Extrema derecha y extrema izquierda

Política. Partidos políticos. Extrema derecha. Europa. Extrema izquierda. Asia. Ideología. Fascismos. Conservadurismo. Monarquía. Nacionalista. Distribución equitativa de riqueza

  • Enviado por: The undertaker
  • Idioma: castellano
  • País: Venezuela Venezuela
  • 10 páginas
publicidad

EXTREMA DERECHA Y EXTREMA IZQUIERDA

INTRODUCCION

En la siguiente investigación se enfocara a fondo en los términos de extrema derecha la cual se refiere principalmente al término que se emplea en política para describir a personas o grupos que apoyan las posiciones de la derecha política, defendiendo de forma violenta sus ideas o siendo partidarios del uso de estos medios. Se suelen caracterizar por su defensa a ultranza de ideologías conservadoras, monarquistas o nacionalistas. No existe ninguna tendencia económica clara entre estos grupos. Mientras algunos como el nazismo y el fascismo defendían cierta intromisión del estado en la economía, hubo otros totalmente liberales en lo económico, tal como el pinochetismo, e incluso algunos como el franquismo no tenían un programa definido y su política económica evolucionaba en función de las circunstancias. Existen también los defensores de la meritocracia. Y extrema izquierda (o de forma peyorativa ultraizquierda), la cual se refiere En la política término es un muy amplio y usado de diversas formas que trata de describir a las personas o grupos políticos que sitúan su ideología y acción política al extremo de lo que se entiende en el espectro político como izquierda. Generalmente son partidarios de realizar reformas radicales del sistema social, político y económico encaminadas a una distribución equitativa de la riqueza y del control de los medios de producción.

En la actualidad, una de sus bases de actuación es la oposición activa a las políticas de globalización financiera e ideológica, oponiéndose al capitalismo y manteniendo una conciencia de pertenencia de clase que se manifiesta en su carácter internacionalista. No tienen que ser necesariamente marxistas, aunque sea habitual relacionar ambas cuestiones.

EXTREMA DERECHA

El término extrema derecha se emplea en política para describir a personas o grupos que apoyan las posiciones de la derecha política, defendiendo de forma violenta sus ideas o siendo partidarios del uso de estos medios. Se suelen caracterizar por su defensa a ultranza de ideologías conservadoras, monarquistas o nacionalistas.

La palabra se ha usado para describir a organizaciones de la más diversa índole, pero podemos encontrar en ellos algunos rasgos comunes:

  • Exaltación de los valores que se consideran adecuados para la sociedad. En general, son movimientos que se sirven de los símbolos para su desarrollar su política. Suelen tener cierta tendencia militarista y de mantenimiento del orden y la seguridad por encima de cualquier otra cosa. Las políticas nacionalistas y expansionistas son muy comunes, puesto que muestran el poder que ha alcanzado la propia nación frente al extranjero decadente.

  • Racismo: es una de las características más recurrentes de este tipo de movimientos. El nazismo, el gobierno de Mussolini en Italia y el Ku Klux Klan son algunos ejemplos. No obstante, muchos de los regímenes llamados de extrema derecha no han incidido mucho en estos aspectos. El franquismo y el pinochetismo no tuvieron política racista alguna.

  • Conservadurismo: no debe entenderse con esto una defensa de los valores tradicionales. En la mayoría de los casos es así, pero existen algunos episodios históricos en los que ha sucedido todo lo contrario. Por ejemplo, la Alemania Nazi se caracterizó por la instauración de una moral y unos ideales neopaganos, que rompían con el cristianismo tradicional. Sin embargo, en este aspecto predomina la heterogeneidad y es difícil poder clasificar a un grupo como de extrema derecha sólo por ello. Han sido numerosos los grupos de extrema izquierda que han compartido con los de derecha la aversión hacia la homosexualidad, la prohibición del aborto o la defensa de una ferrea disciplina dentro de todos los ámbitos de la sociedad.

Por otra parte, no existe ninguna tendencia económica clara entre estos grupos. Mientras algunos como el nazismo y el fascismo defendían cierta intromisión del estado en la economía, hubo otros totalmente liberales en lo económico, tal como el pinochetismo, e incluso algunos como el franquismo no tenían un programa definido y su política económica evolucionaba en función de las circunstancias. Existen también los defensores de la meritocracia.

Dentro del espectro de la extrema derecha se incluye a los grupos religiosos extremistas, sin importar el credo. En general, se trata de grupos contrarios a la separación Iglesia-Estado que pretenden instaurar sociedades teocráticas. Los únicos verdaderamente significativos son los fundamentalismos islámicos y los grupos ultraortodoxos de Israel que, paradójicamente, defienden, entre otras cosas, lo mismo: que el estado israelí no debe existir. Son teocráticos.

Existen grupos hegelianos que defienden que el orden instituido ha sido propuesto directamente por Dios y no se puede ni debe cambiar. Por ello defenderán la forma de estado existente por el mero hecho de que es la que se ha impuesto. Asimismo, serán defensores febriles de los sistemas económicos en que vivan, pudiendo apoyar desde una economía liberal hasta un sistema comunista.

EXTREMA DERECHA EN EUROPA

Francia: En Francia tras la II Guerra Mundial, la extrema derecha quedó barrida de la vida política francesa. A partir del mayo parisino del 68 fue cuando se empezó a organizar la extrema derecha en Francia. En 1972 se crea el FN (Frente Nacional) liderado por el ultraderechista Jean Marie Le Pen. Es hasta los años 80 cuando el FN no era más que un partido minoritario y esto es debido a los discursos antimigracionistas y de orden social de Le Pen.

Según Le Pen la inmigración aparece como un parásito de la seguridad social francesa, causante del aumento del desempleo, aumento de la drogadicción, del sida y disolución de la identidad francesa. El Frente Nacional ha cosechado buenos resultados allí donde la población inmigrante es numerosa. En 1993 el Frente nacional se convertiría en la tercera fuerza política francesa. (inciso y como todos sabemos en el mes de mayo del 2002 se disputa el poder con la derecha moderada de Jeacques Chirac al quedar segundo en la primera vuelta de las elecciones presidenciales francesas de este año)

FACTORES EXPLICATIVOS DEL ASCENSO DE LA EXTREMA DERECHA EN EUROPA

Aumento del sentimiento xenófobo. El aumento de este sentimiento xenófobo es consecuencia del paro y la crisis vividos en Europa en los años 80 y comienzos de los 90. Lo que se ha hecho es echar la culpa de la situación a los inmigrantes no blancos pobres.

Voto protesta: generalmente son votos de gente que esta cansada de los casos de corrupción política y del incumplimiento de las promesas electorales.

Éxito del discurso del miedo: Estos discursos no solo se basan en el aumento de la inmigración, la delincuencia, etc., sino que tocan otros temas como el tema de las pensiones de jubilación. También en la visión antieuropeísta.

Amplia gama de votantes: este aspecto es el que más sorprende porque hay votantes de todas las clases sociales y de todos los tipos. A la vez hay que destacar que el aumento de la extrema derecha es también por la captación de votos de los abstinentes

La nueva derecha alemana: Los atentados y estructuras paramilitares neonazis que habían proliferado en Alemania en los años 70 y 80 estaban en regresión. En cambio la actitud de rechazo a los extranjeros había aumentado.

En los años 80 el número de inmigrantes aumentó sobre todo de Alemanes del este y de eslavos del países del este. Tras la unificación se ha producido una oleada de atentados contra inmigrantes. El mayor rechazo es hacia turcos y eslavos.

En Alemania el NPD y la Unión del Pueblo Alemán son partidos de talento neonazi y el partido "Los republicanos" son de talante conservador aunque también racista y se basa en la desigualdad social.

La Extrema derecha en la Europa del Este: Los ingredientes para la reaparición de la extrema derecha en el este son la consecuencia de la democracia, la crisis económica, descenso generalizado de las rentas y el rápido enriquecimiento de unos pocos gracias a las mafias.

Para muchos rusos la aplicación de la democracia y el capitalismo ha sido muy caro con la pérdida de muchos territorios y varios millones de rusos en las exrepúblicas sovieticas.

El principal partido ruso de extrema derecha es el Partido Liberal Democrático liderado por Zhirinovski convirtiendo a este partido en etnocentrista, panruso y racista. Culpa de los males e Rusia a los judíos ( ellos entienden por judíos a toda persona que muestra cierta inclinación pro occidental) y a los extranjeros. Alaban al III reich nazi al que consideran modelo para resolver los problemas de Rusia.

Su programa tiene mucho en común con el de los comunistas sobre todo en el tema de no permitir la entrada de capital extranjero y por eso no es de extrañar que muchos comunistas descontentos con la política seguida tras la caída del muro les voten.

El proceso de Renovación en España: En las últimas elecciones los resultados electorales para la extrema derecha han sido desastrosos ya que no han llegado al 1% de los votos. España es uno de los pocos países europeos donde la extrema derecha tiene menor peso. Su situación ha empeorado en los últimos años al transvasarse muchos votos de derecha al PP (partido popular) que es la única alternativa a la izquierda del PSOE.

Aunque hay diversos partidos de extrema derecha en España, ninguno de ellos se unen para formar una coalición porque son muchos los puntos que les separan pero tambien tienen algo en comun como el no a la democracia política, no a las autonomías y no a los organismos supranacionales.

En Holanda destacan dos partidos con representación en varias ciudades, esos partidos son Centrum Patij'86 (partido del centro 86) y Centrum Democraten ( Partido democrático). Su base es el rechazo a los inmigrantes que venían de las antiguas colonias ( Surinam y Antillas Holandesas), norte de África y Turquia.

En Bélgica destacan también dos partidos que son: Vlaams Block (bloque flamenco) y Frente Nacional (partido de extrema derecha francófono). El primero de los dos fue creado en 1978 y tiene dos objetivos que son la división de Bélgica y la creación de una República Flamenca independiente al norte (zona flamenca) argumentando que la población valona ( francófona) no les permite desarrollar su identidad. El segundo punto de su programa es la expulsión de los inmigrantes.

El otro partido (Frente Nacional) es la extrema derecha francófona y tienes aspiraciones similares a las del Vlaams Block pero por parte valona.

EXTREMA IZQUIERDA

En política el término de extrema izquierda o izquierda radical (o de forma peyorativa ultraizquierda), es un término muy amplio y usado de diversas formas que trata de describir a las personas o grupos políticos que sitúan su ideología y acción política al extremo de lo que se entiende en el espectro político como izquierda. Generalmente son partidarios de realizar reformas radicales del sistema social, político y económico encaminadas a una distribución equitativa de la riqueza y del control de los medios de producción.

En la actualidad, una de sus bases de actuación es la oposición activa a las políticas de globalización financiera e ideológica, oponiéndose al capitalismo y manteniendo una conciencia de pertenencia de clase que se manifiesta en su carácter internacionalista. No tienen que ser necesariamente marxistas, aunque sea habitual relacionar ambas cuestiones.

Hay grupos de la extrema izquierda que aceptan la legalidad del Estado, que rechazan que los cambios sociales o políticos sean posibles a través de medios democráticos y piensa que el orden establecido solo puede subvertirse a través de la revolución política y social. Algunos grupos de extrema izquierda, más extremos, consideran como consecuencia de lo anterior que la violencia puede ser una de las formas, si no la única, para conseguir sus fines políticos.

En muchos países de América y Europa, históricamente el término designa genéricamente a cualquier partido más radical que los partidos comunistas tradicionales surgidos de la III Internacional. Para algunos sectores de la extrema izquierda estos partidos son, según los casos, la expresión de la degeneración de la URSS hacia un capitalismo dictatorial de Estado o se han convertido en un nuevo modelo de partidos burgueses al aceptar la participación en el modelo parlamentario al uso.

Se puede clasificar a los movimientos de extrema izquierda en la mayoría de los países según las distintas formas de estalinismo, maoísmo, trotskismo, anarco-comunismo (o comunismo libertario), comunismo consejista, anarco-sindicalismo, etc. Históricamente, el término ha sufrido variaciones en el ámbito político que define al producirse los desplazamientos habituales en la naturaleza del poder (por ejemplo, los jacobinos, durante la revolución francesa se consideran parte de este grupo) y en muchas ocasiones, lejos de representar una definición objetiva, depende de la posición de la persona que efectúa dicha distinción o de la sociedad en la que se utiliza. Así, en EE.UU., la extrema izquierda se extiende a cualquier tendencia comunista, incluso socialista.

A modo de ejemplo, las expresiones extrema izquierda o izquierdismo eran usadas en forma peyorativa por los estalinistas, sobre todo entre los años 1920 a 1950, para denominar a aquellos grupos o personas que, si bien compartían su análisis de la sociedad e incluso a veces sus modos de actuar, no estaban de acuerdo en puntos como el culto a la personalidad, la exclusividad de los estalinistas como guía y dirección del proletariado (la dos principales críticas del trotskismo), expresaban desavenencias en el campo de las relaciones internacionales (maoísmo) o introducían nuevas temáticas como el feminismo, la ecología o la autogestión obrera.

Aunque todas las variedades del anarquismo son una forma de socialismo libertario no marxista, la definición como extrema izquierda puede serles confusa y en su mayoría la rechazan, ya que los anarquistas rechazan rigurosamente tanto la simplificación política de izquierda vs. derecha como la toma de poder del Estado por un partido único que se pretenda revolucionario y lo considera una forma engañosa de capitalismo, además de rechazar el autoritarismo y teóricamente ser contrarios al sectarismo del que pueden adolecer algunas organizaciones llamadas de extrema izquierda, a la vez que son partidarios de la ética de la acción. Sin embargo, todas las agrupaciones anarquistas son anticapitalistas y pueden considerarse de extrema izquierda, puesto que pretenden una revolución social.

Al igual que los anarquistas y más allá de la dicotomía tradicional entre izquierda y derecha, los partidos extremistas de la nueva izquierda -todos aquellos que apoyan formas radicales de transformación de la vida cotidiana en un sentido ecologista, de género, como los feministas radicales o los partidarios de teorías queer o similares- están también catalogados convencionalmente en el extremo izquierdo del espectro político, si bien suelen ser denominados como izquierda radical, izquierda libertaria o izquierda alternativa.

EXTREMA IZQUIERDA EN EUROPA Y ASIA

Surgen con el renacer ideológico de finales de los años 60. No es un renacer ideológico en el sentido de que una nueva ideología vence a otra previa, sino que es un debate ideológico parcial (debates políticos parciales). Son debates parciales sobre determinados problemas, son minoritarios y dan lugar a grupos de poco peso real caracterizados por un gran radicalismo.

Aparecen los nuevos movimientos sociales y es difícil encontrar, a veces, la frontera entre estos grupos y los nuevos movimientos.

Muchos de estos grupos van a enarbolar la bandera del marxismo en sus múltiples corrientes. La etiqueta general es la nueva izquierda, nuevo izquierdismo, nueva izquierda marxista…

El germen de estos grupos es anterior a los años 60. 1956 es el punto de partida, en este año se producen unos acontecimientos históricos definitivos:

  • XX Congreso del PCUS. Se denuncian los crímenes del stalinismo.

  • Invasión de Hungría por las tropas soviéticas.

  • Primera crisis del Canal de Suez. Egipto cierra el Canal. Es el primer gran conflicto del nuevo colonialismo.

Estos acontecimientos son el origen de estos grupos que se replantean una salida adoptando posiciones heréticas del marxismo y son una contestación al comunismo soviético.

TEODORI parte de una afirmación y dice que es tal la maraña de grupos y organizaciones que hay dentro de la nueva izquierda pero que estos grupos son más intelectuales que de movimientos de masas aunque defienden a la clase obrera.

Hay dos grupos distintos:

Organizaciones que si bien su presencia es minoritaria, encuentran eco en más de un país.

Organizaciones que tienen su arranque, su explicación y su existencia circunscrita a un solo país.

1.- Dentro están los grupos de Troskistas y Maoístas. Había troskistas antes de finales de los 60. En 1949 triunfa la revolución de Mao.

Mayo 1968. El movimiento que se da provoca frente a la crisis del Estado francés, la existencia de pequeños grupos que plantean una respuesta revolucionaria nueva ya que también está en contra del comunismo soviético.

Los maoístas se desarrollan antes. Francia va a llevar la delantera; en junio de 1966 nace el movimiento comunista de Francia (marxista-leninista). La represión y la persecución de este grupo provoca la aparición de otros grupos. En 1968 surge el Ganche Proletarienrie (izquierda proletaria) en su discurso la única opción es la revolución pero es una revolución espontánea de las masas.

En Italia aparecen también grupos maoístas, el primero de ellos es el Partido Comunista de Italia (marxista-leninista), que aparece con una fuerte crítica del PC Italiano tradicional, al que acusa de derechización. Italia es uno de los países donde hay más grupos maoístas: Umone dei Comuniti Italiani (marxisti-leninisti) y Potere Operario. Ambos son escisiones del PC de Italia (m-l).

En España también hay grupos maoístas: fundamentalmente dos: Organización Revolucionaria de Trabajadores y el Movimiento Comunista de España (marxista-leninistas).

Los otros partidos son los Troskistas. La IV Internacional inaugura la posibilidad de partidos troskistas en todo el mundo. Su auge se da en los movimientos del mayo francés. Los Troskistas abogan por la vía revolucionaria pero critican la espontaneidad de la revolución y el Partido tiene que cumplir un papel.

Casi todos los partidos troskistas se llaman igual: Liga Comunista (Francia, Italia, España).

2.- Es mucho menos conocido. Su explicación sólo se puede circunscribir a sus respectivos países.

Gran Bretaña Las fronteras entre lo que es un partido y lo que es un movimiento social es prácticamente imposible de distinguir (en todos los países).

Se da un movimiento contestatario, la campaña por el desarme nuclear aunque en realidad era una crítica feroz sobre las fuerzas tradicionales de izquierda (derechización, cómodas).

Surge la New Left que se plantea como una izquierda radical al Partido Laborista. Es un movimiento muy vinculado al Partido Laborista; se declaran socialistas y sus críticas van contra el capitalismo industrial avanzado y la sociedad que lo sostiene.

Francia Los grupos se generan por la guerra de Argelia y el conflicto de Suez que en un principio va a afectar a los franceses.

Union National des Estudiants de France (UNEF) Es un movimiento que es el germen de los movimientos de contestación. Parte de una crítica muy fuerte contra la actuación de las autoridades francesas en Argelia.

Parti Socialiste Unifie Partido de extrema izquierda con un planteamiento curioso: se alía con la URSS en el conflicto de la Guerra Fría.

Alemania(RFA) Finales 60 y 70: país dividido invadido militarmente y que presenta una curiosidad y es que la frontera de las dos Alemanias es la frontera europea.

Se dan campañas contra el rearme; luego se pasa a un peligro que ven más cercano: la muerte atómica. Esto es el germen de los movimientos izquierdistas en Alemania. Hay que tener en cuenta dos acontecimientos propios:

  • 1956. El TC federal alemán declara ilegal el Partido comunista.

  • Desde principios de los 50 el SPD celebra el Congreso de Bad Godesberg donde se abandona el marxismo (1951)

Partido Popular para toda Alemania GVP

Unión Alemana para la Paz DFU

Son los primeros grupos que surgen y su vida es muy efímera. Sus mensajes entrelazaban cuestiones como la nuclearización del país y la alusión a la clase obrera.

En los 60 aparece un grupo izquierdista más conocido: la oposición extraparlamentaria alemana. Su base era la crítica a la gran coalición del Gobierno federal entre socialdemócratas y cristianodemócratas.

Hay que mencionar a la guerrilla urbana, fenómeno propio de los años 60 y 70, alimentada por el lema de la violencia contra las instituciones. Desarrollaron una estrategia terrorista. Su modelo era la guerrilla latinoamericana de los 60.

Grupo Baader-Meinhof Fusión de dos grupos.

Italia En los años 60 se produce un hecho que condiciona la aparición de estos grupos: 1962 el Partido Socialista Italiano entra en el Gobierno con la democracia cristiana. Esto fue entendido como un abandono a los comunistas del PCI. Esto general la aparición de grupos ultraizquierdistas para revitalizar el debate de la izquierda.

Nacen dos pequeños partidos muy radicales: Partido Socialdemocrático y Partido Socialista Italiano de Unidad Proletaria.

Su ideario se basaba en la revitalización de la lucha de clases y la negativa a cualquier alianza con los partidos burgueses.

Se da un fenómeno de terrorismo intelectual que defiende teóricamente a la clase obrera: Brigadas Rojas. La única vía es la lucha armada contra el Gobierno italiano.

EXTREMA IZQUIERDA Y LA EXTREMA DERECHA

Deseamos definir estas ideologías con el propósito de buscar una solución a la crisis moral que se puede evidenciar en los miembros de los partidos políticos. Por esta razón, vamos hacer un pequeño resumen de la concepción ideológica que tiene cada movimiento, aunque su definición es muy conocido mundialmente, pero lo haremos con el fin de centrar mejor el tema que estamos tratando

IZQUIERDA

Cuando hablamos de políticos de izquierda, nos estamos refiriendo a aquellas personas que por lo general pertenecen a la clase trabajadora (laboralmente hablando) que mayormente han laborado en fábricas y han sido dirigentes de sindicatos, o en su defecto, son representantes de las comunidades agrícolas y de asociaciones de trabajadores independientes. En suma, un político de izquierda representa a la clase que ha sido sometido por la clase capitalista, y su posición como político de izquierda, busca reivindicar derechos más justos para la clase más pobre y el restablecimiento del respeto a la estabilidad laboral y a la dignidad de la clase trabajadora.

IDEOLOGÍA DE IZQUIERDA

Sus ideologías tienen tendencias marxista-leninistas; pero se desarrollan de acuerdo a nuestra realidad social, por cuanto hoy vivimos un nuevo contexto de vida, y mal o bien estamos conviviendo en un ambiente democrático. La esencia de su ideología, es que los recursos de nuestra nación que es patrimonio nacional, deben servir para restaurar la equidad económica en nuestra población, es decir, que debe servir para la clase mas necesitada y no estar en manos de los grandes capitalistas y si en manos del Estado.

Su lucha ideológica hecha en las calles, es porque perciben que el estado sólo sirve a ciertos grupos de poder y no a las grandes mayorías de nuestra nación.

DERECHA

Cuando hablamos de políticos de derecha, nos estamos refiriendo a aquellas personas que pertenecen a la clase alta, a lo que ellos llaman: "Sociedad de alta alcurnia". Mayormente son dueños de empresas o de instituciones de servicios, autoridades de alto nivel del gobierno, profesionales altamente calificados y personas que manejan enormes capitales en diferentes clases de negocios.

En suma, un político de derecha, representa a la clase capitalista y busca proteger sus intereses capitalistas, poniéndose sutil y sistemáticamente contra los intereses de las grandes mayorías, que son la clase pobre.

IDEOLOGIA DE DERECHA

Su ideología tiene tendencia al sistema capitalismo, pero muy inteligentemente se moldean a nuestra realidad, porque insospechadamente monitorean la economía, el sistema político y las instituciones bancarias, entre otras cosas que tienen que ver con sus intereses capitalistas.

Los políticos de derecha no necesariamente pertenecen a la clase alta, sino que a veces son políticos tránsfugas, que de la clase pobre que lo eligió, se pasan a defender los intereses de los poderosos, por cuanto muchos de ellos, no han tenido una solidez doctrinaria e ideológica. Y su escasa preparación moral los hace una persona voluble, que deja de lado sus raíces por unos cuantos dólares. Y lo grave es, que viven ficticia e hipócritamente encorvados ante los poderosos.

Referente a la extrema izquierda y extrema derecha, creo que todos sabemos el irracional fin que persiguen ambas concepciones, tal es así, que en este nuevo siglo no es admisible por el daño que ha causado a la humanidad. En realidad la extrema izquierda tiene una concepción errada de creer que se puede establecer una sociedad sin clase, en donde haya igualdad de ganancia y que las propiedades deben pasar para el bien común, y tantas cosas absurdas que son inaplicables por falta de un sustento más racional y científico.

De la misma manera, la extrema derecha que aun existe vestigios de esta concepción demente, que creen que todavía vivimos una época virreynal, en donde al hombre se le trataba como a un animal y eran explotados indiscriminadamente.

Este extremismo del capitalismo, afortunadamente ya ha sido erradicado del mundo entero y si aun se ve actos exagerados de la hegemonía capitalista, es porque la evolución moral e intelectual del hombre se ha detenido. Lo más sensato es volver a ponerlo en movimiento el desarrollo moral e intelectual de la sociedad en su conjunto. Pero en términos generales todo extremismo es irracional y diabólico.

CONCLUSIÓN

La ideología política, se fortalece y da buenos frutos si es que los políticos actúan moralmente con sus valores de vida que son: la verdad, la justicia, la libertad, la paz, la armonía y la vida.

Si tomamos como ejemplo a los políticos de derecha como gobierno, y si ellos manifestaran sus valores de vida, como la verdad y la justicia en sus planes de gobierno, esto generaría mayor potencial en la producción de capitales, no solamente en la parte económica, sino también en la producción de servicios. Por ejemplo: Si se usara los valores de la verdad y de la justicia, las utilidades de sus empresas y las empresas de los demás en el país, la repartirían equitativamente bien entre sus trabajadores.

El resultado de todo esto, es dar buenos frutos para los mas pobres, y si pusieran en práctica el valor de la vida y la armonía, reestablecerían las buenas relaciones entre la sociedad y el estado, en las familias y los trabajadores con las empresas. El resultado sería excelente, porque las empresas se preocuparían en crear sistemas de orientación familiar y capacitación a sus trabajadores, con el fin de que estos formen bien la personalidad de sus hijos, y así se disminuya los traumas psicológicos, para que en el futuro los hijos no distorsionen su personalidad. Si esto lo hicieran, seria un acto revolucionario a favor de la sociedad, porque habría hijos sin traumas y serian los mejores líderes en el futuro.

Para un gobierno de izquierda, este mismo proceso se puede aplicar con los políticos de izquierda como gobierno, porque ellos bien podrían enriquecer su ideología con sus valores de vida, es decir, aun cuando ellos promueven y enarbolan la bandera de la justicia e igualdad, necesariamente tienen que incluir los valores en sus plataformas de lucha, porque de esta manera el valor de la verdad, unidad, paz, Armonia y vida, le daría mejores resultados a sus propósitos de justicia social.

Esto significa, que su lucha por la igualdad de trato, la estabilidad laboral, el respeto de la dignidad de la clase trabajadora y otros, no tendrán sustento, sino argumentan sus planes de gobierno con el valor supremo de la verdad, porque sin la verdad no hay justicia, ni equidad, ni libertad ni nada, y finalmente caerían en el fracaso. Por esta razón, es imprescindible que los políticos de izquierda, derecha y otros, deban saber cultivar sus valores de vida y aplicarlos en su ideología, y en sus planes de gobierno que con toda seguridad que así servirán mejor al pueblo. Así queda demostrado que los políticos se distinguen mejor por su moral que por su ideología

Si queremos tener un país bien gobernado en lo social, cultural y económico, entonces los políticos están moralmente obligados a cultivar sus valores de vida tanto en su vida individual como política. Aclaramos, los valores no se fundamenta en una mente positiva o negativa, ni en izquierda ni en derecha, los valores están fundamentados en la VERDAD, como fuente de los demás valores de vida.