El mozárabe; Jesús Sánchez Adalid

Literatura española contemporánea. Siglo XXI. Narrativa. Novela histórica. Argumento. Personajes. Sociedad cordobesa. Cultura musulmana

  • Enviado por: Paki
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 4 páginas

publicidad
cursos destacados
Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información

Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información


El libro cuenta la historia de la sociedad cordobesa en la segunda mitad del siglo X. Sobre todo se centra en la vida de dos personajes de muy diferente índole: Asbag, un mozárabe que convivía pacíficamente con los musulmanes cordobeses, y Abuámir un musulmán estudiante y emprendedor con ansias de poder. Ambos se conocen en una cena que se celebra con motivo del regreso del tío de Abuamir tras su peligroso viaje de de peregrinación a la meca. Su relación crece cuando Abuamir lleva un importante códice para que Asbag lo copiara en su taller.

Abuamir vivió con su tío hasta que se cansó de sus aburridas historias sobre la meca y sus constantes rezos, fue entonces cuando se marcho de casa sin despedirse y decidió buscarse la vida por si solo. Se dedicó a llevar las cuentas de un almacén de telas, hasta que acabó sus estudios. Cuando se dirigió emocionado a darle la buena noticia del final de sus estudios, éste le comunica la muerte de su padre; es entonces cuando Abuamir emprende su viaje hacia Torrox, su ciudad natal. Toda su familia lo espera para llevar a cabo el entierro de su padre. A partir de entonces hereda los cargos de su padre. Se producen robos de piratas en la costa y él con su astucia logra capturarlos a todos, debido a esto comienza a contar con la confianza del visir de Málaga. Cuando muere Abderramen, su sucesor Alhaquen, llama al visir de Málaga para que lo ayude y para darle trabajo en la Medina Zahra. El visir pide a Abuamir que lo acompañe, ya que Córdoba es la principal ciudad del califato, y el visir está seguro de que el joven llegará lejos. Poco después de llegar a Córdoba, llaman a Abuámir para administrar los bienes de la esposa del califa, que se sentía deprimida por no poder ejercer de su labor de madre y gracias a la persuasión de Asbag lograron sacarla del palacio. Es cuando Abuamir comienza a escalar para conseguir el poder máximo. Comienza a sentirse fuertemente atraído por la belleza de Subh, y esto hace que haga todo lo que esté en su mano para conseguir conquistarla, también consigue la confianza de los eunucos para que estos le hagan aproximarse a Subh. Después de conocer al califa, éste lo nombró una persona de confianza e hizo que pudiera atravesar la puerta que separaba su estancia de la de Subh. Así el lo tuvo más fácil para conquistarla y acabó teniendo relaciones con ella, la hizo más feliz que nadie. Después lo mandaron a encargarse de la Tesorería de Córdoba, es decir de las riquezas del califa; él las cuidó con mucho esmero y al final logró que lo nombraran visir de Sevilla. Allí para comenzar su mandato organizó una fiesta, que cayó en descontento a otros mandatarios del reino, que después se agradaron de su mandato. Esto provoco que él se ausentara de Córdoba durante mucho tiempo. También fue recomendado a ejercer un duro cargo del ejército, para esto tuvo que asistir a una especie de academia militar, en la que lo prepararon físicamente, allí al principio tuvo problemas por su mayoría de edad sobre el resto, pero luego logró destacar y ganárselos a todos. Además tuvo un altercado con el jefe, que pudo costarle la vida. Luego él ayudo al jefe a matar a un oso, esto lo hizo más popular aún. Después volvió a Córdoba, Subh se alegro mucho de verlo. Entonces Abuámir va a África a luchar en unas batallas, y vence en todas. Unos compañeros hacen rehenes a unas mujeres, para que ellos pudieran tener relaciones sexuales con ellas; Abuámir se enamora de una de ellas y prohíbe a los demás que la toquen. Al final se casa con ella. Cuando retorna a Córboda con tanto poder, logra conseguir el cargo de califa y accede al trono como el legendario Almanzor.

Asbag, comienza como copista en el taller de copia de Córdoba, que después llegó a dirigir. Un día fue llamado por Alhaquen para que le tradujera un libro. Al obispo le resultó tan perfecto el trabajo, que lo introdujo en el taller de copia de Zahra. Asbag llevo a todo su equipo con él. Allí el fue cogiendo confianza con el Califa, y cuando el obispo murió, Asbag fue nombrado obispo de Córdoba. Tenía una ilusión y era peregrinar a Santiago, donde estaba enterrado el Apóstol Santiago, pero esta no la llevó a cabo hasta después de tres intentos. El califa fue cogiendo confianza con Asbag más que había tenido con nadie antes. El primer favor que el califa le pidió fue que hablara con una cristiana de su harén para poder tener más relación con esta. Finalmente lo consigue y Alhaquen se acaba casando con ella, la cual le da un hijo que será el heredero. Se comenzó a rumorear que los reinos del norte, tras la liberación de un preso, querían invadir Al-Andalus (esto ocurrió después de la muerte del califa Abderrahmen y el trono fue ocupado por su hijo Alhaquen). Justo antes de que Asbag intentara emprender su nuevo intento de peregrinación a Santiago de Compostela, fue llamado por el califa para que fuera a negociar la paz a los reinos del norte. En su viaje con el juez Walid va negociando con cada uno de los reinos del norte para conseguir la paz. Un rey desheredado pidió ayuda al reino musulmán para recuperar su trono, se le prometió esa ayuda, pero entonces vieron que si mandaban un ejército entrarían en guerra, por lo que decidieron tratarlo como a un rey y retrasar una y otra vez el ataque para que no pensara que no lo iban a hacer. Al ver que el rey destronado seguía intentando convencerlos para que cumplieran su promesa apareció muerto envenenado, seguramente por parte de alguien del reino musulmán. Eso desencadenó la guerra, los moros iban ganando la guerra constantemente hasta que hubo una paz no formulada, es decir, dejaron de atacarse unos a otros. Posteriormente Asbag retomó su idea de peregrinar a Santiago, se fueron todos y cuando quedaban dos días de viaje para llegar fueron asaltados por los bárbaros y Asbag y otros fueron hechos prisioneros, el resto fue asesinado. Intentaron vender a Asbag como esclavo en una ciudad, allí descubrieron que era obispo y nadie quería comprarlo. Unos monjes de un monasterio cercano lo compraron para que no lo matasen, permaneció mucho tiempo esperando (un año) a que un mercader amigo suyo volviese de comerciar para llevarlo de vuelta a Granada. Ayudó mucho a los monjes con sus libros, ya que el era copista y pasó momentos agradables. Llegó Luitprando y le pidió que lo acompañara a Constantinopla para que acabaran con la guerra uniendo a dos herederos en matrimonio. Allí uno de los que va con Luitprando tiene relaciones con una mujer que se hace pasar por heredera, la gente se entera y para que ella no pierda la honra se la llevan a Roma para que se haga pasar por heredera. Se casa con Otón II y logra la unión de los reinos. De camino a Roma murió Luitprando y lo llevaron en una caja escondido hacia Roma, pero la caja se abrió y tuvieron que tirarlo al mar. Llegaron a Roma y tuvo lugar el matrimonio. Regresa Asbag a Córdoba y se encuentra con que han nombrado obispo a Juan, el hijo del juez Walid y con la noticia de que los cristianos del norte y los musulmanes querían destruir la catedral de Santiago. Viajó hacia Santiago para intentar impedir que destruyeran la catedral, tan solo puedo impedir q destruyeran el sepulcro del apóstol.

PERSONAJES IMPORTANTES EN LA NOVELA

Asbag: era un mozárabe, que convivía con los musulmanes en Córdoba, era copista en un taller; gracias a su confianza con el califa se convirtió en Obispo de Córdoba. Ayudo al califa en muchas de sus acciones, y siempre buscaba la paz para su reino.

Abuámir: era un musulmán que fue escalando poco a poco en el poder, hasta llegar a lo más alto. Conquistaba a todos con su sonrisa y su buen humor.

Alhaquen: Califa de Córdoba después de la muerte de su padre, era todo lo contrario a su padre, era educado, culto y estaba más pendiente de los libros de su biblioteca que de las batallas que debía ganar el reino. Apostaba por la paz, y tomó mucha confianza con Asbag y más tarde con Abuámir.

Juez Walid: persona de confianza de Asbag que compartió con él muchos momentos como la consecución de paz con los reinos del norte, juntos compartieron muchas conversaciones y muchos logros, la pena es que no pudo acompañarlo a Santiago a la peregrinación, por su estado de debilidad.

Subh: La favorita del califa y su única esposa, le dio sus dos hijos. También se empezó a sentir deprimida y gracias a Asbag la sacaron de la Medina. En la Alcazaba a la que la llevaron comenzó a sentirse más feliz y se enamoró de Abuámir que la hizo todavía más feliz. En cuando a aspecto físico era muy bella con unos cabellos dorados y ojos claros.

Otros personajes, son:

  • Los eunucos de confianza del Califa

  • Abderramhen

  • Luitprando

  • Juan (el hijo del Califa)

  • El visir de Málaga

OPINIÓN PERSONAL

En nuestra opinión este libro está muy logrado y nos ha ayudado a conocer un poquito más de la cultura musulmana del siglo X, de esos musulmanes que tanto aportaron a la península y a nuestra cultura actual. Hay que destacar la gran extensión de la obra, a veces un poco liosa a por haber tantos personajes, y también el mezclar capítulos entre la historia de Asbag y Abuámir.

Aún así, es una obra recomendable de leer, muy entretenida, debido a que engancha y una vez que se empieza, no se puede dejar de leer.