El túnel; Ernesto Sábato

Literatura universal contemporánea del siglo XX. Narrativa. Novela existencialista. Argumento y personajes

  • Enviado por: Maurih
  • Idioma: castellano
  • País: Bolivia Bolivia
  • 5 páginas

publicidad
publicidad

El Túnel

(Ernesto Sabato)

I

Un magnifico pintor con ideas fuera de lo común, que solo quería realizar aquellos logros que para él eran sus mas grandes aspiraciones y así mismo mostrar lo que representaba en un mundo de misterio, su nombre, Juan Pablo Castel.

II

Juan pablo Castel que describía los sucesos del crimen que cometió, mientras intentaba llegar al tema, se echaba atrás con ideas que lo perturbaban, y otras metas que por supuesto el no las había pensado.

III

Uno de los cuadros, el cual era el favorito de Juan Pablo Castel, donde representaba la esencia misma de su persona y donde el centro era una ventana, solo una mujer puedo notarlo, su nombre, Maria Iribarne, a la cual él quiso ver de nuevo, sintiendo algo.

IV

Mientras Maria pasaba por la calle, Juan Pablo Castel pensaba en como podría él llegar al momento en que ambos pedieran hablar con confianza, ya que era muy tímido, los días ponían cada vez a Maria ante los ojos de Castel, él solo esperaba la ocasión.

V

Pero esa ocasión tardaba un poco más que tiempo en llegar, la mente de Juan Pablo no hacia nada más que solo imaginarla, no podía dejar atrás esa grandiosa oportunidad, pero de todos modos llegaba a los mismo y no dejaba de lamentarse.

VI

Pasó un buen tiempo, (meses) y él pensó que si esto seguía pues tal vez nunca lograría hablar con ella así que decidió hablarle, sintió miedo tanto como ella, pero el tiempo hace la diferencia de una charla mas amena, como lo imaginado.

VII

Ella se fue, dejando a Juan Pablo en aquel lugar, pero él no perdía la esperanza de volverla a ver aun que no conocía mucho de ella, la esperó todo el día en el mismo lugar, pero ella no estuvo presente en el lugar pensado.

VIII

Ya estando cansado, él regresó a casa, con un sentimiento de desaliento y amargura, por que no pudo ser aquel encuentro que él tanto imaginaba, mientras pensaba en ella el sueño se posó sobre su frente, dejándolo en un estado de ligereza.

IX

El día próximo él la vio, pero aquella aparición convirtió a Juan Pablo en algo mas, en un ser grotesco, en cierta medida, pues sus acciones lo demostraban, ya que la llevaba del brazo de una forma muy dura, llegaron a la plaza, y no quedaron en nada.

X

Aquella inseguridad en sus palabras, produjo que aquella noche se llamara por teléfono, hasta que Maria admitiera que estaba pensando en él y en cuanto lo hizo, Juan pablo sintió algo en el corazón, tal vez una alegría, tal vez pasión, tal vez amor.

XI

La emoción de Juan Pablo era enorme al hablar con Maria, tal vez gigantesca, las cosas se habían tornado diferentes y su lujuria por el mundo cambiaba de color, a un color armonioso. El amor se sentía como un nuevo tipo de magia, o era magia verdadera.

XII

Pero el amor propio quedó lastimado, con la llegada de las palabras de Maria que decían, y revelaban que estaba casada, aun con todo aquello, después, comenzó la idea de que ella lo amaba y que el sufrimiento, nacía del amor y solo eso.

XIII

Juan Pablo tenia un montón de cuestiones las cuales le inquietaban, ya que no podía conseguir una respuesta convincente, pensó cual era la razón de su engaño, el motivo del viaje realizado, etc. Pero el día se le había hecho noche.

XIV

Transcurría el tiempo, Juan Pablo recibió una carta inesperada de Maria, la cual contenía escritos profundos y reveladores de los sentimientos ocultos de Maria por Juan Pablo, lo que produjo la emoción al darse cuenta que el amor era un motivo.

XV

EL tiempo reencontró a ambos, ellos no supieron que hacer al llegar ese momento tanto esperado, Juan Pablo se dio cuenta que aun sentía inseguridad sobre el amor de Maria, aun cambio Maria sabia lo que tenía pero no sabia como expresarlo.

XVI

Ellos seguían enamorados y siguieron por mucho tiempo en cuyo lapso sus sitas tenían felicidad y tristeza también, lo mas notorio, fue cuando el dijo palabras absurdas al Maria quien indignada se fue lejos de Juan Pablo, dejándolo solo por un tiempo.

XVII

Las disputas entre ambos se hicieron más seguidas, él dudaba de todo lo que ella le decía lo que causaba una confusión clara, ante aquella relación, ya que él notaba en aquellas palabras un doble sentido, en las cuales no solo había amor.

XVIII

La pobre alma de Maria seguía siendo escrutada por Juan Pablo hasta mas no poder, sin conseguir nada, pero aquel engaño que tal vez caminaba por entre los dos, formaba llagas, Juan pablo dijo: prefiero verte muerta que en brazos de otro.

XIX

Expresando esta frase, que estaba acompañada de otras más, algo se rompió entre ellos, algo que conseguía separarlos en cierto modo, pero no del todo, tal vez la confianza o el amor que balbuceaba lenta y suavemente llegaba a sus oídos.

XX

El buen Juan Pablo se sentía mal y culpable al mismo tiempo, buscando varias salidas a su soledad pero sin conseguir absolutamente nada, solo, y como siempre pensaba en ella, ya que había sido la única, volvió a su casa, esperando encontrarla de nuevo.

XXI

Aquella noche fue muy larga, él tuvo demasiadas y horrendas pasadillas, sobre lo que le había pasado y lo que había hecho anteriormente, solo lo acompañaba su alma con el deseo de que aquella mujer que él amaba lo acompañara, quedo en soledad.

XXIII

En cuanto Juan Pablo llegaba a la estancia pues no encontró a Maria, él no se sentía bien, pues lo recibieron otras personas (sus primos) las cuales no eran gente muy agradable, de esa forma transcurría el tiempo de espera para Juan Pablo.

XXIV

Mejor aun la tarde se le hizo mas aburrida, mientras la espera se hacia aun mas larga, en compañía de aquellos primos, que no le daban oportunidad de decir algo para aportar a la conversación de aquellas personas tenían en ese preciso instante.

XXVI

Lo que produjo una inconformidad, de tal forma su felicidad no duró mucho, otra vez continuaron los pleitos y es esa misma noche de la estancia, cuando se encontró nuevamente otra vez con el corazón solitario y triste.

XXVII

Los conflictos internos que tenia sobre Maria, no fue lo único que perturbaba a Juan Pablo, pues Ante la dura realidad a Juan Pablo le pareció que Hunter estaba enamorado de Maria, lo cual propicio el pleito en aquel mismo momento.

XXVIII

Entonces, ya en Buenos Aires, Juan Pablo, redactaba una carta para Maria lo suficientemente hiriente para hacerla sufrir hasta lo más profundo de su alma, aun que él no quedaba fuera de ese sufrimiento, ya que lo representaba con un doble sufrimiento.

XXX

Entonces ya al llegar a su casa, la llamo desesperado de verla, llegando al punto de chantajearla, Juan Pablo estaba decidido poniéndose a prueba, ya que si Maria no llagaba pues él se mataría, entonces seria el fin de todo aquello.

XXXI

Juan Pablo se sentía tan solo que llegó a despreciar su propio cuerpo, a tal punto de que darse bebiendo toda la noche con una mujer, para intentar olvidar a Maria, pero aun así dentro de si mismo él sabia que no lo conseguiría y así fue.

XXXII

Pero sucedió que Maria no llegó, fallándole de esta forma, por que Hunter se sentía un poco enfermo, lo que hizo pensar a Juan Pablo, así que sin pensarlo dos veces fue a ver a Maria de inmediato, a la estancia, muy inquietamente.

XXXIV

La desesperación y la angustia de Juan Pablo hicieron que no tardara mucho en llagar a la estancia, pero tuvo que esperar para verla, mientras pensaba como reaccionaria, hasta que salga del Jardín.

XXXV

De repente su espera fue interminable, pero al fin aparecieron, el alma de Juan Pablo se empezó a sentir mas solitaria, empezó a despreciar la vida y a él mismo, por la única razón de que su amada estaba con otro y no veía nada bueno en su vida.

XXXVII

No encontraba salida a su soledad, corrió hacia Maria y l mató por ser ella culpable de su soledad, en seguida salió de la estancia disparado, fue donde el esposo de Maria lo comento todo lo que sucedió a Juan Pablo, luego él se entregó a la comisaría.

XXXVIII

La historia se hizo complicada, el tiempo transcurría y Juan Pablo no encontraba las respuestas a su terrible acción, pero ya todo había sido hecho y nada ya tenia caso, su amor había sido traicionado por la única mujer que lo había comprendido.