Eslovaquia

Geografía europea. UE (Unión Europea). Países del Este. Demografía eslovaca. Historia. Gastronomía. Costumbres. Fiestas

  • Enviado por: Xulo
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 10 páginas
publicidad
publicidad

HIMNO DE ESLOVAQUIA

En eslovaco:

Nad Tatrou sa blýska,
hromy divo bijú
Zastavme ich, bratia
Ved sa ony stratia
Slováci oijú.

To Slovensko naše posial tvrdo spalo
ale blesky hromu
vzbudzujú ho k tomu
aby sa prebralo.

U Slovensko vstava
puta si strhava
hej, rodina mila
hodina odbila
ije matka slava!

Ešte jedle rastu
na krivanškej strane.
Kto jak Slovak citi
nech sa šable chyti
a medzi nas stane.

En español:

Relampaguea sobre los Tatras,
los truenos pelean salvajes
Detengámoslos, hermanos
Pues ellos se perderán
Mientras los eslovacos vuelven a la vida.

Nuestra Eslovaquia ha estado durmiendo
un profundo sueño
pero el fulgor de los truenos
La despertará
para que se levante.


Eslovaquia se alza ya
rompe sus cadenas
ánimo, querida familia
ha sonado la hora

Viva nuestra gloriosa madre!
Aún crecen los abetos

en la ladera del Krivá.
Quien se sienta eslovaco
que tome un sable
y se una a nosotros

Letra: Janko Matúška
Música: (desconocido)
 Año: 1993 (adoptado)

Eslovaquia (nombre oficial, Slovenská Republika, República Eslovaca), república del centro de Europa que limita al norte con Polonia, al este con Ucrania, al sur con Hungría, y al oeste con Austria y la República Checa. Eslovaquia y la República Checa, que formaban parte de Checoslovaquia, se convirtieron en repúblicas independientes el 1 de enero de 1993. El país tiene una superficie de 49.035 km² y una población de 5.431.363 habitantes (censo de 2005). Bratislava es la capital y ciudad más grande.

Demografía

La mayoría de los habitantes de Eslovaquia son étnicamente eslovacos (86%). Los húngaros son la minoría étnica más grande (10%) y están concentrados en las regiones sur y este del país. Otros grupos étnicos incluyen a los romá, checos, rutenios, ucranianos, alemanes, y polacos. El porcentaje de romá es de 1,7% según el último censo (que está basada en la propia definición de los romá), pero alrededor del 5,6% basado en entrevistas con alcaldes y representantes municipales (que está basada en la definición del pueblo permanente). Sin embargo, nótese que en el caso del 5,6%, los porcentajes de húngaros y eslovacos son más bajos por 4 puntos porcentuales.

La constitución eslovaca garantiza la libertad de culto. La mayoría de los ciudadanos eslovacos (60,3%) practica el catolicismo romano; el segundo grupo más grande se considera a sí mismo ateo (9,7%). Cerca del 8,4% son protestantes, y el 4,1% son católicos griegos, i.e., católicos orientales y un 0,9% son ortodoxos orientales. De una población estimada de 120.000 judíos antes de la Segunda Guerra Mundial, alrededor de 2.300 judíos permanecen en el país. El idioma oficial del estado es el eslovaco, un miembro de las lenguas eslavas, pero el húngaro es ampliamente hablado en el sur y disfruta de un status co-oficial en algunas regiones.

Gobierno y política

Eslovaquia está gobernada por un gobierno de derechas liderado por Mikuláš Dzurinda. Los partidos del gobierno son SDKU, MK, KDH y ANO. En total suman el 42,6% de los votos.

En las pasadas elecciones de 2002 se dieron estos resultados:

PARTIDO POLÍTICO (SIGLAS) % VOTOS ESCAÑOS

Hnuti za Demockratické Slovenska HZDS 19,5% 36

Slovenska Demokraticka a Krestanska Unia SDKU 15,1% 28

Smer - Sociálna Demokracia SMER 13,5% 25

Magyar Koalíció Pártja MK 11,2% 20

Krest'ansko Demokratické Hnuti KDH 8,3% 15

Aliancia Nového Obana ANO 8,0% 15

Komunistická Strana Slovenska KSS 6,3% 11

Slovenská Narodná Strana SNS 3,3% -

Strana Demokratickej L'avice SDL 1,4% -

HZDS: Movimiento para una Eslovaquia Democrática (nacionalista)

SDKU: Eslovacos Demócratas y Unión Cristiana (cristiano-dem)

SMER: Dirección-Socialdemocracia (social-dem)

MK: Partido de la Coalición Húngara (étnico/cristiano-dem)

KDH: Movimiento Cristiano-Democrático (cristiano-dem)

ANO: Alianza de los Nuevos Ciudadanos (liberal)

KSS: Partido Comunista Eslovaco (comunista)

SNS: Partido Nacional Eslovaco (nacionalista)

SDL: Partido de la Izquierda Democrática (social-dem)

Regiones autónomas
Eslovaquia está subdividida en 8 kraje (singular kraj), cada uno de los cuales lleva el nombre de su capital.

Castellano

Eslovaco

1 Bratislava

Bratislavský kraj

2 Trnava

Trnavský kraj

3 Trenín

Treniansky kraj

4 Nitra

Nitriansky kraj

5 ilina

ilinský kraj

6 Banská Bystrica

Banskobystrický kraj

7 Prešov

Prešovský kraj

8 Košice

Košický kraj

Los kraje están subdivididos en varios okresy (singular okres), distritos. Eslovaquia tiene 79 distritos.

Geografía

Eslovaquia es un estado centroeuropeo miembro de la Unión Europea (UE). Eslovaquia no tiene costa y hace frontera con Polonia (norte), República Checa y Austria (oeste), Hungría (sur), y en el este hace frontera con un estado extracomunitario: Ucrania.

*Geografía física:

Rasgos generales

Eslovaquia puede dividirse en dos:

También podemos decir que la zona del sur-oeste se encuentra bañada por el Danubio.

Ríos y afluentes

La inmensa mayoría de los ríos de Eslovaquia pertenecen a la cuenca del Danubio, tan sólo, algunos del extremo norte son de la vertiente del Mar Báltico.

Montañas

En el norte y centro de Eslovaquia se encuentran los Cárpatos. En esta unidad geográfica se encuentran las siguientes montañas, entre otras:

Economía

Eslovaquia es un estado que pertenece a la Unión Europea desde el 1 de mayo de 2004. Este hecho da estabilidad a esta pequeña república de la Europa del Este, y si le sumamos que tiene sueldos mucho más bajos que los de Alemania, Francia o España, provoca que muchas fábricas instaladas en Europa Occidental se trasladen a este país, que a día de hoy ya es una gran potencia automovilística. Por ejemplo, empresas de la provincia de Barcelona (España) se han trasladado a Bratislava.

Todo este fenómeno es el motivo de que Eslovaquia crezca mucho económicamente (6.1% en 2005).

Tiene prevista la entrada en la zona euro en 2009.

La gastronomía eslovaca

Al igual que como en la República Checa, una de las especialidades más típicas de la cocina eslovaca son los buñuelos, que también son el alimento más económico que el viajero podrá encontrar. Entre los buñuelos más populares están los bryndzove halusky, hechos con queso de oveja frito y bacon frito. La sopa más conocida es la kapustnica, un rico caldo al que se le agrega repollo, jamón ahumado, salchichas, champiñones y manzanas. Un entremés muy habitual es el sunkova rolka cherenovou, que consta de una loncha de jamón con crema sazonada con diversas hierbas. Los postres más típicos son las crèpes (palacinky), especialmente las de chocolate.

Con la división del país, Eslovaquia conservó los dos tercios de los viñedos de la antigua república. El vino eslovaco es de buena calidad y muy barato. Existen también excelentes vinos espumosos.

Tradiciones y fiestas

*PASCUA: Después de terminar el invierno llega el tiempo de las fiestas de primavera. Justamente en esta temporada los pueblos checos están llenos de abigarradas procesiones de niños con ramilletes verdes, huevos pintados y gallardetes en corbachos de retoños atados de sauce llorón. De los siete domingos previos a la Pascua, el quinto - llamado Negro o de Muerte - es el más importante porque es el día en que el invierno se lleva fuera de los pueblos. El invierno está personificado en un maniquí de paja que se lleva fuera del pueblo en un lugar donde se ahoga o quema. Estas fiestas son típicas para las regiones de Valassko, Hornacko, las tierras Altas de Bohemia y Moravia o en las regiones de Chodsko o Blata. Cuando llega el sexto domingo - el de Ramos - los niños checos de Blata, andan con una muñeca, trayendo el Nuevo verano.
Los últimos cuatro días antes de la Pascua se oyen carracos y matracos en mediodía y por las tardes, sustituyendo lascampanas.  En la región morava de Podluzi se ven flores efímeras de primavera en los umbrales de las casas, en los patios y las ventanas. Son flores pintadas con jabón, humedecidos con el agua o sembrados de arena. Se pinta el revestimiento de las ventanas, los portales de las bodegas y las capillas, las salas y se blanquean las casas.
En Resurrección del Sábado de Gloria en cualquier iglesia en Domazlice, Kyjov, Blatnice, Breclav o Vlcnov se pueden mirar con gusto los trajes festivos de mujeres y muchachas de regiones. Las fiestas culminan el lunes cuando los jóvenes rondan los pueblos con corbachos de retoños de sauce llorón.

*MAYO: Un día antes del 1 de mayo se queman “las brujas”.  Es una noche de vigilia de primavera al amor de la lumbre con una fiesta animada, canciones y música. Para esta ocasión es característico también el secreto de las relaciones amorosas. La noche de San Felipe y San Jacobo (30 de abril), llamada también de Valpurga, de la bienvenida a la primavera.
Las más ceremoniosas de las fiestas de primavera son las fiestas de las “pequeñas reinas” y las cabalgadas de los “reyes”, otrora conocidas en todas las tierras checas, mientras que hoy día se observan solamente en Eslovaquia Morava y la región de Haná. En Vlcnov cabalgaron en los últimos decenios más de 60 "reyes" y estas fiestas se celebran también en Hluk, Skoronice y Kyjov.
En la región de Breclav anuncia la llegada de la primavera una virgen coronada - la “pequeña reina” - con largos cabellos sueltos que sobre un plato lleva otra corona blanca. Las canciones y los bailes del Pentecostés figuran entre las tradiciones folklóricas más antiguas de estas tierras.

*SEPTIEMBRE Y OCTUBRE: Todos los sábados y domingos de septiembre y octubre hay verbena en un pueblo, se celebran bodas, se “cierra” o “abre” una viña, en otro pueblo toca una banda, rondan allí jóvenes en trajes tradicionales con una garrafa de vino e invitan al baile. A todo visitante de las verbenas se le ofrece un agasajo, especialmente en la casa de la novia o del novio. En Bohemia solía celebrarse la mayoría de las verbenas en 28 de septiembre, fiesta de San Wenceslao, aunque la fecha más preferida era el día del santo al que estaba consagrada la iglesia local. El emperador José II decretó en 1786 que se celebrara la fiesta mayor en todo el país el mismo día, es decir el primer domingo después de San Galo. A partir de entonces había dos verbenas: la de San Galo, o sea imperial, y la segunda verbena el día del patrono local. Y una semana más tarde se celebraba una fiesta menor.

*LAS BODAS: Bodas podían celebrarse desde la Navidad hasta el Miércoles de ceniza y de nuevo después de la cosecha cuando había bastantes alimentos y menos trabajo en el campo y en casa. Las bodas son ceremonias dignas de atención con numerosas costumbres. Hoy día y como un recuerdo de tinte de exclusividad se celebran hasta hoy día en trajes tradicionales en las regiones de Chodsko, Polabí y en Eslovaquia morava, concretamente en los pueblos de Vlcnov, Kyjov, Bojanovice o Tvrdonice. Las bodas aparecen con frecuencia como temas de representaciones folklóricas y su matiz poético es acentuado en bailes ceremoniosos, canciones y música. También en este caso se han conservado elementos de teatro popular - el ofrecer, por fuerza, de un muñeco de niño al novio de parte de una mujer seducida y el rescate por el muñeco al final de la procesión de bodas o incluso el secuestro.

*EL INVIERNO: El período poético del descubrimiento de secretos y el período de ceremonias mágicas comienza el 30 de noviembre y termina alrededor del 31 de diciembre. En el pasado se profetizaba de verdad, mientras que hoy día es más bien un juego o incluso teatro popular. En la región checa de Blata alrededor de la ciudad de Sobeslav se ven hasta hoy día (4 de diciembre) las "Barbaritas". Entre cuatro y seis muchachas vestidas de blanco con caras veladas, una escoba, una campanita y un nódulo regalan a los niños trozos de manzanas secas y manzanas enteras y los exhortan que sean buenos. El 5 de diciembre rondan casas San Nicolás con un diablo y un ángel y antes del 13 de diciembre Santa Lucía con cara empolvada de harina o con un largo pico blanco y se interesan por el orden en cada hogar.  

Pero en la región de Podlesí en los montes de Sumava causan espanto entre los hombres porque los obsequian con diversos tipos de picardía: los maltratan, empujan y afeitan. Es una venganza femenina por todas las penas e insidias de la vida, cometidas contra el sexo femenino. Esta costumbre tiene sus variaciones: algunas veces salen corriendo a su encuentro muchachos disfrazados de diablos para defender a los hombres. Después de Nochebuena es agradable ir a la fiesta de San Esteban con música, bailes y canciones. Las mejores fiestas tienen lugar en la región de Chodsko o en Moravia del Sur. 
En los Montes Gigantes (Krkonose) cerca de Jilemnice, Vysoké nad Jizerou y Benecko o en las Tierras Altas de Bohemia y Moravia desde Usti nad Orlici hasta Trebíc hay en estas fechas exposiciones de pesebres hogareños que se montan allí ya a partir de mediados de diciembre y no se depositan en pequeñas arcas antes de mediados de febrero. Los pesebres suelen presentar amplios escenarios, algunas veces entre dos a doce metros de largo, suspendidos en las cuatro paredes de una habitación en anaqueles de madera debajo del techo. 
En el tiempo de los Reyes magos se ven muchachos vestidos de blanco cantando villancicos. Éstos después de todo, se pueden ver en toda Silesia y también en Moravia, empuñando con frecuencia un ramo adornado de abeto.

*LOS CARNAVALES: Las fiestas más variopintas y animadas son los carnavales populares que se conocen bajo nombres diferentes y se caracterizan, en esencia, por el “enterramiento de Baco” al final del invierno. En algunas partes es representado pro un maniquí del hombre viejo o un oso de paja, uno de los caballitos o la Madre del carnaval, en otras partes sólo un contrabajo. Es que después del martes de las carnestolendas las bandas dejan de tocar y no hay más bailes porque comienza la cuaresma. En los carnavales se ve una serie de máscaras primitivas cuyo significado y simbolismo era poco conocido. La muerte y la reanimación junto con la ceremonia de fecundación son viejos principios del eterno ciclo de la vida y la naturaleza que encuentran diversos reflejos en este gran teatro popular. Durante las carnestolendas, en la frontera de Moravia y Eslovaquia pasean bailadores con sables de madera que bailan entrelazándose en una cadena cerrada. Es un viejo baile que recuerda el eterno ciclo de la vida y de las estaciones del ano y figura entre los tipos de bailes que festejan el sol. En Strání este baile se baila hasta hoy día en trajes tradicionales. En la región de Horazdovice y Strakonice en Bohemia del Sur se representa en los carnavales una boda cómica que es también uno de los temas de una costumbre de otoño y recuerda el teatro popular.

HISTORIA COMPLETA DE ESLOVAQUIA

Entre el año 500 y el 100 a.C., una tribu celta venida del oeste europeo, los Cotini, poblaron el territorio de la actual Eslovaquia. Posteriormente, desde el año 100 a.C. y hasta el 400 d.C., en este territorio los Quadi, una tribu germánica, conformaron estados satélites del Imperio Romano al norte del Danubio (el "Limes Romanum"). Tanto los quadi como los marcomani, sus vecinos germánicos que poblaban Bohemia, fueron expulsados por los hunos liderados por Atila.

Los eslovacos, una tribu eslava proveniente de la región oriental del Vístula y estrechamente emparentada con los checos, comenzaron a asentarse en el territorio entre los siglos VI y VII. Pronto debieron defenderse de los ávaros, nómades que provenían de la baja Panonia, hasta que el comerciante franco Samo unió a las tribus eslavas que lo eligieron rey. En el año 805, el franco Carlomagno, expandiendo su Imperio Cristiano, se alió con los jefes checos que habitaban Bohemia y Moravia para derrotar definitivamente a los ávaros. En compensación por la ayuda, Carlomagno distribuyó ducados entre los checos, que pasaron a tener el control sobre las regiones de Moravia, Bohemia y Eslovaquia. El reino de Moravia, que incluía territorios bohemios y eslovacos, fue así establecido. Del año 830 al 846 duró el reinado del primer monarca moravo, Mojmir I, quien adoptó el cristianismo.

Su sobrino y sucesor, Rotislav I (quien reinó desde 846 a 870), expandió el reinado hasta incluir toda Bohemia y, unificando por primera vez los territorios eslavos de la región, formó la Gran Moravia. Rotislav consolidó las relaciones con el Imperio Franco, que respondía a Roma, en tanto que mantenía constante contacto con el Imperio Bizantino. A solicitud de Rotislav, en el año 863 Bizancio envió a los monjes Constantino y Metodio, al frente de un grupo de religiosos. Los monjes tradujeron los evangelios y diseñaron el primer alfabeto eslavo.

Durante el reinado de Svatopluc (870-894) las fronteras de Moravia se ampliaron hasta incluir la parte occidental de la actual Hungría y el sur de lo que hoy se conoce como Polonia. Svatopluc abandonó las relaciones con Bizancio, debiendo los discípulos de Metodio abandonar el reino y refugiarse en los Balcanes (ver historia de República Checa).

La Gran Moravia vio su fin en el año 906, cuando fue destruida por el reino germano de Arnulfo, aliado con los magiares, una tribu nómade que provenía del Alto Volga y que controlaba buena parte de los territorios de la actual Hungría. La parte occidental del antiguo reino quedó en posesión de los duques checos de Bohemia, en tanto que la parte comprendida entre los Cárpatos y el Danubio, que corresponde a la Eslovaquia de nuestros días, fue ocupada por los magiares. A pesar de que repetidamente los duques de Bohemia intentaron retomar el control sobre territorio eslovaco, éste siguió dependiendo, durante diez siglos, de los reyes de Hungría.

Los eslovacos siempre mantuvieron su idioma y sus características culturales, que los hicieron no perder en ningún momento sus lazos con los checos. Durante el siglo XV, la Universidad de Praga ejerció considerable influencia sobre los eslovacos. Los husitas de Bohemia (ver historia de República Checa) invadieron repetidamente Hungría, llevando a Eslovaquia la costumbre de celebrar la liturgia en lengua nacional y no en latín.

Las incursiones de los husitas crearon una atmósfera favorable para la posterior recepción del protestantismo, basado en la enseñanza de la Biblia Kralice, traducida por la congregación de los Hermanos Bohemios. A inicios del siglo XVI la mayoría de los eslovacos había adherido al calvinismo, pero cuando en 1525 Hungría fue invadida por el Imperio Otomano, Eslovaquia pasó a ser gobernada por la Casa de Austria, que fortaleció la Contrarreforma en toda la región. La dependencia de la casa de Austria, por otra parte, germanizó en buena medida la cultura eslovaca.

En 1620, los nobles checos fueron pulverizados por los magiares y Eslovaquia volvió a formar parte del reino de Hungría. La conquista, por parte del Imperio Otomano, de la Hungría central, acrecentó la influencia magiar en Eslovaquia. Los nobles húngaros, huyendo del poder turco, se instalaron en los pueblos eslovacos y transformaron las instituciones a la usanza húngara. 9 En el siglo XVII el dominio turco en Hungría fue reemplazado por el de la Casa de Habsburgo. A fines del siglo XVIII, el emperador José II alteró el reino de Hungría al germanizar la burocracia y limitar el poder de las autoridades húngaras. Esto abonó el terreno para que los eslovacos recordaran su origen eslavo y sus vínculos culturales con los checos.

La fiebre nacionalista que asoló Europa a partir de las Guerras Napoleónicas también llegó a los territorios dominados por la corona austríaca, y el nacionalismo eslovaco entró en conflicto con el húngaro. En 1834, el magiar reemplazó al latín como lenguaje jurídico. En 1848 los eslovacos, aliados con checos y alemanes republicanos, se levantaron en armas contra los magiares, quienes a su turno se habían rebelado contra los austríacos. Dentro de este período, los eslovacos tomaron control sobre su enseñanza secundaria y fundaron su primera sociedad científica, la Matica Slovaka.

A finales del siglo XIX, las autoridades húngaras eliminaron la lengua eslovaca de la vida pública, que fue reemplazada por el magiar. Los líderes eslovacos, especialmente los editores de periódicos, fueron perseguidos y muchos de ellos encarcelados. En 1907, la ley Appony transformó las escuelas primarias eslovacas en magiares.

En 1914, la Primera Guerra Mundial dio oportunidad a los eslovacos de abrazar la causa de los aliados, que combatían al Imperio Austro-Húngaro. Decenas de miles de soldados eslovacos, que habían sido forzados a servir en el ejército húngaro, se pasaron al bando de los aliados. En 1915, la Alianza Checa y la Liga Eslovaca (de Estados Unidos) llegaron en Cleveland a un acuerdo por el cual proclamaban la liberación de las naciones checa y eslovaca y su unión federativa, con completa autonomía para Eslovaquia. Esta última debería contar con su parlamento, administración y con el eslovaco como lengua oficial de su estado.

Una vez finalizada la guerra en 1918 con la victoria aliada, los esfuerzos nacionalistas dirigidos por el doctor eslovaco Thomas G. Masaryk -hijo de un cochero eslovaco y de madre germano-morava-, del científico Milan Stefanik, un eslovaco residente en el extranjero, y del checo Eduard Benes, conjugados con las fuerzas opositoras en tierras checa y eslovaca, condujeron a la creación de la República de Checo-Eslovaquia, el 28 de octubre de ese año.

En noviembre, Masaryk, quien había prometido respetar los derechos de las minorías germana y húngara, fue elegido presidente de la nueva república, posición que habría de mantener hasta 1935. Durante todo su gobierno, y también durante el de su sucesor, Benes, los eslovacos se sintieron relegados dentro de un estado, centralizado por los checos, que no les daban participación equitativa.

La toma de los Sudetes por parte de Alemania en 1938 provocó la renuncia de Benes -quien se exilió en Londres- y la ocupación de Checoeslovaquia por las fuerzas nazis en 1939 pusieron un paréntesis en la historia de la república (ver historia de República Checa). Checoeslovaquia fue desmembrada. Bohemia se convirtió en una provincia alemana y la Rusia Carpaciana fue tomada por los húngaros. En marzo de 1939 se proclamó la independencia de Eslovaquia, convirtiéndose en los papeles en un estado libre, con un presidente, Joseph Tiso, que era títere de Hitler.

Después de la victoria aliada en 1945, y contando con la presencia de fuerzas soviéticas en su territorio, Checoeslovaquia volvió a consolidarse con el retorno del exilio del gobierno de Eduard Benes, quien continuó como presidente. La unidad de la república fue garantizada por su pertenencia al bloque soviético hasta que, con la caída del régimen soviético y de su sistema de alianzas, en 1991 los pueblos checo y eslovaco decidieron escindirse.

Michal Kovak fue electo presidente de la nueva república de Eslovaquia el 15 de febrero de 1993. Vladimir Meciar, líder del MED y artífice del proceso de escisión, fue elegido primer ministro.

Meciar protagonizó una administración polémica; re-estatizó el diario Smena, e impuso en la televisión un espacio diario obligatorio para la divulgación de mensajes gubernamentales. Además, se opuso al parlamento cuando éste aprobó la enseñanza de la lengua húngara en las escuelas, exigiendo Meciar el cumplimiento de una vieja ley que obligaba a las mujeres húngaras a agregar a su apellido el sufijo "ova", como los nombres eslovacos.

Jozef Moravcik fue nombrado primer ministro en marzo de 1993. El nuevo gobierno de coalición fue erigido con dos objetivos principales: mantener fuera del poder a Meciar y aceptar los principios generales de la democracia europea. Sin embargo, las diferencias internas de la coalición debilitaron este proyecto y, en las elecciones de octubre de 1994, tras obtener el 35% de los votos, Meciar reasumió como primer ministro y canceló la política de privatización iniciada por su antecesor.

A fines de 1997, cinco partidos opositores fundaron la Coalición Democrática Eslovaca (SDK) y firmaron un acuerdo con Coexistencia. El presidente Kovak, que ya tenía relaciones tensas con Meciar, se sumó a las críticas contra el primer ministro, instándolo en enero de 1998 a mejorar las relaciones con Estados Unidos y la Unión Europea. Tras su derrota en las elecciones parlamentarias, Meciar renunció y los dos principales partidos opositores, la Oposición Democrática Eslovaca y la Izquierda Democrática, formaron un nuevo gobierno en octubre, con Mikulás Dzurinda como primer ministro.

En repudio a la discriminación, cerca de mil gitanos eslovacos pidieron asilo en Finlandia en julio de 1999. El Presidente Schuster reconoció la legitimidad del reclamo. El gobierno, que tomó medidas inmediatas para mejorar la situación de esta minoría y evitar así éxodos masivos, en julio de 2001 expresó su "profundo pesar" por la muerte violenta de un gitano que estaba detenido en una estación policial y prometió que los culpables serían sometidos a la justicia.

Los gobiernos checo y eslovaco alcanzaron un acuerdo en noviembre que ponía fin a las diferencias financieras producto de la separación. Praga prometió entregar cuatro toneladas y media de oro a Bratislava y reconoció tener 1.500 millones de dólares de deuda con Eslovaquia.

El parlamento aprobó en febrero de 2001 importantes reformas a la constitución, conducentes a lograr su integración a la UE y la OTAN. La nueva constitución descentraliza el poder, otorga más poderes a la oficina que controla y audita al estado y fortalece la independencia del poder judicial. Inmediatamente Rusia hizo saber que reprobaba la posible integración de Eslovaquia a la OTAN, buscando mantener la organización lo más alejada de sus fronteras.

En abril de 2002, la Unión Europea suspendió su ayuda financiera a Eslovaquia, expresando dudas sobre el uso que se la estaba dando a la misma. El anuncio fue hecho luego de la renuncia, por acusaciones de corrupción, de Roland Toth, funcionario eslovaco a cargo de los fondos. La suspensión significó un duro golpe para las intenciones eslovacas de integrarse a la UE.

En las elecciones presidenciales de abril de 2004, Ivan Gasparovic resultó electo en la segunda vuelta con el 59.9% de los votos, frente a su rival Vladimír Meciar, quien obtuvo el 40.1%. Gasparovic asumirá el gobierno en junio de 2004.

En marzo de 2004, el país ingresó como miembro pleno a la OTAN.

Finalmente, el 1º de mayo de 2004, Eslovaquia se unió, junto a otros nueve países, como miembro pleno a la UE, extendiéndose a 25 la cantidad total de miembros de la organización.