El Cuarto de Atrás; Carmen Martín Gaite

Literatura española contemporánea del siglo XX. Narrativa. Novela intimista de posguerra. Espacio y tiempo. Temática. Simbología

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 5 páginas
publicidad

“EL CUARTO DE ATRÁS:

Resumen por capítulos

1.El hombre descalzo: Protagonista en un estado de duermevela. No puede conciliar el sueño por culpa del insomnio. Habitación es un caos, todo está revuelto. Narradora-protagonista comienza a evocar recuerdos de la infancia. Tropieza con el libro de Todorov y promete escribir una novela fantástica. Encuentra la cesta de costura y dentro, una carta de amor que imagina que es de un hombre desconocido que camina descalzo en la playa. Por fin cae dormida sobre la carta

2.El sombrero negro: suena el teléfono, se despierta y lo descuelga. Un hombre le recuerda que habían quedado para la entrevista. Se viste y baja a abrirle la puerta. Ve una cucaracha y siente pánico. El hombre entra en la casa. Carmen se percata de la presencia de un montón de folios al lado de la máquina de escribir. Hace alusiones a la novela de misterio. Al final del capítulo le ofrece una taza de té frío.

3.Ven pronto a Cúnigan: Carmen en la cocina preparando el té. Rescata el tema de conversación de usos amorosos de la posguerra. Se traslada al pasado de su infancia y adolescencia (casa de Salamanca, Madrid). Habla de Cúnigan como un lugar mágico en algún rincón de Madrid. Reflexiona sobre el papel de la mujer española del momento y sobre la influencia que ejercía la Sección Femenina. Vuelve ala realidad con intención de contarle al hombre de negro alguna historia que había recordado.

4.El escondite inglés: vuelve a la sala, el hombre espera con el grabado de Lutero en las manos. Ella se asusta y él le pregunta si cree en el diablo. Los folios que había debajo del sombrero parece que han aumentado. Teme estar volviéndose loca. Recuerda su viaje a Burgos, habla de la guerra y la posguerra, de Franco, de su muerte, del paso del tiempo. Busca el cuaderno de apuntes. El hombre saca una cajita dorada y le ofrece unas pastillas, son para la memoria. Se traslada a la época en que jugaba al escondite inglés, compara este juego con el tiempo. Suena el teléfono, el hombre de negro dice que puede ser para él y le pide que diga que ya se ha ido de allí.

5.Una maleta de doble fondo: protagonista descuelga el teléfono en el dormitorio. Conversación teléfono entre Carmen y Carola. Carola pregunta por Alejandro (el hombre de negro), la protagonista dice que no está en la casa. Carola duda, y recelosa, le cuenta su historia con Alejandro, confesándole la existencia de unas cartas de amor dirigidas a Carmen en una maleta de doble fondo. Carmen no entiende nada y duda de la existencia real de la conversación. Se cuelga el teléfono sin determinar si Carmen y Carola hablan del mismo hombre.

6.La isla de Bergai: se intensifican los recuerdos juveniles y sus años como actriz. Le explica al hombre de negro cómo inventa con una amiga el nombre de un lugar mágico, Bergai, con las primeras sílabas de los apellidos de ambas; lugar imaginado que le sirve de refugio y es emblema de independencia y libertad. Vuelven los recuerdos del cuarto de atrás, de la posguerra. Tormenta sigue de fondo. Ella tiene miedo y él la tranquiliza.

7.La cajita dorada: hombre de negro ha desaparecido ya de la narración. Aparece la hija de Carmen, entra en su habitación y la encuentra dormida en la cama. La hija de Carmen encuentra la cajita dorada, pero ante ella Carmen no le da importancia al objeto. Vuelven a aparecer diferentes elementos que encontrábamos al comienzo del libro: la carta azul, la cucaracha, las estrellas. Al final Carmen encuentra en el lugar donde antes estaba el libro de Todorov un bloque de 182 folios con el título de El cuarto de atrás.

ACCIÓN: la acción narrada es mínima. Hay largas digresiones, el diálogo es ágil y las descripciones muy detalladas. La novela desarrolla un juego intertextual en el que se conjugan elementos misteriosos, fantásticos, sentimentales, tradicionales y teatrales. El espejo, elemento esencial en la novela, actúa de túnel del tiempo para enfocar recuerdos y reflexiones.

TEMAS :

SOLEDAD

La “búsqueda de un interlocutor soñado” es un tema constante en toda su narrativa. Necesidad de comunicación, de abandono de soledad, le hace inventar un interlocutor a su medida. Recuperar un pasado vivido sujeto a la memoria. Quiere recuperar ese pasado a través del diálogo con el interlocutor ideal, su entrevistador. La autora-narradora-protagonista del libro necesita a su interlocutor para comunicar y ser escuchada.

Se narra para contar a los demás lo que ya nos hemos contado a nosotros mismos. El interlocutor en El cuarto de atrás es un misterioso personaje que va a escuchar lo que la protagonista quiere contar, todos sus recuerdos desordenados que están en la memoria de la escritora.

El interlocutor ideal, el hombre de negro, aparece para avivar su memoria y recuperar un pasado que durante muchos años ha estado dormido, esperando que alguien como él llegase para despertarlo del letargo.

ð LO FANTÁSTICO

Hay una relación muy íntima entre los elementos realistas y los fantásticos. La autora utiliza los elementos fantásticos en su obra para olvidarse de la realidad de la vida política, social y cultural de la España franquista.

Lo fantástico está presente en el libro desde el comienzo, a lo largo de toda la novela, hasta el final.

Algunos elementos de carácter fantástico como la cucaracha (terror, miedo, claustrofobia), el hombre de negro (relación diabólica), espejo. En el espejo confluyen varias identidades, la de Carmen, el hombre de negro y la de Carola. Otro elemento será Cúnigan, la isla de Bergai para refugiarse y evadirse de la realidad.

La conversación telefónica que mantiene con Carola parece a ratos un sueño, a ratos una pesadilla.

ESTUDIO DE LOS PERSONAJES

La protagonista desdoblada en tres personajes que son uno sólo: Carmen, el hombre de negro y Carola (su subconsciente).

PROTAGONISTA: CARMEN

Su infancia coincidió con la Guerra Civil, y su adolescencia y juventud con una dura posguerra. A través de sus recuerdos, de sus comentarios, nos traslada a una parte de su infancia fantasiosa y feliz, a su adolescencia y juventud, a aquellos tiempos de guerra y de posguerra.

Carmen es más bien mona, viste con ropa informal, usa gafas de cerca y es sorda, lo que la aísla del mundo y de los demás. Es fumadora y adicta a las pastillas

Carmen es la autora, narradora y protagonista que habla y se habla a sí misma mediante la presencia ensoñada de otro personaje, el hombre de negro, figura que sirve de pretexto y de hilo conductor para que ella se sitúe en un espacio donde reencontrarse con el pasado y, a la vez, donde dar rienda suelta a sus fantasías.

La personalidad de la protagonista la vamos descubriendo a través de sus recuerdos y de su memoria.

Para definirse y dar un sentido a su propia identidad Carmen cuenta su propia historia a su interlocutor, al hombre de negro.

Aunque Carmen se evadía de todas estas realidades, el miedo estaba en su conciencia.

El hombre de negro le sirve de estímulo a su memoria, es el detonante para el recuerdo y la reflexión.

EL HOMBRE DE NEGRO: ALEJANDRO

Es un interlocutor soñado, un interlocutor ideal. Es un pretexto para que la autora-narradora-protagonista deje libre su fantasía y al mismo tiempo se convierta en parte activa de la narración, interrogándola y obligándola a aclarar ideas.

Como un psicoanalista cuya función es la de desordenar la memoria de la protagonista para que los recuerdos vayan apareciendo de forma caótica, y así trasladarla a ese “cuarto de atrás” que todos llevamos dentro y que queremos ordenar.

La nueva personalidad del hombre de negro un poco negativa que nos aporta Carola, nos manifiesta una agresividad antes no descubierta.

El hombre de negro es una figura simbólica ambigua, podría ser el diablo, el interlocutor deseado, el héroe de la novela rosa, el otro yo de la narradora-protagonista. Personaje que entra en escena para que exista el diálogo.

El hombre de negro es la representación del diablo-dios.

El hombre de negro saca la cajita dorada de su bolsillo. Las pastillas avivan la memoria y la desordenan.

LA MUJER DEL TELEFONO: CAROLA

Personaje de folletín que sirve para atraer a los otros dos personajes a un escenario folletinesco. Permite a la narradora conocer otra imagen de su interlocutor bien distinta. Además, le sirve para buscar su propia identidad en Carola (le hace recordar bastantes cosas).

El género de horror y de misterio están presentes en la conversación.

Carola sería entonces un desdoblamiento de la protagonista. Un dato simbólico: las tres primeras letras del nombre de la mujer coinciden con las primeras de la protagonista.

SIMBOLOGÍA

EL ESPEJO

El espejo apoya la noción de desdoblamiento asociado a la imagen de la protagonista que se refleja en él. La protagonista, al verse en el espejo, se aleja del momento presente y se traslada al pasado.

Puesta delante de su espejo, levanta los ojos y ve delante ala niña y a la adolescente que fue y que ahora miran a la narradora. La protagonista se siente observada.

El espejo sirve de “puente” o “túnel del tiempo”. A través de él se traslada a su pasado, a su primera infancia y juventud, y reserva objetos relacionados con el tiempo. El espejo hace de “voz de la conciencia” de la narradora.

EL SOMBRERO NEGRO

Debajo del mismo se produce la creación de la obra.

Es el primer elemento con doble sentido que constituye uno de los símbolos más importantes de la novela. El hombre deja el sombrero sobre los folios mientras hace referencia a la literatura de misterio.

Debajo del sombrero van aumentando los folios que al final conforman la novela en sí.

La función del sombrero es la de mediador, funciona como un elemento mediador entre la voz y la memoria de la protagonista. El color negro del sombrero sugiere varias interpretaciones.

Al final de la novela, aparecen debajo del sombrero negro 182 folios que son el resultado de la interlocución que se forma como un tejido comunicativo que nace de la necesidad de tener un interlocutor.

LA CUCARACHA

. La cucaracha sería el símbolo del cambio, y también el del miedo a ese cambio.

Vivir en ambientes donde reina el desorden, el descuido, lo antiguo.la narradora expresa su miedo a estos insectos simboliza el temor a la destrucción de sus propias memorias y de su pasado.

El hombre de negro, entonces, se convierte en un signo de protección que le rescata el pasado de la protagonista de una posible pérdida, simbolizada a su vez por la presencia del insecto.

LA CAJITA DORADA

La primera alusión a este elemento que hay en la novela cuando el hombre de negro le ofrece a la protagonista unas píldoras de colores que hay dentro de la cajita dorada.

Las pastillas de colores le hacen recordar, avivan su memoria y a la vez la desordenan.

La simbología de la cajita que se relaciona con otros objetos: los vasos de té y los folios.

La cajita dorada que el hombre al final le regala a la protagonista le confiere un valor de amuleto misterioso.

LA CESTA DE COSTURA. LOS HILOS

La cesta de costura simboliza el taller literario en el que la autora trabaja a través de los hilos que representan el continuo fluir de historias, recuerdos y sueños que se enhebran y desenhebran continuamente a lo largo de toda la novela.

Los hilos de la cesta representarían el “laberinto discursivo donde Martín Gaite entrelaza temas, ata y desata, mezcla ficción y realidad”. Hay, pues, un paralelismo entre el léxico de la costura y la escritura de la narración.

LA LETRA C

aparecen diferentes objetos que comienzan por la letra C, de igual modo que la inicial del nombre de la autora-protagonista y el título de la novela.

La protagonista sueña que está en una playa y pinta una C en la arena, y dibuja una casa, un cuarto, y luego una cama.

Tres objetos que comienzan por C. La casa representa el centro del mundo y del universo.

Carola, cucaracha, cuaderno, Carmencita Franco, el cuadro de El mundo al revés, la cajita dorada, la cesta de la costura,

CÚNIGAN Y EL ESCONDITE INGLÉS

Elementos metafóricos.

Cúnigan es el lugar imaginario que simboliza las ansias de libertad de la protagonista. Es un lugar para escapar de la realidad y para soñar y sentirse libre. Cuando la autora sueña, libera sus pensamientos y entonces hila y teje un montón de historias que van creando su propia metaficción.

La protagonista siente un gran interés por lo desconocido, por la libertad, esa libertad que se asocia a Cúnigan.

El escondite inglés, simboliza el espacio donde se gesta la literatura.

La referencia a este juego de niños es el símbolo de la vida de la protagonista.