El fracaso escolar

Integración en la escuela. Motivación. Educación familiar. Dificultad de aprendizaje

  • Enviado por: Juan Alberto Benitez Crespo
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 10 páginas
publicidad

El Fracaso escolar

1º H Educ.Especial

Si hoy en día preguntasemos a mucha gente de la calle cuáles cree que son las causas del fracaso escolar,muchos se apresurarían a decir que un bajo rendimiento en los estudios,una desgana y apatía hacia los mismos.

Pero ¿ cuántos verdaderamente se han parado a profundizar en las causas que pueden desencadenar este fracaso ?.Aunque no puedo hablar de “ larga experiencia “ ,como futuro maestro,en lo que a mi relación con niños se refiere si he tenido la oportunidad de trabajar con niños de núcleos familiares muy desestructurados,de las clases sociales más diversas y con vidas pese a su corta edad de lo más espectaculares.

Puedo asegurar que con los niños y niñas que he trabajado ,la falta de afecto en el núcleo familiar ( amen de otros problemas ) es un factor desencadenante en más de un 50 % de los casos del fracaso escolar.

No es lo mismo que un niño se crie en una barriada pobre a las afueras de Madrid ,pasando por unas condiciones de vida infrahumanas y cuyos padres en lo último que piensan es en escolarizar al niño;que un niño bien,de papá,criado con todo tipo de comodidades en la Moraleja y con un fuerte respaldo económico.

Aunque el fracaso escolar se diera en ambos,está muy claro quién podría seguir adelante sin necesidad de esforzarse demasiado.Es realmente penoso ver como en muchas familias el absentismo de los padres frente a la educación de sus hijos es grandísimo.La mayoría de ellos se justifican diciendo que ellos son los que llevan el dinero a la casa y que es la madre quien debe encargarse de educarles,pero a la madre no sólo le toca el rol de maestra,sino que es una especie de robot multitarea cuya labor en general está muy mal remunerada.

A pesar de todo yo creo que la primera escuela y el pilar básico en la educación de un niño es su familia.Todo lo que el niño viva,vea,oiga,etc va a condicionar su vida y le va a formar como persona.Los niños son como esponjas y todo lo que ven les llama la atención y más en el caso de sus padres,que son como ejemplos a seguir.

Por eso es muy comun que ante acontecimientos familiares tan desagradables como un divorcio o la desaparición de alguno de los cabeza de familia,el niño vea desintegrado su ambiente y empiece a sentirse desprotegido,abandonandose.Pero en ocasdiones las causas de este abandono que desencadena el fracaso no son sólo por problemas familiares,sino por una mala o inadecuada calidad de la enseñanza,falta de medios,etc.

Nuevamente recurro a mis experiencias para reforzarme en lo que digo.

Del pasado 3 al 14 de febrero he estado realizando mis prácticas universitarias de magisterio en un colegio de primaria ubicado en el pueblo de Vallecas.

La zona ya en si es conocida por todo el mundo por ser más bien un pueblecillo humilde,de escasos medios.

En la clase que me fue asignada ( 6º de EGB ) había dos chavales gitanos ,que estaban en clase bajo un plan de integración.Todos sus gastos eran cubiertos por asistentes sociales de la comunidad de Madrid.Tanto es así,que muchos días no venían a clase porque a las asistentes sociales se les olvidaba mandarles el autobus que le recogia de su casa para llevarlos al colegio.

Pero no es esto lo que me asombró ( y se que no es un caso aislado ) sino el hecho de que al preguntar al resto de los profesores nadie supiera a ciencia cierta si estos chavales eran de integración,excepto uno,que fue quien me lo confirmó.Estos pobres chicos habían sido integrados en una clase ( cosa que no refuto para nada ) pero no contaban en absoluto con el material adecuado para una evolución satisfactoria y conseguir así una adaptación al nivel del resto de sus compañeros.

¿ Donde estaba el profesor de apollo para estos niños,dfonde un gabinete psicopedagógico para efectuar un seguimiento de los mismos...?.

Yo sólo me explico estas carencias en el centro por motivos económicos ,pues no es una zona que se pueda llamar privilegiada.

Si consiguiesemos que desde pequeños los niños tuviesen afán por aprender,se evitarían muchos fracasos que se gestan en los niveles inferiores de EGB ,especialmente en lectoescritura y cálculo,que son sin duda técnica instrumentales imprescindibles para superar el resto de los estudios.Para mi en la educación se debería seguir a cada alumno de una manera individual,llegar a conocerlos como a nosotros mismos,o sea,lo que podríamos llamar una educación personalizada.

Yo no puedo tratar igual a un niño que fracasa por problemas familiares que a otro que tiene dificultades a la hora de estudiar y le cuesta concentrarse.No me gusta generalizar,pero yo creo que a todos el profesor que más nos gusta es aquel que es comunicativo,amigo,sincero...digamos que es como un segundo padre que nos inspira confianza y cuyo recuerdo en ocasiones marca de por vida.

Considero de vital importancia la buena relación entre docente-discente.En la enseñanza sólo se triunfa cuando uno es capaz de situarse en el lugar de aquellos a los que uno se dirige.No es lo mismo hablar de un maestro que disfruta con su trabajo y se nota,que otro que lo hace para poder vivir,porque no le queda otro remedio.

Podríamos resumir perfectamente este pensamiento con una frase de Unamuno:“ Hay quienes dan la vida a la filosofía y la Filosofía les hace vivir,pero hay otros que sólo engordan con ello “

Identificarse con el alumno y recordar que nosotros también fuimos bachilleres.El ideal de clase para mi,sería la comunidad abierta,donde todos conviviesen a las mil maravillas,inculcando a los alumnos una serie de valores que les formasen como persona y llenos de humanidad.

Pero en nuestra sociedad no hay tiempo para estas cosas y sí para la pachonería y la cultura del ocio.Por eso es tan importante que el profesor sepa hacer de sus clases algo entretenido,que sea creativo y sepa enfocar los mismos temas cada vez de formas diferentes.Para mi un buen profesor debería preocuparse de saber desarrollar la tención en sus alumnos,el sentido crítico,la facultad de expresión,pero también el valor,la honrradez intelectual y el entusiasmo.Conducir a todos a tomar conciencia de lo que son,de su necesidad interior,de su propia vocación.

No es de extrañar que los mejores profesores ( los que ejercen una influencia más duradera sobre los alumnos ) son los que saben confesar a veces : “ no lo se “ y no los que se salen con la suya aunque sea mediante piruetas.La humildad abre muchas puertas.Decía bien San Agustín :

“ Para llegar al conocimiento de la verdad hay muchos caminos :

El primero es la humildad,el segundo es la humildad y el tercero es la humildad “

( San Agustín )

Una cosa que yo he observado durante mi períodpo de prácticas es que cuanto más joven es un profesor,los alumnos le tratan con más familiaridad,en ocasiones como si fuera un compañero.

No es que el profesor deba dimitir de su autoridad como tal,pues sino la clase se convertiría en un auténtico maremagnum,sino de tratar de hacer notar al alumno proximidad,confianza en él.Recuerdo como cuando iba a COU el primer día de la clase de lengua nos impresiono a todos.Se abrió la puerta y vimos aparecer a un hombre serio,seco,con unos rasgos marcados que acentuaban aún más su cara de mala leche.Cuando abrió la boca fue para decirnos :

“ Me llamo... y voy a ser vuestro profesor de lengua durante este curso.No quiero ningún tipo de relación con vosotros.Nos limitaremos a la de profesor -alumno “.

Aunque sus palabras sonaron duro en nuestras cabezas,a lo largo del curso tuvimos la oportunidad de comprobar que “ no es tan fiero el lobo como le pintan “.Fue uno de mis mejores profesores,a pesar de que siempre le temí.

Volviendo al hilo conductor del trabajo si preguntasemos a los padrs cuáles creen que son las causas del fracaso de sus hijos,tendríamos respuestas de lo más variopintas.

La mayoría de los padres seguro que dirían que la culpa es del sistema educativo y de la organización escolar.

Pero tan sólo algunos se fijarían en la motivación,la inteligencia,aptitudes o problemas de sus hijos cara al estudio o el estado anímico del chaval que puede atravesar momentos de deprresión ,estres....

No es necesario pararse a pensar mucho para darse cuenta de la gran influencia que ejerce sobre nosotros la sociedad,pues es ella sin duda la que marca los límites entre fracaso y éxito.

Vivimos en una sociedad enormemente competitiva,meritocrática y con una clara tendencia a la valoración cuantitativa.Si a todo esto añadimos que se está fomentado una cultura del ocio y del consumismo,vemos que el c0onjunto desemboca en la falta de comunicación ya no sólo dentro del núcleo familiar,sino incluso fuera a veces.

Hoy en día rara es la casa en la que no encontramos dos televisores,video,ordenador,radio casette,...¿ con tantos avances tecnológicos cómo no se van a romper las relaciones o la comunicación entrte las personas ?.

El número de horas que se pasa un niño delante de la tv es mayor que las que pasa delante de los libros.Desde luego que niños criados en este tipo de ambientes no pueden generar más que estrés,tensión y nervios.

Por eso a mi me encantaría gritar a los padres que ellos son los primeros y principales responsables de todo lo que acontezca a sus hijos.Ellos deben favorecer el desarrollo de la motivación de sus hijos,pues son para sus hijos el principal modelo y objeto de identificación.

El fracaso escolar no es sólo un fracaso de los niños sino que puede abarcar a padres,profesores...e incluso alcanzar extremos tan radicales como el suicidio.Yo tuve el desagradable incidente de contemplar el suicidio de una vecina de 14 años,que se quitó la vida arrojandose desde un septimo piso,por el pánico a tener que comunicar a sus padres que debía repetir curso.Aunque yo he pasado por el mal trago de tener que repetir curso ,nunca pense en buscar salidas tan drásticas.Además el impacto de este tipo de actos deja unas secuelas tan graves en la familia que muchos necesitan trato psicológico.ASnte el fracaso de un estudiante lo primero que se deberían cuestionar los padres,es si su hijo dispone de las necesidades intelectuales requeridas en los programas esciolares del curso y en su defecto cuál sería la manera más objetiva de hacer frente al problema.

Es de vital importancia que los padres se vuelquen en la educación de sus hijos desde pequeños,pues es la manera más eficaz de evitar futuros fracasos.No digo que los padres deban sobreproteger a sus hijos en exceso,ni agobiarles con demasiadas exigencias.Deben encontrar una estabilidad y confianza con su hijo,una comprensión mutua.Saber que cualquier problema que vean en su hijo ( de salud,falta de motivación,inseguridad,miedos...) debe ser tratado a tiempo,pues puede ser el primer peldaño hacia el fracaso.

Es importantísima la coordinación entre todas las personas que traten al niño ( educadores,padres,profesores,médico,psicólogo,asistente social...) ya que la confrontación de datos de estas personas puede llevar al origen del fracaso y por tanto a un diagnóstico precoz.Cuántas veces las aspiraciones insatisfechas de un padre son puestas en su hijo ,mal estudiante.

El padre confía en que los cambios en la adolescencia y la escuela podrán solucionar los problemas de estudio de su hijo y abandona todas sus responsabilidades sin darse cuenta de que claudicando está abriendo las puertas al fracaso de su hijo.

La familia como principal núcleo formativo del pequeño,deberá dar al niño una estabilidad emocional,seguridad,protección,confianza en si mismo,un sistema de valores.. que constituyan las mejores garantías de una infancia feliz y de un desarrollo

armonioso de las personalidad.

“ Cuando se cierra la puerta a la voluntad,se abre la ventana del fracaso “