Experiencia docente

Profesorado. Práctica maestros. Metodología de trabajo. Actividades formativas. Enseñanza práctica

  • Enviado por: Gallardo
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 41 páginas
publicidad
cursos destacados
Cómo Comprar, Vender e Invertir en Arte Contemporáneo.
Instituto Superior De Arte - I/art
El Mercado del Arte se desarrolla en la actualidad a través de diversos agentes, lo que sin duda constituye también...
Solicita InformaciÓn

Las Artes en la Educación Primaria
Asociación de Enfermería
Diploma oficial homologado y baremable expedido por ASOENFERMERIA, válido para baremos de méritos, bolsa de trabajo,...
Solicita InformaciÓn

publicidad

Curso 2000 - 2001 Practicum III - Colegio Argantonio

Introducción.

ESTE TRABAJO está basado en las siete semanas de duración del Practicum del curso 2000 - 2001, y lo presento dividido en los siguientes bloques:

  • Primer Bloque. En el que presento un análisis sobre cómo funciona el aula donde desarrollo mi labor, su implicación dentro del Proyecto de Centro, los Contenidos, las Actividades, Recursos, Evaluación..., lo que llamaremos Análisis sobre la realidad escolar.

  • Segundo Bloque. En él llevo a cabo un análisis del antes (la preparación), el durante (la actuación) y el después (la evaluación) de mi actuación directa en el aula. Este bloque será titulado Descripción y análisis de mi actuación personal.

  • Tercer Bloque. Será la Evaluación global de mi práctica, es decir, la justificación de todas las intervenciones realizadas durante este período, la reflexión sobre mi proceso, los errores y aciertos...

  • Cuarto Bloque. Y una evaluación no puede realizarse completamente si no atendemos al día a día de mi estancia de prácticas, es decir, a lo que refleja Mi diario personal, que presento en un cuarto bloque anexo a mi informe de prácticas, a mano, tal y como fue escribiendo en su momento y sin realizar cambios. En él se refleja lo que yo he vivido y experimentado durante mi estancia en el Colegio Argantonio, todo lo que conforma mi proceso de socialización y actuación en este Colegio.

Curso 2000 - 2001 Practicum III - Colegio Argantonio

Análisis de la

realidad escolar

ME IMAGINO que la mejor manera para empezar a analizar la realidad escolar en la que me he desenvuelto durante mi periodo de prácticas, será explicar un planteamiento general.

Cuando leo el guión que se nos ofrece para observar diferentes apartados de la realidad escolar, tengo algunas dificultades para desarrollarlo, ya que: ¿cómo ver tantos apartados y planteamientos en una escuela que es puramente clásica? ¿còmo atacar tantos aspectos si lo único que he tenido como referencia (o casi) es el libro de texto?

Que conste que mi experiencia personal (en el sentido puro de lo que significa “personal”) ha sido muy satisfactoria, pero hay muchos detalles en los que creo que me he quedado algo “cojo”, pues no he podido observar experiencias del tipo que tanto nos hablan los apuntes de la facultad.

Lo mío ha sido más un regreso a la infancia, al sistema que utilizaron conmigo, con muy pocos cambios (nombres de asignaturas, por ejemplo) y a ponerme del otro lado, del enseñado al enseñante.

De todas maneras intentaré de la mejor manera posible hacer un análisis desde la teoría y desde la práctica de la realidad que he podido ver, con casi todas las reflexiones que me han venido a la cabeza durante este período.

Curso 2000 - 2001 Practicum III - Colegio Argantonio

Planificación.-

Como decía antes, el análisis que voy a realizar es doble: desde la teoría y desde la práctica. Y esto comienza ya desde lo que es la misma planificación de la actuación educativa, ya que una cosa es lo que se (im)pone y otra la que se lleva a cabo.

Así, el Colegio Arganatonio en su línea metodológica analiza varios aspectos muy a tener en cuenta:

  • Desarrollar el espíritu crítico, la capacidad de discusión y de decisión y la voluntad colectividad de transformación de la realidad social.

  • Admitir la diversidad de ritmos evolutivos y de capacidades intelectuales.

  • Dar importancia tanto a la relación educativa como a la adquisición de técnicas y contenidos básicos.

  • Cultivar la investigación, la adquisición de conocimientos y la sistematización científica de cara a una utilización práctica, y que no haya desconexión entre la teoría y la práctica, entre trabajo y estudio.

  • Fomentar la actividad y la iniciativa frente a la búsqueda de los conocimientos.

  • Tener en cuenta su desarrollo psicológico en la programación y los niveles.

Pero en realidad la programación educativa está más destinada a la

consecución del mayor número de objetivos posibles, a metas a las que llegar, porque eso es al fin y al cabo lo que se pone en las calificaciones, el haber superado o no unas metas educativas.

Curso 2000 - 2001 Practicum III - Colegio Argantonio

No puede uno sino sonrojarse cuando lee que la programación y la planificación afecta al proceso de enseñanza - aprendizaje y los objetivos educativos deben tener en cuenta las necesidades e intereses de los alumnos. La programación aquí parte del libro de texto, sin interés o posibilidad de cambio, y desemboca en unas actividades, recursos, temporalización, evaluación que son los que marca el libro, y si se cambia algo es por cuestión de hacer más en menos tiempo.

El trabajo está organizado en torno a temas (por ejemplo: los adjetivos, simetría, relieve de nuestra comunidad...) y sobre el se trabaja a través básicamente de ejercicios repetitivos, aprendizaje por memorización y poco más.

Es verdad que el método es eficaz a primera vista, pero por lo que uno ha podido observar se cae con demasiada facilidad. Los alumnos aprenden un concepto a corto plazo, y si aprenden después algo, olvidan gran parte de lo anterior, y le es muy difícil relacionar conceptos e utilizar la intuición.

Pero esto, el aprender lo máximo en el menor tiempo, creo que desgraciadamente es signo de nuestros tiempos, donde se da mayor importancia a la productividad que a otra cosa.

Para complementar de alguna manera lo expuesto anteriormente, presento el informe de evaluación de Educación Primaria (anexos 1 y 2), para que se puedan observar que objetivos se deben superar en los dos primeros trimestres.

Contenidos.-

En lo referente a los contenidos, como decía antes, estos son designados por el libro de textos, y por tanto, sagrados e intocables. Temas como concepciones previas, formas de razonamiento, temas transversales o aspectos afectivos quedan excluidos del currículo, o en algunos casos, sólo aparecen sobre el papel.

Curso 2000 - 2001 Practicum III - Colegio Argantonio

En el libro de texto el contenido pertenece a un ámbito de saber especializado, académico, dirigido sólo a la realización de una serie de tareas. Son las disciplinas, cada una por separado, las que marcan los contenidos y rara vez hay interacción entre ellas. Cada área tiene una serie de contenidos que los alumnos deben aprender (nada de descubrir, por supuesto) encaminados a la adquisición de un saber científico.

Este material es elegido, según el profesor, como la manera más “rápida, fiable y eficaz” de que aprendan los alumnos

Como buena clase tradicional, el trabajo en clase, y por lo tanto los contenidos que se trabajan son de carácter homogéneo, sin atender a posibles necesidades individuales o diferentes ritmos de trabajo. Además no se parte de las concepciones previas de los alumnos, aunque se iguale el saber con la experiencia de los alumnos, que es diferente. No hay trabajo cooperativo, ni grupos flexibles en los que indagar o realizar actividades, ya que los contenidos que incluye el libro se dirigen al alumno en lo individual.

La representación de estos contenidos se organiza a través de una serie jerarquizada de unidades temáticas, en el que poco a poco los mensajes (culturales o científicos) se van haciendo más complejos. La información es casi exclusiva de los textos, quedando informaciones de otro tipo (gráficas, audiovisual) como mero relleno en el que apenas se incide.

Es el texto remarcado en cuadros de colores el que marca lo verdaderamente importante, lo que es obligatorio saber y adquirir.

El objetivo que pretenden estos contenidos es la consecución de unos ciertos componentes cognitivos, y por lo tanto, referencias a lo cultural, personal o social, quedan totalmente excluidas por “ineficaces”.

Como tema transversal, e intentado conseguir una orientación ecologista a las unidades que los alumnos van aprendiendo, el libro de Conocimiento del Medio presenta un apartado llamado “Senda Verde”, pero en la realidad del aula este se dea completamente de lado. Si podemos entenderlo como temas transversales, el profesor sí de vez en cuando realiza reflexiones (donde pueden participar los alumnos) que se relacionan con los contenidos, aunque son debates dirigidos y con poca capacidad de desarrollar un verdadero juicio crítico (por ejemplo, estudiando las fuentes de energía, el profesor habla a los alumnos sobre lo “guarros” que somos los gaditanos, y los alumnos apoyan su pensamiento exponiendo casos particulares).

Curso 2000 - 2001 Practicum III - Colegio Argantonio

Que conste que estas reflexiones van dirigidas al ámbito de sólo tres asignaturas: Lengua, Matemáticas y Conocimiento del Medio, por que las demás son “entretenimientos” o algo por el estilo y no existe un planteamiento metodológico sobre ellas.

Por ejemplo, en el campo de la Educación Artística, el trabajo sólo queda en rellenar láminas, y su corrección se limita a comprobar si se han hecho o no. Casos parecidos ocurre con disciplinas como la Educación Física o la Música.

Actividades.-

Las actividades que realizan los alumnos son las que marcan los libros de texto de las diferentes asignaturas. Se trata de actividades homogéneas para el conjunto de la clase, que todos deben hacer en el mismo tiempo y al mismo ritmo.

Son actividades sobre todo de comprobación de lo aprendido en la teoría, que se resuelven básicamente a través de la consulta del propio material. Las actividades propuestas se centran en procesos de aprendizaje memorísticos o de recuperación de información.

Por lo tanto no hay lugar en la realización de actividades ni a la construcción de materiales, la comprensión significativa o la expresión personal.

De todas maneras el alumno no presenta una frustración ante la manera de realizar y presentarse las actividades, porque, como algunos me comentaban, es la única manera que conocen y a las que están acostumbrados. Más que una motivación intrínseca, los alumnos realizan las tareas por dos circunstancias: por que hay que hacerlo y para competir entre ellos, situación esta última que trae problemas a veces en el aula.

Son actividades sólo dirigidas al concepto memorístico, y la referencia a otras dimensiones son excepciones. El libro de texto propone a veces ejercicios dirigidos más a la reflexión que a la realización donde entran componentes afectivos o sociales, pero estas actividades suelen ser excluidas del trabajo de clase.

Curso 2000 - 2001 Practicum III - Colegio Argantonio

Sólo en contadas ocasiones la clase realiza actividades de este tipo, pero dentro del gran grupo, mientras el profesor explicaba la materia.

En cierta media las actividades trataban de seguir una estructura más constructivista del aprendizaje, pero era sólo en cuanto a la representación del material. Cada tema intentaba partir de las concepciones previas de alumnos, luego adentrarnos en el problema y al final comprobar lo que sabíamos. Pero en realidad ni actividades y menos los recursos iban dirigidos a un aprendizaje de este estilo.

Me imagino que como vende más presentar el material de esta forma lo harán así, pero en realidad para mí es vestir una educación de lo más clásica.

También es cierto que el papel desempeñado por el profesor no ayudaba demasiado a hacer adelantos, ya que su concepción transmisiva de lo educativo lo limitaba a “enseñar” conceptos teóricos básicos, dejando de lado la construcción del saber.

Me gustaría aclarar que aunque éste análisis sea demasiado crítico con el modelo utilizado en el aula en el que estuve durante mi periodo de prácticas, dentro de la clase el ambiente no es opresivo ni nada por el estilo. La actitud tranquila del profesor y la costumbre de los alumnos a realizar las cosas así, crean un buen ambiente en el aula, nada restrictivo, ya que a nadie se le castiga por ninguna circunstancia y rara vez se le reprime por su desarrollo intelectual, por ejemplo.

Curso 2000 - 2001 Practicum III - Colegio Argantonio

Recursos.-

El Colegio Argantonio está ubicado geográficamente dentro de la ciudad de Cádiz en una zona urbana de Extramuros, concretamente en la calle 24 de Julio, perpendicular a Tolosa Latour, entre lo que sería el Instituto Hidrográfico de la Marina y el puente de San Severiano.

Su extensión actual es de más de 5000m2, que se expandirían hacía la zona de la actual vía del tren, entre los bajos de un edificio de vecinos y otros edificios independientes que se han ido construyendo a posteriori de acuerdo a las necesidades educativas del Centro. Estos y otros hechos hacen que este colegio posea una arquitectura, o mejor dicho, una disposición, que podríamos al menos denominar como “peculiar”, ya que presenta demasiados desniveles y escaleras, lo que (como pude comprobar durante el período de prácticas) supone un perjuicio para la vida normal del centro. Por ejemplo, supone algún problema el desplazar a los alumnos desde el edificio donde se imparten las clases hasta el campo de deportes, sobre todo en días de mal tiempo.

Curso 2000 - 2001 Practicum III - Colegio Argantonio

El colegio dispone de varios jardines y de dos campos de deporte para la práctica de diferentes actividades, ya que además de lo deportivo también se utiliza para actividades recreativas, culturales o académicas.

Debido a lo complejo de su arquitectura no hago constar en estas memorias de mis prácticas un plano del Centro, aunque sí fotos para hacer más fácil su visualización.

Curso 2000 - 2001 Practicum III - Colegio Argantonio

Organización del aula.-

Para analizar un tema tan extenso como la organización del aula (que también complemento con otros datos sobre organización de centro) haré todo lo posible para explicar aquellas circunstancias en las que se produce el hecho educativo y usaré algunas reflexiones que apunté en el diario personal de clase y otros detalles que seguro me irán viniendo a la cabeza.

Para analizar los diferentes papeles o roles de profesor/es y alumnos, aclararé primero que ambos están en estamentos muy diferenciados, uno por encima del otro, y donde el sistema se acerca más al modelo autoritario que a otros modelos docentes.

Profesorado.

Durante las semanas que han formado mi periodo de prácticas, tras informarme de las características propias del centro, he podido analizar las relaciones que se dan en el profesorado.

Debido a que el colegio está dividido en dos y en el edificio en el que yo me encontraba sólo se encuentran los cursos de 3º, 4º y 5º, los profesores de estos cursos tienen muchísima más relación entre ellos que con los demás miembros del equipo docente que se encuentran en el otro bloque.

La gran mayoría de los profesores llevan muchos años trabajando en el Colegio, y por lo tanto, se conocen en gran medida. Las relaciones entre ellos, superando diferencias de carácter y de forma de trabajo, suelen ser bastante positivas, y entre ellos (aunque los alumnos de prácticas estemos delante) solucionan los problemas con sinceridad y confianza.

Curso 2000 - 2001 Practicum III - Colegio Argantonio

Al igual que he podido apreciar esta colaboración, también he podido ver la presión a la que están sometidos por parte del centro. El control riguroso que se realiza de su actividad docente, les hace estar a veces en tensión, pues son muchas cosas que llevar por delante. Claro está, los años de experiencia hacen que todo se lleve lo mejor posible y han aprendido a hacer determinados “rituales” de cara a coordinadores y directora.

Con respecto a los alumnos de prácticas, el claustro se mostró muy agradable y colaborando en todo lo que se estaba en sus manos. La relación alumnos de prácticas - profesores (por lo menos en el edificio en el que yo estaba, en el que éramos un total de 4 alumnos de prácticas) han sido muy buenas y hemos podido acceder a más cosas de las que imaginaba en un principio.

La relación con mi tutor ha sido también muy buena, dejándome claro desde el principio que yo podía intervenir en clase cuando quisiera y viera necesario, aunque estuviera él explicando. Aunque se encuentra en una época de cierto cansancio y desilusión en lo que respecta a su práctica educativa, en todo momento se ha mostrado siempre disponible y me ha tenido en cuenta haciéndome aclaraciones y explicaciones de todo tipo. En este sentido, creo que como el resto de los alumnos de prácticas con los que he estado más en contacto, puedo sentirme afortunado, pues es duro entrar en un aula donde eres un extraño, y donde tus “funciones” no están muy delimitadas.

En el caso concreto de mi profesor - tutor, su labor está muy condicionada por una buena parte de desencanto hacia la sociedad y hacia el sistema educativo. Y eso que conste que la educación es el tema que le gusta, pero como viene repitiendo una y otra vez, ha dejado de luchar por cambiar algo, se ha convertido en un “bendito conformista”.

En el aula es él quién lleva la batuta, quién organiza y quién decide, y las decisiones que pueden estar en manos de alumnos son nimios e irrisorios.

Curso 2000 - 2001 Practicum III - Colegio Argantonio

Alumnado.

Partiendo del análisis que he estado llevando durante mi periodo de prácticas sobre el alumnado del Colegio Argantonio (y no sólo los alumnos de mi clase, sino también de otras clases que he tratado en recreos o diferentes actividades) debo decir que el ambiente que he vivido es de normalidad y respeto, hecho que explico: en una primera visión, o mejor dicho, superficialmente, uno observa que hay niños de todo tipo: trabajadores, tranquilos, encantadores, pero también “pasotas”, traviesos, y problemáticos... pero el trato con ellos te hace llegar a la conclusión de que hay pocos niños que se “salgan de la línea”, es decir, que provoquen mucho problema dentro del centro educativo.

En las mismas charlas con mi profesor - tutor él dejaba claro que los alumnos de este colegio no presentaban ningún problema si lo comparábamos con las situaciones que se producen en otros colegios de la misma ciudad. Tal vez se aprecia que son niños, por decirlo así, más “consentidos”, pero ni siquiera por eso son capaces de provocar problemas de falta de respeto hacia los profesores y demás miembros de la comunidad educativa del colegio.

De todas las maneras, uno también es consciente de que detrás de este buen comportamiento hay bastante de “fingimiento” en su actitud (esto lo he podido apreciar no sólo en el alumnado de Primaria, sino también en Secundaria y a veces en Bachillerato y COU).

La mayor parte de los alumnos del Colegio Argantonio entra con poca edad, y, salvo que se produzcan diferentes cambios en su vida, siguen escolarizados en el centro, al menos, hasta terminar la Secundaria. Pues bien, el comportamiento hacia la autoridad bien representada por profesores, por la coordinadora o por la directora es siempre correcto y de total respeto. En el caso de no cumplirse esto, todo alumno sabe lo que le sucede (llamada a padres, expulsión si se trata de falta grave, etc).

Hasta aquí todo bien, el problema está cuando aparece algún elemento nuevo, ene este caso la de los alumnos en prácticas. A pesar de que los alumnos están acostumbrados a la presencia de estos “profesores” y de que en cierta manera adquieren el papel de profesor, el alumno sabe perfectamente que no eres un profesor y que, por lo tanto, se puede permitir tanto tener más confianza (que es agradable, aunque puede provocar algunos problemas) como “pasar” de ti cuando se de el caso.

Curso 2000 - 2001 Practicum III - Colegio Argantonio

En este sentido son muy listos y saben jugar muy bien sus cartas; juegan contigo porque saben que no los vas a delatar, y te consideran algo a medio camino entre un “amiguito” y un “profesor”.

En el caso de que se trate de algo más o menos grave y se lo hagas saber a su tutor, tampoco las consecuencias son las mismas que si esa misma falta se cometiera con él. Así que, al final, se salen con la suya.

Es una especie de círculo vicioso, que no sólo se da en la escuela sino también en sus casas

Interacción profesor - alumno.

A nivel general la interacción profesor - alumno considero que es en general bastante positiva, dentro de lo que cabe (respeto a las normas tanto del aula como del centro).

Las clases son llevadas a cabo por el profesor, y la estimulación que se les pueda dar a los alumnos para implicarse activamente en el aprendizaje es escasa. Ellos no toman ninguna decisión, ni proponen actividades, ya que todo está perfectamente programado. Al menos dentro de la actitud a la hora de enseñar por parte del profesor, se denota un intento por llevar las explicaciones del libro a la vida cotidiana del alumno, ya sean a través de ejercicios de Matemáticas, Lengua , Conocimientos del Medio o Religión.

A pesar de esto, la mayor parte del tiempo se dedica al trabajo por parte del alumno de los ejercicios propuestos, trabajo que se realiza de forma personal, ya que en el tiempo que yo he estado de prácticas no se han realizado ningún tipo de actividad por parejas o grupos pequeños, y muy pocas en gran grupo.

Las explicaciones son puntuales, una especie de introducción a los ejercicios que después se harán. Como dije antes, todo está programado dentro del trabajo en clase, se sabe que se debe hacer cada día, que actividades, que explicar, salidas...

Curso 2000 - 2001 Practicum III - Colegio Argantonio

En cualquier momento los alumnos pueden interrumpir la intervención del tutor, siempre y cuando sea para algo relacionado con lo que se está explicando, no para otros temas de clase. Cuando están trabajando, por normalidad no se pregunta, porque “deben hacerse antes todas las preguntas” (como dice el mismo profesor a los alumnos).

El profesor siempre se sitúa al frente de la clase, dejando clara la posición de autoridad que ejerce con respecto a sus alumnos, o bien sentada en su mesa o en la pizarra (por cierto, la pizarra se utiliza poco para explicaciones y más para poner ejercicios). En pocas ocasiones, salvo al principio del trabajo personal, se acerca a las mesas de los alumnos. Son ellos los que, por cualquier motivo, se acercan a ella, pero como saben aprovecharse de las circunstancias, para las dudas suelen utilizar más al alumno de prácticas.

Los alumnos si tienen bastante libertad de movimiento. Salvo cuando se explica o se discute algo en clase, el alumno puede levantarse cuando quiera para tirar algo a la papelera, sacar punta, coger un cuaderno o pedir materiales a otro compañero, siempre y cuando no provoque demasiado escándalo.

Los sitios que ocupan en el aula los decide el profesor, teniendo más en cuenta aquellas personas que no deben estar juntas o que deben estar más separadas del resto del grupo que afinidades o personas más convenientes como compañero para cada alumno. De todas maneras intenta seguir las pautas marcadas en sociogramas, los gustos de los alumnos (siempre y cuando se pueda)...

Dentro de la clase no existen encargados de ningún tipo, es decir: no existe delegado, ni encargado de ninguna responsabilidad. De todas formas, distintas acciones dentro de la normalidad de la clase (coger cosas de las estanterías, repartir entre los compañeros, ir a secretaría, etc) suelen quedar más o menos en manos de cuatro o cinco alumnos, que son por decirlo así, los “responsables” de la clase, aunque el profesor intente a menudo dar responsabilidad a otros alumnos.

En ningún caso los alumnos eligen las actividades a realizar, éstas siempre vienen impuestas por el profesor. Él siempre tiene que marcar la pauta del trabajo, son incapaces de tener iniciativa propia por lo general.

Curso 2000 - 2001 Practicum III - Colegio Argantonio

Las únicas pruebas que se realizan son los exámenes, pero por lo general los niños no son agrupados según la habilidad medida por pruebas. En un par de ocasiones si se han propuestos actividades para mejorar la nota final de la asignatura, pero los alumnos son conscientes de que la nota está en los exámenes, y no se esfuerzan mucho en estas actividades para subir nota.

El profesor conoce las capacidades generales de cada alumno y las necesidades de cada uno, pero muchas veces no encuentra tiempo para preocuparse de los problemas (tanto a nivel de estudios como a nivel de relaciones, familia, etc) personales de cada uno. La discusión sobre que alumnos deberían repetir le trae dudas, ya que en ocasiones es difícil diferenciar que niños no hacen las actividades bien por falta de interés o por que no son capaces de llegar a ciertos conocimientos.

De acuerdo con el estilo de aprendizaje, el profesor utiliza el mismo medio didáctico para todos los alumnos de la clase, las lecciones y tareas del profesor se ofrecen a la clase entera, sin realizar pruebas o exámenes diferentes. La única excepción dentro de mi periodo de prácticas en mi clase, ha sido un alumno al que ayudé a realizar ejercicios o reforzar algunos conceptos, pero por lo visto era la primera vez que esto se hacía en la clase. También en lo referente a materiales y libros de texto, todos los alumnos tienen los mismos.

El profesor intenta buscar momentos de acercamiento con sus alumnos; intenta hacer lo posible por enterarse de todo aquello que les afecta, y en ese sentido yo fui una especie de “cómplice” para él. Ahora bien, en ningún momento trata de averiguar lo que le interesa aprender a cada alumno, simplemente se ajusta a los programas impuestos, eso sí, intentando sacar el mayor partido de cada uno de sus alumnos.

Continuando con el ritmo de trabajo de la clase, todos los alumnos realizan la misma cantidad de trabajo, aunque, eso sí, los que no lo terminan a tiempo llevan el trabajo a casa o cogen una parte del tiempo de recreo, mientras los que lo acaban demasiado pronto, se ponen a terminar trabajos atrasados o coger ciertas actividades que quedan más para estos “tiempos muertos”: Mi Amigo el diccionario (Cuadernillo de lengua, dedicado a ejercicios referentes a la ortografía), páginas de Plástica, aprenderse poemas de Mi Primer libro de poemas, etc. En ningún caso adelantan a sus compañeros, ya que todos comienzan los temas al mismo tiempo.

Curso 2000 - 2001 Practicum III - Colegio Argantonio

El tutor lleva un seguimiento continuo de la evolución de cada uno de los alumnos a través de controles, a la vez que posee informes sobre el desarrollo intelectual, físico e emocional de cada niño de manera detallada y exhaustiva.

Interacción alumno - alumno.

En lo referente a la relación existente entre los alumnos estos son niños que, en su mayoría, se conocen desde que comenzaron el ciclo de Educación Infantil.

A nivel general puedo decir que las relaciones que se dan entre ellos son buenas, pero sin un clima de “grupo” unido, de relaciones de todos con todos, sino que prima más el individualismo y las parejas o tríos.

En la clase se producen a menudo disputas, pero casi nunca son de importancia o gravedad, sino pequeños “piques” por cosas tanto que pasan dentro como fuera del aula (jugando en recreo, haciendo ejercicios, chivarse, insultar...).

Por desgracia si existen marginaciones dentro de la clase, sobre todo con una alumna a la que casi todos desplazan y esperan a la mínima para “chivar” las cosas que hace al profesor. De todas maneras no existen casi ningún mote dentro de la clase, o por lo menos ninguno que sea fijo, sino pequeños motes que duran días, y que incluso son aceptados por los alumnos que poseen uno.

Aunque casi todos se conozcan desde tiempo, no puedo decir que sea una clase muy unida, aunque se soportan bien entre ellos. También les repercute la fama (que tiene un tanto de cierto) de que son “la peor clase de cuarto”, cosa que a veces les molesta y a veces les enorgullece.

Tampoco hay situaciones de liderazgo muy definidas a mi parecer, pese a que según muy profesor esta caiga en tres alumnos de la clase (“El Trío Calavera”, como él le llama) que son los que tienen más problemas de indisciplina. Es verdad que estos alumnos son referente para los demás porque son “listillos” y “graciosillos” (como decían algunos de sus compañeros), pero cuando pretenden que toda la clase haga algo, tampoco es que cuenten con el respaldo de todos.

Curso 2000 - 2001 Practicum III - Colegio Argantonio

Distribución espacios y materiales.

Pero centrándonos en el análisis del aula, lo primero que haré será analizar físicamente el lugar donde los alumnos realizan la mayoría del trabajo diario, acompañando este análisis con un plano y un dibujo del aula para facilitar su comprensión.

Curso 2000 - 2001 Practicum III - Colegio Argantonio

Curso 2000 - 2001 Practicum III - Colegio Argantonio

Para una mayor comprensión del plano o croquis, voy a interpretar el código de colores:

  • Verde. Pupitres de los alumnos.

  • Marrón. Mesa del profesor.

  • Rojo. Armario en el que se guardan:

  • Cartulinas.

  • Materiales nuevos que el profesor se encarga de repartir cada cierto tiempo (lápices, gomas, sacapuntas, cuadernos de varios tipos...).

  • Trabajos realizados por los alumnos.

  • Máquina de escribir.

  • Paños.

  • Objetos personales del profesor.

  • Azul. Estanterías separadas en casilleros en los cuales los alumnos guardan sus carpetas, exámenes, trabajos, materiales, Biblia, diccionarios, etc. No existe biblioteca de aula.

  • Negro. Pizarra situada al frente de la clase, con un halógeno que facilita la visión.

  • Amarillo. Perchas. Por cierto, escasas y mal colocadas, ya que la clase es pequeña, y las cosas que se dejan en la percha (imagino que mucho más en Invierno) estorban a los alumnos que se sitúan en las bancas del fondo.

  • Naranja. Corcho con el horario de la clase, un mapa de Palestina, un par de oraciones y un dibujo sobre la superación en el estudio.

  • Rosa. Papelera.

  • Gris. Puertas.

  • Morado. Morado.

El aula no es muy amplia, apenas permite movimiento, tanto para los alumnos

como para el profesor. De hecho, cuando llegué tuve ciertos problemas para poder situarme con cierta comodidad en algún sitio. El aula no permite que se realicen algunas actividades de Plástica o el trabajo en grupo, por ejemplo.

Curso 2000 - 2001 Practicum III - Colegio Argantonio

Otro de los inconvenientes que presenta el aula sería la colocación de una columna que perjudica la visualización de varios alumnos hacia la pizarra o el profesor, y también del maestro hacia los alumnos, así el alumno que está situado detrás de la columna tiene que estar algo doblado.

En el tema de iluminación, he podido comprobar que esta es bastante buena, ya que la clase posee un total de cuatro grandes ventanas laterales que proporcionan a la clase bastante luminosidad. Además los tonos favorecen la luminosidad; las paredes de mitad hacia arriba son de color blanco y hacia abajo azulejos rosa pastel con molduras azules; las puertas son de color blanco con borde de madera y las mesas de los alumnos son también blancas, y por cierto, bastante limpias. Todo esto favorece la estancia en la clase, sobre todo en lo referente a ventilación y luminosidad natural.

El nivel de insonorización del aula es bastante bueno, a pesar de estar en contacto directo con la calle. La causa está en que es un callejón sin salida por el que nada mas circulan motos de alumnos del colegio y vehículos de vecinos o padres de los alumnos. A lo largo de mi periodo de prácticas, salvo un pequeño incidente con el nivel de ruido de las motos de alumnos del colegio, la verdad es que nunca he tenido problemas en este aspecto.

La verdad es que el aula no da mucho de sí, y por lo tanto, los alumnos pueden participar poco en la decoración o configuración del aula. De todas maneras, en otras clases anejas a la nuestra, los alumnos si participan en la decoración del aula colgando sus dibujos, adecuándolo a las fechas festivas más cercanas (en el tiempo que yo estuve Carnaval o Día de Andalucía).

Organización temporal.

Para explicar el desarrollo normal de la clase, los niños desarrollan su jornada escolar casi exclusivamente dentro de su aula, a excepción claro está, de actividades como la clase de Educación Física o los ensayos de las Primeras Comuniones (ya que pertenecen al cuarto curso de Primaria). Por cierto, la clase de Educación Física no se desarrolla dentro del mismo edificio donde se encuentra su aula (sólo presenta un patio muy pequeño y nada de pistas deportivas) sino en el edificio de enfrente, donde se imparten la mayor parte de los cursos.

Curso 2000 - 2001 Practicum III - Colegio Argantonio

La jornada escolar es diferente a los demás centros educativos de la ciudad, ya que presenta la jornada dividida en clases por la mañana y por la tarde, situación que por cierto provoca diferentes opiniones entre profesores y padres. Por lo que he podido escuchar y he comentado con mi profesor - tutor es una situación que está en estudio y discusión sobre su conveniencia o no.

El horario sería de Lunes a Jueves de 9:15 a 13:00 y de 15:30 a 17:30, y los Viernes la jornada se concentra sólo por la mañana en horario de 9:15 a 13:15. En total serían unas 27 horas lectivas a la semana.

Antes de adentrarnos en otra serie de detalles me parece conveniente el horario que se propone para la clase, que será condicionante básico para todo el trabajo a realizar. De todas maneras he dicho “que se propone”, ya que no se sigue ni mucho menos al pie de la letra lo que éste indica. Podríamos decir que existen 4 asignaturas y el resto de asignaturas serían complementarias. Las “fundamentales” serían: Matemáticas, Lengua, Conocimientos del Medio e Inglés (ésta última impartida por un profesor especialista, y por lo tanto la única que se atiene a un horario establecido).

HORARIO

Horas

Lunes

Martes

Miércoles

Jueves

Viernes

9:15/10:15

Lenguaje

Inglés

Matemát.

Lenguaje

10:15/11

Matemát.

Lenguaje

Matemát.

Gimnasia

11/11:30

Matemát.

Lenguaje

Lenguaje

Matemát.

11:30/12

Recreo

Recreo

Recreo

Recreo

Inglés

12/13

Música

Música

Religión

Plástica

Conoc. Medio

15:30/16:30

Conoc. Medio

Gimnasia

Conoc. Medio

Conoc. Medio

16:30/17:30

Religión

Taller

Plástica

Religión

Curso 2000 - 2001 Practicum III - Colegio Argantonio

Y en cuanto a la coordinación con otros profesores que actúan en el aula, debo decir que sólo existe un especialista, el de Inglés, pero a esa asignatura he asistido en muy pocas ocasiones, ya que yo me dedicaba a acompañar a mi profesor - tutor en sustituciones u otras tareas que tuviera que hacer en esa “hora libre”.

Pero en cuanto a la coordinación entre el tutor y el especialista, la palabra que más se acerca para definir esta situación sería “inexistente”, o más bien, sólo reducida a cuestiones de disciplina.

Esto no se debe a cuestiones de falta de entendimiento, sino más bien a una mala entendida libertad, según la cual, yo no me meto en tu actuación si tu no te metes en la mía.

Evaluación.-

En lo referente al tema de la Evaluación experimenté una doble visión sobre el tema: desde la teoría y desde la práctica.

Y me explico: la forma habitual de evaluar (práctica) es calificando una serie de objetivos de cada una de las materias que después conformarán la nota final de la asignatura. Pero durante el tiempo que permanecí en la escuela, los profesores asistieron a una escuela de formación donde lo que se recomendaba, lo que se veía como lógico y conveniente, era radicalmente diferente al sistema de evaluación usado (teoría).

Realmente, quitando detalles menos importantes, el sistema de evaluación utilizado no distaba mucho del que puedo recordar cuando yo era alumno de EGB.

Para todo el tema evaluativo el profesor disponía un “Cuaderno del Profesor”, donde iba apuntando diferentes calificaciones. Y no sólo de exámenes, sino de corrección de ejercicios, alguno de atención en clase, revisión de cuadernos... pero la verdad no puedo decir que muchas de esas notas sirvieran para algo.

Las notas que se tenían más en cuenta son las calificaciones de las pruebas escritas, y las demás únicamente si destacaban, tanto por lo alto como por lo bajo. Bueno, eso en las asignaturas “oficiales” de la clase (Matemáticas, Lengua y Conocimiento), por que las demás se movían por revisión de cuadernos o por impresiones del profesor.

Curso 2000 - 2001 Practicum III - Colegio Argantonio

Como el trabajo que se realizaba en clase era únicamente individual, las calificaciones (sé que el tema evaluativo no entiende únicamente de calificaciones, pero en este caso sí) eran personales, y se dividían en tres: bien, mal o regular. Salvo excepciones muy contadas, no se hacían anotaciones al margen de cada uno de los alumnos. Además, visto lo visto, creo que referirme a algo como “autoevaluación” resultaría hasta irónico.

La preparación del trabajo en clase se realiza sobre dos temas del libro de texto, y por lo tanto la evaluación se va realizando sobre cada par de temas. Se evalúan ejercicios del libro (más el haberlo hecho que hacerlo bien o mal), actividades complementarias (dictados, cuentas...), actitud en clase (como decía antes sólo si el niño es muy “bueno” o muy “malo”) y claro está, la prueba escrita.

En la prueba escrita, que por cierto es la misma desde hace años, se evalúa a los alumnos de conocimientos o habilidades similares o calcadas de las que aparecen en el libro de texto. Además, como comento alguna vez en mi “diario del profesor”, un aspecto interesante es que el día antes de la prueba se hace repaso de los contenidos de la asignatura, y el profesor, con el examen por delante realiza con los alumnos ejercicios casi iguales para que les quede asimilado. Sobre este tema, la opinión que tengo al respecto es bastante clara, ya que me parece absurdo que al fin y al cabo se realice una evaluación donde sólo interesa el final y no el desarrollo.

Finalizada la corrección de pruebas (en la que sí que participa el alumno, aunque de una manera muy pasiva) se pasan los resultados al cuaderno del profesor, y de este a una hoja de notas que recibirán los padres. En estas notas que reciben los padres cada dos temas, aparecen sólo los objetivos que no han alcanzado y tres calificaciones sobre los temas:

  • Atiende en clase.

  • Realiza la tarea.

  • Comprende lo explicado en clase.

Cuando veo las notas pasadas a limpio, es cuando más cuenta me doy de lo

equivocado que es este sistema de evaluación, ya que ni atiende a diversidades, ni evalúa el verdadero trabajo de los alumnos. Porque ¿es lo mismo un alumno que falla una pregunta porque no se la ha estudiado del que no ha leído bien el enunciado?. Pues cuestiones como éstas no se reflejaban en la evaluación, ni siquiera el profesor las tenía en cuenta.

En una sociedad donde lo que importa es la productividad, la competencia, la escuela no es ajena a este fenómeno, y tanto padres como alumnos le dan una importancia muy grande. Los alumnos compiten entre ellos, más por superar al compañero que por superarse a sí mismos, y también por no disgustar a sus padres.

Y la evaluación no influye lo más mínimo en el desarrollo de la clase, tanto para lo bueno como para lo malo: el profesor intenta no poner en ridículo al alumno con sus notas, pero también no intenta poner parches antes de salir granos con alumnos con más dificultades.

De todas formas, y para ayudar a la actividad docente, desde este año trabaja en el área de Primaria un psicólogo, que hace las veces de orientador escolar, y hace pruebas a los alumnos, trabaja con los que cree necesario, y los evalúa.

Pero bueno, tal vez un dato sirva para reflejar la situación “evaluativa” de mi profesor - tutor: todavía, a estas alturas de curso no se sabe los nombres de algunos de los alumnos.

Pero como decía, durante mi período de prácticas también conocí una visión diferente sobre la evaluación, o mejor dicho, más cercana a la que estudio en la facultad. No pude asistir a la formación del profesorado pero si pude leer tanto los documentos (que forman parte de los anexos de este practicum) como anotaciones de mi profesor - tutor.

Lo único que me comentó mi profesor - tutor sobre el tema es que lo que habían visto estaba muy bien, era muy interesante. Pero la verdad es que desde entonces no hubo ningún cambio, aún cuando algunos si eran posibles y sencillos. Bueno, la “bendita rutina” que tanto amaba mi profesor.

Curso 2000 - 2001 Practicum III - Colegio Argantonio

Descripción y análisis de la actuación personal.

EL TRABAJO que ha formado parte de mi actuación personal durante mi periodo de prácticas ha sido muy interesante, y mucho más comprometido que en el año anterior, donde tuve las manos más o menos atadas por completo.

De todas maneras debería aclarar en primer término que la situación ha sido algo singular, ya que he tenido dos experiencias: una como profesor que sigue el mismo estilo del tutor, y otra donde todo el trabajo recae sobre los alumnos de prácticas (ya que lo hicimos entre tres compañeros de prácticas).

Por eso en este apartado dedicado a mi actuación docente, irá explicada, de la mejor manera posible mi actuación más libre y personal (aunque después se verá que con matices) y mi actuación más condicionada y con poca capacidad de reacción.

No añado ninguna referencia sobre mi actuación docente en momentos donde mi labor sólo constaba en dar paso a la lectura y poco más, y que tuve que realizar en algún momento obligado por las circunstancias.

Comienzo haciendo un análisis sobre mi labor docente sujeta al libro de texto y al esquema de trabajo del profesor, que se trataba de un tema de Matemáticas, que no tuve tiempo de preparar, ya que el profesor me dejo ante la clase sin previo aviso.

El tema que a mí me tocó preparar “Simetrías”, de la asignatura de Matemáticas me pareció a primera vista un tema bastante atractivo y sencillo (por los juegos, los ejemplos, las actividades que podía propiciar) para exponer en clase.

Curso 2000 - 2001 Practicum III - Colegio Argantonio

Y digo a primera vista, porque, una vez realizada la experiencia, lo atractivo no lo dudo, pero en lo de sencillo difiero bastante, pues aunque parezca (y ellos mismos digan) que tienen los conocimientos adquiridos y que entienden lo que les has explicado, después se demuestra que no es así, sobre todo a la hora de realizar los ejercicios.

Otro problema con el que me encontré a la hora de realizar esta práctica de enseñanza es la “reglamentación” que existe en todo lo concerniente a cómo debe darse un determinado tema. El trabajo del tema, que duró una semana, debía incluir la realización de todos (o casi) los ejercicios, la explicación de más o menos dos páginas diarias, la alternancia con ejercicios de cálculo en el cuaderno de Matemáticas... aspectos que me dejaron las manos algo atadas a la hora de proponer actividades propias.

La verdad que lo “distinto” de mi intervención recayó más en la forma de hablar a los chavales, en utilizar más al grupo para hacer todos juntos los ejercicios, mayor participación de los alumnos en la corrección del ejercicio, y sobre todo, en llevar lo explicado dentro de lo posible a la vida cotidiana de los alumnos.

Cuando abrimos todos el libro y leyeron el título del tema, “Simetrías”, mostraron que sabían de que iba la cosa, que sabían lo que significaba, de que (unido a que se lo explicaba el profesor de prácticas) iba a ser un tema fácil. Así que decidí que lo primero que podíamos hacer es construir en todos el concepto de SIMETRÍA.

Fueron los propios alumnos los que dieron definiciones del término, y la mayoría de ellas, estuvieran mal o bien (cosa que yo no les decía) las apuntaba en la pizarra, ante la atenta mirada del profesor, que aunque no me dijo nada, parecía que no le convencía mi actuación.

Así que empecé a centrarme en el trabajo propio de la asignatura, diciéndole a los alumnos que conforme vayamos leyendo lo que nos explica el libro veremos si lo que ponían ellos en la pizarra es cierto o no lo es.

Curso 2000 - 2001 Practicum III - Colegio Argantonio

Sus afirmaciones eran del tipo:

  • Dos cosas que son iguales.

  • Algo que si lo partes por la mitad es igual.

  • Figuras iguales.

  • Cuadrados (¿?).

  • ...

La primera actividad que se nos proponía es ver si en una serie de dibujos(una

mariposa, una iglesia) había o no simetría a través de una pregunta del tipo ¿Qué ocurre si doblas cada una de estas ilustraciones por la línea de puntos?. Me pareció más interesante que la actividad la hiciéramos nosotros, haciendo un dibujo sobre una hoja del cuaderno de matemáticas.

Los alumnos quitaron una hoja de su cuaderno, la doblaron por la mitad, he hicieron un dibujo; después recortaron (no sin alguna dificultad) los límites del dibujo y entendieron según ellos de que hay les salía una “figura doble”. Lo que si vieron es la idea de que en este caso el doblez de la hoja correspondía a la línea de puntos que se nos presentaba en el libro. Incluso alguno de ellos habían hecho dibujos “simétricos” porque sabían de que iba la cosa.

El segundo ejercicio que se nos proponía fue interesante, ya que a la pregunta de si ¿Podrías hacer coincidir una mano sobre la otra sin darle la vuelta?, todos se pusieron a intentar estrategias, e incluso alguno hacía juegos que había aprendido con las manos. Cómo intenté enseñarselo en plan juego, la verdad es que la cosa se desmadró un poco y buena parte de ellos terminaron tocando las palmas, aunque ese detalle no era cosa infrecuente dentro del desarrollo normal de la clase.

Estos ejercicios se completaron con otros dos o tres que hicimos entre toda la clase, e incluso ellos proponían situaciones “reales” en las que había simetría. Por ejemplo un alumno proponía a la sombra como una simetría de nosotros, tras ver el dibujo del cisne reflejado en el agua, pero entre todos (bueno, también intentando convercerlos un poco) vimos que la sombra es una proyección de nosotros, pero en la realidad no es completamente simétrica, sino que es o más achatada o más alargada.

Curso 2000 - 2001 Practicum III - Colegio Argantonio

Como ese día parte de ellos tenían ensayo del día de Andalucía, dejamos la actividad por ese día, y los alumnos que se quedaron en clase se pusieron a hacer un par de ejercicios de cálculo (dos multiplicaciones y dos divisiones) y los dos primeros ejercicios, que aparecen en la página 233 de las fotocopias del tema de Simetría.

Al día siguiente teníamos que ver el tema de la simetría en los polígonos regulares. El profesor, avisándome, me dijo que el tema de las figuras geométricas era un tema que nos les gustaba nada y que seguro que me pondrían algún problema. Y en parte así fue.

Al empezar a leer lo que venía en el libro, lancé la pregunta de que eran las figuras geométricas, la verdad, nada original, pero que en realidad era lo que me interesaba para acercarme a lo que ellos sabían. Pese a lo que me había advertido el profesor, casi todos los alumnos que hablaron (voluntariamente o no) tenían más o menos claro el concepto de figuras geométricas.

Para comprender la simetría en estas figuras el mismo libro proponía la utilización de libro de espejos, pero debido a la escasez de tiempo y a otras circunstancias a las que he aludido anteriormente, tuvimos que pasar casi directamente a una ligera explicación de la teoría y a ponernos rápidamente a trabajar en las actividades, ya que antes había que explicar la siguiente página, pero cómo se ven en las actividades de la fotocopia, estas iban acerca de cómo formar figuras simétricas en hojas cuadriculadas.

Aquí decidí hacer la actividad que proponía hacer el libro. Por parejas, cada alumno dibuja en un papel del cuaderno de matemáticas la mitad de un par de “medias” figuras con su eje de simetría, y después se lo intercambiaban para que el compañero rellenara la parte que falta, y luego entre los dos colorearlo.

Las actividades de este tipo eran muy fáciles para ellos. La verdad es que echaron mucho más tiempo en colorear (y sobre todo en pedir colores) que en otra cosa. La razón de que les fuera tan fácil no sólo estaba en que los ejercicios fueran sencillos o no, sino sobre todo en que poco tiempo atrás (según me enteré más tarde) habían hecho ejercicios muy parecidos pero en el cuaderno de Plástica.

Entre una cosa y otra, así fue el segundo día con la asignatura.

Curso 2000 - 2001 Practicum III - Colegio Argantonio

Para el tercer día pasó tres cuartos de lo mismo que con lo dicho anteriormente. Los niños habían “estudiado” esos conceptos (que esta vez se referían a pares de figuras geométricas) en otra asignatura, así que hay poco que decir de mi intervención. Tal vez fueron más ellos los que hablaron en la explicación de las páginas del libro, ya que yo veía que eran términos que controlaban.

Por decirlo así, la sorpresa tal vez llegó cuando nos pusimos a corregir los ejercicios y había un buen número de ellos que habían fallado, por lo que tuvimos que volver a explicar algunos conceptos. Después comprobé que los fallos se debían más al despiste, copiarse de la tarea del compañero, etc, más que a fallos de entendimiento de lo simetría en sí.

Y por último el cuarto día, ya que el quinto se dedicó a realizar ejercicios de cálculo y terminar los atrasados, se reservó para, a través de la realización de varios ejercicios (algunos del libro y otros no; algunos en gran grupo y otros individuales) a recapitular sobre todo lo que se había dado.

Para completar la información sobre este tema incluyo en los anexos la programación de objetivos, contenidos, etc que proponía el libro de texto.

Curso 2000 - 2001 Practicum III - Colegio Argantonio

En cuanto a mi actuación más libre tengo que decir que fue más en la planificación que en la posterior actuación como ahora explicaré y como aparece más detalladamente en mi “diario del prácticas”.

Uno de los proyectos, por no decir EL proyecto que marcó mi estancia en el Colegio Argantonio, fue la realización de una feria con motivo del día de Andalucía, que implicaba sobre todo a los alumnos de 2º ciclo de primaria, y que por lo tanto, al estar yo en una clase de 4º, me tocó en parte participar de manera activa.

Este proyecto, que se llevaba preparando desde principios de curso, marcó bastante mi actuación, ya que me veía obligado a realizar diversas tareas (puramente educativas o no) referentes a ese acontecimiento. Y una de las tareas que la profesora encargada de la feria nos encomendó (y con lo que estuvimos de acuerdo) fue la realización de un dossier para los profesores de 2º ciclo de primaria para que trataran en clase diversos contenidos relacionados con nuestra comunidad autónoma.

Como decía antes, esta fue mi actuación más libre, pero no puedo negar que sí estuvo sometida a una serie de controles o factores: la supervisión de la profesora, el hacerlo dentro de las características del profesorado de ese ciclo, la escasez de recursos, tiempo limitado...

Fue una experiencia muy interesante el realizarlo, pero la puesta en práctica la verdad es que resultó algo frustrante, ya que, tan absorbido por las preparaciones de la feria, ni mi actuación docente ni la de otros profesores fueron tan productivas como esperábamos.

Curso 2000 - 2001 Practicum III - Colegio Argantonio

Evalución global

De mi práctica

ES DIFÍCIL realizar un apartado como éste, ya que aquí habría que resumir tantas experiencias vividas que es difícil centrarme en lo que sería en si el proceso de socialización y el proceso educativo que he vivido.

En cuanto a la relación con el personal docente del centro, lo cierto es que las relaciones han sido mucho más fáciles de lo que esperaba. La mayoría de los profesores con los que teníamos un cierto contacto se acercaban siempre a preguntarnos como me iba o siempre estaban disponibles a responder cualquier tipo de duda.

En especial con los tres profesores de mi curso y con el especialista de Inglés lo que me ha sorprendido es la normalidad con la que hablaban con nosotros o entre ellos con los alumnos delante. Puede que sean muy diferentes entre sí, que haya conflictos entre ellos, pero la verdad es que, por decirlo así, se dicen las cosas a la cara.

Con el profesor con el que he estado en mi periodo de prácticas, la relación ha sido muy satisfactoria. Pese a ser una persona de carácter extrovertido, manteníamos muchas conversaciones sobre distintos temas, e incluso él me preguntaba mi opinión a la hora de tomar buen número de decisiones. Por ejemplo, me preguntó acerca de aquellos alumnos que debían repetir, las relaciones entre algunos de ellos, cómo dar ciertos conocimientos. Creo que ha existido un clima de confianza mutua.

Curso 2000 - 2001 Practicum III - Colegio Argantonio

Con los niños la cosa también ha sido muy satisfactoria. Mi clase era dura dentro de la regla general del centro, pero la verdad es que entre todos se ha creado un buen ambiente, pese a existir días de tensión. La verdad es que no me han tomado al cien por cien como un profesor más, sino como un adulto que les echaba una mano y les proponía juegos y demás.

Es gracioso, pero los niños más revoltosos, con los que yo he tenido que ponerme más serio e incluso estar encima de ellos para que terminen la tarea o para que no molesten han sido al final los que más relación de afecto han tenido conmigo. Como me dijo el profesor el último día cuando vio a uno de los “malos” abrazarse a mí: “al final será verdad lo de que a los niños les gusta que le den caña”.

Lo peor de toda la experiencia es que se termina cuando uno empieza a “cogerle el tranquillo”, cuando se encuentra más cómodo en el sitio. He salido con más dudas de las que entré, pero no porque no haya encontrado ninguna respuesta, sino más bien porque he encontrado muchos más matices en esto de la educación. Uno aquí descubre lo bueno y lo malo de estar tantas horas con los alumnos, el placer de enseñarles, pero también el cansancio que nos derrota a veces.

Por decirlo así, aunque parezca contradictorio, entré muy ilusionado por poder enseñar y al poco he salido aún más ilusionado por aprender mucho más para llegar a poder ejercer mi profesión con la preparación adecuada.

EN CUANTO a sí ha cambiado la concepción que tenía acerca de la educación, puedo decir que en aspectos generales esto no sólo no ha cambiado, sino que incluso se ha afianzado, tanto en lo positivo como en lo negativo.

La educación no solo puede estar en manos de los maestros, sino que estos están en continuo proceso de educación. Con esto quiero decir que, al tiempo que educamos nosotros seguimos educándonos, gracias a nuestros alumnos, a nuestros compañeros, a los avances en educación, etc.

Es verdad de que hay muchas cosas de que son difíciles, por no decir imposible, de llevarlos a la realidad del aula, pero lo que me parece aún más cierto es que hay ciertos métodos que no se hacen por pereza o por que necesitan un trabajo más constante.

Curso 2000 - 2001 Practicum III - Colegio Argantonio

Aunque mi colegio tiene un estilo conservador en relación a temas de disciplina, he visto, sobre todo en mi clase, que el tema se realiza con completa normalidad, y aunque hay castigos, estos no son desmesurados y son más que nada llamadas de atención.

Los profesores con los que he tratado son conscientes de que los alumnos que tienen delante suyo son niños. Esto, que parece una obviedad, es a veces difícil de mantener, ya que a veces los profesores pueden tratar a los alumnos como si fueran adultos bajitos. Y esto lo he notado con mi profesor sobre todo en dos temas:

  • En la disciplina. Los niños pueden estar alborotados, y si los ejercicios que les proponen no les resultan interesantes, es difícil mantenerlos callados.

  • En las explicaciones. Mi profesor insiste a menudo en que en estas edades son los conocimientos los que deben adecuarse a los alumnos, no al revés.

TEMA _: SIMETRÍAS

En esta unidad estudiamos las simetrías en los objetos. Para ello distinguimos

entre figuras que guardan alguna simetría (con ejes de simetría en el interior) y figuras que son simétricas con respecto a un eje de simetría (el eje de simetría no pasa por el interior de las figuras sino que está entre ambas).

Nos ayudaremos de diferentes procedimientos para detectar y construir figuras simétricas: cuadrículas, observación en el espejo, plegado del papel... Las situaciones que planteamos en esta unidad muestran siempre objetos relacionados con el entorno cotidiano, haciendo, a la vez, una aproximación a las figuras geométricas simétricas y al número de ejes de simetría de algunos polígonos regulares.

Para finalizar, y en el apartado dedicado a la educación en valores (ARCOIRIS) se presentan algunos animales en peligro de extinción y se hace hincapié en su ciudado y conservación.

CONTENIDOS.

Conceptos.

  • Figuras con eje de simetría y figuras sin eje de simetría.

  • Eje de simetría. Trazado.

  • Figuras simétricas respecto a un eje.

  • Figuras invertidas.

Procedimientos.

  • Observación de objetos del entorno simétrico, y no simétricos.

  • Diferenciación de objetos simétricos y objetos no simétricos.

  • Observación de fotografías y dibujo de objetos de la vida cotidiana que tengan dos mitades simétricas.

  • Recorte, doblado y partición por el doblez de figuras con dos mitades simétricas.

  • Dibujo de la mitad ausente de una figura geométrica.

  • Construcción de figuras simétricas.

  • Reconocimiento de figuras simétricas en el entorno.

  • Comprobación, mediante el espejo, de la simetría de figuras.

  • Introducción y utilización de la terminología propia de la simetría.

  • Búsqueda del eje de simetría de figuras mediante el plegado.

  • Búsqueda y trazado de ejes de simetría en figuras geométricas planas.

Actitudes.

  • Curiosidad e interés por identificar formas y relaciones geométricas en los objetos del entorno.

  • Gusto por la precisión en la representación de formas geométricas.

  • Sensibilidad y gusto por la elaboración y por la presentación ciudadosa de las construcciones geométricas.

  • Sensibilización ante el problema que supone la existencia de especies animales que corren peligro de extinción (E.A.).

  • Adoptar una actitud de respeto, protección y cuidado hacia los animales, en particular, y hacia el medio ambiente, en generla (E.A.).

Objetivos Didácticos.

  • Diferenciar figuras simétricas y figuras no simétricas.

  • Utilizar distintas técnicas y estrategias para construir figuras con eje de simetría.

  • Identificar los ejes de simetría de una figura simétrica.

  • Buscar y trazar los ejes de simetría de polígonos.

  • Dibujar polígonos simétricos.

  • Utilizar distintas técnicas y estrategias para construir pares de figuras simétricas o completar una con eje de simetría.

  • Reconocer dos figuras simétricas.

  • Identificar el eje de simetría de un par de figuras simétricas.

  • Observar diferencias entre una figura y su invertida (dada la vuelta).

  • Adquirir una actitud de gusto por la precisión y la presentación de formas geométricas.

  • Criterios de Evaluación.

  • Reconoce figuras geométricas.

  • 2.1.Utiliza el plegado para dibujar figuras simétricas.

    2.2. Reconoce figuras simétricas usando el espejo.

    3.1. Distingue los ejes de simetría de una figura simétrica.

    4.1. Utiliza estrategias para localizar los ejes de simetría de los polígonos.

    4.2. Traza los ejes de simetría de polígonos.

    5.1. Dibujo polígonos simétricos.

    6.1. Construye pares de figuras simétricas utilizando la técnica del plegado.

    6.2. Dibuja la figura simétrica de una dada respecto a un eje de simetría.

    7.1. Reconoce dos figuras simétricas con un fondo cuadriculado.

    8.1. Identifica el eje de simetría de un par de figuras simétricas con un fondo cuadriculado.

    9.1. Reconoce las diferencias entre una figura y su invertida.

  • Presenta los dibujos de las formas geométricas pedidas con limpieza, orden y una precisión aceptable.

  • Temas transversales y educación en valores.

    Educación Ambiental.

    En esta unidad se trata como tema transversal la Educación Ambiental. Este tema se aborda desde dos puntos de vista diferentes: mediante la búsqueda de simetrías en animales y plantas presentamos la belleza de nuestro entorno natural, y con la utilización de papeles usados para recortar figuras simétricas abordamos el reciclaje de materiales.

    Se pretende con esto dar un elemento más de reflexión sobre el entorno natural que rodea a nuestros alumnos. Reflexión que se encauza, mediante el apartado “ARCOIRIS”, hacia la necesidad de conservar las especies animales y vegetales de nuestro planeta.

    Así el objetivo fundamental será que los alumnos se sensibilicen con la belleza que entrañan los animales y las plantas que nos rodean (las simetrías que guardan crean belleza), y a la vez, comprenden la necesidad de cuidar y conservar nuestro medio ambiente.

    Recursos y materiales recomendados.

    • Espejos rectangulares pequeños.

    • Libros de espejos.

    • Tijeras escolares.

    • Cartulinas y hojas de papel (para no malgastar excesivo papel, se sugiere utilizar papel usado por una cara).

    • Geoplano para construir figuras simétricas.

    • Fotocopias con figuras simétricas y no simétricas.

    • Fotografías de objetos, edificios, animales, etc, para observar y reconocer simetrías.

    1

    36

    Experiencia docente