El vizconde demediado; Italo Calvino

Filosofía moral. Bien y mal. Moralidad. Maldad. Comportamiento humano

  • Enviado por: Lucía
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 9 páginas
publicidad
cursos destacados
Doctorado en Fundamentos Clásicos del Derecho Patrimonial en Derecho Romano y Derecho Vigente
UNED
El Programa pretende cumplir con la función de iniciar al alumno en sus primeros pasos en la investigación...
Solicita InformaciÓn

Maquiavelo y el Antimaquiavelismo en España (realismo y utopía)
UNED
Este curso analizará la repercusión de Maquiavelo en España sobre dos niveles: un nivel genérico estará dedicado a...
Solicita InformaciÓn

publicidad

EL VIZCONDE DEMEDIADO

Presentación e introducción

¿Por qué elegistes el libro?

Elegí el Vizconde Demediado porque una amiga me lo recomendó, ya que a ella le había resultado fácil de leer y le había gustado mucho.

Dificultades encontradas.

La única dificultad que le e encontrado al libro ha sido que el principio no sabía frente a que tipo de libro me encontraba, no sabía de lo que trataba y me resultaba muy intrigante.

¿Te ha gustado el libro?¿Por qué?

El libro me ha gustado mucho. Es una historia fantasiosa y curiosa con muchos hechos y situaciones con humor.

Resumen

El Vizconde Medardo de Terralba llega desde Italia para unirse en una guerra entre su país y los turcos.

Durante la batalla es alcanzado por un cañonazo que le parte el cuerpo en dos partes. A la noche, un carro que iba recogiendo a los heridos, se encontró la parte derecha de Medardo a la cual llevaron al hospital. Los médicos, tras curarlo y coserlo, consiguieron que viviera pero solo con esa parte derecha.

Mutilado y sin la mitad izquierda de su cuerpo, regresó a Terralba. Al llegar allí se encerró en el castillo sin salir para nada. A los pocos días Aiolfo, su padre, murió de pena ya que Medardo había matado a su pájaro, una de las cosas que a las que más quería. Esta fue la primera de las muchas malas acciones que iba a cometer el Vizconde Medardo.

Desde que murió su padre, Medardo empezó a salir del castillo y se dedicó a romper las cosas por la mitad a la vez que iba sembrando el mal por donde pasaba.

La nodriza Sebastiana, mujer que había cuidado de él desde pequeño, intuyó que había vuelto la mitad mala del vizconde.

Las ganas de hacer el mal parecía no tener límites. Aplicaba juicios injustos, encargaba horcas a Pietrochiodo, el carpintero, hasta intentaba matar a su propio sobrino.

Trelawney era el médico del pueblo pero a él no le interesaba su profesión y menos el caso de Medardo, ya que al igual que todos, le daba miedo.

A lo lejos del pueblo había una aldea llamada Pratofungo, donde las personas que contraían lepra se iban a vivir allí para evitar contagiar al resto. Pratofungo era una comunidad a parte, con sus propias leyes y costumbres.

Un día Medardo harto de que Sebastiana le recriminara sus fechorías, incendió el ala del castillo donde dormían los siervos. Sebastiana se salvó pero gran parte de su cuerpo estaba lleno de quemaduras y el Vizconde dijo que era lepra y la envió a Pratofungo.

Cerca de Terralba también había otra región, Col Gerbido, donde Medardo no podía atacar pues los hugonotes hacían vigilancias nocturnas. El cabeza de los hugonotes era Ezequiel, el cual le tenía mucho miedo a Medardo.

El Vizconde seguía haciendo el mal por donde pasaba.

Un día se sintió atraído por una joven llamada Pamela, chica de familia humilde a la cual le empezó a mandar curiosos mensajes para citarse con él. Medardo quería llevársela al castillo pero Pamela se negaba porque tenía mucho miedo.

Mientras tanto la mitad izquierda del vizconde, quien también había sobrevivido, andaba por Terralba haciendo buenas acciones. Era la mitad bondadosa de Medardo. Esto creaba confusión entre la gente porque no sabían porque de estos cambios tan repentinos en el Vizconde.

Ya, las personas del pueblo se dieron cuenta de que había dos partes del Vizconde, una buena y otra mala.

Pamela, por miedo a Medardo, decidió irse al bosque con su pato y su cabra. Ella conoció a la parte buena y se enamoró de ella.

El Doliente(como llamaban a la parte mala del Vizconde) empezó a buscar al Bueno(parte buena) para matarla.

Medardo mandó a sus siervos a matar al Bueno pero estos pensaron matar al Doliente y sustituirla por el Bueno pero se negó.

El Vizconde mandó matar a los siervos.

La parte buena fue ganado enemigos porque sermoneaba a los leprosos por sus malas costumbres y a los hogonotes por su alto precio del trigo.

Las dos partes del vizconde idearon un plan. El Doliente dijo a la madre de Pamela que había un vagabundo muy bueno con el cual debería casarse su hija. Por otra parte el Bueno le dijo al padre que su hija debía casarse con el Vizconde.

El Doliente quería que Pamela se casase con el Bueno para que ante la ley Pamela fuera su esposa ya que él era el Vizconde Medardo.

Pamela se enteró del plan y le dijo a su madre que hablara con el Bueno y a su padre con el Doliente para casarse con ellos.

El día de la boda la parte buena llego primero a la boda y se casaron. Cuando Medardo llegó se enfadó y se retaron a un duelo el cual se aplazó al día siguiente para que Pietrochiodo les hicieran una pata a cada uno para apoyarse mejor.

Durante la batalla se hirieron mutuamente y el doctor Trelawney los volvió a unir en un solo ser.

Medardo era de nuevo un hombre entero, ni tan bueno ni tan malo y Pamela tenía ya un marido entero.

El doctor se fue en un barco con el capitán Cook para ser el médico del barco, su oficio antes de llegar a Terralba.

Personajes

Vizconde Medardo (mitad mala): Personaje principal, protagonista de la historia. Era también llamado el Doliente.

Es el hijo del viejo vizconde de Terralba, Aiolfo.

Es la parte derecha de un hombre.

Tenía un malévolo carácter con el cual cometía acciones perversas y malas contra rodos. Pensaba que todo lo que estaba partido en dos había partido la mitad de sí mismo, la parte que quedaba era mil veces mejor y podía percibir cosas que se escapan a los cuerpos enteros.

No tenía sentimientos y no le importaba nadie.

“Le faltaba un brazo y una pierna, y no sólo eso, sino que todo el tórax y el abdomen. De la cabeza quedaban un ojo, una oreja, una mejilla, media nariz, media boca, media barbilla, y media frente; la otra mitad de la cabeza era pura papilla.”

Vizconde Medardo (mitad buena): Personaje principal, protagonista. También llamado el Bueno.

Era la mitad izquierda de Medardo pero con rostro más agradable.

Era bondadoso y generoso.

Él solo piensa en hacer el bien para todos, pero su bondad extrema también tiene aspectos negativos.

“Pero no sólo entre los leprosos iba menguando admiración por el Bueno”

Pamela: Personaje principal.

Hija de dos campesinos de familia humilde.

Chica rústica y campestre. Joven, regordeta y de piel rosada.

Carácter alegre, rústico, campestre y amante de los animales.

“Y decidió enamorase de Pamela, que, gordezuela y descalza, con un sencillo trajecillo rosa, estaba tumbada boca abajo en la hierba, dormitando, hablando con las cabras y olisqueando las flores.”

(pág 53)

Sebastiana: Personaje secundario.

Era la nodriza del Vizconde de Terralba.

Era alta, iba vestida de negro y no tenía apenas ni una arruga.

Mujer tradicional de carácter recto aunque cariñosa y autoritaria hacia Medardo por su gran instinto maternal.

“La vieja Sebastiana era una mujer alta, vestida de negro y velada, con el rostro rosado sin una arruga, salvo la que casi le escondía los ojos”:

(pág 24)

Doctor Trelawney: Personaje secundario.

Tenía unos sesenta años.

No le interesaba demasiado su profesión, le gustaba más las investigaciones científicas.

Le tenía mucho miedo a Medardo.

“El doctor tenía unos sesenta años pero no era más alto que yo; tenía una cara rugosa, como una castaña pilonga, bajo el tricornio y la peluca; las piernas, envainadas en polainas hasta medio muslo, parecían más largas, desproporcionadas como las patas de un grillo y vestía un frac de color tórtola con guarniciones rojas.”

(pág 33)

Galateo: Personaje secundario.

Leproso habitante de Pratofungo.

Carácter burlón, resentido y esquivo.

Se decía que era mala persona.

La hora más hermosa llegaba cuando el sol estaba alto y el mar era de oro, y las gallinas cacareaban tras poner el huevo, y por las sendas se oía el sonido del cuerno del leproso. El leproso pasaba todas las mañanas a hacer la colecta para sus compañeros de desgracia. Galateo llevaba colgado del cuello un cuerno de caza, cuyo sonido advertía desde lejos de su llegada.”

(pág 37)

Ezequiel: Personaje secundario.

Jefe de la comunidad de los hugonotes.

Viejo con barba blanca y larga, se dedicaba a gritar y ordenar.

Imponía respeto y era muy desconfiado.

“Y emitía mil órdenes y reproches con la ojeriza de quien se dirige a una pandilla de ineptos.”

Esaú: Personaje secundario.

Hijo pequeño de Ezequiel y amigo del sobrino del Vizconde.

Carácter travieso, era flojo y se escapaba para no trabajar.

Desvergonzado, desobediente, rebelde.

“Esaú tenía una provisión de tabaco, y colgadas de una pared había dos largas pipas de mayólica. Llenó una y quiso que fumase.”

(pág 45)

Pietrochiodo: Personaje secundario.

Era carpintero.

Trabajador serio y con gran talento.

Vivía angustiado por las máquinas que debía hacer no eran para hacer el bien.

“El maestro Pietrochiodo, albardero y carpintero, recibió el encargo de construir la horca: era un trabajador serio y de talento, que se dedicaba con empeño a cada una de sus tareas.”

(pág 30)

Sobrino Vizconde (narrador): Personaje secundario.

Niño de siete u ocho años, huérfano.

Cariñoso, caritativo y confiado.

“Cuando mi tío regresó a Terralba, yo contaba siete u ocho años.”

(pág 21)

Relación

La relación del libro con la asignatura es que todo en exceso es negativo, que las cosas deben estar en el medio no en un extremo ni en otro.

En el libro se ve claramente como toda maldad es muy mala pero como toda bondad llega a ser mala también.

Calvino no intenta transmitir un mensaje moralista sino expresar que todos tenemos una mitad mala y una buena porque nada es absoluto y nadie es ni bueno ni malo sino una mezcla de ambos comportamientos.

“Pero las intenciones de mi tío iban mucho más lejos; no se había propuesto curar sólo los cuerpos de los leprosos, sino sus almas. Y siempre estaba entre ellos leyéndoles la cartilla, metiendo la nariz en sus asuntos, escandalizándose y soltándoles sermones. Los leprosos no lo podían aguantar. Los tiempos felices en Pratofungo habían terminado, nadie podía hacer su gusto sin verse recriminado por el Bueno.”

En este texto se ve como toda la bondad del Bueno llega a un extremo en que siempre está recriminándole a la gente para que no hagan cosas malas y esto a esas personas le llega a cansar.

“Así transcurrían nuestras vidas, entre caridad y terror. Al Bueno, como llamaban a la mitad izquierda de mi tío, en contraposición al Doliente, que era la otra, ya todos le tenían por santo.”

En este texto se ve como entre lo bueno y lo malo las personas prefieren lo bueno pero cuando lo bueno es excesivo ya no les gusta tanto porque empieza a recriminarle cosas para que estas las hagan bien.

“Así mi tío Medardo volvió a ser un hombre entero, ni bueno ni malo, una mezcla de maldad y bondad, es decir, no diferente en

apariencia a lo que era antes de que lo partiesen en dos. Pero tenía la experiencia de la una y la otra mitad refundidas, y por tanto debía de ser muy sabio.”

En este texto se ve como toda persona no es ni buena ni mala sino una mezcla de ambas cosas.

Valoración y Conclusión

El libro me ha gustado mucho porque es una historia fantasiosa y curiosa, escrita con mucha originalidad que relata hechos y situaciones con pequeñas dosis de humor.

Para mí ha sido un libro interesante y muy útil porque nos enseña como todo en exceso no es bueno, sino que las cosas tienen que ser un término medio.

También nos enseña que no hay personas malas o buenas, sino que somos una mezcla de ambas cosas.

Bibliografía

El Vizconde Demediado es un libro escrito por Italo Calvino en 1952, y editado por Ediciones Siruela, en su 6º edición, en noviembre de 1997.

El Vizconde Demediado

1