza por primera vez este seudónimo al escribir su manuscrito "Kullervo" en 1860) no tuvo la posibilidad, dada su pobreza, de viajar al extranjero, pero si llega a Turku, ciudad al sudoeste de Finlandia. Dada su gran afición a la lectura, su visión se extendió más allá de las lecturas escolares y universitarias hasta la literatura universal. Los investigadores no disponen de muchos conocimientos al respecto pero Kivi leía toda clase de literatura - de la Historia Mundial de Held y de Corvin, hasta libros sobre el análisis químico, periódicos, los poemas de Stangnelius y los dramas de Shakespeare, los cuales ejercieron sobre él una gran influencia.

Su período más importante de producción literaria se estima que comienza a mediados de 1850, con la obra "Bröllopsdansen" ("El Vals de los Novios"), para finalizar en 1871 con la pieza teatral "Margareta". Con la obra "Nummisuutarit" ("Los Zapateros de la Landa") recibe en 1865 el Premio Nacional de Literatura llegando a ser rápidamente una de las obras finlandesas de mayor aceptación siendo catalogada como un clásico dentro de la dramaturgia finlandesa.

Uno de los más importantes colaboradores de Aleksis Kivi fue Fredrik Cygnaeus, profesor de estética y de literatura moderna. Es él quién le toma su examen de bachillerato y también quien, desde las primeras obras premiadas, como "Kullervo", "Nurmmisuutari" y la novela "Seitsemän Velijesta" (Los Siete Hermanos), obra que pronto es considerada como novela nacional, pone todo su prestigio y autoridad para apoyar y propagar el talento de Aleksis Kivi. Siguiendo la intolerante y mezquina tradición literaria, Aleksis Kivi también tuvo detractores. August Ahlqvist, profesor de literatura y de lengua finlandesa, unos de los opositores más intolerantes y mezquinos adquiere una dudosa reputación al despreciar tajantemente el valor literario de las obras de Aleksis Kivi. El director de teatro Kaarlo Bergbom fue, ya desde la representación al público de "Lea" en 1869, uno de los promotores de las obras de Kivi, convirtiéndose incluso en su amigo y colaborador. Aleksis Kivi menciona también en sus cartas, como a uno de sus mejores amigos, a su compañero de estudios y futuro técnico forestal Robert Svanström.

Parece evidente que fue ventajoso el hecho de que numerosas obras fueran escritas en un entorno totalmente sueco parlante como era la estancia de Fanjunkars en Siuntio, donde, dada sus premuras económicas, estuvo forzadamente aislado de sus amistades. Fue un período difícil; en sus cartas manifiesta la falta que le hacían sus amigos y la nostalgia de su añorada tierra natal de Nurmijärvi.

Sin temor a exagerar podemos decir que la propietaria de la estancia de Fanjunkars, Charlotta Lönnqvist, fue una de las personas más importantes y que más apoyo prestó al escritor. Entre los prójimos que más le inspiraron, debemos primeramente mencionar a sus amantes: Albina Palmqvist, hija de un empresario textil de Helsinki, y Aurora Hemmilä, hija de un encargado de posta en la localidad de Mäntsälä. Sin embargo, no se casa, ya que para la sociedad de la época Aleksis Kivi no poseía lo esencial: un cargo público y una remuneración adecuada. Muchas de sus obras expresan su anhelo por una familia propia. Aleksis Kivi era, dentro de su sociedad, un desafortunado; ya no era más un rústico campesino pero, sin embargo, no provenía de la clase acomodada.

Su sorprendente imaginación, su conocimiento de la gente y su sabiduría literaria fueron sin duda fuente de energía en su carrera literaria, como también lo fueron, y visible en muchas de sus obras, su amor y compasión hacia el prójimo, su humor incomparable y su entendimiento de lo cómico y de lo trágico.

Aleksis Kivi tuvo tres hogares: Nurmijärvi, Helsinki y Siuntio - cada uno de ellos influyó indudablemente en su desarrollo como persona y como escritor. En Tuusula, la tierra de su madre, encuentra el lugar de reposo para sus últimos días de sufrimiento y de enajenación mental, allí es también enterrado. Aleksis Kivi muere a la edad de 38 años el último día del año de 1872, como escritor le espera la inmortalidad. "Los Siete Hermanos" y los "Zapateros de la Landa" junto con la epopeya "Kalevala" y los cantos "Kanteletar" figuran entre las obras clásicas de la literatura finlandesa.