El Extraño Caso del Doctor Jekyll y Mister Hyde; Robert Louis Stevenson

Literatura Universal Contemporánea. Narrativa de Ficción. Género de Terror y Misterio. Argumento. Desarrollo

  • Enviado por: Fernando Williams
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 5 páginas
publicidad
publicidad

TRABAJO PRÁCTICO DE LENGUA Y LITERATURA

TEMA: INFORME SOBRE EL LIBRO “EL EXTRAÑO CASO DEL DOCTOR JEKYLL Y DE MYSTER HYDE”

Introducción

El libro habla de dos hombres que resultan ser la misma persona. Uno personifica al bien y es un científico conocido, con una vida aparentemente normal y tranquila. El otro, es malvado, y no para de cometer atrocidades y de perjudicar al prójimo. Ambos muestran las dos caras que puede tener el alma humana, y las desastrosas consecuencias que puede atraer su combinación.

Desarrollo

La trama se desarrolla en Londres. El protagonista de esta historia es Enrique Jekyll, un científico reconocido y hombre de bien.

Richard Enfield (amigo del abogado de Jekyll, Utterson) caminaba con este último cuando recuerda un episodio en el que un hombre, de aspecto siniestro, había atentado contra una niña en esa misma calle. Este hombre, para evitar un escándalo, pagó a la familia de la niña una especie de “indemnización” por dicho accidente.

Esa noche, el Dr. Utterson llegó a su casa y, luego de cenar, leyó el testamento del Dr. Enrique Jekyll. En éste decía que todos los bienes del científico, en caso de muerte o desaparición, pasarían a manos del misterioso Hyde. Utterson, al sorprenderse por dicho disparate, pensó advertir a Jekyll sobre el peligro que representaba que Él le diera todos sus bienes a Hyde. Pero antes, se propuso conocer a Hyde, y por esto comienza a investigar, y a tratar de encontrarse con este hombre tan misterioso. Una noche, lo ve y lo saluda, pero comienzan una discusión y Utterson planea definitivamente llegar al fondo de todo.

Jekyll, una noche, organiza una cena con amigos y compañeros. Entre ellos estaba Utterson, quien se las arregla para quedarse a solas con Jekyll después de la cena. Conversando, abordan el tema del testamento del científico, y Utterson lo cuestiona respecto a su decisión de donar sus bienes a Hyde, quien Él no creía era digno de confianza. Jekyll hace su resolución inapelable, argumentando que “el asunto es absolutamente íntimo”.

Cierta noche, una camarera estaba en su habitación junto a la ventana, observando a la luna. De pronto observó a dos personas (el anciano Sr. Carew, persona muy conocida en la sociedad, y Hyde, el personaje misterioso). El primero estaba siendo brutalmente agredido físicamente por el segundo, quien no paraba de golpearlo con su bastón. La camarera cayó desmayada en su habitación, y cuando despertó vio al Sr. Carew tirado en el suelo, muerto, por lo que llama a la policía. Al investigar, van a la casa de Hyde después de encontrar un trozo de su bastón en el lugar del hecho. Allí encuentran el otro trozo del bastón, y el lugar se encontraba desordenado, como si alguien hubiera hecho eso a propósito. Utterson reconoció que el bastón era un viejo regalo que este había hecho a Jekyll; la policía no encontró ningún dato que pudiera darle el paradero del asesino.

Hyde, después del episodio, envió una carta a Jekyll. El científico le propone a Utterson que se lleve la carta y que haga con ella lo que crea conveniente, y alega que Él no quiere ver más a Hyde, y que no quiere tener ninguna relación con ese hecho tan desastroso, que además dañaría en gran escala su reputación. Hyde acepta, y se lleva la carta para examinarla con un viejo secretario suyo, el Sr. Guest. Compararon la letra de la carta de Hyde con la de una invitación que días atrás había hecho Jekyll, y, según Guest, eran idénticas, salvo que una presentaba una leve inclinación. Por esto, Utterson comenzó a sospechar que Jekyll estaba encubriendo a Hyde.

El Dr. Lanyon, colega de Enrique Jekyll y amigo de Utterson, enferma repentinamente, y Utterson va a visitarlo. El Dr. le da una carta, y el abogado le pregunta acerca de Jekyll. Lanyon sufre una especie de recaída, y le dice que no quiere volver a hablar ni escuchar sobre Enrique Jekyll. El abogado, preocupado, se dirige a casa de Jekyll, quien, a través de su mayordomo (Poole), rechaza la visita, pero le envía una carta, en la que comunicaba a Utterson que deseaba estar aislado, sin visitas. Al llegar a su casa, el abogado planea leer la carta de Lanyon, pero esta solo podía abrirse después de la muerte o desaparición de Enrique Jekyll. Tiempo después, Poole comienza a ir a la casa de Utterson, preocupado por el estado de su amo, que empeoraba cada día.

Una tarde, Utterson y Enfield caminaban por la calle en la que hace un tiempo había residido, en una casa de la cuadra, Eduardo Hyde. Utterson observa que dicha casa estaba ubicada en la parte posterior de la del Dr. Jekyll, por lo que cruzan el patio hasta el observatorio y ven, detrás de una de las ventanas de dicho lugar, a Jekyll. Como la ventana estaba entreabierta, el abogado entabló una conversación con el científico. Pero de pronto, Jekyll sufrió un cambio brusco en sus rasgos, por lo que cerró la ventana violentamente. Utterson y Enfield se miraron, sorprendidos. El abogado, con un poco de intención por la rareza de las cosas, comenzó a alejarse de Jekyll, y a “evitar” su compañía.

Tiempo después, Poole llegó a casa de Utterson muy asustado. Su amo estaba cada vez peor: ya no salía de su estudio, se escuchaban gritos o ruidos extraños... y le pedía a Poole que buscara una sustancia que Éste nunca podía conseguir. Ambos se dirigieron a casa de Jekyll, donde luego de hablar con la servidumbre y ya cansados de esperar, forzaron la puerta y entraron al estudio, donde Hyde yacía en el lugar, muerto. Rápidamente, el abogado y Poole comenzaron a buscar a Jekyll. Pero no pudieron encontrarlo en todo el lugar. Lo que encontraron fue una carta dirigida hacia Utterson, escrita en puño y letra por el propio Jekyll. Según la fecha, ese mismo día Jekyll había estado vivo en ese lugar. En la carta el científico anunciaba su desaparición, y solicitaba al abogado que leyera la carta que le había entregado Lanyon antes de morir. Otro papel era el nuevo testamento de Jekyll, en el que dejaba su fortuna a Gabriel Juan Utterson.

Ya en su casa, confundido, Utterson abrió la carta que le había sido entregada tiempo atrás por Lanyon. En ésta, el difunto le explicaba todo. Explicaba que un día, Jekyll le había mandado una carta en la que daba ciertas instrucciones sobre unos químicos que debía buscar en casa del Doctor, y que debía llevarlos a un lugar, en donde se encontraría con Hyde. Éste cumplió, y Hyde, luego de preparar una sustancia, le mostró su transformación a Jekyll. Le solicitó esto a Lanyon porque Él, que no se había vuelto a transformar en Jekyll, no podía ser visto, ya que Él en ese momento estaba prófugo por el asesinato del anciano Señor Carew.

En otra carta, en la que Jekyll confesaba todo, explicaba que esa sustancia transformaba a la persona en otra personalidad, generalmente una que había reprimido en alguna época de su vida. Que al principio era sólo un juego, pero que después se convirtió en una necesidad, y que después ya no tenía control. Era una lucha entre Jekyll y Hyde, para ver quien tomaba el poder del cuerpo. Como explicó, al querer preparar de nuevo la sustancia que necesitaba para la transformación, y al no quedarle cierto componente de esa sustancia había solicitado a Poole que lo encontrara. Éste no pudo hacerlo, ya que la sustancia que había utilizado Jekyll en su primer experimento debió haber tenido algo que la que le enviaban en sus últimos días ya no lo tenía. Por lo tanto, en medio de esa lucha entre almas, Jekyll decidió suicidarse.

Conclusión

La novela es excelente. La manera en que desarrolla la trama y no tanto los detalles (sin obviarlos), es muy buena. Lleva al lector por un camino lleno de tropiezos y de sorpresas, en el que el final insospechado sorprende súbitamente.

Me hubiese gustado que a la hora de recomendarme el libro, no me hubiesen mencionado el hecho de la doble personalidad, ya que le quitó parte de la expectativa que podría haber generado. Muy bueno, y lo recomiendo a todos los que gocen de la buena lectura.

ÍNDICE

Introducción - Desarrollo...……………………………………… Página 1

Continuación desarrollo………………………………………….. Página 2

Continuación desarrollo………………………………………….. Página 3

Conclusión ……………………………………………………….. Página 4

Índice …………………………………………………………….. Página 5

5

5