Evaluación de la inteligencia

Aspectos. Clasificación de test. Estrategias racionales y factoriales

  • Enviado por: Belén
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 13 páginas
publicidad
cursos destacados
Iníciate con Ableton Live
Iníciate con Ableton Live
El curso da un repaso general por las órdenes y menús más básicos, para poder generar...
Ver más información

Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información

publicidad

TEMA 9

EVALUACIÓN DE LA INTELIGENCIA

1. Aspectos a considerar en la evaluación de la inteligencia

  • Posible afectación de lo que se evalúa: determinar el nivel de daño, qué elementos cognitivos están más o menos desarrollados.

  • Los CIs no son equivalentes: no debemos utilizar un único instrumento y tampoco en un solo día. El diagnóstico debe constar de varios instrumentos y varios días.

  • Baremación, fiabilidad, validez, medias y desviaciones típicas. Es necesario que existan diferentes tablas de baremación para cada tipo de sujeto (no es igual un universitario que una persona que no estudia). Ej.: en las matrices progresivas de Raven ha sido recientemente retocada la baremación. Hay que tener en cuenta mucho las desviaciones típicas, los errores de medida.

  • Análisis de los perfiles (seaters): hacer diferencias entre las diferentes escalas o perfiles.

  • ¿Qué mide el Test? Hay que considerar lo que realmente mide la prueba, puede que usemos un test que se centre más en alguna actividad que el sujeto evaluado no realiza normalmente y se nos sesgue el resultado. Hay que seleccionar instrumentos que se adapten al sujeto evaluado, por eso hoy día las pruebas no se ciñen a un solo aspecto, sino que poseen un amplio espectro.

  • 2. CLASIFICACIÓN DE LOS TESTS DE INTELIGENCIA

    Alonso Tapia realiza una clasificación de los tests de inteligencia en base a estrategias Racionales y Factoriales.

    1. Estrategias de tipo Racional.

    Yo razono los procesos más .......... de la inteligencia (memoria...).

    2. Estrategias de tipo Factorial.

    Con base empírica. Aplicar diferentes instrumentos a grandes poblaciones y en base a un análisis factorial aísla los factores más importantes. Ej.: Thorndike, test de aptitudes de habilidades primarias.

    Estos tests se pueden dividir en dos grupos:

  • Test de Factor G (resulta que tras haber realizado el análisis factorial sale un único factor de inteligencia - Catell -).

  • Test de Aptitudes (tras el análisis factorial aparece un gran abanico de aptitudes de inteligencia).

  • 1909. Spearman habla de un único factor (G).

    Thorndike realiza el mismo estudio y le sale una serie de habilidades o aptitudes diferentes.

    Más tarde, Cattell apoya el factor G de Spearman., porque dice que si le hace un análisis de 2º orden a los resultados de Thorndike se obtiene un solo factor G.

    También existe otra idea, la de la Teoría Jerarquía de la Inteligencia: existiría un factor G principal, unitario, y una gran gama de factores de 2º orden o factores secundarios. Sería como un árbol de divisiones. Existe un factor G que luego se divide en otros grupos de factores.

    El test en base a estrategia Racional por excelencia es el WAIS. Es el más utilizado hoy en día para adultos y adolescentes.

    Estrategias Racionales

    3. Escala de Inteligencia de Wechsler para Adultos (WAIS).

    Aparece en 1939 con el nombre de Wechsler-Belleude. Wechsler trabaja con esquizofrénicos y se ocupa de evaluar la inteligencia en estos pacientes, más tarde se ocupa de evaluar la inteligencia en personas normales.

    Este autor tenía mucha experiencia y práctica, en base a lo cual construye un instrumento para evaluar la inteligencia, no se apoya en ninguna teoría (no hay), sino en la práctica clínica.

    Esta escala supone una ruptura con los instrumentos anteriores porque Wechsler no habla de edad mental (diferencia con el Terman-Herrill), no considera la existencia de un CI unitario, sino un CI Verbal, un CI Manipulativo y un CI Total.

    Wechsler tampoco habla de pruebas, sino que cada uno de los componentes del WAIS son subtest, porque para él son lo suficientemente importantes por sí mismos, y llama la atención sobre que no son pruebas independientes, sino que están íntimamente relacionadas.

    Él habla de Coeficiente Intelectual de Desviación, esto nos permite comparar los CIs obtenidos en una prueba diferente a la de otra prueba siempre y cuando estos CIs sean de desviación. (σ=15, χ=100).

    Más tarde se crea una forma paralela, ahora tenemos Wechsler-Belleude I y II. Pero esta versión II no es tan bien aceptada y el autor revisa este W-B II y decide que desaparezca esta forma paralela y aparezca un nuevo instrumento, la escala de inteligencia de Wechsler par niños (WISC).

    1945. Se usan W-B I y WISC (para niños).

    1950. Las críticas aumentan, porque este no era tan adecuado. Solo se baremó en un Estado, solo con blancos, etc.

    Esto hace que Wechsler decide volver a revisar su prueba y aparece el WAIS en 1955.

    1965. Con el WAIS estudia adolescentes y adultos a partir de 15 años y con el WISC de 10 a 14; existe un periodo que no es evaluado y crea el WPPSI, escala de evaluación de inteligencia para preescolares.

    1981. Escala de Inteligencia para adultos revisada WAIS-R (se quitan las pruebas anticuadas, se quitan las preguntas que no sean tan fiables y se hace una nueva baremación con más sujetos de otras razas y además se incluyen personas de la 3ª edad, algo que jamás se había hecho).

    En España se utiliza el WAIS adaptado en 1976 a la población española. La muestra de baremación española es escasa (no llega a 500 personas), aunque el instrumento es fiable.

    El WAIS se divide en:

    • Verbal: 6 subtest:

  • Información.

  • Comprensión.

  • Aritmética.

  • Semejanza.

  • Dígitos.

  • Vocabulario.

    • Manipulativo: 5 subtest:

  • Clave de números.

  • Figuras incompletas.

  • Cubos.

  • Historietas.

  • Rompecabezas.

  • Se obtiene un CI Verbal y un CI Manipulativo y de la unión de los dos se obtiene un CI.

    Se usa a partir de 15 años. No es recomendado para analfabetos en sus dos versiones (en que no sabe leer y escribir y el que lee un texto y no lo comprende); ya que la prueba tiene gran carga cultural.

    Información:

  • Cuantitativa: CI Verbal, CI Manipulativo, CI Total. Un índice de deterioro, dispersigramas y perfiles (que van a caballo entre lo cuantitativo y lo cualitativo.

  • Cualitativa:

    • Ineficiencias temporales (que falla en lo fácil y acierta en lo difícil).

    • Análisis de las respuestas (es diferente que alguien diga creo, me parece, quizás, o que lo diga directamente. Nos debemos fijar en esto).

    • Análisis de conductas durante la tarea.

    • Dispersigramas (ver la dispersión que sufren las diferentes puntuaciones de los diferentes subtest con respecto a una puntuación estándar). Existen varias formas de calcularlas:

  • Media global: hay 11 subtest, calculamos una media global de ellos, y luego comparamos cada media con la global.

  • Media con respecto a vocabulario, usamos esta como referencia.

  • Media de los 6 subtest verbales y se toma como referencia para cada uno de esos 6, por otro lado la media de los 5 subtest manipulativos y usarlos como referencia, aquí tenemos dos dispersigramas.

  • El dispersigrama nos ayuda a tener una visión más completa de la que nos daría el perfil. En un dispersigrama existe un margen de normalidad de ± 2.

    - 2 0 +2

    Margen de normalidad

    Cada subtest de la prueba implica una tarea relacionada con un proceso cognitivo.

  • Subtest de Información: Se ve el nivel cultural y el nivel social del sujeto. Al igual que el ambiente en el que se desenvuelve el sujeto. M.L.P.

  • Subtest de Comprensión: Aplicación de experiencias o hechos sociales, comprensión de las normas sociales. Influyen la Expresión y el Estado de ánimo. Nos hablaría de inteligencia social. Nos va a informar acerca de la comprensión que tiene el sujeto de la aplicación de normas sociales.

  • Subtest de Aritmética: Desarrollo cognitivo, atención, resistencia a la distracción.

  • Subtest de Semejanza: Pensamiento asociativo, juicio conceptual.

  • Subtest de Dígitos: M.C.P. (memoria auditiva), Atención, Orden directo (resistencia en situaciones difíciles), ansiedad, reducida atención.

  • Subtest de Vocabulario: Educación, ambiente de los primeros años, receptividad a las nuevas ideas.

  • Subtest de Números: Rapidez de ejecución, destreza visomotora, adaptación a las nuevas tareas.

  • Subtest de Figuras Incompletas: Discriminación, conocimiento de objetos, capacidad de interacción.

  • Subtest de Cubos: Razonamiento espacial, rapidez de ejecución, integración visomotora. Es el subtest más orgánico porque los que tienen una lesión cerebral suelen tener problemas para realizarlo y porque hay que trabajar en el espacio.

  • Subtest de Historietas: percepción visual, síntesis de conjunto, capacidad de relacionar causa-efecto.

  • Subtest de Rompecabezas: coordinación visomotora, capacidad de ensamblado, pensamiento.

  • Comparación de CIs CIV - CIM ≥ 15

    • CIV > CIM ⇒ Lesión cerebral difusa o en el hemisferio derecho. Inteligencia superior. Depresión.

    • CIM > CIV ⇒ Lesión cerebral en el hemisferio izquierdo, baja inteligencia. Personalidad histérica y narcisistas.

    Estos son datos norteamericanos.

    Una diferencia de 15 o más entre CIV y CIM solo la obtenían el 5% de la población.

    Para que el deterioro sea significativo tiene que ser superior o igual a 20, pero esto es en EE.UU., en España se dijo que en un principio debía ser superior a 32.

    Para pasar el WAIS se tarda más o menos 1 hora o 1 hora y pico, pero los norteamericanos creían que era mucho y sacaron formas abreviadas o reducidas.

    Como la correlación entre CIV, CIM y CI Total es muy alta, pues se aplica solo una parte, la verbal o la manipulativa.

    También se han desarrollado grupos reducidos de subtest y los que tengan menor peso en la puntuación total se eliminan.

    En formas reducidas:

    • Los mayores valores a nivel de correlación es en los quintetos. Esta posibilidad (reducida) no es utilizada en nuestro país, pero en algunas ocasiones es recomendable cuando el paciente tiene algún tipo de discapacidad (ejemplo: ciego, no usamos la parte manipulativa). También cuando una persona se canse frecuentemente como son los ancianos, enfermos de hemodiálisis, cuando no queremos que la evaluación se prolongue en el tiempo (porque no disponemos de tiempo).

    • Inconvenientes: perdemos la posibilidad de realizar análisis clínicos cuando aplicamos parejas, cuartetos, etc. (con estas formas abreviadas).

    Hay que tener cuidado con la forma reducida que se utiliza. Tener en cuenta: que la evaluación ha de adecuarse al sujeto (hay sujetos que tienen más habilidades manipulativas que verbales o al revés, y hay formas reducidas con más parte manipulativa que verbal; esto sesgará los resultados).

    Críticas al WAIS.

    Hoy día la antigua crítica que se le hacía al WAIS de su gran carga cultural, queda invalidada, porque no es una cultura académica, sino cultura social.

    Se suele decir que cuando nos encontramos con superdotados o los demasiado poco inteligentes (con los extremos) no es sensible en su medición. Pero se rebate diciendo que esta prueba es ideada para CI normales (medios) o medio alto.

    Por otro lado, una crítica cierta es que la baremación es muy baja, con solo 600 personas. Aún así los datos apoyan la fiabilidad y validez.

    En la versión española habría que revisar los aspectos psicométricos.

    4. Test BETA.

    Antecedentes: Alpha Army Test.

    Finalidad: Evaluar a sujetos con un pobre nivel cultural (y en principio también bajo nivel intelectual).

    Al comienzo de su aplicación se encontró que muchos de los reclutas eran inmigrantes y no conocían bien el idioma por lo que los resultados en el test eran demasiado negativos. Esto llevó a idear una prueba con instrucciones muy simples y con la simple observación el sujeto supiese qué tenía que hacer. Así nace el test β y α army.

    Aplicación individual y colectiva; de los 14 años en adelante. Cualquier nivel cultural, incluidos analfabetos, a nivel medio-alto no es recomendable porque le resulta muy poco exigente.

    La información que proporciona es únicamente un CI. No dan demasiada esperanza los análisis clínicos.

    Objetivo: evaluar la inteligencia de forma global.

    Ventajas:

    • Fácil aplicación.

    • Fácil comprensión de instrucciones.

    • No verbal.

    • Escasa influencia cultural.

    • Antes de realizar el test Beta, el sujeto debe completar unos ejemplos para que demuestre que ha comprendido las pruebas. Permite comprobar la comprensión de instrucciones.

    • Menos exigente que el WAIS.

    • Se recomienda para analfabetos y personas que desconocen el idioma (inmigrantes).

    5. Test OTIS.

    Autor: Otis, en la década de los años 20 en EE.UU. Considerado como test pionero en la evaluación de la Inteligencia.

    Motivado por necesidades de tipo educativo y laboral.

    Existen varias adaptaciones. La versión española se adopta de la canadiense Otis-Otawa.

    Aplicación: sujetos de niveles culturales de tipo medio-bajo, pero es necesario saber leer y escribir. Individual y colectivo. De 11 años en adelante.

    Composición: 75 preguntas de temática muy distinta a niveles muy elementales.

    Las preguntas del OTIS son del tipo:

  • ¿Cuál de estas palabras nos indica lo que es una manzana?

  • Fruto.

  • Cuadrado.

  • ...

  • ¿Cuál de estos números tiene cifras impares?

  • A mediados de los 60 se pone de manifiesto que estas preguntas (algunas) son muy difíciles para una determinada población.

    Se utiliza básicamente para la elección de personal, cuestiones laborales. A nivel clínico no es recomendable.

    Información: CI, percentiles y centiles (casi siempre que se trabaja en cuestión laboral los centiles son más adecuados que los CI s); eneatipos.

    Objetivo: evalúa la inteligencia general.

    Ventajas: Es muy elemental.

    6. Test ELEMENTAL DE INTELIGENCIA (T.E.I.).

    Autor: Yela (1982).

    Antecedentes: Otis, aparece para superar las limitaciones del OTIS porque era demasiado difícil para personas con bajo nivel cultural, y además era demasiado largo. Por eso él pone la mitad aproximada. Aparece así el Test Elemental de Inteligencia.

    Toma 2 formas, A y B, pero no son formas paralelas. La aplicación es individual y colectiva. Al disminuir el nivel exigido se puede aplicar a partir de los 8 años (pero tampoco se usa en la escuela).

    De utilidad laboral u orientación escolar y también algo en deficientes mentales (bourdeline).

    Información: Evaluación de la inteligencia en centiles.

    Objetivo: Evaluación de la inteligencia general.

    Estrategias Factoriales

    7. Escala de Inteligencia Práctica de Alexander

    Autor: Alexander (1935).

    Antecedentes: Passalong (1932), Kohs (1923) y Construcción (1918-1925).

    Prueba que evalúa un factor F (un factor de inteligencia Práctica); siendo una variable común a todas las pruebas de tipo manipulativo.

    Con estudios posteriores se comprobó que no era cierto, sólo recogía pruebas de tipo perceptivo y espacial, no todas las manipulativas.

    Aún siendo anticuada en EE.UU., no se ha terminado de adaptar aquí.

    Se compone de 3 pruebas diferentes, 2 de ellas son los cubos de Kohs y la de construcción, que ya existían, mientras que el autor sólo crea la tercera, la prueba de Passalong.

    Aplicación individual, desde los 9 años en adelante.

    Prueba de Passalong

    (figura)

    Esta prueba tiene alta correlación con los tests de inteligencia y a partir de esta idea Alexander propone que si nos vemos apurados de tiempo solo apliquemos esta prueba y no las otras dos.

    Es una prueba libre de influencias culturales según Alexander, pero realmente si existen porque a lo largo de nuestra vida algunos hemos hecho muchos rompecabezas y otros no.

    No requiera una destreza manual esencial.

    Prueba de Cubos de Kohs.

    Es similar a la de Rubin, pero esta tiene más cubos y más colores.

    Prueba de Construcción.

    Similar a la del cubo de Rubin, pero cada cara del cubo tiene diferentes dibujos (hacerlo igual que el modelo).

    Información: cociente de Inteligencia Práctica, NO es un CI (difícilmente existe una prueba de tipo factorial que tenga CI).

    Estas pruebas, ambas (la de Kohs y construcción), nos facilitan información de tipo complementaria: deterioro mental, desarrollo intelectual, inteligencia práctica...

    Pueden emplearse con sordos pero no con ciegos.

    8. Matrices Progresivas de Raven

    Autor: Raven (1938). Pensado para evaluar a un grupo selectivo de personas (los oficiales de la armada).

    Antecedentes: Raven y Penrose (1936).

    Esta prueba obliga a poner en marcha su razonamiento analógico y percepción y capacidad de abstracción.

    Existen tres versiones diferentes de la prueba, la más usual es la Escala General (12 elementos en 5 series - A, B, C, D, E-).

    Sujetos de 12 a 65 años. La complejidad aumenta cada vez más.

    Matrices Progresivas en color: (A, Ab, B) La 1ª serie (A) y la 3ª (B) son iguales que la escala general pero con color, mientras que la otra es pensada para niños

    Sujetos entre 3 y 8 años o un deficiente mental: se usa un tablero de formas, que es una actividad muchos más manipulativa porque va probando si la pieza queda bien o no.

    Entre 9 y 10 años usamos el cuadernillo. También se utiliza el cuadernillo cuando sospechamos que existe afectación orgánica.

    Matrices superiores: para los más listos. Hay dos sistemas de aplicación: si intuyo que es muy inteligente le aplico la forma 1 y en función del resultado, si es realmente tan inteligente, paso a hacer la evaluación efectiva (forma 2).

    Hoy existen pruebas para superdotados mejores que esta.

    Información: rango, percentiles, discrepancias y perseveraciones.

    Las discrepancias y las perseveraciones nos darían información de carácter adicional.

    La baremación del Raven era pésima pero ya está bien.

    9. Test de Dominó

    Autor: Anstey (1944). Uso civil. Se plantea 3 objetivos:

  • Medida del factor G.

  • Evaluar la capacidad de abstracción y comprensión de relaciones.

  • Evaluar la capacidad para conceptualizar y aplicar el razonamiento de modo sistemático a nuevos problemas.

  • D-48

    Aplicación: Individual y colectiva, aunque el tiempo no es cerrado, se cree que con 25 minutos es bastante. De 12 años en adelante.

    Se utiliza básicamente en selecciones.

    Ventajas: no precisa expresiones verbales. Instrucciones y corrección fáciles.

    Objetivo: inteligencia general.

    Información: percentil.

    D-70

    Aparece más tarde en los 69, creado por Kowrovsky y Rennes. Ellos intentaron que fuese una prueba paralela del D-48, pero no resultó, por dos motivos fundamentales:

  • De donde se sacaron los reactivos del D-48 no es la misma que la del D-70.

  • No se respeta la movilidad de los elementos del mismo modo.

  • En el resto de las características es similar al D-48.

    En los años 70 se construyeron más pruebas de dominó en versión española, así aparecieron:

    10. Test de Inteligencia General

    (TIG-1)

    Este y el 2º aparecen porque se pone en evidencia que el d-48 y el d-70 no discriminan bien a sujetos con nivel cultural demasiado bajo o demasiado alto, por eso TEA (empresa) crea TIG-1 y TIG-2 para estos niveles (altos y bajos).

    (TIG-2)

    Aparece en 1973. Es más discriminativo y se aplica a sujetos con niveles culturales muy elevados. Tiene más elementos que el D-48 y D-70 y necesita más tiempo (25 minutos).

    Objetivo: Evaluar factor G.

    Información: Centiles y eneatipos.

    Aplicación: individual o colectiva. Nivel cultural bajo y medio (TIG-1).

    Nota: siempre que un test tenga las dos aplicaciones, individual y colectiva, es preferible siempre pasar la forma individual.

    Tema 9. Evaluación de la Inteligencia

    Página 13 de 13