Ética para Amador; Fernando Savater

Filosofía española contemporánea. Filósofos españoles. Ideas morales para adolescentes. Libertad, convivencia, responsabilidad, conciencia

  • Enviado por: Alba
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 8 páginas
publicidad

  • Portada . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . pag. 1

  • Biografía y algunas de sus obras . . . . . . . . . . . . . . . . . . pag. 3

  • Breve resumen de cada capítulo:

  • De qué va la ética . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . pag. 4

  • Órdenes, costumbres y caprichos . . . . . . . . . . . . . pag. 4

  • Haz lo que quieras . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . pag. 5

  • Date la buena vida . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . pag. 5

  • ¡Despierta, baby! . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . pag. 6

  • Aparece Pepito Grillo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . pag. 6

  • Ponte en su lugar . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . pag. 7

  • Tanto gusto . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . pag. 7

  • Elecciones generales . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . pag. 8

  • Tres pasajes significativos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . pag. 9

  • Temas que trata la obra . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . pag. 9

  • Valoración crítica . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . pag. 10

  • Bibliografía . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . pag. 10

  • Nació en San Sebastián, España en 1947. Es catedrático, desde 1995, de Filosofía de la Universidad Complutense de Madrid, tras haberlo sido de Ética en la Universidad del País Vasco. También es escritor. Licenciado de Letras en Madrid. Inició su carrera profesional como profesor ayudante en la Universidad Autónoma. En 1971, por razones políticas, pasó por la cárcel.

  • En 1975 se doctoró con una tesis sobre Nietzsche y después se reincorporó a la enseñanza en la cátedra de Ética de la Universidad del País Vasco.

  • Entre otros galardones, ha recibido el Premio Nacional de Ensayo, en 1982, y El Premio Anagrama, el de Ortega y Gasset de periodismo, el premio Sarajov de los derechos humanos en el 2000, y el Premio Fernando Abril Martorell

  • Ha desarrollado mucha actividad cultural, en el marco de su obra teórica y en la literatura y el periodismo, hasta el punto de ser considerado una de los hombres más lúcidos del pensamiento español reciente.

  • Ensayista, periodista, novelista y dramaturgo.

  • Ha publicado más de cuarenta y cinco libros. Unos de ellos son:

Ética para Amador.

Política para Amador.

La infancia recuperada.

Diccionario filosófico.

El valor de educar.

Sobre vivir.

Idea de Nietzsche.

  • Parte de sus obras han sido traducidas al inglés, francés, noruego, holandés, sueco, portugués, brasileño, italiano, polaco, rumano, alemán, chino, japonés y coreano. Ética para Amador la escribió en 1991 y está traducida a 26 idiomas, incluyendo español y catalán.

En el primer capítulo, Fernando Savater explica un poco a su hijo Amador lo que es la ética, hablándole de que hay cosas que es “necesario” saber para vivir, y cosas que sabemos pero que viviríamos igual sin saberlas. Sabemos lo que nos conviene, porque nos conviene saberlo. También le pone el ejemplo de las hormigas-soldado (que no pueden elegir lo que tienen que hacer porque están predestinadas por la naturaleza) y de Hector (que el sí podía elegir lo que hacer, sí luchar contra Aquiles o no, porque es libre para decidirlo). Y todo esto viene por la libertad, aunque haya gente que diga lo contrario, nosotros somos libres, no podemos decidir lo que nos pasa pero si responder para afrontarlo. Decidimos lo mejor para nosotros, lo que creemos que nos conviene, eso es la libertad, está claro que hay cosas que no se pueden “remediar” pero hay otras que sí. De esto, más o menos es lo que habla el primer capítulo.

En este capítulo nos cuenta más o menos lo del anterior, dice que no podemos elegir lo q nos pasa pero si podemos afrontarlo y actuar como creemos más conveniente. Nuestro caso se parece más al de Hector que al de las hormigas. Cuando nosotros hacemos algo es porque queremos o porque preferimos hacerlo a no hacerlo, pero no quiere decir que siempre hacemos lo que queremos porque a veces la vida nos pone en situaciones en las que tenemos que elegir una de las opciones, queramos o no. Las cosas que hacemos las basamos en órdenes, costumbres o caprichos. Cuando haces algo es porque te lo han mandado (orden) por simple costumbre de hacerlo habitualmente (costumbre) o porque te apetece hacerlo (capricho). Un ejemplo de cada, de orden, vas al colegio porque alguien te lo manda, de costumbre, te lavas la cara por las mañanas porque es lo que haces “todos” los días y de capricho, dar patadas a una lata de coca-cola.

Ahora nos cuenta más o menos lo del anterior capítulo, órdenes, costumbres y caprichos. Pero hay situaciones que vienen solas y tienes que decidir, a veces no es nada fácil. Y todo tiene que ver con la libertad, que es poder decir “sí” o “no”. Es decidir y también darte cuenta que estas decidiendo. Antes de actuar, esto te dice que tienes que pensarlo dos veces, la primera sólo te preguntas por qué lo haces y respondes que por que te lo mandan, por costumbre o capricho. La segunda vez piensas, si te lo mandan, ¿por qué obedezco? Si es por rutina, ¿por qué no la cambias? Y si es por capricho es parecido. A veces las órdenes las costumbres o caprichos no son convenientes para nosotros, por eso hay que pensarlo bien. Hay que aprender a elegir por nosotros mismos. Las órdenes y costumbres “buenas” se les llaman `morales', a las “malas” `inmorales'. Moral: Conjunto de comportamientos y normas q uno acepta como válidos. Ética: Reflexión de porque las consideramos válidas. Para decir si algo es bueno o malo tenemos que saber para qué sirve. Los humanos no sabemos para qué servimos, entonces es muy difícil decir si somos buenos o no. Se debería decir que alguien es bueno... a su modo.

Con el <haz lo que quieras> de antes quería decir qe hay que dejarse de órdenes y todas esas cosas. Tienes que saber lo que haces con tu vida, no los demás. Aun que con esto parece que le está dando una orden, de que haga lo que quiera, eso en vez de lo otro. Le cuenta que el tiempo no hay que pasarlo, sino vivirlo. Si se decide que ya no quieres tener uso de tu libertad, se decide porque uno quiere, en uso de su libertad, porque aun que no haga lo que quiere, no lo hace por que no quiere. No hay que confundir el <haz lo q quieras> con un capricho, porque esto último quiere decir que hagas lo que quieras no lo primero que se te venga a la cabeza. Pone un ejemplo de Esaú y Jacob. Esaú eligió las lentejas porque era lo que en ese momento quería, pero no pensó en el futuro, por eso hay que pensar siempre dos veces. Primero hay que pensar lo que verdaderamente quieres. Lo que queremos es darnos la buena vida, pero no una vida cualquiera, sino una buena vida humana. Para eso, para qu te traten como tal, tenemos que tratar nosotros bien a los demás. Es algo recíproco. Para una buena vida humana, se necesitan humanos a tu alrededor, sino, ¿de qué te sirve tener todo lo que alguien pueda tener si no puedes disfrutarlo con nadie? Más o menos, de esto nos habla en este capítulo.

En este capítulo dice el hombre no sólo vive de las cosas simples de la vida, sino también de aquellas que fueron importantes en su pasado y que lo serán en el futuro, y en estas cosas consiste querer darse la buena vida. Dice que no es malo que el hombre se interese por el dinero y las cosas materiales pero sin pasarse, que nosotros necesitamos algo más que lo que las cosas puedan darnos, aquello que una persona puede darnos por eso nunca hay que prescindir ni alejarte de ellas. En esto consiste la felicidad, pero siempre recíproco, si nosotros les tratamos como lo que son, ellos harán lo mismo. Para ser “moral” hay que saber comprender porqué hay cosas que nos convienen y otras que no, qué puede hacer buena nuestra vida, etcétera. Pero cada uno tiene que decidir por sí mismo, porque nadie puede ser libre por nosotros. En ningún momento se ha dicho que los caprichos sean malos pero hay que decidir cuando nos convienen y cuando no.

En este capítulo nos describe diversos tipos de “imbéciles” y también nos dice que no debemos serlo. No se refiere a “imbécil” tal y como se usa en el lenguaje coloquial, se refiere al imbécil moralmente hablando. Los diferentes tipos de imbéciles que dice haber son, aquel al que todo le es indiferente y no siente atracción por nada en la vida; el que todo lo desea, tan solo tiene ansia de poder; el que no sabe lo que quiere y se limita a hacer las cosas “porque sí”; aquel que, aunque tiene claro qué es lo que quiere, no lucha por alcanzarlo; el que quiere ansiosamente, sin control alguno. Todas estas personas necesitan de un apoyo externo, que no tienen nada que ver con su libertad. Y por eso nunca logran vivir una “buena vida”. Hay que tener en cuenta ciertas cosas como que no todo da igual, que hay que darse cuenta si hacemos realmente lo que queremos hacer o no, que hay cosas que tenemos que considerar como inmorales (mentira o traición) y que hay que aceptar que somos libres y responsables de lo que hacemos. Se habla de los remordimientos de la conciencia, que es temer ser castigados por haber hecho algo mal. Y todo esto se relaciona con el tema de la libertad.

Empieza poniendo un ejemplo de Robison y dice que entre éste y Viernes había muchas diferencias, y esto lo hace para afirmar que todo ser humano es distinto del resto, cada uno es de una forma, culturas y costumbres distintas, etc. Pero también todos los humanos tenemos parecidos: todos hablamos; todos sabemos que es lo q podemos y no podemos hacer, lo que queremos y no queremos, lo que nos conviene o no nos conviene; todos somos libres; todos tenemos la oportunidad de decidir y elegir, pero esto no quiere decir que todos pensemos como convenientes las mismas cosas, o de querer las mismas cosas, porque por algo somos diferentes. Los seres humanos nos convienen, porque nos ayudan a vivir humanamente, aún que no coincida en sus maneras de actuar. Los humanos pueden darnos cosas muy importantes que hay que saber cuidar, porque nadie más puede darlas. ¿En qué consiste tratar a las personas como a personas? Y él mismo responde que consiste que intentes ponerte en su lugar, que entiendas su manera de ser, sus opiniones, su interior, lo que hace y lo que siente.

En general, la gente relaciona lo que sea inmoral con el sexo. Pero no hay nada de malo en él, ya que hace disfrutar a dos personas y lo que menos hace es dañarlas. Lo malo en realidad, es creer que disfrutar está mal. Y la buena vida implica que nuestro cuerpo tenga satisfacciones, porque nosotros somos un cuerpo y por lo tanto todo lo que haga bien a él, nos hará bien a nosotros. Pero el sexo no es sólo procreación, también sirve para obtener placer. Si lo tomamos como algo inmoral es por el miedo al placer, porque es algo que nos gusta demasiado. Los llamados puritanos, (aquellos que disfrutan no dejando disfrutar) creen que para vivir bien hay que pasarlo mal. Los placeres son buenos si no se sobrepasan, lo importante es disfrutar con cuerpo y alma y pensar en los del presente. Usar un placer hace que la vida nos guste más, pero abusar de él la empobrece porque hace que nos guste más ese placer que la vida misma. La alegría es la mayor satisfacción que puede darnos la vida, siempre implica algo positivo, algo que hace bien a nuestra manera de ser y sentir. El placer es bueno cuando lo ponemos al servicio de la alegría. A esto se lo llama templanza, y eso es lo que nos hace disfrutar. Pero si perdemos nuestra alegría por un placer, estamos disfrutando de algo que no es bueno para nosotros, algo que no nos conviene.

Este capítulo habla de política. El autor nos dice que muchas veces nos decepcionamos con los políticos porque no comprendemos que son personas humanas y que tienen defectos como el resto de las personas. La gente elige a un político precisamente por eso, porque es persona, como las demás y nadie le ha dado el poder por voluntad divina o por pertenecer a una familia. La ética sirve para que uno sea mejor persona pero hay gente que critica a otros, diciendo que no son morales o que no tienen ética. Pero Savater dice que antes de hacer críticas sobre otras personas, uno tiene que fijarse en uno mismo. A los políticos se les critica más porque al estar más expuestos que otra gente en la sociedad, también sus defectos son más públicos y la gente tiene más recursos como para criticarlos y también porque como prometen cosas que beneficiarán a la sociedad, si luego no pueden cumplirlas, el pueblo no puede perdonarlos. Savater dice que quien quiera darse la buena vida, deberá desear también que la política se base en la libertad, la justicia y la asistencia Hay unas diferencias entre la política y la ética:

  • La ética es la búsqueda de la “buena vida” para uno mismo, mientras que la política pretende alcanzar la de un conjunto numeroso de personas.

  • La ética pretende que cada cual haga lo que de verdad quiera. Por el contrario, la política solo busca resultados, sin importar el medio.

  • Se puede vivir de muchos modos, pero hay modos que no dejan vivir

Elegí esta frase porque lleva mucha razón, cada uno vive de una manera, por lo tanto, hay muchos modos de vivir, pero hay gente que elige maneras q no te dejan vivir.

  • Interroga sobre el uso de tu libertad... a la libertad misma

Esta la cogí porque no la acabo de entender, simplemente dice que para saber cual es tu libertad, que se la preguntes a ella misma, no me queda muy claro.

  • Pero si aún quiere seguir siendo hombre... Entonces se las va a ver ya no con una presa o con un simple enemigo, sino con un rival o un posible compañero; en cualquier caso, con un semejante.

Con las frases anteriores, aquí tampoco se muy bien lo que dice, no se como explicar esta.

Esto se resume con pocas palabras, principalmente habla de la libertad, de un modo u otro pero siempre se basa hablando de ella, de cómo y cuando podemos utilizarla y porque.

Fernando Savater empieza el libro diciendo que no es un manual de ética para jóvenes.

Este libro es una especie de carta hacia su hijo Amador, pero no sólo para él, va dirigido también a los jóvenes, por eso utiliza un lenguaje claro, sin muchos tecnicismos, lo que facilita que nosotros lo entendamos mejor. También por la manera de dirigirse al lector (de tú) el libro no se hace tan aburrido y como de vez en cuando dice alguna frase poco utilizada en los libros pero muy utilizada en la calle, atrae la atención del que lee.

En la mayoría de los capítulos pone como ejemplos historias de otros autores o que han sucedido en realidad que ayudan a entender mejor los temas de los que habla.

No llega a ser una guía de la vida, pero sí explica cosas importantes en la vida.

En estas diferentes páginas de internet:

www.sistema.itesm.mx/va/catedra/ conferencias/Savater.html

www.enetti.com/artikkelit/kulttuuri_historia/ savater_f.htm

www.dooyoo.es/review/418723.html

www.elvinoylos5sentidos.com/fernando_savater/ fernando_txt.htm

www.rincondelvago.com