El cartero de Neruda; Antonio Skármeta

Literatura hispanoamericana contemporánea. Narrativa (novela). Escritores chilenos. Argumento. Personajes. Tema

  • Enviado por: Juan José García
  • Idioma: castellano
  • País: Argentina Argentina
  • 6 páginas
publicidad
publicidad

INTRODUCCIÓN:

El autor representa en el presente libro, dos aspectos bien diferenciados y que se entrelazan y complementan permanentemente.

Por un lado la ficción en donde el personaje, Mario, de intelecto elemental, se relaciona con un escritor consolidado en esa época como es Pablo Neruda.

Por otro lado la realidad social y política de Chile que abarca el periodo de tiempo que va desde antes de la llegada al poder de Salvador Allende hasta poco después del golpe militar de 1973.

Con estas componentes se desarrollan las imágenes que el autor presenta, haciendo muchas veces, que la realidad se acentúe por efecto de la ficción y viceversa.

EL AUTOR:

Skarmeta, Antonio (1940- ), escritor chileno, nacido en Antofagasta, que también ha destacado como director de cine.

Estudió Filosofía y Letras en el Instituto Pedagógico de la Universidad de Chile, donde se graduó en 1964. Durante esos años era conocido en su país por sus trabajos como actor y director del grupo de teatro estudiantil CADIP. Amplió sus estudios en Estados Unidos y fue profesor en la Universidad de Chile desde 1967 a 1973, año en el que, tras la caída de Salvador Allende, se trasladó, primero, a Buenos Aires y después, en 1975, a Berlín. Desde entonces se dedica a la literatura, el periodismo, el cine y a dar clases como profesor invitado en diversas universidades estadounidenses y europeas.

Su primer libro fue una colección de cuentos, El entusiasmo (1967), al que siguieron Desnudo en el tejado (1969, Premio Casa de las Américas), El ciclista de San Cristóbal (1973) y Novios y solitarios (1975).

A partir de esta época se dedicó con gran entusiasmo al cine, como actor, guionista y director. Su novela corta Ardiente impaciencia (1985), que previamente había conocido una versión teatral (1984) y antes un guión para la radio (1983), se llevó al cine en 1995 con el título de El cartero y Pablo Neruda por Michael Radford e interpretada por Massimo Troisi y Philippe Noiret. Fue esta película la que supuso el reconocimiento o recuperación de este escritor chileno. Sus cualidades de amenidad, fluidez verbal y un agudo sentido del humor es lo que caracteriza su literatura.

A esta obra han seguido No pasó nada (1982 primera versión, 1996), una patética y poética historia sobre el exilio chileno en Berlín, visto y narrado por un adolescente reflexivo e inocente, y La velocidad del amor (1997), en la que con su humor habitual se hunde y analiza el mito de Lolita, de la obra homónima de Nabokov.

Su actividad como guionista de cine incluye películas como Reina la tranquilidad en el país, La insurrección, de Peter Lilienthal, y Desde lejos veo este país, de Christian Ziewer.

DESARROLLO:

La monótona vida en la Isla Negra, donde la pesca parece ser la única forma de procurarse el sustento, no encuadra dentro de las pretensiones de Mario, que afanosamente busca escapar del designio de ser pescador como su padre. Por esto, recibe con excitación la posibilidad de ser cartero.

En este tramo el autor describe la realidad de los pueblos chicos donde cada uno de los habitantes tiene determinado un rol especifico conforme la historia de su propia ascendencia y las dificultades que se le presentan a cualquiera que pretenda romper con esto mandatos.

El hecho casi fortuito, de acceder al trabajo de cartero, lo liga y compromete definitivamente con Pablo Neruda, en una época donde el eximio escritor esta en su plenitud, nominado para el premio Novel y comprometido políticamente, al punto tal que es postulado para la presidencia de Chile.

En este contexto, Mario aprende lo que es metáfora, y determina su futuro a partir de dos hechos trascendentales: lo liga sentimentalmente con la que será su futura esposa , y lo define políticamente detrás de la causa a la que adhiera Neruda.

De a poco, y dentro de un relato fluido e hilarante, el autor nos muestran los cambios sociales que se producen a partir de los modificaciones políticas que se suceden en Chile desde el tiempo preelectoral, pasando por la elección de Salvador Allende como presidente, y terminando con su derrocamiento en 1973.

En este tramo, mas que en ningún otro, se presenta la interrelación entre la realidad y la ficción. Influido con seguridad por su propia experiencia, Skarmeta, presenta como los cambios sociales que desde el nuevo gobierno se pretenden implementar, gana adeptos y detractores de acuerdo a los beneficios que ganan o pierden cada uno .

Mario en tanto, fascinado por la personalidad de su maestro, se involucra tanto, intelectual como políticamente con Neruda. Y así como se introduce en la lectura e intenta escribir metáforas emulándolo, lo defiende fervientemente del ataque de sus adversarios políticos que en definitiva, y después del derrocamiento, oficiaran como sus propios verdugos considerándolo una extensión del escritor.

El nombramiento de Neruda como embajador en Francia, no hace mas que soltar las alas del joven Mario para consolidarse, en la medida de lo posible como escritor. Se nota en este tramo un giro en su carácter hacia lo poético representado por la búsqueda incesante de sensaciones atrapadas por los sonidos del lugar, en la grabadora que Don Pablo le regalara y que pretendía compensar enviándole cada pequeño detalle de la Isla Negra para que el maestro no echará de menos su casa.

Es probable que su hijo Pablo Neftalí, haya operado de catalizador para que sus dotes de escritor surgieran con mas fuerza. De cualquier modo, pareciera que este hijo es usado como una metáfora en el libro: por un lado el carácter libre y despreocupado del niño que se muestra como una falta de compromiso de una gran parte de la sociedad para aceptar los cambios estructurales propuestos desde el gobierno, y por otro lado los frecuentes accidentes del mismo, que diezman los ahorros de sus padres entre consultas al medico y compra de remedios, puede tomarse, también, como una realidad de ese momento, donde el desabastecimiento de productos de primera necesidad, hacia que se debieran conseguir en el mercado negro a un costo mucho mayor que los precios estipulados por el gobierno, y en detrimento de la gente de menores recursos.

En este contexto, el previsible final, encuentra a Mario ilusionado por el desenlace del concurso donde participa con su libro, y preocupado a su vez, por la débil salud del maestro que a retornado para morir en casa.

Como un símbolo de ese tiempo plagado de barbarie y revancha, no se le perdona a un simple cartero, ni su afinidad con Pablo Neruda, ni la defensa política del mismo, y menos aun, que haya participado en un concurso literario promovido por una editorial considerada subversiva (QUIMANTU), y por eso es secuestrado y probablemente asesinado .

CONCLUSIÓN:

Esta obra, como casi ninguna, no esta exenta de las vivencias ni los pensamientos de su autor, Antonio Skarmeta. En la misma a querido mostrar pinceladas de la realidad propia de un tiempo particular plagadas de contrasentidos, donde actos inocentes, presentados hasta con humor, puede transfigurarse en subversivos y ser pasibles de la mas encarnizada represión.

No es casual que la frase que da nombre al libro, Ardiente Paciencia, sea tomada de un discurso de Jacques Danton, quien fuera uno de los hombres que participaron del proceso de la Revolución Francesa, y que el mismo haya terminado en la guillotina, en manos de la propia revolución. El idealismo revolucionario, probablemente, no haya llegado nunca a la Isla Negra, sin embargo, si fue alcanzado por sus consecuencias.

Skarmeta, es en este sentido, y mas allá de sus circunstancias personales, presenta una visión bastante imparcial de la situación, tal como se vivía. Refiere del mismo modo la dureza de la vida antes de Salvador Allende, como durante el mismo sin explicitar las causas políticas, económicas o sociales que producían ese efecto, pero pone todo el acento cuando después del golpe, la maquinaria militar se pone en movimiento para acallar, en forma irracional, tanto sea lo que parece importante como lo que en realidad es accesorio, persiguiendo del mismo modo a Pablo Neruda, un hombre moribundo pero con peso en su opinión, como a un pobre cartero, Mario, cuyo mayor pecado fue escribir a un concurso literario de La Quinta Rueda, publicación considerada subversiva.

Cabe recordar, que Allende accede a la presidencia formando parte de una alianza, con un margen de votos tan estrecho, que tuvo que ser reconfirmado por las autoridades legislativas de ese momento. Esta circunstancia conspiro para que los cambios que proponía fueran aceptados por sus detractores.

El gobierno Norteamericano, debido a la política antiimperialista del gobierno Chileno, que lesionaba sus propios intereses, corto para Chile toda posibilidad de créditos externos, lo que se tradujo en desabastecimientos y una creciente inflación. Además, cerca del derrocamiento de Allende y a través de la CIA, fomento con ayuda económica, una huelga de Transportistas que paralizo por algún tiempo todo el país, y que fue determinante para el golpe de estado de 1973.