Eras geológicas

Paleontología. Fósiles. Fosilización. Moldeado. Era agnostozoica. Paleozoica. Mesozoica. Cenozoica

  • Enviado por: Pájaro Argentino
  • Idioma: castellano
  • País: Argentina Argentina
  • 27 páginas
publicidad
cursos destacados
Máster Profesional en Diseño de Productos turísticos
Divulgación Dinámica
El Máster Profesional en Diseño de Productos Turísticos es un producto de formación que va dirigido a la...
Solicita InformaciÓn

Formación Superior en Dirección y Gestión de Alojamientos Turísticos
EducaciOnline
Haz tu curso a distancia de Formación Superior en Dirección y Gestión de Alojamientos Turísticos y Hoteles....
Solicita InformaciÓn

publicidad

ERAS GEOLÓGICAS


CAPITULO I

EL REGISTRO DE LA VIDA: LOS FOSILES

1.1 Paleontología

1.2 La noción de fósil.

1.3 El estudio de los fósiles

1.3.1 Principios y leyes en que se basa el estudio de los fósiles

1.3.2 Aplicación del estudio de los fósiles

1.4 Yacimientos fósiles

1.5 La fosilización

1.5.1 Características y condiciones de la fosilización

1.5.2 Procedimientos de fosilización.

1.5.2.1 Moldeado

1.5.2.2 Petrificación

1.6 Clasificación de los fósiles

1.7 Como se sabe la edad de un fósil

1.7.1 Sistema del carbono

1.7.2 Sistema del radio

CAPITULO II

PRIMERAS ERAS: AGNOSTOZOICA Y PALEOZOICA

2.1 La historia del universo y la tierra

2.2 Era Agnostozioca

2.2.1 Periodo Arcaico

2.2.2 Periodo Precámbrico o Proterozoico

2.2.2.1 Inicio de la vida

2.3 Era Paleozoica

2.3.1 Periodo Cámbrico

2.3.2 Periodo Ordovícico

2.3.3 Periodo Silúrico

2.3.4 Periodo Devónico

2.3.5 Periodo Carbonífero

2.3.6 Periodo Pérmico



CAPITULO III

ERA MESOZOICA: EDAD DE LOS DINOSAURIOS.

3.1 Periodo Triásico

3.2 Periodo Jurasico

3.3 Periodo Cretácico

CAPITULO IV

ERA CENOZOICA: EDAD DE LOS MAMIFEROS

4.1 Periodo Terciario

4.1.1 Paleoceno

4.1.2 Eoceno

4.1.3 Oligoceno

4.1.4 Mioceno

4.1.5 Plioceno

4.2 Periodo Cuaternario

4.2.1 Pleistoceno

4.2.2 Holoceno


CONCLUSIONES

PROLOGO

En este trabajo de investigación hemos querido indagar sobre la forma en que se ha dado la historia de la tierra, así como las muy diversas formas de vida que han poblado el planeta en sus diferentes fases de desarrollo.

También, aquí, en este trabajo, conoceremos la geología de la tierra, es decir, cuales han sido las características del planeta desde su creación, hace 4600 millones de años, hasta la actualidad, en la forma en que lo conocemos.

Para iniciar la comprensión de este trabajo seria bueno recordar que a las diversas etapas de la tierra se les llama Eras geológicas, y que en estas esta escrita toda la historia de la tierra. A saber, las eras geológicas son: Agnostozoica, Paleozoica, Mesozoica, y Cenozoica, y es, en esta ultima, donde nos encontramos.

Cada era esta constituida por diversos periodos, y a su vez estos periodos están compuestos por épocas. Y es, a partir de los periodos, que en esta obra, iniciaremos nuestro trabajo investigación.

Antes de poner punto final ha este prologo quisiera disculparme con los lectores por la falta de practica, que poseo en la creación de este tipo de obras, y espero que a pesar de los errores que se puedan encontrar, este trabajo sea de su plena satisfacción.

Dicho lo anterior solo resta esperar que esta lectura sea de su agrado y que cumpla con las expectativas para lo cual ha sido creado.

CAPITULO I

EL REGISTRO DE LA VIDA: LOS FOSILES

PALEONTOLOGIA.

La Paleontología es la ciencia que estudia a los seres orgánicos que vivieron en épocas anteriores sobre la Tierra, bajo todos sus aspectos y muy especialmente busca sus posibles relaciones mutuas, o con el medio ambiente en que se desarrollaron, y su ordenación en el tiempo.

Este estudio es posible gracias a los restos de los organismos, que han llegado a nosotros formando parte de las rocas sedimentarias y se han conservado en el transcurso de los tiempos geológicos; es decir los fósiles. Luego podremos definir la Paleontología como la ciencia que estudia los fósiles.

El estudio de estos restos permite a los científicos determinar la historia de la evolución de organismos extintos, de la misma manera que si fueran organismos vivos. La paleontología también desempeña un papel principal en el conocimiento de los estratos rocosos o capas de la Tierra. Esta ciencia contribuye a la elaboración de mapas geológicos muy precisos, esenciales en la prospección de petróleo, agua y minerales. Para ello se utiliza información minuciosa sobre la distribución de los fósiles en los estratos, también mediante diferentes métodos de datación, para estimar la edad de las rocas.

La paleontología, no es, pues, una ciencia meramente descriptiva, pues pretende llegar a un conocimiento total de los seres vivos primitivos, por lo que hay que tener en cuenta su relación con la Paleobiología, Paleoecología, Paleoetología, Paleofisiología, etcétera...

Podemos dividir a la Paleontología en:

Micropaleontología (estudio de fósiles microscópicos.

Paleozoología (paleontología animal.

Paleobotánica (paleontología vegetal.

Palinología (estudio del polen fósil).

Paleoicnología (estudio de huellas o pistas fósiles).

LA NOCION DE FOSIL

Hasta comienzos del siglo XIX, momento en el que se establecieron los principios básicos de la geología moderna, no se conocía la verdadera naturaleza de los fósiles. Desde el siglo XVI, los eruditos debatían sobre el origen de los fósiles. Algunos ya postulaban la concepción moderna de que los fósiles eran restos de animales y vegetales prehistóricos, aunque otros los consideran rarezas de la naturaleza o creaciones del demonio. Durante el siglo XVIII se creía que los fósiles eran reliquias del diluvio universal, citado en la Biblia.

Actualmente se entiende por fósil a los restos de organismos cualquiera (o sus huellas), de un animal o vegetal incluidos en las capas terrestres y que haya vivido antes del comienzo de la época actual, llegando a nosotros.

Es posible la existencia de fósiles constituidos por un animal entero, incluso con sus órganos y partes blandas y putrescibles, como acontece con los insectos encerrados en las masas de ámbar o succino. Se explica esta inclusión, por que al brotar la resina de los troncos de coníferas de la época Terciaria, y escurrirse por la corteza en estado viscoso, aprisiono los insectos. Al cabo de los tiempos la resina se fosilizó y se convirtió en ámbar, y dentro quedo el insecto encerrado. Es una sustancia fosilizada aprisionando a un fósil, y aunque aquí se han producido ciertas transformaciones se le considera un proceso de fosilización completo.

Aun es más sorprendente el caso de corpulentos animales, como por ejemplo, algún rinoceronte de especie hoy extinguida, encontrado entero y bien conservado en los depósitos naturales de petróleo de Starunja, en Galitzia (Polonia), este caso se puede considerar como una momificación, ya que los tejidos han variado al reaccionar con la sustancia.

Como ejemplo de grandes animales conservados enteros, con su carne, piel, etc., pueden citarse los cadáveres de Mammut y de rinoceronte lanudo, de los tiempos del cuaternario, enterrados desde aquella lejana época entre los aluviones de la desembocadura de los grandes ríos siberianos en el mar Ártico, en los que su conservación se ha debido a un proceso de congelación. . Ya a fines del siglo XVIII, el celebre viajero y naturalista alemán Piter Simón Pallas (1741-1811) dio cuenta de estos singulares hallazgos, hechos a raíz de un viaje que hizo a Siberia como miembro de la comisión encargada de estudiar en aquellas latitudes el paso de Venus por el Sol. Se cita el caso de algunas expediciones posteriores en que los perros encontraron algún mamut desenterrado por las aguas del río y se alimentaron con esta carne que databa de varios milenios. La abundancia de estos fósiles es tal, que incluso ha sido objeto de comercio el marfil de las defensas de los elefantes fósiles de Siberia.

Se explica la existencia de tales cadáveres desde tan larga fecha, porque arrastrados por los ríos en las crecidas fueron sepultados entre los aluviones, constituidos por una masa de arena. Esta fue cementada por el hielo formando a expensas del agua de infiltración, pues en la costa siberiana el terreno a cierta profundidad permanece helado perpetuamente. Los animales incluidos en la roca de arena y agua sólida, permanecieron intactos, congelados, hasta que las acciones posteriores de la intemperie destruyeron el aluvión y los cadáveres quedaron al descubierto.

Por ultimo, pudiera creerse que la noción de fósil corresponde tan solo a los organismos ya extinguidos, pero el concepto esta fijado sobretodo por el carácter que le da su antigüedad, con independencia de que las especies a que correspondan sean vivientes en la actualidad o hayan desaparecido por completo de la faz de la tierra. Gran numero de especies de moluscos que vivieron en las épocas remotas de la historia terrestre, han pasado a través de los periodos del Terciario y Cuaternario y han llegado a los tiempos actuales. Precisamente las denominaciones que el geólogo británico Charles Lyell (1797-1875) estableció para los periodos del terciario, están fundadas en la proporción de especies de moluscos vivientes en aquellos tiempo que han llegado hasta el presente. Las denominaciones de Eoceno, Mioceno y Plioceno quieren significar aurora, mitad y plenitud de especies de moluscos actuales que aparecieron en aquellas épocas. A los moluscos encontrados entre los estratos del Terciario, hay en todo caso, exista o no la especie en el presente, que considerarlos como fósiles, pues, como se ha dicho, el carácter fundamental del fósil consiste en su antigüedad.

EL ESTUDIO DE LOS FOSILES

Los paleontólogos consiguen la mayoría de la información mediante el estudio de los depósitos de rocas sedimentarias que forman estratos y que se han ido sucediendo durante millones de años. Además, la mayoría de los fósiles se encuentran en estas rocas sedimentarias. También se utilizan los fósiles, así como otras características de las rocas, para comparar los estratos de distintas zonas del mundo. Gracias a esta comparación, se puede determinar si los estratos se depositaron durante el mismo periodo de tiempo o bajo las mismas condiciones ambientales. Toda esta información ayuda a realizar un análisis global de la evolución de la Tierra. El estudio y comparación de los estratos geológicos se llama estratigrafía.

Los fósiles proporcionan muchos datos útiles para poder comparar los estratos. Algunos de ellos, llamados fósiles indicadores, son de gran importancia debido a su amplia distribución geográfica y al escaso margen de aparición sobre la Tierra. Representan, por tanto, especies que estuvieron muy repartidas y que vivieron en periodos breves de tiempo. Los mejores fósiles indicadores son los organismos marinos.

El estudio de los fósiles es difícil, en cuanto se trata de determinar las especies de organismos que corresponden y los grupos biológicos en que deben incluirse. En efecto, el paleontólogo no tiene entre sus manos sino restos precarios de tales seres, reducidos, en el caso más favorable, al esqueleto, y muchas veces tan solo porciones o restos incompletos, en estado de moldes o de huellas con los cuales hay que rehacer mentalmente el animal o vegetal a que corresponden. Sin embargo, la mayor parte de los organismos fósiles encajan en el plan biológico y en los grupos taxonómicos de los seres hoy vivientes, si bien otros corresponden a grupos ya extinguidos, como los graptolites, trilobites, peces placodermos, etcétera, y muchas familias de géneros de reptiles, aves y mamíferos, cuya colocación exacta en el árbol genealógico de las especies es una de las aspiraciones de la paleontología.

El orden que se va seguir en la descripción de los grupos fósiles es el biológico. Comienza por la descripción de los organismos de constitución más sencilla terminando por los de organización mas complicada; orden motivado por ser precisamente este el de su aparición. Así, de las tres eras o grandes periodos en que se divide la historia de la tierra, la Primaria o Paleozoica es la del dominio de los invertebrados, por lo que se estudiara primero, la Secundaria o Mesozoica es llamada de los reptiles, por el predominio de esta clase de vertebrados; y la terciaria o Cenozoica es la del dominio de los mamíferos y al final de ella aparece el genero humano.

PRINCIPIOS Y LEYES EN QUE SE BASA EL ESTUDIO DE LOS FOSILES

Anatomía comparada: Nos permite establecer diferencias y analogías entre seres actuales y los fósiles, de forma que, por ejemplo, podemos clasificar a los gasterópodos sólo en base de sus conchas; esto trae consigo que cuando se encuentre una concha fósil de gasterópodo podamos clasificarla por su analogía con la actual.

Cronología relativa: Este principio se basa en que el orden de superposición de estratos sigue una pauta cronológica, es decir, que se depositaron los más antiguos debajo y los más modernos encima. De esta forma, los fósiles contenidos en un estrato serán anteriores en el tiempo a los contenidos en los estratos superpuestos a él y, por consiguiente, posteriores a los que se encuentran en los subyacentes a él.

Actualismo: El actualismo paleontológico establece que los organismos, cuyos restos hallamos fosilizados, se regían por las mismas leyes biológicas que los seres vivos actuales.

Principio de 1a selección natural: Enunciado por Darwin, marca una pauta importante en la Paleontología y, a partir de su enunciado, en él se basa toda la lógica de la Paleontología moderna.

Darwin tuvo en cuenta:

1. Todos los seres cambian de padres a hijos y éstos, entre sí, se diferencian en algo.

2. Si el número de individuos de una población fuese proporcional a los que aparecen en cada generación, la población crecería desmesuradamente; pero el hecho que la población no aumente se rige por el principio de la selección natural, que establece que entre los individuos de una generación no todos tienen las mismas características y las mismas condiciones de supervivencia, siendo los que quedan los que transmiten sus caracteres a sus descendientes.

APLICACIÓN DEL ESTUDIO DE LOS FOSILES

Casi toda la datación de edades se ha hecho a partir de la presencia de fósiles en una u otra época; para esta datación se ha valido de los fósiles característicos o fósiles guía, que pueden ser especies paleontológicas o grupos sistemáticos de mayor amplitud; se caracterizan por ser propios de un estrato y no aparecen ni en los anteriores ni en los posteriores.

Para que un fósil sea verdaderamente útil en estratigrafía, debe reunir las siguientes condiciones: evolución rápida, área de dispersión extensa y abundancia en los estratos. Tenemos como ejemplo típico a los graptolites, que caracterizan el Silúrico por no encontrarse ni en el Cámbrico ni en el Devónico.

YACIMIENTOS FOSILES

Se llama biocenosis a una comunidad de vida fósil tal como existió. Lógicamente, un fósil aislado no identificará una época, por lo cual se trata de obtener una abundancia de fósiles o, lo que es lo mismo, un yacimiento de fósiles; en la formación de un yacimiento de fósiles influyen una serie de factores biológicos y geológicos, a cuál más importante.

Para la formación de un yacimiento se requieren las siguientes condiciones:

1. Que los restos orgánicos se acumulen en un área de sedimentación.

2. Que la sedimentación se realice con cierta velocidad.

3. Que los sedimentos sean de tal naturaleza que permitan la conservación.

Vamos a explicar cómo se forma un yacimiento fósil.

Cuando los seres vivos están en la superficie terrestre forman una fauna viva o biocenosis, que tiene poca probabilidad de fosilizarse; ahora bien, puede ocurrir que, una vez muertos, haya una acumulación y reunión de cadáveres, tanatocenosis, eliminándose en este proceso las especies raras, poco numerosas, por una simple ley estadística; luego la tanatocenosis tendrá un término medio de la biocenosis, en general, y sólo estarán representadas las formas más abundantes de la biocenosis y las que se acumulen por una serie de causas especiales. La siguiente etapa supone que los restos se depositan en un área de sedimentación, precisándose para la mayoría un previo transporte, en el que se pierden muchos elementos de la tanatocenosis; en realidad, se realiza una verdadera selección hidrodinámica. Así se forma la tafocenosis, en la que elementos propios autóctonos se unen a los procedentes del transporte hidrodinámico.

Las regiones que aparecen vacías de un determinado tipo de fósiles sólo indican la falta de condiciones para la formación de yacimientos. La ausencia también se puede explicar porque no llegaran los restos al área de sedimentación o que no pudieron fosilizar.

LA FOSILIZACION

La fosilización consiste en la transformación del resto orgánico, tanto por acciones químicas como mecánicas.

CARACTERÍSTICAS Y CONDICIONES DE LA FOSILIZACIÓN

Los fósiles constituidos por el animal entero, incluso sus partes blandas, o, por el contrario, reducidos a la huella de su paso, no quedando nada del ser que la produjo, no pueden citarse como norma general. La mayoría consisten en las partes duras del organismo, constituidas por sustancias minerales: sílice, carbonato cálcico, fosfato cálcico, pirita de hierro, limonita, carbonita de estroncio. Así, los esqueletos de los radiolarios, las espículas de las esponjas siliceas, o la frústulas de las algas microscópicas, llamadas diatomeas, se conservan bien, pues todos estos esqueletos son de sílice. Los caparazones de los moluscos y los braquiópodos, el armazón esquelético de los coralarios y los equinodermos, que son de naturaleza calcárea, se fosilizan también con facilidad, constituyendo los caparazones de los moluscos lo que se ha llamado por, analogía, la moneda corriente de la Paleontología.

El esqueleto interno de los vertebrados, o sea, la osamenta, constituida también por carbonato y fosfato cálcico se presta bien para la fosilización. En cambio las piezas esqueléticas de naturaleza cornea, tales como las placas dérmicas de las tortugas, los pelos y las plumas, las pezuñas y los estuches córneos de los rumiantes cavicornios, se descomponen, y rarísima ves se encuentra en estado fósil. Análogamente, el esqueleto externo de los insectos y demás artrópodos, si no esta muy incrustado de caliza, desaparece bien pronto, sin llegar a fosilizarse. La mayor parte de los grupos insectos fósiles, como también el extinguido grupo de los trilobites, suelen conocerse en estado fósil por el molde externo del animal.

Condición esencial para que los restos de los animales y vegetales se conserven, es que no permanezcan largo tiempo a la intemperie pues, de lo contrario, se descomponen y desaparecen. Treinta años es el plazo máximo para que la acción de la intemperie destruya totalmente huesos tan resistentes y fuertes como son los del bisonte. En consecuencia para que la conservación de restos orgánicos se realice con transformación mayor o menor de la sustancia que los constituye, es condición esencial que queden incluidos entre sedimentos, libres de la acción de la descomposición.

PROCEDIMIENTOS DE FOSILIZACION

Durante el proceso de fosilización existe perdida de nitrógeno (componente de la materia orgánica). Este nitrógeno tarda mucho en perderse, y mientras exista tendremos un subfósil. Podríamos, pues, definir la fosilización como una serie de transformaciones químicas que reemplazan los compuestos orgánicos del organismo muerto por otros minerales. Estas transformaciones dependerán de la composición originaria del resto orgánico y de las condiciones geoquímicas en las que se encuentra durante el proceso. Lo que se fosiliza es normalmente el esqueleto, aunque puede quedar la impresión de las partes blandas.

Hay, de acuerdo con lo anteriormente expuesto dos principales procedimientos naturales de fosilización, los cuales son los siguientes:

MOLDEADO

El caso más sencillo de fosilización es el moldeado. Un organismo animal o vegetal, o una parte de este, como, por ejemplo, el caparazón de un molusco, es envuelto por los sedimentos que se adaptan por completo al exterior del resto orgánico. Posteriormente, este desaparece por putrefacción de las partes blandas y disolución de la caliza del caparazón, quedando en el interior de la masa sedimentaria, el molde externo del molusco.

El cieno o la arena arcillosa pueden penetrar en el interior del caparazón del molusco, rellenando la cavidad por completo; al desaparecer la cáscara por disolución solo quedara un molde interno. También se da con frecuencia el caso de que la cavidad correspondiente al molde externo se rellene por sustancia mineral, mediante proceso de deposito químico o mecánico, y se origina una reproducción o moldeado.

La incrustación se produce depositando las aguas la caliza que traen disueltas sobre las hojas, ramas, insectos, etc. La sustancia orgánica se descompone mas tarde, y queda un relieve o molde de lo incrustado. Aunque la materia incrustable es, por lo general, la caliza, también hay casos en que lo es la sílice o el carbonato de hierro.

PETRIFICACIÓN

La petrificación es el caso más corriente. Un cuerpo orgánico enterrado entre las capas geológicas, pierde, por putrefacción y descomposición, la materia orgánica; pero si los espacios vacíos son rellenados por sustancias minerales aportadas en la disolución por las aguas que impregnan el terreno, el cuerpo o resto orgánico se habrá petrificado, transformándose en piedra. En los huesos se reconoce su grado avanzado de fosilización por petrificación, porque son muchos mas pesados que cuando no están fosilizados.

Por lo general, es el carbonato cálcico la sustancia fosilizante. También lo son la sílice, los óxidos y los carbonatos de hierro; más rara vez el azufre, y en algunos casos la pirita y el yeso.

Algunas veces la petrificación se realiza reemplazando la sustancia fosilizante, partícula a partícula, casi molécula a molécula, a la materia constitutiva del resto orgánico. En este caso se puede conservar la estructura microscópica del fósil, pudiéndose estudiar sus tejidos.

CLASIFICACION DE LOS FOSILES

A continuación se hará mención de la clasificación de los fósiles, sin embargo explicar cada una de sus partes seria adentrarse demasiado en el tema por lo que solo mencionaremos su clasificación de manera superficial.

Los fósiles se dividen en:

1. Invertebrados fósiles

2. Vertebrados fósiles.

A su vez los invertebrados fósiles se dividen en:

1. Protozoos fósiles

2. Foraminíferos

3. Esponjas fósiles

4. Celentéreos fósiles

a) coralarios

b) Teracoralarios

c) Hexacoralarios

5. braquiópodos fósiles

6. Moluscos fósiles

a) Lamelibranquios

b) Gasterópodos

c) Cefalópodos

7. Artrópodos fósiles

a) Trilobites

b) Escorpiones

c) Insectos

8. Equinodermos fósiles

a) Equinoideos

Y al igual que los invertebrados, los fósiles vertebrados se dividen en:

1. Peces fósiles

2. Anfibios fósiles

a) Estegocefalos

3. Reptiles fósiles

a) Cotilosaurios

b) Dinosaurios

c) Brontosaurios

d) Ictiosaurios

4. Aves fósiles

a) Diornis

b) Aepyornis

5. Mamiferos fósiles

a) Marsupiales

b) Titanoteritos

c) Deinotherium

d) Mamuts

e) Simios

f) Lemurridos

g) Platirrinios

h) Catirrinios

Estos son los grupos en que se dividen los fósiles hasta ahora encontrados.

COMO SE SABE LA EDAD DE UN FOSIL

Para calcular la antigüedad de los fósiles se ha recurrido a pruebas con ciertas sustancias llamadas elementos radioactivos, como el uranio y el carbono.

Estos elementos radioactivos se transforman en otros a ritmo constante, preciso y lento; por ejemplo, la mitad de una muestra de Uranio 238 se transformara en plomo en un lapso de 4500 millones de años.

Hagamos una analogía: imagina un reloj de arena. La arena que esta en la mitad inferior del reloj representa al elemento X (uranio); al voltear el reloj, la arena empieza a pasar por el pequeño orificio central muy lentamente y a un ritmo constante; la arena que pasa al otro compartimiento formara la nueva sustancia o elemento Y (plomo. La sustancia X se desintegra para dar lugar a la sustancia Y.

Así, se calcula la cantidad de uranio y plomo existente en una roca, se sabrá, la antigüedad de esta. La velocidad de desintegración de cada elemento es diferente, pero continua; por lo tanto, cuanto más antigua sea la roca, tanto menor será la cantidad de sustancia desintegrada y mayor la cantidad de sustancia que se forma. En el ejemplo anterior, habrá menor cantidad de uranio y mayor cantidad de plomo. Además de uranio238 se utiliza el Rubidio87, el Potasio40, y el Carbono14.

De acuerdo a lo anterior tenemos dos formas principales de saber la edad de un fósil, a saber los siguientes sistemas:

SISTEMA DEL CARBONO

Modernamente se usa el sistema de la transformación del carbono de peso atómico 12 en su isótopo de peso atómico 14, los cuales se encuentran en la materia orgánica, y se conoce el tiempo de desintegración. Por tanto, midiendo la cantidad de ambos en cualquier material orgánico se sabrá su edad, siempre y cuando esta no supere los 25000 años, que es el tiempo de desintegración del C14. Con mediciones del C12 y C13 incluso se puede llagar a tiempos mucho más lejanos, por ejemplo el Cámbrico, del cual se ha estudiado l composición de su atmósfera.

Estableciendo la comparación con otras épocas, y teniendo siempre en cuenta los espesores de las rocas sedimentadas, puede llegarse al computo en años de las diversas edades geológicas. Sin embargo, los resultados a que llegan los distintos tratadistas que se han ocupado del problema son muy disconformes. Respecto al tiempo transcurrido desde los primeros depósitos sedimentarios, unos la reputan del orden de 67 a 90 millones de años; otros, entre 35 y 70 millones, y otros mas, entre 34 y 80 millones, mientras que también se estima en 25 millones los años transcurridos desde el principio de la era paleozoica, aunque deja sin evaluar el larguísimo periodo de los tiempos de la era agnostozoica.

SISTEMA DEL RADIO

Otro método cronológico es el deducido por el tiempo necesario para la acumulación del radio contenido en un mineral de uranio, encontrado en los gneises graníticos de Glastonbury. Según él, la base del terreno Cámbrico, o esa, el comienzo de la era paleozoica, no debe ser inferior a 500 millones de años, cifra, como se ve, muy disconforme con los resultados a que se llega por métodos puramente geológicos. En la actualidad se mide con bastante exactitud la edad absoluta de los terrenos si estos contienen, uranio, pues sabiendo el tiempo que este tarda en transformarse en plomo, y buscando la proporción actual que contiene la roca, se determinan, con en error máximo del 10% los años de las edades geológicas.

Sin embargo lo anterior, la verdad es que no se puede saber la edad verdadera ya que, por ejemplo en el método de carbono se toma a la era paleozoica como de 25 millones y en el sistema de uranio como mayor de 570 millones, siendo muy notable la diferencia, y máxime, tomando en cuenta que los dos son muy exactos.

SECCION DE NOTAS

1 Enciclopedia Multimedia. Enciclopedia Multimedia Grijalvo. Geología histórica, eras geológicas. México, 1997.

2 Microsoft Corporation. Enciclopedia Microsoft Encarta 98. Eras geológicas, 1997.

3 Enciclopedia Multimedia, op. Cit.

4 Microsoft Corporation, op. Cit.

5 Enciclopedia Multimedia, op. Cit.

6 Gispert Carlos, Autodidáctica Océano Color, Paleontología, Barcelona, España, Grupo Editorial Océano. 1995. Vol V, t. 12 (Enciclopedia Autodidáctica Océano Color), p. 1464.

7 Gispert Carlos, Ibid, p. 1465.

8 Gispert Carlos, Ídem.

9 Microsoft Corporation. Enciclopedia Microsoft Encarta 98. Eras geológicas, 1997.

10 Microsoft Corporation. Idem.

11 Gispert Carlos, Autodidáctica Océano Color, Paleontología, Barcelona, España, Grupo Editorial Océano. 1995. Vol V, t. 12 (Enciclopedia Autodidáctica Océano Color), p. 1466.

12 Gispert Carlos, Ídem.

13 Enciclopedia Multimedia. Enciclopedia Multimedia Grijalvo. Geología histórica, eras geológicas. México, 1997.

14 Enciclopedia Multimedia. Ídem.

15 Enciclopedia Multimedia. Ídem.

16 Gispert Carlos, Autodidáctica Océano Color, Paleontología, Barcelona, España, Grupo Editorial Océano. 1995. Vol V, t. 12 (Enciclopedia Autodidáctica Océano Color), 1465.

17 Enciclopedia Multimedia. op. Cid.

18 Gispert Carlos, Autodidáctica Océano Color, Paleontología, Barcelona, España, Grupo Editorial Océano. 1995. Vol V, t. 12 (Enciclopedia Autodidáctica Océano Color), p. 1465.

19 Gispert Carlos, Ídem.

20 Gispert Carlos, Ibid.

21 Enciclopedia Multimedia. Enciclopedia Multimedia Grijalvo. Geología histórica, eras geológicas. México, 1997.

22 Martínez Mercedes. Maravillas de la Biología. México, D.F., E.P.S.A., 1997, p. 229.

23 Jarquin H. Gustavo. El hombre en la naturaleza 1. México, D.F., Patria, 1993, p. 156.

24 Gispert Carlos, Autodidáctica Océano Color, Geología, Barcelona, España, Grupo Editorial Océano. 1995. Vol VII, t. 12 (Enciclopedia Autodidáctica Océano Color), p. 1990.

25 Gispert Carlos, Autodidáctica Océano Color, Geología, Barcelona, España, Grupo Editorial Océano. 1995. Vol VII, t. 12 (Enciclopedia Autodidáctica Océano Color), p. 1991.

CAPITULO II

PRIMERAS ERAS: AGNOSTOZOICA Y PALEOZOICA

LA HISTORIA DEL UNIVERSO Y DE LA TIERRA

Según los estudios que se han hecho, no se puede precisar a ciencia cierta cuándo el universo comenzó. Algunos científicos están de acuerdo con la teoría de la gran explosión de la galaxia que sucedió hace de 15 a 20 billones de años. La teoría de la gran explosión indica que hubo una gran concentración de materias cósmicas que se concentraron y provocaron una explosión masiva. Las materias fueron esparcidas a través de la distancia dentro del universo en una forma desorganizada. A través del tiempo, esta materia se ha condensado y concentrado y ha formado nubes que eventualmente se han convertido en galaxias. Al mismo tiempo que las galaxia han tomado forma otras nubes de gases, llamados rebulla, se han concentrando y condensado formando las estrellas y los planetas de la galaxia.

Se sospecha que el planeta Tierra se formó hace alrededor de unos 4.6 billones de años atrás. Al principio, la Tierra era una masa de gases y metales, y al comenzar a girar estos en forma circular, comenzaron a enfriarse. El proceso de enfriamiento de estos metales y gases hizo que se formara una capa enviando los gases más calientes y metales hacia el centro de la masa. Los gases más livianos envolvieron esta capa formado una atmósfera. Una vez formada la atmósfera el planeta Tierra comenzó su proceso de evolución.

Científicamente, este proceso de evolución es conocido como el periodo geológico. Para poder distinguir un periodo geológico del otro, los científicos han separado cada uno de ellos en etapas geológicas. La más largas de estas etapas es una Era. Las Eras son adicionalmente divididas en periodos, y los periodos son adicionalmente divididos en épocas.

Hay cuatro Eras en el proceso geológico:

1. Era Agnostozoica, que componen los primeros cuatro billones de años de existencia del planeta. Esta era termina con el comienzo de las primeras formas de vida, principalmente bacteria.

2. Era paleozoica, dura alrededor de 345 millones de años y termina con la aparición de los dinosaurios.

3. Era Mesozoica, de 160 millones de años de duración y termina con la desaparición de los dinosaurios y la aparición de formas de vida con sangre caliente.

4. Era cenozoica, la era presente que ha durado cerca de 65 millones de años. El ser humano ha existido en la Tierra desde la ultima época de la era cenozoica, la cual es una mínima fracción de tiempo dentro de la formación del planeta Tierra.

LA ERA AGNOSTOZOICA

Comprende el tiempo de formación de la tierra (hace 4600 millones de años) hasta hace aproximadamente 570 millones de años.

Precisamente durante la era agnostozoica la vida haría su aparición con formas sencillas de organismos, hace 3600 millones de años; cuyos restos más antiguas han podido reconocerse con dificultad, tanto a causa del intenso metamorfismo que han experimentado aquellos terrenos, como también a la sencilla organización de los seres primordiales, hace difícil su fosilización y la conservación de los restos.

Esta edad se ha calculado con base en los fósiles mas antiguos que se conocen, los cuales se parecen mucho a las bacterias actuales (La evidencia más antigua de vida en el planeta es el fósil microscópico de una bacteria que vivió hace 3.600 millones de años.

También durante esta era evolucionaron los primeros organismos multicelulares de cuerpo blando, (es decir no tienen concha o esqueleto. Casi en su final hubo gran diversidad de formas marinas, de las cuales se reconocen por sus fósiles a las medusas y a los gusanos marinos.

SISTEMAS GEOLÓGICOS

Sobre las masas continentales primitivas ejercieron sus acciones de erosión, denudación, transporte y sedimentación, las lluvias, los vientos y demás fenómenos de la dinámica externa del globo, dando rigen a depósitos detríticos en las áreas continentales, y, sobre todo, en las zonas marinas litorales.

La rocosa esfinge de los antiguos gneises y granitos arcaica guarda el secreto del inicio la vida primitiva, y permanecerá muda, si modernos métodos de investigación no producen una nueva luz en el problema de las faunas y floras de los más viejos sedimentos. La era agnostozoica comprende dos periodos: el arcaico y el precámbrico.

PERIODO ARCAICO

Es el primer periodo de la era Agnostozoica. Constituye la parte fundamental e inferior de la corteza terrestre, ya que los terrenos que comprende han sido llamados primitivos. Estos presentan un aspecto de continuidad y formaron alrededor del globo una envoltura ininterrumpible que solo es visible en los terrenos no recubiertos por formaciones sedimentarias o eruptivas, pues estas las ocultan en la mayor parte de la superficie terrestre. Una vez formada la primera costra del globo, y al descender suficientemente la temperatura, para que el vapor acuoso de la atmósfera realizara su condensación, nuestro mundo se encontraba en un estado de actividad extraordinario. Un diluvio perpetuo de agua hirviente caía sobre el suelo caliente, convirtiéndose nuevamente en vapor, hasta que la mayor parte del agua existente en la atmósfera pudo enfriarse y precipitarse sobre la tierra en una lluvia indescriptible.

Se enfría la tierra y se logra la formación de continentes y océanos.

SISTEMAS GEOLÓGICOS

Los materiales correspondientes a este periodo, que son los inferiores, están metamorfizados, y consisten en rocas del grupo de los gneises y de las pizarras cristalinas. Pero a pesar del intenso metamorfismo que han sufrido, se pueden reconocer en algunas su origen sedimentario. Así, ciertos conglomerados gneisificados de Finlandia señalan, por sus cantos rodados, que se formaron, como los actuales, por el batir del oleaje en la costa, o por el transporte de las corrientes fluviales. Se da el movimiento Caledoniano.

Había un inmenso mar que comunicaba el Atlántico con el Mediterráneo denominado Mar de Tetis. Al norte de en Europa y al sur en África ya existían tierras emergidas y sus ríos vertían sus aguas y los materiales que transportaban en el mar de Tetis. Este mar se fue rellenando de materiales y se produce la ruptura del equilibrio isostático, el Sial del fondo del mar pesa más y se va hundiendo en el magma, los materiales hundidos sufren fuertes presiones haciéndolos salir y formar montañas. En algunas areniscas, no por completo transformadas, se advierte la estratificación cruzada característica de los depósitos torrenciales.

PERIODO PRECAMBRICO

El Precámbrico es el segundo periodo de la época Agnostozoica, y se efectúa después del Arcaico. Existe una confusión ya que muchos geólogos toman a este periodo como una era, sin embargo como ya dije este solo es parte de una era mucho mayor.

LA VIDA EN EL PRECAMBRICO

De este periodo se conocen ya restos indudables de organismos. Los primeros vestigios de vida se encuentran en las pizarras del Báltico, pertenecientes al arcaico, formados por unas pequeñas bolas carbonosas denominadas Corycium enigmáticum, consideradas como un alga primitiva. En las calizas algónquicas de América del Norte se han encontrado algas cianofíceas, Criptozoon, así como restos de radiolarios, espongiarios, etc., y otros protozoos de caparazón silíceo. Así, en Shunga, cerca del lago Onega (Rusia), la arenisca precámbrica contiene capas de antracita que alcanzan dos metros de espesor. Este combustible, él más antiguo conocido, tiene origen vegetal, según es generalmente admitido por los geólogos. Del Gran Cañón del Colorado (EE UU) proceden restos fósiles, correspondientes a unos moluscos, al modo de lapas aplastadas, Chauria circularis; mientras que en Montana los fósiles se refieren a crustáceos, como Beltibina Danai, que, junto con especies de otras regiones, indica una vida orgánica ya muy evolucionada en el segundo periodo de esta remotísima era. La escasez de fósiles en el precámbrico puede obedecer, bien a la falta real de seres vivos, o bien a la destrucción de los fósiles por los fenómenos metamórficos.

Así, de forma general, tenemos que la vida precámbrica:

Aparecen los primeros procariontes (bacterias) hace 2700 millones de años. Aparecen los primeros organismos unicelulares eucariontes (como los protozoarios) hace 1500 millones de años

Aparecen los primeros invertebrados marinos (como los gusanos) hace 700 millones de años.

SISTEMAS GEOLÓGICOS

Los materiales rocosos que lo componen se presentan menos metamorfizados, y las pizarras cristalinas dominan los gneises. Existen también calizas cristalinas, cuarcitas y pizarras arcillosiliceas, sin duda de origen sedimentario. Se encuentran también rocas eruptivas: diabasas, basaltos y pórfidos, siendo menos frecuentes los granitos intrusivos.

Tres grandes áreas de terrenos agnostozoicos se conocen en el globo, que después no fueron invadidas por completo por las aguas marinas, y formaron tres antiguos núcleos continentales, agrupados en la zona boreal. El llamado escudo canadiense, que comprende el territorio de Canadá y las tierras boreales agrupadas el rededor de la bahía de Hudson; el escudo báltico, correspondiente a gran parte de la península escandinava, Finlandia, y parte del norte de Rusia, agrupadas alrededor del actual mar Báltico; y por ultimo, el escudo Siberiano, que forma el substrato de la gran llanura de Siberia. Además de estos tres núcleos boreales, las rocas del agnostozoico se extienden por diversas regiones del planeta, dominando en la meseta brasileña, en Uruguay y aflorando en el fondo del Gran Cañón del Colorado, en donde aparecen superpuestos los terrenos paleozoicos.

Hoy día se divide el precámbrico en cuatro períodos, en los que hubo varias fases orogénicas, conocidas como las grandes orogenias antiguas. En los tres primeros periodos se conocen las fases saamidas, suecofenidas, carelidas y gótidas. La orogenia asíntica tuvo lugar al final del cuarto período y con ella se inició la era Primaria.

ERA PALEOZOICA

Comenzó hace 570 millones de años y finalizo hace 245 millones de años, es decir, duro 325 millones de años. Paleozoica significa " vida antigua". La tierra en nada se parecía a lo que hoy podemos contemplar: grandes terremotos agitaban el mundo, fuerzas orogénicas ocasionaron importantes plegamientos, los mares invadieron varias veces la tierra firme, y la actividad volcánica fue considerable. El globo se caracterizo por la gran abundancia de gas carbónico y de vapor de agua en su atmósfera. Dos cordilleras principales se formaron en esta Era y algunos de sus picos debieron alcanzar alturas muy considerables. Estos movimientos montañosos se realizaron alrededor del océano Ártico, cubriendo las regiones septentrionales de Europa y América del norte. Luego fueron extendiéndose hacia los Apalaches y especialmente en las regiones del Ural, Altal, y Balkal. Las zonas polares en aquellos tiempos no coinciden con las actuales, puesto que los helechos correspondientes al carbonífero, y descubierto en dichas regiones indican que en ella reinaba un clima tropical, mientras que los glaciales abundaban en la región que ocupan actualmente África y Australia.

Durante el Paleozoico se observa un notable incremento en el desarrollo de los seres vivos, con predominio de los invertebrados. El desarrollo de los vertebrados es más tardío y comienza con los peces acorazados, al final del silúrico. Los fósiles más característicos del Paleozoico son: trilobites, braquiópodos, determinados cefalópodos: nautiloideos y goniatites; ciertos equinodermos (cistideos, carpoideos y crinoides); arqueociátidos, coralarios, graptolites, gigantostráceos, ciertos briozoos y fusulinas, y al final aparecen los peces acorazados.

Los hechos más importantes de la Era Paleozoica fueron los siguientes:

a) Al principio tuvieron lugar la evolución y diversificación de gran cantidad de especies de invertebrados marinos con exoesqueleto, como los corales, los trilobites y los briaquiopodos.

b) A la mitad de la era evolucionaron los primeros peces con mandíbula, los primeros insectos, y, poco después, los primeros anfibios que invadieron la tierra; también evolucionaron las primeras plantas terrestres.

c) Al final se desarrollaron las grandes selvas del periodo carbonífero y aparecieron los primeros reptiles.

SISTEMAS GEOLÓGICOS

La Paleogeografía de la era Paleozoica era la siguiente:

a) Continente noratlántico, formado por América del Norte y Europa.

b) Continente chinosiberiano, separado de Europa por el mar de los Urales, de dirección N-S.

c) Continente Gondwana, situado en el hemisferio Sur, formado por Australia, África, América del Sur, India y la Antártida.

Los continentes septentrionales y el de Gondwana estaban separados por el mar de Tethys, de dirección E-W, cuyos restos son el Mediterráneo.

El mar de los Urales y el Tethys formaban dos geosinclinales donde se acumulaban los materiales procedentes de la erosión de las montañas precámbricas. Posteriormente, en la orogenia caledoniana, se plegarían estos geosinclinales. Las principales fases de esta orogenia son: salairica, sárdica, tacónica, érica; las zonas afectadas son: Escandinavia, Groenlandia, Escocia, Europa Central, Siberia y América del Norte. La orogenia hercínica o varíscica sucede a la caledoniana y comprende las fases: bretónica, sudética, érzica, astúrica, saálica. En la orogenia hercínica se distinguen dos direcciones, SW-NE y N-SE. En Europa afecto principalmente a las zonas de Irlanda, Gales, Bretaña, Macizo Central francés, Harz, Vosgos y Selva Negra. En América del Norte se formaron los Apalaches. También afectó a los Urales, Asia Central, Australia y África del Sur. Se ha calculado para los sedimentos paleozoicos una potencia de 45.000 metros, correspondientes a pizarras, cuarcitas, grauwacas y calizas; por otro lado, y debido primordialmente a la gran actividad magmática y metamórfica, se formaron grandes masas de granitos y gneises.

La litología de la era paleozoica o primaria esta caracterizada por rocas sedimentarias, en las que se aprecian acciones metamórficas, que alteran y desfiguran su origen. En general, son de origen detrítico o coloidal y químico, dominando las areniscas, cuarcitas, conglomerados y pizarras. Las calizas, que también abundan, son duras y coherentes, a veces cristalinas y también marmóreas. Es carácter general a todo el conjunto litológico del paleozoico, el presentar colores oscuros, gran coherencia y compacidad. Sin embargo, en aquellas regiones, como ciertas zonas del norte de Rusia, en que los sedimentos de la era primaria no han experimentado plegamientos ni presiones por causas orogénicas, las arenas y otros materiales originados en el paleozoico se conservan sueltos e incoherentes, como los depósitos recientes de la época cuaternaria. Este hecho es excepcional, pues lo característico de las rocas primarias es su avanzado estado de litogénesis.

Entre las rocas sedimentarias se señalan materiales de origen eruptivo. Dominan las, sienitas y dioritas, así como las inyecciones de pórfidos y productos volcánicos, lavas generalmente muy metaforizadas (metabasitas).

El larguísimo transcurso de tiempo que comprende la era paleozoica se divide en cinco periodos o sistemas, si atendemos en ves del aspecto cronológico, al estratigráfico. Estos sistemas son, del más antiguo al más moderno, los siguientes: Cámbrico, Ordovícico, Silúrico, Devónico, Carbonífero y Pérmico. Los cuatro primeros nombres aluden a territorios británicos donde tales estratos fueron definidos por los geólogos de la primera mitad del siglo XIX, el cuarto, a la gran abundancia de carbón que lo caracteriza; y el ultimo, a la localidad rusa de Perm.

PERIODO CAMBRICO

Es el primer periodo de la era paleozoica. Se desarrolla entre los 570 a 500 millones de años antes de nuestra era y tiene una duración de 70 millones de años Al principio del periodo cámbrico, una explosión de vida pobló los mares, pero la tierra firme permaneció estéril, la vida animal estaba confinada por completo a los mares.

Durante este período, grandes superficies de la Tierra estaban cubiertas de mares, que avanzaban y retrocedían sobre los territorios que, estaban totalmente desprovistos de formas de vida, ya que los organismos solamente podían sobrevivir en el mar. Es en el Cambriano que evolucionan grupos importantes de invertebrados: gusanos, medusas, estrellas de mar, etc. Al final del periodo, todos los filos (categoría máxima en taxonomía) del reino animal ya existían, excepto los vertebrados. Los animales característicos de este periodo fueron los trilobites, unas formas primitivas de artrópodos, que alcanzaron su máximo desarrollo (con miles de especies diferentes) en este periodo y que comenzaron a extinguirse al final de la era paleozoica. Aparecen los primeros caracoles, así como los moluscos cefalópodos. Otros grupos animales representativos del cámbrico fueron los braquiópodos, briozoos y foraminíferos. En el reino vegetal las plantas predominantes eran las algas en los océanos con más de mil especies y los líquenes en la tierra.

SISTEMAS GEOLÓGICOS

Se divide en georgiense (inferior), acadiense (medio) y postdamiense (superior). Esta constituido por una potente serie de sedimentos, en los que predominan las pizarras (más o menos metamórficas), grauwacas, cuarcitas y calizas frecuentemente marmóreas, con una potencia total que se aproxima a los 8.000 metros.

En general, todas estas rocas están fuertemente tectonizadas, presentándose plegadas, y no son raros los "ripple-marks", sobre pizarras y grauwacas.

Colisiones múltiples entre las placas de la corteza terrestre crearon el primer supercontinente, llamado Gondwana.

El Cámbrico suele ser transgresivo sobre el Arcaico, pero su límite superior suele estar mal definido.

PERIODO ORDOVICICO

Este período comenzó hace unos 500 millones de años y tiene una duración de 65 a 70 millones de años, durante los cuales los mares se retiraron, dejando grandes áreas descubiertas. El predecesor del océano Atlántico actual empezó a contraerse mientras que los continentes de esa época se acercaban unos a otros. Se produjo una intensa actividad volcánica, se elevaron montañas y el clima fue bastante parejo y tibio en toda la Tierra.

Las formas de vida siguieron restringidas a los ambientes acuáticos, Los trilobites seguían siendo abundantes; los animales más característicos de este periodo, fueron los graptolites, pequeños hemicordados (animales que poseían una estructura anatómica precursora de la espina dorsal) coloniales; importantes grupos hicieron su primera aparición, entre ellos estaban los corales, los crinoideos, los briozoos y los pelecípodos. Entonces hicieron su aparición los primeros vertebrados, unos peces primitivos, con caparazón y sin mandíbula, siendo los restos del Ostracodermos los más antiguos. Sus fósiles se encuentran en lechos de antiguos estuarios de América del Norte.

Los animales más grandes fueron unos cefalópodos (moluscos), que tenían un caparazón de unos 3 m de largo. Las plantas de este periodo eran similares a las del periodo anterior ya que no evolucionaron a formas más complejas que las algas.

SISTEMAS GEOLÓGICOS

El Ordovícico comprende cinco etapas: tremadoc, arenig, llandeilo, caradoc y asghilliense. Las rocas más frecuentes son: cuarcitas, pizarras y calizas; es característica la cuarcita armoricana del arenig con pistas de Cruciama y Fraema, intensa actividad volcánica en las fases iniciales de la orogenia caledoniana; se inicia con una transgresión general en toda Europa, que es la que da origen a la formación de potentes bancos de cuarcitas. Esta transgresión hace que se reduzca Europa a un extenso archipiélago que luego, como consecuencia de la orogenia caledoniana, se va transformando poco a poco en un gran continente noratlántico.

PERIODO SILÚRICO

Este periodo se inicia hace 430 millones de años y dura unos 30 millones de años. El nivel de los mares tiende a variar, elevándose y bajando, según ciclos que ocurren en los territorios que se han ido consolidando. Se produjeron grandes plegamientos de la corteza terrestre. El clima fue, por lo general, templado y muy seco en algunas zonas. La vida vegetal vida se aventuró en tierra bajo la forma de plantas simples llamadas psilofitas, que tenían un sistema vascular (tejidos que transportan el alimento) para la circulación de agua. Eran plantas simples cuyos tallos y hojas no estaban diferenciados. Los vegetales marinos poseían una gran variedad durante este período.

En los océanos, nuevas especies de vertebrados evolucionaron; aparecieron los escorpiones de mar, enormes criaturas de fuertes caparazones que llegan a medir hasta tres metros de largo. El avance evolutivo más importante fue la aparición del primer animal de respiración aérea, un escorpión (a diferencia del escorpión de mar), parientes de los artrópodos marinos, extintos en la actualidad, llamados euriptéridos. Se han encontrado fósiles de este organismo en Escandinavia y Gran Bretaña.

La cantidad y la variedad de trilobites disminuyeron, pero los mares abundaban en corales, en cefalópodos y en peces con mandíbula.

SISTEMAS GEOLÓGICOS

El Silúrico se divide en llandoverig, wenlock, ludlow y dowton. Esta constituido por pizarras azuladas y carbonosas, con frecuentes huellas de graptolites, fósiles exclusivos de este sistema. Con las pizarras coexisten calizas con orthoceras, trilobites, etc.

Al final de la época se producen intensas acciones de dinamismo interno que ocasionan el plegamiento de los estratos y la formación de las grandes cordilleras, con las consiguientes transformaciones geográficas. Estas cadenas montañosas, formadas en las regiones septentrionales de Europa se denominan caledonias, porque sus restos y las raíces de sus pliegues, de las capas se observan con claridad en Escocia (Gran Bretaña) la antigua Caledonia.

PERIODO DEVÓNICO

Este periodo se conoce también como la edad de los peces, por la abundancia de sus fósiles entre las rocas de este periodo. Se desarrolla entre los 400 y los 350 millones de años antes de nuestra era. Fue una época de gran actividad volcánica y formación de las montañas. El clima era cálido y había copiosas lluvias estacionales que arrastraban gran cantidad de material desde las nuevas montañas hacia los mares.

En los mares, los vertebrados siguen evolucionando Las formas de vida animal predominantes en este periodo, fueron varios tipos de peces, que se adaptaron tanto al agua dulce como al agua salada. Abarcaban tiburones, dipnoos, peces acorazados y una forma primitiva de peces ganoideos (con escamas duras), de los cuales evolucionaron probablemente los ancestros de los anfibios. (Aún existe una subespecie de los tiburones de esta época). Algunos restos fósiles encontrados en Pennsylvania y Groenlandia, indican que los primeros anfibios existían ya en este periodo. También había corales, estrellas de mar, esponjas y trilobites. El primer insecto conocido se ha encontrado en rocas devónicas.

La Tierra comienza a verdear durante el Devoniano. Las plantas evolucionan a formas más complejas, dotadas de raíces, tallos y hojas, pero aún sin flores, ya que solamente se reproducen mediante esporas. De este periodo se conservan un número considerable de plantas fosilizadas; durante él se desarrollaron las plantas leñosas, y a finales del Devónico lo hicieron otras plantas terrestres tales como los helechos y helechos con semillas, equisetales (colas de caballo) y unos árboles escamosos relacionados con los actuales selagos. Aunque en la actualidad los equivalentes a estos grupos son plantas pequeñas en su mayoría, en el periodo Devónico fueron árboles. Algunos restos fósiles sugieren la existencia de bosques en este periodo; incluso han aparecido tocones petrificados (mineralizados) de grandes plantas del Devónico que medían unos 60 cm de diámetro.

SISTEMAS GEOLÓGICOS

Al comienzo de este periodo terminan los movimientos orogénicos caledonianos, y, en consecuencia, se produce una intensa erosión en las montañas recién formadas. En Escocia y en otras regiones se acumulan grandes cantidades de la llamada por los geólogos ingleses, arenisca roja antigua. Esta contiene entre sus fósiles, crustáceos del grupo de los merostomas, y peces placodermos.

Comprende el Devonico tres divisiones: Eodevonico, Mesodevonico, y Neodevonico. En el primero dominan, por lo común, elementos detríticos, conglomerados y areniscas; en el segundo preponderan las pizarras, y en el tercero, las calizas. En toda la época se señalan fenómenos volcánicos, con emisión de rocas eruptivas, tales como diabasas y porfiritas.

PERIODO CARBONÍFERO

El periodo carbonífero comenzó hace unos 350 millones de años. Este período se caracteriza por los fuertes movimientos de la corteza terrestre. Se alzó el fondo de los mares y se iniciaron poderosas convulsiones que fueron originando cadenas de montañas por el plegamiento de las capas externas de la corteza. Otras áreas se sumergieron y dieron origen a marismas y pantanos. El clima era seco.

Durante la primera parte de este periodo había una gran variedad de equinodermos y foraminíferos en los mares, que incluso superaban a las formas animales que aparecieron en el devónico. Los trilobites estaban casi extinguidos, pero los corales, los crinoides y los braquiópodos eran abundantes, así como todos los grupos de moluscos. Un grupo de tiburones, los cestraciontes, predominaron entre todos los grandes organismos marinos. Los animales terrestres más notables fueron los de un orden primitivo llamado Estegocéfalos, un tipo de lagartijas anfibias que provenían de los dipnoos.

Los climas húmedos y cálidos fomentaron la aparición de bosques exuberantes en los pantanales, durante el Carbonífero se desarrollaron los primeros bosques, con grandes árboles de hojas perennes. En las selvas, la vegetación se acumuló en forma de turba, la que más tarde se fue convirtiendo en carbón mineral.

Las plantas dominantes eran los licopodios con forma de árbol, los equisetos, los helechos y unas plantas extintas llamadas pteridospermas o semillas de helecho. Los anfibios se extendieron y dieron nacimiento a los reptiles, primeros vertebrados que vivían sólo en tierra. Aparecieron también insectos alados como las libélulas.

En la segunda parte del carbonífero surgieron los reptiles, que evolucionaron a partir de los anfibios y que eran ya terrestres en su totalidad. Otros animales de este periodo fueron los arácnidos, las serpientes, los escorpiones, más de 800 especies de ranas y los insectos más grandes que han existido (había una especie parecida a la libélula, con una envergadura de ala de 74 cm).

Los vegetales mayores eran unos árboles escamosos, cuyos troncos medían más de 1,8 m en la base y tenían una altura de 30 metros. También había unas gimnospermas primitivas llamadas Cordaites, que tenían tallos carnosos, estaban rodeadas por una cubierta leñosa y eran más delgadas y más altas que las anteriores. También aparece en este periodo la primera conífera verdadera (una forma avanzada de gimnosperma, que consiste en una planta vascular con semillas, pero sin flores).

SISTEMAS GEOLÓGICOS

El Carbonífero recibe este nombre por la abundancia de carbón mineral que encierra en sus estratos. En este periodo las faces continentales alcanzaron gran desarrollo, siendo muy diferentes de las marinas, tanto por su litología, como por sus caracteres paleontológicos.

De este periodo ya se conocen bien las distribuciones de tierras y mares. Y por lo tanto, en las tres divisiones que comprende, inferior, media y superior, se sabe que hubo una fase marina y otra terrestre.

Respecto a las fases marinas, se caracteriza la del carbonífero inferior por las potentes formaciones de calizas de origen madreporico, constituyendo la llamada caliza de montaña, por resaltar en formas abruptas.

Al final del carbonífero se produce otro gran plegamiento orogénico, que da lugar a bastas zonas montañosas, que avanzan hacia el sur de las caledonianas. Son los llamados plegamientos Hercinianos, de la antigua Hercinia (una parte de Alemania).

PERIODO PÉRMICO

Este periodo comenzó hace 270 millones de años y finalizo hace 245 millones de años. Durante este período las zonas de tierra se unieron en un único continente llamado Pangea, y en la región que correspondía con América del Norte se formaron los Apalaches. Se completo la formación de grandes cadenas montañosas en Asia, Europa y América. Emergió la parte central de la cordillera andina. El clima era árido y cálido en el hemisferio sur, y glacial en el hemisferio norte. Se fueron marcando diferencias estacionales.

Comienza la aparición de las especies vegetales de hojas caducas, adaptadas especialmente para resistir los fríos y las sequías. En el hemisferio norte aparecieron plantas semejantes a las palmeras y coníferas auténticas que sustituyeron a los bosques de carbón.

Durante el Permico aumentaron las formas de vida terrestre, especialmente los reptiles, Los reptiles de este periodo fueron, a grandes rasgos, de dos tipos: reptiles semejantes a los lagartos, completamente terrestres, y reptiles semiacuáticos lentos. De entre todos los reptiles, fueron un pequeño grupo, los Theriodontia, los que dieron lugar a los mamíferos. Los cambios en el medio, resultado de la redistribución de tierra y agua, provocaron la mayor extinción de todos los tiempos. Los trilobites, muchos peces y corales y gran parte de los organismos marinos desaparecieron, terminando el período de evidente dominio de las criaturas marinas, cuando terminó el paleozoico.

SISTEMAS GEOLÓGICOS

El Pérmico se divide en rotliegendes y zechstein (según clasificación alemana). Durante el se producen los últimos movimientos orogénicos, hercinianos. Variaciones geográficas y cambios de clima promovieron una emigración de la flora austral hacia las comarcas del este de Europa, de clima más frío y seco durante el carbonífero.

Comprende tres divisiones estratigráficas: la inferior, análoga al carbonífero superior, con pizarras arcillosas, la media constituida por areniscas rojas, que indican un clima desértico, en ciertas partes de Europa, y finalmente la superior, abundantes en pizarras cobriferas y yacimientos salíferos y potásicos.

SECCION DE NOTAS

26 Grupo Editorial Salvat. Enciclopedia Salvat. Eras geológicas, México, 1997.

27 Garcia Barrrera Pedro, Naturaleza y Biología 1, México, D.F., E.P.S.A., 1993, p. 49.

28 Garcia Barrrera Pedro, Ídem.

29 Gispert Carlos, Autodidáctica Océano Color, Geología, Barcelona, España, Grupo Editorial Océano. 1995. Vol VII, t. 12 (Enciclopedia Autodidáctica Océano Color), p. 1991.

30 Salgado Barrera Reina, La Biología y Tu. México, D.F., E.P.S.A., 1994, p. 95.

31 Rosado Daffny, Biología 1, México, D.F., Trillas. 1980, p. 101.

32 Martínez Mercedes. Maravillas de la Biología. México, D.F., E.P.S.A., 1997, p. 231.

33 Gispert Carlos, Autodidáctica Océano Color, Geología, Barcelona, España, Grupo Editorial Océano. 1995. Vol VII, t. 12 (Enciclopedia Autodidáctica Océano Color), p. 1992.

34 Enciclopedia Multimedia. Enciclopedia Multimedia Grijalvo. Geología histórica, eras geológicas. México, 1997.

35 Enciclopedia Multimedia. Ídem.

36 Garcia Barrrera Pedro, Naturaleza y Biología 1, México, D.F., E.P.S.A., 1993, p. 49.

37 Enciclopedia Multimedia. op. Cid.

38 Gispert Carlos, Autodidáctica Océano Color, Geología, Barcelona, España, Grupo Editorial Océano. 1995. Vol VII, t. 12 (Enciclopedia Autodidáctica Océano Color), p. 1992.

39 Enciclopedia Multimedia. op. Cid.

40 Robert Diaz Manuel. Biología 1. México, D.F., Publicaciones Cultural.1984, p. 125.

41 Enciclopedia Multimedia. op. Cid.

42 Enciclopedia Multimedia. Ídem.

43 Novelo G. La Biología ciencia de la vida 1. Santa Clara, Edo. de México, S.I.T.E.S.A., 1993, p. 121.

44 Gispert Carlos, Autodidáctica Océano Color, Geología, Barcelona, España, Grupo Editorial Océano. 1995. Vol VII, t. 12 (Enciclopedia Autodidáctica Océano Color), p. 1993.

45 Jarquin H. Gustavo. El hombre en la naturaleza 1. México, D.F., Patria, 1993, p. 124.

46 Enciclopedia Multimedia. Enciclopedia Multimedia Grijalvo. Geología histórica, eras geológicas. México, 1997.

47 Gispert Carlos, Autodidáctica Océano Color, Geología, Barcelona, España, Grupo Editorial Océano. 1995. Vol VII, t. 12 (Enciclopedia Autodidáctica Océano Color), p. 1993

48 Robert Diaz Manuel. Biología 1. México, D.F., Publicaciones Cultural.1984, p. 124.

49 Gispert Carlos, Autodidáctica Océano Color, Geología, Barcelona, España, Grupo Editorial Océano. 1995. Vol VII, t. 12 (Enciclopedia Autodidáctica Océano Color), 1994.

CAPITULO III

ERA MESOZOICA: EDAD DE LOS DINOSAURIOS

ERA MESOZOICA

Comenzó hace 245 millones de años y finalizo hace 65 millones de años; es decir. Se extendió durante unos 160 millones de años. El termino mesozoica significa vida intermedia. La atmósfera terrestre había quedado definitivamente purificada. Las emisiones de rocas eruptivas redujeron su manifestación, quedando el globo terrestre en una época de relativa calma orogénica (grandes terremotos que formaron simas y cimas), que debieron continuar hasta el periodo terciario de la Era Cenozoica. Los plegamientos habían dislocado la tierra; ahora, en cambio, las fuerzas de la naturaleza actuaron sobre aquellas montañas en sentido suavizador. Esta era representa el transito de las especies primitivas a la de los tiempos actuales.

Al comenzar esta era, las tierras experimentaron una lenta ascensión y surgieron algunas islas en medio del océano, aunque hacia el final de la misma se produjo el fenómeno inverso. Pero, en conjunto, las grandes cumbres se fueron rebajando, y los materiales arrancados se depositaron en las partes bajas amortiguando los desniveles. Así se explica que aquellas antiguas montañas se hayan convertido en simples mesetas.

Comprende tres sistemas de terrenos, denominados: Triasico, atendido a sus tres tipos de formaciones; el Jurásico, por el gran desarrollo que alcanzan las montañas del Jura; y el Cretacico, porque la caliza blanca terrosa, llamada creta, constituyen, en los países del oeste de Europa, gran parte de los materiales de dicho periodo.

La flora y la fauna de esta era presenta notables diferencias con la Paleozoica. Ocurrió primeramente el apogeo de los moluscos, en particular de los cefalópodos, belemnites y ammonites, así como los lamelibranquios. Pero el hecho que mejor define la era Secundaria es la adaptación de los reptiles a todo tipo de vida: terrestre, aérea y marina, y a los regímenes de alimentación carnívora y herbívora, con gran diferenciación de especies, algunas de gran talla, como los dinosaurios.

Alcanzaron cierto desarrollo los helechos, que dieron lugar a las plantas fenerogamas, es decir, aquellas plantas que como los pinos tienen semillas, pero todavía carecen de flores. Se desarrollan las plantas gimnospermas (sin flores) y las angiospermas (acercándose al dominio de las flores).

A fines de la Era Mesozóica una línea de insectívoros (Deltatheridium, Zelambdalestos y Anagales) adoptó una vida arborícola. De ellos surgieron los primeros primates: las Tupayas. La vida en los árboles favoreció la evolución progresiva de los sentidos de la vista y el oído, además de la evolución regresiva del olfato. De estas musarañas arborícolas derivaron los Lemínidos.

En resumen:

a) Al principio de esta era evolucionaron los primeros dinosaurios, tortugas gigantescas y reptiles marinos (como el ictiosaurio). Poco después al principio del periodo jurásico, evolucionaron los primeros mamíferos.

b) A mediados de esta era evolucionaron los primeros reptiles voladores; las plantas gimnospermas, como las coníferas, dominaron la tierra. Mas tarde al final del jurásico aparecieron las primeras aves.

c) Al final de la era evolucionaron las plantas con flores, llamadas angiospermas, y se diversificaron por todo el mundo. Se extinguieron los dinosaurios y comenzó la gran diversificación de los mamíferos.

NIVEL GEOLÓGICO

El mesozoico es de mucho menor duración que el paleozoico, si bien sus fósiles son mejor conocidos y sus depósitos en general marinos, ocupan extensiones considerables en el globo.

Se produce la fragmentación del Continente de Gondwana, durante el Jurásico, iniciándose la formación del Atlántico meridional y del océano Indico, en el continente Noratlántico se produce una fuerte transgresión marina, quedando reducida Europa occidental a un gran archipiélago - en el Jurásico superior -, cuyos núcleos principales son: la Meseta Ibérica, el Macizo Central francés y los Macizos Armoricano, Renano y el de Bohemia.

La actividad orogénica no es muy intensa en Europa, continuando la sedimentación en el geosinclinal del Tethys, con transgresiones y regresiones marinas en sus bordes.

En cambio, en América, durante el Jurásico y Cretácico, tuvieron lugar importantes movimientos orogénicos, a los que se debe el levantamiento de las cordilleras pacíficas (Norteamérica y los Andes).

Se caracteriza por una intensa actividad magmática, que provoca la aparición de rocas de tipo básico, como las ofitas del Triásico y las erupciones basálticas de tipo fisural en el Triásico-Jurásico.

PERIODO TRIÁSICO

Es el primer periodo de la era mesozoica. Inica hace 245 millones de años termina hace 195 millones de años. Desiertos y montañas cubiertos de matorrales constituían la mayor parte de los territorios. El clima era cálido y seco y debido a las condiciones de aridez se detuvo por un largo período la proliferación de especies. El principio de este periodo quedó marcado por la reaparición de Gondwana cuando Pangea se dividió en los supercontinentes del Norte (Laurasia) y del Sur (Gondwana).

Hacia el final del Triásico vuelven los climas más húmedos, evolucionando los helechos, apareciendo nuevas familias de pteridospermas, y convirtiéndose las coníferas y las cicadias en los mayores grupos florales, junto a los ginkgos, palmeras y otros géneros. La vida vegetal del Triásico incluye una gran variedad de algas marinas. También pequeños equisetales (colas de caballo) y helechos, que ya existían antes, aunque comenzaron a extinguirse los miembros de mayor tamaño.

El reptil mesozoico más destacado, el dinosaurio, apareció por primera vez en este periodo, que comenzó hace 245 millones de años. Los dinosaurios del Triásico no eran tan grandes como lo serían sus descendientes al final de la era. Eran animales de tamaño reducido, en comparación con lo que serían más tarde, que corrían sobre sus dedos posteriores, balanceando su cuerpo con fuerza, tenían una cola carnosa y rara vez excedían los 4,5 m de longitud. Otros reptiles del periodo son criaturas acuáticas como el ictiosaurio y reptiles voladores como el pterosaurio.

En los mares reinan precisamente los Ictiosaurios, voraces reptiles carnívoros de movimientos rápidos, que devoraban a los peces. Como una adaptación, para escapar de ellos, evolucionan los peces voladores. Surgen los teleósteos, los primeros ejemplares de los peces con espinas.

En este periodo aparecen los primeros mamíferos (animales de sangre caliente), en un mundo dominado por los reptiles y otros animales de sangre fría. Los restos fósiles de este animal están muy fragmentados, pero parece haber sido de pequeño tamaño y de apariencia similar a un reptil.

NIVEL GEOLÓGICO

El triasico comprende tres divisiones: inferior (buntsandstein), medio (muschelkalk) y superior (keuper). Según la distribución en tierras y mares que entonces existían, y, por lo tanto, la naturaleza variable de los sedimentos contemporáneos en unas y en otras regiones, se distinguen dos tipos de Triasico, con faces diferentes: el primero conocido, y que tiene gran desarrollo en Alemania, se denomina Trias germánico.

De las tres divisiones, la inferior corresponde a la arenisca abigarrada, en general de color rojo. La media corresponde a una invasión marina; esta constituida por calizas y dolomías, con grandes espesores de caliza cavernosa y esponjosa llamada carniola. La división superior es de régimen costero, de depósitos en costas bajas, con abundantes albuferas y clima seco, y esta constituida por margas y arcillas irisadas: rojas, verdes y amarillas, con abundantes depósitos de sal y de yeso.

Este Trias germánico de Gran Bretaña, Alemania y Francia corresponde a las zonas costeras de un mar que comienza a formarse en el emplazamiento del mediterráneo y de sus zonas próximas, por Italia, el Tirol, los Alpes, y los Carpatos.

PERIODO JURÁSICO

El periodo jurásico empezó hace 200 millones de años y finalizo hace 136 millones de años. Nuevamente avanzaron los mares. Al desplazarse Gondwana, el norte del océano Atlántico se ensanchaba y nacía el Atlántico sur. En tierra firme se extendieron las selvas o llanuras pantanosas, con grandes lagos y ríos. Predominaban los climas suaves, subtropicales.

La vida vegetal durante el jurásico estuvo dominada por las cicadáceas que comienzan a desarrollar órganos parecidos a flores, y eran parecidas a palmeras pero de troncos gruesos. Los fósiles de plantas del jurásico están distribuidos tanto en zonas templadas de la Tierra como en las regiones polares, lo cual indica que el clima era suave y uniforme.

Los dinosaurios continuaron evolucionando con gran variedad de tamaños y diversidad de formas. Una clasificación general de los mismos incluye: los saurópodos, que eran cuadrúpedos corpulentos como el Apatosaurus (antes Brontosaurus); dinosaurios carnívoros bípedos, como el Tyrannosaurus, dinosaurios herbívoros bípedos, como el Trachodon; y los dinosaurios acorazados cuadrúpedos, como el Stegosaurus. También había reptiles alados incluido el pterosaurio (pterodáctilo), que durante el jurásico, desarrolló sus pequeñas alas hasta alcanzar una envergadura de 1,2 m. El Diplodocus que vivía en los pantanos, llegó a medir casi treinta metros y a pesar unas 75 toneladas. Los reptiles marinos eran los plesiosaurios, que eran un amplio grupo de cuerpo plano como el de las tortugas, con un cuello largo y aletas anchas para nadar; los Ictiosaurios, parecidos a los delfines, y unos cocodrilos primitivos.

Aparecieron los pájaros primitivos y los corales formadores de arrecifes crecían en las aguas poco profundas de las costas. Los crustáceos estaban representados por langostas, camarones y por ammonites y belemnites hoy extinguidos, estos últimos parecidos a los calamares en que tenían un caparazón interno en forma de puro.

Los mamíferos del jurásico forman cuatro órdenes, todos ellos más pequeños que cualquier perro de tamaño reducido. Había ya insectos de órdenes actuales que incluían polillas, moscas, escarabajos, saltamontes y termitas.

NIVEL GEOLÓGICO

Corresponde a un periodo de invasión marina, de tal modo que Europa se convirtió en un archipiélago, ahondándose y ampliándose la gran zona marina del actual mediterráneo, que tenia entonces una extensión mucho mayor que la actual. En cambio, el mar se retira de América del norte, que queda emergida salvo la zona del oeste. Lo mismo sucede en gran parte de América del sur. Un clima cálido permite el desarrollo de arrecifes madreporicos.

Los sedimentos son, en particular, calizos. Entonces se constituyen las calizas litográficas y diversos mármoles de tipos y aspectos muy diversos.

El jurásico comprende tres divisiones, denominadas Liasico, o simplemente Lias, a la inferior; Dogger, a la media, y Malm a la superior. Estos nombres son adoptados de los empleados por los británicos, que corresponde aproximadamente a las modernas expresiones de Eojurasio, Mesojurasico y Neojurasico.

El Eojurasio: se encuentran gran cantidad de fósiles de este periodo

El Mesojurasico: se caracteriza litologicamente por el gran desarrollo que adquieren en esta división del jurásico las calizas ooliticas, que constituyen excelente piedra de sillería.

El Neojurasico: el principio del Neojurasico señala el nivel máximo de extensión marina en Europa, para decrecer luego poco a poco el mar, que lleva a una cota mínima al final de la época y comienzo de la Cretacica.

PERIODO CRETÁCICO

Duró 65 millones de años (135-70 millones). Se formaron enormes marismas en las áreas continentales. Fue una época de intensa actividad orogénica (de formación de montañas), como las Rocallosas de América del Norte y partes de los Andes. El clima suave permitió el crecimiento de abundante vegetación, que llegó a cubrir hasta Groenlandia. En Australia y el sur de América, en cambio, los territorios estaban cubiertos de glaciares.

La vida terrestre bullía de grandes reptiles, dinosaurios y pterosaurios Los dinosaurios prosperaron y evolucionaron hacia formas más específicas, así pues, los cuatro tipos de dinosaurios que se encuentran en el periodo anterior aún subsisten y además surge el quinto grupo, los dinosaurios astados (con cuernos). El pterosaurio más grande que ha existido vivió en esta época. En Texas (Estados Unidos) se descubrió un fósil de este animal con una envergadura de alas de más de 1,5 metros. Otros reptiles de este periodo eran las serpientes y los lagartos.

Las aves evolucionan en dos ramas bien diferentes: las acuáticas, dotadas de patas fuertes para nadar y los pajarillos, aptos para volar por los aires. Se han descubierto también varios tipos de aves cretácicas, como el Hesperornis, un ave buceadora de 1,8 m de largo que tenía alas vestigiales y era incapaz de volar. Los mamíferos de este periodo incluyen a los primeros marsupiales, con un gran parecido a la actual zarigüeya, y a los primeros animales placentarios, pertenecientes a un grupo de insectívoros. Aparecen también los cangrejos y varias clases de peces modernos.

Siguió la evolución de plantas con flores, en paralelo con los insectos que las polinizaban. La vida marina siguió dominada por reptiles y tortugas. El paso evolutivo más importante en el reino vegetal durante el periodo cretácico es el desarrollo de las angiospermas (plantas con flor), cuyos fósiles aparecen en formaciones rocosas cretácicas. Se desarrollan las plantas caducifolias, entre las que se encuentran la higuera, el magnolio, el sasafrás y el chopo.

Al final del periodo aparecen muchas de las especies modernas de árboles y arbustos, que representan más del 90% de las plantas conocidas de este periodo. Entre los fósiles del cretácico medio se encuentran restos de hayas, acebos, laureles, arces, robles, plátanos y nogales. Algunos paleontólogos creen que estos árboles caducifolios (que pierden las hojas cíclicamente), ya existían en el jurásico pero crecieron sólo en zonas altas, cuyas condiciones no son favorables para la conservación de restos fósiles.

Al final del Cretácico los dinosaurios desaparecen de forma brusca al final de este periodo, junto a muchas otras formas de vida. (Las teorías para explicar esta extinción masiva tienen en la actualidad un gran interés científico).

NIVEL GEOLÓGICO

En el oeste de Europa continua la emersión iniciada al final del jurásico, y se señala por un conjunto de depósitos de areniscas y arcillas de tonos morados que constituyen el terreno Vealdico, derivado del distrito británico Weald, donde existen en gran cantidad.

Después de esta época el mar vuelve a cubrir las tierras y alcanza su amplitud máxima en los tiempos medios del periodo cretácico, en los que llaga hasta lugares que no había invadido nunca.

La roca más característica es la creta, que ocupa grandes extensiones en el norte de Francia y a la que corresponde los altos acantilados del canal de la mancha. En los países meridionales, las rocas dominantes son las calizas marmóreas, margas, arcillas y areniscas verdes glauconiferas, o simplemente arenas.

El cretácico se clasifica en dos divisiones:

a) El cretácico inferior (infracretacico), detrítico, arcillas, arenas. Llega al máximo de la transgresión, y se divide en: neocomense, aptense y albense.

b)El cretácico superior (supracretacico), calizo, hasta el final del sistema. Se divide en: cenomanense, turonense, senonense y danense.

SECCION DE NOTAS

50 Gispert Carlos, Autodidáctica Océano Color, Geología, Barcelona, España, Grupo Editorial Océano. 1995. Vol VII, t. 12 (Enciclopedia Autodidáctica Océano Color), p. 1994.

51 Reader`s Digest México, S.A. de C.V. Departamento Editorial de Libros. Atlas universal. E.U.A., 1992, p. 49.

52 Garcia Barrrera Pedro, Naturaleza y Biología 1, México, D.F., E.P.S.A., 1993, p. 49.

53 Gispert Carlos, Autodidáctica Océano Color, Geología, Barcelona, España, Grupo Editorial Océano. 1995. Vol VII, t. 12 (Enciclopedia Autodidáctica Océano Color), p. 1994.

54 Enciclopedia Multimedia. Enciclopedia Multimedia Grijalvo. Geología histórica, eras geológicas. México, 1997.

55 Gispert Carlos, op. Cid. p. 1994.

56 Gispert Carlos, op. Cid. p. 1994.

57 Jarquin H. Gustavo. El hombre en la naturaleza 1. México, D.F., Patria, 1993, p. 127.

58 Gispert Carlos, op. Cid. p. 1995.

CAPITULO IV

ERA CENOZOICA: EDAD DE LOS MAMIFEROS

La era cenozoica

La era Cenozoica comenzó hace 65 millones de años y todavía no termina. Se divide en dos periodos, el terciario y el cuaternario, que abarca hasta nuestros días. Sin embargo debido a la cantidad de información que manejan los paleontólogos sobre esta era, se tiende a dividir cada periodo en épocas. Durante la primera parte de esta era, tuvo lugar una brusca transición de la edad de los reptiles a la edad de los mamíferos, ya que desaparecen los grandes dinosaurios y otros reptiles que habían dominado la vida durante el mesozoico.

Se desarrollan los nummulites, foraminíferos de gran tamaño, moluscos, erizos de mar, coralarios. En esta era se desarrollaron los mamíferos, équidos, marsupiales. En el clima se produjo un descenso de la temperatura, lentamente, que termino en las glaciaciones cuaternarias. Esta era se caracteriza por el considerable desarrollo que presentan las formaciones continentales con relación a las eras anteriores.

Durante la Era Cenozóica emergieron tres grandes ramas de primates: los Gibones, los Oreopitecinos y los Dryopitecinos. Estos últimos habrían evolucionado hacia otros Dryopitecinos más avanzados, entre los cuales estaría el Ramapitecus, cuya adaptación a la marcha bípeda y a una dieta omnívora lo pondrían en los principios de la línea de evolución humana. Otros grupos, como los Társidos, dotados de la capacidad de calcular la distancia relativa entre los objetos, infelizmente se extinguieron a principios de la Era Cenozóica.

NIVEL GEOLÓGICO

En su Litología la era cenozoica presenta sedimentos sueltos, escasamente consolidados, calizas, margas, arcillas, arenas, conglomerados, margas yesíferas y depósitos de lignitos. La orogenia alpina con sus fases principales se verifica en la era Terciaria. En Europa se plegaron los Penibéticos, Pirineos, Ibérica y Costera Catalana, Apeninos, Alpes y Cárpatos. En África se levanto el Atlas y se creo el valle del Rif. En Asia, se crearon el Himalaya y las montañas de Asia Menor y Persia. Las erupciones volcánicas acompañan a estos plegamientos.

PERIODO TERCIARIO

El periodo Terciario es el primer periodo de la era cenozoica. Recoge la herencia empobrecida del cretacico. Las formas de vida de la tierra y del mar se hicieron más parecidas a las existentes ahora La hierba era más prominente, y esto provocó cambios en la dentición de los animales herbívoros. Al haber desaparecido la mayoría de los reptiles dominantes al final del cretácico, el cenozoico fue la edad de los mamíferos.

Este periodo se divide en cinco épocas que son:

a) El Paleoceno

b) El Eoceno

c) El Oligoceno

d) El Mioceno

e) El Plioceno

Por lo anterior, en este periodo se desarrollaron nuevos grupos de mamíferos como los parecidos a caballos pequeños, los rinocerontes, los tapires, los rumiantes, las ballenas y los ancestros de los elefantes.

A mediados del periodo aparecieron miembros de las familias de los gatos y de los perros. En la penúltima época los marsupiales eran numerosos, y surgieron los simios antropoides (semejantes a los humanos). Al final del periodo, los mamíferos con placenta alcanzaron su apogeo, en número y diversidad de especies, extendiéndose hasta el periodo cuaternario.

SISTEMAS GEOLÓGICOS

En el terciario se rompió el enlace de tierra entre América del Norte y Europa y, al final del periodo, se fraguó el que une América del Norte y América del Sur. Durante este periodo, se termina de formar la Patagonia y el levantamiento de la cordillera de los Andes.

ÉPOCA DEL PALEOCENO

El paleoceno es la primera época del periodo terciario (primer periodo de la era cenozoica), y por lo tanto marca el inicio de la esta ultima era. En el paleoceno el clima es cambiante, de templado a frío, desaparecen los mares continentales.

Al extinguirse los dinosaurios y muchos otros reptiles, comienzan a dominar los mamíferos. Prevalecen los marsupiales primitivos, evolucionan los carnívoros primitivos y surgen las aves modernas. Comienzan a dominar las plantas con flor.

De esta época se conocen siete grupos de mamíferos y todos parecen ser originarios del norte de Asia, desde donde migraron a otras partes del mundo. Estos mamíferos primitivos tenían muchas características en común. Eran pequeños y ninguna especie superaba la talla de un oso. Eran todos cuadrúpedos, caminaban sobre la planta de los pies, con cinco dedos cada uno. Es probable que tuvieran una cabeza pequeña con un hocico estrecho y por tanto una cavidad craneal reducida.

Los mamíferos predominantes del periodo fueron los miembros de tres grupos ya desaparecidos: los creodontos, ancestros de los carnívoros modernos; los amblípodos, pequeños pero pesados; y los condilartros, herbívoros de cuerpo ligero y pequeño cerebro. De los grupos del paleoceno, sobreviven los marsupiales, los insectívoros, los primates y los roedores.

GEOLOGÍA DEL PALEOCENO

El fenómeno más importante de esta época consiste en los plegamientos y movimientos orogénicos que dan por resultado la formación de la arruga pirenaica, llamados por esta razón plegamientos pirenaicos.

ÉPOCA DEL EOCENO

Comenzó hace 56 millones de años y termino hace 35 millones de años, siendo su duración de 21 millones de años. El clima era de tendencia más tropical que en la actualidad, creciendo palmeras en latitudes altas. Las plantas con flores dominaban en la vegetación eocénica. Los cambios en la vegetación que tuvieron lugar en esta época respondían a las distintas adaptaciones de las plantas a los cambios climáticos.

En los mares se habían extinguido los reptiles. Surgen los primeros mamíferos acuáticos, antecesores de las ballenas actuales, así como algunas aves, como las águilas, los pelícanos, las codornices y los buitres.

Durante el eoceno aparecen una serie de ancestros que evolucionarían hasta animales de nuestro tiempo. Eran de pequeña estatura, algunos de ellos como caballos, rinocerontes, camellos, roedores y monos. Los creodontos y los amblípodos, continuaron evolucionando durante esta época; sin embargo, los condilartros se extinguieron antes de finalizar la época.

GEOLOGÍA DEL EOCENO

Las cadenas montañosas que se habían formado a fines del Cretáceo siguieron creciendo. La actividad volcánica condujo a la formación de los océanos Atlántico e Indico y se depositaron grandes cantidades de lavas en el fondo de los mares.

EPOCA DEL OLIGOCENO

Dura 15 millones de años y se prolonga hasta hace 25 millones. A lo largo de este período, las masas continentales crecieron a expensas de los mares. Las circunstancias climáticas se mantuvieron cálidas, aunque en algunas partes del mundo se experimentaron temporadas invernales. Esto hizo que las selvas se achicaran, se abrieran enormes espacios con vegetación de praderas, lo que favoreció la evolución de diversos pastos y, como consecuencia de ello, la de mamíferos herbívoros.

Durante esta época desaparecen la mayoría de los mamíferos arcaicos de las primeras épocas del cenozoico. En su lugar aparecen representantes de un gran número de los mamíferos actuales. Los creodontos se extinguen y surgen los primeros carnívoros verdaderos, parecidos a los gatos y los perros.

También vivió un antropoide (semejante al ser humano) en el norte de América que desapareció al final de la época. Dos grupos de animales ya extintos, evolucionan durante este tiempo: los titanoterios, relacionados con los rinocerontes y los caballos, y los oreodontos, que eran pequeños, semejantes a los perros y comían hierba.

GEOLOGIA DEL OLIGOCENO

Este periodo es la continuación directa del eoceno. Litológicamente el oligoceno se caracteriza por la abundancia de elementos detríticos, sobre todos conglomerados, procedentes de las primeras y más intensas denudaciones de las cordilleras formadas en la segunda mitad de la época anterior, derrubios que llenan las depresiones situadas al pie de las nuevas montañas, como ocurre en la base del pirineo.

En el oligoceno se formaron grandes masas de conglomerados por la erosión de las grandes cordilleras recién plegadas, aunque puede estar plegado, donde se hayan dejado sentir los efectos de la fase sávica.

Por otra parte, a los mares nummoliticos siguieron en muchas partes depósitos salinos y lacustres que, al concentrarse las aguas, originaron potentes formaciones de yeso y de sal común. En la zona alpina, prolongándose hacia el este del mar Egeo, existe una potente deformación detrítica denominada del Flysch, constituida por areniscas deslenables y margas arcillas pizarrosas.

EPOCA DEL MIOCENO

Ocurre entre los 25 y los 11 millones de años pasados. Poderosos movimientos de la corteza terrestre produjeron la retirada de los mares y la formación de cadenas montañosas como los Himalayas y los Alpes. Intensas lluvias originaron fuertes procesos erosivos. Los climas se hicieron muy variados sobre la faz de la Tierra.

En los mares, se desarrolló una gran diversidad de peces óseos y también de tiburones. En África Central aparece un antropoide primitivo, el Procónsul - primer antecesor conocido de la especie humana - que se dispersa lentamente hacia Asia y Europa.

El desarrollo de los mamíferos durante el mioceno, estuvo relacionado de forma directa con un importante avance evolutivo en el reino vegetal, la aparición de las gramíneas. Estas plantas, ideales como forraje, contribuyeron al crecimiento y desarrollo de los animales herbívoros, como los caballos y los rinocerontes, que abundaron en el mioceno.

El mamut (mastodonte) siguió evolucionando y se generaliza la presencia del Dryopithecus (un animal parecido a los gorilas, evolucionado a partir del procónsul), en Europa y Asia. Algunos carnívoros, como los gatos y una especie de perro-lobo, se extendieron por varias partes del mundo.

GEOLOGIA DEL MIOCENO

Durante el mioceno se producen grandes levantamientos de las principales cordilleras del planeta, denominados alpinos. Estos comprenden el Himalaya, en Asia; y los Carpatos, los Balcanes, los Alpes, y los Apeninos en Europa. En América también se alzaron las montañas rocosas y los Andes. Como deposito característico de esta edad, debe citarse la formación del Schlier, o sea, de arcilleras salíferas en relación con depósitos petrolíferos, inmensa formación terrígena que se extiende, rodeando al mar Caspio, por Iraní gran parte de Europa Oriental, Galitza (Polonia) y Rumania, formación compleja de mares en desecación.

EPOCA DEL PLIOCENO

Comenzó hace 11 millones de años y duró por 10 millones de años. Los continentes y océanos comenzaron a configurar sus formas actuales. Los climas también eran similares a los de ahora.

Hay gran variedad de herbívoros, como los tapires, mamuts, camellos, elefantes y rinocerontes lanudos. Viven el Pliohippus, antecesor del caballo actual, y el tigre dientes de sable, enorme carnívoro de caninos superiores muy largos. Aparecieron los australopithecus, los Homo Habilis y Homo Erectus. Persisten las plantas con flor.

Declinó la variedad de mamíferos terrestres, con excepción de los monos, que no sólo vivían en los bosques. El Australopithecus, un antropoide que marchaba bípedo y erguido por las praderas, pero aún sin desarrollo de la inteligencia- es considerado otro antecesor del hombre.

GEOLOGIA DEL PLIOCENO

Grandes movimientos de descompresión se realizan una vez terminados los enérgicos plegamientos Alpinos, registrándose hundimientos y, por contragolpe, elevaciones en masa de compartimentos terrestres. Así en el mediterráneo Occidental se originan los llamados óvalos mediterráneos que contornean las costas. Hundimientos intensos se producen también en la parte oriental del mismo mar, o sea, el Egeo.

PERIODO CUATERNARIO

Se llama también antropozoico, esta denominación alude en que sus estratos se han encontrado los restos indudables de antecesores del genero humano, correspondientes a diversas especies. Se viene discutiendo hace tiempo la presencia del hombre durante el terciario y sobre todo en el plioceno. Los últimos datos parecen indicar que en aluviones de esta época se han encontrado pedernales tallados de modo intencionado, denominados eolitos, que deben haber sido lascados, para utilizarlos, por un ser humano. Pero hasta el presente, los restos esqueléticos del hombre, considerados sin discusión como tales, corresponden todos al cuaternario.

Se divide en dos épocas:

a)Época del Pleistoceno

b)Época del Holoceno.

Los restos fósiles ponen de manifiesto que hubo muchos tipos de prehumanos primitivos en el norte y sur de África, en China y en Java, en el pleistoceno bajo y medio; pero los humanos modernos (Homo Sapiens) no surgieron hasta el final del pleistoceno.

El periodo Cuaternario esta caracterizado por tres circunstancias:

1. Profundo cambio climático, que originó las épocas glaciares.

2. Presencia de fauna, que inmediatamente ha precedido a la actual.

3. Aparición del hombre, suceso más importante.

GEOLOGIA DEL CUATERNARIO

Capas de hielo continentales intermitentes cubrieron gran parte del hemisferio norte. en este periodo, los humanos cruzaron al Nuevo Mundo a través del estrecho de Bering. Las capas de tierra retrocedieron al final y empezó la edad moderna. Se inicia el descenso y retroceso continental desde el estrecho de Magallanes hasta las Antillas y se generan ríos y lagunas.

EPOCA DEL PLEISTOCENO

Comenzó hace un millón de años. Mantos de hielo cubrían grandes extensiones en varios ciclos de glaciaciones. Los profundos cambios de clima ocasionaron la desaparición de muchas especies de plantas y animales. La fauna y la flora cambiaba con las oscilaciones climáticas En los periodos glaciares vivían en Europa bisontes, buey almizclero, gamuzas, mamut, oso de las cavernas, etc., mientras que en los periodos interglaciares había jirafas, hipopótamos, elefantes, etc., es decir, animales de la fauna africana.

El pleistoceno se caracterizó por la abundancia de grandes mamíferos, de los cuales aún perviven la mayoría. Algunos de ellos son los búfalos, los elefantes y los mamuts o mastodontes. Estos últimos se extinguieron antes de finalizar la época. En Europa hubo antílopes, leones e hipopótamos, carnívoros como los tejones, zorros, linces, nutrias, pumas, mofetas, así como otras especies desaparecidas, como el gran tigre dientes de sable.

En el norte de América surgieron los primeros osos, debido a las poblaciones que migraron desde Asia. El armadillo y el perezoso terrestre migraron desde el sur al norte del continente americano, y el buey almizclero se extendió hacia el sur desde las regiones árticas.

Aparecieron los primeros hombres dotados de inteligencia, lo que les fue permitiendo, muy lentamente, utilizar herramientas para hacer más fácil su existencia.

GEOLOGIA DEL PLEISTOCENO

En el pleistoceno se produjeron cuatro glaciaciones que invadieron con sus hielos las altas montañas, parte de Europa, Norteamérica y Asia del Norte.

El tremendo peso de los glaciares excavó fiordos en Noruega y en el sur de Chile. Las glaciaciones se conocen como Gunz, Mindel, Riss y Wurm. Entre estos periodos fríos se intercalaban los períodos interglaciares y húmedos. Estos cambios climáticos ocasionaron ciertos movimientos eustáticos de los continentes, con la deposición de sedimentos morrénicos, y el desarrollo de terrazas fluviales y marinas. El loes es otro deposito continental de origen eólico, característico del pleistoceno.

EPOCA DEL HOLOCENO

Comenzó hace unos diez mil años, vivimos actualmente en esta época. En el Holoceno termina la ultima glaciación continuando la retirada de los hielos. La topografía era semejante a la actual. Los climas se fueron equilibrando, se vuelven cálidos y se produjo una creciente sequedad en el ambiente terrestre.

Los territorios se cubrieron de bosques y de selvas. La vida en el mar era muy parecida a la actual (pero sin contaminación). Comienza el dominio de la especie humana, el Homo Sapiens Sapiens (el hombre) aprendió a cultivar la tierra y a domesticar los animales. Desarrolló las ciudades.

También aprendió a usar armas terribles, a fabricar millones de artefactos innecesarios. A comunicarse al instante con todos los rincones del mundo. A explorar el espacio. La Tierra se le hace chica. ¿Qué vendrá luego?.

SECCION DE NOTAS

59 Mendez Ramirez Humberto. Biología 1, Naucalpan, Edo. de México, Kapeluz Mexicana, 1985, 6° edicion, p. 127.

60 Enciclopedia Multimedia. Enciclopedia Multimedia Grijalvo. Geología histórica, eras geológicas. México, 1997.

61 Reader`s Digest México, S.A. de C.V. Departamento Editorial de Libros. Atlas universal. E.U.A., 1992, p. 51.

62 Enciclopedia Multimedia. op. Cid.

63 Microsoft Corporation. Enciclopedia Microsoft Encarta 98. Eras geológicas, 1997.

64 Microsoft Corporation. Idem.

65 Ortega Moreno Columba, Biología 1, México, D.F., Fondo Educativo Interamericano, 1985, p. 127.

66 Gispert Carlos, Autodidáctica Océano Color, Geología, Barcelona, España, Grupo Editorial Océano. 1995. Vol VII, t. 12 (Enciclopedia Autodidáctica Océano Color), p. 1996.

67 Novelo G. La Biología ciencia de la vida 1. Santa Clara, Edo. de México, S.I.T.E.S.A., 1993, p. 127.

68 Rosado Daffny, Biología 1, México, D.F., Trillas. 1980, p. 128.

69 Jarquin H. Gustavo. El hombre en la naturaleza 1. México, D.F., Patria, 1993, p. 129.

70 Gispert Carlos, Autodidáctica Océano Color, Geología, Barcelona, España, Grupo Editorial Océano. 1995. Vol VII, t. 12 (Enciclopedia Autodidáctica Océano Color), p. 1996.

71 Mendez Ramirez Humberto. Biología 1, Naucalpan, Edo. de México, Kaelusz Mexicana, 1985, 6° edición, p. 128.

72 Robert Diaz Manuel. Biología 1. México, D.F., Publicaciones Cultural.1984, p. 129

73 Gispert Carlos, Autodidáctica Océano Color, Geología, Barcelona, España, Grupo Editorial Océano. 1995. Vol VII, t. 12 (Enciclopedia Autodidáctica Océano Color), p. 1996.

74 Grupo Editorial Salvat. Enciclopedia Salvat. Eras geológicas, México, 1997.

75 Salgado Barrera Reina, La Biología y Tu. México, D.F., E.P.S.A., 1994, p. 105.

76 Gispert Carlos, Autodidáctica Océano Color, Geología, Barcelona, España, Grupo Editorial Océano. 1995. Vol VII, t. 12 (Enciclopedia Autodidáctica Océano Color), p. 1997.

77 Gispert Carlos, Ídem.

78 Salgado Barrera Reina, La Biología y Tu. México, D.F., E.P.S.A., 1994, p. 106.

79 Enciclopedia Multimedia. Enciclopedia Multimedia Grijalvo. Geología histórica, eras geológicas. México, 1997.

80 Ortega Moreno Columba, Biología 1, México, D.F., Fondo Educativo Interamericano, 1985, p. 130.

81 Salgado Barrera Reina, La Biología y Tu. México, D.F., E.P.S.A., 1994, p. 106.

82 Enciclopedia Multimedia. Enciclopedia Multimedia Grijalvo. Geología histórica, eras geológicas. México, 1997.

83 Robert Diaz Manuel. Biología 1. México, D.F., Publicaciones Cultural.1984, p. 132.

CONCLUSIONES

1) La paleontología es la ciencia que se encarga del estudio de los fósiles, y es a través de estos que se puede obtener información acerca de las distintas eras geológicas. Así su puede conocer la flora y fauna de cada era para poder hacer una reconstrucción de cómo debió haber sido la tierra en determinado espacio de tiempo.

2)Las eras geológicas son los tiempos en que se dividen la tierra, estas eras son cuatro, Agnostozoica, Paleozoica, Mesozoica y Cenozoica.

3)Era Agnostozoica: es la primera era geológica, abarca de la formación de la tierra, hasta hace 570 millones de años. Se divide en los periodos Arcaico, y Precámbrico. Surge la vida.

4)Era Paleozoica: es la segunda era, se divide en seis periodos: el Cámbrico, Ordovícico, Silúrico, Devonico, Carbonífero y Pérmico. La vida evoluciona a formas muy variadas.

5)Era Mesozoica: es la tercera era, se divide en: Triásico, Jurásico y Cretácico. Se desarrollan los reptiles y predominan los animales gigantes.

6)Era Cenozoica: es la ultima era, se divide en dos periodos: el Terciario y el Cuaternario, a su ves el terciario se divide en: Paleoceno, Eoceno, Oligoceno, Mioceno y Plioceno. El cuaternario se divide en: Pleistoceno y Holoceno. Dominan los mamíferos.

BIBLIOGRAFÍA

Castellanos Hurriaga Juan, Biología 1, México, D.F., Esfinge, 1985, 6° Edición.

Enciclopedia Multimedia. Enciclopedia Multimedia Grijalvo. Geología histórica, eras geológicas. México, 1997.

Garcia Barrrera Pedro, Naturaleza y Biología 1, México, D.F., E.P.S.A., 1993.

Gispert Carlos, Autodidáctica Océano Color, Geología, Barcelona, España, Grupo Editorial Océano. 1995. Vol VII, t. 12 (Enciclopedia Autodidáctica Océano Color).

Grupo Editorial Salvat. Enciclopedia Salvat. Eras geológicas, México, 1997.

Jarquin H. Gustavo. El hombre en la naturaleza 1. México, D.F., Patria, 1993.

Martínez Mercedes. Maravillas de la Biología. México, D.F., E.P.S.A., 1997.

Mendez Ramirez Humberto. Biología 1, Naucalpan, Edo. de México, Kaelusz Mexicana, 1985, 6° edicion.

Microsoft Corporation. Enciclopedia Microsoft Encarta 98. Eras geológicas, 1997.

Novelo G. La Biología ciencia de la vida 1. Santa Clara, Edo. de México, S.I.T.E.S.A., 1993.

Ortega Moreno Columba, Biología 1, México, D.F., Fondo Educativo Interamericano, 1985

Robert Diaz Manuel. Biología 1. México, D.F., Publicaciones Cultural.1984

Rosado Daffny, Biología 1, México, D.F., Trillas. 1980.

Reader`s Digest México, S.A. de C.V. Departamento Editorial de Libros. Atlas universal. E.U.A., 1992.

Salgado Barrera Reina, La Biología y Tu. México, D.F., E.P.S.A., 1994.

1