Filosofía medieval

Doctrinas filosóficas en la Edad Media. Contexto histórico. Temas. Santo Tomás de Aquino. Guillermo de Ockham. Averroismo. Platonismo. Fe y Razón. Criticismo

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 8 páginas
publicidad
cursos destacados
Cómo montar un Ordenador
Cómo montar un Ordenador
En este curso te guiamos de una forma muy práctica y gráfica, para que puedas realizar el montaje de tu...
Ver más información

Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información

publicidad

FILOSOFÍA MEDIEVAL

(s.IV-V a s.XV)

Existe en este período un claro predominio cultural de la religión cristiana. La filosofía está al servicio de las creencias religiosas, concretamente de las monoteístas: judía, cristiana y musulmana.

Todos los filósofos medievales tienen como fuentes inmediatas filosofías griegas debido al encuentro entre ambos periodos, de hecho, la filosofía griega y la filosofía oriental proceden de lo que hoy entendemos como cultura occidental.

Tradición griega+ tradición judeo-cristiana= cultura occidental.

1.Origen y características:

Tienen lugar en el resurgimiento del cristianismo enfrentado a la filosofía que predominaba en el Imperio Romano. El periodo helenístico (desde la muerte de Alejandro Magno en 323 a.C. hasta la batalla de Actium en el año 31 a.C.) se interrumpe por la victoria de Roma. Se impone el Imperio Romano hasta el siglo V en que acaba sucumbiendo ante los bárbaros.

En el ámbito cultural convive coexisten el latín y el griego como idiomas de la filosofía, pero poca gente sabe leer y escribir y aún menos son bilingües. El que esté el idioma griego favorece a la filosofía, de hecho en el Imperio se prolongan y se desarrollan las escuelas helenísticas griegas. El acontecimiento cultural de mayor trascendencia para la historia de occidente fue la aparición y expansión del cristianismo, es decir, su triunfo definitivo como religión del mundo mediterráneo.

El primer contacto entre cristianismo y filosofía griega fue hostil. Poco a poco se asimilará la filosofía griega por buena parte de los apologetas cristianos, lo que van a tomar de los griegos sobre todo, van a ser los conceptos y categorías teóricas (vocabulario, tecnicismos, lenguaje, etc.).

El cristianismo introduce a Dios en la historia del ser humano como su creador, como providente y como hombre dentro de la historia, en un lugar y en un momento precisos. De esta manera Dios es el centro de la historia humana, lo que es una novedad, impensable dentro de la filosofía griega.

Desde la filosofía griega era ridículo que un Dios se convirtiera en hombre, y mucho menos que fuera crucificado, siendo insignificante. ¿Por qué tenía que ser judío? ¿Por qué en ese momento de la historia?.

2. El cristianismo y la verdad:

“Dios había hablado a los hombres y él mismo había revelado la verdad”.

La filosofía griega insiste en los límites del conocimiento humano, de hecho en la Alta Edad Media abunda el escepticismo. La filosofía abarca gran pluralidad de escuelas filosóficas que coexisten pacíficamente (platonismo, epicureismo, estoicismo, aristotelismo, etc). La verdad para los griegos no tiene origen divino, sin embargo para los cristianos es una VERDAD en sí, por lo que niegan la importancia del diálogo, la discusión y el debate, que solo son posibles si se supone que nadie posee la VERDAD y que todos son iguales en sus fundamentos y criterios de justificación.

3. La imagen cristiana de Dios:

El cristianismo incluye doctrinas que podrían considerarse como respuestas a los problemas tradicionales de la filosofía. La Biblia o libro sagrado, en el Génesis, expone el origen del mundo y entre otras cosas nos habla de la naturaleza humana como imagen divina con normas de conducta y relaciones políticas.

Es una religión monoteísta que se impone sobre la diversidad de dioses griegos, que propone unos ritos frente a la pluralidad de cultos griegos. La idea de creacionismo es del todo extraña a la filosofía griega, por poner un ejemplo.

Parménides sugería que era imposible que surgiera algo de la nada. La idea de creación consigue una cosa: acentuar todavía más el poder ilimitado de Dios. Sólo si Dios es único, puede ser omnipotente y además creador; este atributo lleva implícito el fenómeno de los milagros (alteración del curso natural de los acontecimientos).

Para la filosofía griega, el universo se caracteriza por la necesidad, por las leyes; por eso es un Cosmos y no un Caos. Si se quebraba el curso natural el resultado era algo monstruoso o mal formado; explicarlo por intervención divina o milagrosa sería irracional, absurdo.

Además Dios es el padre de los hombres, paternidad divina que la filosofía griega ignoró completamente.

4. La concepción cristiana del hombre:

El hombre es creado a imagen de Dios con un alma inmortal y un cuerpo que resucita. El pecado no es ignorancia, sino maldad humana, inclinada, tentada a la infracción y por la libertad del individuo que cede ante tal inclinación. Aparecen ideas como culpa, arrepentimiento, pecado y redención, totalmente novedosas y ajenas al pensamiento griego.

5. Doctrinas filosóficas en el Imperio Romano:

Platonicismo

Aristotelismo Plotino

Estoicismo Sincretismo Neoplatonicismo

Epicureismo San Agustín

Aparecen intercambiadas. Las tres primeras se oponen a la cuarta. En este periodo se produce un proceso de sincretismo, es decir, un intento de conciliar distintas doctrinas en un único sistema.

A partir del s.III d.C. la única filosofía vigorosa es el Neoplatonicismo. La figura más representativa será San Agustín.

El platonismo triunfa más que otras doctrinas en el cristianismo, ante todo debido a la dualidad. Platón proponía la existencia de un demiurgo que en el cristianismo se refleja en Dios, Creador.

El platonismo ofrecía múltiples posibilidades de asimilación por el pensamiento cristiano:

  • En cuanto a la concepción de Dios y del mundo:

    • Se afirma la existencia de otro mundo más allá de este. IDEAS= MENTE DIVINA.

    • Este mundo es una imagen, una copia del ideal.

    • Los seres sensibles poseen su ser por participación de las ideas. Dependencia del creador, los seres creados son contingentes (podrían no existir).

    • DEMIURGO= CREADOR:

    • Idea del Bien= un único Dios.

      • En cuanto al ser humano:

    • Inmortalidad del alma.

    • Lugar del alma: Mundo Ideal= cielo cristiano.

    • Mitos que explican el destino del alma. Juicio final.

    • Relación cuerpo y alma con discrepancias con la filosofía griega porque la idea de resurrección es anticultura griega.

6. Contexto histórico:

Se impone el feudalismo con sus estamentos de señores y vasallos. A partir del s.XII cambia a mejor. Crece la agricultura, la producción, las ciudades y los mercados... lo que supone el declive del feudalismo.

En el s.XIII florece el arte gótico. En la iglesia aparecen dos grandes corrientes: los dominicos y los franciscanos (con mucha influencia sociocultural). En este siglo surgen las universidades. Políticamente hablando hay dos poderes, el religioso y el político, en continua pugna por el poder, aunque a veces se alían pero quien acaba decidiendo es la Iglesia.

Filosóficamente hablando, las teorías están al servicio de la religión; los teólogos y los filósofos de las tres religiones monoteístas estudiaron la filosofía griega teniéndola como base común y como punto de partida para la polémica.

Predominaba la corriente platónico-agustiniana (s.VI- XIII). En los siglos X y XI influirá en esta corriente la avicena.

Dios está más allá de la pura realidad, por lo que no nos es posible conocer lo que es sino sólo lo que no es.

Se produce el descubrimiento de la obra de Aristóteles y el Averroísmo.

Los árabes conquistas sicilia y desde ahí conocen la tradición griega y traducen al árabe las obras de Aristóteles.

La obra de Aristóteles estimula la filosofía de occidente. En la universidad de París arraiga el averroísmo latino.

7. Principales corrientes y autores de la filosofía medieval:

  • Averroísmo latino: nace en París, donde sus seguidores llegan a ser expulsados de las universidades. Propone tres tesis:

  • El mundo es eterno y no creado(chocaba con el cristianismo y también con el demiurgo platónico).

  • El alma individual no es inmortal sino perecedera y corruptible. Solamente es inmortal el entendimiento único y mismo para toda la humanidad (niega la salvación).

  • Existe una doble verdad: una teológica o de fe y otra filosófica o de razón. (Esta tercera tesis es un intento desesperado de que apareciera la razón autónoma frente a la fe, y supuso la condena y expulsión de los averroístas).

    • Aristotelismo no averroísta: está en contra de las tesis de los averroístas. Su mayor representante es Santo Tomás de Aquino.

    • Respecto a la primera tesis de los averroístas, decían que el mundo puede ser eterno y creado a la vez. En cuanto a la segunda tesis, la refutaban diciendo que el alma inmortal es lo mismo que el entendimiento según Aristóteles. Y con la tercera tesis averroísta, decían que era inadmisible e innecesaria.

      Esta corriente estaba convencida de que la filosofía aristotélica y el cristianismo eran compatibles. Además admiten de la filosofía platónica aquello que mejor cuadra con el cristianismo.

      • Nominalismo: supone una crisis en la escolástica (postura intelectual defensora del cristianismo).

      La armonía del doble poder (político-religioso, emperador-Papa) se rompe. El Imperio se divide y aparecen los Estados, que a su vez se dividen en Principados. Acontece el Cisma de Occidente, en el que se cuestiona la superioridad del Papa con respecto al Concilio, lo que produce fuertes enfrentamientos dentro de la Iglesia.

      Se distorsionan elementos de la filosofía griega para acercarlos al cristianismo y además se desprecia a aquellos que no pueden ser asimilados.

      El padre del nominalismo es Guillermo de Ockham: proponía la separación entre fe y razón, le daba mucha importancia a la ciencia. Cuestiona las ingerencias de la Iglesia en aspectos que no le competen. Defiende a un Dios cristiano omnipotente. Resalta como atributo divino la voluntad, e inaugura el nominalismo como corriente filosófica, es decir, (nominalismo) “los nombres de las cosas son individuales”.

      8. Principales temas de la filosofía medieval:

      • Relación fe-razón: es el tema más importante.

    • Desde la tradición agustiniana se propone lo siguiente: la fe ilumina la razón y ésta ayuda a la fe haciéndola comprensible. Ambas buscan la verdad revelada: “la fe tratando de comprender”.

    • Desde el averroísmo latino abogan por la teoría de la doble verdad y propone claramente la autonomía de la razón con respecto de la fe.

    • Según Santo Tomás, hay verdades que son de fe y de razón a la vez.

    • Desde el nominalismo, Ockham propone que como son fuentes distintas, tienen contenidos distintos.

      • Demostración de la existencia de Dios:

      • Según Ockham, no se puede demostrar.

      • Según los agustinianos, se puede demostrar por interiorización: el alma capta verdades eternas e inmutables cuyo fundamento solo puede ser Dios.

      • Sí se puede a través del argumento ontológico de San Anselmo: “todos los hombres tienen una idea de Dios, un ser tal que es imposible pensar otro mejor que él. Un ser así ha de existir, no sólo en el pensamiento, sino en la realidad, porque sino, sería posible pensar otro mejor que él, y caeríamos en contradicciones. Luego Dios existe en realidad.

      • Según Santo Tomás y contra San Anselmo, se puede demostrar la existencia de Dios a posteriori, basándose en la experiencia del mundo yendo del efecto a la causa.

        • Orden cósmico y orden moral: asimilación de las ideas griegas: Dios es creador y providente. Nuestro comportamiento está regulado eternamente, porque hay leyes eternas en ética.

        • Las leyes naturales provienen de las leyes eternas y divinas y Guillermo de Ockham propone que las leyes son contingentes y no necesarias.

          • Voluntad y entendimiento: solamente trata el tema Guillermo de Ockham.

          Santo Tomás de Aquino

          (s. XIII)

          Era dominico. Asimiló el aristotelismo de los filósofos árabes. Construye un sistema aristotélico-cristiano. Se pronuncia contra los averroístas y franciscanos y su mayor preocupación y principal tema de dedicación fue la relación fé-razón.

          1. Límites de la razón: el entendimiento humano, en tanto que humano, parte de los sentidos (influencia de Aristóteles), es decir, conoce las realidades sensibles materiales aunque el propio entendimiento sea inmaterial (influencia aristotélica). Hay que empezar por lo sensible (abajo) e ir ascendiendo hasta lo inteligible.

          Dios es inaccesible a la razón humana, sólo a través de los efectos de las realidades limitadas por analogía, se puede llegar a él. La fe va más allá de los límites de la razón, porque es revelación (no es dada); es gratuita, añadida a la razón humana ya que la perfecciona, no la suprime y procede de una naturaleza divina: no hay conflicto.

          El objetivo adecuado del entendimiento humano es por un lado, en tanto que humano, lo sensible y material; y en tanto que entendimiento, todo lo real.

          2. Contenidos de la razón y de la fe: según Santo Tomás, hay una zona de intersección entre las verdades de razón y las verdades de fe.

          Razones de fe, reveladas por Dios<---> Razones de razón, demostrables y evidentes.

          En la intersección cabrían verdades como las siguientes:

          • El alma es inmortal y el mundo es creado: si hay contenidos comunes, cabe el riesgo de que haya crítica por parte de la razón. Sin embargo el autor lo ve como una ventaja, de esta manera no se desvincula la fe de la razón.

          • La ética y la antropología filosófica, precisamente por esta intersección, se convierten en clave cristiana.

          • Hay verdades que deben imponerse por la autoridad de la fe, aun siendo racionales, porque hay hombres que carecen de tiempo y preparación filosófica para conocerlas. Además en el ámbito racional cabe el error, mientras que en la fe no, por lo que la fe corrige la razón. La teología y la filosofía utilizan modos, maneras, formas de conocer distintas, pero tienen contenidos en común.

          3. Colaboración entre fe y razón: son dos fuentes de conocimiento diferentes, autónomas, que se prestan ayuda. La teología, que es ciencia porque toma de la razón sus procedimientos, sus sistemas organizadores, la dialéctica, los datos y las aportaciones científicas, etc, todo aquello que puede serle útil para explicar la fe.

          No hay doble verdad, contra lo que dicen los averroístas. La fe sirve de norma y criterio extrínseco a la razón. La fe es indudable, corrige las deficiencias de la razón. También es un criterio negativo para la razón porque niega el uso de la fe por parte de ésta, debido a que la razón sólo es filosofía, pensamiento, mientras que la fe lo abarca todo.

          No hay imposición, es más, si la hubiera, sería por errores de la razón o por una interpretación incorrecta de algún artículo de la fe.

          4. Demostración de la existencia de Dios: hay cinco maneras llamadas CINCO VÍAS que propone Santo Tomás para redondear su sistema teológico.

          Se rechaza el argumento ontológico de San Anselmo porque la existencia de Dios no es evidente para el entendimiento humano, por ello se hace necesario demostrarlo racionalmente.

          Las demostraciones que propone el autor son argumentos a posteriori, es decir, parten de lo que es posterior, de los efectos para llegar a conocer sus causas. (Toma de Aristóteles y Platón vocabulario y el propio razonamiento.

          • Esquema de las cinco vías:

          • Constatación de un hecho empírico.

          • Aplicamos el principio de causalidad (todo lo que existe tiene una causa).

          • Es imposible que exista una serie infinita de causas.

          • Afirmación de la existencia de Dios como primera causa.

            • Las cinco vías:

            • Explica la esencia de Dios partiendo del movimiento (Aristóteles).

            • Existe un motor inmóvil. Hay causas causadas por una causa incausada que llamamos Dios.

            • Hay seres contingentes (podrían no estar, ser de otra manera). Hay un ser necesario, Dios (influencia de la filosofía árabe).

            • Hay seres más o menos perfectos, por lo que tiene que haber un ser sumamente perfecto (influencia platónica).

            • En la naturaleza hay cierto orden, y Dios es inteligencia ordenadora (influencia aristotélica y platónica mezclada), la causa.

            • Guillermo de Ockham

              El s.XIV es conocido como siglo de las crisis, especialmente de las estructuras sociopolíticas. El Imperio se desvanece apareciendo los Estados y en la Iglesia acontece el Cisma de Occidente. Los poderes se enfrentan de un modo definitivo, político por un lado y religioso por otro. En filosofía se derrumban los grandes sistemas y las nuevas ideas se someten a crítica.

              1. El criticismo: o postura de Ockahm consiste en una nueva práctica de la filosofía, favorecida por las circunstancias sociopolíticas, que cuestionará el aristotelismo, el agustinianismo y el tomismo.

              Según el criticismo, la razón es autónoma frente a la fe. Como ejemplo, se muestra el aristotelismo independiente del cristianismo y sólo como fruto de la razón funcionando por sí misma, de forma autónoma.

              La filosofía anda por sí sola y a partir de ahora es esencialmente crítica: revisa teorías, conclusiones, a la ÚNICA luz de la razón.

              La fe cristiana califica como “peligroso enemigo” a la filosofía entendida al margen de la fe. Veían como contaminación de la fe cualquier cercanía intelectual de origen griego y musulmán. Este clima favorece el surgimiento de la mística (búsqueda de la experiencia directa de Dios al margen de procedimientos racionales).

              2. Relación fe-razón: sigue siendo una cuestión fundamental. Ockham elimina la intersección tomista, las razones comunes entre razón y fe, porque se trata de fuentes distintas con contenidos distintos. Considera las propuestas tomistas indemostrable racionalmente y propone que el único modo de acceder a Dios es la fe.

              La existencia de Dios es indemostrable por la razón. No basta para determinar cuál es la causa concreta en cada caso el recurso a una serie infinita de causas (tomismo). Solamente la observación nos permite saber cuál es la causa particular de cada fenómeno (inicios del EMPIRISMO).

              De esta manera surge el empirismo o corriente filosófica que llega a la actualidad.

              Dice Ockham que no podemos concluir definitivamente que la causa primera de la cual proviene el universo sea Dios, porque carecemos de la observación necesaria.

              No podemos demostrar en sentido estricto que el alma exista ni qué propiedades tiene.

              3. El voluntarismo divino: “Dios podría haber creado el mundo de tal modo que el odio a Dios no fuera pecado sino virtud” (la voluntad de Dios no tiene límites, es omnipotente). Todas las leyes del decálogo son así porque Dios ha querido, pero Dios podría haber querido cualquier otra cosa, es decir, que los mandatos morales del cristianismo no pueden ser alterados por el ser humano ya que Dios los ha impuesto.

              Ockham llega a éstas conclusiones desde el credo, donde se resalta la libertad y omnipotencia divinas, dando primacía a la voluntad sobre el entendimiento. El entendimiento no es libre de afirmar o no las verdades que capta, mientras que la voluntad sí, por eso es más perfecta que el entendimiento.

              Ockham rechaza la filosofía griega asimilada por el cristianismo. En su lugar propone el voluntarismo, porque para los griegos la naturaleza se debía a unas leyes, a un orden que podía limitar la voluntad divina. El orden del universo según Ockham es CONTINGENTE, o sea, que depende de la voluntad divina.

              4. Nominalismo: Ockham ha pasado a la historia por ser uno de sus máximos representantes. Según esta teoría, no existen conceptos universales, sino solamente nombres, palabras que hacen referencia a una pluralidad de individuos. Carecen de fundamento extramental los conceptos universales. No existe una relación de identidad entre las palabras y las cosas. Éstos conceptos se abstraen o extraen de una pluralidad de individuos al compararlos entre sí y observar algún ragos o rasgos que comparten entre ellos.

              5. La navaja de Ockham: esta expresión se conoce también como “el principio de economía”. Se entiende escolásticamente que “no hay que multiplicar los entes sin necesidad”. No debe suponerse la insistencia de más entidades que las estrictamente necesarias para explicar los hechos. Es difícil negarlo desde el punto de vista de la razón. La filosofía, desde su origen, es un ejercicio de aplicación de este principio.

              6. Pensamiento político: propone la separación entre la Iglesia y el Estado. A propósito de la disputa dentro de la Iglesia entre el papado y los franciscanos con motivo de la pobreza de Jesús, se crean disputas a nivel político entre emperadores e Iglesia. Ockham defiende a los emperadores y concluye que el Papa no tiene poder alguno en el ámbito de los asuntos políticos. No tienen autoridad en la elección, confirmación o destitución de los gobernantes. Propone la independencia del Imperio respecto al papado, y además se opuso al poder absoluto del Papa dentro de la Iglesia. El poder absoluto del Papa en la Iglesia lo consideraba perjudicial para la cristiandad.

              Contribuye al progreso científico proponiendo la inducción frente a la deducción, preeminencia del nominalismo, de la contingencia, suponiendo el rechazo de explicaciones científicas anteriores.