Expresión corporal

Baile. Danza. Bailes de salón. Mimo. Aerobic

  • Enviado por: Álex
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 4 páginas

publicidad
cursos destacados
Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información

Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información

publicidad

LA EXPRESIÓN CORPORAL

Desde tiempos inmemorables el hombre ha tenido la necesidad de expresarse. Mediante gestos, danzas o sencillas interpretaciones ha sido capaz de comunicarse, de exteriorizar los sentimientos que emanaban de lo más íntimo de su ser.

El hombre primitivo relacionaba esos sentimientos con sus necesidades más primarias como el alimento, el abrigo o la procreación, y para ello invocaba a los fenómenos de la naturaleza, utilizando gestos miméticos a modo de danzas alrededor de una hoguera.

Comunicarse a través de la danza y del baile constituye un medio de expresión humana que ha traspasado todas las fronteras del tiempo, evolucionando con variados ritmos, formas y gestos. Y éste ha sido el origen de las diferentes manifestaciones rítmicas y expresivas actuales: Las danzas populares y folclóricas, la danza-jazz, los bailes de salón, el aeróbic o el mimo entre otros.

La danza y el baile

El hombre ha ido evolucionando a través del tiempo, en constante paralelismo con la danza. El hombre primitivo utilizaba la “fuerza” de su baile para conseguir de los dioses y de la naturaleza sus necesidades y deseos más primarios.

En la actualidad, el baile ocupa una parte importante de la cultura, el folclore y el tiempo de ocio de nuestra sociedad. Además, es un medio fundamental de expresión y comunicación entre las personas. Se compone de cuatro elementos fundamentales: El cuerpo, el espacio, la intensidad y el ritmo.

Las danzas populares y folclóricas

Si existe una forma de comunicación tan antigua como el hombre, ésta es la danza. Y si existe una única forma de transmitir la cultura, las tradiciones y las costumbres de cada pueblo o país, de generación en generación, ésta es la danza popular y folclórica.

Si tomamos las distintas Comunidades Autónomas del Estado Español, observaremos como cada una de ellas tiene uno o varios bailes típicos, que ayudan incluso a diferenciarlas geográficamente.

La danza-jazz

Entre los siglos XVI y XIX, como desgraciada consecuencia del esclavismo, fue llegando al continente americano un importante contigente humano que provenía de diferentes regiones de África, y que, por supuesto, tenía distintas raíces folclóricas, costumbres, etc.. Toda una mezcla de culturas que ayudó a la aparición de una nueva manera de entender la danza: la danza-jazz, que surgió a partir de la fusión de la danza moderna americana y la danza africana.

A principios del siglo XX, danza y música jazz se unieron persiguiendo un mismo objetivo: convertirse en una forma de expresión transmisora de las emociones y los sentimientos de la realidad histórica del momento, alejándose de sus orígenes más ancestrales de ritos y ceremonias.

Los bailes de salón

Parece ser que los bailes de salón aparecen a partir de la evolución de las danzas tradicionales y folclóricas de los campesinos y los bailes de máscaras organizados en la corte del rey Luis XIV de Francia.

En el siglo XV y, coincidiendo con el auge de la sociedad burguesa y la aparición de los salones de baile, se comienzan a practicar numerosos bailes que en la actualidad consideramos clásicos.

Un breve resumen de ellos es : El vals, el pasodoble, el bolero, la rumba, el fox-trot, el tango, el mambo y el rock & roll.

El mimo

Es una forma de hacer teatro en la que los actores representan sus emociones mediante gestos y movimientos corporales.

El origen del mimo es curioso y se le atribuye a un artista romano llamado Livius Andronicus que, después de numerosas representaciones se quedó afónico y tuvo que seguir narrando historias utilizando sólo sus propios gestos.

El aeróbic

Incluimos el aeróbic por su aspecto coreográfico, que lo convierte en un vehículo actual de expresión corporal. Debe su nombre a “la resistencia aeróbica”, que consiste en realizar ejercicios de baja y media intensidad al ritmo de la música. Se debe practicar manteniendo una postura y alineación corporal correctas que nos ayuden a realizar mejor los ejercicios y a prevenir posibles lesiones.