El señor de los anillos; John Ronald Reuel Tolkien

Literatura universal contemporánea del siglo XX. Narrativa fantástica. Argumento. Personajes. Criaturas mitológicas. Mitología tolkieniana

  • Enviado por: Mª José
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 16 páginas
publicidad

IDEAS PRINCIPALES

Este libro tiene un varios mensajes que hay que descubrir mirando entre líneas.

Uno de ellos es la idea de que todas las razas pueden llevarse bien. Si tenemos en cuenta que en nuestro propio mundo no existen razas y nos matamos unos a otros, Tolkien inventó un mundo en el que razas distintas luchan juntas en contra de un mal común que no distingue entre ellas. La Comunidad del Anillo está formada por un elfo, dos hombres, cuatro hobbits, un mago y un enano, eso es una idea que el autor quiso transmitir.

Luego está la idea de la lucha contra el mal. Existe un mal absoluto, que ni se camufla ni se esconde, se muestra abiertamente sin esconder sus propósitos. La lucha entre el bien y el mal está presente en todo el libro, es más, es el móvil de la trama, es la esencia de la obra.

Otra de las ideas principales de esta obra, es la corrupción de la mente y del cuerpo por parte del anillo, cómo logra hacerse con la mente de sus víctimas como Gollum, o Boromir, que aunque éste sea el representante de la fuerza en la compañía, se ve obligado a poseer el anillo como si de su vida se tratase cerca de las cataratas de Rauros.

Ideas secundarias

En toda la obra, los protagonistas se encuentran con muchos peligros, mas no les faltan ayudas.

Conoces a numerosos personajes que arriesgan la vida por éstos, se crean amistades más allá de la muerte o el dolor, se hace honor al sacrificio y a la lealtad de los otros. En la cruzada entre el bien y el mal, se consigue más que debilitar la parte oscura de este mundo, se consigue unir un territorio y a todas las gentes que allí habitan en él.

RESUMEN

LA COMUNIDAD DEL ANILLO

LIBRO PRIMERO

1. Una Reunión muy Especial

Han pasado sesenta años desde que Bilbo Bolsón, el héroe de El Hobbit, había vuelto de su viaje. En Hobbiton, se le conoce debido a su legendaria riqueza y al hecho de que la edad no parece afectarlo. Bilbo está apunto de batir una marca record de edad: 111 años, por ello anuncia una gran celebración en su honor y en el de su sobrino Frodo, que cumple 33 años el mismo día. Frodo había sido adoptado hace algunos años como heredero y Bilbo le trajo para vivir con él en Bolsón Cerrado. La fiesta es un éxito. Acuden a ella un gran número de hobbits; pero Bilbo se ha sentido extraño últimamente, y ha decidido tomarse unas vacaciones lejos de La Comarca. Así, después de pronunciar un discurso de sobremesa delante de 144 invitados entre los amigos más intimos de Frodo y sus parientes, Bilbo se pone su anillo mágico y desaparece causando gran sorpresa. Habla una última vez con Gandalf antes de partir, y casi cambia su intención de dejar el anillo a Frodo; pero Gandalf lo persuade de su idea, y Bilbo sale, dejando mucho atras pero más feliz que en toda su vida. Gandalf advierte a Frodo de no usar el anillo. Al día siguiente Frodo está ocupado dando los regalos que Bilbo había dejado para los hobbits, y una muchedumbre de personas rodea la casa, muchos de ellos excavando alrededor y buscando los tesoros imaginarios de Bilbo. Gandalf marcha, y no volverá en mucho tiempo.

2. La Sombra del Pasado

Gandalf visita a Frodo solo unas veces en los años siguientes. Frodo se acostumbra a ser el amo de Bolsón Cerrado, y se hace amigo de alguno de los hobbits mas jóvenes (como Peregrin Tuk y Merry Brandigamo) mientras la mayoría lo consideran raro, tal y como pensaban que era Bilbo. Empiezan a aparecer rumores de eventos extraños fuera de La Comarca, como de la restauración del Poder Oscuro en la Tierra de Mordor, aunque la mayoría del hobbits no los creen todavía. En el quincuagésimo año de Frodo, Gandalf lo visita de nuevo y tienen una charla larga acerca del anillo que Frodo había heredado de Bilbo. Gandalf le habla a Frodo sobre la naturaleza y la historia del anillo que realmente es el más grande de los Anillos de Poder y fue hecho hace tiempo por Sauron, el Señor Oscuro de Mordor. Sauron esta buscándolo ahora ávidamente, y si lo encuentra su poder crecería inmensamente. El Anillo debe destruirse para que Sauron no pueda encontrarlo; pero solo podría destruirse en Orodruin, el Monte del Destino en Mordor. Parece que Sauron ya había oído hablar de Bilbo y de La Comarca gracias a Gollum, así que ahora La Comarca probablemente ya no sea un lugar seguro para Frodo. Este decide salir para destruir el Anillo, acompañado por el joven Sam Gamyi, su jardinero, que al contrario que la mayoría del hobbits, cree en los cuentos viejos y le encantaría ver a los magníficos Elfos.

3. Tres es Compañía

Frodo vende Bolsón Cerrado a los Sacovilla-Bolsón y compra una casa en Los Gamos, al este de La Comarca, donde él había pasado su juventud, para evitar sospechas del motivo de su marcha. En su quincuagésimo cumpleaños parte de Bolsón Cerrado junto con sus amigos Pippin (Peregrin Tuk) y Sam Gamyi; Gandalf lo había dejado durante un tiempo para recoger noticias, pero no ha vuelto todavía, lo que preocupa a Frodo. Al día siguiente descubren que son seguidos por los misteriosos Jinetes Negros, sin saber quienes son exactamente, y siendo Frodo muy cuidadoso decide no dejarse ver por los Jinetes. Andando por la tarde se encuentran un grupo errante de Elfos cuyo jefe es Gildor Inglorion; Frodo habla durante mucho tiempo con Gildor, y este le aconseja que intente llegar a Rivendel a pesar de la ausencia de Gandalf, y le dice que los Jinetes Negros son sirvientes peligrosos del Enemigo.

4. Un Atajo hacia los Hongos

Al día siguiente Frodo decide tomar un atajo hacia el río Brandivino, donde Merry se suponía que les esperaba ese día. Atajaron para llegar allí mas pronto, y para evitar ser vistos de nuevo por los Jinetes Negros. De hecho ellos presienten y ven a uno en el camino segundos después de dejarlo. Después de un pasaje largo y desagradable a través de los bosques, alcanzan la propiedad del Granjero Maggot que es conocido por azuzar a sus perros a cualquier intruso que viene a coger sus hongos (como el propio Frodo había experimentado en su juventud). Todavía es bastante amistoso, sobre todo cuando descubre a Pippin, amigo suyo. Maggot les dice que un jinete negro extraño y aterrador le hizo preguntas por un tal Bolsón por la mañana. Maggot les acoge en su casa y les lleva en carreta hasta el punto donde habían quedado con Merry.

5. Conspiración desenmascarada

En cuanto cruzan el río, notan la presencia de una figura negra que esta de pie en el muelle desde el que habían salido. Los hobbits se dirigen a la nueva casa de Frodo en Cricava, y hablan sobre sus aventuras en el viaje. Frodo piensa decirles finalmente a sus amigos que va a salir lo mas pronto posible, cuando ellos le dicen que ya saben lo del Anillo, y el propósito de su viaje, y que ellos piensan acompañarlo y ayudarlo. Después del susto inicial, Frodo acepta su ayuda alegremente, y deciden que partir al día siguiente temprano a través del Bosque Viejo, un lugar conocido como raro y peligroso, evitando así los caminos que probablemente serán vigilados por los Jinetes.

6. El Bosque Viejo

Los hobbits entran en el Bosque Viejo y pronto empiezan a sentir su rareza, como si los árboles estuvieran vigilándolos y los odiaran. Alcanzan el Claro de la Hoguera, donde los hobbits quemaron muchos árboles hace tiempo. De allí, siguen un camino que los lleva a una colina que sube fuera del Bosque, y desde allí hacia el Río Tornasauce, la parte central y más extraña del bosque. Quieren evitarlo y dejar el camino, pero el terreno siempre es más difícil en la dirección que les gustaría ir. Más tarde llegan al Río Tornasauce y encuentran un camino que corre a lo largo de él. Este camino los lleva al viejo Hombre-Sauce donde empiezan a sentirse soñolientos de repente. Frodo, Merry y Pippin se duermen, y el árbol tira a Frodo al agua y captura a Merry y Pippin bajo sus raíces. Sam y Frodo no pueden rescatarlos, y corren por el camino gritando auxilio. Se encuentran con Tom Bombadil, un hombre extraño que canta canciones sin sentido. Tom canta la melodía correcta, y el Hombre-Sauce permite salir a Merry y a Pippin; entonces Tom invita a los hobbits a su casa, donde vive con Baya de Oro, la Hija del Río.

7. La Casa de Tom Bombadil

Después de tomar una cena magnifica, se van a dormir, y cada uno de ellos tiene sueños diferentes y extraños. Al día siguiente llueve mucho (día del lavado de Baya de Oro) y los hobbits hablan con Tom Bombadil durante todo el día. Tom les dice mucho sobre el Bosque, las maneras de árboles y los animales, el viejo Hombre-Sauce, las Quebradas, y la historia antigua; porque él es el Antiguo, el Amo que ya estaba allí en los Antiguos Dias en la Primavera de Arda, antes de que los Elfos hubieran despertado. Luego hablan sobre La Comarca, y del viaje de los cuatro hobbits, y a su asombro el Anillo no tiene poder sobre él. Tom les da consejo al día siguiente, y les enseña una rima para llamarlo si necesitan su ayuda.

8. Niebla en las Quebradas de los Túmulos

Los hobbits dejanla casa de Tom y piensan cruzar las Quebradas. LasQuebradas es un área montañosa llena de túmulos antiguos con leyendas terribles. Adelantan bastante por la mañana, y al mediodía se detienen para descansar al lado de una piedra grande extrañamente fría que esta de pie en la cima llana de una colina. Se quedan dormidos y se despierta a la puesta del sol rodeados por niebla. Están desorientados y marchan en una dirección que creen que es la correcta hacia el Camino. Frodo descubre que se han equivocado y cuando mira para atrás oye los gritos de sus compañeros y ve que han desaparecido. Intenta seguir el sonido pero es capturado por un tumulario. Entonces despierta dentro de un túmulo, y descubre que sus amigos están dormidos mientras una mano esta arrastrándose hacia ellos. Frodo canta la rima que Tom Bombadil les había enseñado el día antes, y Tom viene muy pronto, y la luz del día irrumpe en el túmulo. Tom despierta a los otros tres hobbits, y da a cada uno una espada de entre los tesoros que había dentro del túmulo. También les trae sus potros que habían huido por la noche; y los acompaña hasta las fronteras de su tierra. Los hobbits continúan, y alcanzan el pueblo de Bree por la tarde.

9. Bajo la Enseña del Poney Pisador

Los hobbits entran en El Poney Pisador, una posada grande de Bree. Diversos viajeros se hospedan allí o bien están sólo para tomar algo: los hobbits locales y hombres, enanos del camino, los hombres extraños del Sur, y el misterioso montaraz conocido como Trancos. Después de la cena Frodo, Sam y Pippin deciden unirse a la compañía, mientras Merry se marcha a tomar el aire. Pippin llama la atención contando una historia sobre el Alcalde de La Comarca, y ya animado por la gente empieza a contar la fiesta de la despedida de Bilbo. Frodo no quiere mencionar la desaparición de Bilbo, y para interrumpir a Pippin, salta en una mesa y empieza a cantar y bailar. Salta y se cae de la mesa, y mientras se cae, el Anillo se resbala en su dedo y desaparece. Esto causa mucha desconfianza y a pesar de sus explicaciones de haberse arrastrado bajo la mesa hasta el rincón donde estaba Trancos, la mayoría de la clientela se marcha asustada. Trancos parece saber su nombre real y la verdadera causa de su desaparecer y le pide que tenga una charla después con él. Cebadilla Mantecona, el posadero, también recuerda algo y le pide una conversación privada a Frodo.

10. Trancos

Trancos va a hablar con Frodo, Sam y Pippin. Este se ofrece a ser su guía, y parece saber mucho de Frodo; sin embargo, debido a su apariencia, los hobbits no confian en él. Entonces Mantecona llega y explica que Gandalf dejo hace varios meses una carta para un tal Frodo Bolsón que Mantecona olvido enviar a La Comarca. Frodo y su compañía parecen encajar con la descripción que Gandalf dio a Mantecona, y este le da la carta a Frodo. Entre otras cosas, esta carta contiene el consejo de Gandalf para aceptar la ayuda de un amigo suyo, un hombre llamado Trancos (con el verdadero nombre de Aragorn). Así Frodo decide aceptar su ayuda como guía a Rivendel. Merry, que estaba fuera, entra en la habitación y dice que ha visto a los Jinetes Negros, y parece que tienen espías en Bree. Los hobbits deciden no ir a sus cuartos, y duermen todos juntos, después de atrancar ventanas y puertas.

11. Un Cuchillo en la Oscuridad

Esa misma noche, los Jinetes Negros irrumpen en la casa de Frodo en Cricava y, descubren que este no esta allí, cabalgando hacia Bree con gran prisa. Irrumpen en la posada, o más específicamente en el cuarto donde los hobbit-invitados normalmente duermen. Así los hobbits se salvan, pero todos los caballos y los potros en la posada escapan aterrorizados. Al día siguiente compran un potro y suministros de comida. Se dirigen a Rivendel, y Trancos los lleva a través del pantano de Moscagua a una colina llamada Colina de los Vientos que ofrece una vista de un área grande. Parece que Gandalf había estado allí tres días antes que ellos. Esa tarde son atacados por cinco de los Jinetes en una cañada debajo de la Colina de los Vientos; Frodo no puede resistirse al deseo de ponerse el Anillo, e inmediatamente después de hacerlo, comprende que le pueden ver los Jinetes muy claramente a pesar de la oscuridad. El capitán de los Jinetes ataca a Frodo que lanza un golpe a los pies del Jinete; pero este le clava un cuchillo en el hombro izquierdo y se desmaya inmediatamente después.

12. Huyendo hacia el Vado

Trancos hace lo que puede para curar a Frodo, pero solo podría recibir tratamiento apropiado en Rivendel teniendo que localizarlo más pronto posible. Cruzan el río Fontegris, o Mitheithel, y para evitar el camino, atraviesan una zona montañosa e incluso alcanzan el país de los trolls donde Bilbo había experimentado su primera aventura hace tantos años. Tienen que cruzar una cordillera de colinas para acercarse de nuevo al Camino, ya que su única esperanza de llegar a tiempo a Rivendel es seguir el Camino que cruza el río Sonora, o Bruinen, al Vado del Bruinen. En el Camino se encuentran con Glorfindel, un Señor-Elfo que ha sido enviado desde Rivendel para encontrarlos y ayudarlos. Cerca del Vado del Bruinen, son emboscados por los Jinetes Negros, cinco que los siguen por detrás y cuatro que esperan en el Vado. Frodo consigue escapar de ellos y cruzar el río en el caballo de Glorfindel. Entonces una gran avalancha de agua viene río abajo arrastrando a los Jinetes lejos.

LIBRO SEGUNDO

1. Muchas Reuniones

Frodo despierta en Rivendel, donde ha sido cuidado durante tres días por el propio Elrond, y su brazo esta ahora casi curado. Gandalf también esta allí y brevemente explica Frodo lo que ha pasado. Una gran fiesta se celebra en conmemoración de la victoria del Vado del Bruinen, y los cuatro hobbits son los invitados de honor. Frodo ve muchas nuevas caras: Elrond, su hija Arwen, y Gloin, uno de los doce enanos que habían acompañado a Bilbo en su gran viaje. Se lleva una grata sorpresa cuando se encuentra con Bilbo que ha vivido desde entonces en Rivendel desde que dejara La Comarca. Bilbo recita una canción sobre Earendil que ha compuesto, a una compañía de Elfos. Entonces mientras los Elfos cantan y escuchan los cuentos, el y Frodo hablan durante mucho tiempo sobre sus aventuras.

2. El Concilio de Elrond

Se celebra un gran concilio en Rivendel en el cual se debe decidir que hacer para impedir que Sauron domineel mundo. En este Concilio están Elrond, Gandalf, Frodo, Bilbo, Gloin, Glorfindel, Aragorn, muchos Elfos de Rivendel, así como viajeros del extranjero, como Legolas, hijo de Thranduil el Rey de los Elfos de Bosque Negro, y Boromir, hijo de Denethor el Senescal de Gondor. Gloin dice que varios mensajeros de Mordor han hablado con los Enanos y han buscado información sobre Bilbo y su Anillo. Entonces se cuenta la historia del Anillo, desde su forja a las aventuras de Bilbo y Frodo. Gandalf explica los problemas que tuvo en el verano, cuando fue hecho prisionero por Saruman el Blanco, un mago poderoso que se ha vuelto un traidor. El Concilio concluye que el Anillo no puede ser usado por nadie excepto por Sauron, ni puede guardarse para siempre mas allá del alcance de Sauron; debe destruirse en Orodruin. Al final, Frodo dice aceptar esta tarea (asombrándose de sus propias palabras), y Elrond lo aprueba.

3. El Anillo va hacia el Sur

Se mandan muchos exploradores desde Rivendel a todas las direcciones para buscar noticias de cualquier sirviente del Enemigo, y vuelven aproximadamente dos meses después sin haber descubierto ninguna noticia importante. Elrond escoge a los compañeros de Frodo; y la Comunidad del Anillo queda formada por Frodo, Sam, Gandalf, Trancos, Legolas, Gimli, Boromir, Merry y Pippin. Bilbo da su espada, Dardo, y su cota de mithril a Frodo. La Comunidad parte hacia el sur, viajando al oeste de las Montanas Nubladas durante muchos días, principalmente bajo la oscuridad de la noche. Observan que muchos cuervos y halcones vuelan sobre ellos, y piensan que los pájaros podrían ser espías del Enemigo. La compañía intenta cruzar las Montanas Nubladas a través del Paso del Caradhras, pero parece que la montaña los odia: una gran tormenta y avalanchas de nieve les obligan a retroceder, para no morir congelados.

4. Un viaje en la oscuridad

La única manera para la Comunidad de alcanzar el otro lado de las Montañas, es atravesar las minas de Moria, o Khazad-dûm que eran antiguamente un reino espléndido de Enanos, pero que ahora está desolado y es conocido como un lugar terrible. La compañía es atacada por Huargos, grandes lobos al servicio de Sauron, y aunque tienen éxito en su primer ataque, parece que el viaje a través de Moria es ahora la única solución para evitar ser sorprendidos por los lobos otra noche. Encuentran las Puertas de Moria y Gandalf descubre la contraseña que las abre. Tan pronto entran, unos tentáculos de una criatura desconocida indudablemente mala, se arrastran fuera de la laguna delante de las Puertas, y casi consigue arrastrar a Frodo a sus profundidades. Al escapar, la compañía entra rápidamente y descubren que las Puertas han sido creadas para abrir desde fuera. Viajan a través de la oscuridad de las Minas durante dos días, y Frodo frecuentemente cree oír pasos distantes que los siguen. En la mañana del tercer día alcanzan la tumba de Balin.

5. El Puente de Khazad-Dûm

Gandalf encuentra un libro y lee las crónicas durante algún tiempo; también descubre entre otras cosas, la situación de la tumba dentro de Moria. Sin embargo, cuando piensan volver de nuevo fuera de la habitación, son atacados por un gran numero de Orcos acompañados por Trolls. Se defienden valientemente en la cámara de la tumba, y durante algún tiempo detienen los ataques hasta que consiguen escapar a través de la otra puerta fuera de la tumba. Gandalf intenta cerrar la puerta con un hechizo; pero algo se le opone; al parecer hay un antagonista muy fuerte, y bajo su presion, la puerta se rompe y se derrumba la cámara. Esto bloquea el pasaje y libra a la compañía durante algún tiempo de la persecución. Siguen descendiendo y alcanzan el Primer nivel, debajo de las Puertas. Aquí los Orcos han preparado una trampa de fuego para ello. Pero todavía hay una manera de salir: atravesar el Puente de Durin que pasaba sobre un gran abismo, que se hizo como una defensa para los antiguos enanos. Los Trolls traen tablas de la piedra para cruzar su barrera de fuego, y antes de que la Comunidad piense en cruzar el puente, un Balrog aparece: una criatura parecida a un gran hombre que maneja una espada y un látigo ardiente. Gandalf lucha con él en el puente; al final el mago y el Balrog caen en al abismo mientras el puente se rompe. El resto de la Comunidad corre fuera de Moria.

6. Lothlórien

Gimli y Frodo visitan el Lago Espejo. Entonces la compañía continua su marcha, y Aragorn atiende las heridas de Frodo y Sam. Entran en el bosque de Lorien, y cruzan el río Nimrodel. Son detenidos por tres guardias, Elfos de Lothlórien que les permiten dormir en sus flets (talan). Esto les protege de los orcos y de los curiosos ojos de Gollum. Puesto que los mensajes de Elrond ya han llegado a Lorien, la Compañía se dirige allí, pero con sus ojos vendados y acompañados por dos guardias. Se encuentran mas Elfos al día siguiente que traen un mensaje del Señor y Señora de los Galadhrim dando permiso a la compañía para caminar sin vendas. Lorien es una tierra extraña, maravillosa, donde muchas cosas antiguas y justas todavía se mantienen vivas desde los Antiguos días. Pasan por Cerin Amroth, el Montículo de tierra de Amroth del que Aragorn parece tener recuerdos muy agradables.

7. El Espejo de Galadriel

La compañía se pasa varios días en la ciudad más importante de Lothlórien, Caras Galadon; allí encuentran al Señor Celeborn y a la Señora Galadriel, y habla con ellos sobre su causa y sobre Gandalf. Galadriel lleva a Frodo y a Sam a un jardín con un seto frondoso, llena un pilón de color de plata de agua de un arroyo creando un Espejo mágico. Ella les permite mirar en el espejo, pero les advierte que puede mostrar el pasado o el futuro, y puede ser traicionero si se actúa en consonancia con lo que muestra el espejo. Sam mira primero en el espejo, y ve árboles cortados en La Comarca. Le toca a Frodo mirar en el espejo, y ve muchas cosas: Gandalf en una túnica blanca; Bilbo, recorriendo su cuarto, el Mar y el Ojo de Sauron. Frodo ve en el dedo de Galadriel el Nenya, uno de los Tres Anillos de los Elfos, y le ofrece el Anillo Único, pero ella lo rechaza.

8. Adiós a Lórien

La Comunidad esta a punto de dejar Lorien, y los Elfos les dan tres barcos para bajar por el Anduin y así aliviar su viaje; también les dan las capas élficas grises, varias cuerdas buenas, y lembas, un tipo especial de pan que da bastante fuerza a uno durante un día entero. Cuando navegan rió abajo durante algún tiempo, se encuentran una nave cuya forma se parece a un cisne. A bordo de él están Celeborn y Galadriel, y la compañía es invitada a bordo para una fiesta de despedida. Galadriel le da un regalo a cada miembro de la compañía, entre los que destacaban un frasco de luz a Frodo, una caja de tierra de Lorien a Sam, y un broche color de plata con una gema verde a Aragorn. Entonces la compañía deja Lórien finalmente y continúa su viaje; dejar esa tierra es un gran pesar para todos ellos.

9. El Río Grande

El viaje hacia el sur a través del Anduin, el Gran río, en las barcas élficas, sigue durante varios días. Gollum está siguiéndolos en un tronco de madera que no solo es potencialmente peligroso debido al propio Gollum, sino también porque puede llamar la atención de los orcos que frecuentan la orilla este del rió. También observan de lejos un águila en el cielo, y deciden viajar de noche para minimizar las oportunidades de ser descubiertos. Una noche, estando muy cerca de los Rápidos de Sarn Gebir, son atacados por orcos del lado este. Una extraña forma oscura vuela encima de ellos, y Legolas le dispara una flecha dándole de lleno; esto desanima a los enemigos, el ataque se detiene y la compañía se retira en una orilla. Aquí descubren que habían pasado casi un mes en Lorien. Llevan sus barcos y equipaje a lo largo de un camino viejo mas allá de los Rápidos, y continua el viaje mas allá del Argonath, los Pilares de los Reyes, las grandes estatuas de Isildur y Anarion construidas hace tiempo por el Numenoreanos. Llegan a las Cataratas del Rauros, donde su curso final debe decidirse: ir al este a Mordor, o seguir al sur hacia Minas Tirith.

10. La Disolución de la Comunidad

La compañía se pasa la noche en la orilla occidental del río. La hoja de Dardo, la espada de Frodo, empieza a brillar, indicando que los orcos no están lejos. Al día siguiente deben decidir su futuro camino. Frodo siente la necesidad de tomar la decisión a solas, y los otros le dan una hora para tomar una determinación. Se aleja para intentar tomar una decisión clara. Entretanto, Boromir se aleja de la compañía con disimulo, encuentra a Frodo en el bosque y le insta a que le dé el Anillo. Frodo piensa ahora firmemente ir a Mordor y intentar destruir el Anillo; Boromir se enfada y empieza a amenazarlo para que Frodo le dé el Anillo. Frodo se lo pone y corre lejos. Va a la cima de la colina de Amon Hen, donde puede ver (todavía llevando el Anillo) las tierras cercanas y distantes hasta las fronteras de las tierras de Mordor. Siente el Ojo de Sauron que lo busca, y finalmente se quita el Anillo. Decide dejar la compañía en secreto, enseguida, porque nunca volvería a tener el valor suficiente para partir de nuevo. Entretanto Boromir regresa con la compañía y empiezan a buscar a Frodo; mientras los otros están investigando, Sam comprende que Frodo esta intentando dejarlos, y vuelve a las barcas justo cuando Frodo esta arrastrando una hacia el agua. Enseguida Sam y Frodo salen juntos, cruzan el río y parten hacia el suroeste, hacia Mordor.

LAS DOS TORRES

LIBRO TERCERO

1. La Partida de Boromir

Aragorn sigue el camino de Frodo a la cima de Amon Hen; allí oye el sonido del cuerno de Boromir en medio de los gritos de muchos orcos, y corre para ayudar a Boromir. Llega demasiado tarde: Boromir se está muriendo, y en sus últimas palabras le dice a Aragorn lo sucedido con Frodo y que los orcos han cogido a los hobbits como prisioneros. Gimli y Legolas vuelven poco después, y juntos llevan el cuerpo de Boromir a una barca dejando que vaya rió abajo. Descubren que un barco y el equipaje de Sam han desaparecido, y deducen que Frodo y Sam deben de haber cruzado el rió en dirección a Mordor mientras todos los demás estaban buscando Frodo. Deciden no seguirlos ya que quizá ahora se encuentren demasiado lejos. Aragorn decide seguir a los orcos e intentar rescatar a Merry y a Pippin. Empiezan la persecución enseguida y a gran velocidad, ya que los orcos les han ganado una ventaja de varias horas.

2. Los Jinetes de Rohan

Aragorn, Gimli y Legolas continúan su persecución durante tres días y corren a gran velocidad a través de la tierra de Rohan, pero parece que los orcos apenas descansan, y su ventaja está aumentando cada vez más. Al cuarto día se encuentran una compañía de Rohirrim, los Hombres de Rohan, dirigidos por Eomer, el Tercer Mariscal de Rohan y el sobrino de Théoden, el Rey de Rohan. Aragorn les explica el propósito de su caza. Eomer dice que los Rohirrim han atacado y han matado a esos orcos hace dos días, pero que no encontraron ningún hobbit entre los cadáveres. Intercambian algunas noticias, y Eomer queda impresionado cuando Aragorn le cuenta el trayecto recorrido y con la rapidez con que se desplazan. Les da permiso para viajar a través de Rohan, y les da caballos de repuesto. Aragorn, Gimli y Legolas continúan su camino y alcanzan el sitio de la batalla, cerca de los limites del gran bosque de Fangorn. No encuentran ningún rastro de los hobbits. Esa noche un hombre viejo aparece (y desaparece rápidamente) cerca de su campamento, y sus caballos huyen; sospechan que el hombre podría ser el mago Saruman.

3. Los Uruk-Hai

Entretanto Pippin y Merry siguen apresados por los orcos. Estos tienen ordenes de no matar a los cautivos. Durante algún tiempo, los orcos los llevan a cuestas, pero luego son obligados a que corran con sus propios pies y los orcos les dan un licor extraño que los fortalece durante algún tiempo. La banda de los orcos está compuesta por tipos diferentes: un pequeño grupo de las Montanas Nubladas, algunos orcos de Mordor (dirigidos por Grishnakh) y los grandes Uruk-hai de Isengard, dirigidos por un capitan llamado Uglúk. Empiezan las discusiones cuando hablan sobre donde se debe llevar a los prisioneros, y la palabra de Uglúk prevalece y continúan el viaje hacia Isengard. Por la tarde, cerca de Fangorn, son rodeados por un grupo de Jinetes de Rohan. Los Jinetes lanzan ataques ligeros y esperan al alba antes del ataque final. Por la noche, Grishnakh va a donde estaban los hobbits para encontrar el Anillo y quedárselo él. Los coge e intenta escapar con ellos, pero es descubierto y matado por los Jinetes. Los hobbits se arrastran hacia bosque, inadvertidos en la oscuridad. Al alba los Jinetes atacan el campamento orco y mueren todos en la batalla.

4. Barbol

Merry y Pippin continúan yendo hacia el bosque, y pronto se encuentra con Barbol el Ent. Los ents son criaturas extrañas, altas y muy viejas cuya apariencia se parece a los árboles. Hablan sobre muchas cosas: los hobbits le dicen a Barbol los percances de su viaje, y este les habla sobre los Ents, su historia y el Bosque de Fangorn. Los ents están amenazados por Saruman cuyos orcos están destruyendo el bosque y están talando árboles innecesariamente. Barbol siente que ya es hora de hacer algo al respecto, y los ents se reúnen en la Cámara de los Ents, donde debaten este problema. Puesto que los ents no son apresurados, la asamblea dura dos días y dos noches, pero al final deciden atacar Isengard (el anillo de piedras en el medio en el que esta la Torre de Orthanc, la morada de Saruman). Barbol se lleva a los hobbits en su marcha, y muchos ents se unen a la marcha.

5. El Caballero Blanco

Aragorn, Legolas y Gimli investigan el lugar de la batalla a la mañana siguiente, y encuentran una hoja de mallorn y algunas migas de lembas. Con esta evidencia de la presencia de los hobbits, continúan su búsqueda en el bosque de Fangorn y alcanzan la colina donde los hobbits se habían encontrado a Barbol. Entonces se encuentran a un hombre viejo que creen al principio que es Saruman, pero en realidad es Gandalf que ha derrotado al Balrog y ha vuelto ahora más poderoso que en nunca, y lleva una túnica blanca ahora. Gandalf les cuenta algunas noticias, particularmente que los hobbits se encontraron a Barbol y que los ents están yendo hacia Isengard; les aconseja ir a Rohan y ayudar en la guerra que se está fraguando allí. Llama a su caballo, Sombragrís, también vienen con él los caballos de Aragorn y Legolas encontrados la noche anterior después de haber huido de pánico. Gandalf y los tres compañeros montan en dirección a Edoras, la corte de Theoden el Rey de Rohan.

6. El Rey del Castillo Dorado

Van a Meduseld, el castillo de rey Theoden. No son bien recibidos al principio, y les exigen dejar sus armas fuera antes de ver al rey. Theoden esta bajo la influencia de su consejero Grima (también llamado Lengua de Serpiente) quien lo ha convencido de que Gandalf siempre es una señal de problemas, y no debe ser bienvenido. Gandalf impone silencio a Lengua de Serpiente con una hechizo de relámpago, y lleva al rey fuera, al aire fresco y a la luz del día. Aquí Theoden comprende que escuchando los cuchicheos de Grima le hacia sentirse mas viejo y más débil de lo que realmente era, y ahora abre su corazón al consejo de Gandalf . Prepara a los Rohirrim para partir enseguida al oeste, hacia Isengard, pasando primero por el Abismo de Helm. Lengua de Serpiente se opone a esto, pero Gandalf lo revela como el espía de Saruman; Theoden le da la opción de unirse a la guerra o irse para siempre, y Grima se va a caballo. Entonces el rey les da regalos a los compañeros: permite a Gandalf montar a Sombragrís, y les da una armadura excelente a Aragorn, Legolas y Gimli. Finalmente el rey marcha hacia la batalla, y Eowyn, la hermana de Eomer, queda para gobernar al resto de las personas de Rohan en la ausencia del rey.

7. El Abismo de Helm

Gandalf se va hacia Isengard a mas velocidad que el resto del ejercito del rey, que se dirige al Abismo de Helm, una fortaleza en las montanas. Allí, en la torre de Cuernavilla, la morada de Erkenbrand, el amo del Folde Este, varios Rohirrim de esa región ya habían buscado refugio. El rey entra en el Abismo de Helm y se prepara para la defensa. Son atacados por un gran ejercito de orcos y dunlendinos, y a pesar del valor de los defensores, estos deben retirarse a Cuernavilla y sus cuevas. Al alba del día siguiente, el rey de los Rohirrim ataca con firmeza y los orcos desanimados huyen ante él. Al mismo tiempo Gandalf aparece, así como Erkenbrand y su ejercito; los orcos son rodeados y se pierden en un bosque que aparece de repente. Es un bosque de Ucornos (ents en estado arbóreo), y ningún orco sale vivo de él.

8. El Camino de Isengard

Gandalf, Aragorn, Gimli, Legolas, Theoden, Eomer, y una parte del ejercito de los Rohirrim parten hacia Isengard. Gimli le habla a Legolas sobre la belleza de las Cavernas de Aglarond, y deciden que algún día irán juntos y verán ambos el Bosque de Fangorn y las Cavernas de Aglarond. La compañía viaja a través del bosque de los ents y pasan por un gran montículo de tierra donde se enterraron los Rohirrim que cayeron en las batallas cercanas. Por la noche ven una gran sombra que vuela hacia Isengard. Finalmente alcanzan el Anillo de Isengard, donde Saruman tenia su morada desde hacia tiempo largo, convirtiéndola en una gran fortaleza; pero ahora ha sido derrotado y estropeado por el ents. En las puertas encuentran a Merry y Pippin, disfrutando de una gran comilona, el vino y el tabaco de pipa. Estos dirigen a Gandalf y a Theoden hacia la pared norte, donde pueden encontrar a Barbol.

9. Restos y Despojos

Entretanto Aragorn, Legolas y Gimli se quedan con los dos hobbits que les cuentan sus aventuras desde la ruptura de la Comunidad del Anillo: el viaje con los orcos, la reunion con Barbol y el ataque de los ents a Isengard. A los ents no le afectan apenas las flechas o hachas, y gracias a eso han destrozado las puertas y muros de Isengard; pero les resulta imposible dañar la torre de Orthanc, así que Saruman ha sido encerrado en la torre. Los Ucornos han formado un bosque alrededor de Isengard, donde todos los orcos que huyen de Isengard son atrapados allí. Los ents han construido diques y han excavado trincheras, y dirigieron el agua del rió Isen hacia Isengard, donde han inundado las cuevas subterráneas y sofocado los fuegos de Saruman. Gandalf llego y pidió ayuda (del bosque que apareció después de la batalla del Abismo de Helm); y Lengua de Serpiente llegó más tarde y pretendió pasar por el mensajero de Theoden. Barbol, sin embargo, a quien Gandalf había advertido sobre Gríma, le dio la opción de entrar en Orthanc o esperar a la llegada de Theoden, pero este vadeó los charcos y las lagunas y entró en la torre.

10. La Voz de Saruman

Gandalf, Theoden, Eomer, Aragorn, Gimli y Legolas van a los escalones de Orthanc para hablar con Saruman, mientras los otros esperan un poco mas lejos. Saruman tiene una voz dulce e hipnótica que puede influir a muchos fácilmente. Se dirige a Theoden primero y propone paz y alianza entre Isengard y Rohan prometiendo grandes beneficios. Su voz encanta a los Jinetes, y parece que convence a Theoden también, pero entonces este se niega y Saruman monta en cólera pero consigue calmarse. Entonces Saruman habla con Gandalf e intenta convencerlo de unirse y usar su poder y sabiduría para gobernar las tierras. Gandalf se ríe de esto y entonces le da una ultima oportunidad a Saruman para bajar y ayudarlos en su causa, o permanecer cerrado con llave en Orthanc. Saruman rechaza esta oferta, y Gandalf da por finalizada la conversación y lo expulsa de la orden de los Istari. Un globo de cristal extraño, al parecer tirado por Grima, se cae desde una ventana; Gandalf lo toma e indica que podría ser un objeto de gran importancia. La compañía dice adiós a Barbol (que promete que los ents guardaran Orthanc e impedirán a Saruman escapar) y se prepara para salir.

11. El Palantir

La compañía piensa cabalgar a Edoras en dirección hacia el Abismo de Helm. Pippin siente curiosidad sobre la pelota de vidrio que había recogido; y por la noche cuando todos estaban dormidos, la toma de debajo del brazo de Gandalf. No puede resistirse, y cuando piensa que ya esta lejos, mira la bola, y poco después se cae con un grito. Gandalf le pregunta lo que ha visto y hecho: en la piedra ha visto la Torre Oscura, y fue interrogado por un siervo de Sauron. El siervo creyó que la piedra todavía estaba en Orthanc, y que el hobbit era el prisionero de Saruman, y solo le dejo un recado a Pippin: decirle a Saruman que entregara al prisionero a Mordor. La piedra resulta ser un palantir, una de las siete piedras usadas por los reyes antiguos que utilizaban para comunicarse con los lugares lejanos, así Saruman podía hablar con el Señor Oscuro. Una sombra pasa encima del campamento: es uno de los Espectros del Anillo que esta montado ahora en una criatura alada horrible, y parece ser dirigirse a Isengard. Gandalf decide adelantarse a los otros partiendo inmediatamente con Pippin montados en Sombragrís en dirección a Minas Tirith tan rápido como es posible.

LIBRO CUARTO

1. Sméagol Domado

Entretanto Frodo y Sam viajan por las colinas desiertas de Emyn Muil, y los flancos de las montañas les impiden descender a las llanuras. Por fin encuentran un lugar por donde es posible un descenso. Frodo intenta bajar; un grito terrible atraviesa el cielo en ese momento (probablemente lanzado por la criatura alada de uno de los Nazgul), y Frodo se cae; pero afortunadamente lo hace sobre una plataforma no muy profunda. Sam recuerda que tiene la soga que los elfos de Lorien les dieron y rescata a Frodo con ella; entonces los dos descienden por la cuerda y, para su sorpresa, al tirar de ella cae abajo como si no se hubiera atado a nada. Planean no pasarse la noche bajo el precipicio lejos de allí. Entonces descubren que Gollum había estado siguiéndolos todo el tiempo; este sube facilmente, pero se cae en la parte final de la subida. Sam lo ataca, y le obligan a que prometa ayudar a Frodo llevándolos a Mordor. Después Gollum intenta escapar, pero le cogen y comprueban que la cuerda de los elfos con la que quisieron atarlo lo hiere. Gollum jura por el Anillo que los obedecerá, y entonces lo desatan. Un poco después, cuando la luna se ha puesto, se dirigen hacia el sur de nuevo.

2. A través de las Ciénagas

Los dos hobbits, conducidos por Gollum, se dirigen hacia la Puerta Negra de Mordor. Ya que viajar por terreno abierto lleno de caminos de orcos seria demasiado peligroso, Gollum los lleva por caminos poco conocidos a través de tierras pantanosas. Cruzan la Cienaga de los Muertos, donde se enterraron muchos guerreros caídos durante la guerra entre la Ultima Alianza y el Señor Oscuro al final de la Segunda edad; ahora hay luces extranas merodeando por allí, y pueden verse caras muertos horribles reflejadas en el agua. Espectros del Anillo vuelan a menudo sobre ellos, buscando el Anillo al parecer y se dan cuenta de su presencia de algún modo. La carga del Anillo le parece mayor a Frodo cuando se acercan a Mordor. Dentro de Gollum, dos personalidades están esforzándose para dominarle: el Smeagol bueno, y el Gollum malo; y presionado por el deseo del Anillo, el Gollum malo parece estar ganando de nuevo. Finalmente alcanzan las tierras desoladas y yermas fronterizas a Mordor, y solo por orden estricta de Frodo, Gollum los guiara mas allá.

3. La Puerta Negra está cerrada

Los compañeros alcanzan la Puerta Negra de Mordor. La Puerta esta defendida por los Dientes de Mordor, dos torres altas erigidas hace tiempo por los Hombres de Gondor pero ahora abandonadas y ocupadas por las fuerzas de Sauron. Muchos orcos están defendiendo la Puerta; varios caminos llevan a esta, y numerosos ejercitos del Este y el Sur están entrando en Mordor. Entrar por ahí parece completamente imposible. En este momento, Gollum piensa otra manera de entrar: ir al sur, a la ciudad fantasma de Minas Morgul, y de ahí al paso de Cirith Ungol. Por allí es más fácil colarse en Mordor sin ser vistos, ya que Sauron ha conquistado esa parte hasta el Anduin, y se siente seguro. Gollum dice que había escapado de Mordor por ese mismo camino, aunque probablemente 'la fuga' era sabidoy aceptado por el Señor Oscuro. No obstante Frodo, después de vacilar, decide aceptar este plan.

4. Hierbas Aromáticas y Guiso de Conejo

Viajando al sur, la compañía localiza Ithilien, una zona de clima apacible y frondosa vegetación que ha sido conquistada recientemente por el Señor Oscuro y no ha sido desolada ni marchitada todavía. Sam se preocupa cada vez más por la comida: lo único que tienen son las lembas que apenas durarán hasta que localicen Orodruin. Un día, cuando descansan en un bosque, Sam le pide a Gollum que coja algo para comer. Gollum coge que un par de conejos jóvenes y Sam prepara un guiso. Sin embargo, poco después de terminar su comida, el fuego empieza a humear y los dos hobbits son rodeados por cuatro soldados de Gondor, uno de ellos es Faramir, el Capitán. Frodo explica algo sobre su viaje, y Faramir parece muy interesado; pero debe marchar y deja a dos hombres para vigilarlos. Los hombres de Minas Tirith han ido a Ithilien para interceptar las fuerzas del sur que van hacia Mordor para formar parte de las fuerzas de Sauron. Sam ve una cosa asombrosa durante la batalla: un ' Olifante', un animal fantástico que solo se conoce en La Comarca por medio de antiguos cuentos y canciones.

5. Una Ventana al Oeste

Después de la batalla, Faramir (que resulta ser el hermano de Boromir) interroga a Frodo durante algún tiempo. Al principio parece algo sospechoso, y dice que había visto el barco con el cuerpo de Boromir bajando por el Anduin. Decide que Frodo y Sam deben ir con él a un refugio oculto, Henneth Annun, una cueva oculta tras una cascada. Boromir era diferente de su hermano: siempre busco gloria con su valor en las guerras, mientras que Faramir no era tan belico y esta mas interesado en el conocimiento antiguo y tradicional. Este habla durante mucho tiempo con los dos hobbits, y dice mucho sobre Minas Tirith y sus guerras, la historia de Gondor, su alianza con los rohirrim,...; Frodo habla del viaje de los Nueve Caminantes y evita el tema del Anillo cuidadosamente. Poco después, la conversación cambia y hablan sobre los elfos y Lorien, y Sam accidentalmente menciona el Anillo. Aquí Faramir demuestra que es fiel a su palabra, y no intenta tomar ni ver el Anillo.

6. El Estanque Vedado

Esa noche, Gollum aparece en el estanque cercano a la cueva, pescando peces sin saber nada del lugar oculto. Las leyes de Gondor dictan que cualquiera que descubra la cueva debe ser ejecutada. Frodo se despierta y Faramir le pregunta sobre el extraño. Frodo explica que la criatura que han visto era Gollum, quien los ha guiado, y que no deben matarle. Faramir no permitirá a Gollum vagar libremente por la zona, y Frodo baja y convence a Gollum de que le siga. Dos de los guardias lo cogen entonces mientras lo vendan y atan, y lo llevan a la cueva. Faramir interroga a Gollum, y este jura que nunca volverá a la cueva oculta. Entonces Faramir da permiso de Frodo para andar libremente por Gondor, y lo advierte de que Minas Morgul es un lugar peligroso.

7. Viaje a la Encrucijada

Faramir da cada uno algunas provisiones, y entonces los hobbits y Gollum parten. Viajan hacia el sur durante dos días y llegan cerca al camino que conduce de las ruinas de Osgiliath a Minas Morgul. Gollum sigue metiéndolos prisa y deja entrever el peligro en el que se encuentran. Vuelven hacia el este hacia la Encrucijada, el cruce del camino de Osgiliath y el camino norte-sur. Al día siguiente la oscuridad empieza a aparecer desde Mordor: grandes nubes tapan el cielo entero, y el día es tan oscuro como una noche. Alcanzan la Encrucijada. Una gran estatua de piedra de un rey esta allí de pie. Su cabeza esta en el suelo aparentemente cortada por los sirvientes de Sauron. Antes de ponerse, el sol alcanza el extremo de la nube oscura y uno de sus últimos rayos se refleja en la cabeza como una corona, dando nuevas esperanzas a Frodo.

8. Las escaleras de Cirith Ungol

Los viajeros pasan la ciudad de Minas Morgul, y Frodo siente que el Anillo esta llevándole hacia allí. Ven que un gran ejercito sale de la ciudad al parecer hacia Gondor y conducido por el Capitán de los Espectros. Entonces los hobbits y Gollum suben una escalera larga y empinada, seguida por otra, mas larga. Deciden descansar durante algún tiempo, y mientras Frodo y Sam están hablando, Gollum se marcha; entonces los dos caen dormidos. Sam se despierta y ve a Gollum que agachado junto a Frodo. Aunque el no tiene ninguna intención mala en ese momento, Sam desconfía. Frodo se despierta y le ofrece a Gollum la oportunidad de viajar libremente adonde quiera; ya seguirian ellos solos. Pero Gollum dice que no podrían llegar solos, y los tres vuelven a partir.

9. El Antro de Ella-Laraña

Poco después, alcanzan un antro, donde el camino continúa a través de un túnel. El túnel es muy largo con pasajes laterales. Los hobbits, andando unos pasos detrás de Gollum, notan que el hedor va volviéndose más insoportable, hasta que ellos alcanzan un pasaje lateral de donde parece estar viniendo ese hedor. Pasan de él, y el aire empieza a mejorar; pero pronto encuentran un problema. Gollum parece que los ha abandonado, y prueban uno de los pasajes y descubren que esta bloqueado. En ese momento notan los ojos de alguna criatura terrible tras ellos. Frodo coge el frasco de Galadriel en una mano y Dardo en la otra, y los ojos se retiran de la luz. Los hobbits continúan rápidamente por túnel, pero encuentran que la salida esta bloqueada por una barrera que resulta ser el tejido de una arana gigante. Frodo corta los hilos con su espada, y salen corriendo hacia la salida que esta lejos solo unos pasos. Sam va detrás de él, y descubre a la criatura que vieron en el túnel: Ella-Laraña, una arana gigante. Ella aparece por otra salida lateral del túnel y corre hacia Frodo. Antes de que Sam pueda ayudarlo, es atacado por Gollum. Después de que una lucha desesperada, Sam consigue quitarse de encima a Gollum y mandarlo lejos mientras huye.

10. Las Decisiones de Maese Samsagaz

Sam corre por el camino y encuentra a Ella agachada junto al cuerpo de Frodo. Esto hace que Sam, montado en cólera, ataque a la bestia gigante. Apenas podría dañarla, pero mientras esta de pie debajo de ella, el monstruo intenta aplastarlo y Sam sostiene su espada, que le hace una herida profunda a Ella. Esta se retira al agujero derrotada. Sam vuelve con Frodo que no muestra señales de vida. Sam desespera y no sabe que hacer. Por fin, sabiendo que todo estaría perdido por otra parte, decide continuar la misión; coge la espada de Frodo, el frasco de Galadriel, y se cuelga el Anillo. Después de perder algo de tiempo junto a Frodo, camina hacia su destino, sin embargo, oye voces de orcos que vienen hacia él, y se pone el Anillo. Descubre que puede entender a los orcos cuando lleva el Anillo: parece que hay dos companias, una de Cirith Ungol y otra de Minas Morgul. Los orcos cogen el cuerpo de Frodo y se lo llevan por un túnel. Sam los sigue, y escuchando a los capitanes orcos, descubre que Frodo probablemente todavía este vivo, y será encarcelado, no matado. La compañía de orcos atraviesa unas puertas dobles grandes que cierran ante Sam.

EL RETORNO DEL REY

LIBRO QUINTO

1. Minas Tirith

Después de un largo y veloz camino, Gandalf y Pippin llegan a la gran ciudad de Minas Tirith de mañana temprano y tienen una audiencia con Denethor, el Señor y Senescal de Gondor, el padre de Boromir y Faramir. Denethor es un hombre de gran poder y linaje, y puede adivinar mucho más de lo que las palabras que uno ha dicho esconden. Pippin le habla sobre su viaje, y sobre Boromir. Pippin presta juramento de fidelidad al Senescal de Gondor. Gandalf marcha a una reunión para enterarse de las últimas noticias, y Pippin sale a explorar la ciudad. Se encuentra con Beregond, soldado de la guardia de la ciudad que ha sido enviado para acompañarlo y ayudarle durante algún tiempo. Hablan sobre Gondor y sus costumbres, del viaje de Pippin y las tierras distantes que habia visto, y de la guerra que esta a punto de comenzar y en que Gondor parece no tener esperanza. Despues, cuando Beregond debe volver a su puesto, Pippin busca a su hijo, Bergil, y juntos van a las puertas de la ciudad para ver los ejércitos de Gondor que vienen a defenderla. Por la tarde Pippin vuelve a su habitación, al igual que Gandalf que parece angustiado y preocupado.

2. El Paso de la Compañía Gris

Poco después de la salida de Gandalf, la compañía del rey Théoden se encuentra un grupo de Montaraces del Norte que se unen a ellos; son el pariente de Aragorn, acompañado por Elladan y Elrohir, los hijos de Elrond. Montan juntos hacia el Abismo de Helm, donde Aragorn usa la palantir y se muestra a Sauron. Decide ir tan rápidamente como es posible a Gondor. Por eso tomará el Sendero de los Muertos acompañado por Legolas, Gimli, los hijos de Elrond y los Dúnedain. Théoden ( que toma a Merry como su escudero) escogerá un camino más largo y tardará varios días en organizarlo todo; entretanto Aragorn y su compañía montan hacia Edoras y Sagrario en un camino directo. Allí Eowyn intenta persuadirlos de su idea o que la dejen ir con ellos, pero Aragorn no lo permite. La mañana siguiente la compañía marcha a traves del Sendero de los Muertos: un tipo de tunel que lleva al otro lado de las montañas sur de Rohan. Los muertos son los restos de personas de antaño que no cumplieron el juramento de Isildur, y este los maldijo a no encontrar paz hasta que el juramento se cumpliera. Ahora Aragorn, heredero de Isildur, los convoca para ayudarlo en la guerra y cumplir así su juramento. La compañía, seguida por una gran horda de muertos, marcha al este, hacia Pelargir.

3. El Acantonamiento de Rohan

Entretanto Théoden y su ejercito montan hacia Sagrario, donde el resto del ejército de Rohan está acampado. Eowyn los espera allí y les dice que Aragorn se ha ido por el Sendero de los Muertos; poco conocido por los Rohirrim; sólo saben unas leyendas aterradoras, y están seguros de que no volverán a ver a Aragorn. Un jinete de Gondor llega al campamento con palabras de Denethor sobre la inminente batalla en Minas Tirith, y pidiendo a los Rohirrim (quienes han sido aliados de Gondor durante siglos) su ayuda. Théoden se prepara para partir al día siguiente y decide ir abiertamente por la llanura. Decide que Merry permanezca en Edoras, donde Eowyn llevará a la población hasta el retorno del rey. Un jinete joven llamado Dernhelm ofrece en secreto a Merry llevarlo en su caballo a Gondor, y este acepta la oferta alegremente.

4. El Sitio de Gondor

La mañana siguiente, cuando la Oscuridad ya había cubierto el cielo, Gandalf lleva a Pippin con Denethor, y recibe el uniforme de la Torre. Después se encuentra con Beregond y charlan durante algún tiempo en las murallas de la ciudad. Esa misma tarde llega Faramir a Minas Tirith, escapando del Nâzgul alado que estaba amenazándolo junto a unos pocos compañeros. Pippin acompaña a Gandalf y a Faramir a una reunión con Denethor. Faramir informa sobre los eventos en la frontera, y sobre su reunión con Frodo. Denethor está disgustado con sus acciones, y preferiría tener el Anillo en la ciudad. Al día siguiente Faramir deja la ciudad de nuevo para ayudar en la defensa del Anduin. Los defensores no pueden resistir el ataque del enemigo y los sobrevivientes más tarde se retiran hacia la ciudad, capturada por los enemigos. Faramir llega el último, herido por un dardo envenenado. El gran número de enemigos, llevados por el Capitán de los Espectros, llegan a Minas Tirith y empiezan su sitio: excavan trincheras de fuego y preparan grandes artefactos de guerra. Denethor se derrumba al ver a Faramir mortalmente herido, y abandona toda esperanza para defender la ciudad. Se retira a la casa de los reyes para incenerarse junto con su hijo. Libra a Pippin de sus servicio, y este va en busca de Gandalf para impedir a Denethor cometer una locura. Entretanto los enemigos atacan las puertas de la ciudad, consiguiendo romperla después de varios intentos. El Señor de los Nâzgul se enfrenta con Gandalf; en ese mismo momento los cuernos de los Rohirrim se oyen en la distancia.

5. La Cabalgata de los Rohirrim

El ejército de Rohan marcha rápidamente hacia Gondor durante cuatro días. Una noche Merry escucha a Théoden y Eomer hablar con Ghan-buri-Ghan, jefe de los Hombres Salvajes de los bosques cercanos. Orcos parecen haber tomado el camino hacia Minas Tirith, y Ghan les muestra un camino abandonado y desconocido a través del bosque. Así llegan al campo de Gondor, cuando todos los enemigos están ocupados asaltando las murallas de la ciudad. Cuando los ejércitos de Mordor están atacando las puertas, Théoden da una señal con su cuerno y los Rohirrim comienzan el ataque.

6. La Batalla de los Campos del Pelennor

En el primer ataque, Théoden mata al jefe de los sureños. Entonces el Capitán de los Espectros monta en su criatura alada y desciende cerca de Théoden; su caballo, encabritado por el miedo, cae y aplasta al rey. Sólo Eowyn, oculta como Dernhelm, está a su lado en ese momento junto con Merry. El valor despierta finalmente y ataca al Espectro por la espalda, y Eowyn, con sus últimas fuerzas, mata al Rey de los Espectros. Antes de que Théoden, agonizante, diga adiós a Merry, saluda a Eomer como nuevo rey. Los defensores restantes de Minas Tirith van en ayuda de los rohirrim. El Príncipe Imrahil se encuentra a los hombres que llevan a Théoden y a Eowyn, y avisan de que ella todavía está viva, y la envían a los sanadores. Las fuerzas de Rohan y Gondor están perdiendo la batalla contra los grandes ejércitos del Enemigo. Entonces una flota de naves de vela de Umbar llegan por el Anduin, y para sorpresa de los asaltadores, los barcos no están llevados por Corsarios, enemigos de Gondor; sino por Aragorn y su compañía, así como el ejército de Gondor del sur. Ahora la batalla se vuelve a favor del Oeste, y a finales del día ningún enemigo permanece vivo en el campo.

7. La Pira de Denethor

Pippin encuentra a Gandalf y lo lleva a la Casa de los Reyes para impedir a Denethor quemar a su hijo Faramir vivo. Allí encuentran a Beregond (que Pippin había advertido de la locura de Denethor). Gandalf intenta convencer a Denethor de que la hora y la manera de la muerte de uno no se pueden escoger, y que su deber es llevar la defensa de la ciudad. Pero Denethor cree firmemente que el poderío de Mordor es ahora demasiado grande y todo está perdido. Beregond le impide matar a Faramir, entonces Denethor agarra una antorcha y la tira en el montón de madera preparado allí, incinerándose. Parece que un palantir, guardado en la Torre Blanca en secreto, era el origen de su locura, porque había mirado a menudo en él y había visto la magnitud de los ejércitos de Mordor. Entonces llevan a Faramir a las Casas de Curación, aunque no se sabe si alguna vez despertará de nuevo.

8. Las Casas de Curación

Merry, totalmente exhausto, siguió a los portadores del cuerpo de Théoden; pero fue apartado y se encuentra finalmente con Pippin que lo lleva a las Casas de Curación. Allí Gandalf oye a una mujer vieja una leyenda que cuenta que las manos de un rey son las manos de un sanador; y va en busca de Aragorn que todavía podría tener esa habilidad. Aragorn decide no mostrar su majestad hasta que la guerra con Mordor haya terminado, pero ane todo debe ayudar a los heridos. Primero cuida de Faramir, Eowyn y Merry. Faramir fue alcanzado por una flecha envenenada, y ahora es afectado por la "respiración negra" del Nâzgul; y Eowyn y Merry estaban entrando en la oscuridad después de enfrentarse con el Espectro. Aragorn los sana con una hierba llamada athelas, y se despiertan, aunque todavía tendrán que descansar durante varios días.

9. La Última Deliberación

A la mañana siguiente, Legolas y Gimli entran en la ciudad y se encuentran con el Príncipe Imrahil; entonces visitan a Merry y Pippin en las Casas de Curacion. Hablan sobre el paso del Sendero de los Muertos: cómo marcharon durante varios días, y Aragorn llamó a los muertos para luchar junto a él; cómo capturaron la flota de Umbar en Pelargir, y cómo navegaron por el Anduin para unirse a la batalla de los campos del Pelennor. Entre tanto, hay una reunión de los capitanes: Gandalf, Aragorn, Imrahil, Eomer, y los hijos de Elrond. Gandalf presenta su plan para marchar hacia la Puerta Negra de Mordor: como para desafiar en una batalla a Sauron; según esto, vaciaría Mordor y volvería toda su atención hacia ellos; esto aumentaría las oportunidades de Frodo para localizar Orodruin y destruir el Anillo. El plan se acepta, y un ejército de siete mil hombres parte hacia allí.

10. La Puerta Negra se Abre

El ejército marcha hacia las Puertas de Mordor, y los heraldos proclaman la venida del Rey y desafían a las fuerzas de Mordor. Algunos hombres quedan como guardia en la Encrucijada, y otros retroceden asustados. Nadie contesta al desafío, salvo un pequeño ejército de orcos y gente del Este que derrotan fácilmente. A distancia de la Puerta, el ejército desafía de nuevo a Sauron para salir y enmendar sus acciones. Entonces llega un embajador de Mordor, la Boca de Sauron, un hombre que había entrado al servicio de Sauron y se había hecho el Lugarteniente de la Torre Oscura y un hechicero poderoso. La Boca declara que un espía fue capturado (y muestra el vestido de Frodo) y los Capitanes del Oeste deben rendirse a las demandas territoriales de Sauron. Gandalf se niega a los términos, pero toma los artículos de Frodo; entonces la embajada asustada, retrocede hacia la Puerta. Finalmente Sauron suelta su trampa: las Puertas se abren y un ejército sale fuera. Pippin mata un gran troll, pero se cae inconsciente.

LIBRO SEXTO

1. La Torre de Cirith Ungol

Sam decide rescatar a Frodo, y debe encontrar una manera de entrar en la torre donde Frodo está prisionero. Oye sonidos de lucha en la torre. Dos orcos son matados; al parecer los dos grupos de orcos están luchando por la posesión de Frodo. La entrada principal a la Torre es defendida por los Dos Centinelas, estatuas horribles llenas de gran malicia que no dejan pasar al enemigo. Sam sostiene el frasco de Galadriel, tiene éxito y atraviesa la puerta. Casi todos los orcos se han matado luchando. Un orco pequeño se encuentra con Sam en una escalera y sale corriendo lejos de miedo. Sam lo sigue, y escucha una conversación entre el orco y Shagrat que (aunque herido) parece haber sobrevivido a la lucha. Los dos orcos empiezan a reñir, y Snaga, el orco pequeño, escapa; Shagrat corre fuera para conseguir ayuda. Sam busca a Frodo y empieza a cantar; oye una contestación a su canción, seguida por la voz de Snaga. Frodo estaba prisionero en la cámara más alta, accesible sólo por una escalera. Sam sube y ataca a Snaga que cae por la escalera. Entonces Sam y Frodo se preparan para partir; Sam trae algunas ropas de orcos para Frodo (que le despojaron de las suyas). Usando el frasco, pasan a los Centinelas de nuevo, pero las criaturas lanzan un lamento horrible, contestado por un Nâzgul.

2. El País de la Sombra

Sam y Frodo evitan los caminos abiertos y viajan al norte durante unos días. Tienen problemas por la falta de comida y bebida, y el Anillo está volviéndose cada vez más pesado para Frodo. Al pasar por una llanura ven los ejércitos de Sauron, y Frodo piensa intentar cruzarlo por donde es más estrecho. Ocultos detrás de un arbusto, oyen una conversación entre dos orcos y descubren que Gollum todavía está siguiéndolos; Sam le ve olisqueando. La llanura está plagada de orcos, y los hobbits no tienen ninguna opción, pero para seguir el camino a lo largo del Morgai deben pasar por ahí. Allí son alcanzados por un grupo de orcos pequeño que creen que son desertores, y les obligan a que se unan a la compañía. Por suerte, cuando el ejército se acerca a la entrada de Udûn, la confusión y las disputas entre las compañías de orcos, permiten a los hobbits escapar inadvertidos.

3. El Monte del Destino

Los hobbits siguen un camino de orcos durante varios días, viajando siempre hacia el Monte del Destino. Así consiguen ir más rápido que por el yermo, lleno de piedras y hondonadas. Al final tienen que dejar el camino y giran directamente hacia el Monte. Para aliviar la jornada, dejan atrás todas las ropas que probablemente no necesitarán más. Localizan Orodruin dos días más tarde. Al día siguiente deben ascender el Monte, pero Sam tiene que llevar Frodo que (atormentado por la carga creciente del Anillo) está completamente exhausto. Cerca de la cima son atacados por Gollum, también él está debilitado por el hambre y Frodo escapa hacia el Sammath Naur, las Cámaras de Fuego. Gollum pide a Sam (todavía armado con Dardo) misericordia, y Sam le deja ir. En las Cámaras, sin embargo, Frodo es superado finalmente por el poder del Anillo y decide quedárselo. Gollum se arrastra y lo ataca de nuevo mordiéndole el dedo donde tenía el Anillo; entonces, con la alegría de haber recuperado su Precioso, pierde el equilibrio y cae por la grieta. Frodo y Sam salen y ven cómo el reino de Sauron se derrumba.

4. El Campo de Cormallen

En la batalla de los Capitanes del Oeste y los ejércitos de Mordor se unen por las Águilas, llevadas por Gwaihir su señor. En ese mismo momento el Anillo entra en el fuego de Orodruin: la Puerta Negra se derrumba, el espíritu de Sauron se destruye, y las fuerzas de Mordor, privadas del Poder que los controló, caen y muchos corren lejos o ruegan misericordia. Gwaihir, acompañado por otras dos águilas, lleva a Gandalf hacia el monte del Destino, donde rescatan a Frodo y a Sam. Los dos hobbits despiertan varios días después y son honrados por el ejército del Oeste en el campo de Cormallen en Ithilien. Se quedan en Ithilien durante varios días felices e intercambian historias de sus aventuras con sus amigos, hasta que por fin el ejército entero aborda las naves y elevan las velas en dirección a Gondor.

5. El Senescal y el Rey

Entretanto Éowyn y Faramir todavía están en las Casas de Curación recuperándose de sus heridas. Éowyn es infeliz porque debe pasarse su tiempo ociosa, y deseaba una muerte gloriosa en batalla (también deseó el amor de Aragorn, pero no recibió nada más que su piedad y entendiendo). Se encuentra con Faramir (quen, a pesar de ser fuerte y valeroso, está esperando ser curado pacientemente). Las Águilas traen noticias de victoria. Faramir y Éowyn se pasan mucho tiempo juntos. Al final se enamoran curandose así Éowyn sus sentimientos heridos. El ejército vuelve a la Ciudad y Aragorn se corona como Rey Elessar. Declara que a Faramir le será dado Ithilien como un principado, y él y su heredero seguirán siendo Senescales. Los compañeros pasan muchos días en Minas Tirith, y parece que Aragorn todavía está esperando algo. Un día él y Gandalf ascienden por un camino y allí, en un viejo santuario de los reyes, encuentran un retoño del Árbol Blanco que es plantado en la corte del rey. Unos días después, una gran compañía de elfos llega del Norte, incluso Galadriel, Elrond, y Arwen. Elrond da a Aragorn el Cetro de Annúminas, y Aragorn se casa con Arwen en el día del solsticio de verano.

6. Numerosas Separaciones

Arwen da permiso de Frodo para ir a los Puertos Grises en lugar de ella, ya que para casarse con Aragorn ella escogió ser mortal. Éomer y Gimli hablan de la belleza de Galadriel. Por fin una gran compañía parte de Minas Tirith y lleva el cuerpo de Rey Théoden a Rohan. Después del entierro, Éomer anuncia la boda de Faramir y Éowyn. Entonces van a Isengard, y allí se encuentran con Bárbol. Gimli y Legolas visitan las Cavernas de Aglarond en el Abismo de Helm y el bosque de Fangorn, y parte de la compañía se vuelve hacia sus casas en el Norte. Aragorn un poco más tarde los deja también y se vuelve a Minas Tirith. El resto de la compañía da alcance a Saruman (que está vagabundeando como un mendigo, acompañado por Gríma). La gente de Lórien parten de la compañía en Eregion, cerca de las puertas de Moria. Ahora los viajeros se vuelven hacia Rivendel, y allí los hobbits se encuentran con Bilbo y pasan muchos días con él. Finalmente deciden volver a casa, y para su alegría, Gandalf decide también ir con ellos, por lo menos hasta Bree.

7. Rumbo a Casa

A Frodo le duele de nuevo su hombro, y es que hace un año que le hirieron los Nâzgul. Después de unos días, llegan a Bree. Son recibiddos calurosamente por el viejo Mantecona, y hablan durante mucho tiempo con él sobre sus aventuras. Cebadilla menciona que el negocio ha sido una pena, con muchos extraños y criaturas malvadas acechándole; y se alegra de oír las noticias de que el Rey ha vuelto. Cebadilla les muestra a Bill, que había vuelto a Bree, y se lo devuelve a Sam. La compañía se queda en la posada durante dos noches, y después salen hacia la Comarca. Gandalf deja a los hobbits, porque piensa visitar a Tom Bombadil; y aconseja a los hobbits que se den prisa.

8. El Saneamiento de La Comarca

Los cuatro hobbits llegan a la Comarca, y la encuentran un tanto cambiado: el Puente del Brandivino está defendido por varios portones que les niegan la entrada. Parece que Lotho Baggins ha tomado el mando de la Comarca, se ha hecho llamar "el Jefe" y ha creado numerosas reglas injustas. La Comarca está llena de rufianes, muchos de ellos son Isengardos que han destruido la belleza de la zona. Los viajeros fuerzan la entrada (contra las Reglas) y pasan una noche en la casa de unos amigos hobbits. Al día siguiente encuentran un grupo de oficiales en Los Ranales y un grupo de rufianes en Hobbiton, pero ninguno los arrestan y huyen sorprendidos y asustados al encontrarse cuatro intrépido y bien armados hobbits. Los hobbits, con la ayuda del Granjero Coto, se levantan contra los opresores: primero un grupo pequeño de rufianes intentan sofocar la rebelión, pero son derrotados por los hobbits. Pippin trae un gran número de Tuks y juntos se enfrentan al siguiente ataque de los rufianes. Entonces un grupo de hobbits, llevados por Frodo y sus amigos, va a Bolsón Cerrado para encontrar a Lotho. En cambio encuentran a Saruman que ha sido el organizador de todo el problema; ellos le dicen que salga, y Lengua de Serpiente (que parece haber asesinado a Lotho por orden de Saruman) en ira y desesperado lo apuñala y sale corriendo. Tres hobbits disparan sus arcos y matan a Gríma. Esto es el final de la Guerra del Anillo.

9. Los Puertos Grises

Estos eventos turbulentos son seguidos por un año espléndido, próspero y feliz. La Comarca entera repara los daños hechos por los rufianes de Saruman. Sam recuerda el regalo de Galadriel y descubre que la caja contiene un polvo extraño y una sola semilla de color plata. Esparce el polvo para plantar árboles donde habían sido talados por los rufianes, y planta la semilla color plata en el Campo de la Fiesta en Hobbiton, donde crecerá un bonito mallorn. Sam se casa con Rosa Coto; Frodo hace que Sam y Rosa se muden a Bolsón Cerrado para vivir con él. Al año siguiente, nace su primera hija, Elanor. Frodo vuelve a dolerse de sus heridas. En septiembre, como el cumpleaños de Bilbo está acercándose, Frodo y Sam parten de nuevo hacia Rivendel. En los bosques de la Comarca se encuentran un gran número de elfos, incluso Elrond y Galadriel,; Bilbo también está entre ellos. Finalmente Sam comprende que Frodo piensa ir a los Puertos Grises, pasar por encima del Mar con los elfos y Bilbo. En los Puertos, Círdan el Guardián de las Naves, y Gandalf los esperan. Gandalf, también abordará la nave. Él ha traído a Pippin y Merry para que Sam no vuelva solo a casa. Así la nave élfica deja Tierra Media; y los tres hobbits vuelven a la Comarca.

CONCLUSIONES

De este libro se pueden aprender muchas cosas, una de ellas es la capacidad de trabajar o entablar una verdadera amistad con gentes que no se parezcan a tí mismo.Una de las conclusiones que saco, es que el hombre se corrompe con facilidad; el anillo puede representar el poder, en este caso y a algo por lo que tanta gente ha muerto en nuestro mundo, la avaricia.

La lucha entre el bien y el mal está presente en toda la trama al igual que en la vida real. En el libro se lucha contra un ser etéreo y sin rostro, con el espíritu de un ser muerto hace tiempo, pero en nuestro mundo se lucha contra personas como nosotros mismos. Si se pudiera acabar con el mal que existe en nuestro mundo de una manera tan espiritual y fantástica como en el mundo de Tolkien, el número de sufrimiento que existiría sería tan minúsculo como la imaginación pudiera alcanzar.

Crítica

  • subjetiva

Para mí, esta obra es bien merecedora del título de mejor obra del siglo. La considero uno de mis libros favoritos ya que hace que puedas irte muy lejos sin levantarte de tu sitio. La imaginación de su autor no tubo límites ya que creó nombres, personajes, lugares, cuidades, dialectos y toda una historia con todo lujo de detalles. Tiene muchas descripciones que te ayudan a imaginar cómo podría ser el paisaje o al ser que estuviera describiendo. En un libro fantástico que recomiendo a todo el mundo que le guste el género fantástico y no se canse demasiado de las descripciones.

  • objetiva

A veces se puede hacer un poco pesado pues hay mucha descripción y muy detallada. También es cierto que muchas veces puedes perderte ya que aparecen muchísimos personajes que pueden marear un poco, pero para mí no ha sido inconveniente.

Es un libro muy extenso en el que se narra con todo lujo de detalles. No utiliza vocabulario difícil ni contiene diálogos empalagosos o pesados; es un libro fácil de leer pero difícil de comprender.

INFORMACIÓN SOBRE EL AUTOR

John Ronald Reuel Tolkien nació en la ciudad de Bloemfontein, Sudáfrica el 3 de enero de 1892 y su hermano, Arthur Hilary, nace 1894. Fueron llevados por su madre, Mabel Tolkien, a Inglaterra después de la muerte de su padre, Arthur Tolkien, en 1896. Su madre cambia de la religión Anglicana a la Católica y sus dos hijos la siguen.

En 1904 su madre muere a causa de la diabetes, cuando solo contaba con 34 años de edad. Los hermanos se van a vivir a casa de una tía en Birmingham.

Estudió en la escuela King Edward en Birmingham, en la escuela de Gramática Saint Philip y en la Universidad de Oxford. En 1915 se gradúa con honores en la licenciatura de lengua y literatura inglesas. Ese mismo año se enlistó en el ejército británico. Antes que tuviera que ir a Francia a combatir en la Primera Guerra Mundial, se casó con Edith Bratt, la novia de su adolescencia. Tolkien estuvo en la Batalla de Somme como segundo teniente y ahí enfermó de la fiebre de trinchera, que lo mantuvo hospitalizado la mayor parte del año 1917. Durante ese año nace su primer hijo, John y comenza a escribir el Libro de las Historias Perdidas, que contiene las narraciones de los Primeros Días.

Es ascendido a teniente y destinado en Staffordshire. Al finalizar la guerra regresa con su familia a Oxford. En 1920 nace su segundo hijo, Michael, en 1924 nace su tercer hijo, Christopher y en 1929 nace su hija menor, Priscila.

Desde temprana edad, Tolkien se interesó por el lenguaje, especialmente por los del norte de Europa y de ahí surgió uno de sus hobbies: inventar idiomas. Su principal interés profesional fue el estudio de la lengua anglosajona y su relación con otros idiomas del mismo origen. Era un experto en la literatura que fue escrita en estos idiomas. Fue profesor de lengua inglesa en la Universidad de Leeds (1924) y de Anglosajón en la Universidad de Oxford (1925-1945).

Su interés en las lenguas, los mitos y las historias de héroes influenciaron fuertemente su trabajo. Las leyendas de los Primeros Días sirvieron de base para sus más famosas obras: El Hobbit y El Señor de los Anillos y para los idiomas que había inventado.

La primera versión de El Hobbit es publicada en 1937 y comienza a escribir lo que después será El Señor de los Anillos, trabajando sin descanso en este proyecto durante toda la Segunda Guerra Mundial. El Señor de los Anillos es terminado hacia 1948 y publicado, los primeros dos volúmenes en 1954 y el tercero en 1955.

En 1949 publica "Egidio, el Granjero de Ham", en 1962 "Las Aventuras de Tom Bombadil", en 1964 "Árbol y hoja" y en 1967 "El Camino sigue y sigue" y "El Herrero de Wooton Major".

En 1959 Tolkien se jubila como profesor.

En el año 1968, los Tolkien se mudan a Poole, cerca de Bournemouth y en 1971 Muere Edith Tolkien, a los 82 años de edad. Un año después de la muerte de su esposa, Tolkien regresa a Oxford y recibe de manos de la reina Isabel la Cruz del Imperio Británico.

John Ronald Reuel Tolkien muere a los 81 años de edad el 2 de septiembre de 1973. Su hijo Christopher se hace cargo de publicar las obras que su padre no pudo publicar en vida, como El Silmarillion en 1977, "Cuentos Inconclusos" en 1980 y otros más.

Época en que se desarrolla el libro

Al ser una invención no hay fechas ni épocas en las que podernos basar. Es posible que con el profundo interés de Tolkien por la mitoligía es de suponer que siempre pensó en un pasado, tan lejano "que ya no vive nadie para recordarlo".

Éste es el comienzo, en una época tan incierta como la creación de nuestro propio universo real:

"Según la "Ainulindalë", cuando todo era obscuridad y un gran vacío, existía un ser omnisciente que vivía solo en ese vasto vacío. Era llamado Eru, el Único, o como los elfos le nombrarían después, Ilúvatar.

El era el ser que Tolkien comcibió como la fuente de toda la creación. En éste mismo libro Tolkien nos dice como los pensamientos elementales de Ilúvatar se convirtieron en la raza de espíritus (o "Dioses") llamados los Ainur, y por el poder
de su espíritu, el "Fuego Secreto", Ilúvatar les concedió la vida eterna. De estos seres, Ilúvatar creó un lugar habitable en el vacío, llamado "Las Estancias Sin Tiempo". En este sitio Ilúvatar les enseño a los Ainur a cantar, y pronto se
convirtieron en un vasto coro celestial. De la música de estos espíritus divinos apareció una Visión, un mundo que circulaba en el vacío.

El mundo de Arda, literalmente fué cantado para ser de la manera que es, y cada uno de los Ainur tuvo una parte en su concepción, incluso el más poderoso de ellos, Melkor, quien cantó de manera discordante del resto. Sin embaro, la música
de los Ainur simplemente creó una visión, y se necesitó la palabra y comando de Ilúvatar para hacer que Eä el mundo que es. De esta forma, se le dió substancia y realidad a la visión. Y a ese mundo descendieron algunos de los Ainur, aquellos
que tuvieran la mayor parte en esta concepción y que también desearon tener una mayor parte en su formación. "

Título inventado

"El señor de los anillos" se refiere a Sauron el forgador de los Anillos de Poder. Quizá no sea muy apropiado darle el nombre a la obra del antagonista de la misma pero los subtítulos de cada obra sí que aciertan con el verdadero sentido de cada una de las partes.

No sería capaz de inventarme un nombre para esta trilogía pero de ser uno, escogería el nombre del mundo donde ocurren los hechos " Tierra Media" o un título que ya aparece en la obra, "La Historia de una ida y una vuelta" con un final perfecto: "Y vivió feliz hasta el fin de sus días".