Ética para Amador; Fernando Savater

Filosofía española contemporánea. Filosofos españoles. Argumento. Adolescencia. Libertad. Órdenes. Costumbres. Caprichos

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 3 páginas
publicidad

1. Fernando Savater (1947), filósofo y escritor español, nacido en San Sebastián y que desde muy temprana edad manifestó su interés en el ámbito del pensamiento.

En 1991 apareció “ética para amador” seguida de “política para amador” (1992), y a las cuales precedían obras como “Apología del sofista” (1973), “humanismo penitente (1980) y “La tarea del héroe” con la que consiguió el Premio Nacional de Literatura en 1981.Savater, es profesor en la facultad de filosofía de las universidades de Madrid y Euskadi.

2. Fernando Savater explica en su obra diversos temas que son abarcados por la ética, como por ejemplo la libertad.

3. De que va la ética La ética tendría que ver con aplicar el sentido común y elegir lo bueno y lo malo. Lo bueno seria lo que nos conviene y lo malo lo que no.

La libertad es un concepto fundamental de la ética. Cuando ordeno a alguien que haga algo, supongo que tiene la posibilidad de elegir. Si hacerlo o no. Pero no siempre tenemos la libertad de elegir, ya que no podemos elegir lo que nos pasa: guapo o feo, listo o tonto, pero si somos libres de responder a lo que nos pasa. Ejemplos: unas termitas defienden su tribu y por ello mueren casi todas; Héctor, un guerrero de Troya que esperaba a su enemigo sabiendo que este le mataría. La diferencia entre ambos ejemplos es que las termitas luchan porque tienen que hacerlo y Héctor porque es libre.

Ordenes, costumbres y caprichos. Una orden es algo dicho en imperativo, por ejemplo las leyes, reglas o mandamientos. Una costumbre es aquello que realizamos normalmente; no es instintivo sino una orden que a base de ser repetida se convierte en costumbre. Y un capricho es algo que hacemos porque se nos antoja. Ejemplo: un barco es sorprendido por una tormenta. El capitán de este finalmente elegirá lo que mas quiera, pero tiene órdenes de llevar la mercancía, la costumbre no es precisamente tirarla al mar y poco le ayudaría seguir sus caprichos.

Haz lo que quieras Libertad es poder elegir. Nunca una acción es buena solo por ser una orden, una costumbre o un capricho, para saber lo que seria conveniente debemos razonarlo nosotros mismos. Ejmplo: un oficial nazi que gaseaba a los judíos, para los superiores de este seria una acción conveniente pero los judíos tendrían una opinión totalmente distinta.

Date la buena vida Debemos saber que “haz lo que quieras” no significa realizar nuestros caprichos. Muchas veces apetecen cosas contradictorias pero es importante establecer prioridades, para hacer lo que se quiere, primero debemos ver si lo que vamos ha hacer será positivo en nuestro futuro. Ejemplo: Eran hermanos gemelos pero a Esaú se le concedió el derecho de heredar todo lo del padre. Un día Esaú llego cansado y hambriento, y Jacob había preparado lentejas; Esaú quería comerlas y Jacob le dijo que a cambio de su herencia se las daba. Esaú pensó “ahora lo que me apetece son las lentejas, lo de heredar será dentro de mucho tiempo” y accedió, pero una vez lleno se arrepintió.

¡Despierta, baby! Si los hombres fueran simples cosas bastaría con las otras cosas para vivir, pero como no lo somos, si tratamos a la gente como cosas no conseguiremos amistad ni respeto y mucho menos amor. Por ello no debemos prescindir de las personas. Ejemplo: Un sabio le dice a su discípulo que coja lo que le guste de la sala en la que se encuentran y el discípulo coge una copa y un saco con monedas. El sabio le dice que se rasque pero este no puede porque tiene las manos ocupadas. Muchas veces lo que tenemos muy agarrado también nos agarra a nosotros, por ello no hay que pasarse.

Aparece Pepito Grillo. Savater explica porque no ser imbécil y clasifica los tipos: el que cree que no necesita nada, el inseguro, el que no quiere esforzarse para mejorar y el avaricioso. Lo contrario de ser imbécil es tener conciencia, la cual ayuda a saber vivir humanamente, a reflexionar acerca de si de verdad deseamos lo que hacemos, a sentir repugnancia hacia lo malo y a aceptar que somos los responsables de nuestros hechos.

Ejemplo: el conde de Gloucester se siente aislado por su malformación y mata a todos los que interfieren entre el y el trono. Aunque logra su objetivo, el trono, no logra la felicidad y además se queda solo.

Ponte en su lugar. No es lo mismo tratar con personas que con animales o cosas, por ello por muy diferentes que sean dos personas siempre tendrán algo en común: son personas. Cualquier persona debe ser tratada como tal, por ello debemos ponernos en su lugar e intentar entender su situación. Ejemplo: Robinson Crusoe vive solo en una isla. Este cree que no esta solo porque se encuentra una huella desconocida lo cual le causa un problema al no saber que hacer y al no saber si seria una buena persona o un caníbal, pero a pesar de las diferencias también había rasgos similares y por ello debía tratarle como un ser humano.

Tanto gusto. El termino inmoralidad suele usarse referido al sexo. El sexo no es inmoral, solo lo seria en caso de que se realizara para hacer daño. El sexo sirve para procrear y para obtener placer, y con esto no se hace daño a nadie. Las personas que juzgan el sexo y su practica, puritanos, son los verdaderos inmorales ya que hacen daño con sus opiniones.

Elecciones generales. Savater opina que muchas veces nos decepcionamos con los políticos porque no comprendemos que son personas y por tanto tienen defectos. Debemos diferenciar entre política y ética: la ética busca la buena vida para uno mismo, mientras que la política la busca para un grupo de personas; además la ética pretende que cada uno haga lo que de verdad quiera, mientras que la política solo busca resultados.

4. Me ha parecido un libro un poco aburrido aunque no se me ha hecho pesado ya que Fernando Savater en vez de utilizar tecnicismos utiliza un lenguaje corriente que ayuda a comprender la ética y además los ejemplos hacen del libro algo un poco más ameno.