El gato negro; Edgar Allan Poe

Literatura universal contemporánea del siglo XIX y XX. Narrativa de misterio y terror. Argumento

  • Enviado por: Nosequé
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 4 páginas

publicidad

EL GATO NEGRO

Personajes:

Los personajes principales son:

El protagonista de El gato negro, que es el hombre al que le sucede todo lo relatado. Es un personaje redondo puesto que he evoluciona a lo largo de la obra. Los antagonistas son ambos gatos y también son personajes redondos.

Los personajes secundarios son:

La mujer del protagonista y la policía. Ambos son planos porque no evolucionan.

Técnicas narrativas:

Orden: La estructura es retrospectiva porque empieza en el presente (día anterior al que le van a matar relatado desde la cárcel), y vuelve al pasado (infancia) para seguir con la historia.

Tiempo: El tiempo externo es desconocido porque no el autor no da datos.

El tiempo interno es toda la vida del protagonista, desde su infancia hasta el día en que va a morir. En el texto hay elipsis en las que pasa de un tiempo a otro más interesante. Así pasa de hablarnos de su personalidad en la infancia a hablarnos de cuando se casa.

Hay suspense que se ha logrado a base de explicar los sentimientos de terror y rabia del protagonista, y por dejar cabos sueltos que hacen que lo pensemos, cuando asesina al gato luego aparece un dibujo en una pared, o que el gato nuevo pierde el ojo como el anterior, y que una mancha refleje un patíbulo.

Narrador: El punto de vista del narrador es interno porque es el propio protagonista el narrador de los hechos, no es omnisciente.

Descripción y diálogo: Al principio nos anticipa que va a morir y nos describe que no está loco. Describe su carácter en la infancia, su relación con su mujer y con los animales. Como va degradándose, y sus sentimientos de odio al gato y a la humanidad. Lo que siente al agredir, y matar al gato y a su mujer. El júbilo que siente al deshacerse del gato y la rabia al ser descubierto el cadáver de su mujer y el gato.

En los diálogos solo hay uno de estilo directo que es el que realiza con los policías y en el que se descubre el pastel.

El resto del texto es un diálogo de estilo indirecto.

Tema:

Los temas de El gato negro son la muerte, los sentimientos y las supersticiones. Estos temas están entrelazados entre sí, el protagonista va evolucionando cuando sus sentimientos afectivos hacia los animales y su mujer, pasan a ser sentimientos de rechazo y repulsa de ambos. Cuando al protagonista se le presenta la muerte que el mismo ha provocado surgen los remordimientos del acto, los sentimientos de culpa. Todo el argumento transcurre en torno a la evolución que sufre el protagonista y la relación con su mascota, un gato negro. El protagonista acaba asesinándole y las supersticiones de su acto hacen que desee tenerlo otra vez adoptando a otro parecido. Este último acaba desquiciándolo por completo, aumentando las supersticiones que hacen que crea que es la reencarnación de su antigua mascota, que acaba vengándose con el asesinato con las propias manos del protagonista de su mujer, el protagonista intenta ocultar esta muerte pero el gato rematando su venganza hace que se descubra todo. El protagonista va sufriendo un proceso de demencia creciente a medida que transcurre la obra.

El título alternativo que propongo es: Arañazos del pasado, porque se refiere a como el pasado reaparece y como el protagonista maltrataba al gato y este se intentaba defender.

Estructura interna:

Introducción: El protagonista va a morir al día siguiente y relata las causas de su condena, que es todo lo siguiente. Relata como en su infancia sentía gran afecto por los animales y su humanidad. Se casa y convive en su hogar con multitud de animales. Su mascota predilecta es un gato llamado Pluto, con el tiempo el protagonista cambia de carácter convirtiéndose en una persona más irritable y malhumorada, sufriendo el propio animal las consecuencias.

Clímax: En un momento el protagonista está borracho y pierde los nervios sacándole un ojo al animal. A continuación las cosas vuelven a lo anterior, el protagonista sigue igual de amargado pero aumenta más con la irritación y los impulsos que le produce el gato. Así una mañana le ahorca en un árbol del jardín con gran sentimiento de culpabilidad. Esa misma noche se produce un incendio en su casa destruyendo sus escasos bienes. Toda la casa queda derruida excepto una pared en la que aparece la figura de un gato. Al protagonista le viene un sentimiento de terror que disminuye con un razonamiento lógico que no consigue dejarle la conciencia tranquila. En el tiempo posterior, el protagonista no deja de sufrir el remordimiento por lo que hizo, y echa de menos la presencia del animal. Un día encuentra a un gato parecido a Pluto que tiene una mancha blanca en el pelo, y que le sigue convirtiéndose en un miembro más de la familia.

Al día siguiente el gato aparece tuerto y empieza a seguir y acosar al protagonista. Este empieza a sentir antipatía por la nueva mascota y a sentirse agobiado porque le sigue por doquier. Su odio y repulsa crece enormemente al descubrir que la mancha blanca del gato se había hecho más nítida y mostraba la imagen de un patíbulo.

Un día el protagonista baja al sótano y el gato le sigue por la escalera, con lo que casi provoca un accidente. Esto le lleva a coger el hacha e intentar matarlo, pero su mujer se lo impide y el protagonista loco de rabia asesina a su propia mujer. A continuación esconde el cadáver en una de las paredes del sótano y busca al gato, pero este no aparece y el protagonista a pesar de su reciente asesinato se siente por fin aliviado.

Desenlace: Días después del asesinato de su mujer un grupo de policías va a investigar la casa del protagonista. No encuentran nada y el protagonista lleno de júbilo comete el error de insistir en que la casa es de buena construcción, con lo que no se da cuenta y golpea con el bastón el trozo de pared donde yacía su mujer. Al hacer esto suena un grito espantoso y los policías derriban el trozo de pared descubriendo el cadáver de la desaparecida y al gato posado sobre su cabeza.

Autor:

Biografía:

Edgar Allan Poe nace en Boston en 1809, hijo de emigrante irlandés y madre inglesa. Su padre David Poe participó activamente en la guerra civil, y se dedicó a vivir de actor teatral con poca fortuna. En este oficio conoció a su mujer Elisabeth Arnold con la que se casó a muy temprana edad. Cuando Edgar tenía 3 años el padre abandonó la familia. Era aficionado a la bebida y parece que estos aspectos influyeron en Edgar Allan Poe. Su madre era actriz inglesa, muy famosa por su belleza, destrozada por el abandono de su marido y por tener tuberculosis. La muerte de la madre le afectó mucho lo que explicaría su fascinación por ella y su necrofilia a la figura materna, bella, enferma y muerta. Esto forma la base de su gusto por juntar lo bello con lo fúnebre.

A la muerte de su madre, su padrino John Allan se hace cargo de él, su falta de afecto y las aventuras de este hicieron mella en su personalidad. Sufre muchos desengaños amorosos en los que sus amadas mueren lo que aumenta más su obsesión de considerar que los muertos no están completamente muertos, hasta que se casó con su prima Virginia Clemm, muerta 10 años después por tuberculosis. Él también cae enfermo lo que junto con el alcoholismo prevé su muerte prematura en 1849.Fue el pionero de la novela policiaca moderna y de misterio. Su obra es la justificación de su vida

Obra:

En la creación de miedo o terror se distinguen dos técnicas, una es un terror directo en la que el miedo viene de elementos terroríficos y otra es el terror indirecto en que el miedo proviene de escenarios más ambiguos. Poe mezcla ambas técnicas. En Manuscrito hallado en una botella (1833), Un descenso al Melström (1841), El tonel del amontillado (1846), El corazón delator (1843), y Los hechos en el caso del señor Valdemar (1845) el terror viene de lo psicológico o reflexivo. En Berenice (1835), Ligeia (1838), Hop-Frog (1849) y El entierro prematuro (1844) aparecen elementos horrorosos como tumbas, cadáveres, etc. En El pozo y el péndulo (1842), El gato negro (1843) o La caída de la Casa de Usher (1839), las dos técnicas están presentes de forma equilibrada.

Poe mezcla en sus escritos un realismo casi costumbrista con escenarios cercanos a lo siniestro o anormal. En su manera de tratar lo extraordinario, puede exagerar como en Un descenso al Maelström (1841), fijarse en lo que actúa sin que los sentidos se den cuenta como en El gato negro (1843), tratar lo extralógico como en Manuscrito hallado en una botella (1833), y desarrollar lo sobrenatural que está presente en casi todas sus obras, especialmente el tema de la muerte con Ligeia (1838).

En Berenice, Ligeia, y La caída de la Casa de Usher se encuentra el tema favorito de Poe, la no-muerte de los muertos, idea que pudo tener su origen en episodios biográficos.

Todos ellos suceden en un espacio cerrado. El narrador coincide con su víctima.

En El gato se adelantan los motivos de la intriga para finalizar con una sorpresa inesperada.