Ética en los sistemas de información

Principios éticos. Corrupción. Delitos informáticos. Riesgo. Tipificación. Impacto. Daños. Siete pecados. Moral profesional

  • Enviado por: Angie Ramirez
  • Idioma: castellano
  • País: Panamá Panamá
  • 22 páginas

publicidad
cursos destacados
Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información

Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
El curso de Reparación de Telefonía Celular o Móvil está orientado a todas aquellas...
Ver más información


  • LA CORRUPCION Y LOS SISTEMAS DE INFORMACIÓN

  • La corrupción es un vocablo que irrita y desata pasiones porque alude a un aspecto fundacional: hace a la esencia de la democracia y de la justicia. No es sólo un asunto económico sino también el abuso de poder, la mentira, el acomodo la prebenda y el amiguísimo.

    Panamá es un país que tiene concepciones muy contradictorias respecto de la ética, y de ellas derivan conductas paradójicas. Como que aquí se estima muchísimo la ética, pero sobre todo se la estima en los demás. De hecho, prácticamente nadie se considera corrupto en Panamá, pero casi todos, a la vez que se espantan por el auge de la corrupción, muchas veces parecen consentirla. ¿No será que muchos panameños aman la Ética como un valor en los demás porque sienten que ellos mismos la han perdido dentro de sí?.

    Es difícil poder saber si la aman o es un valor que se fue perdiendo, lo único que podemos saber que el panameño hoy la odia y la rechaza, pero lo que no sabemos si los medios de comunicación también se corrompen o son el instrumento en la actualidad para poder luchar contra ella.

    En un país en el que toda corruptela es justificada en aras del realismo, el pragmatismo o el mercado, no queda otra que resistir siendo decente y exigente. Por eso entre las propuestas para salir de la corrupción destaca el sostenimiento de una prensa absolutamente libre, investigativa, tenaz, agresiva y soportada por las autoridades, y sus efectos no producen una destrucción del sistema democrático donde rige, sino una constante erosión y degradación.

    La generalización de la corrupción y su impunidad desnaturalizan las funciones de los medios de comunicación y el Estado. Todo poder tiende a corromper, ya que se abusa de ella y no se lo utiliza correctamente. El drama del poder es que pone a personas ordinarias ante tentaciones extraordinarias.

    El soborno es la forma más rápida en que el poder del dinero y el de la autoridad armonizan sus diferencias. En los sistemas de información es fácil ver cuando existe una investigación sobre un hecho político o social que perjudica a una persona que tiene poder, entonces esa persona le entrega dinero a cambio de la información para que este no la haga conocer o la publique y perjudique a esta persona seriamente.

    La corrupción es la hija de las relaciones clandestinas entre el poder de la autoridad y el del dinero.

    El funcionario o empresario del cual depende una decisión goza de la suma del poder en la definición del tema y se corrompe abandonando por dinero el cuidado de los intereses públicos por los que debe velar. La distorsión de los incentivos económicos que producen el mal manejo de los fondos públicos conduce a que los sectores productivos se preocupen más por los favores políticos que por su renovación tecnológica.

    Es valor entendido que la corrupción es un fenómeno mundial, pero lo importante es poder determinar el grado de corrupción que padece la sociedad y en particular los sistemas de información. Un grado bajo de corrupción para algunos teóricos es recomendado como forma de incentivar actitudes innovativas o destrabar obstáculos. Pero cuando la corrupción traspasa cierto umbral no solo impide el buen funcionamiento del conjunto social y de sus instituciones incluyendo el proceso democrático y el sistema económico, sino que adquiere un carácter difícilmente reversible, pues se alimenta a si misma y afecta a los mecanismos designados para evitarla o contenerla.

    Cuando se habla de corrupción, generalmente se hace referencia a la que se produce en el ámbito público aunque también es muy importante la que se da en el sector privado. Ambas tienen en común que cada vez que hay un funcionario o empleado corrupto hay un ciudadano o consumidor que también lo es.

    La corrupción se instala y se expande en la medida en que existan oportunidades y estas dependen de la discrecionalidad de los funcionarios y de la falta de trasparencia de los actos y procedimientos de la Administración. También por la ausencia de controles externos y la limitación del número de funcionarios que pueden tomar decisiones importantes, y cuando la detección de la corrupción es difícil por mala investigación o control, por debilidad de los medios de comunicación o de la opinión pública.

    La responsabilidad civil contra el Estado y contra el funcionario que incurrió en la irregularidad casi nunca es hecha efectiva, porque la sociedad no recurre a los Poderes Judiciales por su lentitud inaccesibilidad de los trámites procesales y sus magros resultados.

    El régimen de designación promoción y remoción de magistrados y funcionarios por captación, familismo o amiguísimo estructura una administración flexible al servicio de los órganos políticos. Administración flexible con trámites de secuencias interminables en las diferentes vías jerárquicas, sin soluciones alternativas, son modalidades que generan también comportamientos corruptos.

    En la madurez y en la memoria es donde se anida la esperanza. Para que no nos dé lo mismo ser derecho que traidor.

  • LA CORRUPCIÓN Y DELITOS INFORMÁTICOS.

  • A nadie escapa la enorme influencia que ha alcanzado la informática en la vida diaria de las personas y organizaciones, y la importancia que tiene su progreso para el desarrollo de un país. Las transacciones comerciales, la comunicación, los procesos industriales, las investigaciones, la seguridad, la sanidad, etc. son todos aspectos que dependen cada día más de un adecuado desarrollo de la tecnología informática.

    Junto al avance de la tecnología informática y su influencia en casi todas las áreas de la vida social, ha surgido una serie de comportamientos ilícitos denominados, de manera genérica, «delitos informáticos».

    En la actualidad las computadoras se utilizan no solo como herramientas auxiliares de apoyo a diferentes actividades humanas, sino como medio eficaz para obtener y conseguir información, lo que las ubica también como un nuevo medio de comunicación, y condiciona su desarrollo de la informática; tecnología cuya esencia se resume en la creación, procesamiento, almacenamiento y transmisión de datos.

    La informática esta hoy presente en casi todos los campos de la vida moderna. Con mayor o menor rapidez todas las ramas del saber humano se rinden ante los progresos tecnológicos, y comienzan a utilizar los sistemas de Información para ejecutar tareas que en otros tiempos realizaban manualmente.

    El progreso cada día más importante y sostenido de los sistemas Computacionales permite hoy procesar y poner a disposición de la sociedad una cantidad creciente de información de toda naturaleza, al alcance concreto de millones de interesados y de usuarios. Las más diversas esferas del conocimiento humano, en lo científico, en lo técnico, en lo profesional y en lo personal están siendo incorporadas a sistemas informáticos que, en la práctica cotidiana, de hecho sin limitaciones, entrega con facilidad a quien lo desee un conjunto de datos que hasta hace unos años sólo podían ubicarse luego de largas búsquedas y selecciones en que el hombre jugaba un papel determinante y las máquinas existentes tenían el rango de equipos auxiliares para imprimir los resultados. En la actualidad, en cambio, ese enorme caudal de conocimiento puede obtenerse, además, en segundos o minutos, transmitirse incluso documentalmente y llegar al receptor mediante sistemas sencillos de operar, confiables y capaces de responder casi toda la gama de interrogantes que se planteen a los archivos informáticos.

    Puede sostenerse que hoy las perspectivas de la informática no tienen límites previsibles y que aumentan en forma que aún puede impresionar a muchos actores del proceso.

    Este es el panorama de este nuevo fenómeno científico tecnológico en las sociedades modernas. Por ello ha llegado a sostenerse que la Informática es hoy una forma de Poder Social. Las facultades que el fenómeno pone a disposición de Gobiernos y de particulares, con rapidez y ahorro consiguiente de tiempo y energía, configuran un cuadro de realidades de aplicación y de posibilidades de juegos lícito e ilícito, en donde es necesario el derecho para regular los múltiples efectos de una situación, nueva y de tantas potencialidades en el medio social.

    Los progresos mundiales de las computadoras, el creciente aumento de las capacidades de almacenamiento y procesamiento, la miniaturización de los chips de las computadoras instalados en productos industriales, la fusión del proceso de la información con las nuevas tecnologías de comunicación, así como la investigación en el campo de la inteligencia artificial, ejemplifican el desarrollo actual definido a menudo como la "era de la información".

    Esta marcha de las aplicaciones de la informática no sólo tiene un lado ventajoso sino que plantea también problemas de significativa importancia para el funcionamiento y la seguridad de los sistemas informáticos en los negocios, la administración, la defensa y la sociedad.

    Debido a esta vinculación, el aumento del nivel de los delitos relacionados con los sistemas informáticos registrados en la última década en los Estados Unidos, Europa Occidental, Australia y Japón, representa una amenaza para la economía de un país y también para la sociedad en su conjunto

    1.1.1. GENERALIDADES

    Un delito es: una acción antijurídica realizada por un ser humano, tipificado, culpable y sancionado por una pena.

    Los elementos integrantes del delito son:

    a. El delito es un acto humano, es una acción (acción u omisión)

    b. Dicho acto humano ha de ser antijurídico, debe lesionar o poner en peligro un interés jurídicamente protegido.

    c. Debe corresponder a un tipo legal (figura de delito), definido por La Ley, ha de ser un acto típico.

  • El acto ha de ser culpable, imputable a dolo (intención) o a culpa (negligencia), y una acción es imputable cuando puede ponerse a cargo de una determinada persona.

  • La ejecución u omisión del acto debe estar sancionada por una pena.

  • Se podría definir el delito informático como toda acción (acción u omisión) culpable realizada por un ser humano, que cause un perjuicio a personas sin que necesariamente se beneficie el autor o que, por el contrario, produzca un beneficio ilícito a su autor aunque no perjudique de forma directa o indirecta a la víctima, tipificado por La Ley, que se realiza en el entorno informático y está sancionado con una pena.

    De esta manera, el autor mexicano Julio TELLEZ VALDEZ señala que los delitos informáticos son "actitudes ilícitas en que se tienen a las computadoras como instrumento o fin (concepto atípico) o las conductas típicas, antijurídicas y culpables en que se tienen a las computadoras como instrumento o fin (concepto típico)". Por su parte, el tratadista penal italiano Carlos SARZANA, sostiene que los delitos informáticos son "cualquier comportamiento criminal en que la computadora está involucrada como material, objeto o mero símbolo".

    De acuerdo con la definición elaborada por un grupo de expertos, invitados por la OCDE a París en mayo de 1983, el término delitos relacionados con las computadoras se define como cualquier comportamiento antijurídico, no ético o no autorizado, relacionado con el procesado automático de datos y/o transmisiones de datos. La amplitud de este concepto es ventajosa, puesto que permite el uso de las mismas hipótesis de trabajo para toda clase de estudios penales, criminólogos, económicos, preventivos o legales.

    En la actualidad la informatización se ha implantado en casi todos los países. Tanto en la organización y administración de empresas y administraciones públicas como en la investigación científica, en la producción industrial o en el estudio e incluso en el ocio, el uso de la informática es en ocasiones indispensables y hasta conveniente. Sin embargo, junto a las incuestionables ventajas que presenta comienzan a surgir algunas facetas negativas, como por ejemplo, lo que ya se conoce como "criminalidad informática".

    El espectacular desarrollo de la tecnología informática ha abierto las puertas a nuevas posibilidades de delincuencia antes impensables. La manipulación fraudulenta de los ordenadores con ánimo de lucro, la destrucción de programas o datos y el acceso y la utilización indebida de la información que puede afectar la esfera de la privacidad, son algunos de los procedimientos relacionados con el procesamiento electrónico de datos mediante los cuales es posible obtener grandes beneficios económicos o causar importantes daños materiales o morales. Pero no sólo la cuantía de los perjuicios así ocasionados es a menudo infinitamente superior a la que es usual en la delincuencia tradicional, sino que también son mucho más elevadas las posibilidades de que no lleguen a descubrirse. Se trata de una delincuencia de especialistas capaces muchas veces de borrar toda huella de los hechos.

    En este sentido, la informática puede ser el objeto del ataque o el medio para cometer otros delitos. La informática reúne unas características que la convierten en un medio idóneo para la comisión de muy distintas modalidades delictivas, en especial de carácter patrimonial (estafas, apropiaciones indebidas, etc.). La idoneidad proviene, básicamente, de la gran cantidad de datos que se acumulan, con la consiguiente facilidad de acceso a ellos y la relativamente fácil manipulación de esos datos.

    La importancia reciente de los sistemas de datos, por su gran incidencia en la marcha de las empresas, tanto públicas como privadas, los ha transformado en un objeto cuyo ataque provoca un perjuicio enorme, que va mucho más allá del valor material de los objetos destruidos. A ello se une que estos ataques son relativamente fáciles de realizar, con resultados altamente satisfactorios y al mismo tiempo procuran a los autores una probabilidad bastante alta de alcanzar los objetivos sin ser descubiertos.

    Características de los delitos

    Según el mexicano Julio Tellez Valdez, los delitos informáticos presentan las siguientes características principales:

    • Son conductas criminales de cuello blanco (white collar crime), en tanto que sólo un determinado número de personas con ciertos conocimientos (en este caso técnicos) puede llegar a cometerlas.

    • Son acciones ocupacionales, en cuanto a que muchas veces se realizan cuando el sujeto se halla trabajando.

    • Son acciones de oportunidad, ya que se aprovecha una ocasión creada o altamente intensificada en el mundo de funciones y organizaciones del sistema tecnológico y económico.

    • Provocan serias pérdidas económicas, ya que casi siempre producen "beneficios" de más de cinco cifras a aquellos que las realizan.

    • Ofrecen posibilidades de tiempo y espacio, ya que en milésimas de segundo y sin una necesaria presencia física pueden llegar a consumarse.

    • Son muchos los casos y pocas las denuncias, y todo ello debido a la misma falta de regulación por parte del Derecho.

    • Son muy sofisticados y relativamente frecuentes en el ámbito militar.

    • Presentan grandes dificultades para su comprobación, esto por su mismo carácter técnico.

    • Tienden a proliferar cada vez más, por lo que requieren una urgente regulación. Por el momento siguen siendo ilícitos impunes de manera manifiesta ante la ley.

    Sistemas y empresas con mayor riesgo.

    Evidentemente el artículo que resulta más atractivo robar es el dinero o algo de valor. Por lo tanto, los sistemas que pueden estar más expuestos a fraude son los que tratan pagos, como los de nómina, ventas, o compras. En ellos es donde es más fácil convertir transacciones fraudulentas en dinero y sacarlo de la empresa.

    Por razones similares, las empresas constructoras, bancos y compañías de seguros, están más expuestas a fraudes que las demás.

    Los sistemas mecanizados son susceptibles de pérdidas o fraudes debido a que:

    • Tratan grandes volúmenes de datos e interviene poco personal, lo que impide verificar todas las partidas.

    • Se sobrecargan los registros magnéticos, perdiéndose la evidencia auditable o la secuencia de acontecimientos.

    • A veces los registros magnéticos son transitorios y a menos que se realicen pruebas dentro de un período de tiempo corto, podrían perderse los detalles de lo que sucedió, quedando sólo los efectos.

    • Los sistemas son impersonales, aparecen en un formato ilegible y están controlados parcialmente por personas cuya principal preocupación son los aspectos técnicos del equipo y del sistema y que no comprenden, o no les afecta, el significado de los datos que manipulan.

    • En el diseño de un sistema importante es difícil asegurar que se han previsto todas las situaciones posibles y es probable que en las previsiones que se hayan hecho queden huecos sin cubrir. Los sistemas tienden a ser algo rígidos y no siempre se diseñan o modifican al ritmo con que se producen los acontecimientos; esto puede llegar a ser otra fuente de "agujeros".

    • Sólo parte del personal de proceso de datos conoce todas las implicaciones del sistema y el centro de cálculo puede llegar a ser un centro de información. Al mismo tiempo, el centro de cálculo procesará muchos aspectos similares de las transacciones.

    • En el centro de cálculo hay un personal muy inteligente, que trabaja por iniciativa propia la mayoría del tiempo y podría resultar difícil implantar unos niveles normales de control y supervisión.

    • El error y el fraude son difíciles de equiparar. A menudo, los errores no son iguales al fraude. Cuando surgen discrepancias, no se imagina que se ha producido un fraude, y la investigación puede abandonarse antes de llegar a esa conclusión. Se tiende a empezar buscando errores de programación y del sistema. Si falla esta operación, se buscan fallos técnicos y operativos. Sólo cuando todas estas averiguaciones han dado resultados negativos, acaba pensándose en que la causa podría ser un fraude.

    Delitos en perspectiva

    Los delitos pueden ser examinados desde dos puntos de vista diferentes:

    • Los delitos que causan mayor impacto a las organizaciones.

    • Los delitos más difíciles de detectar.

    Aunque depende en gran medida del tipo de organización, se puede mencionar que los Fraudes y sabotajes son los delitos de mayor incidencia en las organizaciones.

    Además, aquellos que no están claramente definidos y publicados dentro de la organización como un delito (piratería, mala utilización de la información, omisión deliberada de controles, uso no autorizado de activos y/o servicios Computacionales; y que en algún momento pueden generar un impacto a largo plazo).

    Pero si se examina la otra perspectiva, referente a los delitos de difícil detección, se deben situar a aquellos producidos por las personas que trabajan internamente en una organización y que conocen perfectamente la configuración interna de las plataformas; especialmente cuando existe una cooperación entre empleados, cooperación entre empleados y terceros, o incluso el involucramiento de la administración misma.

    1.1.2. TIPIFICACIÓN

    Clasificación según la Actividad Informática:

    • Sabotaje informático:

    El término sabotaje informático comprende todas aquellas conductas dirigidas a causar daños en el hardware o en el software de un sistema. Los métodos utilizados para causar destrozos en los sistemas informáticos son de índole muy variada y han ido evolucionando hacia técnicas cada vez más sofisticadas y de difícil detección. Básicamente, se puede diferenciar dos grupos de casos: por un lado, las conductas dirigidas a causar destrozos físicos y, por el otro, los métodos dirigidos a causar daños lógicos.

    • Conductas dirigidas a causar daños físicos:

    El primer grupo comprende todo tipo de conductas destinadas a la destrucción «física» del hardware y el software de un sistema (por ejemplo: causar incendios o explosiones, introducir piezas de aluminio dentro de la computadora para producir cortocircuitos, echar café o agentes cáusticos en los equipos, etc. En general, estas conductas pueden ser analizadas, desde el punto de vista jurídico, en forma similar a los comportamientos análogos de destrucción física de otra clase de objetos previstos típicamente en el delito de daño.

    • Conductas dirigidas a causar daños lógicos:

    El segundo grupo, más específicamente relacionado con la técnica informática, se refiere a las conductas que causan destrozos «lógicos», o sea, todas aquellas conductas que producen, como resultado, la destrucción, ocultación, o alteración de datos contenidos en un sistema informático.

    Este tipo de daño a un sistema se puede alcanzar de diversas formas. Desde la más simple que podemos imaginar, como desenchufar el ordenador de la electricidad mientras se esta trabajando con él o el borrado de documentos o datos de un archivo, hasta la utilización de los más complejos programas lógicos destructivos (crash programs), sumamente riesgoso para los sistemas, por su posibilidad de destruir gran cantidad de datos en un tiempo mínimo.

    • Fraude a través de computadoras:

    Estas conductas consisten en la manipulación ilícita, a través de la creación de datos falsos o la alteración de datos o procesos contenidos en sistemas informáticos, realizada con el objeto de obtener ganancias indebidas.

    Los distintos métodos para realizar estas conductas se deducen, fácilmente, de la forma de trabajo de un sistema informático: en primer lugar, es posible alterar datos, omitir ingresar datos verdaderos o introducir datos falsos, en un ordenador. Esta forma de realización se conoce como manipulación del input.

    En segundo lugar, es posible interferir en el correcto procesamiento de la información, alterando el programa o secuencia lógica con el que trabaja el ordenador. Esta modalidad puede ser cometida tanto al modificar los programas originales, como al adicionar al sistema programas especiales que introduce el autor.

    A diferencia de las manipulaciones del input que, incluso, pueden ser realizadas por personas sin conocimientos especiales de informática, esta modalidad es más específicamente informática y requiere conocimientos técnicos especiales.

    Por último, es posible falsear el resultado, inicialmente correcto, obtenido por un ordenador: a esta modalidad se la conoce como manipulación del output.

    Una característica general de este tipo de fraudes, es que, en la mayoría de los casos detectados, la conducta delictiva es repetida varias veces en el tiempo. Lo que sucede es que, una vez que el autor descubre o genera una laguna o falla en el sistema, tiene la posibilidad de repetir, cuantas veces quiera, la comisión del hecho. Incluso, en los casos de "manipulación del programa", la reiteración puede ser automática, realizada por el mismo sistema sin ninguna participación del autor y cada vez que el programa se active. En el ejemplo citado al hacer referencia a las manipulaciones en el programa, el autor podría irse de vacaciones, ser despedido de la empresa o incluso morir y el sistema seguiría imputando el pago de sueldos a los empleados ficticios en su cuenta personal.

    Una problemática especial plantea la posibilidad de realizar estas conductas a través de los sistemas de teleproceso. Si el sistema informático está conectado a una red de comunicación entre ordenadores, a través de las líneas telefónicas o de cualquiera de los medios de comunicación remota de amplio desarrollo en los últimos años, el autor podría realizar estas conductas sin ni siquiera tener que ingresar a las oficinas donde funciona el sistema, incluso desde su propia casa y con una computadora personal. Aún más, los sistemas de comunicación internacional, permiten que una conducta de este tipo sea realizada en un país y tenga efectos en otro.

    • Estafas electrónicas:

    La proliferación de las compras telemáticas permite que aumenten también los casos de estafa. Se trataría en este caso de una dinámica comisiva que cumpliría todos los requisitos del delito de estafa, ya que además del engaño y el "animus defraudandi" existiría un engaño a la persona que compra. No obstante seguiría existiendo una laguna legal en aquellos países cuya legislación no prevea los casos en los que la operación se hace engañando al ordenador.

    • Pesca u "olfateo" de claves secretas:

    Los delincuentes suelen engañar a los usuarios nuevos e incautos de la Internet para que revelen sus claves personales haciéndose pasar por agentes de la ley o empleados del proveedor del servicio. Los "sabuesos" utilizan programas para identificar claves de usuarios, que más tarde se pueden usar para esconder su verdadera identidad y cometer otras fechorías, desde el uso no autorizado de sistemas de computadoras hasta delitos financieros, vandalismo o actos de terrorismo.

    • Estratagemas:

    Los estafadores utilizan diversas técnicas para ocultar computadoras que se "parecen" electrónicamente a otras para lograr acceso a algún sistema generalmente restringido y cometer delitos. El famoso pirata Kevin Mitnick se valió de estratagemas en 1996 para introducirse en la computadora de la casa de Tsutomo Shimamura, experto en seguridad, y distribuir en la Internet valiosos útiles secretos de seguridad.

    • Juegos de azar:

    El juego electrónico de azar se ha incrementado a medida que el comercio brinda facilidades de crédito y transferencia de fondos en la Red. Los problemas ocurren en países donde ese juego es un delito o las autoridades nacionales exigen licencias. Además, no se puede garantizar un juego limpio, dadas las inconveniencias técnicas y jurisdiccionales que entraña su supervisión.

    • Fraude:

    Ya se han hecho ofertas fraudulentas al consumidor tales como la cotización de acciones, bonos y valores o la venta de equipos de computadora en regiones donde existe el comercio electrónico.

    • Blanqueo de dinero:

    Se espera que el comercio electrónico sea el nuevo lugar de transferencia electrónica de mercancías o dinero para lavar las ganancias que deja el delito, sobre todo si se pueden ocultar transacciones.

    • Copia ilegal de software y espionaje informático:

    Se engloban las conductas dirigidas a obtener datos, en forma ilegítima, de un sistema de información. Es común el apoderamiento de datos de investigaciones, listas de clientes, balances, etc. En muchos casos el objeto del apoderamiento es el mismo programa de computación (software) que suele tener un importante valor económico.

    • Infracción de los derechos de autor:

    La interpretación de los conceptos de copia, distribución, cesión y comunicación pública de los programas de ordenador utilizando la red provoca diferencias de criterio a nivel jurisprudencial.

    • Infracción del Copyright de bases de datos:

    No existe una protección uniforme de las bases de datos en los países que tienen acceso a Internet. El sistema de protección más habitual es el contractual: el propietario del sistema permite que los usuarios hagan "downloads" de los ficheros contenidos en el sistema, pero prohibe el replicado de la base de datos o la copia masiva de información.

    • Uso ilegítimo de sistemas informáticos ajenos:

    Esta modalidad consiste en la utilización sin autorización de los ordenadores y los programas de un sistema informático ajeno. Este tipo de conductas es comúnmente cometida por empleados de los sistemas de procesamiento de datos que utilizan los sistemas de las empresas para fines privados y actividades complementarias a su trabajo. En estos supuestos, sólo se produce un perjuicio económico importante para las empresas en los casos de abuso en el ámbito del teleproceso o en los casos en que las empresas deben pagar alquiler por el tiempo de uso del sistema.

    • Acceso no autorizado:

    La corriente reguladora sostiene que el uso ilegítimo de passwords y la entrada en un sistema informático sin la autorización del propietario debe quedar tipificado como un delito, puesto que el bien jurídico que acostumbra a protegerse con la contraseña es lo suficientemente importante para que el daño producido sea grave.

    • Delitos informáticos contra la privacidad:

    Grupo de conductas que de alguna manera pueden afectar la esfera de privacidad del ciudadano mediante la acumulación, archivo y divulgación indebida de datos contenidos en sistemas informáticos.

    Esta tipificación se refiere a quién, sin estar autorizado, se apodere, utilice o modifique, en perjuicio de tercero, datos reservados de carácter personal o familiar de otro que se hallen registrados en ficheros o soportes informáticos, electrónicos o telemáticos, o cualquier otro tipo de archivo o registro público o privado.

    Existen circunstancias agravantes de la divulgación de ficheros, los cuales se dan en función de:

    1. El carácter de los datos: ideología, religión, creencias, salud, origen racial y vida sexual.

    2. Las circunstancias de la víctima: menor de edad o incapaz.

    También se comprende la interceptación de las comunicaciones, la utilización de artificios técnicos de escucha, transmisión, grabación o reproducción del sonido o de la imagen o de cualquier otra señal de comunicación, se piensa que entre lo anterior se encuentra el pinchado de redes informáticas.

    • Interceptación de e-mail:

    En este caso se propone una ampliación de los preceptos que castigan la violación de correspondencia, y la interceptación de telecomunicaciones, de forma que la lectura de un mensaje electrónico ajeno revista la misma gravedad.

    • Pornografía infantil:

    La distribución de pornografía infantil por todo el mundo a través de la Internet está en aumento. Durante los pasados cinco años, el número de condenas por transmisión o posesión de pornografía infantil ha aumentado de 100 a 400 al año en un país norteamericano. El problema se agrava al aparecer nuevas tecnologías, como la criptografía, que sirve para esconder pornografía y demás material "ofensivo" que se transmita o archive.

    1.1.3. ESTADÍSTICA

    El Instituto de Seguridad de Computadoras (CSI), en los Estados Unidos realiza un estudio anual sobre la Seguridad Informática y los crímenes cometidos a través de las computadoras; anunció recientemente los resultados de su quinto estudio anual denominado "Estudio de Seguridad y Delitos Informáticos" realizado a un total de 273 Instituciones principalmente grandes Corporaciones y Agencias del Gobierno.

    Este Estudio de Seguridad y Delitos Informáticos es dirigido por CSI con la participación Agencia Federal de Investigación (FBI) de San Francisco, División de delitos informáticos. El objetivo de este esfuerzo es levantar el nivel de conocimiento de seguridad, así como ayudar a determinar el alcance de los Delitos Informáticos en los Estados Unidos de Norteamérica.

    Entre lo más destacable del Estudio de Seguridad y Delitos Informáticos 2000 se puede incluir lo siguiente:

    Violaciones a la seguridad informática.

    • 90% de los encuestados descubrió violaciones a la seguridad de las computadoras dentro de los últimos doce meses.

    • 70% reportaron una variedad de serias violaciones de seguridad de las computadoras, y que el más común de estas violaciones son los virus de computadoras, robo de computadoras portátiles o abusos por parte de los empleados -- por ejemplo, robo de información, fraude financiero, penetración del sistema por intrusos y sabotaje de datos o redes.

    Pérdidas Financieras.

    • 74% reconocieron pérdidas financieras debido a las violaciones de las computadoras. Las pérdidas financieras ascendieron a $265,589,940 (el promedio total anual durante los últimos tres años era $120,240,180).

    • 61 encuestados cuantificaron pérdidas debido al sabotaje de datos o redes para un total de $27,148,000. Las pérdidas financieras totales debido al sabotaje durante los años anteriores combinados ascendido a sólo $10,848,850.

    Como en años anteriores, las pérdidas financieras más serias, ocurrieron a través de robo de información (66 encuestados reportaron $66,708,000) y el fraude financiero (53 encuestados informaron $55,996,000).

    Los resultados del estudio ilustran que esa amenaza del crimen por computadoras a las grandes corporaciones y agencias del gobierno viene de ambos lados dentro y fuera de sus perímetros electrónicos, confirmando la tendencia en años anteriores.

    Accesos no autorizados:

    • 71% de los encuestados descubrieron acceso desautorizado por personas dentro de la empresa. Pero por tercer año consecutivo, la mayoría de encuestados (59%) mencionó su conexión de Internet como un punto frecuente de ataque, los que citaron sus sistemas interiores como un punto frecuente de ataque fue un 38%.

    Basado en contestaciones de 643 practicantes de seguridad de computadoras en corporaciones americanas, agencias gubernamentales, instituciones financieras, instituciones médicas y universidades, los hallazgos del "Estudio de Seguridad y Delitos Informáticos 2000" confirman que la amenaza del crimen por computadoras y otras violaciones de seguridad de información continúan constantes y que el fraude financiero está ascendiendo.

    Los encuestados detectaron una amplia gama a de ataques y abusos. Aquí están algunos otros ejemplos:

    • 25% de encuestados descubrieron penetración al sistema del exterior.

    • 79% descubrieron el abuso del empleado por acceso de Internet (por ejemplo, transmitiendo pornografía o pirateó de software, o uso inapropiado de sistemas de correo electrónico).

    • 85% descubrieron virus de computadoras.

    • Comercio electrónico.

    Por segundo año, se realizaron una serie de preguntas acerca del comercio electrónico por Internet. Aquí están algunos de los resultados:

    1. 93% de encuestados tienen sitios de WWW.

    2. 43% maneja el comercio electrónico en sus sitios (en 1999, sólo era un 30%).

    3. 19% experimentaron accesos no autorizados o inapropiados en los últimos doce meses.

    4. 32% dijeron que ellos no sabían si hubo o no, acceso no autorizado o inapropiado.

    5. 35% reconocieron haber tenido ataques, reportando de dos a cinco incidentes.

    6. 19% reportaron diez o más incidentes.

    7. 64% reconocieron ataques reportados por vandalismo de la Web.

    8. 8% reportaron robo de información a través de transacciones.

  • 3% reportaron fraude financiero.

  • Conclusión sobre el estudio:

    Las tendencias que el estudio de CSI/FBI ha resaltado por años son alarmantes. Los "Cyber crímenes" y otros delitos de seguridad de información se han extendido y diversificado. El 90% de los encuestados reportaron ataques. Además, tales incidentes pueden producir serios daños. Las 273 organizaciones que pudieron cuantificar sus pérdidas, informaron un total de $265,589,940. Claramente, la mayoría fueron en condiciones que se apegan a prácticas legítimas, con un despliegue de tecnologías sofisticadas, y lo más importante, por personal adecuado y entrenando, practicantes de seguridad de información en el sector privado y en el gobierno.

    1.1.4. IMPACTO

    • Impacto a Nivel General

    En los años recientes las redes de computadoras han crecido de manera asombrosa. Hoy en día, el número de usuarios que se comunican, hacen sus compras, pagan sus cuentas, realizan negocios y hasta consultan con sus médicos online supera los 200 millones, comparado con 26 millones en 1995.

    A medida que se va ampliando la Internet, asimismo va aumentando el uso indebido de la misma. Los denominados delincuentes cibernéticos se pasean a su aire por el mundo virtual, incurriendo en delitos tales como el acceso sin autorización o "piratería informática", el fraude, el sabotaje informático, la trata de niños con fines pornográficos y el acecho.

    Los delincuentes de la informática son tan diversos como sus delitos; puede tratarse de estudiantes, terroristas o figuras del crimen organizado. Estos delincuentes pueden pasar desapercibidos a través de las fronteras, ocultarse tras incontables "enlaces" o simplemente desvanecerse sin dejar ningún documento de rastro. Pueden despachar directamente las comunicaciones o esconder pruebas delictivas en "paraísos informáticos" - o sea, en países que carecen de leyes o experiencia para seguirles la pista.

    1.2. SIETE PECADOS INFORMATICOS

    • LA SOBERBIA:

    ¿Lo puedes creer? Este pobre individuo apenas tiene una 486.

    Esta frase demuestra un desprecio tan injustificado hacia el dueño de la 486 como el de sudafricanos blancos hacia sus pares de color. Quizás el de la 486 fue tan sabio como para no gastar dinero en un adelanto tecnológico que no necesita, ahorrándolo para fines más razonables.

    El mismo juicio se aplica al que se mofa de los que aún usan la versión XX.1 de un programa, mientras él otro individuo tiene la XX.2

    • LA ENVIDIA:

    Sabio es aquél que vive feliz con lo que tiene ¿para qué vamos a estar codiciando la PC del vecino si con la nuestra nos alcanza y sobra? Una sana ambición nos permitirá avanzar en la medida que nos sea necesario, ahorrando un poco todos los días para que el día de mañana podamos cambiar el monitor monocromo por uno de color, o para comprar ese módem que tan útil nos resultaría.

    • LA GULA Y LA LUJURIA:

    Quizás éstas sean las tentaciones más difíciles de resistir, si no se cuenta con una madre o esposa que nos llame la atención cuando llevamos 16 horas sentados frente a la máquina. No importa que los ojos lloren a mares, que el estómago pida a gritos algo para digerir o que las piernas estén entumecidas, es difícil hacer callar este murmullo del subconsciente que nos dice: "¡Más PC, más!"

    • LA AVARICIA:

    Los creadores de programas shareware o de dominio público son un ejemplo de probidad. Ellos comparten amablemente sus creaciones, muchas veces sin esperar otra retribución que un consejo sincero de cómo mejorar sus programas. Pero la avaricia puede ser mal entendida, nadie debería ser tildado de avaro por no querer compartir un software cuya copia está expresamente prohibida por la ley.

    • LA PEREZA:

    Aquí no hay mucho que se pueda decir, al fin y al cabo la finalidad de la PC es que trabajemos menos, ¿o no?. El secreto de la sabiduría es saber emplear el tiempo que nos sobra, no para vaguear sino para hacer algo útil, como regar las plantas.

    Alguno dirá ¿a quién le sobra tiempo? De acuerdo, en la práctica, jamás nos sobra ni un minuto, pero debería sobrarnos si supiéramos refrenar los deseos lujuriosos de seguir usando la PC durante horas y horas.

    • LA IRA:

    En este caso, la computadora no es la culpable sino más bien la víctima, como en todos los órdenes de la vida, no está bien enojarse contra el que no tiene nada que ver. Tengamos en cuenta que, cuando la máquina no hace lo que quisiéramos, por lo general, la causa es un error de nuestra parte, mantener la serenidad en esos casos es la manera más rápida de resolver el problema.

    II. VALORES ETICOS EN LOS SISTEMAS DE INFORMACION

    Los cambios tecnológicos y la proliferación de la información han sido las herramientas fundamentales para la apertura de las fronteras en todo el mundo.

    Los valores religiosos, éticos y económicos debido al proceso de globalización se fueron alternando uno con otro hasta terminar siendo inversamente proporcionales a lo que la sociedad hoy más demanda, transparencia y idoneidad.

    Hoy la importancia del dinero está por encima de todo lo demás, dejando de lado la vida y su comportamiento.

    La información en la actualidad es el medio por el cual grandes empresarios ganan fortunas sin tener en cuenta el valor que ella significa y que no tiene ningún tipo de respaldo por los gobiernos democráticos de todo el mundo. La ambición de generar cada vez más poder a sobrepasado las barreras de la vida del ser humano y en nuestra legislación actual no existe protección para la persona en común en contra de los actos corruptos y las formas ilegales que se obtiene la información perjudicando en la mayoría de las veces a la vida humana.

    Las Redes informáticas, la Radio y la Televisión han llegado tan lejos que la moral y los valores éticos de la profesión han sido dejados de lado por estos sistemas de comunicación que buscan abaratar los mercados con productos basura que le venden as la gente, generando violencia en sus programas, llevando a la sociedad a producir más delincuencia juvenil y crímenes horrendos por parte de niños y jóvenes que se ven obligados a recibir inconscientemente un metamensaje que los lleva a cometer actos totalmente fuera de la ley penal y que alejan al niño del hogar y a la formación normal de una familia.

    El ingreso a este nuevo cambio en el mundo, que se ha producido durante estos últimos años, ha marginado y ha estrechado cada vez más la brecha que existe entre los ricos y los pobres, provocando la falta de educación en sectores más carenciados y la ambición económica en los sectores más ricos.

    Entonces como se explica esto, una sociedad que se encuentra totalmente enferma, debido a las políticas neoconservadoras que se fueron aplicando en todas partes del mundo, en busca de un mejor rendimiento económico y que hoy se ve reflejado en todos los hogares del mundo, preguntándose ¿Qué pasará mañana con nosotros? ¿Tendré trabajo para poder comer?…

    Es difícil responder a esto cuando se sabe que en una sociedad globalizada, donde el desempleo es el SIDA que nos ataca permanentemente y no nos deja rescatar los valores esenciales de la vida, es muy difícil producir un cambio. Entonces el hombre empieza a sustentarse al no encontrar una solución en lo espiritual en lo metafísico, no habiendo poder solucionar su vida recurre a los valores religiosos a Dios, tratando de buscar una solución a su problemas.

    Es cuando la información o los medios de información empiezan a ser una ruleta rusa para el hombre, donde este cambio al cual no nos podemos acostumbrar nos divide la vida en dos; los bueno y lo malo, pero que es lo bueno y lo malo para el hombre, es difícil de contestar a veces cuando los valores dejan de existir en una comunidad y empiezan aparecer sectas religiosas que juegan con lo religioso, actos de corrupción en los gobiernos, crímenes horrendos, enfermedades incurables y una pobreza absoluta. Entonces ¿Este es un cambio o estamos destruyendo a la sociedad en su conjunto?.

    Sólo el cambio de nuestra forma de pensar y de actuar nos ayudará a poder formar quizás una nueva civilización dependiente del cuarto poder que son los medios de comunicación, si no cambiamos interiormente es muy difícil que se produzcan los cambios exteriormente, para ellos debemos por empezar por nosotros mismos y dejar de lado lo material para poder empezar a valorar lo fundamental que es la esencia de la vida.

  • LA ETICA EN LA INFORMATICA

  • ¿Qué estudia la Ética en los sistemas de información?

    La Ética en la informática estudia la forma de transparentar e idoneizar los métodos que son utilizados para transformar la información, los mecanismos que permiten realizar las transformaciones, la valoración de los modos de comunicación más apropiados entre las personas y los que hacen de la información su filosofía de vida.

    La informática como recurso, fundado en la lógica y las matemáticas debe estar sustentada en lo religioso, lo ético y lo económico, produciendo una escala de valores de hechos y formas de comunicación dentro de una sociedad democrática.

    Actualmente, los flujos de información o fuentes, como redes informatizadas y medios de radiodifusión, han trastocado los valores naturales, y actúan en forma deficitaria cuando deben responder a los principios éticos y morales naturales de la vida.

    El peligro que ello significa, no solo pasa por la transformación o modernización de los sistemas de información, pasa porque no se ha respetado al ser humano en sí, con sus defectos y virtudes y se ha permitido ir chocando contra la ley natural de la vida.

    Este enorme cambio tecnológico que se ha producido en el mundo y que nos cuesta adaptarnos a el, no ha tenido en cuenta las necesidades principales del ser, y esta destruyendo en forma avanzada a las generaciones que se deben adoptar a ella.

    Los problemas que plantea la difusión acelerada de la información no son en esencia diferente a los que plantea el desarrollo de toda ciencia. Son problemas morales que han ido sumergiendo a una sociedad en una profunda corrupción; debido a las políticas neoconservadoras y poco claras que han tapado la transparencia y la honestidad de las antiguas generaciones.

    Por lo tanto, ¿Cómo llegará el hombre a mantener su integridad frente a este shock de futuro?, Es la cuestión a la que haremos referencia y debemos entender que los medios de comunicación son las que proveen al ser humano de información permanentemente para que el mínimo evalúe conforme a su conciencia.

    Por eso los medios de comunicación son imprescindibles para la existencia y el desarrollo de la vida social, pero en una sociedad mediatizada es necesario velar para que cumplan con sus genuinos objetivos, haciendo posible la libertad de expresión con el derecho a una información veraz y ética.

    2.2. IMPORTANCIA DE LA ETICA EN LOS SISTEMAS DE INFORMACIÓN.

    Durante mucho tiempo, la ética debió haber sido el tema más aburrido del mundo para la ciencia empírico-analítica de la comunicación. ¨Es tal cual es¨ -descubrir esto empíricamente y traerlo a la luz del análisis exacto, valía la pena- El mundo del deber estaba en un planeta totalmente distinto y para el tipo de ciencia predominante irrelevante. La ética era ¨habladurias¨ y en el mejor de los casos se tildaba de tema de ensayo. No se puede desconocer el cambio de espíritu, tiene como trasfondo el cuestionamiento de los postulados racionales de la ciencia en su totalidad. En el apremio por las nuevas preguntas, se articula un conservadurismo ético y ya casi un culto de lo irracional. La ética aplicada está en boga y para que no sea una coyuntura engañosa, esta requiere el cuidado y la fundamentación científica.

    En la comprensión, las ciencias filosóficas hasta hoy se denominan ¨moral sciencies¨. La cultura intelectual del humanismo con su moralidad específica forma el fundamento en que está enraizada la ética filosófica desde Aristóteles. El discurso actual en torno a la ética, que se observa en muchos ámbitos del saber y la ciencia, se basa en estos fundamentos y no puede prescindir de ellos. La ética, como ciencia, se alimenta del fundamento de sus conocimientos y tradiciones del pensar. Se trata ahora de hacer más aplicable que nunca la ética filosófica.

    La ética en los sistemas de información es una ética aplicada. El intento de una aplicación tal sobre la base de la ciencia de la comunicación. Si bien los medios de comunicación tiene como requisito las metas del sistema, en su subjetividad sobrepasa las metas meramente técnicas hacia un más.

    ¿Por qué es importante la ética para los sistemas de información?

    El hecho de que exista una nueva coyuntura para el tema de la ética en los sistemas de información se debe a una serie de motivos. Entre ellos figura, como ya se ha dicho, la crisis generalizada de la legislación actual ante el trasfondo de una impugnada fe en el progreso.

    El progreso informativo también se ve comprometido en estas dudas, si acaso no trae lo contrario de lo que promete a las personas en la sociedad altamente industrializada

    ¿Por qué necesitamos más programas y nuevos medios de comunicación? No estamos seguros de si las consecuencias de un progreso científico éticamente no responsable, va mucho más allá de lo que los sistemas de información pueden causar. La degeneración del lenguaje y de la comunicación pública, si bien no extingue la existencia física, puede tener consecuencias devastadoras para la vida intelectual.

    Toda la tradición de la ética y filosofía moral se puede reducir a las dos palabras ¨bueno¨ y ¨deber¨.

    Hoy en día se muestra como la relación entre los sistemas de información es una realidad, uno depende del otro. bajo el aspecto de acuñaciones e influencias normativas, o sea en el contexto de lo ¨bueno¨ y el ¨deber¨, pasa a constituir paulatinamente el centro de las consideraciones sociológicas y políticas. No existe un uso valóricamente neutro de los sistemas de información, de modo que la ciencia o la investigación de los efectos pudiera decir así es ¨correcto¨, así está ¨mal¨. Toda nuestra comprensión de la realidad siempre es también la comprensión de valores y ellos determinan el campo del efecto, si se llega a aquel combate de opiniones que en la democracia es imprescindible.

    Ante este trasfondo de interrogantes, temas como ¨Los sistemas de información y el cambio de valores¨ ¨Los sistemas de información y los patrones culturales políticos¨, ¨Los sistemas de información y la formación de juicios morales o la problemática general de las versiones de la realidad, requieren mucha atención de la que hasta el día de hoy le hemos dado.

    2.2.1. RELEVANCIA DE LA ETICA EN LA ACTUALIDAD

    Hasta hace poco la ética -teoría de la moral- fue ocupación exclusiva de los filósofos, se desinteresaban por los problemas éticos y hasta desterraban por no considerarlos abordables con las herramientas de la lógica y de la ciencia. Atribución al problema y los defectos de los especialistas en ética.

    Los filósofos analíticos empiezan a comprender que la teoría emotivista de los valores y de las normas - teoría que habían abrazado casi todos ellos con más pasión que conocimiento no agota el problema ni contribuye a racionalizar la vida, puede servir para justificar cualquier arbitrariedad. Tampoco se comienza tímidamente a admitir que los juicios de valor y las normas poseen un interés particular, para dejar que constituyan monopolio de mentes ilógicas.

    Tampoco es nueva la preocupación por los problemas morales de filósofos con inclinación científica o analítica; basta recordar a escrúpulos de conciencia brotaron durante la Primera Guerra Mundial, cuando se produjeron el avasallamiento de la ciencia. Lo interesante de la época, en lo que respecta a la ética, es la particular intensidad y confluencia de las tres corrientes mencionados, que llamaremos ética descriptiva, ética analítica y ética de la ciencia.

    Esta confluencia de experiencia y razón, de investigación empírica y análisis lógico y metodológico, es un fenómeno nuevo y característico de la cultura, aunque ello no parece haber sido advertido por los éticos a científicos que siguen jugando con normas universales y con teorías generales de los valores concebidos como objetos extramundanos y opacos a la razón. Estamos comprometidos en la crisis moral que acompaña a las convulsiones sociales y espirituales; no debe extrañar, quienes son especialistas en ética tengan problemas éticos (teóricos), puesto que tiene problemas morales (prácticos).

    La intensificación de la reflexión moral y la confluencia de las tres corrientes éticas signadas por la ciencia- hacen concebir la esperanza de que se deje de considerar la ética como un muestreo de opiniones y se la tome con respeto y educación dejando de lado la hipocresía y la soberbia emanada de las fuentes inmorales.

    Por eso la ética en los sistemas de información como en todos los campos de la vida cotidiana deben ser utilizados como una herramienta más para la formación de una sociedad globalizada y tecnificada que va cambiando su rumbo y que se encuentra en un signo de pregunta que todavía no podemos develar

    2.3 CÓDIGOS ÉTICOS EN LOS SISTEMAS DE INFORMACIÓN

    Es muy difícil poder describir el funcionamiento de una Ley Ética que se encargue de regular los sistemas de información actual.

    La ética en la función pública, y la moral en la administración de los negocios del Estado, siguen siendo los pilares fundamentales de todo orden republicano y democrático que se precie de tal.

    Pero en esta nueva era que se acerca, los cambios que se producirán serán mucho más pronunciados que los que estamos viviendo en la actualidad. La formación de una nueva civilización informatizada necesitará de leyes viables que la sustenten y que cumplan con todos los requerimientos legales posibles.

    La ética como ciencia teórica y práctica trata hechos, pero de hechos con relación a una norma o ley que dice lo que se debe hacer y lo que se debe evitar, no como un catalogo estático de deberes sino desde su utilización práctica, aplicando esos principios básicos a la conducta humana cotidiana.

    En la actualidad, nuestro país no cuenta con leyes éticas que permitan controlar los sistemas de información correctamente. Solo leyes y diferentes reglamentos se encargan de regular el comportamiento moral de los profesionales y los funcionarios públicos. Son la única arma de control que tiene la ciudadanía para reclamar, y reglamentos totalmente ineficientes que se demuestran claramente en el funcionamiento de la administración de nuestro país y que no son aplicados en la mayoría de los casos de corrupción y de actos inmorales.

    La prensa, la radio y la televisión están al servicio del orden libre y democrático, así lo formula el lenguaje jurídico. En términos prácticos, la base de legitimación de la profesión está firmemente inserta en el entendimiento de democracia con las obligaciones que de ella se deducen, y que ciertamente no se pueden forzar política ni jurídicamente, sino que, a pesar de su gran relevancia, sólo contienen un compromiso moral y quieren ser aceptadas por voluntad propia.

    Por eso, la libertad, y la ética son fuerzas tan decisivas e imprescindibles para plasmar y controlar una figura normativa, que se pierden de vista alguna vez. Una práctica humana es una práctica democrática con el respeto de la dignidad personal y humana como máximo precepto. Por cierto, la libertad de los sistemas de información no es ilimitada. En una autodeterminación libre y democrática, cada uno y todos nosotros nos fijamos límites y las obligaciones, respetando la conciencia y la libertad de otros.

    El ejemplo más claro de la falta de control en los sistemas de información que podemos citar es la continua proliferación de delitos informáticos en el mundo, los Hackers o más conocidos piratas de la informática día tras día roban información permanentemente de las diferentes computadoras estatales e instalan virus informáticos para su posterior destrucción.

    ¿Qué podemos hacer para solucionar este problema?

    Es difícil contestar a esta pregunta cuando sabemos que, los gobiernos del mundo y millones de hogares están sometidos al uso permanente de los sistemas de información y especialmente al uso de las redes informáticas como es el caso de la Red Internet.

    Solo una legislación fuertemente respetada por la ciudadanía, permitiendo que se cumplan cada una de las normas establecidas al pie de la letra posibilitaría tener algún tipo de control sobre este tipo, sumándole un cambio de actitud por parte de la sociedad, respetando el accionar de la misma.

    2.3.1. MANDAMIENTOS DE ETICA PARA LOS OPERADORES DE COMPUTADORAS

    1. No usarás tu computadora para dañar a otras personas.

    2. No interferirás con el trabajo que realizan otras personas en sus computadoras.

    3. No revisarás los archivos de computadoras de otras personas.

    4. No usarás la computadora para robar.

    5. No usarás la computadora para dar falsos testimonios.

    6. No copiarás o utilizarás software propietario por el que no has pagado.

    7. No utilizarás los recursos de las computadoras de otras personas sin autorización o retribución apropiada.

    8. No te apropiarás de los resultados intelectuales generados por otras personas a través de la computadora.

    9. Deberás tener en cuenta las posibles consecuencias sociales del programa que estás escribiendo.

    10. Siempre deberás usar una computadora de un modo tal que asegure consideración y respeto a tu prójimo

    III. ETICA EN EL PROFESIONAL DE LA INFORMATICA

    Las relaciones entre los hombres en sociedad y su comportamiento han motivado que históricamente surgieran y se desarrollaran doctrinas éticas que han buscado y buscan dar respuestas efectivas a problemas que se presentan en épocas y sociedades determinadas. De ahí el carácter relativo que históricamente se ha atribuido a las doctrinas éticas en función del tiempo y del espacio; aunque cabe destacar que dicho carácter de relatividad no implica que las mismas en cualquiera época y lugar no hayan tratado de preservar los valores sociales positivos y la dignidad del hombre.

    La palabra «etica» es un derivado del griego ethos que significa modo de ser adquirido. Aunque no puede establecerse una definición exacta de la misma, dado que no existe uniformidad al hacerlo, algunos autores la definen como la parte de la filosofía que trata de la moral y de las obligaciones del hombre.

    Siempre se parte del criterio de que es la ciencia que de manera vigorosa orienta las actuaciones del individuo para el logro de los fines más elevados mediante la recta razón inspirada en la moralidad.

    El objetivo de la ética se resume en la esencia de una sentencia cuyo valor filosófico ha trascendido los linderos del tiempo y del espacio, y es la aplicación de las normas morales tomando como base la honradez, la cortesía y el honor.

    Necesariamente la ética contribuye al fortalecimiento de las estructuras de la conducta moral del individuo.

    Se admite también que para la persistencia de la sociedad tienen que existir normas morales que regulen esa integración de los hombres; esta afirmación de Confucio la certifica con la sentencia «No hay lugar en lo más alto de los cielos ni en lo más profundo del océano donde no impere la ley moral».

    Dice Aristóteles «Quien no sea capaz de vivir en sociedad porque crea bastarse por sí solo o porque no necesita de ella tiene que ser animal o un Dios». De ahí que se admite como un axioma que el hombre sólo puede subsistir en comunidad, en integración con los demás.

    Siendo la ética la práctica del bien en todas sus dimensiones, tenemos que concluir en que ésta, articulada con el amor a la verdad, con la conciencia de cuáles son los fundamentos de la humanidad, con un buen aval cultural, y en fin, con una buena formación cultural se logra una personalidad claramente definida e impactante. Etica y personalidad existen estrechamente ligadas.

    3.1. ETICA Y MORAL Y PROFESION

    Los filósofos siempre han empleado ambos conceptos como sinónimos, pues se entiende que una es consecuencia de la otra; «moral» es un derivado del latín moris o mos que significa uso, costumbre, comportamiento; la moral se concibe como el conjunto de hechos y normas que conducen al hombre hacia la práctica de las buenas costumbres, la honestidad y el cumplimiento del deber. La ética hay que analizarla como el procedimiento que conduce a la práctica de la moral, es la aplicación de las normas morales.

    De la interdependencia existente entre ética y moral se originó un nuevo término «Moralética», que es la rama de la filosofía que explica de forma homogénea las someras diferencias y las profundas semejanzas que existen entre moral y ética, en el plano cultural. La moralética es el instrumento que, mediante leyes y normas que conducen a la virtud, busca la buena conducta del hombre.

    Definitivamente, una de las principales funciones del hombre dentro de la sociedad es el desempeño de una profesión. El profesional será visto siempre por los demás como un ente social, producto de su superioridad intelectual, desarrollo y nivel de conciencia; sin embargo, tenemos que reconocer que en nuestro medio social no todos tienen acceso a este privilegio por diferentes causas, lo que hace que el profesional ocupe un lugar de honor en la sociedad. La ética le permite a éste un espíritu de comprensión y tolerancia frente a los demás, le impone servir con humildad, puesto que debe reflejar respeto y gratitud a la sociedad que le permitió formarse profesionalmente.

    En definitiva el profesional, observando la ética, devolverá a la sociedad parte de la inversión que ella hizo en él para convertirlo en orgullo del conglomerado y en garantía de su futuro. La ética en la práctica profesional busca en principio la aplicación de las normas morales; debe abrazar la deontología.

  • CUALIDADES ETICAS

  • Es bien sabido que el objetivo primordial del progreso tecnológico del Estado es el de lograr el bien común o bienestar social, la eficacia del mismo se medirá en función de que garantice este fin.

    Ya Aristóteles ha dicho «El Gobierno perfecto que buscamos es aquel, precisamente, que garantiza al cuerpo social el mayor grado de felicidad. Ahora bien, la felicidad, según hemos dicho es inseparable de la virtud».

    La Administración informática es el medio y el armazón de que dispone la tecnología y el Estado para cristalizar sus objetivos. De todo lo antes dicho se infiere que los usuarios, programadores o analistas, como quiera que optemos por llamarles a quienes compongan dicho armazón, deben ser personas dignas. El factor moral debe ser primordial; sólo así los avances tecnológicos alcanzarán el sagrado fin que hemos enunciado.

    El profesional de la informática debe necesariamente ajustar su comportamiento a un orden moral estricto, puesto que sus funciones resultan ser cuasi-sacerdotales; la vocación y entrega son elementos fundamentales. Sin duda alguna el profesional de la informática debe ser un prototipo de la moralidad, en él la exigencia del cumplimiento del deber se torna más imperativa, cabe destacar aquí el pensamiento ilustrativo de José Martí « Yo no sirvo más que al deber y con éste seré siempre bastante poderoso».

    Es preciso aclarar que con la figura administrativa del profesional de la informática, nos referimos también a aquellos que desempeñan funciones de dirección, llámeseles funcionarios, gerentes, jefes, administradores, etc., los cuales a veces creen que por su posición están exonerados de observar las normas éticas, de excibir una conducta moral aceptable. El profesional de la informática, no importa su condición de jefe o subalterno, debe tener ciertas cualidades etico-administrativas que pueden resumirse en los siguientes conceptos:

    • Responsabilidad • Disciplina

    • Capacidad • Cortesía

    • Honradez • Iniciativa

    • Honestidad • Colaboración

    • Justicia • Precisión

    • Prudencia • Entusiasmo

    • Superación • Vocación

    Hay que entender que sólo podrán producir y dirigir los cambios aquellos hombres y mujeres cuyo temple y honestidad les permitan mantenerse al margen de todo tipo de manifestación de corrupción informática. Este honroso deber nos obliga a conducir la Nación por senderos más luminosos donde primen los valores y principios de la moral y de la decencia, para que mañana nuestros hijos puedan sentirse orgullosos de nosotros y de la patria que les hayamos legado.

  • EL SUJETO Y OBJETO ETICO

  • LLevando la cuestión de los sujetos de la información a una reflexión más profunda, debemos decir que la persona humana es el sujeto fúndante de la información y el pueblo o la sociedad el sujeto próximo o destinatario inmediato. Así vistas las cosas se consigue superar la superposición artificial de las mentalidades personalista y colectivista con lo cual se evita al mismo tiempo el riesgo de caer tanto en el despotismo socialista como en el libertinaje liberal en materia de información. El servicio al bien común y a los intereses de la sociedad general no puede efectuarse atropellando los derechos inviolables de las personas físicas. Igualmente decimos que el respeto a los particulares no debe ser excusa para atropellar los intereses de los demás, que son nuestros semejantes. Este equilibrio aparece como un desiderátum implícito en todos los códigos éticos.

    El concepto de objetividad aplicado aquí a la información está lejos de la creencia ingenua en la capacidad absoluta de saberlo todo. Pero tampoco es compatible con el escepticismo epistemológico, que propugna la objetividad imposible en un mundo en el que todo es relativo.

    La verdad objetiva se mantiene como ideal supremo del buen informador. Se rechaza el escepticismo filosófico frente a la posibilidad de conocer y comunicar la verdad como reflejo de la realidad, pero sin utopismos ingenuos. No aparece el término manipulación, pero utiliza el equivalente, que es distorsión. No pone de relieve suficientemente la distinción entre hechos, informaciones y opiniones, pero admite la compatibilidad de la objetividad más severa con la libertad creativa más generosa. Destacando la capacidad creativa del informador sale al paso del mecanismo informativo. La verdadera información debe ser humana. Es decir, no reducirse a una mera transmisión mecánica de información, sino que debe realizarse utilizando oportunamente los géneros literarios más aptos para reflejar al máximo posible la realidad objetiva. Está claro que un mínimo de objetividad es indispensable para justificar éticamente los actos informativos.

    La consecuencia inmediata de esto es que el decir la verdad objetivamente, como reflejo de la realidad pura y limpia de manipulaciones arbitrarias, constituye el ideal supremo al auténtico no debe renunciar nunca, al menos como guía interior de su trabajo informativo. Por lo mismo, toda deformación deliberada de la verdad, a la que la sociedad razonablemente tenga derecho a conocer, constituye una inmoralidad profesional.

    Un mínimo de verdad es indispensable para justificar una información, que honestamente no puede claudicar de ella amparándose en teorías filosóficas escépticas radicales en materia de conocimiento. “La función social de la información es exigida de modo especial”.

    La responsabilidad informativa en cuestión no está referida a un concepto de sociedad abstracto. La sociedad a la que se presta el servicio informativo son grupos concretos frecuentemente en conflicto en razón de diversos intereses sociales, económicos y políticos que se deben respetar. La información social hoy en día pasa irremediablemente por la organización empresarial y los informadores que tienen que aprender a estar dentro del engranaje como su ámbito natural. En cualquier caso, el enfoque radicalmente humanista de su trabajo debe guiar de tal manera al informador que se sienta suficientemente liberado de presiones ideológicas, políticas y económicas para poder ofrecer un servicio de información lo más objetivo y respetuoso posible con las instituciones sociales públicas y las personas privadas. La apelación de la conciencia del que informa, para resolver correctamente las situaciones creadas por los conflictos de intereses, presupone una adecuada formación ética del mismo. No es razonable pensar que las decisiones en los casos conflictivos hayan de tomarlas con mala conciencia ética.

    Respetar a la vida privada y a la dignidad de la persona humana debe formar parte de las normas éticas. La difamación, la calumnia, la injuria y la insinuación maliciosa forman parte de lo inmoral, de lo perverso y con esto solo se busca hacer daño al que informa por eso la información debe ser pura, realista y objetiva.

    Así también el respeto a la intimidad y a la vida privada en el ejercicio de la información se debe plantear ética y jurídicamente frente a la sociedad. Sobre todo teniendo cuenta de la existencia de medios cada vez más sofisticados para detectar y controlar la vida ajena. Está en juego también el derecho a la propia imagen moral de cada uno de nosotros, que no ha de ser socavada ni con el desprestigio programado ni por las injerencias injustas en la vida de los demás.

    Por ello es necesario insistir en que el problema clave para el tratamiento, tanto ético como jurídico, de los medios de comunicación reside en resolver la naturaleza jurídica de los medios de comunicación tanto públicos como privados, así como su organización interna. en relación con los medios públicos, es urgente que se perfile y establezca un nuevo modelo que concrete los contenidos que exige el servicio público.

    Ya que en el tratamiento de los medios de comunicación existe una gran hipocresía y un gran miedo para efectuar análisis claros y profundos. Los poderes públicos están mediatizados por el poder de los medios de comunicación y no se atreven a clarificar el complejo campo de los medios e comunicación. Tampoco otros poderes, como el caso de la Iglesia más interesada en poseer medios de comunicación que en predicar el ejemplo a través de un tratamiento ético y jurídico ejemplar de los propios medios que dependen de las autoridades eclesiásticas. También los intelectuales se encuentran mediatizados, ya que quienes no tiene la posibilidad de escribir o de salir en los medios de comunicación, son desconocidos y es muy difícil mantener independencia como intelectual sabiendo que sus propuestas, si son independientes, van a tener escaso eco.

    Por eso, es necesario insistir en el gran protagonismo que deben tener los ciudadanos en el tratamiento de los medios de comunicación a través del fomento de asociaciones de usuarios que velen por la protección de los derechos del ciudadano. Por ello es también importante insistir en la necesidad de que se implante una asignatura en los estudios de enseñanza media sobre la educación en los medios de comunicación.

    Es paradigmático que, mientras se avanza hasta el infinito en el perfeccionamiento técnico de la información a través de las nuevas tecnologías que están desarrollando nuevos planteamientos a través de las autopistas e la información, sin embargo el tratamiento de los medios se encuentra estancado en relación con las garantías de la veracidad y de la ética en la información.

    CONCLUSIÓN

    Después de un análisis profundo de la influencia de la ética en los sistemas de información se pueden sacar muchas conclusiones debido a enorme cantidad de campos que la misma abarca ya que el ser éticos y que los medios de comunicación lo sean depende de cada uno, depende de la sociedad en conjunto.

    Es por ello, que la información debe ser clara y precisa, trasparente y real posible, no nos pueden vender algo que no haya sido rectificado y tiene el sello de calidad, por que sino estaríamos destruyendo algo que ha ido construyendo poco a poco y es el de un sistema democrático joven, sano y fuerte.

    Tampoco hay que dejar de lado que la información es una herramienta fundamental para el conocimiento del ser humano. Mientras tanto esa información se maneje dentro de los parámetros morales y se respeten los principios éticos que dentro de un marco normativo es aceptado por la sociedad, entonces estaremos llevado por el camino correcto, y esa información estará basada en la verdad y le permitirá al ser humano enriquecerse intelectualmente, tomando esa información como elemento de su propio conocimiento siéndole útil para la convivencia con los demás.

    Por todo esto se deberán asimismo modificarse los sistemas de gestión, aspirando a la calidad total de la información simplificando la administración monopólica de los sistemas de información y restableciendo la Ética y la Moral en la Función Pública y privada. Los recursos humanos deberán resultar de selecciones que aseguren idoneidad y excelencia para la función. Para garantizar calidad en la gestión se realizarán controles independientes y eficaces que permitan reducir al más bajo nivel posible de corrupción.

    Pero lo más importante y concluyendo con este concepto será necesario y de suma utilidad que para poder respetar y seguir los pasos de un marco normativo correcto la sociedad y los sistemas e información en su conjunto deberán hacer cumplir requisitos, para que podamos luchar contra la corrupción y empezar a trasparentar los lados oscuros de la administración informática.

    RECOMENDACIONES

    • Debe existir un entorno social favorable para la democracia.

    • Debe existir una ley constitucional que regularice los sistemas de información.

    • Debe existir una infraestructura técnica adecuada para su funcionamiento.

    • Debe existir un financiamiento confiable y trasparente.

    • Deben existir medios de producción adecuados.

    • Deben existir colaboradores motivados y capacitados y

    • Debe existir un programa aceptado por el espectador.

    Si logramos poder hacer cumplir las recomendaciones que fueron mencionadas anteriormente podremos lograr una sociedad moral y éticamente fuerte en el sector de la informática, una justicia independiente y un estado trasparente, ya sea en un manejo equitativo de los recursos informáticos como en el buen comportamiento de sus funcionarios de la informática.

    BIBLIOGRAFIA

    6

    La Etica en los Sistemas de Información