Evolución de Francisco de Goya

Pintura de cámara. Retratos. Cartones para tapices. Pinturas negras. Estilo artístico

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 7 páginas
publicidad

I N D I C E

-----------

1) Vida

2) Inicios

3) Sus cartones para tapices

4) Algunas obras importantes

5) Goya, pintor de cámara

6) Goya, como retratista

7) Su pintura durante la guerra de la

Independencia Española.

8) Sus últimos años

9) Su obra para el futuro

10) Bibliografía

1. V I D A

Se llamó Francisco Goya y Lucientes, pintor español que nació en Fuendetodos (Zaragoza), muriendo en Burdeos a la edad de 82 años. Su nombre completo fue el de Francisco de Paula José y figura entre los genios del arte universal.

Nació en el ya citado pueblo aragonés, en donde vivían sus padres, los cuales se trasladaron a Zaragoza donde el padre se dedicaba a dorar retablos.

2. I N I C I O S

En esta época Goya aprendió las primeras letras con un religioso que fue quién aconsejó a la familia que dedicara al muchacho a la pintura. Por ello, su formación como artista empezó muy pronto, acudiendo a las clases de dibujo de la Sociedad Económica Zaragozana. Mas tarde, en 1.760, entró en el taller del pintor José Lozán, donde permaneció cuatro años en calidad de aprendiz y de simple copista. Quizá por ello Goya nunca podrá ser visto como un genio precoz puesto que, en efecto, su arte fue madurando lentamente y a base de mucho trabajo y grandes esfuerzos.

Tal vez esto explica los primeros fracasos de su carrera al presentarse para el premio de la Academia de San Fernando de Madrid en 1.763 y 66 en los que Goya todavía no había alcanzado un estilo personal, aparte de no ajustarse tampoco su temperamento a los fríos temas de historia que la Academia pedía a los aspirantes a la pensión de Roma.

En estos años Goya marcha a Italia por su cuenta y allí hizo Aníbal pasando los Alpes . También a la época de su estancia en Italia se le atribuyen dos cuadros de tema clásico: Sacrificio a Vesta y Sacrificio a Pan.

Mas adelante (1771) regresó a Zaragoza donde se le encargó la decoración de la bóveda del Coreto del Pital. La pintura se ejecutó al fresco, técnica que por cierto, debió de aprender o al menos perfeccionar en Italia.

El tema de la bóveda es La gloria del nombre de Dios en la que ya se descubre la influencia de dos pintores dieciochescos italianos: Giacquinto y Tiepdo.

Aquí termina la primera etapa de la biografía de Goya, no muy brillante artísticamente.

3. SUS CARTONES PARA TAPICES

En 1.775 se estableció en Madrid donde entró a formar parte del grupo de pintores que hacían cartones para tapices en la real fábrica de Santa Bárbara.

En este grupo de artistas, Goya, recién llegado de una provincia, era un pintor secundario que al principio no hacía sino desarrollar los bocetos de su cuñado. Los temas a tratar eran motivos y asuntos populares, los preferidos en aquel momento. Goya utilizó estos cartones como medio de formación propia, superándose a si mismo, aprendiendo a componer y a situar las figuras con naturalidad. En estos cuadros vemos formarse el carácter y el estilo de Goya, la utilización de unos colores que luego serían característicos en su paleta, mostrándose en los menores detalles un fino sentido de observación.

4. ALGUNAS OBRAS IMPORTANTES

Su primer tapiz documentado data de 1.775 y representa la caza del jabalí, cartón en el que destacan los tonos oscuros y apagados, revelando aún su falta de pericia en el arte de componer y en el manejo de los colores.

Un gran avance supone El quitasol una de sus mejores obras, de sencilla composición y magnífico colorido.

De su producción de 1.786 destaca la serie de cuatro piezas que representan las estaciones del año a través de Las Floreras, La Era, La vendimia, La nevada.Estos son magníficos cuadros inspirados en la vida real, en los que se siente la alegría de vivir, de la luz y del color.

La vida y el arte de Goya no se agotó en los cartones, por el contrario, estos fueron solamente el primer paso.

5. PINTOR DE CAMARA

Durante el periodo que trabajó para la real fábrica de Santa Bárbara, sufrió una pequeña enfermedad que le mantuvo alejado de los pinceles por algún tiempo, dedicándose a grabar algunas obras de Velázquez, comenzando así una nueva faceta del arte goyesco como grabador y dibujante.

Al año siguiente intentó formar parte de los pintores del rey y fue recibido por Carlos III a quién mas tarde retrataría.

En 1.780 ingresó en la academia de San Fernando y con este motivo pintó el Cristo del Museo del Prado. En este mismo año comenzaría la época mas afortunada de su vida.

Hizo un viaje a Zaragoza donde pintaría una serie de temas religiosos. Mas tarde regresaría a Madrid donde se le encargó un cuadro para la iglesia de San Francisco el Grande, en el que representó a San Bernardino de Siena.

Pero su gran éxito en la corte y entre la nobleza fue, sobre todo, por su labor de retratista, género en el que nunca había trabajado y en el que le esperaban grandes aciertos.

6. GOYA COMO RETRATISTA

Como acabamos de decir su gran éxito en la corte va a ser como retratista. En 1.783 retrató al ministro Floridablanco y recibió la protección del infante don Luis, hermano del rey, al que también hizo un retrato.

Dos años mas tarde fue pintor de cámara de los Duques de Osuna y luego se le nombró pintor del rey, el cual al morir y proclamarse nuevo soberano a Carlos V no solo lo aceptó sino que lo ascendió a pintor de cámara asignándole un magnífico sueldo, esto sucedía en 1.787. A partir de aquí retrató repetidas veces a los reyes, con quienes tuvo un trato frecuente.

Pero este bienestar del pintor, se vio turbado repetidamente por una enfermedad de la que ya nunca se repuso.

Durante un viaje a Andalucía perdió el iodo quedando completamente sordo debido a un ataque que sufrió, lo cual le obligó a replegarse en un silencioso monólogo consigo mismo.

De esta reflexión surgieron los famosos Caprichos, serie de grabados en los que los sueños, la imaginación, lo real y lo demoníaco se entremezclan con febril acierto.

Hacia 1.798 Goya se hallaba muy repuesto y se sentía mas optimista, comenzando otro periodo de gran fecundidad artística. Ese año deco'r al fresco, la madrileña y popular ermita de San Antonio de la Florida, otra obra bellísima donde el tema religioso se entremezcla con la espontaneidad vital que respiran los personajes humildes y sencillos.

Entre este año y la invasión francesa pintó varias obras maestras tales como los retratos ecuestres de los reyes: La familia de Carlos V, La condesa de chinchón, Doña Isabel Cobos de Porcel y El marqués de San Adrian.

7. SU PINTURA DURANTE LA GUERRA

DE LA INDEPENDENCIA ESPAÑOLA

En esta, tanto los acontecimientos políticos de España (1808) como la invasión del país por las tropas de Napoléón, tuvieron una repercusión enorme en el arte de Goya que se convirtió en el mejor ilustrador de la guerra. La lucha heroica y desigual entre el pueblo español y el ejercito francés durante la guerra de la independencia, está reflejada en otra serie grabada, Los desastres de la guerra y en 1819, una vez restaurada la monarquía, Goya pintó dos de las obras maestras de la pintura universal: El dos de Mayo y los fusilamientos. En ellas no buscaba ya una belleza formal, sino una forma terriblemente expresiva. Fue sin duda el primer paso de lo que muchos mas años adelante se llamaría Expresionismo.

En los retratos de este periodo, Fernando VII (con el cual no congeniaba muy bien) se observa como fue cambiando la técnica de Goya lejos del carácter lineal y dibujado de sus primeras obras, pintaba en todos sus cuadros a base de manchas de color aisladas, divididas, que se mezclan en la retina del espectador produciendo u bello efecto: en este caso se trata ya del comienzo del impresionismo.

De este momento son posiblemente las célebres obras: Maja vestida y Maja desnuda esta última siendo uno de los poquisimos ejemplos de desnudo femenino en la pintura española.

8. SUS ULTIMOS AÑOS

A la edad de 73 años compró una casita a orillas del río Manzanares, conocida vulgarmente como "La quinta del sordo". Allí Goya fue atendido por Leocadia Zorrilla y su hija, las cuales acompañaron y endulzaron su vejez. El pintor en esta época tendía a encerrarse en si mismo, se sentía viejo y enfermo, pero con gran capacidad creadora todavía.

Prueba de ello son las insólitas Pinturas negras con que decoró su casa. El nombre de "Negras" alude tanto al color empleado como a los propios temas.

Al producirse la reacción absolutista 1823, Goya pidió permiso para hacer un viaje a Francia, estuvo luego en París y se detuvo una temporada en burdeos, con su ama de llaves e hija. Allí realizó unas bellas litografías, Los toros de Burdeos.

De nuevo en Madrid, 1826, pidió pronto la jubilación y volvió a Burdeos, donde vivió en exilio voluntario en compañía de otros liberales exiliados forzosamente.

El cuadro mas importante de esta época es "La lechera de Burdeos" obra de claro espíritu y técnica moderna.

Finalmente el 16 de Abril de 1828 Goya murió en esta ciudad francesa.

9. SU OBRA PARA EL FUTURO

Nos dejó una obra fabulosa en cantidad y calidad. Pasan de setecientas pinturas y aparte de las trescientas piezas que suman los grabados y las litografías; asimismo, los dibujos y bocetos se cuentan por centenares.

Trabajó en el genero del retrato, cuadros de historia, religiosos, pinturas de géneros religiosos, cartones para tapices, bodegones ...

Toda esa ingente labor nos abruma, pero no tendría mayor importancia Goya a través de tan basta obra, sino planteara y abriera nuevos horizontes y salidas a la pintura moderna. Tanto es así que se habla de la pintura anterior y posterior a Goya como pintura clásica y moderna. En él encontramos el germen universalmente aceptado, del impresionismo, expresionismo y realismo. Si se tiene en cuenta, además, que Goya nació en una sociedad Rococó, el esfuerzo que supone su pintura, que iba en contra de la moda imperante con la seguridad de un profeta, resulta ser el de un auténtico titán.

Finalmente reseñar que al pintor aragonés le han captado aspectos e ideas que viven latentes en sus cuadros, originando un vocablo castizo y cargado de sentido: EL GOYESCO.

10 . B I B L I O G R A F I A

1.- Maestros de la pintura , 1973 , Ediciones Anesa.

----------------------

Noguer. Rizzoli.

2.- Enciclopedia Monitor , Ediciones Salvat , Tomo VI

--------------------

, ( páginas 411 - 414 ).

3.- Enciclopedia Universal Sopena , Barcelona , 1970

------------------------------

Ediciones Ramon Sopena, Tomo IV , ( página 4011 )

FRANCISCO GOYA Y LUCIENTES