Epicuro; Carlos García Gual

Filosofía. Libros de Filosofía. Filósofos. Epicuro de Samos. Epicureísmo. Canónica. Física. Ética. Visión de la vida. Placeres. Argumento. Vida y Obra

  • Enviado por: Jesikeisy
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 8 páginas
publicidad

EPICURO

CARLOS GARCÍA GUAL

2º BAT B

Trabajo de filosofía

Cursos 2006/07

27 - 03 - 07

  • Biografía del autor:

Carlos García Gual (Palma de Mallorca, 1943), es catedrático de Filología Griega en la Universidad Complutense de Madrid. Especialista en antigüedad clásica y literatura, ha escrito diversos libros y más de un centenar de artículos sobre literatura clásica y medieval, filosofía griega y mitología en revistas especializadas. Entre sus obras, destacan libros como Los orígenes de la novela, Primeras novelas europeas, Epicuro, Historia del rey Arturo, Diccionario de mitos, El descrédito de la literatura o Apología de la novela histórica, Viajes a la Luna: de la fantasía a la ciencia ficción. Su último libro hasta el momento, Historia, novela y tragedia fue publicado en Alianza Editorial en 2006.

Como crítico literario reseña libros en El País, Revista de Occidente, Claves de razón práctica, etc. Es asesor y colaborador habitual de la revista Historia National Geographic, entre otras. Además, es director de la colección de clásicos griegos Biblioteca Clásica Gredos, con más de tres centenares de títulos publicados, difundiendo la cultura clásica en español. Dirige asimismo la reciente colección de clásicos universales Biblioteca Universal Gredos.

Destaca además su intensa labor como traductor de clásicos (ha traducido tragedia, filosofía y poesía griega, textos medievales, etc.) Ha merecido el Premio Nacional de Traducción en dos ocasiones; en 1978 fue galardonado con el Premio de traducción Fray Luis de León, por su versión de Vida y hazañas de Alejandro de Macedonia, de Pseudo Calístenes; en 2002 se le otorgó el Premio Nacional al conjunto de su obra de traducción. Su última obra de traducción es la nueva versión de la Odisea de Homero, aparecida en Alianza Editorial (2005).

  • Resumen del libro:

El libro “Epicuro” de Carlos García Gual se divide en 15 capítulos. Cada uno de esto trata de un tema relacionado con la filosofía o vida de Epicuro de Samos.

Se dice que Epicuro fue educado en la isla de Samos, y a los dieciocho años de edad pasó a Atenas en tiempo que Jenócrates enseñaba en la Academia y Aristóteles en Calcide. A las afueras de Atenas fundó su propia escuela. Él buscaba apartarse de la vida pública y política y conseguir así la paz interior o serenidad, como le llama él. Muerto Alejandro Macedón y decaídos los atenienses reinando Perdicas, se fue a Colofón, donde vivía su padre.

En la escuela filosófica de Epicuro, el Jardín, se encontraba un gran nombre de seguidores de su filosofía, a estos se les conocía como amigos. Epicuro exalta la amistad entre los seres humanos como una de las mayores virtudes y uno de los mejores placeres de los que se puede gozar. La amistad proporciona un apoyo en un mundo hostil y extraño. Es una ayuda no tanto por lo que los amigos hagan efectivamente por uno, como por el hecho de saber que podamos contar con ellos, en caso de ser necesario.

La filosofía de Epicuro puede ser claramente dividida en tres partes, la Canónica, que se ocupa de los criterios por los cuales llegamos a distinguir lo verdadero de lo falso, la Física, el estudio de la naturaleza, y la Ética, que supone la culminación del sistema y a la cual se subordinan las dos primeras partes. Cave destacar los textos éticos de la Carta a Meneceo y las Máximas Capitales, presentes en el libro.

El objetivo de la filosofía de Epicuro es la felicidad. Para el filósofo la felicidad esta dada por la conjunción de dos factores: la ausencia de preocupaciones (ataraxia) y por el placer (hedoné). Epicuro valoraba como placer fundamental la tranquilidad del alma y la ausencia de dolor. Una vida en calma, rodeada de amistades y de placeres moderados con el mínimo de dolores posibles y tranquilidad en el alma, es lo que nos brindará la felicidad y hacia eso debe encaminarse el hombre.

La filosofía de Epicuro se caracteriza por situarse en el lado opuesto a la filosofía platónica: afirma una sola realidad, el mundo sensible; niega la inmortalidad del alma y afirma que ésta, al igual que todo lo demás, está formada por átomos; postula el hedonismo en la teoría ética y como modo de vida y rechaza el interés por la política, optando por un estilo de vida sencillo y autosuficiente encaminado a la felicidad.

La lucha contra las diversos miedos que atenazan y paralizan al ser humano es parte fundamental de la filosofía de Epicuro; no en vano, ésta ha sido designada como la medicina contra los miedos más generales y significativos: el miedo a los dioses, el miedo a la muerte, el miedo al dolor, el miedo al futuro y el miedo al fracaso en la búsqueda del bien. El miedo a los dioses es absurdo, nos dice Epicuro, pues éstos en nada intervienen en los asuntos humanos, los dioses deberían ser un modelo de virtud y de excelencia a imitar, ya que viven en armonía mutua manteniendo entre ellos relaciones de amistad. El miedo a la muerte es igualmente absurdo e irracional. Tras la muerte no puede haber nada que nos haga daño. El miedo al dolor es otro de los objetos de ataque de Epicuro. Se trata de un miedo infundado ya que todo dolor es en realidad fácilmente soportable. El miedo al futuro no tiene sentido, ya que no depende de nosotros. Finalmente el miedo al fracaso en la búsqueda del bien y de la felicidad en la vida está relacionado con el ideal de autonomía del sabio epicúreo.

En la búsqueda del placer es necesario distinguir aquellos deseos que son naturales y necesarios (como el placer de calmar el hambre o la sed), de aquellos que son naturales y no necesarios (como el placer de seguir comiendo y bebiendo aunque el hambre y la sed hayan sido satisfechos), y también de aquellos que no son ni naturales ni necesarios (como el placer de obtener glorias, honor, etc.). Epicuro siempre sostuvo la importancia de distinguir entre los placeres aquellos que eran verdaderamente beneficiosos de aquellos que podían generar una dependencia y que terminaban por causar insatisfacción, bien porque fuesen irrealizables o bien porque eliminaban la autonomía del individuo.

La clave del modo de vida epicúreo, de tener que ser resumida en tres palabras, vendría a ser: gozar, saber y compartir. Esos tres factores, como nos muestran las palabras de Epicuro, están íntimamente relacionados: Gozar el placer de estar vivo, saber distinguir lo que es verdaderamente valioso, y compartir en la amistad tanto la vida como el conocimiento.

  • Puntos o ideas que me han llamado la atención:

  • Capítulo 9: Contra el temor a la muerte

Como ya hemos dicho para Epicuro uno de los temores o preocupaciones que hay que evitar es el temor a la muerte.

“Nacemos una sola vez, pues dos veces no es posible, y no podemos vivir eternamente. Tú, sin embargo, sometes la dicha a dilación, no siendo dueño del mañana. Pero la vida se consume en una inútil espera y cada uno de nosotros muere sin gozar de tranquilidad.”

Nos cuenta que no cree en la inmortalidad de alma, solo nacemos una vez y no tenemos que estar esperando a una supuesta reencarnación a la que el no está de acuerdo. Todo lo que no se disfruta hoy será tiempo perdido, no hay que esperar el mañana para vivir, goza ahora pues no se conoce le mañana. Dice que la gente que espera a esto esta perdiendo el tiempo, no saben vivir la vida, no la gozan y por consiguiente no alcanzan la tranquilidad del alma. Si no se disfruta de la felicidad en vida no se podrá gozar de esta nunca. La meditación de nuestra mortalidad debe llevarnos a apreciar más y mejor el tiempo que tenemos a nuestro alcance.

  • Capítulo 10: El cálculo de los placeres y la autosuficiencia del sabio

Epicuro señala que existen tres tipos de deseos:

  • Los naturales y necesarios (ej. el hambre),

  • los naturales y no necesarios (disfrutar de una comida sabrosa o de los placeres sexuales) y

  • los ni naturales ni necesarios (asistir a un gran banquete) a éstos los llama vanos o superfluos.

“El hombre es infeliz ya por el temor; ya por el deseo ilimitado y vano. Quien a eso ponga bridas puede procurarse la feliz sabiduría.”

“Gracias a la bienaventurada Naturaleza; porque hizo fácil de obtener lo necesario y difícil de conseguir lo innecesario”

Epicuro cree que el hombre es infeliz por los temores que el cree irracionales como el temor a la muerte, al futuro, a los dioses…y por el deseo no natural y no necesario. Quien no tema a las preocupaciones dichas ni tenga deseos de ese tipo conseguirá la felicidad.

Los deseos no tienen todos el mismo rango hay que apreciarlos en cuanto a su mayor o menor urgencia y su naturalidad. De unos deseos es causa la propia naturaleza del ser humano y vivo, de otros es causa la vana opinión, la doxa. Colmar los apetitos naturales y alejar el dolor ocasionado pos una carencia de placer, es fácil. Satisfacer, en cambio, otros deseos, que provienen de apetencias exageradas, resulta arriesgado e imposible en muchos casos.

Solo los deseos naturales y necesarios tienen una urgencia inmediata y requieren satisfacción bajo pena de dolor y lograr estos deseos es, en general, asequible a todos.

  • Compara un aspecto del libro con la actualidad:

La filosofía de Epicuro fue criticada por el carácter que dio a la religión. Su filosofía nos dice que el miedo a los dioses es absurdo, pues éstos en nada intervienen en los asuntos humanos y no se mueven por la ira ni la cólera ni tantos otros sentimientos que comúnmente se les atribuyen. Por el contrario, los dioses deberían ser un modelo de virtud y de excelencia a imitar, pues viven en armonía mutua manteniendo entre ellos relaciones de amistad. Esta forma de ver a los dioses fue muy chocante en la antigua Grecia en la que la iglesia defendía que a los dioses se les tenía que tener miedo ya que nos podían castigar, todo al contrario que Epicuro.

Los dioses de Epicuro están hechos a partir de la eudonimía. Estos viven con felicidad, sin preocupaciones y son ejemplos para el hombre que busca la felicidad. Son figuras idealizadas de los olimpos, indeterminados y no abstractos.

Actualmente hay menos creyentes eso hace que la actitud ha cerca de la religión se relacione con la no existencia de los dioses. Quienes todavía creen la religión cristiana solo acepta un único dios, Jesucristo. Este fue humano. Según la religión se dice que si no cometes pecados irás al cielo con Jesús, pero si te portas mal irás al infierno, es decir, actualmente se cree que los dioses te pueden castigar, cosa que está en contra de Epicuro.

Por otro lado, la religión nos dice que después de la muerte, si te has portado bien, irás al cielo, el Paraíso donde podrás disfrutar de cualquier cosa. Esto hace creer que después de la muerte hay vida, cosa a la que se opone Epicuro.

  • Conclusión:

El libro de Epicuro me ha servido para conocer más su forma de pensar, su filosofía.

No me ha parecido, en general, una lectura difícil y a más la estructura en capítulos la hace todavía más entendedora. Los capítulos que más me han gustado han sido el 9, el 10 y el 12 ya bien sea porque los he entendido mejor o bien porque son unos temas que me parecían más amenos, con esto no quiero decir que los otros no me hayan gustado.

Ahora me arrepiento un poco de no haber escogido un libro que hablase de un autor que entra en selectividad porque estos libros ayudan a entender mejor a los autores y su filosofía.

Sobre su filosofía cave concluir que el epicureismo se caracteriza por situarse en el lado opuesto a la filosofía platónica: afirma una sola realidad, el mundo sensible; niega la inmortalidad del alma y afirma que ésta, al igual que todo lo demás, está formada por átomos; postula el hedonismo en la teoría ética y como modo de vida y rechaza el interés por la política, optando por un estilo de vida sencillo y autosuficiente encaminado a la felicidad.

La verdad es que de los filósofos que conozco el que parece vivir mejor la vida es Epicuro. Creo que este sabe vivir la vida mejor que ningún otro, enseña su filosofía de forma diferente. Aparta a la gente de la vida política y los asuntos públicos rodeándolos con la mejor compañía, que son los amigos. Por otro lado, se puede ver como una filosofía de raritos ya que se apartan de la sociedad y de la familia dando pie al lema “vive ocultamente”.

  • Bibliografía:

- Epicuro, Carlos García Gual, Alianza Editorial

- www. wikipedia.org

- www.casadellibro.com

7