El principito; Antoine de Saint-Exupéry

Literatura universal contemporánea del siglo XX. Narrativa infantil y fantástica. Biografía del aviador y escritor. Existencialismo. Argumento y tema

  • Enviado por: Juan José Segarra
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 16 páginas

publicidad



BIOGRAFÍA

El domingo 29 de junio de 1900 nacía en Lyon (Francia), en el nº8 de la "rue Peyrat" (hoy en día: "rue Alfonse Fochier"), Antoine-Jean-Baptiste-Marie-Roger de SAINT-EXUPÉRY. Era el tercer hijo, después de Marie-Madeleine (1898) y de Simone (1899), del Conde Jean-Marie de SAINT-EXUPÉRY y de Marie BOYER de FONSCOLOMBE.

En 1904 fallece su padre, a partir de allí, pasará su infancia, hasta los diez años, entre el Castillo de la Môle, propiedad de su abuela de FONSCOLOMBE, y el castillo de Saint-Maurice-de-Remens, cerca de Ambérieu, propiedad de la Señora de TRICAUD, su tía.

En 1908 es alumno de los hermanos de las Escuelas Cristianas, en Lyon.

Hacia el final del verano de 1909, su familia se instala en Le Mans, de dónde es oriunda la familia de su padre. El 7 de octubre de este año, ingresa como alumno externo en el Colegio Notre Dame de Sainte-Croix, de los padres jesuitas, donde su padre y su tío Roger habían estudiado. Es un alumno regular y poco disciplinado, según se quejan sus maestros, pero es un niño soñador y al que le encanta la poesía.

Hacia1910 su madre, Marie de Saint-Exupéry parece no haberse adaptado muy bien a su familia política y a la vida provinciana de Le Mans, y vuelve a Saint-Maurice-de-Rémens, dejando a sus hijos Antoine y François a cargo de sus tías Anaïs y Marguerite. En el colegio Sainte-Croix, la disciplina es muy estricta y a Antoine le llueven los castigos por sus dedos manchados de tinta, por su falta de interés por los estudios y por el desorden de su taquilla tan atiborrada de libros, de cuadernos y de papeles que apenas si se podía cerrar, he aquí el recuerdo que conserva de esta época, varios años después, en una carta a su madre:

«...Ud es verdaderamente el único consuelo, cuando uno esta triste.Cuándo era niño, volvía a casa con mi pesada cartera sobre mis espaldas, lloriqueando por haber sido castigado -¿se acuerda Ud., en Le Mans?- y, solo con besarme, hacía que lo olvidara todo. Era Ud. un remedio todo poderoso contra los maestros y los padres prefectos...»

En 1912 la familia veranea en Ambérieu. A unos cuantos kilómetros de allí, al este de Saint-Maurice-de-Rémens, habían instalado un pequeño aeródromo. Antoine se iba allí con su bicicleta, y se pasaba horas preguntando a los mecánicos sobre los aviones y su funcionamiento. A finales de julio, recibe su bautizo del aire en un BERTHAUD-WROBLEWSKI, avión fabricado en Villeurbanne, cerca de Lyon, por el industrial Berthaud a partir de los planos dibujados por Pierre y Gabriel Wroblewski-Salvez. Es el joven Gabriel Wroblewski el mismo quién pilota el avión (según otro biógrafo, Luc Estang, es el aviador Vedrines quién habría pilotado el avión en el que Antoine voló por primera vez). Fue tal el impacto de esta experiencia sobre el joven Antoine, que le inspiró un poema del que solo nos quedan estos versos:

«...Las alas temblaban bajo el soplo del atardecer,El motor con su canto mecía el alma adormecida,Y el sol nos rozaba con su luz lívida...

En junio de 1914, al final del curso, recibe el premio de narrativa de su clase por su relato: ODISEA DE UN SOMBRERO DE COPA. El 28 de julio, mueren asesinados en Sarajevo el archiduque Francisco-Fernando de Austria y su esposa. El 2 de agosto, estalla la Primera Guerra mundial. El mismo mes, su tío Roger de Saint-Exupéry, muere en combate al frente de su batallón, en Maissin. Su madre es enfermera voluntaria en el hospital de campaña instalado en la estación ferroviaria de Ambérieu. Decide traerse a sus hijos con ella y los matricula, en octubre, en el Colegio Notre Dame de Montgré, de los padres Jesuitas, en Villefranche-sur-Saône.

En febrero de 1915, los dos hermanos vuelven a Sainte-Croix, en Le Mans, dónde Antoine recibe otro premio de narrativa. Pero, problemas de salud le obligan a volver a casa antes de que finalice el curso. Tras las vacaciones, los dos hermanos ingresan en la Villa Saint-Jean, un colegio de los marianistas en Friburgo (SUIZA)

En 1917, termina sus estudios secundarios. A finales de julio, muere su hermano François, aquejado por una dolencia cardíaca.

En 1918, Antoine prepara sus exámenes de ingreso en las prestigiosas Ecole Navale (Escuela de la Armada) y Ecole Centrale, en el también prestigiosso Lycée Saint-Louis de París. Conoce entonces a la que será su novia: Louise de Vilmorin.El 11 de noviembre del mismo año, se firma en Redon el armisticio que da fin a la Primera Guerra Mundial.

En 1919, no consigue aprobar su examen de ingreso en la "Ecole Navale". Este mismo año, el piloto francés Didier Daurat consigue realizar el primer vuelo entre Toulouse (Francia) y Rabat (Marruecos).

En 1920, durante quince meses, Antoine sigue, como auditor libre, las clases de la Escuela de Bellas Artes de París, sección arquitectura. Su madre, sin grandes recursos, no puede ayudarle económicamente y debe resignarse a aceptar la hospitalidad de su prima Yvonne de Lestrange en París. Paralelamente, tiene que desempeñar varios pequeños empleos como este que le lleva a actuar como figurante, con su amigo Henry de Ségogne, en la ópera de Jean Noguès: QUO VADIS.

Hace su "servicio militar" en 1921. El 2 de abril, ingresa en el 2º Regimiento de Aviación de Caza, en Neuhof, cerca de Estrasburgo. Aprende a pilotar con el monitor Robert Aeby, piloto de la Cia. Transaérea del Este. En junio, realiza sus primeros vuelos con monitor en un FARMAN F-40 y, el 9 de julio, vuela por primera vez en solitario sobre el SOPWITH F-CTEE. El mismo mes, embarca rumbo a Casablanca, en Marruecos, para integrarse a su nueva unidad, el 37º Regimiento de Aviación de Caza.

El día 23 de enero de 1922, se encuentra en Istres, como cadete; pilota aviones CAUDRON G-3. El 5 de febrero, recibe los galones de cabo. Seguidamente, consigue su licencia de piloto militar. En abril, es enviado a la base de Avord, cerca de Bourges, para seguir un cursillo de observador aéreo. El 10 de octubre, recibe el grado de alférez, e ingresa en el 34º Regimiento de Aviación, en Le Bourget, cerca de París.

En 1923 anuncia oficialmente su compromiso matrimonial con Louise de Vilmorin. En la primavera, sufre su primer accidente de aviación en Le Bourget, cerca de París, del que sale con una fractura de cráneo. Termina su servicio militar. Saint-Exupéry podría solicitar su ingreso en él ejercito de aire, como se lo aconseja el general Barés. Pero la familia de su prometida se opone a ello y no le queda mas remedio que aceptar un empleo de oficinista como contable en la empresa "Comptoir de Tuileries", una filial de la "Société Générale d'Entreprises". En septiembre, Louise de Vilmorin rompe su compromiso matrimonial...

En diciembre de 1925, conoce al escritor francés Jean Prévost.

El día 1 de abril de 1926, publica L'AVIATEUR (EL AVIADOR), su primer trabajo impreso, en el Navire d'Argent (El Barco de Plata), una revista dirigida por Adrienne Monnier. Consigue su título de piloto de transporte y, el 11 de octubre, ingresa como piloto en la "Compagnie Latécoère", que asegura el transporte aéreo del correo entre Toulouse (Francia) y Dakar (Africa).

El 10 de octubre de 1927, lo destinan, como jefe de aeroplaza en Cabo Juby, en el antiguo Río de Oro, territorio del Sahara Español. Este sitio esta bajo la protección del fuerte español de La Casa del Mar, a la sazón, penitenciario militar. La sociedad "Les Lignes Aériennes Latécoère" cambia de denominación y pasa a llamarse "La Compagnie Générale Aéropostale".

En 1928, Daurat inaugura, en América del Sur los vuelos de noche. El primer vuelo nocturno tiene lugar el 16 de abril en la línea Río de Janeiro-Buenos Aires. Mientras tanto, en Marruecos, el 20 de junio, los pilotos Reine y Serre caen en manos de las kabilas disidentes moras. El 17 de septiembre, Saint-Exupéry intenta rescatarlos con su avión, pero no lo consigue y quedaran cautivos 117 días. El 19 de octubre, un avión español cae en el territorio de los disidentes, debido a una avería. Saint-Exupéry sale en su búsqueda, y consigue traerse al teniente y a su intérprete, heridos los dos. En noviembre, nuevo salvamento excitoso del piloto Vidal y de su intérprete moro Lahoucine.

En 1929, junto con los también míticos pilotos Jean Mermoz y Henri Guillaumet, Antoine de Saint-Exupéry vuela con destino a América del Sur para estudiar, sobre el terreno, la posibilidad de crear nuevas líneas aéreas regulares. El 12 de octubre, llegan a Buenos Aires dónde Antoine toma posesión de su cargo de Director de la Compañía "Aeropostal Argentina". En los meses que siguen, creará la línea de Patagonia que unirá, en adelante, las ciudades de Buenos Aires y Punta Arenas. Se edita su nuevo libro COURRIER SUD (CORREO DEL SUR).

El 7 de abril de 1930, recibe la dignidad de Caballero de la Legión de Honor francesa, por su labor en la aeronáutica civil. El 13 de junio, su compañero y amigo Guillaumet desaparece en vuelo en los Andes, a bordo del Laguna Diamante. A finales del verano, Benjamin Crémieux, que ha venido a América del Sur a dar una serie de conferencias, le presenta a Consuelo Suncin.

Vuelve a París en enero de 1931. En marzo, contrae matrimonio con Consuelo Suncin. El 31, la Compañía Aeropostale esta en quiebra. Desde mayo a diciembre, Antoine realiza varios vuelos nocturnos en la línea Casablanca-Port Etienne. En diciembre, recibe el premio literario Femina-Vie Heureuse por su obra VOL DE NUIT (VUELO NOCTURNO), que consigue un gran éxito en librerías. Vuelve a París, de vacaciones.

En 1932, Antoine vive ahora en París, en el nº5 de la "rue de Chanaleilles".

En febrero, vuelve a pilotar - esta vez hidroaviones- en la línea Marsella-Argel.

Se crea la Compañía "Air France" en 1933. Saint-Exupéry es, ahora, piloto de pruebas en la empresa "Société de Constructions Latécoère" y, al poco tiempo, piloto encargado de la recepción de las aeronaves. Sufre un nuevo accidente a bordo de un hidroavión Laté, en el mar, frente a la localidad francesa de Saint-Raphaël.

En abril de1934, "Air France" requiere sus servicios para unas misiones, en Francia y en el extranjero. Así, el 12 de julio sale de Marsella hacia Saïgon, en el sureste asiático. Sufre un nuevo percance con un hidroavión, y tiene que realizar un amerizaje forzoso en la desembocadura del río Mekong, cuando volaba hacia Angkor. Esta de regreso en Marsella el 22 de julio.

En el año 1935, se organiza una vuelta al Mediterráneo, para dar una serie de conferencias con Conty, el responsable del viaje, y Prévot, el mecánico a bordo del Simoun. Se realizan escalas en: Casablanca, Argel, Túnez, Trípoli, Benghazi, El Cairo, Alejandría, Damasco, Beirut, Estambul y Atenas. El 29 de abril, Saint-Exupéry viaja a Moscú para escribir un reportaje para el diario "Paris-Soir". En diciembre, protagoniza un nuevo "raid" París-Saïgon, a bordo del CAUDRON SIMOUN F-ANRY que acaba de comprar. El domingo 29, es el vuelo fatal: despegan de Benghazi a las 23 horas.

Cuatro horas mas tarde, su avión choca, a 260 km/h con la cumbre de una meseta, en el desierto de Libia, y es arrastrado unos 200 m sin volcar. Se les considera como desaparecidos.

El día 1 de enero de 1936, a las 18 horas, se les localiza por fin. Vuelve a París dónde publica el relato de su aventura en “L'Intransigeant” y graba, para la radio, ATERRIZAJE FORZOSO EN EL DESIERTO. Pocos meses después estalla la Guerra-Civil en España y, en agosto, Saint-Exupéry vuela a Barcelona, por cuenta del periódico parisino L'intransigeant, para realizar un reportaje sobre el frente de Lérida. A su vuelta, cambia de domicilio en París, y se instala en el nº15 de la Plaza Vauban. El 8 de diciembre, su amigo Jean Mermoz desaparece a bordo de su avión en el Atlántico Sur.

Saint-Exupéry le consagra varios artículos en la prensa y emisiones en la radio.

En marzo de 1937, nuevo periplo con su segundo SIMOUN, el F-ANXK. Itinerario: Casablanca, Tombuctu, Bamako, Dakar, Casablanca. En junio, el periódico "Paris-Soir" le requiere de nuevo para un reportaje, esta vez en Madrid. Siempre a bordo de su Simoun, realiza otro viaje a Alemania.

En enero de1938, sale para Nueva-York, a bordo del Ile de France. En febrero, intenta realizar una nueva proeza volando desde Nueva York a Tierra de Fuego. En Guatemala, sufre otro accidente: debido a una sobrecarga de las reservas de carburante, el avión se estrella al final de la pista. Herido de gravedad, vuelve el 28 de marzo a Nueva York dónde permanecerá convalescente durante unos meses, en casa del General Donovan. De vuelta a Francia, pasará una temporada en Agay, y en Suiza. El 14 de julio, embarca otra vez para Nueva York en el Normandie. En septiembre, sigue una cura en Vichy.

En 1939,es elevado a la dignidad de Oficial de la Legión de Honor. Su nuevo libro TERRE DES HOMMES (TIERRA DE LOS HOMBRES) sale en febrero. Elige nuevo domicilio en París, y se instala ahora en el nº52 de la "Rue Michel-Ange". Nuevo viaje a Alemania en marzo, esta vez en automóvil, interrumpido precipitadamente el día 15. El 29 de mayo, se encuentra en Parentis-en-Born, con Guillaumet, para dar los últimos toques al avión Lieutenant-de-Vaisseau París con el que va a intentar cruzar el Atlántico Norte, en un viaje de ida y vuelta, proeza que realiza con éxito entre los días 7 y 14 de julio. En agosto, pasa otra temporada en Nueva York y, el 26, se embarca de vuelta para Francia en el Ile-de-France. El 2 de septiembre, es la DECLARACION DE GUERRA. El 4 de septiembre, Antoine es enviado a Toulouse dónde se encarga de la formación de nuevos pilotos en el aeródromo de Montaudran. La autoridad militar lo declara "no apto" para realizar misiones de guerra, debido a su mal estado físico, por los numerosos accidentes sufridos. El 3 de noviembre, se incorpora al grupo de reconocimiento aéreo 2/33. Con aviones Potez 63/7 y Potez 63/11, realiza misiones de reconocimiento aéreo sobre Alemania y sobre la ciudad de Arras que le valdrán una mención del Ejercito del Aire y la adjudicación de la Medalla de Guerra. En diciembre, recibe el Gran Premio de la Academia Francesa por su libro TIERRA DE LOS HOMBRES y el National Book Award de Estados Unidos por su versión en inglés: WIND, SAND AND STARS.

En 1940, vuela, acompañado por Laux y Gelée, hasta Marignane, el aeropuerto de Marsella, para traerse tres Bloch 174 triplazas. El 29 de marzo, realiza su primera misión de guerra al mando de un Bloch 174. El 9 de mayo, le dan un permiso de 24 horas para ver a su médico en París. El 9 de junio, realiza su última misión de guerra.

El 20 de junio, a bordo de un avión Farman inacabado, se lleva pilotos, mecánicos y material de repuesto vario desde Burdeos hasta Africa del Norte. El 5 de agosto, desmovilizado, vuelve a Francia a bordo del Lamoricière. Pasa unos días en Agay.

En verano, se embarca en Lisboa en el Siboney; realiza el viaje con el cineasta francés Jean Renoir. El 5 de noviembre, vuelve a Argel, a bordo del Ville d'Alger. Permanece allí unos diez días. El 16 de noviembre, esta en Lisboa. El 27 de noviembre, su otro gran amigo Guillaumet es ametrallado y abatido con su avión cuando sobrevolaba el Mediterráneo. En diciembre, Saint-Exupéry sale para Nueva York.

En 1941, reside en el nº 240 de "Central Park". Posteriormente, pasa una temporada en California.

Su nuevo libro PILOTE DE GUERRE (PILOTO DE GUERRA), sale el 20 de febrero 1942. Del 1 al 5 de mayo, viaja a Canadá, dónde da varias conferencias. El 29 de noviembre, publica en el "New York Times Magazine" y en el "Canadá", de Montreal: "AN OPEN LETTER TO FRENCHMEN EVERYWHERE" (CARTA ABIERTA A LOS FRANCESES DE TODAS PARTES); el título original en francés de este texto es algo distinto: "VOULEZ-VOUS, FRANÇAIS, VOUS RECONCILIER?"(DESEAIS, FRANCESES, RECONCILIAROS?)...

En febrero de 1943, publica "LETTRE A UN OTAGE" (CARTA A UN REHEN). El 6 de abril, sale la que posiblemente sea su obra más divulgada: "LE PETIT PRINCE" (EL PEQUEÑO PRINCIPE, generalmente titulado, de forma poco acertada, EL PRINCIPITO por las editoriales españolas). Multiplica sus solicitudes para volver al servicio activo y por fin, el 4 de julio, integra como capitán el "7º Ejercito Americano". Pertenece al "3-rd PHOTOGROUP" con base en La Marsa, cerca de Túnez. El 21 de junio, realiza su primera misión sobre la Francia ocupada al mando de un LIGHTNING P-38. Es ascendido a comandante el 25 de junio. El 12 de agosto, vuelve otra vez a la reserva.

En 1944, ante su insistencia para volver, es enviado de nueva a su escuadrilla, a la que se incorpora, el mismo día, en su base de l'Alghero, en Cerdeña. Escribe para la revista Life su Carta a los jóvenes americanos a instancia del reportero John Philips, que hace las últimas fotos de Saint-Exupéry en la pista y en su avión, hoy en día las más celebres. El 14 de junio, realiza su primera misión desde su vuelta. El 17 de julio, la base se traslada a Borgo, cerca de Bastia, en Córsega. El 29 d julio, el coronel Chassin se encuentra con él en Argel y le aconseja que lo deje ya: lo puede hacer, con todos los honores, ya que el solo ha realizado mas misiones de reconocimiento fotográfico sobre Francia que cualquiera de sus compañeros, mas jóvenes, en un año. "Es imposible, le contesta Saint-Exupéry, me quedaré con mis compañeros hasta el final..."

El 31 de julio, es su última misión de reconocimiento sobre Grenoble y Annecy: su avión despega a las 8 h. 45. Dispone de carburante para 6 horas de vuelo. A la 14 h. 45, no había regresado...

El 3 de noviembre, a título póstumo, recibe los mayores honores del ejercito.

Antoine de Saint-Exuspéry: Hizo posible un doble y delicado equilibrio: entre la inmediatez de la experiencia vivida y el distanciamiento de la reflexión; entre la libre fantasía de una imaginación sin barreras y el preciso análisis de sensaciones y sentimientos minuciosamente registrados.

De un lado, la acción y la literatura constituyeron el anverso y el reverso de un único proyecto vital, que precisaba para su realización tanto del azar y la emoción del vuelo (piloto civil de líneas comerciales en Africa y Sud-América, voluntario en las Fuerzas aéreas de la Francia libre, Antoine encontraría la muerte en una misión bélica) como de la meditación sobre el significado último de una existencia comprometida en la aventura. De otro lado los libros que transmutan los recuerdos de los viajes aéreos en profundas meditaciones líricas.

EL PRINCIPITO.

El Principito es una de las obras más características de Antoine de Saint Exuspéry, en francés su titulo es “Le petit prince”, al castellano se tradujo como “El principito” cuando su traducción debería ser El pequeño príncipe ja que esto tiene un carácter más filosófico que la actual traducción ya que parece un cuento infantil, y la idea del autor no era hacer una cuento infantil sino una reflexión personal para que el hombre se encontrara a si mismo y encontrara sus valores, y nunca perdiera el espíritu de niño que hay en su interior.

“El principito”, protagoniza un libro en el cual el sentido de la acción, el valor de la amistad, el heroísmo como meta, la felicidad como el cumplimiento del deber y la responsabilidad como motor de una vida idealista mantiene existente la moral, parece encontrar su raíz y su meta en el mundo de la infancia, el añorado “planeta” del que todos los hombres han sido exiliados y sólo pueden regresar por medio de la fabulación.

EL EXISTENCIALISMO

Antoine de Saint Exupéry perteneció a la corriente filosófica del existencialismo, la cual fue dominante durante los años inmediatamente anteriores a la segunda guerra mundial y los que la han seguido.

El existencialismo parte del principio de que la descripción de la existencia del hombre concreto tiene prioridad en cualquier investigación acerca de su existencia.

En oposición a todo intento de considerar al individuo humano como todo ejemplo o realización de una idea, el existencialismo concede la primacía al desarrollo temporal del existir concreto, cuyo libre despliegue constituye la progresiva configuración de aquello que en lenguaje tradicional podría denominarse la esencia del hombre.

Aunque su remota inspiración procede del filósofo danés Kierkegaard (1813 - 1855), los factores que han promovido la eclosión del existencialismo son: los excesos de la ciencia y de las técnicas modernas que pretenden convertir al hombre en un mero punto de aplicación de sus conocimientos o de su rendimiento; la despersonalización consecutiva a la socioliberación integral de las actividades, y, en especial, la crisis económica, política y espiritual subsiguiente a la primera guerra europea y que precedió a un derrumbamiento universal de los valores morales.

En el existencialismo se valora enormemente la importancia del individualismo, cada uno de nosotros es un individuo único que vive solamente esta única vez. Lo que realmente importa es lo que tiene importancia para la existencia del individuo.

La verdad no es una “verdad” con V mayúscula, sino que lo que importa es encontrar una verdad para mí. (1) Es la existencia de cada una lo que es esencial, cuando el ser humano actúa, y cuando toma importantes decisiones, es cuando se relaciona con su propia existencia.

(1): Las verdades son subjetivas, las que realmente son importantes son personales y solamente esas verdades son “una verdad para mí”.

COMENTARIO DEL LIBRO

Saint-Exuspéry comienza el libro haciendo una reflexión sobre la importancia en el hombre de mantener el espíritu imaginativo-idealista. El autor refleja esto en el primer capítulo cuando nos habla sobre la “boa abierta, boa cerrada” que el hombre “normal” es incapaz de ver, siempre verá en el dibujo un sombrero.

Siempre tiene en cuenta su experiencia como piloto. El ser piloto, como dice él, le ayudó a conocer a mucha gente, a relacionarse con esta, a conocer geografía, a conocer mundo...

Insiste que las personas mayores siempre miran con los ojos y no con el corazón. Refleja muy bien en el libro esta idea ya que nos hace una parodia sobre el materialismo del cual es característico el hombre, que es incapaz de ver la belleza de “la casa de ladrillos rojos con geranios en las ventanas y palomas en el techo”, esta casa para el hombre no tiene valor si no se le dice que cuesta una determinada cantidad de dinero. También nos habla del descubrimiento del asteroide B 612, ya que es descubierto por un científico turco, y expone los resultados de su trabajo, pero como está vestido de turco nadie le hace caso por su apariencia, pero cuando se viste a la europea todos le hacen caso, exponiendo lo mismo.

Hay cosas que no se pueden dejar para más tarde. Nos pone el ejemplo de los baobabs. El hombre debe ser disciplinado, hacer las cosas cuando tocan “hay que dedicarse regularmente a arrancar los baobabs en cuanto se los distingue entre los rosales (...)si un baobab no se arranca a tiempo, ya no es posible desembarazarse del”.

El principito busca un planeta donde vivir una vida ideal, como en un paraíso platónico. Y en este planeta encontrará realmente lo que busca, la inocencia, la amistad y la pureza.

El principito busca una flor como la de su planeta que representa sus ideales y sus valores, cuidándolos y desarrollándolos poco a poco como una flor, en esta encontrara la felicidad.

Hay dos capítulos que a mí personalmente más me han gustado son el capítulo X y el capítulo XXI.

En el primero de ellos nos relata el encuentro del principito con un rey en un pequeño asteroide, en el diálogo entre ambos quiero destacar que se crea una relación personal entre ellos, la figura del rey, con su ansia de gobernar valoriza el sentido de la autoridad. El rey ordena pero debe ordenar cosas que no sean imposibles de realizar, sino que realmente sean posibles, “hay que exigir a cada uno lo que cada uno puede hacer”, “la autoridad reposa en primer término, sobre la razón”, sigue diciendo el autor en boca del rey, “si ordenas a tu pueblo que vaya a arrojarse al mar, hará una revolución. Tengo derecho de exigir obediencia porque mis órdenes son razonables”.

En este mismo capítulo encontramos también que nos habla del saber juzgarnos a nosotros mismos para saber juzgar a los demás, “te juzgarás a ti mismo le respondió el rey, es lo más difícil, es más difícil juzgarse a sí mismo que juzgar a los demás, si logras juzgarte bien a ti mismo eres un verdadero sabio”.

En el capítulo XXI nos relata el diálogo entre el principito y un zorro el zorro quiere que lo domestique, pero el principito no quiere, en la palabra domesticar pueden surgir dos significados arreglo al contexto totalmente diferentes, en uno de ellos domesticar significa crear un ambiente de superioridad hombre - animal, y en otro crear unos vínculos de amistad inamovibles, por eso en un primer momento el principito no quiere domesticar al zorro pero este le muestra que no por estar domesticado tiene que ser inferior al, por que lo que el zorro está buscando son los lazos de unión o amistad entre ambos, en cuanto se crean estos lazos el principito deja de ser uno más de los seres humanos existentes en el planeta y se convierte en alguien especial, el zorro le dice que “domesticar, significa crear lazos”. Ante esta idea de crear lazos el zorro se lo explica de la siguiente forma , “para mi no eres todavía más que en muchachito semejante a 100.000 muchachitos. Y no te necesito, y tu tampoco me necesitas, no soy para ti más que un zorro semejante a 100.000 zorros, pero, si me domesticas, tendremos necesidad el uno del otro, serás para mí único en el mundo, seré para ti único en el mundo”.

Continua diciendo el zorro insistiendo en la misma idea, “si me domesticas, mi vida se llenará de sol, conoceré un ruido de pasos que será diferente a todos los otros...tus ruidos me llamarán fuera de la madriguera, como una música”, a partir de estos lazos el zorro le dice que vera las cosas de otra forma y amará las cosas. En este capítulo el autor nos hace sentir la forma más pura sobre la concepción de la amistad, porque dice que en el mundo es muy difícil encontrar una buena y sincera amistad.

Opinion personal.

La lectura de este libro me a ayudado a conocer mejor el verdadero sentido de la filosofía, parece increíble de que manera en un libro tan pequeño se pueden decir tantas cosas diferentes y con tan gran sentido, este libro tiene una característica especial y es que es un libro de cuentos para niños y un libro de filosofía pura para los adultos.