El perro del hortelano; Lope de Vega

Literatura barroca española. Teatro barroco del Siglo de Oro. Nueva comedia nacional

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 17 páginas
publicidad
publicidad

INDICE

Características del teatro barroco 2

1. Rompe con las tres unidades del teatro clásico 4

2. División de la obra en tres actos 7

3. Uso del verso como lenguaje dramático 8

4. Mezcla de tragedia y comedia 9

5. Los personajes principales 10

6. Pluralidad temática 13

7. La misión del teatro barroco 14

Conclusión 15

Bibliografía 16

CARACTERÍSTICAS DEL TEATRO BARROCO

  • Rompe con las tres unidades del teatro clásico: acción, tiempo y lugar. En la comedia nueva la acción puede durar más de un día y transcurrir en lugares diferentes. Sólo se mantiene la unidad de la acción, aunque ahora la trama es más compleja y está integrada por una acción principal y varias secundarias.

  • División de la obra en tres actos: coincidiendo cada uno con la exposición del asunto, trama y desenlace para mantener el suspense y el interés del público hasta el final de la obra.

  • Uso del verso como lenguaje dramático: utilizando diferentes metros y estrofas. A menudo se incorporan canciones populares y bailes dentro de la representación de la obra.

  • Mezcla de tragedia y comedia: Se rechaza la separación entre tragedia y comedia y se entremezclan para formar la tragicomedia.

  • Los personajes principales están vistos desde fuera y no tienen psicología individual. Su misión es dar expresión a unos sentimientos y comportamientos previstos por el código teatral.

  • Los más importantes son:

    - El galán y la dama: son los caracteres principales de la obra y alrededor de ellos gira la acción principal. Él es el modelo de caballero y ella es hermosa y dulce.

    • El criado o gracioso: este personaje es la creación más importante del teatro barroco. Es la contrafigura del caballero y se caracteriza por su humor idealista - realista que realza los fallos del caballero. Es protagonista, junto con la criada, de la trama secundaria, paralela a la primera.

    - El rey: hace justicia.

    - El villano: habitante de la villa que representa el campo. Casi siempre suele ser idealizado.

  • Pluralidad temática: temas históricos, mitológicos, religiosos, pastoriles, etc. Aunque siempre presentes el amor, los celos, el honor y la honra.

  • La misión del teatro barroco: no sólo era entretener, sino también enseñar moral y política, pero a través del placer o la diversión.

  • 1. Rompe con las tres unidades del teatro clásico

    ACCIÓN

    Es una trama sólida que narra, más o menos, en orden los acontecimientos ocurridos en los diferentes actos.

    En el perro del hortelano es más compleja que en el modelo de obras del teatro barroco: se entremezclan la trama principal con las secundarias.

    En este caso la trama principal son los acontecimientos que ocurren en torno a la relación entre Diana y Teodoro.

    ”Es el amor común naturaleza,

    mas yo tengo un honor por más tesoro

    ( ...)

    porque quisiera yo que por lo menos

    Teodoro fuera más para ignorarme.

    (...)”

    y, odio

    “Daros, por sucio y grosero,

    estos bofetones”

    y celos,

    “dame consejo, Teodoro

    (...)”

    (para que Diana elija entre dos de sus pretendientes), hacia Teodoro y también de Teodoro hacia Diana y Marcela

    “Cuando le quiere me dejas,

    cuando me deja me quieres”

    Los personajes de la trama primera, Teodoro y Diana, se ven envueltos con los de la secundaria para darle un final, en este caso, feliz. En la primera, Marcela, el primer amor de Teodoro, se venga de Anarda, quien le habló a Diana de su relación con Teodoro:

    “Anarda ¿no quiere a Fabio?

    Si quiere

    Pues de los dos

    Me vengo

    (...)”.

    Sin embargo con Teodoro sigue más o menos relacionada:

    “Los brazos te quiero dar

    y yo a los tuyos asirme”

    Y aunque todavía lo quiere, también le da celos. Y en torno a Teodoro también gira Tristán, muy leal hacia él, dándole consejos y solucionándole su problema. Alrededor de la condesa giran (se mueven) sus dos pretendientes: Ricardo y Federico

    “Los dos que de aquí se van

    ciegos de tu amor están”

    Estos quieren matar a Teodoro para hacer que se decida por uno de ellos

    “nos ha obligado, al conde Federico

    y a mi (Ricardo), para saber si seréis hombre

    para matar a un hombre”.

    Se lo encargan a Tristán, el mismo que estaba ayudando a Teodoro a casarse con la condesa: hizo creer al conde Ludovico que Teodoro era su hijo, el que se había marchado a Siria. Ludovico enseguida se lo creyó y se entusiasmó

    “Bien se entrecas

    el engañifo1

    Y así es como Teodoro llegó a ser noble y el honor de la condesa no desapareció.

    Al final de las tramas todo sale bien para nuestros principales protagonistas:

    “porque agora serás mío (Teodoro) y esta noche he de casarme

    contigo”.

    Teodoro casa a Tristán:

    “Mi criado

    (...)

    le caso con Dorotea

    pues ya que su señora casó a Fabio con Marcela”,

    Final no tan feliz para Marcela que, desde mi punto de vista, todavía quería a Teodoro. Aunque peor final tuvieron Ricardo y Federico que no se casaron.

    TIEMPO

    La obra se desarrolla en varios días, semanas o hasta, incluso, meses. Tiene escenas nocturnas

    “¡Hola! ¿Todos duermen ya?”

    y matutinas

    “antes de las doce de la mañana”

    y, también, en la sobremesa

    “como en días de cartas dilatada

    visita”

    LUGAR

    Tiene muy diversos escenarios, desde la puerta de una taberna hasta el jardín o las escaleras de la casa de la condesa.

    2. División de la obra en tres actos

    La obra está dividida en tres actos. El primero coincide con la exposición de lo que más tarde se desarrollará en el segundo acto y terminará en el tercero.

    En el segundo acto se mezclan los asuntos expuestos en el primer acto. En el tercero se pone fin a todos los temas tratados anteriormente por el autor de la obra.

    3. Uso del verso como lenguaje dramático

    Dentro del propio libro aparece una estrofa en la que un grupo de personas parecen cantar. Si estuviéramos viendo la obra en el teatro seguro que les oiríamos cantar lo siguiente:

    “¡Oh quién pudiera hacer, o quién hiciese

    que en no queriendo amar aborreciese”.

    También se hace referencia a otras canciones.

    Se citan metáforas:

    “que yo veré a mi Apolo”2

    y frases hechas:

    “a César o nada, dijiste,

    y todo César, lo fuiste,

    pues fuiste César y nada” 3

    También comparaciones: Tristán compara a los amantes con las recetas de los boticarios.4

    El autor utiliza los diferentes versos para la ironía, para hacer chistes y para realzar el significado de algunas palabras de final de verso, como en este caso las dedicadas al marido:

    “pues dile que ha venido

    nuestro nuevo señor y tu marido”.

    También con los versos expresa el estado de humor de los personajes o las situaciones dramáticas.

    4. Mezcla de tragedia y comedia

    En esta obra el autor ha introducido estrofas trágicas como cuando los dos personajes principales reflexionan sobre sus sentimientos y si son recíprocos o no. El resto de la obra, es más o menos, una parodia desde que Diana se enamora de Teodoro creyendo que éste había estado observándola mientras dormía:

    “en darme a entender que fui

    el que embozado salí

    anoche de su aposento”

    hasta la manera en que Teodoro resulta ser noble.

    5. Los personajes principales

    El comportamiento de los personajes es conducido por sus sentimientos o por querer ascender de categoría social como en el caso de Teodoro.

    - El galán y la dama

    No son los típicos modelos de dama que espera al caballero. Ella es una dama valiente con varios pretendientes que da el primer paso parra hacerle ver a Teodoro que le gustaba. Es de carácter fuerte y, creo, que de esas entonces no había muchas. Aunque también, muchas veces, se dejaba llevar por su honor y le daba largas a Teodoro:

    “De haber pensado me pesa

    que pudo tenerme amor;

    que nunca tan alto

    azor se humilla en tan baja presa”

    También en la misma obra se la llama hermosa5., altiva6, desdeñada:

    “tú en desdeñarlos, excedes”

    Del mismo modo se le llama fea, recia, bachillera y cuitada7.

    El galán, tampoco es el típico caballero que va en busca de la amada, aunque si lo hace, va en busca de Marcela, pero es cazado por la condesa, y por su dinero, pero no por su amor del cual aún es Marcela su dueña. Teodoro no es noble y su sueño, como el de todos los pobres, es ascender de categoría, que era algo casi imposible, y cuando lo tiene al alcance de la mano abandona a su amada por el dinero y la honra. Por ello, Marcela, su amada, le llama majadero.

    En la obra aparecen los que en teoría tenían que haber sido los galanes: Federico y Ricardo. Los dos nobles y “enamorados” de la condesa

    (y de su fortuna). Estos si que van a buscar a su “amada”, pero son

    rechazados y llamados:

    “loco y necio8

    respectivamente. Y qué razón tenía porque son los que quieren matar a Teodoro que les había quitado su puesto frente a la condesa. Al final se quedan sin postre.

    - El criado o gracioso

    En esta obra es Tristán, el fiel compañero y amigo de Teodoro. Le ayuda a tomar sus decisiones con respecto a sus sentimientos de una forma un tanto peculiar. Bastante inmerso en la trama principal porque sin su treta, Teodoro no se podría haber casado con Diana. Al final lo casan con Dorotea.

    - El rey

    La figura del rey no está identificada como tal, pero en esta obra la justicia la tratan de impartir a su modo Ricardo y Federico.

    - El villano

    Según mi definición los villanos serían los sirvientes de los distintos nobles que aparecen en la obra. Los más destacados son:

    Marcela: Primera amante de Teodoro en la obra. Ella y él se adoraban pero en cuanto se interpuso la condensa entre ellos, su relación se basó en rupturas por causa de la condesa. Celos y venganza por parte de ella con Fabio. Se vengó de él y de Anarda a la vez. Al final se casó con Fabio.

    Anarda: Le comunicó a la condesa la relación que mantenían Marcela y Teodoro.

    Anarda quería a Fabio y por eso Marcela también se vengó de ella a la vez que de Teodoro al acostarse con él.

    Otro personaje fundamental, aparecido por sorpresa, es el conde Ludovico. Sin su participación en la obra y, sin su hijo perdido y encontrado

    en la figura de Teodoro, no se hubiera podido dar un final feliz a la misma.

    A este personaje no lo he sabido incluir en ningún punto porque no tiene relación de ninguna clase con los personajes que, en los puntos anteriores, se citan, excepto con Teodoro. Y al no ser una relación amorosa no he creído conveniente unirlo al primer apartado.

    6. Pluralidad temática

    El tema más frecuente es el amor aunque los celos le siguen muy de cerca. El honor está representado en Diana. También en sus pretendientes que son deshonrados al no ser elegidos por Diana frente a Teodoro, un secretario de inferior categoría social que ellos.

    Y como ya he citado antes, también se hace alusión a la mitología; aparecen personajes históricos, como Marco Aurelio, Virgilio9 y César10; se citan refranes, comparaciones y metáforas.

    7. La misión del teatro barroco

    Una de las características del teatro barroco es entretener, que esta obra cumple pareciéndose a una telenovela por el lío que hay entre Teodoro y Diana y entre sus correspondientes amores, ahora te quiero, ahora no; o ahora te doy celos, o me muero por tus huesos. Esto llevado a la televisión, pienso que vendería mucho porque lo verían muchos telespectadores. De hecho, creo que la mayoría de las telenovelas tienen este mismo formato: un amor imposible que termina bien: con la unión de ambos y con el consentimiento de su relación. También tienen este mismo formato muchas leyendas o historias románticas.

    Otra característica es enseñar moral y política. Esta obra mucha moral no aporta. En primer lugar, porque la condesa está indecisa al querer a un hombre de inferior categoría social. No quiere rebajarse, pero para mí el amor no tiene fronteras, y no debería tenerlas. En segundo lugar, el peor ejemplo de moral está en el engaño ideado por Tristán:

    “El conde Ludovico,

    caballero ya viejo, habrá veinte años,

    que enviaba a Malta un hijo de tu nombre,

    (...)

    este ha de ser tu padre, y tú su hijo,

    y yo lo he de trazar”

    Pero en esta obra no sólo hay mentiras, también intento de asesinato por parte de Federico y Ricardo a Teodoro para quitarse de en medio un rival directo por la lucha del amor de Diana.

    La obra si que entretiene porque es muy dinámica a los ojos del espectador y del lector y narra las cosas directamente, no como en la poesía que he leído antes que estaba llena de sentimientos y de metáforas indescifrables

    CONCLUSIÓN

    Esta obra cumple, según mis criterios, con todas las características del teatro barroco, menos con dos.

    La primera está relacionada con los personajes. No son los típicos caballero, dama, rey o villano. El único que está bien representado es Tristán. El resto: Teodoro, no es caballero, por lo tanto, no es lo bastante bueno como para casarse con la dama, en este caso representada por Diana, la cual tampoco está idealizada al no caer sobre los pies de un caballero, sino todo lo contrario, tiene que ir en busca de su amor y conquistarle, aunque gana muchos puntos por su fortuna. El rey no está representado y tampoco el villano, aunque podríamos calificar a Ricardo y a Federico como reyes porque se toman la justicia por su mano y, como villanos, porque el villano siempre suele ser el malo.

    Tampoco creo que sea una obra para dar ejemplo de moral al mentir por parte de Tristán, Furio y Teodoro y al intentar matar a un hombre para conseguir un fin.

    BIBLIOGRAFÍA

    Vega, L. de, El Perro del Hortelano. Ed. Castalia. Madrid, 2000

    V.V.A.A. Lengua castellana y literatura 1º BCT. Ed. Espasa. Madrid, 2000

    V.V.A.A. Lengua y literatura 4ª BCT. Ed. Teide. Barcelona, 1970

    V.V.A.A. Enciclopedia Larousse Universal. 1985

    1 Furio y Tristán disfrazados de fenicios hablaban un griego muy castellanizado el cual se entendía con facilidad. Vega, L. de,. El perro del hortelano. Ed. Castalia. Madrid, 2000

    2 Ibid. pag. 59

    3 Ibid. pag. 85

    4 Ibid. pag. 83

    5 Ibid. pag. 71

    6 Ibid. pag. 89

    7 Ibid. pag. 110

    8 Ibid. pag. 94

    9 Ibid. pag. 69

    10 Ibid. pag. 85