Existencialismo

Corriente filosófica contemporánea. Superioridad de la razón. Escuelas existenciales. Esencia humana. Libertad

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: Perú Perú
  • 18 páginas

publicidad

INTRODUCCION

El presente trabajo monografico pretende dar un concepto sobre una corriente filosófica conocida como existencialismo, la cual, tiene como base de su expresión la superioridad de la razón sobre los sentimientos para poder explicar al ser humano, y su fin en el universo.

La primera parte contiene el origen del existencialismo como corriente filosófica a través de la historia y sus principales rasgos comunes entre los cultivadores de esta expresión filosófica.

Seguidamente se hace una explicación detallada de las diferentes escuelas existencialistas que existieron y sus principales exponentes en cada una de ellas.

Comenzando por la más importante, como lo es la escuela alemana, que tuvo en Soren Kierkegaard y él celebre Martin Heidegger a sus mayores representantes; luego continuamos con otra, no menos importante, escuela existencialista como lo fue la francesa, que tuvo su mayor expresión en Jean-Paul Sartre y Albert Camus.

Para concluir se hace también una breve descripción de otros autores existencialistas y las principales ideas que pudieron aportar a este movimiento filosófico contemporáneo.

  • EL EXISTENCIALISMO

  • Se denomina existencialismo a una serie de doctrinas filosóficas que, aunque suelen diferir radicalmente en muchos puntos, coinciden en considerar que es la existencia del ser humano, el ser libre, la que define su esencia, en lugar de ser su esencia humana la que determina su existencia.

    1.1Historia

    El existencialismo, como movimiento filosófico y literario, pertenece a los siglos XIX y XX, pero se pueden encontrar elementos de existencialismo en el pensamiento (y vida) de Sócrates, en la Biblia y en la obra de muchos filósofos y escritores premodernos.

    Ha sido uno de los movimientos filosóficos más representativos de la cultura contemporánea. Su rasgo fundamental consiste investigar conceptualmente los principales problemas que se plantean al hombre durante su existencia concreta, perdiendo importancia todos los temas tradicionales de la especulación. De algún modo, el existencialismo contó con dos precursores: Nietzche y el danés Kierkeggard, ambos del siglo XIX. En el siglo XX, los principales filósofos de esta corriente fueron Heidegger, Jean Paul Sartre, Jaspers, entre otros.

    El existencialismo moderno surgió en una Europa desgarrada por las luchas entre intereses encontrados, donde el hombre se sentía amenazado en su individualidad, en su realidad concreta. de ahí su énfasis en la fundamental soledad del individuo, en la imposibilidad de encontrar la verdad por medio de una decisión intelectual, y en el carácter irremediablemente personal y subjetivo de la vida humana.

    Los racionalistas consideraban la razón como la facultad absoluta; el existencialismo afirma que solamente explica un sector muy reducido de la realidad. El existencialismo acepta al hombre como un compuesto de razón y sentimientos, dado que la razón carece de respuesta para todos los

    problemas, el hombre debe comprometerse. Las cuestiones que no pueden

    resolverse objetivamente han de plantearse subjetivamente. El hombre ha de utilizar su libertad para afirmarse frente al mundo.

  • Ideas Fundamentales

  • Todos los autores antes mencionados presentan algunas distancias, pero también, y principalmente algunos rasgos comunes que son la base de esta corriente filosófica:

    • En primer lugar, todos aquellos prescinden de la “filosofía de las esencias”, es decir, rechazan los mecanismos del pensamiento abstracto, metafísico, tomando como preocupación básica la existencia humana, el Yo humano.

    • En segundo lugar, la existencia humana es la actualidad, el momento presente, la realización de unas posibilidades que revelan las cualidades del hombre. Consideran que la existencia precede a la esencia, que el hombre, cuando nace, no es nada, y, que solamente existe cuando va diciendo libremente lo que es y lo que será.

    • En tercer lugar, el existencialismo considera la existencia como una forma de ser específicamente humana: sólo el hombre existe; las demás cosas son. La existencia es una forma de ser consciente, libre y activa, que se define más por su realidad, que por su posibilidad (“el hombre está condenado a ser libre”, decía Sartre).

    3.Escuelas existencialistas

    3.1.Existencialismo alemán

    • Soren Kierkegaard(1813 - 1855):

    Soren Aabye Kierkegaard nacido el 5 de mayo de 1813. Aproximadamente cuando el padre tenía 30 años viaja a Copenhague donde se dedica al comercio. Es en ese lugar donde logra conseguir, fruto de su trabajo una gran riqueza por eso tenía tiempo para estudiar y analizar materias como la literatura, filosofía y teología. Era un hombre tan importante que los intelectuales se reunían en su casa.

    Fue uno de los más radicales irracionalistas del siglo XIX. Frente a la filosofía hegeliana que afirmaba la omnipotencia de la razón, Kierkegaard propuso precisamente su negación como via única para entender los aspectos ético - filosóficos de la personalidad humana. Este filósofo era un ferviente católico y consideraba que la religión es verdadera porque precisamente es absurda: un paso hacia lo desconocido, un hecho con el cual es necesario comprometerse.

    Fue él quién definió el concepto de existencialismo, que entendia como un rechazo de la logica cientifica. <La filosofia debe ser vivida>, afirmaba. Consideró que la existencia era un misterio imposible de conocer. Nadie sabe por que esta en el mundo, por que es y no es de otra manera, e intento aliviar al hombre de toda responsabilidad por la vida: ¿ Como puede ser el hombre responsable si su vida no depende de su propia eleccion?

    • Martin Heidegger (1889-1976)

    Filósofo alemán que desarrolló la fenomenología existencial y considerado como el filósofo más original del siglo XX. Nacido en Messkirch, Badén, el 22 de septiembre de 1889, estudió teología católica y después filosofía occidental en la Universidad de Friburgo, donde fue alumno de Edmund

    Husserl, el fundador de la fenomenología. Heidegger comenzó a enseñar en Friburgo en 1915. Después de impartir clases durante cinco años en Marburgo, llegó a ser profesor de filosofía en Friburgo en 1928. Murió en Messkirch el 26 de mayo de 1976.

    Su primera obra importante- la que motivo que se le considerara existencialista- es Sein und Zeit(El ser y el tiempo)cuya primera edición es de 1926.Consiste la obra en una “ontología fundamental” fenomenologica, sobre la vida humana, como introducción al tema del ser, pues es el hombre en donde el ser se revela.

    El punto departida es reflexionar sobre el ser o la realidad del mundo, pero al intentar alcanzar una respuesta, el hombre chocara - dice- con una dificultad insalvable; el mismo, el principal portador de la realidad. Lo que define al hombre es, por otra parte, su provisionalidad, pero esta es la posibilidad de realización de sus potencialidades infinitas. Al elegir una posibilidad frente a otra, el hombre va existiendo y, a la vez, va limitando el campo de sus posibilidades existenciales, hasta que finalmente se halla ante la única e inevitable posibilidad, ante la cual no hay eleccion: la muerte.

    Su segunda obra importante es Kant y el problema de la Metafísica. Interpreta la actitud de Kant como actitud metafísica(lo que causo mala impresión en los neokantinos), y considera que lo principal de la Critica de la Razón Pura es el esquematismo de la imaginación, que une los fenómenos sensibles con las categorias del entendimiento. Para Heidegger, esta ”síntesis” esta pre - dada, y la división entre sensibilidad y entendimiento es posterior y artificial. Queda así vinculado el kantismo a la tesis de Heidegger de la vida como temporalidades, en la que aparece el mundo y que se encamina hacia la muerte.

    En posteriores obras, como Introducción a la Metafísica, La teoria de Platon sobre la verdad, La esencia del fundamento, etcétera, se enfrenta Heidegger mas directamente con el problema del ser(o del Ser). Reprocha a la metafísica tradicional al haberse ocupado del ente y no del ser(cuando más habría estudiado el ser en el ente, no el puro ser). Heidegger con esto revela no conocer verdaderamente la teoria de Sto. Tomas sobre el ente y el

    Ser(esse) en el ente y fuera del ente(el ipsum esse subsistens); la conoce a través de una versión deformada que formulo Egidio Romano: esencia y ser serian dos “cosas” diferentes, y no la concibe , por tanto, en su sentido autentico: el ente finito consta de esencia y de ser, no como dos “cosas” sino como dos principios metafísicos intrínsecos; el ente finito no es el ser, participa del ser, y en esto muestra depender del ser mismo subsistente, que es Dios, y en el cual la esencia es precisamente el Puro Ser. Como Kant, Heidegger parece concebir la metafísica occidental en la versión conceptualista y escuálida de Christian Wolff, aunque sin duda Heidegger conoce mejor la escolástica que Kant.

    Nuestro autor quiere llegar al puro ser, pero no por via intelectual. Pretende hacerlo a través del sentimiento de angustia, y se expresa por la poesía y la mística. Su lenguaje se hace cada vez más oscuro. Afirma que el ser no es ente, pero tampoco Dios. Respecto a la existencia de Dios, Heidegger ni la afirma ni la niega.

    • Karl Jaspers(1883-1969)

    Filósofo alemán que fue uno de los fundadores del existencialismo. Su obra, compuesta por más de treinta libros, influyó en la teología, la psiquiatría y la filosofía del siglo XX. Nacido en Oldenburg el 23 de febrero de 1883, Jaspers estudió derecho y medicina y recibió su doctorado en la Universidad de Heidelberg. Enseñó psiquiatría en la Universidad de Heidelberg desde 1916. Adentrándose en el campo de la filosofía, ocupó la cátedra de filosofía desde 1937. Jaspers, cuya mujer era judía y que rechazó sin paliativos a las autoridades hitlerianas, no pudo enseñar durante la mayor parte del periodo en el que Hitler estuvo en el poder. En 1948 aceptó una cátedra de filosofía en Basilea, Suiza.

    En su primera obra mayor, Psicopatología general (1913), Jaspers denunció las pretensiones científicas de la psicoterapia tachándolas de engañosas y deterministas. Más tarde publicó Psychologie der Weltanschauungen (Psicología de las concepciones del mundo, 1919), un trabajo muy importante para catalogar las diferentes actitudes ante la vida.

    En su principal obra, Filosofía (tres volúmenes, 1932), Jaspers da su visión de la historia de la filosofía y aborda sus principales temas. Identificó la filosofía con el pensamiento filosófico en sí mismo, no con las conclusiones a las que puede llevar. Su ideario nace de un esfuerzo por explorar y describir los márgenes y los límites de la experiencia. Empleó el término das Umgreifende (lo abarcable) para referirse a los límites últimos del ser, el horizonte indefinido en el cual puede desarrollarse cualquier experiencia objetiva o subjetiva y que no puede comprenderse por vías racionales. Otra obra importante es Existenzphilosophie (1938; Filosofía de la existencia). El término éxistenz se refiere a la experiencia indefinible de la libertad y la posibilidad que constituye la verdadera esencia del ser para quienes son conscientes de lo abarcable al enfrentarse a situaciones límite como el azar, el sufrimiento, el conflicto, la culpabilidad y la muerte. Jaspers también escribió con frecuencia sobre la amenaza que la ciencia moderna y las instituciones políticas y económicas modernas plantean para la consecución de la libertad humana. Entre sus escritos políticos está La cuestión de la culpabilidad alemana (1946). Jaspers murió el 20 de febrero de 1969 en Basilea.

    3.2.Existencialismo Francés

    • Jean-Paul Sartre(1905-1980)

    Filósofo, dramaturgo, novelista y periodista político francés, uno de los principales representantes del existencialismo.

    Sartre nació en París el 21 de junio de 1905; estudió en la Escuela Normal Superior de esa ciudad, en la Universidad de Friburgo (Suiza) y en el Instituto Francés de Berlín (Alemania). Enseñó filosofía en varios liceos desde 1929 hasta el comienzo de la II Guerra Mundial, momento en que se incorporó al Ejército. Desde 1940 hasta 1941 fue prisionero de los alemanes; después de su puesta en libertad, dio clases en Neuilly (Francia) y más tarde en París, y participó en la Resistencia francesa. Las autoridades alemanas, desconocedoras de sus actividades secretas, permitieron la representación de su obra de teatro antiautoritaria Las moscas (1943) y la publicación de su trabajo filosófico más célebre El ser y la nada (1943).

    Sartre dejó la enseñanza en 1945 y fundó, con Simone de Beauvoir entre otros, la revista política y literaria Les temps modernes, de la que fue editor jefe. Se le consideró un socialista independiente activo después de 1947, crítico tanto con la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) como con Estados Unidos en los años de la Guerra fría. En la mayoría de sus escritos de la década de 1950 están presentes cuestiones políticas, incluidas sus denuncias sobre la actitud represora y violenta del Ejército francés en Argelia. Rechazó el Premio Nobel de Literatura que se le concedió en 1964, y explicó que si lo aceptaba comprometería su integridad como escritor.

    Las obras filosóficas de Sartre conjugan la fenomenología del filósofo alemán Edmund Husserl, la metafísica de los filósofos alemanes Georg Wilhelm Friedrich Hegel y Martin Heidegger, y la teoría social de Karl Marx en una visión única llamada existencialismo. Este enfoque, que relaciona la teoría filosófica con la vida, la literatura, la psicología y la acción política suscitó un amplio interés popular que hizo del existencialismo un movimiento mundial.

    El ser y la nada

    En su primera obra filosófica, El ser y la nada (1943), Sartre concebía a los humanos como seres que crean su propio mundo al rebelarse contra la autoridad y aceptar la responsabilidad personal de sus acciones, sin el respaldo ni el auxilio de la sociedad, la moral tradicional o la fe religiosa. Al distinguir entre la existencia humana y el mundo no humano, mantenía que la existencia de los hombres se caracteriza por la nada, es decir, por la capacidad para negar y rebelarse. Su teoría del psicoanálisis existencial afirmaba la ineludible responsabilidad de todos los individuos al adoptar sus propias decisiones y hacía del reconocimiento de una absoluta libertad de elección la condición necesaria de la auténtica existencia humana. Las obras de teatro y novelas de Sartre expresan su creencia de que la libertad y la aceptación de la responsabilidad personal son los valores principales de la vida y que los individuos deben confiar en sus poderes creativos más que en la autoridad social o religiosa.

    Crítica de la razón dialéctica

    En su última obra filosófica, Critique de la raison dialectique (Crítica de la razón dialéctica, 1960), Sartre trasladó el énfasis puesto en la libertad existencialista y la subjetividad por el determinismo social marxista. Sartre afirma que la influencia de la sociedad moderna sobre el individuo es tan grande que produce la serialización, lo que él interpreta como pérdida de identidad y que es equiparable a la enajenación marxista. El poder individual y la libertad sólo pueden recobrarse a través de la acción revolucionaria colectiva. A pesar de su llamamiento a la actividad política desde ópticas marxistas, Sartre no se afilió al Partido Comunista Francés, y así conservó la libertad para criticar abiertamente las intervenciones militares soviéticas en Hungría (1956) y en Checoslovaquia (1968). Murió en París el 15 de abril de 1980.

    Otros escritos

    Otros textos de Sartre son las novelas La Náusea (1938) y la serie narrativa inacabada Los caminos de la libertad, que comprenden La edad de la razón (1945), El aplazamiento (1945) y La muerte en el alma (1949); una biografía del controvertido escritor francés Jean Genet, San Genet, comediante y mártir (1952); las obras teatrales A puerta cerrada (1944), La puta respetuosa (1946) y Los secuestradores de Altona (1959); su autobiografía, Las palabras (1964) y una biografía del autor francés Gustave Flaubert, El idiota de la familia (3 vols., 1971-1972) entre otros muchos títulos.

    • Albert Camus(1913-1960)

    Novelista, ensayista y dramaturgo francés, considerado uno de los escritores más importantes posteriores a 1945. Su obra, caracterizada por un estilo vigoroso y conciso, refleja la philosophie de l'absurde, la sensación de alienación y desencanto junto a la afirmación de las cualidades positivas de la dignidad y la fraternidad humana.

    Camus nació en Mondovi (actualmente Drean, Argelia), el 7 de noviembre de 1913, y estudió en la universidad de Argel. Sus estudios se interrumpieron pronto debido a una tuberculosis. Formó una compañía de teatro de aficionados que representaba obras a las clases trabajadoras; también trabajó como periodista y viajó mucho por Europa. En 1939, publicó Bodas, un conjunto de artículos que incluían reflexiones inspiradas por sus lecturas y viajes. En 1940, se trasladó a París y formó parte de la redacción del periódico Paris-Soir. Durante la II Guerra Mundial fue miembro activo de la Resistencia francesa y de 1945 a 1947, director de Combat, una publicación clandestina.

    Argelia sirve de fondo a la primera novela que publicó Camus, El extranjero (1942), y a la mayoría de sus narraciones siguientes. Esta obra y el ensayo en el que se basa, El mito de Sísifo (1942), revelan la influencia del existencialismo en su pensamiento. De las obras de teatro que desarrollan temas existencialistas, Calígula (1945) es una de las más conocidas. Aunque en su novela La Peste (1947) Camus todavía se interesa por el absurdo fundamental de la existencia, reconoce el valor de los seres humanos ante los desastres. Sus obras posteriores incluyen la novela La caída (1956), inspirada en un ensayo precedente; El hombre rebelde (1951); la obra de teatro Estado de sitio (1948); y un conjunto de relatos, El exilio y el reino (1957). Colecciones de sus trabajos periodísticos aparecieron con el título de Actuelles (3 vols., 1950, 1953 y 1958) y El verano (1954). Una muerte feliz (1971), aunque publicada póstumamente, de hecho es su primera novela. En 1994, se publicó la novela incompleta en la que trabajaba cuando murió, El primer hombre. Sus Cuadernos, que cubren los años 1935 a 1951, también se publicaron póstumamente en dos volúmenes (1962 y 1964). Camus, que obtuvo en 1957 el Premio Nobel de Literatura, murió en un accidente de coche en Villeblerin (Francia) el 4 de enero de 1960.

    • Gabriel Marcel(1877-1973)

    Francés, fue existencialista cristiano y aun católico, diametralmente opuesto a Sartre.

    En su juventud fue idealista; se aparto de este sistema abstracto y conceptual, que pretende reducir a ese plano la realidad concreta; llego a ser católico, aunque con cierta benevolencia para con el espiritismo.

    Relato esa evolución en su Journal Metaphysique; escruto lo por el llamado Misterio Ontológico y aspiro a una Filosofia concreta.

    Un aporte de Marcel es su distinción entre el problema y misterio, que opone al racionalismo e idealismo. En el problema se conocen los datos, a partir de los cuales se puede describir por inferencia la solución antes desconocida; ello se da sobre todo en las matemáticas. Pero el misterio es distinto; lo desconocido no es solo la solución, es decir, una relación determinada entre los datos, sino que incluso estos son de algún modo desconocido, por lo menos en su esencia o profundidad: el misterio incluye y desbordan sus propios datos. Así ocurre con los misterios metafísicos y religiosos. Por tanto, no puede -según Marcel- ser la razón el instrumento para conocerlos; como todos los existencialistas, Marcel tiene prevenciones contra ella; recurre, como los demás de esta corriente, a vivencias, emociones, sentimientos; pero el no echa mano a vivencias que podríamos llamar “desagradables” o a veces trágicas.

    4.Otras escuelas existencialistas

    4.1.Existencialismo italiano

    • Nicolás Abbagnano(1901)

    Fue le principal existencialista italiano. Comenzó escribiendo una obra sobre Guillermo de Occam, y después una Historia de la Filosofia(en colaboración con otros), etcétera.

    Tiene Abbagnano una importante diferencia con respecto a otros existencialistas: mientras que estos menosprecian, en menor o mayor grado, las ciencias positivas, Abbagnano las exalta.

    Mas aun: sostiene Abbagnano que todo conocimiento se da en las ciencias positivas; la filosofia -y por lo tanto el propio existencialismo- no es conocimiento, sino una especie de hermenautica de la existencia humana.

    Se ve que Abbagnano toma “conocimiento” en un sentido muy restringido y unívoco: solo así tiene sentido el que considere a la filosofia, al existencialismo, a la metafísica, etcétera, como no-conocimiento; pero si tomamos “conocimiento” en toda su extensión y analogía, seria absurdo no llamar conocimiento a la filosofia, al propio existencialismo, etcétera. Si no fueran conocimiento, serian actividades ciegas, como la de un mineral o de una planta.

    En cuanto al ser, Abbagnano distingue entre el ser, que es inalcanzable, y el ser de la subjetividad, que se da implicado en la actividad misma de esta subjetividad. De allí que, en cuanto a dios, Abbagnano se manifiesta como ateo, o, en el mejor de los casos, como agnóstico.

    4.2.Existencialismo Ingles

    • Bertrand Russell(1872-1971)

    Filósofo y matemático británico, galardonado con el premio Nobel, cuyo énfasis en el análisis lógico repercutió sobre el curso de la filosofía del siglo XX. Nacido en Trelleck (Gales), el 18 de mayo de 1872, Russell estudió en

    el Trinity College de la Universidad de Cambridge. Tras graduarse en 1894, viajó a Francia, Alemania y Estados Unidos, y luego fue nombrado miembro del consejo de gobierno del Trinity College. Desde muy joven mostró un acusado sentido de conciencia social; al mismo tiempo se especializó en cuestiones de lógica y matemáticas, áreas de las que dio conferencias en muchas instituciones de todo el mundo.

    Russell alcanzó el éxito con su primera gran obra Principios de matemáticas (1902), en la que intentó trasladar las matemáticas al área de la filosofía lógica y dotarlas de un marco científico preciso. Colaboró durante ocho años con el filósofo y matemático británico Alfred North Whitehead para elaborar la monumental obra Principia Mathematica (Principios Matemáticos; 3 volúmenes, 1910-1913), donde se mostraba que esta materia puede ser planteada en los términos conceptuales de la lógica general, como clase y pertenencia a una clase. Este libro se convirtió en una obra maestra del pensamiento racional. Russell y Whitehead demostraron que los números pueden ser definidos como clases de un tipo determinado, y en este proceso desarrollaron conceptos racionales y una anotación que hizo de la lógica simbólica una especialización importante dentro del campo de la filosofía occidental.

    En su siguiente gran obra, Los problemas de la filosofía (1912), Russell recurrió a la sociología, la psicología, la física y las matemáticas para refutar las doctrinas del idealismo, la escuela filosófica dominante en ese tiempo, que mantenía que todos los objetos y experiencias son fruto del intelecto; Russell, una persona realista, creía que los objetos percibidos por los sentidos poseen una realidad inherente al margen de la mente.

    Socialista y pacifista

    Russell condenó a ambos bandos en la I Guerra Mundial y por su posición íntegra fue encarcelado y privado de su puesto de trabajo en Cambridge. En la cárcel escribió Introducción a la filosofía matemática (1919), donde combina las dos áreas del saber que él consideraba inseparables. Después de la guerra visitó la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, y en su libro Práctica y teoría del bolchevismo (1920) mostró su desacuerdo con la forma en que allí se llevaba a cabo el socialismo.

    Consideraba que los métodos utilizados para alcanzar un sistema comunista eran intolerables y que los resultados obtenidos no justificaban el precio que se estaba pagando.

    Russell impartió clases en la Universidad de Pekín, en China, durante 1921 y 1922. Desde 1928 hasta 1932, tras regresar al Reino Unido, dirigió el Beacon Hill School, escuela privada y muy progresista donde se aplicaban innovadores métodos de enseñanza para niños. Desde 1938 hasta 1944 fue profesor en varias instituciones de los Estados Unidos. Allí escribió Historia de la filosofía occidental (1945). Sin embargo, la Corte Suprema de Nueva York le prohibió dar clases en el College de esta ciudad (ahora City College de la Universidad de Nueva York) por lo que consideraban sus ataques a la religión contenidos en textos como Lo que creo (1925) y su defensa de la libertad sexual, manifestada en Modales y morales (1929).

    Russell regresó a Inglaterra en 1944 y fue restituido en su puesto del Trinity College. Aunque abandonó el pacifismo para apoyar la causa aliada en la II Guerra Mundial, fue un ardiente y activo detractor de las armas nucleares. En 1949 el rey Jorge VI le otorgó la Orden al Mérito. Russell recibió en 1950 el Premio Nobel de Literatura y fue calificado como "un campeón de la humanidad y de la libertad de pensamiento". Encabezó un movimiento a finales de la década de 1950 que exigía el desarme nuclear unilateral del Reino Unido y fue encarcelado a los 89 años tras una manifestación antinuclear. Murió el 2 de febrero de 1970.

    Filósofo y autor

    Además de sus primeros trabajos, Russell contribuyó al desarrollo del positivismo lógico, fuerte corriente filosófica durante las décadas de 1930 y 1940. El más importante pensador austríaco de aquellos tiempos, Ludwig Wittgenstein, que fue alumno de Russell en Cambridge, recibió su influencia en sus primeros estudios filosóficos por su original concepto del atomismo lógico. En su búsqueda de la naturaleza y límites del conocimiento, Russell desempeñó un gran papel en el resurgir del empirismo dentro del campo más amplio de la epistemología. En Sobre el conocimiento del mundo exterior (1926) e Investigación sobre el significado y la verdad (1962), intentó explicar todo el conocimiento objetivo como construido a partir de las experiencias inmediatas. Escribió, entre otros libros, El ABC de la relatividad (1925), Educación y orden social (1932), El impacto de la ciencia sobre la sociedad (1952), Mi desarrollo filosófico(1959), Crímenes de guerra en Vietnam (1967) y La autobiografía de Bertrand Russell (3 volúmenes, 1967-1969).

    4.3.Existencialismo austríaco

    • Ludwig Wittgenstein(1889-1951)

    Filósofo austríaco, uno de los pensadores más influyentes del siglo XX, que fue reconocido en especial por su contribución al movimiento conocido como filosofía analítica.

    Vida

    Nació en Viena el 26 de abril de 1889; Wittgenstein se educó en el seno de una familia rica e ilustrada. Después de asistir a escuelas en Linz y Berlín, se trasladó a Gran Bretaña para estudiar ingeniería en la Universidad de Manchester. Su interés por las matemáticas puras le llevó al Trinity College (Cambridge) para estudiar con Bertrand Russell. Allí orientó su interés hacia la filosofía. En 1918 Wittgenstein había terminado su Tractatus logicus-philosophicus (1921), una obra que según él, suministraba la “solución definitiva” a los problemas filosóficos. Más tarde, se apartó de la filosofía y durante años enseñó a los escolares de un pueblo de Austria. En 1929 regresó a Cambridge para reanudar su trabajo en filosofía y fue designado al Trinity College. Pronto empezó a rechazar ciertas conclusiones del Tractatus y a desarrollar otras opiniones reflejadas en sus Investigaciones filosóficas, publicado con carácter póstumo en 1953.

    Hombre sensible y profundo que a menudo se mostraba solitario y con tendencia a la depresión, Wittgenstein odiaba la petulancia y fue famoso por su estilo sencillo de vida y de vestir. Era de personalidad fuerte y segura, y ejerció una considerable influencia en aquellos con los que entablaba amistad. Wittgenstein se retiró en 1947; murió en Cambridge el 29 de abril de 1951.

    Obra

    En la evolución filosófica de Wittgenstein pueden distinguirse dos épocas distintas: un primer periodo, representado por el Tractatus, y otro

    posterior, representado por las Investigaciones filosóficas. A lo largo de la mayor parte de su vida, sin embargo, Wittgenstein, de modo coherente, concibió la filosofía como un análisis conceptual o lingüístico. En el Tractatus defendió que la “filosofía pretende la clarificación lógica de las ideas”. En las Investigaciones filosóficas, sin embargo, mantenía que la “filosofía es un combate contra el hechizamiento de nuestra inteligencia por medio del lenguaje”.

    El Tractatus

    En el Tractatus, Wittgenstein sostenía que el lenguaje se compone de proposiciones complejas que pueden ser analizadas en proposiciones más sencillas hasta llegar a una formulación simple o elemental. De modo similar, el mundo se compone de hechos complejos que pueden ser analizados en hechos menos complejos hasta llegar a los hechos simples, o atómicos. El mundo es la totalidad de esos hechos. Según la imagen de la teoría del significado de Wittgenstein, es la naturaleza lógica de las proposiciones elementales la que representa hechos atómicos o “situaciones”. Afirmaba que la naturaleza del lenguaje requiere proposiciones elementales, y su teoría del significado exige que haya hechos atómicos representados por proposiciones elementales. Sobre este análisis, sólo las proposiciones que representan hechos —las proposiciones de ciencia— son consideradas cognitivamente significativas. Las declaraciones éticas y metafísicas no son afirmaciones significativas ni relevantes. Esta teoría produjo un gran efecto sobre las teorías del positivismo, y los positivistas lógicos adscritos al Círculo de Viena reconocieron la trascendencia de esta conclusión.

    Investigaciones filosóficas

    Wittgenstein llegó a creer, no obstante, que la limitada visión del lenguaje reflejada en el Tractatus era errónea. En las Investigaciones filosóficas defendió que si uno investiga en el presente cómo se utiliza el lenguaje, la variedad de usos lingüísticos se vuelve clara. Las palabras son como herramientas, y como las herramientas sirven para diferentes funciones, así las expresiones lingüísticas cumplen diversas funciones. Aunque algunas preposiciones son utilizadas para representar hechos, otras son utilizadas para ordenar, interrogar, orar, agradecer, maldecir, y así

    sucesivamente. Este reconocimiento de la pluralidad y flexibilidad lingüísticas llevaron al concepto de Wittgenstein del juego del lenguaje y a la conclusión de que la gente interpreta diferentes juegos de lenguaje. El científico, por ejemplo, está inmerso en un juego lingüístico diferente del teólogo. Además, el significado de una proposición ha de ser comprendida en el ámbito de su contexto, esto es, en los términos de las reglas del juego del cual esa proposición es una parte. La llave para la solución de los rompecabezas filosóficos es el proceso terapéutico de examinar y describir el lenguaje en uso.

    Otras obras de Wittgenstein, todas publicadas después de su muerte, son Observaciones sobre los fundamentos de las matemáticas (1956), Los cuadernos azul y marrón (1958), Apuntes 1914-1916 (1961) y Gramática filosófica (1969).

    BIBLIOGRAFIA

    Rosental, M.M.. DICCIONARIO FILOSOFICO, Ediciones Pueblos Unidos, 3º

    Edición. LIMA-PERU

    Casaubon, Juan Alfredo. Historia de la filosofia

    ENCICLOPEDIA AUTODIDACTA. Tomo 1. Filosofia

    CD-ROM ENCICLOPEDIA ENCARTA MICROSOFT.1998

    INDICE

    PORTADA...................................................................

    INTRODUCCION.......................................................... 1

    CAPITULO 1

    EL EXISTENCIALISMO................................................... 2

    CAPITULO 2

    IDEAS FUNDAMENTALES............................................... 3

    CAPITULO 3

    ESCUELAS EXISTENCIALISTAS....................................... 4

    CAPITULO 4

    OTRAS ESCUELAS EXISTENCIALISTAS.............................. 11

    BIBLIOGRAFIA. ......................................................... 18

    .

    19

    18