El socorro de los pobres; Luis Vives

Literatura española. Siglo XVI. Problemas sociales. Injusticias. Pobreza. Trabajo. Influencia religiosa

  • Enviado por: María
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 3 páginas

publicidad
cursos destacados
Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información

Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
El curso de Reparación de Telefonía Celular o Móvil está orientado a todas aquellas...
Ver más información


COMENTARIO DE TEXTO:

LIBRO SEGUNDO: DEL SOCORRO DE LOS POBRES (LUIS VIVES)

Nos encontramos ante una obra de Juan Luis Vives, escrita en 1526.Luis Vives fue un importante humanista y filósofo español, nacido en Valencia en 1492 y muerto en Brujas en 1540.Estudió en París y Lovaina, donde trabó amistad con Erasmo. Fue preceptor de la hija de Enrique VIII de Inglaterra y catedrático en Oxford. En su obra (Diálogos,de anima et vita, De causis corrumturum artium,Introductio de veram sapientiam,etc.),la casi totalidad de la cual está compuesta en latín, se revela como un percursor de la moderna psicología y, en el terreno de la pedagogía, un pensador original y profundo.

El Socorro de los Pobres (De subventione pauperum)está en el grupo de obras de Luis Vives que podríamos llamar “sociales”,junto con De communione rerum (1535),en oposición a los principios extremos individualista y comunista.

Preocupado por los problemas de su tiempo,Vives escribe una serie de obras,siempre sobre temas concretos y con propuestas de soluciones.

La tesis que plantea Luis Vives en esta obra es la necesidad de transferir a los regidores de las ciudades la responsabilidad de solucionar el problema de los pobres.Compara al gobernador con respecto a la ciudad con lo que es el alma con respecto al cuerpo.

Su argumentación se basa en que en la República “las clases humildes no se descuidan sin peligro de los poderosos”.

Argumenta que los pobres,debido a la necesidad,se ven obligados a robar,además de incubar un odio hacia los ricos que tienen dinero de sobra mientras ellos no tienen lo básico para sobrevivir.

Por otra parte,utiliza como argumento de peso el hecho de que la salud pública se ve perjudicada por el contagio de enfermedades por parte de los pobres,que se colocan entra las multitudes,por ejemplo,a la entrada de los tempolos,con lo que colaboran a la propagación de enfermedades por toda la ciudad.

Por último,utiliza una argumentación moral,aludiendo a la “venta de la castidad” por parte de las mujeres,a los hurtos,el celestineo y la hechicería propios de ese estilo de vida debido a la necesidad,además de un argumento de mucha importancia en su tiempo,el argumento religioso,ya que los pobres no asistían a los divinos oficios y vivían con unas leyes,unas costumbres y una moral dudosamente cristianas.

Ataca al pueblo cristiano que,aunque predica la caridad,permite la pobreza y la miseria por sus calles sin hacer nada por remediarlo.

Tras exponer la necesidad de una ayuda a los pobres,Vives pasa a plantear lo que en su opinión son posibles remedios duraderos,no como los aplicados anteriormente.

Ve necesario un cuidado por parte de los regidores de la ciudad de todos los pobres que se encuentran en ella,tanto en hospitales como en la calle o en su propia casa.Deben registrarlos,con todos sus datos y las causas del deterioro de su estado económico,así como su anterior vida,en el caso de los que a tuvieran diferente.Después de este registro viene el problema principal,¿cómo mantenerlos?.Para Luis Vives,este mantenimiento tiene que asentarse en la base fundamental de que cada uno coma el pan adquirido por su trabajo.

Todo el que quiera vivir,debe trabajar.A los extranjeros se les dará lo suficiente para que puedan regresar a su país o ciudad de origen,y a los nativos se les colocará a trabajar,siempre teniendo en cuenta su edad y su estado de salud.

Los que llegaron a pobres por gastarse el dinero en vicios deben ser colocados en los trabajos mas duros, para así arrepentirse de lo que hicieron y no volver a caer,y para servir de ejemplo al resto.

Han de salir de los hospitales todos aquellos que no estén enfermos,y ni los realmente enfermos o los ciegos deben mantenerse ociosos,pues siempre hay alguna faena que puedan realizar.

Para Luis Vives,el ocio enferma el alma,pues nos hace caer en la pereza,el aburrimiento,los vicios y los malos pensamientos.El trabajo es medicina,y es necesario para llevar una vida recta.

Otra obligación de los gobernantes es dotar a la ciudad de suficientes hospitales o casas donde alojar a los realmente enfermos y a los locos,disponiendo todos del personal necesario para sus cuidados.

Por lo que respecta al cuidado de los niños, estos deben estar con la madre (en el caso de tenerla) hasta los seis años,edad a la que serán trasladados a la escuela pública,donde aprenderán a leer y escribir,además de un buen comportamiento que incluya el aseo,la pureza y la sobriedad,alejandoles de todo bien superfluo.Todo ello dentro de la moral cristiana.

Sólo los niños mejor dotados continuarán en la escuela durante mas tiempo que el resto,para llegar a ser maestros.El resto pasarán a desempeñar oficios manuales,dependiendo de las distintas inclinaciones personales.

Significativa es la separación que hace Luis Vives con las niñas, al no incluirlas en el plural “niños” como podríamos haber pensado, ya que su educación es diferente. A las niñas sólo se les enseñan los primeros rudimentos de las letras (excepto en el caso de niñas con clara vocación para el estudio, con las que se profundizará algo más).Por lo demás, su educación consiste en enseñarles a hacer las tareas domésticas y a comportarse como mujeres respetables (según los cánones de la época).

Si procedemos a un análisis crítico del texto de Luis Vives,encontramos que expresa ideas avanzadas para su momento,a pesar de la clara influencia religiosa dominante en su sociedad.Vives demuestra una hostilidad evidente hacia el ocio y lo superfluo.

Mientras que en la actualidad se considera normal el deber de los poderes públicos de ayudar a los mas necesitados,a través de los servicios sociales, en la época de Luis Vives era novedoso cargar al gobierno con esta responsabilidad, pues desde siempre el socorro de los pobres, vistos como algo natural y necesario, dependía de la caridad individual.

Lo más importante en cierto sentido en Vives es su preocupación por aquellos aspectos más inmediatos de la realidad humana. Con un profundo conocimiento del hombre y de su historia, pudo intuir las decadencias de su época, al tiempo que su concepción prudentemente optimista de la vida le impulsaba a renovar esta realidad.