El pianista sin rostro; Christian Grenier

Literatura contemporánea argentina. Novela infantil y juvenil. Música clásica. Argumento. Tema. Personajes

  • Enviado por: Joel
  • Idioma: castellano
  • País: Argentina Argentina
  • 6 páginas

publicidad
cursos destacados
Cómo montar un Ordenador
Cómo montar un Ordenador
En este curso te guiamos de una forma muy práctica y gráfica, para que puedas realizar el montaje de tu...
Ver más información

Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
El curso de Reparación de Telefonía Celular o Móvil está orientado a todas aquellas...
Ver más información


INTRODUCCIÒN

Al escuchar el nombre “El pianista sin rostro”, lo primero que se nos vino a la cabeza fue la idea de un pianista muy solitario, sin amigos, insensible, etc. Creíamos encontrarnos ante una aburrida novela para gente mayor, con características muy formales distintas a las de nuestra generación. Parecía ser una obra literaria con un vocabulario abundante pero a la vez complicado y frases difíciles de comprender. Pero por eso digo siempre que no hay que juzgar sin antes tener una idea de algo que se quiere leer.

DESARROLLO

La novela trata sobre un tema que me atrapó de manera impresionante: “La música clásica”. Relata la historia de una chica, llamada Jeanne Lefleix, que había perdido a su madre y a su padre. Sólo le quedaba su madrastra y su abuela. A través de una casualidad la joven asiste a un concierto de música clásica y descubre una gran afinidad entre ella y este género; esto se debió a la muy buena impresión que le había dejado el “pianista sin rostro” (Jeanne lo llamaba así porque en ningún momento del concierto le pudo ver el rostro). Después de haber buscado chicos con su mismo interés, conoció a un chico solitario llamado Daniel, con quien tuvo una larga historia de amistad por sus mismas preferencias. Con el pasar del tiempo, Jeanne fue aprendiendo cosas muy importantes de la música clásica a través de su amigo.

Después del concierto de Amado Riccorini al que Jeanne asistió; conoce por casualidad a Daniel en la escuela, quien le enseña sobre distintas obras clásicas y contemporáneas como por ejemplo: la “Wanderer”, de Schubert; la “Wanderer Fantasie” (1822), de Schubert. Franz Schubert fue compositor un austriaco. Nació en Viena (Austria el 31 de Enero de 1797.Admiraba profundamente a Beethoven pero a pesar de vivir en la misma ciudad, se negó siempre a entrar en aquellos círculos de la alta sociedad. Esto repercutió tanto en su obra como en su vida ya que nunca llegó a conocer la fama o el éxito. A pesar de ello, Schubert con Beethoven, establecen las bases de lo que será el Romanticismo. Podríamos decir que Schubert representa la esencia del primer romanticismo: el lirismo, la melodía y las pasiones. Schubert tenía solamente 31 años y acababa de matricularse para estudiar fuga. Pero una sífilis, complicada finalmente con una crisis tifoidea, lo llevaron a la muerte el 19 de noviembre 1982 sin haberse acercado nunca a su admirado Beethoven.

Otras obras nombradas son “Gaspard de la Nuit” (1908) y “Miroirs” (1905), de Maurice Ravel. Maurice Ravel nació el 7 de marzo de 1875 en Ciboure, una pequeña ciudad de los pirineos bajos. Algunos biógrafos se aventuran a determinar que su ascendencia vasca y su infancia repleta de antiguas canciones españolas marcaron su producción musical. Otros tantos lo desmienten argumentando que pasó la mayor parte de su vida en Francia, y más concretamente en París. Como todos los grandes compositores, Ravel tiene infinidad de registros en su expresión de la música, y en estas obras de amplia factura tenemos a

un Ravel lleno de energía y poder, con pleno dominio de la orquesta, que no parece tener nada que ver con el Ravel intimista y delicado. Los últimos años de Maurice Ravel fueron una verdadera tortura. Era casi un muerto viviente, incapaz de comunicarse con el exterior. Insomnio, fatiga, pérdida de movimiento en las manos, fases de amnesia y afasia. Pero al mismo tiempo perfectamente consciente de que estaba perdiendo vocabulario, que era incapaz de recordar como se escribía una carta y que miraba impotente a los muchos admiradores que le tendían un papel y un lápiz en busca de un autógrafo. Se pasó toda su vida intentando ocultar, sus propios sentimientos y tuvo como mayor virtud la imposibilidad de demostrar nada que no fuera impasible. Cuando por fin los médicos decidieron operarle, para intentar abrir la espesa niebla que rodeaba su cerebro, sólo consiguieron sumergir a Ravel en una dulce agonía de ocho días, tras la que murió, el 28 de diciembre de 1937.

Y muchas otras obras importantes en el ámbito de la música clásica [...]. También fue Daniel quien la llevo a un concierto de la obra completa para piano de Franz Schubert por Amado Riccorini; quien resultó ser maestro del “pianista sin rostro”, el que intrigaba tanto a Jeanne y a los periodistas que no sabían como hacer para conocer la identidad de esta persona con el seudónimo “Paul Niemand” [que significa anonimato en alemán].

Jeanne es una típica joven “caprichosa” de 15 años, que según algunos psicólogos es normal ver estas características en adolescentes de esta edad. Como también fue normal que Jeanne comience a experimentar cambios psicológicos con respecto a las relaciones amorosas con chicos. Esta edad, para algunos psicoanalistas, es la etapa de la vida más difícil porque no se sabe bien a lo que se quiere llegar en cada uno de los actos. Por eso, el famoso novelista Christian Grenier dio como una de las principales características de Jeanne a la “rebeldía” y a querer hacer todo lo que le pasara por su cabeza.

Al mismo tiempo que la joven comenzaba el aprendizaje y conocimiento de la música clásica; además de ir descubriendo parte de su historia personal y familiar, también comienza a recorrer el camino de la amistad y el amor. Un camino que, por supuesto, esta lleno de idas y venidas, de dudas y certezas, de encuentros y desencuentros. Este personaje con el que Jeanne se relaciona amorosamente es un chico llamado Daniel Dhérault, lo conoció en un banco de la escuela y desde entonces empezaron a ser buenos amigos.

Con respecto a su madrastra, tenían una relación buena pero a la vez conflictiva desde la vista de Jeanne porque le molestaba mucho el hecho de que no le haya contado nada de su padre (Oscar Lefleix, quien componía fragmentos inconclusos de música clásica y era ingeniero de sonido) y por el hecho de que siempre tenía que estar rogándole para poder obtener un permiso para dirigirse a algún sitio. Por el contrario, su abuela Oma siempre trataba de ver feliz a su nieta, de cumplirle todos los deseos.

Si había alguna incógnita en la cabeza de Jeanne era la de saber la identidad del “pianista sin rostro” (quien tocaba fragmentos parecidos a los de Oscar Lefleix), ocultó su identidad hasta cuanto pudo. Este momento llegó después de una larga espera por los seguidores del solista quienes reclamaban que se saque la peluca. Este hecho ocurriría en un concierto al que Daniel había invitado a Jeanne; una vez en el concierto Daniel le dijo que volvería enseguida y salió de la sala al ver que Daniel no volvía Jeanne se empezó a incomodar. Una vez finalizado el concierto Jeanne se llevó una gran sorpresa, el pianista sin rostro era, Daniel.

Cuando el público hizo silencio el explico que lo que él tocaba eran fragmentos de Oscar Lefleix. En ese momento Jeanne subió al escenario para abrazar a Daniel. Su verdadero pianista y por sobre todo su verdadero amor.

CONCLUSIÓN

Cuando empezamos a leer este libro, nos dimos cuenta de que lo que habíamos estado pensando acerca de este libro estaba totalmente equivocado. Esta novela nos enseña a buscar nuestra verdadera identidad, lo que verdaderamente nos gusta y, a la vez nos entretiene y divierte; la enseñanza que nos deja es que hay que esmerarse en lo que verdaderamente nos destacamos para ser cada vez mejor en alguna capacidad en la que sobresalimos.

Creemos que esta novela es muy buena para chicos adolescentes porque al leerla, nos sentimos identificados con las características psicológicas de la protagonista. Por eso y por lo que se disfruta leyendo una novela de Grenier, la recomendamos.

MONOGRAFÍA

'El pianista sin rostro; Christian Grenier'

Materia: Lengua

Tema: Novela “El pianista sin rostro” de C. Grenier

Lugar: Paraná, Entre Ríos

Fecha: 19/11/2004

INDICE

Portada .............................................................................................. 1

Introducción ...................................................................................... 2

Desarrollo ......................................................................................... 3

Conclusión ........................................................................................ 4