Energía

Energías renovables. Energía nuclear. Consumo de energía. Ahorro energético

  • Enviado por: Lordoz
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 21 páginas
publicidad

  • Introducción.

  • El consumo energético en España.

  • La energía en la calefacción y el agua caliente.

  • Los electrodomésticos.

  • La iluminación.

  • LA ENERGÍA EN NUESTRO MUNDO

  • Introducción

    • Se suele contemplar la existencia de seis tipos de energías renovables ¿Cuales son?

    Se entiende por energías renovables aquellas a las que se puede recurrir de forma permanente. Hay seis tipos de este tipo de energías:

    Solar: Tiene dos variantes en función del destino final para utilizar. Hay una energía solar térmica y una energía solar fotovoltaica. La térmica es la energía más ubicua y abundante, y una tecnología sencilla cualquiera las puede instalar en su propia casa. La energía solar fotovoltaica es más sofisticada pero también la más simple: producción directa de electricidad a base de luz solar, mediante el efecto fotovoltaico.

    Dicho efecto lo llevan a cabo las llamadas células solares, ahora se dispone de células con eficiencias de conversión superiores al 30%.

    Hidráulica: La energía hidráulica se obtiene de la caída del agua desde cierta altura a un nivel inferior que provoca el movimiento de ruedas hidráulicas o turbinas. La hidroelectricidad es un recurso natural disponible en las zonas que presentan suficiente cantidad de agua. Su desarrollo requiere construir pantanos, presas, canales de derivación, la instalación de grandes turbinas y equipamiento para generar electricidad. Todo ello implica la inversión de grandes sumas de dinero, por lo que no resulta competitiva en regiones donde el carbón o el petróleo son baratos.

    Eólica: La energía eólica es la energía producida por el viento. La energía del viento se utiliza en los parques eólicos para producir electricidad a partir de los aerogeneradores; una característica que presenta la energía producida por el viento es su infinita disponibilidad. En los parques eólicos las únicas limitaciones al aumento del número de molinos son las urbanísticas.

    Biomasa: La energía más antigua (leña) se convierte hoy en la más avanzada (biofuel).

    Biomasa es el combustible energético que se obtiene de recursos biológicos. La energía de biomasa que procede de la madera, residuos agrícolas y estiércol, continúa siendo la fuente principal de energía de las zonas en desarrollo.

    Geotérmica: Esta energía se basa en el calor interior de la Tierra. Su aplicación práctica principal es la localización de yacimientos naturales de agua caliente, fuente de la energía geotérmica, para su uso en generación de energía eléctrica. El vapor producido por líquidos calientes naturales es una alternativa al que se obtiene en plantas de energía por quemado de materia fósil o por otros medios.

    Maremotriz: La energía de las mareas puede emplearse para producir electricidad. En el verano de 1966 se puso en marcha una planta de energía mareomotriz de 240.000 Kw. en el río Rance, un estuario del canal de la Mancha, noroeste de Francia. La marea asciéndete del río, fluye a través de un dique, mueve unas turbinas y luego queda retenida tras él. Cuando la marea desciende, el agua atrapada se libera, atraviesa el dique y mueve de nuevo las turbinas. Estas plantas de energía mareomotriz desarrollan su máxima eficiencia cuando la diferencia entre las mareas alta y baja es grande.

    • Asimismo hay cuatro grandes fuentes de energía no renovable. ¿Cuales son?

    Tenemos como punto de partida el concepto de fuentes de energía no renovables, son aquellas cuyas reservas son limitadas; aunque son las más utilizadas para la obtención de energía final de consumo.

    Las cuatro grandes fuentes de energía no renovables son:

    Petróleo: El petróleo es un líquido oleoso bituminoso de origen natural compuesto por diferentes sustancias orgánicas. Se encuentra en grandes cantidades bajo la superficie terrestre y se emplea como combustible, como materia prima para la industria química y para el transporte. Además, el petróleo y sus derivados se emplean para fabricar medicinas, fertilizantes, productos alimenticios, objetos de plástico, materiales de construcción, pinturas y textiles, y para generar electricidad.

    En la actualidad, los distintos países dependen del petróleo y sus productos; sin embargo, en los últimos años ha descendido la disponibilidad mundial de esta materia, y su costo relativo ha aumentado. Es probable que, a mediados del siglo XXI, el petróleo ya no se use comercialmente de forma habitual.

    Gas natural: Menos contaminante que el petróleo, el gas natural es una mezcla de gases entre los que se encuentra en mayor proporción el metano (del 75 al 95% del volumen total). El resto de los componentes son etano, propano, butano, nitrógeno, dióxido de carbono, sulfuro de hidrógeno, helio y argón Se utiliza como combustible para usos domésticos e industriales y como materia prima en la fabricación de plásticos, fármacos y tintes.

    El desarrollo del gas natural se realizó con posterioridad al uso del petróleo por los problemas que plantea su almacenamiento y transporte.

    Carbón: El carbón es un combustible sólido de origen vegetal existen  diferentes tipos que se clasifican según su contenido de carbono estos son: la turba, el lignito, el carbón bituminoso o hulla, la antracita ordenados de menor a mayor contenido de carbono) La única ventaja del carbón era su abundancia y su bajo precio.  Pero los impuestos sobre el carbono emitido a la atmósfera lo están convirtiendo en una energía cara.

    Nuclear: Se conoce como energía nuclear aquella que es liberada durante la fisión o fusión de núcleos atómicos. Las cantidades de energía que pueden obtenerse mediante procesos nucleares superan con mucho a las que pueden lograrse mediante procesos químicos.

    Las dos características fundamentales de la fisión nuclear en cuanto a la producción práctica de energía nuclear resultan evidentes. La energía liberada por la fisión es muy grande. La fisión de 1 Kg. de uranio 235 libera 18,7 millones de kilovatios hora en forma de calor. El uranio natural sólo contiene un 0,71% de uranio 235; el resto corresponde al isótopo no fisionable uranio 238. Una masa de uranio natural, por muy grande que sea, no puede mantener una reacción en cadena porque sólo el uranio 235 es fácil de fisionar. El único problema que presenta las centrales nucleares es la producción de residuos altamente radiactivos y peligrosos, lo que ha llegado a detener esta forma de obtención de energía.

    • Busca información y averigua cuantas unidades energéticas de combustible fósil son necesarias para obtener una unidad de energía de consumo.

    La Agencia Internacional de la Energía decidió que para homogeneizar en familias de energías, fijó un rendimiento de 33%, por lo que 1 MWh generado se contabiliza como 0,2606 tep. Por lo que teniendo en cuenta la tabla que se adjunta y los valores antes indicados para una unidad de consumo de 1W. se necesita 2.606x10-7 (0.0000002606) tep.

    • Busca la relación que habrá entre la energía primaria (EP), energía final (EF), perdidas energéticas en las transformaciones de energía (PETf) y pérdidas energéticas en el transporte (PETp).

    Considerando la energía primaria como aquella que es utilizada a partir de la energía fósil y nuclear (petróleo, gas natural, carbón, nuclear, biomasa, hidráulica, eólica, incineradora de residuos urbanos, solar térmica y solar fotovoltaica), suponen prácticamente el 100% de la energía comercial que se consume.

    A partir de esa energía primaria se obtiene la energía final; que es aquella energía refinada y apta para ser utilizada en todas las  aplicaciones que demanda nuestra sociedad. Se trata de un producto valioso, que debe ser usado con la máxima eficiencia. Los seis tipos principales de energía final: gasóleos y gasolinas, hulla y antracita, gas natural canalizado, electricidad, biomasa y calor solar utilizable.

    En este proceso de transformación de energía primaria (EP) en energía final (EF), se producen pérdidas energéticas propiciadas por los conversores de energía útil : Refinerías, Centrales de fuel, Centrales de gas de ciclo combinado… Además hay pérdidas propiciadas por el transporte de la energía, Red de distribución de combustibles derivados del petróleo, Red de distribución de gas y La red eléctrica.

  • El consumo energético en España

    • Averigua de qué fuentes procede la energía consumida en España: Carbón, Gas Natural, petróleo, uranio y energías renovables. ¿Cuál es la tendencia para los próximos años?

    2005 2006 Tendencia

    *La tendencia como vemos en la tabla es de continuar aumentando el consumo de energía primaria ya que el total de la tendencia nos da un 4.1% de crecimiento. A destacar el incremento del consumo de energías renovables que alcanza el 10% de crecimiento. De la misma manera es significativo el mantenimiento de la importancia del gas natural (16%), así como el estancamiento en el consumo de energías como el petróleo, carbón y nuclear.

    • Dentro del porcentaje que se adjudica a las energías renovables, indica que participación corresponde a cada tipo de energía.

    • Tal y como se ve en la gráfica, las energías renovables tienen un porcentaje del 5.9% que se desglosa en lo siguiente:

    • Biomasa: 2.9%

    • Eólica: 1.2%

    • Hidráulica: 1.1%

    • R.S.U: 0.3%

    • Biogás: 0.2%

    • Biocarburantes: 0.2%

    • Solar: 0.045%

    • Geotermia: 0.01%

    • Averigua en porcentaje por sectores cómo se distribuye la energía consumida en España ¿Cuál es la tendencia?

    2005 2006 Aumento

    Tal y como se comprueba en la tabla, todos los porcentajes de consumo de energía final por sectores crecen; algunos de manera importante como es el caso del transporte que aumenta un 4.5%. La industria se encuentra estancada en el sentido de haber tocado techo tecnológico y no plantear nuevas exigencias energéticas. Es evidente que será el transporte el sector que seguirá aumentando en los años sucesivos siguiendo la tendencia de países vecinos de la Unión Europea.

    • El crecimiento de la población española ha estado en torno al 0.4% en la última década. ¿En qué % ha aumentado el consumo energético medio en los hogares españoles? ¿A qué se debe este hecho?

    Los consumos de energía del sector residencial se han incrementado a una tasa anual media del 8,9% desde el año 2000. La demanda energética de los hogares españoles se está incrementando por encima de la de otros sectores consumidores: mientras que la tasa interanual de crecimiento de los consumos residenciales desde el año 2000 se eleva al 8,9%, la relativa al crecimiento de los consumos industriales asciende al 3,6%, la de los consumos asociados al transporte al 4% y la de los consumos del sector terciario al 6,1%.

    La población española supera los 43 millones de habitantes en el año 2004, de acuerdo con las cifras oficiales. El número de hogares, supera los 14 millones. El crecimiento del número de hogares asimilable al número de viviendas ha sido del 21,8% en los últimos diez años. Los consumos de energía por hogar en España se encuentran por debajo de la media comunitaria en un 33%. Los primeros años del nuevo siglo han iniciado una tendencia al alza que contrasta con la evolución del indicador en la media de la Unión Europea, donde parece estabilizarse en torno a las 1,7 toneladas equivalentes de petróleo por hogar.

    Los consumos de energía por hogar han aumentado un 11,2%, en media anual, desde el año 2000.

    Para ilustrar esta información se adjunta el gráfico sobre intensidad energética en el sector residencial hasta el 2002.

    • Un elemento relevante en nuestro gasto energético es el coche particular, representando un porcentaje significativo del total del consumo energético en España. ¿Qué porcentaje representa? ¿Qué porcentaje supone en la energía consumida en el transporte por carretera?

    Del total del consumo energético en España el transporte representa el 41%. Dentro de este sector el apartado de transporte por carretera es del 68.7%.

    Se adjunta tabla estadística de consumo de energía final derivado del petróleo, en el cual se observa un aumento significativo del consumo de gasóleo A y B (6.9%)

    2005 2006 Porcentaje

    Transporte 41 % del total
    Industria 33 % del total
    Viviendas y oficinas 26 % del total

    Dentro del transporte:
    Automóvil, autobús y camión 68,7 %
    Barco 19,9 %
    Avión 10,3 %
    Tren 0,8 %
    Oleoducto 0,3 %

    • El gasto anual medio por familia de la energía consumida en casa es de 800€. ¿Qué gasto anual medio por familia corresponde al combustible del coche?

    Considerando que el gasto energético medio anual por familia es de 800€, según el Instituto Nacional de Estadística (INE) se distribuye en las siguientes partidas: 410€ en factura eléctrica; 145€ en consumo de gas; y 245€ corresponde al combustible del coche.

    • ¿Qué porcentaje de consumo en los hogares españoles corresponde a cada uno de los siguientes apartados?

    • Atendiendo al consumo eléctrico en los hogares, ¿qué porcentaje corresponde a cada uno de los siguientes grupos o elementos?

  • La energía en la calefacción y el agua caliente

    • Medidas de ahorro de energía en calefacción del Instituto.

    El ahorro en calefacción puede ser muy importante ya que supone el mayor gasto de energía en nuestros edificios. En la mayoría de las ocasiones, una gran parte de la energía que consumimos en calefacción se pierde innecesariamente debido a un mal aislamiento de los mismos, a pérdidas de calor importantes por un mal cierre de puertas y ventanas, funcionamiento incorrecto de la instalación, un mal uso de la misma… Las medidas que más fácilmente se podría llevar a cabo de una forma eficiente serían:

    1. Aislamiento conveniente en paredes, ventanas, techos y suelos. Podríamos ahorrar hasta un 40% en los gastos de calefacción y obtendríamos beneficios adicionales como:

    - Temperatura más estable en invierno.

    - Protección del edificio de la formación de humedades.


    - Mayor sensación de bienestar.


    - Mayor aislamiento acústico de ruidos exteriores.

    2. No ventilar excesivamente el edificio. Con diez minutos basta para lograr la ventilación adecuada.

    3. Durante las horas del día deben subirse las persianas y permitir el paso del sol al interior. Con ello obtendremos una aportación importante de calor.

    4. La temperatura de la calefacción influye mucho en el consumo. Por cada grado que aumentamos la calefacción sobre los 20ºC se produce un aumento del consumo de hasta un 9%. Como la temperatura depende de la edad, de la actividad… se propone entre 18 y 22ºC.

    5. Regulación de la temperatura por un termostato que es el mejor sistema para reducir el consumo de energía al desconectar automáticamente la calefacción cuando se alcanza la temperatura de confort que hayamos establecido. Este sistema aprovecharía además las aportaciones gratuitas del sol, electrodomésticos, iluminación… y evitaría sobrecalentamientos de las clases.

    • Medidas de ahorro energéticos en el uso del agua caliente.

    Tenemos que comprobar la temperatura del agua caliente. Para lavar, no necesita tener más de 60°C.

    • Pongamos el tapón en la bañera cuando usemos agua caliente.

    • Para que el agua permanezca caliente por más tiempo, debemos aislar las tuberías de agua caliente para evitar la pérdida de calor y colocar un forro alrededor del depósito de agua caliente. Además, de esa manera usaremos menos energía para calentarla.

    • Usemos la ducha (la bañera consume 5 veces más agua caliente). Compremos un cabezal de ducha de flujo bajo para obtener más eficiencia y en poco tiempo recuperaremos el costo de la compra.

    • Evitemos lavar los platos bajo un chorro continuo de agua caliente, y no los enjuaguemos antes de usar el lavavajillas.

    • Tenemos que reparar de inmediato las llaves de agua caliente que goteen

    • Hay que asegurarse de que las llaves de agua caliente estén bien cerradas.

    • Utilicemos un calentador solar para la instalación de agua caliente de nuestra casa. Su período de vida activa (entre 15 y 20 años) le permite amortizar su precio inicial de instalación.

  • Los electrodomésticos

    • Escribe las potencias respectivas de los distintos electrodomésticos de tu casa:

    Microondas: 750W

    Minicadena: 50W

    Módem: 80W

    Frigorífico: 600W

    Estufa: 500W

    Lavadora: 700W

    Lavavajillas: 750W

    Secador: 250W

    Televisor: 75W

    Ordenador: 100W

    Placa vitrocerámica: 1500W

    • Un frigorífico de clase A** tiene un consumo energético en 15 años de 2956 KW-h (Coste de 414€), otro de clase A, de 5420 KW-h, y otro de clase G de 12319 KW-h. Sin tener en cuenta el precio de cada frigorífico, ¿Qué precio hay estipulado para cada KW-h? ¿Qué ahorro representa el uso de los dos primeros con respecto al tercero en 15 años?

    A** 2956 KW-h x X= 414€

    X= 414/2956= 0.14€ cada KW-h

    En un periodo de 15 años

    A 5420x0.14€= 758.8€

    G 12319x0.14€= 1724.66€

    • El ahorro del A** con respecto al G es de: 1310.66€

    • El ahorro del A con respecto al G es de: 965.86€.

    • Causas de pérdidas de frío en frigoríficos y en congeladores

    Un equipamiento frigorífico se selecciona a partir del cálculo térmico, con lo que se va a comprobar si están bien seleccionados los equipos instalados.

    Para el mismo se tienen en cuenta las ganancias de calor por los siguientes conceptos:

    1. A través de los elementos constructivos.

    2. De los productos durante su tratamiento térmico.

    3. Del aire exterior por ventilación en las cámaras.

    4. De las distintas fuentes durante su explotación

    Instale el frigorífico lejos de las fuentes de calor y en un lugar que no esté expuesto directamente a la luz del sol.

    No obstruya el sistema de ventilación del aparato

    Limpie el condensador, situado en la parte de atrás del frigorífico, cada tres o cuatro meses.

    • Consejos para el ahorro energético para la compra y uso de un frigorífico.

    Para la compra de un frigorífico hay que tener en cuenta la normativa europea que expresa la eficiencia energética de los electrodomésticos en una escala de 7 clases mediante un código de color y letras que van desde el verde y la letra A, para los equipos con mayor eficiencia, hasta el color rojo y la letra G para los equipos de menor eficiencia. Con un frigorífico de clase A puede llegar a consumir un 55% menos que el mismo en una clase media. Se ahorrará alrededor de 300 euros.

    Hay que fijarse también que el frigo es responsable del 9% de todo el consumo de energía en el hogar y se debe comprar el frigo que más se ajuste a sus necesidades.

    Una vez realizada la compra se tiene que llevar a cabo un buen uso del mismo. Ahí van algunas normas de uso adecuado del frigorífico:

    - Las puertas del frigorífico deben estar abiertas el menor tiempo posible. Para lograrlo, mantenga los alimentos ordenados para encontrarlos antes.

    - Cuando descongele los alimentos, colóquelos dentro del frigorífico. De esta manera, el frío que liberan ayudará a enfriar el interior del aparato.

    - No introduzca comida caliente en el frigorífico, tendrá que trabajar más intensamente para recuperar el frío perdido.

    - Regule la temperatura interior correctamente. No sirve de mucho que sus congelados pasen más frío del necesario, pues eso aumentará el consumo eléctrico. Una capa de hielo de unos 2 mm en el congelador puede hacer que el consumo eléctrico más de un 10%. Por lo tanto, es importante mantenerlo libre de escarcha.

    - Limpie cada tres o cuatro meses la parte trasera del frigorífico.

    - Compruebe que la puerta cierra bien, interponiendo una hoja de papel en la ranura de cierre. Si al tirar de ella ofrece cierta resistencia, no hay problema; si se saca con demasiada facilidad, convendría ajustarlo.

    • Una lavadora de clase A consume en 10 años 2508 KW-h y otro de clase G 5700KW-h. Si admitimos que una lavadora tiene una vida media de 10años y no tenemos en cuenta el precio, ¿Qué ahorro supone la compra de una lavadora de clase A respecto a G?

    5700KWh - 2508KWh = 3192Kwh (hemos ahorrado)

    Sabiendo que el precio del KWh es de 0.14€ (anterior problema) el ahorro económico supondrá:

    3192KWh x 0.14€ = 446.88€ en diez años.

    • Consejos de ahorro energético en el uso de una lavadora

    Una lavadora de clase B tiene un consumo de energía un 10% más alto que una de clase A. La diferencia de precio entre una y otra, por una misma marca, se amortiza durante la vida útil de la lavadora porque ahorra además de energía, agua y detergente.

    Otros consejos a tener en cuenta para ahorrar energía en el uso de la lavadora son:

    • Debemos poner la lavadora en marcha una vez esté llena; la lavadora consume la misma cantidad de energía esté llena o no.

    • La mayor parte de la energía que consume (entre 80 y 85%) la utiliza para calentar agua, por ello tenemos que lavar con los programas de baja temperatura.

    • Si usamos una cantidad excesiva de detergente hacemos que la lavadora trabaje más; conviene poner la cantidad justa. Además, de este modo el lavado durará menos.

    • Limpia regularmente el filtro de la lavadora.

    • Lavar con agua fría y la cantidad de detergente justa.

    • Los lavavajillas son aparatos que consumen mucha energía, empleada en un 90% en calentar el agua. Un lavavajillas de clase A consumen en 10 años 2544KWh y otro de clase G 4920KWh. Si admitimos que un lavavajillas tiene una vida media de 10 años y no tenemos en cuenta su precio, ¿qué ahorro supone la compra de un lavavajillas de clase A con respecto a otro de clase G?

    4920KWh - 2544KWh= 2124KWh

    Sabiendo que el precio del KWh es de 0.14€ (anterior problema) el ahorro económico supondrá:

    2124 KWh x 0.14€= 297.36€ en diez años.

    • Consejos de ahorro energético en el uso de una cocina eléctrica o de un horno.

    Algunos consejos para ahorrar energía en el uso de cocina eléctrica o de horno:

    - Si necesitamos comprar una cocina o un horno, elige el equipo que funciona con gas, no con electricidad.

    - Usa la olla a presión para cocinar los alimentos, ya que consume menos energía.

    - Debemos tapar las cacerolas durante la cocción y bajar al mínimo el fuego una vez que comience la ebullición.

    - Si usamos el microondas en lugar del horno convencional ahorraremos hasta 70% de energía.

    - Para cocciones superiores a una hora, no necesitamos precalentar el horno.

    - Aprovechemos al máximo la capacidad del horno: cocinar el mayor número posible de alimentos en una sola vez.

    - Al no abrir la puerta del horno innecesariamente evitaremos la pérdida de al menos un 20% del calor acumulado en el interior.

    • Consejos para ahorrar energía en la compra o uso de televisor u ordenador

    Debemos tener en cuenta que no todos los aparatos tienen el mismo consumo energético. La diferencia entre productos similares puede alcanzar hasta un 90%. Por ello, si piensas comprar un aparato exige información sobre su consumo energético y escoge el que menos energía requiera.

    Una vez que has comprado el producto, debemos tener en cuenta estos consejos:

    - Piensa que no es necesario que los aparatos electrónicos estén en funcionamiento todo el tiempo (el ordenador, por ejemplo).

    - Existen aparatos que con el solo hecho de estar conectados a la corriente consumen energía, aunque estén apagados. Es el caso del televisor, el aparato de sonido y otros equipos que utilizan control remoto: al estar apagados siguen consumiendo alrededor de un tercio de la energía que usan cuando están encendidos.

    - Lo mismo sucede con los cargadores de teléfonos móviles. Así que desconéctalos cuando estén apagados.

  • Iluminación

  • Siempre que sea posible, aprovecha la iluminación del sol que es natural, gratuita y no contamina. Utiliza colores claros en las paredes y los techos, así aprovecharás mejor la iluminación natural. No dejes luces encendidas en habitaciones vacías. Utiliza focos fluorescentes compactos. Los focos comunes (“incandescentes”) sólo convierten en luz un 5% de la energía eléctrica que consumen, el 95% restante lo transforman en calor. Con las lámparas de bajo consumo (fluorescentes) ocurre lo contrario. Coloca focos fluorescentes al menos en los lugares donde requieres más tiempo la luz artificial. Aunque el precio de estos focos es mayor, consumen seis veces menos electricidad y duran de 8 a 10 veces más que los focos convencionales.

    Te recomendamos no instalar focos ahorradores en habitaciones donde sea necesario encender y apagar la luz con frecuencia, pues se reduce la vida útil del producto. Para aprovechar eficientemente la luz artificial, conviene mantener limpios los focos y las lámparas.

    Como ejemplo práctico para estimar el ahorro consideramos una bombilla convencional de 100W y otra de bajo consumo de 20W que ofrece la misma intensidad de luz. Suponiendo que están funcionando un tiempo medio de 5 h al día:

    • Calcula el ahorro energético al cabo de un año y el ahorro económico que supone el cambio de una lámpara por otra, si el precio del Kwh. es de 0.14€.

    5h x 365 días = 1825 h.

    0.1KWh x 1825h = 182.5 KWh. Ahorro energético en el

    0.02 KWh x 1825h = 36.5 KWh. periodo de 1 año.

    Ahorro económico:

    182.5 KWh x 0.14€ = 25.55€

    36.5 KWh x 0.14€= 5.11€

    25.55€ - 5.11€= 20.44€ (ahorro económico).

    • Determina el ahorro real si se tiene en cuenta que la vida media de una bombilla convencional es de 1000h, mientras que la vida de una bombilla de bajo consuno es de 8000h, si bien el precio de esta es mayor (9€ frente a 0.60€). Realiza el cálculo considerando como tiempo de referencia las 8000 que dura la lámpara de bajo consumo.

    Convencional: 1000h 0.60€.

    Bajo consumo: 8000h 9€

    Bajo consumo:

    8000h x 0.02KW = 160 KWh

    160 KWh x 0.14€ = 22.40€

    22.40€+ 9€ = 31.40€ (Coste real)

    Convencional:

    8000h x 0.1 KW = 800 KWh

    800 KWh x 0.14€ = 112€

    8bombillas x 0.6€ = 4.8€

    112€ + 4.8€ = 116.8€ (Coste real)


    Ahorro económico:

    116.8€ - 31 .40€ = 85.40€ (Cada 8000h)