Exigencia de permiso visa en Perú para ciudadanos mexicanos

Problemas sociales. Inmigración. Relaciones exteriores entre México y Perú. Racismo. Intolerancia

  • Enviado por: Andy Morelia
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 10 páginas
publicidad
publicidad

El requerimiento de visas a los mexicanos por parte del Perú, breve análisis desde la óptica del racismo en el siglo XXI. (Michael Foucault y Zizek).
INTRODUCCIÓN.

El presente ensayo pretende analizar de una forma muy sencilla lo que hasta nuestros días sigue presente en nuestra sociedad, “el tema del racismo”, esa exclusión que hace victima a toda persona diferente en cuanto a color, sexo, raza, nacionalidad, religión, o condición económica, política o social.

En esta ocasión nos vamos a enfocar a el caso de los países que solicitan visa a los Mexicanos que quieran visitar su país, ya sea con fines turísticos, de negocios, académicos o culturales, para ser concretos el caso en particular del Perú que en el mes de enero del presente año hiso publico en medios de televisión y radio de cadena nacional su deseo por requerir a los ciudadanos mexicanos un “permiso-visa” para poder visitar al Perú, y aunque esta medida aun no se ha hecho efectiva, inmediatamente causo extrañeza al pueblo mexicano y desde ese momento me causo una sensación de incredulidad al respecto que hasta ahora me invade, me he dado a la tarea de investigar sobre esa declaración que se hiso y que por cierto hay muy poca información, donde de acuerdo al País del Perú su objetivo principal es el de protegerse de los mexicanos por la situación de violencia, inseguridad y narcotráfico por la que atraviesa nuestro país, considerando de una forma que en lo personal no comparto, que los Mexicanos que viajan a su país son un peligro porque pueden llevar o transportar droga, o armas o quizás hacer lazos entre los peruanos para el tráfico de drogas, y que independientemente de una “medida de seguridad” como ellos lo quieren hacer ver, no deja de considerarse un acto de racismo contra los mexicanos, por dos situaciones, primero porque ligan el ser mexicano con ser narcotraficante, cosa que no es cierto, es decir generalizan sin tener una plena seguridad, afectando quizás a personas que nada tienen que ver con la delincuencia organizada, y segundo esta medida de discriminación nos afecta a nivel internacional porque así como lo hacen los Estados Unidos y recientemente Canadá nos solicitan permisos para viajar a sus países, puede provocar que otros países ya sea asiáticos, o europeos comiencen a vernos con cierto rechazo pues se va corriendo la voz en el ámbito internacional de nuestra presunta peligrosidad como agentes portadores “del narco”.

Es como si cuando Colombia atravesó por la guerrilla nuestro país hubiera hecho un comunicado donde se les prohibiera a los colombianos visitar nuestro país o quizás someterlos a tramites de rigoroso control por medio de visas o permisos, por decir que son personas agresivas y guerrilleras, eso es totalmente absurdo, ya que más que una característica de los ciudadanos de Colombia, fue un problema de origen político y social, derivado de la mala administración del gobierno y de conflictos internos, a lo igual que ocurre en nuestro país, por tal motivo este tipo de situaciones van encaminadas más que a la seguridad y protección, a la exclusión de ciertos ciudadanos con un determinada nacionalidad.

Al respecto también podríamos exigir quizás visa para los estadounidenses que visitan nuestro país o los famosos “spring-breakers” por considerarlos personas exhibicionistas y sin pudor que representan un peligro al venir a nuestro país porque podrían contagiar a los jóvenes mexicanos con esas ideas demasiado abiertas y liberales y podrían quizás atentar contra las buenas costumbres y la moral, además de provocar promiscuidad, contagiar a la población con enfermedades venéreas o de transmisión sexual y provocar embarazos y descontrol en la adolescencia, creo esto es totalmente increíble e incluso ridículo, el generalizar cierta raza con características negativas y etiquetándolas públicamente.

En este humilde ensayo vamos a analizar el caso de acuerdo a lo que nos plantean diversos pensadores de la filosofía como Michael Focault y Zizek, y analizar si puede o no considerarse como un acto de racismo la situación del Perú frente a México.

¿RACISMO?

Para comenzar a hablar de racismo primero debemos tener en claro lo que es y de a cuerdo al Diccionario de la Lengua Española racismo es: “la Exacerbación del sentido racial de un grupo étnico, especialmente cuando convive con otro u otros”. El mismo diccionario nos señala otra definición: “Doctrina antropológica o política basada en este sentimiento y que en ocasiones ha motivado la persecución de un grupo étnico considerado como inferior”.1

En las definiciones anteriores podemos resaltar dos cosas, la primera es que va dirigida hacia determinado grupo, es decir el racismo no es algo general sino más bien particular que recae en una minoría o determinado grupo social, la segunda, ese grupo en particular “es diferente” por lo cual puede ser considerado inferior lo que genera rechazo o cierta exclusión de los grupos mayoritarios que se piensan superiores a los demás, que creen tener las condiciones perfectas o una súper raza a comparación de las otras, sobre la tierra.

Si así fuera entonces de acuerdo al pensamiento Fouculiano el racismo no sería más que una forma de demostrar el poder de unos sobre otros, decía Michael Foucault que las relaciones de los hombres son relaciones de poder2, es decir podría entonces deducirse que el racista lo hace por un sentido de superioridad, por la ambición de poder, por demostrarse y demostrar a los demás que él es el que manda, el que influye frente a los otros.

Este pensador de origen francés desarrollo un análisis profundo sobre el poder y las formas en que se relaciona con la sociedad así como la influencia que tiene en el individuo, por medio del psicoanálisis y del estudio de la conducta humana su teoría acerca del poder lo convierte en uno de los filósofos más ricos en el tópico pues su idea en general es que el poder modifica y controla las formas de vida de los hombres.3

Pero para saber si en realidad el racismo es el tema principal de la nota que envió el gobierno del Perú, y que oficialmente aun es sólo un posible rumor, puesto que no se ha llevado a cabo, se debe con antelación conocer el comunicado para así tener un conocimiento certero de lo que se esta hablando, por lo cual se presenta a continuación:

Perú pide "reciprocidad" a México en tema de visas

10 Enero, 2012 - 17:53

Fuente: Notimex- “El universal.”

Lima.- El gobierno peruano pidió hoy a México "reciprocidad" en materia de visas de ingreso y advirtió que podría exigir ese sello a los ciudadanos del país del norte para evitar que se infiltren narcotraficantes.

El presidente del Consejo de Ministros, Oscar Valdés, dijo a periodistas que "en las relaciones entre países debe haber reciprocidad", por lo que consideró conveniente la posibilidad de exigir visado a los ciudadanos mexicanos.

"Si a nosotros nos piden visa, creo que también debemos exigirla", señaló Valdés.

La víspera, el fiscal de la Nación, José Antonio Peláez, propuso al Ejecutivo que se solicite visa a los ciudadanos mexicanos que quieran ingresar a Perú "ante el incremento de detenidos de esa nacionalidad por narcotráfico".

Peláez recordó que en los últimos operativos realizados por las fiscalías antidrogas y contra el crimen organizado, junto a la Policía y el Ejército, la presencia de mexicanos es "una situación recurrente" e incluso lideran algunas bandas.

El embajador de México en Perú, Manuel Rodríguez Arriaga, consideró por su parte que la exigencia de visa no es una medida "eficaz" para controlar al crimen organizado, particularmente el narcotráfico.

El diplomático indicó a la emisora Radioprogramas del Perú que "es muy poca la información que se requiere para otorgar una visa, por tanto, para las bandas delictivas, es fácil eludir y burlar este filtro".

"Este documento (visa) generalmente no tiene vinculación con propósitos de seguridad nacional, sino que es más un instrumento del Estado para controlar los flujos migratorios", añadió.

"Eficacia (la exigencia de visa) me da la impresión de que no, salvo que viniera acompañado de una serie de tecnologías muy avanzadas y costosas, y aún así con la duda de si eso va a resultar", comentó.

El embajador mexicano recordó que su país tiene interés de cooperar con Perú en la lucha contra el narcotráfico y enfatizó que las tratativas entre ambas naciones van camino a fortalecer la cooperación en ese sentido.

Hay un "compromiso de batalla" a este flagelo, tanto hacia dentro como hacia afuera, indicó Rodríguez Arriaga al lamentar que en Perú se esté "mexicanizando" el tema de las drogas.

En esta nota se refleja una exclusión por parte del Perú respecto a México, que aunque el origen no parece precisamente sólo como un medio de control sino también como una forma de discriminar al mexicano. Efectivamente el narcotráfico es un problema serio por el que atraviesa nuestro país, y que puede ser el resultado de muchos y diversos factores, y que en este último periodo del gobierno se ha incrementado mucho más así como los índices de delincuencia organizada, es un problema serio del país y que ningún país del mundo está exento de padecerlo en algún momento, más sin embargo las autoridades de los países aledaños pueden tomar medidas más rigurosas pero que no se vea afectada toda la población mexicana, una alternativa quizás mucho más eficaz seria el tener un control muy exhaustivo en aduanas y puertos porque son las principales entradas de grandes cargamentos de procedencia ilegal, ya sean armas, drogas, piratería, suena incluso ilógico creer que por aeropuertos en donde las revisiones son exhaustivas e incluso exageradas y en ocasiones violatorias de la intimidad de las personas por la forma en que se realizan, pueda un sujeto que se dedica a transportar determinada mercancía pensar que no será descubierto, tendría que ser muy ingenuo, a lo igual que el gobierno que cree que con estas medidas esta a salvo.

Espero no expandir demasiado la idea principal que es el racismo, y no precisamente el narcotráfico, el racismo pues, llega a hacerse presente en las sociedades donde existe una diversidad, una variedad tanto de culturas, como de razas, de colores de piel, amarillas, negras, blancas, de comportamientos diferentes, de vestir, hablar, de tener orientaciones sexuales que son diferentes a lo que se conoce tradicionalmente, y que no es algo nuevo, aunque ahora ya existen diversos nombres como homofobia, elitismo, xenofobia, pero que al final son excluyentes y factores de discriminación y prejuicios sociales, el racismo ha existido a lo largo de la historia desde los egipcios donde había esclavos y eran considerados no como humanos sino como cosas, la época del apartheid y la discriminación racial a las personas de color, las ideas de grandes pensadores humanistas en contra de la discriminación racial como Nelson Mandela, mahatma Gandhi, Martin Luther King y de la igualdad de los derechos de los hombres, las luchas que ha habido por conseguir la libertad y la igualdad para todos, las declaraciones de derechos humanos, el interés del gobierno y las naciones unidas por difundir ideas sobre la no discriminación, pero en ocasiones eso parece estar en otro plano, y en la actualidad se olvidan todo ese terreno ganado a lo largo de la historia, basta quizás recordar el caso del funcionario de sedesol que declaro en una cuenta de medios electrónicos que las mujeres indígenas de Michoacán olían feo, y es que el error no está en hacer público las cosas sino en atentar contra una minoría que ha sido objeto de múltiples discriminaciones como son los pueblos indígenas, quizás si hubiera dicho que los políticos del congreso local olían feo alomejor ese comentario no habría tenido el mismo impacto que tuvo y que causo indignación por parte de la sociedad.

Volviendo al pensamiento filosófico, en la obra del multiculturalismo de Zizek, nos habla de cómo el capitalismo y la globalización han cambiado las condiciones sociales, y que el convivir con diferentes personas y culturas nos despierta cierto egoísmo porque estamos estandarizados a lo común, a lo que se ve y vive día a día y cuando se presenta algo que rompe con eso tendemos a rechazarlo y excluirlo por ser diferente.

Aun cuando se nos hable de igualdad, de libertad de expresión, de transito y diversos derechos contemplados en ordenamientos internacionales nos cuesta trabajo borrar esa serie de prejuicios que a veces arrastramos desde hace mucho tiempo, pero que también es necesario bloquear para poder vivir en sociedad y aprender a respetar a nuestros semejantes en cuanto a hombres y diferentes en cuanto a muchas situaciones.

CONCLUSIONES.

Primera:no comparto la idea de la existencia de razas superiores sobre la tierra, pueden existir variantes en la anatomía del cuerpo, con ciertas características un poco más aptas para diversas actividades, sin embargo creo existe una conciencia en cada persona y una actitud que es la que hace posible lograr las metas aun más grandes que se propongan sin importar el color de la piel o la nacionalidad que se tenga, por lo tanto la idea del racismo la considero como una serie de prejuicios sociales nocivos para la sociedad.

Segunda:La idea progresista de los derechos humanos supone el tratar a todos por igual, sin importar algún tipo de diferencia o distinción entre los hombres, el derecho internacional de los derechos humanos va encaminado a la búsqueda de la igualdad y el respeto por la diversidad cultural.

Tercera:no considero adecuada la idea de exigir visa a los mexicanos que pretendan viajar al Perú, porque la forma en que se plantea es discriminatoria para el pueblo mexicano, creo que hay otros medios mucho más eficaces que el exhibir al mexicano como una nación perteneciente al narcotráfico.

1 REAL ACADEMIA ESPAÑOLA. DICCIONARIO DE LA LENGUA ESPAÑOLA - Vigésima segunda edición. Versión en línea.

2 FOUCAULT, Michel, un dialogo sobre el Poder y otras conversaciones, alianza editorial, Madrid, España 2001. Versión pdf.

3 Foucault, Michel, Poder, saber y gobernabilidad, versión electrónica, www.philosophia.cl/