Fahrenheit 451; Ray Bradbury

Literatura universal contemporánea del siglo XX. Narrativa fantástica. Novela. Ciencia ficción. Deshumanización. Sociedad. Mito del Ave Fenix. Libros

  • Enviado por: Comisión De Inteligencia Para El Bienestar De Las
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 8 páginas
publicidad

Fahrenheit 451

De Ray Bradbury

Lengua y Literatura

.

4to10ma

Consigna:

  • Relea las enseñanzas de Granger a Montag y explique claramente que visión de la sociedad y de la función de individuo en el mundo expone.

  • Explique el valor que tiene el mito del Ave Fénix dentro de la novela.

  • Montag al final de la novela recuerda frases del Eclesiastés y de la Revelación (Apocalipsis): Investigue la temática de estos dos textos y explique claramente que significado agregan al final del texto.

  • 1.

    La visión de Granger es la de una sociedad que no piensa, no le importa los sentimientos humanos, una sociedad engañada por un gobierno que lo único que le interesa es que el individuo este ocupado para que no pueda analizar las cosas y sacar sus propias conclusiones. Un gobierno que a las personas no las dejan leer por el solo hecho que para leer hay que estar solo, en silencio y pensar.

    Granger nos dice que el gobierno construyó una sociedad perfecta, donde no hay errores de ningún tipo. Y cuado esto no ocurre, tienen que recurrir a otros tipos de recursos. Para tener entretenida a la gente. Por ejemplo cuando el Sabueso mecánico perdió la pista de Montag al llegar al río tienen que fingir que la persona buscada no la han perdido de vista, sino que se encuentra en otro lugar de la ciudad. Y es por eso que usan a un chivo emisario para salvar las apariencia que un crimen contra la sociedad ha tenido su castigo (... lo vienen observando desde hace meses, años. Nunca se sabe cuando habrá que recurrir a esa información. Y hoy a llegado el día, y será muy útil por cierto. Salvará las apariencias.); en este caso matando a un hombre inocente haciéndole creer a la sociedad que se trataba de Guy Montag. Si ellos seguían buscando a Montag en el río harían pensar a las personas y ellas empezarían a cuestionar al Sabueso mecánico, pero como al gobierno no le conviene, matan a otra persona en lugar de él. Dando como resultado para la sociedad el perfecto funcionamiento del sistema.

    Podríamos tratar a los individuos e esta sociedad como una gran masa, totalmente rutinaria. Donde todos piensan iguales y hacen las mismas cosas. Un ejemplo concreto de este tipo de individuo era Montag al principio de la novela o sino su esposa Mildred, un producto “socializado”. Ella se pasa todo el día mirando sus paredes televisor, vive en el silencio y en la oscuridad. En ningún momento de la novela se la ve pensando. Todo lo que contesta lo hace con frases cortas. Se podría hacer una contraposición entre lo que sería Mildred y lo que sería Clarisse. Clarisse es un ser pensante, amante de la naturaleza, amante de los sonidos; al igual que el abuelo de Granger que también amaba la naturaleza.

    Granger da una visión del individuo muy importante. Cuando menciona la muerte de su abuelo dice lo siguiente: “comprendí que yo no lloraba por él sino por todas las cosas que hacía. Lloraba porque nunca volvería a hacerlas.

    ” “Cuando murió, todos los actos se detuvieron y nadie podía reemplazarlos, era un individuo. Era un hombre importante. Nunca pensé en su muerte. Sí en cambio, en todos los objetos labrados que nunca nacieron a causa de su muerte. Mi abuelo modelaba el mundo. Hacía cosas en el mundo. Con su muerte el mundo perdió diez millones de actos hermosos.”

    Reflexionado hacia lo escrito anteriormente, Montag se da cuenta que él si le dejo algo a la sociedad, les dejó cenizas. En cambio, los demás, la gran masa de individuos, no le dieron nada a la sociedad. Son personas que no son de utilidad para al sociedad. Al estar todos haciendo lo mismo y nadie aportando ideas, la sociedad no se va a desarrollar. Es una sociedad estática.

    2.

    “Fénix (Phoenix) era un ave legendaria que vivía en Arabia. Según la tradición, se consumía por acción del fuego cada 500 años, y una nueva y joven surgía de sus cenizas. En la mitología egipcia, el ave fénix representaba el Sol, que muere por la noche y renace por la mañana. La tradición cristiana primitiva adoptaba al ave fénix como símbolo a la vez de la inmortalidad y de la resurrección. Se le ha visto una relación con el pájaro de fuego de la mitología aborigen americana. Otro simbolismo que se le da al ave fénix es de la esperanza, ya que representa la esperanza que nunca debe morir en el hombre”.

    Granger también le cuenta a Montag, mientras miraban el fuego, el significado del Ave Fénix:

    “Había un tonto y condenado pájaro antes de cristo llamado Fénix. Cada tanto centenares de años construía una pira y se arrojaba a las llamas.” “Pero cada vez que se quemaba asimismo, surgía intacto de las cenizas, volvía a nacer. Y p ahora como si estuviésemos haciendo lo mismo, una y otra vez; pero sabemos algo que el Fénix nunca supo. Que tontería hemos hecho en estos últimos mil años, y mientras no lo olvidemos, mientras lo tengamos ante nosotros, es posible que un día dejemos de preparar la pira funeraria y de saltar a ella. En cada generación seremos unos pocos más para recordar.”

    Desde este mito podemos llegar a la conclusión de la ciudad que ahora se encuentra en cenizas puede nacer de nuevo. Que la ciudad nunca muere y siempre quedan esperanzas para poder formar todo de nuevo. Esta ciudad nacerá renovada Como dice Granger:

    “Y cuando la guerra termine, algún día, algún años, podrán escribirse los libros otra vez, se llamará a la gente, una a una para que recite lo que sabe, y lo guardaremos impresos hasta que llegue otra edad de las Tinieblas, y tengamos que rehacer enteramente nuestra obra. Pero eso es lo maravilloso del hombre; nunca se descorazona o se disgusta tanto como para no empezar de nuevo.”.

    En esta parte el libro vuelve a hablar de la esperanza y que en el momento justo se puede empezar con todo de nuevo. Y esperar a que todo empeore para poder volver a empezar.

    3.

    La denominación de Eclesiastés pretende responder al vocablo hebreo -presidente de la Asamblea. El vocablo puede entenderse en el sentido más general del “Predicador”.El auto plantea el problema de si es posible encontrar la plena felicidad en la vida. Pasando por las diversas vicisitudes de la existencia, concluye que es inútil afanarse demasiado buscando la felicidad, porque al final está siempre la decepción y el amargor ante la limitación de las cosa que excitan al placer, pero que después no lo colman. Con todo, existe una felicidad relativa en la vida humana, si se saben mantener como principios las limitaciones impuestas por la misma naturaleza de las cosas. En el fondo del libro hay un moderado optimismo, a pesar de algunas expresiones pesimistas.

    En este libro se habla contra la vanidad del mundo, explicando que no hay felicidad verdadera sino en el cumplimento riguroso de los mandamientos de la ley de Dios.

    Apocalipsis significa “revelación”. El objeto de esta revelación son los juicios de Dios Sobre el mundo y la iglesia. Es un mensaje profético, destinado a reavivar la fe y la esperanza de los cristianos perseguidos. Es un libro simbólico y oscuro contiene una descripción de los tiempos que se acercan, el dominio del anticristo y su castigo, el fin del mundo, el Juicio Final y la ciudad Santa de Jerusalén.

    Al final de la novela, Montag recuerda frases del Eclesiastés y de la revelación..

    Todo tiene su momento, y todo cuanto se hace debajo del sol tiene su tiempo. Hay tiempo de nacer y tiempo de morir; tiempo de plantar y tiempo de arrancar lo plantado; tiempo de matar y tiempo de curar; tiempo de destruir y tiempo de edificar; tiempo de llorar y tiempo de reír; tiempo de lamentarse y tiempo de danzar; tiempo de esparcir las piedras y tiempo de amontonarlas; tiempo de abrazarse y tiempo de separarse; tiempo de buscar y tiempo de perder; tiempo de guardar y tiempo de tirar; tiempo de rasgar y tiempo de coser; tiempo de callar y tiempo de hablar; tiempo de amar y tiempo de aborrecer; tiempo de guerra y tiempo de paz”.

    “Y me mostró un río de agua de vida, clara como el cristal, que salía del trono de Dios y del Cordero. En medio de la calle y a un lado y otro del río había un árbol de vida que daba doce frutos, cada fruto en su mes, y las hojas del árbol eran saludables para las naciones, no habrá ya maldición alguna y el trono de Dios y del cordero estará en ella, y sus siervos le servirán, y verán su rostro, y llevarán su nombre sobre la frente. No habrá ya noche, ni tendrán necesidad de luz de antorchas, ni de luz del sol, porque el Señor Dios los alumbrará y reinarán por los siglos de los siglos.”

    La primera frase, hace mención al tiempo en la que la sociedad floreció y el tiempo de su destrucción. Y da como una esperanza para la reconstrucción de esa sociedad “tiempo de edificar”. También el tiempo de la luz y el tiempo de la oscuridad. Ahora será toda luz, y antes, la sociedad era una sociedad oscura.

    También habla del tiempo en el que él tiene que callar, cuando tiene que guardar dentro de él lo que sabe de la Biblia y el tiempo de hablar que es este tiempo, el tiempo done se acuerda estas dos frases cuando la ciudad ya ha sido destruida.

    Es como todos los tiempos, también está el tiempo de paz y el de guerra. Ellos tuvieron que esperar que la guerra termine y empiece la paz para poder empezar todo de vuelta.

    La segunda frase hace mención a la Nueva Jerusalén. Una nueva ciudad renovada, una ciudad espiritual llegada del cielo, llena de esperanzas, conducida por las manos de Dios.

    Habla del árbol de la vida, las hojas e ese árbol podríamos compararlas con las hojas de los libros, que pueden ser saludables para las naciones. Es decir que ese árbol que ver es el árbol de los libros, es el árbol de la esperanza.

    El río representa las aguas de la vida eterna, que riegan a su vez el árbol asimismo de la vida.

    Es por esta frase que “Apocalipsis” es un texto totalmente optimista. Nos da el significado que la ciudad ha revivido.

    Bibliografía:

    • Nácar-Colunga. Sagrada Biblia. Madrid, Editorial Católica S.A., 1969.

    • Ray Bradbury. Fahrenheit 451. Buenos Aires, Minotauro, 1978.

    • Enciclopedia Microsoft Encarta 99®

    • Enciclopedia Ilustrada de la lengua Castellana. Buenos Aires, Sopena Argentina S.R.L., 1954.