Figuras literarias

Literatura. Recursos estilísticos. Bimembración. Repetición. Supresión. Significado. Encabalgamiento. Géneros. Poemas estróficos. Estrofas

  • Enviado por: Jéssi Zgz
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 7 páginas

publicidad
cursos destacados
Iníciate con Ableton Live
Iníciate con Ableton Live
El curso da un repaso general por las órdenes y menús más básicos, para poder generar...
Ver más información

Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información


FIGURAS LITERARIAS

  • Orden:

- Bimembración: dividir un verso en dos partes que tengan

una estructura equivalente

  • Hipérbaton: alterar el orden lógico o normal de la oración.

  • Quiasmo: colocar dos miembros equivalentes cruzados, de modo que presenten ordenaciones inversas.

  • Retruécano: contraponer dos oraciones que tengan las mismas palabras, pero de un orden diferente, de manera que sus sentidos se opongan.

  • Repetición:

  • Aliteración: repetición de uno o mas sentidos en un verso.

  • Anadiplosis: repetición de la última palabra de un verso al principio de un verso siguiente.

  • Anáfora: repetición de una palabra al principio de cada verso o frase

  • Concatenación: repetición de la última o últimas palabras de un verso o frase al principio del verso o frase siguiente.

  • Epanadiplosis: empezar y terminar un verso con la misma palabra.

  • Epifora: repetición de una palabra o expresión al final de varios versos

  • Paralelismo: repetición de estructuras sintácticas semejantes.

  • Paronomasia: repetición de estructuras sintácticas semejantes.

  • Pleonasmo: emplear en el verso palabras innecesarias para su comprensión

  • Polisíndeton: repetición de las conjunciones en un verso.

  • Supresión:

  • Asíndeton: eliminación de nexos en un verso con el fin de que la expresión adquiera más viveza.

  • Elipsis: supresión de una o varias palabras del verso con el fin de intensificar la expresión.

  • Significado:

  • Alegoría: transformar el sentido global de un texto para expresar una idea distinta utilizando el procedimiento de la metáfora.

  • Antítesis: enfrentamiento de palabras u oraciones que tienen significados opuestos.

  • Apóstrofe: utilizar una exclamación para dirigirse a alguien o a algo

  • Calambur: realizar un juego de palabras cambiando la agrupación de las sílabas o de una o demás palabras de modo que varíe totalmente su sentido.

  • Hipérbole: exagerar aquello de lo que se habla.

  • Metáfora: identificación de un término real con otro imaginario entre los que existe alguna semejanza.

  • Metonimia: designar una cosa con el nombre de otra con la que guarda una relación de causa a efecto, autor a obra, etc.

  • Paradoja: utilizar una expresión aparentemente contradictoria que invita a la reflexión.

  • Personificación: atribuir a un ser irracional o a un objeto cualidades o acciones humanas.

  • Símil: comparación de dos objetos o realidades mediante un nexo (como, más, que…)

  • Sinécdoque: alterar el significado de una palabra por extensión o restricción.

  • Sinestesia: unir dos sensaciones que pertenecen a campos sensoriales distintos.

GÉNEROS LITERARIOS

Género épico

Es la narración de hechos reales o ficticios que el autor expresa como ocurridos fuera de él. La épica relata una acción con presentación, nudo y desenlace, entorno a una serie de personajes donde aparece el protagonista. El autor adopta una aptitud externa y su postura puede ser imparcial.

Subgéneros

  • Epopeya: es una narración realizada por personajes de condición noble y heroica que interesa a un pueblo o nación entera.

  • Leyenda: trata un suceso real o ficticio donde aparece la fantasía popular que modifica la historia.

  • Cuento: narración de un suceso, generalmente inventado, y a veces con intención moral.

  • Novela: narración en prosa de sucesos imaginarios o reales que aparecen en el argumento y los personajes.

Género lírico

El autor expresa su estado de ánimo, su reacción personal ante las cosas, sus sentimientos, con un lenguaje rico en recursos estilísticos. El poeta adopta una actitud intimista y subjetiva.

Subgéneros

  • Oda: composición poética que expresa un tema histórico, religioso, filosófico, moral, etc.

  • Elegía: expresa un sentimiento de dolor por la muerte o desaparición de alguien o algo.

  • Canción: de profundo subjetivismo cuyo tema suele ser el amor a algo o a alguien.

  • Madrigal: poema breve que contiene un elogio a algún aspecto de la belleza de la mujer.

  • Sátira: censura de los vicios o defectos individuales o colectivos.

  • Epístola: carta en verso que puede tener un carácter reflexivo.

Género dramático

El autor es un presentador de tensiones, conflictos y alegrías entre unos personajes que aparecen actuando y hablando entre ellos sin que exista ningún narrador. El autor se oculta detrás de lo personajes y puede ser imparcial, aunque muchas veces trasluce sus preferencias.

Subgéneros

  • Tragedia: los personajes se mueven impulsados por fuertes pasiones que no pueden reprimir y dominados por un fatalismo del que no pueden escapar. El desenlace es siempre doloroso.

  • Comedia: los personajes viven conflictos y situaciones de la vida cotidiana, bajo aspectos críticos o ridículos. El desenlace es feliz.

  • Drama: es la combinación entre la tragedia y la comedia.

Género didáctico

En este género pertenecen aquellas obras que pretenden adoctrinar, instruir, corregir o persuadir. El autor intenta influir sobre el lector.

Subgéneros

  • Fábula: es una narración corta cuyos personajes son principalmente animales, y que ofrece una enseñanza útil o moral de aplicación humana.

  • Epístola: es una carta cuya finalidad es enseñar sobre temas transcendentes.

  • Ensayo: es un escrito en el que se analiza un tema.

ENCABALGAMIENTO.

Consiste en un desajuste que se produce en la estrofa cuando una pausa versal no coincide con una pausa morfosintáctica. Este desajuste provoca una "tensión" interna en el texto, ya que obliga o bien a romper una unidad sintáctica para respetar la pausa versal o bien a prescindir de esta pausa para mantener la ilación sintáctica. Por otro lado, el encabalgamiento no anula en modo alguno la rima. Dentro de un encabalgamiento hay que distinguir entre el verso encabalgante, que es aquel en el que se inicia, y el verso encabalgado, que es aquel donde termina.

ESTROFAS DE DOS VERSOS.

Pareado: consiste en dos versos que riman entre sí. Lo más habitual es que sean dos versos de la misma medida, aunque también pueden tener dife­rente número de sílabas métricas. Los hay de arte mayor y también de arte menor; por su parte, la rima puede ser consonante o asonante. Lo esencial es que los dos versos tengan la misma rima:

ESTROFAS DE TRES VERSOS.

Terceto: consiste en tres versos de arte mayor, de los cuales el primero y el tercero riman en consonante; el segundo queda libre. La fórmula de la estrofa es ABA:

Tercerilla: la forma estrófica del terceto se puede emplear también con versos de arte menor y rima consonante:

ESTROFAS DE CUATRO VERSOS.

Cuarteto: lo forman cuatro versos de arte mayor con rima consonante ABBA:

Serventesio: es una variante del cuarteto; consiste en cuatro versos de arte mayor con rima consonante ABAB

Redondilla: cuatro versos de arte menor con rima consonante abba:

Cuarteta: cuatro versos de arte menor con rima consonante abab:

Seguidillas: combinaciones de cuatro versos, a menudo de distinta longitud, con gran variedad de esquemas de rima. Hay dos tipos fundamentales

Cuaderna vía o tetrástrofo monorrimo alejandrino: estrofa compuesta por cuatro versos alejandrinos que riman en consonante, según la fórmula AAAA, BBBB, CCCC

ESTROFAS DE CINCO VERSOS.

Quinteto: lo componen cinco versos de arte mayor con dos rimas consonantes, que deben respetar dos normas: no puede haber tres versos seguidos con la misma rima, y los dos versos finales no pueden rimar entre sí. Las fórmulas métricas posibles con tales condiciones son AABAB, AABBA, ABAAB, ABAAB, ABBAB:

Quintilla: las mismas condiciones métricas que las del quinteto, pero con versos de arte menor:

Lira: combinación de dos versos endecasílabos (segundo y quinto) y de tres heptasílabos, cuya rima, en consonante, es aBabB

ESTROFAS DE SEIS VERSOS. Sextina o Sexta rima: estrofa formada por seis versos de arte mayor (normalmente endecasíla­bos), con rima consonante. Su esquema más general es ABABCC, aunque caben diversas variantes, como el empleo de endecasílabos agudos, la combinación de las rimas (AAC'BBC') o la introducción de algún verso de arte menor

Sextilla: estrofa de seis versos de arte menor, con varias combinaciones de rima, normalmente consonante (aabaab, abcabc, ababab, etc.):

Copla de pie quebrado. Se denominan "de pie quebrado" aquellas estrofas de versos de arte menor en las que alternan versos largos y cortos

ESTROFAS DE SIETE VERSOS.

5.6.2. Seguidilla compuesta: la forman siete versos de arte menor; se forma a partir de una seguidilla simple a la que se le añaden tres versos más. Los heptasílabos y pentasílabos se combinan del siguiente modo: 7-5-7-5-5-7-5

ESTROFAS DE OCHO VERSOS.

Copla de arte mayor: también llamada copla de Juan de Mena (porque este autor la utilizó en su poema alegórico Laberinto de Fortuna), consta de ocho versos de arte mayor, generalmente dodecasíla­bos, y con rima consonante, según el esquema ABBAACCA:

Octava real u octava rima: consta de ocho versos de arte mayor, generalmente endecasílabos, y con rima consonante, según el esquema ABABABCC

Octavilla: ocho versos de arte menor, generalmente octosílabos, con gran variedad de esquemas de rima. Las combinaciones más usuales son abbcdeec y ababbccb

ESTROFAS DE DIEZ VERSOS.

Copla real o falsa décima: consta de diez versos de arte menor, con rima consonante. Se trata, en realidad, de la fusión de dos quintillas

Décima, también llamada décima espinela debido al nombre de su inventor, el poeta renacentis­ta Vicente Espinel. Consta de diez octosílabos, dispuestos según la estructura de dos redondillas unidas por dos versos de enlace; el primero de éstos tiene la misma rima que el último verso de la primera redondilla, mientras que el segundo comparte rima con el primer verso de la segunda redondilla. El esquema es abbaaccddc

POEMAS ESTRÓFICOS.

Villancico: está escrito en octosílabos o hexasílabos. Se divide en dos partes: a) el estribi­llo, que consta de dos, tres o cuatro versos; b) el pie, que a su vez se compone de una mudanza (habitualmente una redondilla), un verso de enlace que rima con el último verso de la mudanza (el enlace puede existir o no) y otros dos versos que ri­man entre sí, la vuelta y el estribillo.

Zéjel: estrofa de procedencia arábigo-española. Está escrito normalmente en octosílabos, y su composición estrófica es como sigue: un estribillo que consta de uno o dos versos, y una mudanza, estrofa compuesta por tres versos que riman entre sí con la misma rima, además de un cuarto que rima con el estribi­llo y que recibe el nombre de vuelta. El esquema de la estrofa sería aa-bbba.

Es un poema muy semejante al villancico; se diferencia de él fundamentalmente por la forma de la mudanza, ya que en el villancico suele ser una redondi­lla, mientras que en el zéjel es un trístico monorrimo. Otra diferencia menos constante tiene que ver con el estribillo: en el villancico generalmente tiene tres o cuatro versos, mientras que en el zéjel lo forman habitualmente dos

Soneto: consta de catorce versos endecasílabos, divididos en dos cuartetos y dos tercetos. Es una forma poética procedente de Italia, que fue introducida en las letras españolas por los poetas renacentis­tas Juan Boscán y Garcilaso de la Vega, quienes tomaron como modelo de soneto el establecido por el poeta italiano Francesco Petrarca. Ha sido muy utilizado a lo largo de todas las épocas, y se le considera como la estructura poemática más perfecta y armoniosa. El esquema clásico del soneto petrarquista es el siguiente: ABBA-ABBA-CDC-DCD (dos cuartetos y dos tercetos encadenados). Hay otras combinaciones posibles en los tercetos, como CDE-CDE, CDE-DCE, etc

Madrigal: se trata de un poema estrófico, compuesto por una combinación libre de heptasílabos y endecasílabos, que no tiene forma fija en cuanto al número de sus estrofas ni al número de los versos que debe contener cada una de ellas. El tema debe ser de carácter amoroso e idílico; se recomienda que los madrigales sean breves y que la combinación de los versos sea armónica y sencilla

Romance: consta de una serie ilimitada de octosílabos, de los cuales sólo los versos pares tienen rima asonante, mientras que los impares quedan libres. Es una forma métrica de amplísimo cultivo en todas las épocas de la literatura española, pues se adapta tanto a las características de la poesía popular como a las de la lírica culta. Según la llamada "teoría tradicionalista" los romances proceden de la partición de los versos compuestos de los cantares de gesta: los versos alejandrinos o hexadecasílabos de estos poemas -demasiado largos para recitarlos con comodidad- se dividen en sus dos hemistiquios, formando así la estructura métrica característica del romance

Silva: se trata de una serie poética ilimitada en la que se combinan a voluntad del poeta versos heptasílabos y endecasílabos con rima consonante y sin ningún esquema métrico fijo. Muchas veces se introducen versos sueltos. También es frecuente que una silva se divida en formas paraestróficas, semejantes a las estancias de la canción.

Poemas de versos libres: no hay estrofas, ni rima, ni tampoco una medida exigida a los versos, que pueden tener la longitud que el poeta desee en cada caso.