El extranjero; Albert Camus

Literatura universal contemporánea. Siglo XX. Narrativa. Novela existencialista. Existencialismo. Argumento. Biografía. Premio Nobel

  • Enviado por: Paulina
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 4 páginas

publicidad
cursos destacados
Cómo montar un Ordenador
Cómo montar un Ordenador
En este curso te guiamos de una forma muy práctica y gráfica, para que puedas realizar el montaje de tu...
Ver más información

Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
El curso de Reparación de Telefonía Celular o Móvil está orientado a todas aquellas...
Ver más información


El extranjero

Albert Camus, autor

Novelista, dramaturgo y ensayista francés, es considerado uno de los escritores más importantes posteriores a 1945. Está considerado el representante del existencialismo «ateo». Nació en Mondovi (actualmente Drean, Argelia), el 7 de noviembre de 1913. Hijo de colonos, queda huérfano de padre antes de cumplir los 3 años. Toda su niñez la pasó en uno de los barrios más pobres de Argel y por supuesto con ausencia absoluta de libros y revistas. Gracias a una beca que recibían los hijos de las víctimas de la guerra, pudo comenzar a estudiar y a tener los primeros contactos con los libros. En medio de dificultades económicas cursó su primaria y culminó el bachillerato.

Estudió filosofía y letras y fue rechazado como profesor a causa de su avanzada tuberculosis, por lo que se dedicó al periodismo como corresponsal del Alter Republicain. En 1939 se presentó al ejército como voluntario, pero no le aceptaron por su delicada salud.

Su obra, caracterizada por un estilo vigoroso y conciso, refleja una sociedad abocada al nihilismo, tras la destrucción de sus valores y la sensación de alienación y desencanto junto a la afirmación de las cualidades positivas de la dignidad y la fraternidad humana.

En 1957 recibió el Premio Nóbel de Literatura y tres años después muere en un accidente automovilístico en Villeblerin (Francia) el 4 de enero de 1960.

El existencialismo es, negación de toda moral establecida, pero al mismo tiempo afirmación de otra filosofía moral. Esta otra filosofía tiene un nombre: la moral de la ambigüedad

El existencialismo ateo arranca de la experiencia nihilista ("Dios ha muerto". Pero si Dios no existe hay al menos un ser en el que la existencia precede a la esencia, un ser que existe antes de poder ser definido por ningún concepto: ese ser el hombre, la realidad humana. No hay naturaleza humana, en abstracto, porque no hay Dios para concebirla. Sólo hay "condición humana". El hombre es, existe. Y sólo es lo que él se hace. El hombre es un proyecto hacia el futuro: conciencia de proyección hacia el futuro. El hombre será lo que haya proyectado ser (no lo que quiera ser, porque su proyecto no depende sólo de la voluntad individual); de él depende la responsabilidad total de su existencia.

Resumen

Todo comienza con la muerte de su madre. Meursault que se encuentra en Argel, ciudad donde desempeña un trabajo sin ambición, sin futuro; una vida sin metas, sin deseos, tiene que viajar unos cuantos kilómetros, para despedicirse de su madre. Allí muestra una actitud poco usual para la mayoría de la gente que lo juzga, inhumano, ya que, en vez de preocuparse por su madre, solo se fija en el cansancio que siente, en el calor que lo abruma, pero nunca menciona ningún dolor, por el acontecimiento, que para muchos es muy triste y doloroso. Considerado para el solo como un trámite, regresa a Argel, su vida no sufre ningún cambio por la muerte de su madre, y es de entender, ya que tenía varios meses de no vivir con ella, y ni si quiera ir a visitarla.

Su vida, lleva un tono de aburrimiento perpetuo impresionante, a pesar de tener un romance con María, antigua mecanógrafa de su oficina, su vida, su persona parece no tener ningún sentimiento, ni de tristeza ni de felicidad...

Aparecen en la historia personajes, como sus vecinos, estos, poco importan para él pero, ellos parecen querer tener una relación amistosa con él, pero ha este simplemente le da igual. Raymond uno de estos personajes, se a cerca de él para contarle sus amores y pedirle consejos a Meursault, parece no importarle.

Salamano, que tenía de única compañía un perro, se pierde, y el protagonista le da unos consejos, para encontrarlo.

Su jefe le hace una propuesta de ir a trabajar a París, y simplemente no importa para él, “le da igual”.

María le pregunta si la ama, simplemente responde que no, que eso no importa, hasta le pide matrimonio, y para el no representa algo, pero acepta.

Raymond, le invita a un día en la playa, y le cuenta que es perseguido por un árabe que es hermano de una de sus novias. El día transcurre amenamente; suceden una serie de circunstancias: posee un arma, ya que se la pide a Raymond, para que no dispare a los árabes, y después se encuentra solo, con uno de estos contrarios, y al ver que saca un cuchillo, Meursault se ve obligado a disparar.

Es llevado e interrogado por un juez. El se muestra indiferente ante la circunstancia, el abogado, designado por el juez, ya que Meursault, no le interesaba tener uno, entromete mucho la situación de su madre, con el crimen que se ha cometido, por consiguiente, el protagonista, desprecia al abogado desde el principio.

El juez le hace una serie de preguntas, este simplemente se abstiene a contestar con la verdad, por más fría que es, por tanto el juez lo aborrece, ya que ni siquiera con el crucifijo se conmueve.

Se da cuenta con el paso de los meses que la falta de libertad, el no poder ver a su mujer, el no poder fumar, eran cosas que le necesitaba y extrañaba.

Sus días eran muy aburridos, lo único que traba en encontrar era la forma de perder el tiempo.

Su juicio inicia, y ha este llaman a todas las personas ya antes mencionadas, y unas cuantas del asilo, todas atestiguan cosas que a mi ver eran falsas, ya que lo señalan como una mala persona, y en realidad, no lo era, simplemente no le importaba algo en la vida, era muy aburrido. Entrometen mucho la situación de su madre, en el asesinato que comente, y esto a mi ver también es algo muy extraño, ya que no tiene nada que ver una situación con la otra.

Se le da la sentencia: culpable de asesinato. Sería decapitado en una plaza pública y en nombre del pueblo francés.

Él permanece sin decir algo a su favor, ni si quiera le interesa, salvar su vida, tratar, aunque sea en vano de recuperar su vida, que se le está yendo de las manos.

Su indiferencia, continuó hasta le día de su muerte, en el momento en que estaba apunto de morir, sintió algo de tristeza, por no tener alguien que lo quisiera a su lado.

Conclusiones

Se aprecia perfectamente, el existencialismo ateo que presenta el autor, en toda su obra. Ya que nos muestra a un personaje, con necesidad de un fin determinado en la vida, y esto es lo que normalmente hace la religión en las personas, te va dando apoyo, te hace conocer gente, te hace tener un porque de vivir. Vivía por inercia, todo lo hacía solo por hacerlo, no expresaba ningún sentimiento de ningún tipo, ni odio, ni repugnancia, ni felicidad, ni amor, simplemente indiferente ante todo y todos.

Pienso que hubo momentos en que lo juzgaron de mas, ya que por ejemplo al final, se logró apreciar algún sentimiento, el deseo de esperar que alguien estuviera con él en su último día de muerte; pero desde antes se notó, a mi ver se apreció un poco de miedo antes de los juicios, y esto muestra a una persona como todas, bastante cerrada, claro por que nunca lo grito a los cuatro vientos, pero lo sintió a pesar de ante son haberlo sentido.

Tiene una vida con una cotidianidad increíble, pero aunque a la mayoría de la gente le repugna eso, él estaba satisfecho, con llegar a su casa después del trabajo y dormir solo.

Nos muestra una sociedad, según investigaciones hechas para descubrir algo mas acerca del autor, encontramos, que nos trataba de enseñar como estaba la gente después de la guerra, en Europa, el mundo contemporáneo, la desesperanza la frustración que ellos encontraban a donde voltearan.

Tal vez la verdadera razón por la que muere no es el asesinato cometido, ni siquiera el no haberse defendido, si no mas bien, él haber llevado toda su vida por un camino tan inerte, tan pasmando, tranquilo, y muchas veces indiferente para situaciones difíciles.