Estilos cognitivos

Psicología. Pedagogía. Psicología. Habilidades sociales. Aprendizaje. Cognitivismo. Estrategias

  • Enviado por: Glorilla
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 8 páginas

publicidad
cursos destacados
Cómo montar un Ordenador
Cómo montar un Ordenador
En este curso te guiamos de una forma muy práctica y gráfica, para que puedas realizar el montaje de tu...
Ver más información

Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información


Estilos Cognitivos.

Al hablar de Estilos Cognitivos nos estamos refiriendo a ciertos modos de caracterización de percibir, recordar y pensar, o a maneras distintas de descubrir, almacenar, transformar y utilizar la información; en realidad, reflejan regularidades de procesamiento de información y se desarrollan en sintonía con tendencias significativas de la personalidad, ya que se infieren a partir de las diferencias individuales en la manera de organizar y procesar los datos informativos y la propia experiencia.

Los estilos cognitivos se distinguen claramente de las aptitudes cognitivas. Las aptitudes cognitivas son rasgos unipolares y los estilos son bipolares. Las aptitudes son mucho más restringidas respecto a sus objetivos y se miden en términos de nivel de ejecución. Los estilos ejercen un control sobre el funcionamiento mental, las aptitudes no; las aptitudes hacen referencia a que; los estilos cognitivos al cómo. Las aptitudes implican direcciones de valor, ya que cada polo tiene valor adaptativo en circunstancias diferentes.

Son muy diversas las definiciones que los investigadores les han ido dando al concepto de Estilo Cognitivo. Veamos a continuación algunas de ellas.

Definición: Son conjuntos de rasgos estables intelectuales, afectivos y emocionales mediante los que una persona interactúa en un ambiente de aprendizaje. Se encuentra integrado por habilidades cognitivas y metacognitivas.

El ser humano es único e irrepetible. Esta singularidad establece una gran diversidad para percibir e interpretar la realidad, adquirir y procesar la información, pensar, hablar, actuar, etc.

En el ámbito educativo se concreta en los diferentes estilos de aprendizaje del discente.

Aunque no existe un acuerdo a la hora de definir el término “estilo”, la mayoría de los autores admiten que cada persona tiene una peculiar manera de percibir y procesar la información. Esto es lo que se puede entender por estilo cognitivo.

S. de la Torre en “Manual de Orientación y Tutoría”, define estilo cognitivo como “... estrategias cognitivas generales al abordar tareas en las que están implicadas operaciones mentales como percibir, memorizar, pensar, aprender y actuar”.

Estas diferencias individuales aplicadas al proceso de enseñanza - aprendizaje dan lugar a los distintos estilos de enseñar en el docente y de aprender en el discente.

Una de las definiciones más acertadas es la de Keefe (1.988) y que también asumen C. Alonso y D. J. Gallego (1.994):

“Los estilos cognitivos son los rasgos cognitivos afectivos y fisiológicos, que sirven como indicadores relativamente estables, de cómo los discentes perciben, interaccionan y responden a sus ambientes de aprendizaje”.

El aprendizaje efectivo debe ser: significativo, integrado y transferible.

A comienzo de siglo, Mc Douglas (1.908) había definido la intencionalidad de la acción como la categoría fundamental de la Psicología y la verdadera esencia de la actividad mental distinguiendo entre “acciones intencionales” dirigidas a un fin futuro y elegidas entre varias alternativas y “acciones impulsivas”.

Según Madsen, las hipótesis cognitivas más altamente desarrolladas y más influyente, está comprendida en la teoría de Tolman, la cual incluye dos variables cognitivas: las expectativas y la “capacidad signo-Gestalt”.

Para Tolman, la conducta es molar, intencional y dependiente de procesos cognitivos. La intencionalidad en Tolman, adquiere el significado de: “orientación finalista”, y define la persistencia de la conducta hasta llegar al objetivo o meta.

Para Kreiger, la característica central de la motivación cognitiva implica dos aspectos:

  • Los objetivos se basan en expectativas y valores.

  • El concepto de atribución causal fue inducido bajo la hipótesis de que las personas son percibidas como seres que obran conscientes de un fin; es decir, como responsables de acontecimientos.

Good y Brophy afirman que las teorías cognitivas sostienen que la forma en que una persona concibe lo que le va a suceder es un factor tan importante de su conducta futura, como la realidad subjetiva de lo que realmente ocurre.

La postura de Nuttin está más próxima a la “necesidad de conocer” de Mc Douglas; o la “necesidad de percepción” de Woodworth. Según Nuttin, una concepción cognitiva de la motivación del sujeto igual que estimula su conducta motora.

Propone distinguir dos formas de motivación:

  • La necesidad de comprender (necesidad cognitiva de comprensión integral).

  • La necesidad de interacción social (creación y aceptación de valores).

Los estilos cognitivos, tratan de conocer más a fondo las estrategias cognitivas para tratar la información y ayudar a los alumnos a reflexionar a cerca de cómo mejorar su propio trabajo. Son tareas cruciales para el docente interesado en mejorar su intervención.

Medios y aprendizaje

Vamos a explorar y valorar:

  • Cómo interactúan esos medios con el aprendizaje.

  • Qué efectos producen en el estilo cognitivo de los alumnos.

  • Cómo elegir los más adecuados.

  • Cómo disponer de una experiencia significativa.

Un uso inadecuado, estereotipado, no reflexivo, sin espacio para un buen planteamiento de los problemas a resolver, y una discusión acerca de los resultados, puede esterilizar los beneficios de los mejores y más actuales recursos metodológicos.

Habilidades Sociales: pueden utilizarse para:

  • La gestión de grupo de trabajo.

  • La negociación de soluciones.

  • La conexión personal.

  • El análisis social.

Los estilos cognitivos tienen una serie de características que a continuación destacaremos:

  • Tiene importantes aplicaciones en el campo educativo. Los procedimientos educativos se pueden adecuar en función de los estilos cognitivos.

  • Algunos estilos cognitivos son:

  • Dependencia / independencia de campo.

  • Conceptualización / categorización.

  • Sensorial / intuitiva.

  • Activa / reflexiva.

  • Imaginaria / verbal visual / verbal.

  • Analítica / holística secuencial / global.

  • Reflexividad / impulsividad.

  • Nivelamiento / agudización.

  • Convergente / divergente.

A continuación una serie de aspectos nos ayudan a comprender los diferentes estilos cognitivos:

  • Dependencia - Independencia de Campo (DIC): Este factor es uno de los más conocidos y estudiados, gracias al Test de Figuras Enmascaradas que evalúa el modo de percibir la realidad dependiente o independiente. Las personas que tienden a percibir la información de manera analítica y sin dejarse influir por el contexto se denominan independientes. Los dependientes perciben de manera general e influidos por el entorno y el contexto. En situaciones de aprendizaje, los independientes de campo tienen una mayor predisposición para las ciencias y las matemáticas; y los dependientes a las ciencias sociales y relaciones personales.

  • Conceptualización y categorización: Hace referencia a la forma en que una persona asocia o agrupa una serie de objetos, conceptos o informaciones.

  • Reflexividad - Impulsividad: Dimensión que se relaciona con la rapidez para actuar y resolver situaciones problemáticas. Junto a la rapidez encontramos la eficacia. Los individuos que actúan de manera impulsiva, responden más rápidamente, pero cometen más errores; los reflexivos analizan las respuestas antes de darlas, tardan más, pero son más eficaces.

  • Nivelamiento - Agudización: Al percibir algunas personas destacan los elementos comunes y semejantes, y tienden a minimizar las diferencias (nivelamiento); mientras que otros resaltan las diferencias y minimizan los rasgos comunes (agudización). Los primeros tienen más facilidad para pruebas tipo ensayo, los segundos para pruebas de tipo objetivo.

  • Sensorial - Intuitiva: Distingue cómo seleccionan las personas la información que admitirán en su memoria de trabajo a partir del volumen de datos que les llega a través de los sentidos; bien reteniendo la que surge internamente a través de las ideas, la memoria, la imaginación o la reflexión.

  • Activa - Reflexiva: Indica la tendencia de aprender mediante la experimentación, la manipulación o la acción. En contraposición, aparece la tendencia a aprender más de los procesos introspectivos o de la reflexión propia.

  • Imaginaria - Verbal Visual - Verbal: Es una forma de representación que privilegia cada sujeto.

  • Analítica - Holística Secuencial - Global: Tendencia a organizar la información en partes o en todos. Mientras que en la dimensión global, se tienden a percibir las situaciones como un todo, procediendo del conjunto a las partes. En la dimensión secuencial se tienden a percibir fragmentariamente las situaciones y a proceder inductivamente.

  • Convergente - Divergente: El convergente es el sujeto que obtiene mejores puntuaciones en un test de inteligencia que en un test de final abierto, y divergente es el sujeto que puntúa más en un test final abierto que en un test de inteligencia. El convergente se concentra en los aspectos impersonales de su cultura, expresa con cautela sus sentimientos, reacciona a los problemas controvertidos de manera estereotipada, se siente molesto con la ambigüedad y manifiesta actitudes convencionales y autoritarias.

Con relación a los estilos surgen algunas cuestiones pedagógicas que preocupan hoy a los educadores. En primer lugar, la modificación de los estilos cognitivos. Es evidente que si se pueden adquirir, también se pueden modificar a través de situaciones de aprendizaje adecuadamente estructuradas. La cuestión está en las condiciones de esa modificación y en los resultados para el conjunto de la personalidad, pues ciertos estilos pueden convertirse en hábitos profundamente arraigados de la personalidad, o pueden estar funcionando como mecanismos de defensa que el sujeto utiliza eficazmente para tratar de dominar la ansiedad, y la modificación del estilo deja al sujeto desamparado y en trance de organizar otros mecanismos de carácter adaptativo.

Lo que sí parece claro es el papel central de los estilos cognitivos en el proceso del aprendizaje escolar y el poco esfuerzo que se ha desplegado en ayudar a los estudiantes a modelar sus propios patrones de conceptualización y de pensamiento, en comparación con los esfuerzos dedicados a la transmisión de contenidos, cuando se sabe que los fracasos del aprendizaje no vienen tanto de los fallos de memoria cuanto de la pobreza de los sistemas de percepción y asimilación del material que se debe aprender.

Algunos autores destacan la influencia del predominio sensorial en los Estilos, es decir, las preferencias de unos sentidos frente a otros para captar, interpretar y memorizar la información. Se distinguen:

  • Visual o icónico: en el alumno predomina la memoria visual y facilita el pensamiento espacial.

  • Auditivo o simbólico: Facilidad pasa usar el canal auditivo y favorecer el pensamiento verbal y simbólico.

  • Cinético: Propio del pensador motor.

Los rasgos afectivos, la disposición hacia el aprendizaje, las motivaciones, las expectativas, etc., influyen decisivamente en el proceso de enseñanza - aprendizaje y en los resultados académicos.

También los rasgos fisiológicos y la manera que tienen los alumnos de percibir éstos condicionan los aprendizajes y la actitud hacia ellos.

P. Honey y A. Mumford (1.986) consideran el aprendizaje como un proceso circular de cuatro etapas que corresponden a su vez con los cuatro estilos:

  • Estilo Activo: Son personas abiertas, entusiastas, sin prejuicios ante las nuevas experiencias, incluso aumenta su motivación ante los retos.

  • Estilo Reflexivo: Son individuos que observan y analizan detenidamente. Consideran todas las opciones antes de tomar una decisión. Les gusta observar y escuchar, se muestran cautos, discretos e inclusa a veces quizá distantes.

  • Estilo Teórico: Presentan un pensamiento lógico e integran sus observaciones dentro de teorías lógicas y complejas. Buscan la racionalidad, la objetividad, la precisión y la exactitud.

  • Estilo Pragmático: Son personas que intentan poner en práctica las ideas. Buscan la rapidez y eficacia en sus acciones y decisiones. Se muestran seguros cuando se enfrentan a los proyectos que les ilusionan.

Cada uno de nosotros participa en diferente medida de estos estilos. Es importante que el docente los conozca para poder favorecer el proceso de enseñanza - aprendizaje.

C. Alonso, D. Gallego y P. Honey, han elaborado una prueba diagnóstica. Se inscribe dentro del enfoque cognitivo y consta de ochenta items que el alumnado debe marcar con un + o un - según esté más de acuerdo o en desacuerdo con el enunciado del item.

Estrategias cognitivas:

Las estrategias cognitivas son habilidades internamente organizadas y deben tener algo para funcionar. En ente sentido, aunque las estrategias cognitivas son libres de contenido específico no pueden ser aprendidas sin algún contenido.

Las estrategias cognitivas utilizan los cuatro tipos de habilidades o resultados del aprendizaje (aptitudes intelectuales, motóricas, información verbal y actitudes) en función de una meta. Estas cuatro habilidades o resultados es lo que se enseña en la escuela. En cambio, la instrucción en las estrategias cognitivas es rara, quizá porque los métodos de entrenamiento son nuevos y no experimentados. Para Gagné las estrategias de aprendizaje son una destreza de pensamiento estratégico que se desarrolla como una función de la experiencia y de la inteligencia.

Señala que la capacidad de formular estrategias de aprendizaje es una forma de habilidad estratégica de solución de problemas que probablemente no puede ser enseñada efectivamente usando métodos tradicionales.

En síntesis, los mecanismos cognitivos que permiten a los estudiantes construir estrategias apropiadas de aprendizaje para una variedad de tareas académicas no pueden ser concebidos totalmente como productos de entrenamiento directo de estrategias cognitivas.

Estrategias Cognitivas

  • ATENCIONALES: Fragmentación - combinación, enfoque exploratorio.

  • DE CODIFICACIÓN:

  • Repetición:

    • En tareas básicas: enumerar, repetir nombres o números.

    • En tareas complejas: sombreado, copiar el material, tomar notas, subrayar.

    • Elaboración:

      • En tareas básicas: formar una imagen mental, generar una frase o enunciado.

      • En tareas complejas: parafrasear, resumir, crear analogías, tomar notas, contestar preguntas.

      • Organización:

        • En tareas básicas: agrupar, categorizar, resumir.

        • En tareas complejas: subrayar, resumir, señalar las ideas principales, relacionas las ideas, identificar las estructuras del texto.

        • Recuperación:

          • Asociar, formar imágenes.

        • METACOGNITIVAS:

        • Conocimiento del conocimiento:

          • Conocimiento declarativo o conocer qué: “hacer un resumen puede ayudar y mejorar el recuerdo”.

          • Conocimiento condicional o conocer cuándo y por qué emplear una estrategia: el resumen.

          • Control ejecutivo:

            • Evaluación: de la persona, de la tarea y de las estrategias.

            • Planificación: aplicación de tiempo y de esfuerzo.

            • Regulación: capacidad del sujeto para seguir el plan trazado y comprobar su eficacia.

          • AFECTIVAS: Reducción de la ansiedad mediante:

            • Desensibilización sistemática, modelado, modificación cognitiva, control de la ansiedad, reestructuración cognitiva, reestructuración racional.

    La enseñanza de las estrategias plantea dificultades, la reserva de si las estrategias enseñadas en relación con un contenido determinado serán transferidas a otros contenidos y, sobre todo, a las situaciones de la vida real. La enseñanza de las estrategias debe tener un impacto inmediato en los resultados escolares.

    Existen una serie de habilidades como son:

    Habilidades en la búsqueda de información.

    • Cómo encontrar dónde está almacenada la información respecto a una materia.

    • Cómo hacer preguntas.

    • Cómo usar una biblioteca.

    • Cómo utilizar material de transferencia.

    Habilidades de asimilación de la información y de retención.

    • Cómo escuchar para la comprensión.

    • Cómo estudiar para la comprensión.

    • Cómo recordar, cómo codificar y formar representaciones.

    • Cómo leer con comprensión.

    • Cómo registrar y controlar la comprensión.

    Habilidades organizativas.

    • Cómo establecer prioridades.

    • Cómo programar el tiempo.

    • Cómo disponer los recursos.

    • Cómo conseguir que las cosas más importantes estén hechas a tiempo.

    Habilidades inventivas y creativas.

    • Cómo desarrollar una actitud inquisitiva.

    • Cómo razonar inductivamente.

    • Cómo generar ideas, hipótesis, predicciones.

    • Cómo organizar nuevas perspectivas.

    • Cómo usar analogías.

    • Cómo evitar la fijeza funcional y otras formas de rigidez.

    • Cómo aprovechar sucesos interesantes y extraños.

    Habilidades analíticas.

    • Cómo desarrollar una actitud crítica.

    • Cómo razonar deductivamente.

    • Cómo evaluar ideas e hipótesis.

    Habilidades en la toma de decisiones.

    • Cómo identificar alternativas.

    • Cómo hacer elecciones racionales.

    Habilidades de comunicación.

    • Cómo expresar ideas oralmente y por escrito.

    Habilidades sociales.

    • Cómo evitar conflictos interpersonales.

    • Cómo cooperar y obtener cooperación.

    • Cómo competir lealmente.

    • Cómo motivar a otros.

    Habilidades metacognitivas.

    - Cómo evaluar la ejecución cognitiva propia.

    • Cómo seleccionar una estrategia adecuada para un problema determinad.

    • Cómo enfocar la atención a un problema.

    • Cómo decidir cuándo detener la actividad en un problema difícil.

    • Cómo determinar si uno comprende lo que está leyendo o escuchando.

    • Cómo transferir los principios o estrategias aprendidas en una situación a otra.

    • Cómo determinar si las metas son conscientes con las capacidades.

    • Conocer las demandas de la tarea.

    • Conocer los medios para lograr las metas.

    • Conocer las capacidades propias y cómo compensar las deficiencias.

    La gran ventaja de este programa es que permite un entrenamiento amplio en estrategias de aprendizaje sin necesidad de entrenar previamente al profesor. La debilidad de esta alternativa es el llamado ámbito de control.

    .