Enfermedades infantiles

Pediatría. Vacunación. Diarrea. Enfermedades diarreicas. Infecciones respiratorias agudas. Prevención

  • Enviado por: Traviesa
  • Idioma: castellano
  • País: Panamá Panamá
  • 9 páginas

publicidad
cursos destacados
Ejercicios resueltos de introducción a la Física
Ejercicios resueltos de introducción a la Física
Serie de ejercicios resueltos de de introducción a la Física

Este curso va ligado al curso...
Ver más información

Problemas resueltos: Recta tangente a una curva
Problemas resueltos: Recta tangente a una curva
En este curso se resuelve una serie de problemas muy interesantes relacionados con la recta tangente a una curva. Ver más información


ENFERMEDADES EN LA NIÑEZ

¿Qué son?

Las enfermedades más comunes en los niños son las infecciones, que se caracterizan porque son transmitidas por algún microbio y se contagian de una persona enferma a una sana. Las más frecuentes son las infecciones respiratorias y las enfermedades diarreicas, que son comentadas ampliamente en los capítulos respectivos. Otras graves y algunas de ellas mortales, como sarampión, se previenen gracias a la vacunación. También fueron tratadas en al apartado correspondiente.

¿Cuáles son?

Aquí nos referimos a otras enfermedades comunes en la niñez como: rubéola, varicela y escarlatina, las cuales se manifiestan con erupciones en la piel y generalmente se acompañan con cuadros gripales.

Las paperas y la hepatitis también son padecimientos contagiosos que ocasionan gran ausentismo escolar.

Cuando un niño padece muy seguido de las amígdalas pude complicare con fiebre reumática, enfermedad grave que si no es tratada a tiempo afecta su corazón y lo incapacita por el resto de su vida.

Lo común es que estas enfermedades se presenten en la edad preescolar y escolar. Es muy importante detectarlas oportunamente para su debida atención, y así evitar complicaciones y contagios.

¿Qué podemos hacer?

Es recomendable difundir los principales signos de estas enfermedades para alertar a los padres de familia, que ante cualquier sospecha, lleven al niño al médico para que reciba tratamiento oportuno y así evitar un mal mayor. También la comunidad escolar debe estar alerta par reconocer los riesgos de epidemia.
 
 

Infecciones de la niñez

  • Infecciones Respiratorias Agudas 

  • Enfermedades diarreicas 

  • Sarampión 

  • Rubéola, varicela, escarlatina 

  • Hepatitis, paperas 

Enfermedades En Los Niños

  • Cuando después de o durante un catarro, se observan ojos llorosos y calentura, aparecen erupciones, ronchas o manchas en la piel y decaimiento, puede sospecharse de la presencia de sarampión, rubéola, varicela o escarlatina, por lo que es necesario llevar inmediatamente al niño con el médico para que sea atendido y evitar contagios.

  • La rubéola puede causar poco daño a los niños, pero resulta peligroso que una mujer embarazada se contagie, ya que si esto ocurre durante los primeros meses del embarazo, su hijo puede nacer con malformaciones.

  • La hepatitis es una enfermedad contagiosa. Se nota porque se pone amarilla la piel, abajo de la lengua y en la parte blanca de los ojos. La orina se vuelve oscura y el excremento claro. La podemos evitar si practicamos sencillas medidas  higiénicas como: lavarnos las manos antes de preparar, servir o comer alimentos y después de ir al baño; evitar comer en lugares donde se vendan alimentos al aire libre, y hacer nuestras necesidades en letrinas o excusados.

  • Se puede saber si un niño se contagió de paperas porque con esta enfermedad se inflama la parte baja de los cachetes y a los lados del cuello; también va acompañada de dolor de oídos. Si este es el caso, solicite atención médica. También tome en cuenta que un niño con esta enfermedad, en especial los varones, debe permanecer en reposo parea evitar una complicación que le ocasione esterilidad.

  • Un niño que se enferma frecuentemente de las anginas debe recibir su tratamiento médico completo; de otras manera, puede padecer fiebre reumática con la cual se inflaman las articulaciones y se daña el corazón.

VACUNACIÓN UNIVERSAL

Cuál es la importancia de la vacunación?

La aplicación de vacunas constituye la medida de prevención más efectiva contra algunas enfermedades graves de la infancia como son : poliomielitis, tuberculosis, difteria, tosferina, tétanos y sarampión. Las vacunas actúan reforzando las defensas del niño.

Si un niño no es vacunado y llega a enfermar, puede morir; si éste no fuera el caso, de cualquier manera existe el riesgo de una discapacidad o de un debilitamiento serio como consecuencia de la enfermedad.

Por ello, los padres deben estar conscientes de la necesidad de vacunar a sus hijos y disponer de la información suficiente sobre cuántas y cuáles  vacunas deben recibir sus hijos y dónde se las aplican.

¿Cómo debe de ser la vacunación?

Todos los niños deben ser vacunados en los primeros meses de vida, hasta completar la serie, pues de lo contrario las vacunas no surten el mismo efecto. Lo fundamental es que los padres sepan cual es el esquema básico de vacunación, que consiste en vacunar al recién nacido contra la tuberculosis y la poliomielitis; que a los dos, cuatro y seis meses debe recibir la DPT o triple, que lo protege de difteria, tosferina y tétanos, junto con la antipoliomielítica, y a los nueve meses, aplicarle la del sarampión, para cubrir su esquema básico de vacunación antes de cumplir un año de edad. 

También es necesario que los padres conozcan la importancia de reforzar estas vacunas: cada año la antipoliomielítica, durante la Semana Nacional de Salud; a los dos y cuatro años, la triple o DPT; a los seis años, la antisarampionosa y contra tuberculosis; y a los nueve, la antitetánica; esta última conviene reforzarla cada cinco años.

Desde 1992, en México no se presentan casos de poliomielitis. De igual forma, se tiene como meta la eliminación del sarampión para antes del año 2000.
 

Vacunación En Los Niños

  • Si quiere conservar la salud de sus hijos, vacúnelos contra enfermedades peligrosas. Un niño que no está vacunado tiene más probabilidades de enfermar, de quedar incapacitado o de morir.

  • La vacunación es una medida urgente e indispensable para cuidar la salud del bebé. Todos los niños deben recibir todas las vacunas antes de cumplir un año de edad. Acuda a su centro de salud o con su médico particular.

  • La cartilla nacional de vacunación sirve para recordarnos las vacunas que cada niño necesita, las que ha recibido, la que aún le hacen falta y cuándo deben aplicarse. Conviene llevarla siempre que vaya a consulta médica.

  • Es necesario llevar a los niños a la unidad de salud a los dos, cuatro, seis y nueve meses, para cubrir su esquema básico de vacunación; y luego a los dos, cuatro, seis y  nueve años a ponerle sus refuerzos, para que queden bien protegidos.

  • El niño que recibe todas las vacunas está protegido contra: tuberculosis, poliomielitis, difteria, tosferina, tétanos y sarampión. Todas ellas enfermedades graves o mortales, que pueden afectarlos durante la infancia.

  • Si un niño no ha sido vacunado, es urgente llevarlo a  vacunar lo más pronto posible aunque haya pasado la edad . No importa que esté levemente enfermo; las vacunas no se oponen con su otro tratamiento. Un niño debe estar vacunado.

  • Si por cualquier motivo lleva a su hijo a la unidad de salud, aproveche la oportunidad para completar sus vacunas; recuerde que son gratuitas e indispensables.

ENFERMEDADES DIARREICAS

Qué es la diarrea?

La diarrea es una manifestación de padecimientos ocasionados  por bacterias, parásitos o virus que dañan el estómago y el intestino y que se adquieren al consumir alimentos o agua contaminados. Esto ocurre cuando no se hierven o no se desinfectan y cuando se preparan, sirven o comen con las manos sucias.

Si se tiene diarrea es importante recibir el tratamiento adecuado y oportuno, para evitar posibles complicaciones graves como la deshidratación (pérdida de líquido y sales del organismo), capaz de provocar la muerte en pocas horas; o padecer desnutrición causada por la eliminación de sustancias nutritivas.

¿Cuál es la importancia en la problemática de salud?

En nuestro país se han logrado reducir en forma considerable las enfermedades diarreicas; no obstante, todavía son la cuarta causa de muerte desde que un niño nace y hasta que cumple quince años de edad.

¿Cuáles son sus causas?

Los organismos que ocasionan estas enfermedad están presentes en el excremento de personas o animales infectados; éste, si se deja al aire libre, puede ser arrastrado por el viento o la lluvia, o acarreado por moscas o cucarachas que contaminan los alimentos y el agua. Las principales causas de la diarrea son: La falta de higiene y de agua potable, así como la eliminación inadecuada de excrementos y basura.

¿Qué podemos hacer para prevenir y evitar el daño?

Podemos disminuir de manera considerable las muertes infantiles provocadas por la diarrea, si se dan a conocer ampliamente las principales medidas higiénicas y el uso del sobre “Vida Suero Oral” para evitar la deshidratación. Así también es necesario que la gente reconozca las señales de agravamiento, para acudir de inmediato a los servicios de salud y recibir tratamiento oportuno.
 

Enfermedades diarreicas
 

  •  La diarrea se origina al consumir alimentos o agua que se contamina con gérmenes, por preparar, servir o comer alimentos con las manos sucias. Para prevenirla todos debemos aplicar estas sencillas medidas: 

    • Lavar y desinfectar frutas y verduras. 

    • Lavarse las manos antes de preparar, comer o servir alimentos, y después de ir al baño o de cambiar el pañal a un bebé. 

    • Evitar comer en lugares con poca higiene. 

    • Obrar sólo en excusados o letrinas, o si no, al menos enterrar el excremento. 

    • Depositar la basura en sitios adecuados y mantenerla tapada.

  • Ante cualquier caso de diarrea es necesario que los niños tomen muchos líquidos como serían leche materna, atole de arroz, caldo, agua de fruta, además, ”Vida Suero Oral”  y continuar con su alimentación habitual. ”Vida Suero Oral” es el remedio más importante para salvar la vida de un niño que tiene diarrea, porque ayuda a evitar su deshidratación. Se puede conseguir en unidades de salud, farmacias y tiendas CONASUPO. Su preparación es sencilla: sólo hay que disolver el contenido de un sobre completo en un litro de agua al tiempo, previamente hervida, y darle a cucharaditas todo el suero que acepte.

  • Hay que tener cuidado cuando un niño con diarrea está decaído, irritable; cuando tiene mucha sed, y la lengua y la boca se ven secas; cuando llora sin lágrimas y los ojos y la mollera están hundidos, o bien orina poco y de color oscuro. Todos éstos son síntomas de que está deshidratado. Es urgente llevarlo a un médico, porque puede morir en pocas horas. 

  • Si un niño tiene diarrea durante tres o más días, si obra más de diez veces al día, si tiene calentura, si tiene mucho vómito y la evacuaciones se acompañan de moco o sangre; es necesario llevarlo con el médico.

INFECCIONES RESPIRATORIAS AGUDAS

Qué son?

Las Infecciones Respiratorias Agudas (IRA) son enfermedades de nariz, garganta, bronquios y pulmones. Se caracterizan porque aparecen en forma súbita y se pueden agravar en pocas horas, por lo cual es indispensable atenderlas de inmediato para evitar complicaciones.

¿Cuáles son sus causas?

Se producen por la acción de microbios (virus o bacterias) que son transmitidos por las gotitas de saliva que un enfermo expulsa cuando habla, tose o estornuda. Los microbios también se propagan a través del aire y los utensilios de uso común.

¿Cuál es su importancia en la problemática de salud?

Las Infecciones Respiratorias Agudas (IRA) son la tercera causa de muerte entre los niños.

¿Cómo saber si un niño tiene una infección respiratoria?

Las infecciones respiratorias leves se caracterizan porque el niño, si bien su respiración es normal, presenta tos, nariz tapada o con moco y garganta enrojecida. Se puede curar con simples cuidados en casa como son: darle de beber abundantes líquidos, alimentarlo adecuadamente y abrigarlo bien.

Las infecciones respiratorias mal cuidadas se pueden complicar y entonces se presenta dolor de oído, garganta enrojecida con puntos blancos y la respiración se agita. En estos casos, se requiere atención y tratamiento médico inmediato. 

Una complicación grave y frecuente de las infecciones respiratorias es la neumonía. Si el niño presenta respiración rápida y difícil, se le hunde abajo del pecho o entre las costillas al tomar aire, los labios o las uñas se le ponen amoratados y está decaído, es urgente llevarlo al hospital más cercano para evitar que muera. 

Entre más pequeño es un niño, mayor peligro corre, por lo que actuar con rapidez puede salvarle la vida. 

¿Cómo se pueden prevenir?

Las mejores maneras de prevenir las infecciones respiratorias son: la lactancia materna, una alimentación adecuada, la vacunación y mantenerse retirado de personas enfermas,  así como evitar asistir a lugares cerrados muy concurridos.

Con la difusión y la práctica de estas medidas, podemos ayudar a disminuir el número de niños que enferman o mueren por infecciones respiratorias.

Infecciones Respiratorias Agudas

  • Al niño que tiene tos y catarro, hay que darle a beber muchos líquidos y mantenerlo abrigado sin que se acalore. Se debe limpiar su nariz varias veces al día, sobre todo antes de darle de comer y antes de acostarlo a dormir. También es importante mantener ventilada su habitación, sin exponerlo a corrientes de aire.

  • Las frutas y las verduras de color naranja y amarillo tienen vitaminas “A” y “C”, que ayudan al niño a protegerse de las enfermedades respiratorias. A cualquier edad, un niño bien alimentado tiene menor posibilidad de enfermar o morir por pulmonía.

  • La tos y el catarro se curan con simples cuidados en casa . Pero, si el niño tiene dolor de oído o la garganta roja con puntos blancos, necesita tratamiento médico y debe llevarse de inmediato al centro de salud.

  • Si su hijo tiene tos y catarro, observe su respiración: si se agita o respira rápido, llévelo de inmediato a un hospital.

  • Si el niño respira rápido, en forma corta y difícil; si se le hunde abajo del pecho y entre las costillas al jalar aire; si los labios o las uñas se le ponen amoratados y está decaído, tiene una infección respiratoria grave y necesita ser hospitalizado con urgencia, ya que puede morir en pocas horas.

  • Un niño que es alimentado con leche materna, recibe todas sus vacunas durante el primer año de vida, come frutas y verduras anaranjadas o amarillas y bebe muchos líquidos, tendrá mayor protección contra las enfermedades respiratorias y otros padecimientos.